“No Necesito un Cielo si tú no puedes ir a él ",
Bella Swan, Luna Nueva

"Un día escribiré tanto como Estrellas hay en el Cielo" Tiwii Cullen





Debemos aclarar que todas las historias que están en este blog nos pertenecen y son de nuestra autoría pero los personajes de la Saga Crepúsculo y algunas otras cosas más que aparecerán en los Fics que publicaremos aquí son propiedad de Stephanie Meyer, también existen personajes que son sacados nuestra imaginación.



miércoles, 2 de marzo de 2011

El Aprendiz. Capitulo 2


CAPITULO 2

El borde de la cama sirvió para sostener mi cuerpo, mis brazos descansaron sobre las piernas y mi cabeza se hundió en ellos, quería gritar. Cerrar la historia y poner: Fin, debía ser fácil pero no, los malditos recuerdos comenzaron a perseguirme como fantasmas, ¿acaso pretendían arrebatar la poca cordura y endereza que me quedaba?


La nitidez de las imágenes podrían hacerme creer que todo estaba sucediendo nuevamente, una estúpida lagrima se coló por mis ojos, duelen los recuerdos, duelen como si una y otra vez clavaran un frio puñal y ¿por qué no arrancan el corazón cuando te roban la razón?¿por qué te dejan tan maltrecho órgano dentro de ti? Furioso e impotente por no poder controlar lo que esa mujer despertaba en mi me levante, y fui directo al baño bajo la cascada de agua fría.

Ojala pudiese ponerle clavos y hielo, así dolería menos.

Recargue la cabeza contra el azulejo, dejando salir un gemido, cerré los ojos para permitirme por unos segundos tortúrame.

Maldito sea el día en que le vi, maldito sea el día que le conocí, pero mas maldito es el día que le ame porque arranco mi corazón y desde entonces mi alma le pertenece

Me deje llevar por los recuerdos. El teléfono sonaba insistentemente aquella mañana, era la cuarta vez que sonaba, supuse que no había nadie y gruñí, odiaba ser despertado temprano en mi día libre-entiéndase temprano pasada la una-

― ¿Qué quiere?— conteste iracundo— más le vale que sea urgente e importante si no es así temo que le colgare—

― ¡Uy! La decencia por delante. Necesito a Alice— su voz era la de un ángel, ya sabía porque Dios los tenia para solo él, porque con tan maravillosa voz cualquier idiota les haría caer y hacer que perdieran su inocencia e incandescencia

― No está pero estoy yo, y si quieres puedo llamarme Alice, o lo que sea para seguir oyendo tu voz— respondí flirteando. Ella rio bajamente y luego se aclaro la garganta

No gracias no me gustan los niños

Y quien te dijo que era un niño, hasta donde me han dicho soy todo un hombre, un semental, pura raza Cullen— asegure, para esa época recién cumplía los veinte

― Lo siento bebe, cuando sueltes el chupo me avisas quizás esté interesada, por lo pronto puedes decirle a Alice que le llamo Rosalíe Hale es urgente, y que no olvide nuestra cita a las tres—

― Como gustes futura señora Cullen porque cariño grábatelo serás la mujer de Emmett Cullen—

― En tus sueños—

― Y en los tuyos, no me pienses tanto no quiero que te enfermes

No hubo más respuesta que el tono muerto del teléfono, me quede ahí imaginando a la dueña de tan hermosa voz, mi mente hizo una y mil imágenes de aquella mujer, Rosalíe Hale. Poco después mi madre y hermana entraron y comenzaron a hacer bromas sobre mi cara de “pendejo”

Llamo una tal Rosa… Rosita… Roxy— le dije a Alice tratando de averiguar disimuladamente mas sobre aquella mujer, claro sin dejar que se notara mi interés— que te necesita urgente y que no olvides que quedaron a las tres— la cara de mi hermana palideció considerablemente mientras terminaba de decir el recado

― ¡Rosalíe Hale, llamo!— exclamo, sus ojos estaban abiertos de par en par

No papa Noel, y dijo que ya tenía tu regalo. ¿Qué te pasa? ¿por qué estas tan pálida? ¿te encuentras bien?—

