“No Necesito un Cielo si tú no puedes ir a él ",
Bella Swan, Luna Nueva

"Un día escribiré tanto como Estrellas hay en el Cielo" Tiwii Cullen





Debemos aclarar que todas las historias que están en este blog nos pertenecen y son de nuestra autoría pero los personajes de la Saga Crepúsculo y algunas otras cosas más que aparecerán en los Fics que publicaremos aquí son propiedad de Stephanie Meyer, también existen personajes que son sacados nuestra imaginación.



lunes, 14 de junio de 2010

Cayendo en Tentacion, Capitulo 7: Ilusion, Sueño o Realidad




Cayendo en Tentación


Capitulo 7



Ilusión, Sueño o Realidad.





Transcurrían los días sin ninguna novedad, la universidad estaba relajada ya casi se podría estábamos a mediados de semestre, mi rutina se estableció cada día parecía estar muy arraigada despertaba muy temprano, arreglaba mis cosas, la habitación, desayunaba o a veces simplemente me iba para la universidad, al mediodía trataba de reunirme con mis ahora sonrientes amigas, luego regresaba a mi facultad adelantaba todo el trabajo posible y entrada la noche regresa a mi casa y sin percibir o cerciorarme de estas sola o acompañada me iba a dormir, mi vida social estaba reducida a cero o menos cero en estos momentos, ya estaba manejando un poco aquello de los celos, pero aun así trataba al máximo de permanecer alejada de tanto amor, eso era empalagante …




En algunas ocasiones realizábamos cosas juntos, si algo así como cenas familiares, extraño pero cierto, y pequeñas salidas a bailar mientras ellos danzaban yo tomaba, hacia un mes habíamos regresado de Seattle y mis únicas distracciones eran las revistas, los libros, en ocasiones las páginas de moda, autos y accesorios, otras tantas se iban en compras innecesarias pero tentadoras y provocadoras, me ofrecía para todo tipo de quehacer o encargo en mi facultad, y como para no creerlo planeaba paseos con mis compañeros de universidad esto casi siempre funcionaba y parecían dar frutos y muchas veces no tenia que fingir estar alegre cuando estaba cerca de mis eternos enamorados.



Bien, en una de esas ocasión para “distraerme” sucedió, era viernes y andaba aburrida así que le propuse a Tania y Kate ir a tomarnos una copa, una noche de niñas dijeron enseguida y sonreían, sería solo unas cuantas ya que todas llevábamos nuestros autos y no deseábamos meternos en problemas, así que nos dirigimos a un bar ubicado en las afueras de la cuidad muy cerca a la universidad, el bar tiene un estilo retro, muy retro los cuadros todos muy alternativos de muchos colores, uno que otro algo sombrío a pesar de la cantidad de color, algunos disco de vinilo en las paredes, la música solo 60’s, 70’s y 80’s lo mejor el rock dirían muchos, los muebles totalmente de cuero negro.. todos sin excepción, cerca de estos habían mesas pequeñas de madera envejecida en el centro de cada mesa un pequeña lamparita que ocasionalmente era encendida por el mesero, pocas luces iluminaban el recinto, a estas le acompañan una serie de pantallas en las cuales se proyectaban los clips de las canciones que sonaban y algunas veces por petición de los asistentes servía como karaoke, en fin este sitio me gustaba demasiado, en un solo ocasión había venido y no lo disfrute porque ya estaba más que tomada Amanecer, hasta su nombre era curioso, nos ubicamos cerca a la barra, pedimos unos cocteles cortos y comenzamos a hablar de todo un poco hasta de novios, pues de sus novios porque yo ni perro que me aullé, lucían tan radiantes al solo mencionarlos que pese “el amor apesta y hace que la gente se idiotice” pero también pensaba que mas apestaba la mía porque teniéndolo todo y haciendo lo que me plazca estaba sola, que ironía de ninguna forma me sentía conforme



- No deja de mirarte- oí a Kate mientras me tocaba

- ¿Qué? ¿Quién? ¿ a quién?- se notaba que no prestaba atención a su charla desde hacía mucho, sus caras mostraron inconformismo pero al fin Tania me dijo

- El de la mesa cerca a la entrada

- Ah!! Y a quien observa?- no entendía a quien y porque ellas estaban tan emocionadas, ni siquiera había visto al tipo

- Ahí Alice que te sucede, pues a ti- lo decía como si fuese obvio-desde que llegamos te mira con mucho detenimiento, creo que no tardara en acercarse, créeme- mis compañeras reían por lo bajo