― Y-yo… sí, claro perfecta— note que algo no iba bien, mi hermana reaccionaba como si escondiera algo

¿Quién es esa tal Rosa? ¿De dónde la conoces? ¿Desde cuándo le conoces? ¿La conozco? ¿Cuántos años tiene?—

― A ti que te importa, deja de ser tan entrometido, soy mayor de edad—

― Oficialmente adquiriste algunos derechos mas, pero solo hasta los veintiún años puedes tomar y votar— respondí con gran sonrisa— responde o no dejo que salgas de la casa con esa tal Florecita—

― ¡Rose! ¡maldición se llama Rosalíe!—dijo exasperada

― Rosa, Flor, Margarita, da lo mismo pertenece a un jardín, así que responde—

― Es una amiga de la universidad… tiene diecinueve, antes de que metas más la nariz en donde no te llaman, iremos de compras contento—

― No—

Y en verdad no estaba contento, mi hermana llevaba días actuando rara, ella creía que nos engañaba pero todos teníamos los ojos sobre ella, su insomnio, el poco apetito y que dejara de bailar de repente causo mala espina. Aquel día deje que todo pasara, reste importancia al asunto. Que tonto fui, de haber prestado más atención hubiese sabido que algo no iba bien con mi hermana, y el infierno no se hubiese desatado.

Al paso de unos días, le encontré llorando en la sala, con el teléfono sujeto fuertemente y con voz tan baja que no estaba seguro que el receptor oyera con claridad, con cuidado me arrastre por detrás del sofá

― No, no puedo…— gimoteaba— Mis padres van a estar muy decepcionados, ¡Dios, les falle!— guardo silencio mientras le contestaban— Es lo mejor, es la mejor decisión tanto para ti como para mi, tú quieres ingresar a la marina y yo terminar mi carrera y…— sus palabras quedaron cortadas cuando mi móvil comenzó a sonar— te llamo más tarde— pude sentir que se limpiaba las lagrimas y se enderezaba— no trates de fingir que no estás aquí, ¡sal maldita cucaracha!— si, ya estaba pillado y no debía terminar de enfurecerla— ¿Ahora no tengo privacidad?¿Qué oíste? ¿Por qué no me puedes dejar en paz? ¿Qué quieres?— ladraba luchando por contener las lagrimas

¿Por qué lloras? ¿no confías en nosotros?— indague con el corazón achicharrado, Alice era el más preciado tesoro de nuestra familia, aun lo es.

Porque tengo ganas de llorar, porque estoy aburrida de que todos me vigilen como una bebé, porque… no interesa— salió de la sala como un huracán, ninguna puerta fue estrellada, ningún grito fue proferido.

Sin pensarlo tome el teléfono y remarque, al tercer tono contestaron

― Alice ¿Se lo dijiste? Por Dios, te dije que debíamos ser cuidadosas, ahora esta como loco, ¿Cómo estás?¿Quieres que vaya a tu casa?— varias preguntas me asaltaron, pero ninguna se proceso ya que la voz de un ángel me enamoro— Alice… Alice—

― Perdón, me equivoque de número— respondí torpemente

― Mierda— exclamo antes de dejarme nuevamente con el teléfono en la mano, claro esa vez con mil inquietudes y ninguna respuesta.

Ese día fue uno de los días más locos vividos por los Cullen, Alice se había encerrado y no salió ni para cenar, su amiga le llamo insistentemente pero mi hermana se negaba a pasar o hablar, las únicas líneas que cruzo con nosotros fueron plasmadas en una nota pegada en su puerta:

“No estoy de genio, no me hablen quiero dormir. Y Emmett ¡deja de meterte en mis asuntos!”