Enfoque mi vista en el tipo de la entrada, el que ella habían señalado, alto, cabello negro, rostro delgado, simpático por lo menos desde lejos se veía bien, su piel nívea, vestía totalmente de negro, ya si seme hacia interesante pero no me apetecía conocerlo, a leguas se notaba que era un rockerito empedernido, nuestras se unieron, pero no pude mantenerla por mucho tiempo, era tan penetrante y fuerte. Volví la vista a mis amigas las cuales no dejaban de hablar y de reír… unos cuantos minutos después el se acero a nuestra mesa




- Buenas noches señoritas, como se encuentran-su voz era suave pero decidida y autoritaria

- Bien- respondimos al unisonó

- Me encantaría poder invitarle una copa-

- Claro no hay ningún problema – Tania estaba siendo muy arriesgada

- Puede sentarme con Uds. –mi vista vacilaba en la de mis amigas, me sentía tonta e incómoda por la situación

- Con gusto-Kateee!! No lo creía desea que dijeron que no, que les sucedía hoy a estas dos que permitían que un extraño nos acompañara

- Gracias- decía mientras se sentaba- soy Alec Vulturis, y me place conocer a tan lindas mujeres
- Yo soy Tania Denalli, mi hermana Kate y nuestra amiga – decía señalándome y haciendo énfasis- Alice Cullen- todos me llamaban por mi segundo apellido aunque técnicamente todos nos identificábamos solo con el apellido Cullen

Sonreí tímidamente, mientras encogía mis hombros un poco- encantada de conocerte- sinceramente no lo estaba



Sus ojos se iluminaron y por primera vez vi el mar en sus ojos claros azul verdosos, su mirada fría pero inquietante y a quien se le aparece a mi Alice Cullen la caza chicos malos y misteriosos…




- A que te dedicas Alec?- inquiría Kate con demasiada curiosidad

- Estudio derecho, estoy en mi últimos días, bueno meses ya casi me graduó

- Enseriooo!!!- bah porque tan emocionadas

- Y Uds. a que se dedican

- Estudiamos Diseño & Arte- conteste lo más seco posible-yo estoy en tercer año y mis amigas en cuarto

- Enserio!, creí que eras modelo- no pude evitar sonrojarme y mis amigas solo se reían, las quería callar…

- Tan gracioso yo pensé que eras un niñito rico que ante cualquier problema llamaba a “papi” para que lo cuide- me miro de tal manera que si con solo eso me pudiese enterrar tres metros bajo tierra- te molesto?- pregunte fingiendo que lo sentía, aunque se notaba que no me importaba

- Alice siempre suele tener humor negro pesado, según su ánimo-aseguraba Tania

- Por Dios!!- pose una de mis manos donde se supone que esta mi corazón y la otra en mi boca haciendo expresión de oh!!- yo siempre soy la mala del paseo, pero bueno así me quieren- no pude evitar reírme

- Pero como no te querrían si te vez tan tierna y amorosa

- Gracias, pero eso no funciona para conquistarme, he oído mejores cosas- mi tono era sarcástico y frio, nos quedamos en silencio un momento, si se que fue dura pero era verdad no iba a conquistarme con palabritas tontas, ese silencio fue interrumpido cuando Kate dijo que debían marcharse ya que al siguiente día viajaban a los Ángeles nos despedimos, pero Alec tomo de mi brazo y me volvió a sentar en mi puesto

- Quédate, por favor, me encantaría conocerte mejor- dude unos segundos, las miradas de mis amigas indicaban que apoyaban que me quedaran , tal vez pensaban que necesitaba a un chico urgentemente

- Solo un rato mas ya que tengo varias pendiente y he de madrugar

- Claro, yo te llevo

- Está bien, pero gracias yo traigo mi coche




Mis amigas se dispersaron en un abrir y cerrar de ojos, Alec aprecia ser una persona muy enigmática, comenzamos a charla de cosa vanas puede ver que su punto de vista por la vida era curioso y eso me gustaba, a pesar de pertenecer a la elite de Seattle era totalmente sencillo, libre como diría de espíritu loco, me conto algunas de sus experiencias como abogado y sobre su melliza Jane, al oír ese nombre se me hizo familiar aunque no supe de donde hasta que el me lo conto




-tu jugabas baloncesto, verdad!- eso no era pregunta era una afirmación

-si claro, pero hace mucho-no había notado cuanto extrañaba a mi equipo

-Mi hermana jugo contigo, en varia ocasiones antes de que pidiera ser transferida New York- y mi cerebro se ilumino ya Jane la presumida, un poco más alta, de cabello rubio y piel blanca como un papel, reí mentalmente de esa comparación- yo iba a acompañarla, desde entonces me parecías linda, siempre corriendo y dando saltos por todos lados- wow si que me había detallado

- mmmm!!! Lo siento no te recuerdo-

- si lo sé, como me iba a anotar si tu tenias enamorado, uno de tus compañeros Ben creo que era su nombre- no pude evitar reírme con fuerza

-Eeel!!- la risa no me dejaba- es solo un amigo- mencione tratando de callar mi risa-su novia jugaba con nosotros y para que lo sepas Angy y El están comprometidos

-Bueno, no te ofendas yo solo creía

- creíste mal- hice un puchero al ver que volvíamos al tema de las parejas

- Y el afortunado que tiene tu corazón donde esta?- golpe bajo y fuerte, ya quisiera yo tener alguien pero mi vida amorosa era un total desastre

- no hay nadie y la tuya?- mire desafiante

-hace poco termine con ella, aunque no es la dueña de mi corazón, e s algo como un capricho, Heidi fue mi compañera por tres años pero me ha dejado, “quería explorar nuevos horizontes”- hacia las comillas con sus dedos y hacia la mímica de como ella le había dicho eso

- lo siento- enserio en su voz se notaba el dolor aun

-no lo sientas ya no duele- sonreía pero no era cierto en su rostro se contemplaba aun el dolor- pero no hablemos de cosas vagas, mejor cuéntame que te gusta hacer.



El resto de la velada se fue entre risa, cuentos, anécdotas, gustos y demás, cerca de las dos de la madrugada y antes de que cerraran el bar salimos, como todo un caballero me acompaño hasta mi auto, pero antes de poder abrir la puerta me acorralo en sus brazos y posar sus labios en los míos, el roce era suave, dominaba cada movimiento sobre mis labios, pronto nuestras lenguas danzaban rítmicamente, besaba bien pero no me hacía mucha emoción , faltaba algo, después de un rato nuestro labios se separaron y el me obsequio una mirada traviesa

- Encantadísimo de conocerte Srta. Cullen, espero poder volvernos a ver pronto y me des la oportunidad de conquistar tu añorado corazón



Simplemente asentí, no podía contesta nada oficialmente sentía una atracción por él, subí al auto, lo prendí y conduje a casa, al llegar a casa ingrese en completo silencio, me recosté, solo quería sentir la suavidad de mi cama, pero antes de dormirme caí en cuenta que nunca habíamos intercambiado números telefónicos, genial sí que era una distraída, sin embargo no demore en quedarme dormida.


Desapreté gracias al sonido de mi móvil eran las 11:00 Am

- ¿Sí?- pregunte medio dormida. Me quede totalmente en blanco cuando oí su voz, como había conseguido mi numero

- Hola linda, aun durmiendo sí que eres perezosa y yo creyendo que estabas listas para nuestro almuerzo

- ¿Qué?, ¿cómo?- estaba totalmente asombrada y mis oídos no daban crédito- ¿cómo conseguiste mi numero?

- Es muy fácil cuando mucha gente te conoce- dijo firmemente- entonces paso por ti

- También sabes mi dirección- vaya esto si me sorprendió

- Claro, porque no lo sabría, no te molesta verdad?

- Eh! Por supuesto que no, creo que está bien, entonces pasa por mi ¿a las?

- Vaya, aceptaste_ oía como reía a otro lado de la línea- bien a las 12:30 estaré frente a tu puerta, espero seas puntual



Inmediatamente me levante y me arregle, acomode mi cuarto, me vestí con un vestido de tirantes azul claro que me llegaba hasta las rodillas, maquillaje tenue, un poco d ebrillo y rubor, sandalias bajas azules con blanco muy chic; Salí de mi habitación y oí como Rose y Bella reían en la sala, tome muy bolso y me dirigí hacia la puerta ya que casi era la hora de la cita, comenzaba a sentirme nerviosa, las dos voltearon a verme sorprendida



- ¿A dónde vas?

- A almorzar con un amigo

- Cuando le dedicaras tiempo a tus amigas- murmuraba Rose- desde que llegamos de Seattle tratas por todos los medios de evitarnos- sonaba histérica y triste

- No es cierto- quise defenderme, pero era totalmente verídico- Uds. Han estado muy ocupados con sus novios- eso sonó resentido- y yo tengo muchas obligaciones con la Universidad