Jugábamos cartas con papá y Edward en la sala, mientras mamá contestaba algunas cartas a sus amigas en Italia- en lugar de enviar un mail, prefería según sus palabras el contacto y la vieja vida, “Nada como la vieja usanza”. Señalaba sonriente - Los ladridos de los perros, seguidos de una ligera discusión y los golpes en la puerta nos alertaron

¿Quién será a esta hora?— pregunto mi padre a lo cual respondimos con un encogimiento de hombros. Los tres fuimos hacia la entrada principal y después de un leve ojeo en nuestros rostro abrimos para encontrarnos con dos figuras, la mujer de larga cabellera sacudía al hombre, bajo las sombras no se podía diferenciar nada mas

― Acepta su decisión— solo oír su voz y me quede totalmente atento

― No, no es mi decisión es su decisión, yo también quiero expresar mi opinión— se notaba que el hombre estaba ebrio

― Se equivocaron de casa— intervino Edward sacándoles de su discusión

¡Oh lo siento!, mi hermano esta algo ebrio, perdón las molestias— había comenzado a tirar de él, pero él se zafo, y camino a nosotros parándose lo más recto que pudo

― Soy el novio de Alice— la mirada que le dirigió mi familia fue de si: estas ebrio, ándate a dormir.

Y a Edward secretamente le gusta bailar ballet en tutu rosa— solté sin reparo, mi hermano frunció el ceño, papa negó y mi mamá dio un golpe en el cuello—¡ouch!—

― ¡Alice! ¡Alice!— comenzó a gritar

Está descansando—

― Ella… ¿Está bien? ¿El bebé está bien?— en otro momento hubiese estallado en risas, pero no, es era la razón por la que Alice estaba rara, estaba embarazada.

Sin pensármelo dos veces me abalance contra él, golpeándole fuertemente, podía oír a mi madre sollozar y a Edward diciéndome que le dejara, pero solo quería descargarlo todo contra él, por atreverse a tocar a mi hermana, por hacerla llorar. Nos enfrascamos en una pequeña disputa, olvidando a los demás

― ¡Emmett! ¡déjalo Emmett! — mire sobre para ver a mi hermana en los brazos de la rubia, llorando desconsolada— ¡Jasper!—chillo

El hombre bajo las manos, mi padre aprovecho para separarme de él

― Mejor entramos— ordeno mi padre

Así esa noche sucedieron dos cosas, primero nos enteramos de la vida secreta de Alice, su romance con Jasper Hale, y la inminente existencia de aquel bebé. Hubo llanto, decepción, y dolor, Carlisle estaba sereno, pero todos en esa sala sabíamos que sufría por su pequeña que truncaba sus sueños, y que ella por miedo había pensado en un aborto. Y segundo, por fin había visto al ángel en persona, imponente, grácil y elegante. Rosalíe Hale se coló por mis sentidos infectándoles con su belleza, haciéndome querer mas, flechándome por completo, a pesar de la noticia no podía dejar de sonreírle cada vez que nuestras miradas se encontraban.

Esa noche me prometí hacer que esa mujer fuera mía, y solo mía, aproveche la ventaja que tenia, Alice y Rosalíe estaban muy unidas, aparte de ser amigas eran como hermanas, así que aprovechaba cada vez que la veía en la casa para coquetearle, para conquistarle

Han debido dejar las puertas del cielo abierto— dije una tarde que llegue de jugar futbol americano

― ¿Por qué?— cuestiono Edward, quien quería reír por mi tontera

― Porque se están cayendo los angelitos del cielo— respondí sonriéndole a Rosalíe y guiñándole un ojo

― Inmaduro— me tildo

Romántico— asegure

Eres un niño—

― Soy mayor que tú, un año— le recorde

Pero tienes mentalidad de un niño de ocho. Ya te dije me gustan los hombre de verdad— su mirada se dirigió a Edward, quien simplemente sacudió la cabeza y se marcho dejándonos solos

― Soy un hombre de verdad— murmure mientras me acercaba a ella, atrapándole entre la pared y mi cuerpo— Soy muy hombre— le mire fijamente, sonriendo de la forma que Edward lo hacía, mi vista recorrió su rostro, para clavarse en sus carnosos labios— muy hombre— susurre mientras atrapaba sus labios en un beso, sin miramientos, sin recelos, devore sus labios. Ella no respondió a mi beso, lo cual hizo que me enfureciera y le besara rudamente, dejando que mi lengua penetrara en su boca y atrapara su lengua, hasta que cedió y contesto el beso, dejándonos llevar, sosteniéndole fuertemente de la cintura y permitiéndole sentir mi cuerpo, gemí de placer, la mujer tenía el sabor mas pecaminoso del mundo un poco acido, un poco amargo pero muy dulce al final— ¿así besan los niños?— susurre contra sus labios antes de separarme