- Blasfemia- susurro Bella

- Uy desde cuando tan agalluda y frentera , te ha hecho efecto tener novio-dije en medio de una risita, iban a decir algo mas pero ante y para mi fortuna el timbre sonó, me abalance a la puerta sin decir adiós, Alec me esperaba recostado un poco sobre la puerta, vestía una camisa azul celeste lo que hacía que se viera mas blanco y su mirada más profunda, sus pantalones de dril de café, sonrió al verme, para luego darme un beso en la mejilla, nos dirigimos a su auto un Jaguar deportivo azul eléctrico y descapotado, caminamos hasta el, abrió la puerta e indico que subiera, me sentía observaba así que instintivamente me gire a ver a la casa, y allí estaban frente a la ventana, atentas a lo que sucedía, me sentí intimidada así que simplemente les dedique una sonrisa les saque la lengua para luego volver mi vista al auto, subió y comenzó a conducir cenamos en un restaurant mexicano mole, enchiladas Suizas o en tomatadas.. quesadillas en fin gran variedad de comida.. lo mejor de todo es el picante que tiene, cada degustación era una infinidad de sensaciones, luego fuimos al parque de diversiones, comimos helados, montamos en algunos aparatos en fin me reí como loca, me dolía el estomago de lo mismo, cerca del crepúsculo le pedí que me llevara a casa, me sentía exhausta por supuesto que me había divertido pero quería descansar, el no dijo nada, simplemente me volvió a besar suavemente, dulce, tierno, delicado, el calor de este beso me envolvía y poco a poco nuestro movimiento se aceleraron, nuestras lenguas recorrían como si supiesen el camino a la perfección, ya no sentía igual que el primer beso, no este si me gustaba pero aun no llegaba a ser aquel por el que me derritiera, el no era mi príncipe azul, lo sabía muy dentro de mi corazón lo gritaba, nos soltamos para poder subir a su auto y llevarme a mi casa antes de salir volvió a besarme le correspondí aun si saber porque pues estaba claro que no sentía lo mismo que el por mi



- Adiós

- Hey!!! Adiós no, hasta pronto ya verás que te conquistare- sonrió

- Gracias por todo, hablamos luego- Salí del Jaguar para entrar a mi casa, no voltee a ver si aun estaba camine decidida, no tenia para aguantar nada mas, ni a nadie y menos a mis amigas, las luces estaban apagadas así que a mi paso las iba encendiendo hasta llegar mi cuarto y encontrarme con una nota:



“Señorita, lindo tu amigo, nos cansamos de marcarte, ah!1 si adivina que tu móvil estaba aquí, fuimos a cine, esperamos que dejes de huir.”

Bella & Rose




Después de leerla, la arrugue y la bote a la cesta, rápidamente me desvestí para relajarme en un largo y delicado baño, mucho jabón, luego me empijame y tome uno de mis libros “ Del amor y otro demonios” ya había leído esta historia en varias ocasiones, no había avanzado mucho, o bien no supe cuanto avance porque me quede dormida.


Después de tanto tiempo volví a soñar con el hombre que estaba con Bella, aun no lograba ver su rostro, pero esta vez estábamos en una plazoleta antigua, cerca una hermosa fuente yo me encontraba sentada observando el agua, cuando sentí una mano en mi hombro y una onda de calor recorrió mi cuerpo, recorrió toda mi columna, me estremecí un poco y de un pequeño brinco puse mi mirada en su ser, lucia hermoso



-perdón si t asuste. -Se oía trise y mi corazón lo sintió así

- tranquilo pero, que te sucedió estas triste?

-solo un poco- decía en un susurro- han sucedido muchas cosas y ahora siento que te he perdido



Mi confusión estaba a aumentando, o la locura en su defecto como pierdes algo que nunca has tenido- porque si no nos conocemos- y una punzada atravesó mi dolido corazón

-Alice!, Alice!, Alice!, claro que si nos conocemos, bueno no ahora pero lo haremos

- cómo es posible... tu eres mi sueño, no eres real- necesitaría un psicoanalista pronto

- claro que soy real, tan real como tu Bella o Rose, ya verás mi querida Alice muy pronto nos veremos



Poda sentir su aliento cerca de mi cuerpo y aquella distancia disminuyendo entre nosotros, ansiaba besar a mi hombre sin rostro, ansiaba ver su rostro, enredar mis manos en su cuerpo y recorrerlo en su totalidad, los sentimientos que me invadían eran más fuertes esta vez, mi respiración se agitaba, nuestros rostros cada ve s veían mas juntos casi podía sentir el roce de nuestros labios pero el abruptamente se separo y alejo.. no entendía si era mi sueño porqué no sucedía lo que yo quería, se fue dejándome ahí en esa plaza abandonada sin decir adiós… poco a poco mis ojos se fueron abriendo, sintiendo miles de cosas frustración, rabia, alegría, tristeza.. Y pensando en que si todo lo vivido o soñado era un sueño, una ilusión o mi realidad.



________________________________________________________________




Bueno aquí está mi capitulo … por fin lo hice antes de que me atrasara mas prometo que el siguiente esta mejor… mmm el chico si rostro me tiene loquita.. Será que Alice se deschavetó… bueno espero sus opiniones y antes de olvidarlo este capi se lo de dedico a Diana del blog de amantes de Edward & Bella... Nena gracias por seguir todas las locuras de este Blog... Además a mi mama B. Cullen gracias por oír todas mis locura y obvio a todas mi amada Bandita las Amo….


ADA CULLEN



1 comentario:

  1. ya espero el encuentro con jasper a ver que pasa ahora con el nuevo jalan de alice

    ResponderEliminar