― ¡Maldición!— grite cuando regrese al presente, ¿Por qué mierdas Rosalíe Hale tuvo que aparecer en mi camino? ¿Por qué demonios tuve que entregar mi corazón a esa mujer? Estampe mi puño con toda la fuerza que mi cuerpo poseía quebrando la puerta de cristal que separaba la ducha del baño, todo me la recordaba, hasta la maldita ducha, todo hecho a sus antojos y todo abandonado, dejando soledad e infertilidad

Como un huracán mi demonio personal entro al baño, apreté los ojos fuertemente, mi respiración se trastoco mas al oír su voz

¡Emmett!— exclamo— ¡Por el amor de Cristo! ¿Qué hiciste?— su voz se oyó temblorosa, ¿acaso se preocupaba por mi? ¡no! Rosalíe Hale no se preocupa por nadie más que por ella.

¿Qué mierdas haces aun aquí?— ladre con toda la rabia que tenia por ella y por mí, abriendo los ojos y fulminándole

Dijiste que podía hacer lo que quisiera, y sabes que siempre lo hago, no sigo ordenes de nadie— repuso en su habitual tono, avanzo hacia mi

¡Lárgate! estoy desnudo—

Como si no te conociera, no Cariño, no hay nada nuevo para ver

Si eso crees, pues nadie te sacar de tu ignorancia. Pensé

Sus delicadas manos sujetaron mi brazo, negó con la cabeza y hasta chasqueo desaprobando lo que veía— Se infectara si no te hago curación— retire mi brazo bruscamente

Que así sea, ahora puedes darte la vuelta y largarte—

― ¡No! me quedare aquí hasta que te cure esa herida, ¿Qué paso?—

― Nada de tu incumbencia ciertamente—

Eso no pareció cuando me hacías el amor hace unos minutos—

― Fue solo sexo, nada del otro mundo, tú más que nadie lo debes saber. Dos extraños se encuentran el libido y la lujuria hacen de las suyas y pues como se resultado tienen sexo puro y duro, nada que recordar después, cada uno satisface sus necesidades y luego dicen adiós— sonríe al ver su cara de espanto, ¿ya no era el osito que ella conoció? No , si ahora era un oso seria uno peligroso que llega toma lo que necesita, lo usa y luego lo deja

― ¡Eres un animal!— chillo, ¿de haber sido otra persona me sentiría como la mierda? no, en realidad me importa un bledo lo que los demás opinen ahora de mi, pero debo decir que disfrute el momento

Si lo sé, y tu eres una bruja, ahora toma tu escoba y lárgate—

― Te desconozco— susurro tan bajo que pareció ser producto de mi imaginación.

Le vi retirarse en silencio, y respire tranquilo, había sobrevivido. Abrí el grifo nuevamente y metí la mano bajo el agua, cuando la sangre ceso, tome la toalla que pendía de la percha y la envolví a mi cadera, salí de baño teniendo cuidado con los vidrios, llegue hasta la cama para desplomarme en ella, ¡a la mierda con todo!. Y con el primer rayo del día dejaría la cuidad, dejaría mi maldito pasado enterrado, muerto y sepultado.





He aquí el segundo capitulito de este Fic, en el transcurso de los capitulos Emmett nos contara mas acerca de esta tormentosa relación.... he de decir que amo a este Emmett duro pero blando ... mil besos a Anoxs y Leymi, niñas graicas por todas sus palabras por darmen ideillas...nos vemos el viernes en Tango, por el momento recuerden sonreile a la vida

8 comentarios:

  1. Morí.

    Me encanta este Emm que va de duro, pero de duro tiene lo que yo de monja.
    Dios!...ese pedazo de primer beso, con todo el cuerpo espachurrado contra el de él...xkjdskhsdkjh....
    Me matas Adita, lenta y dolororamente, me matas...

    Alice embarazada? Esto es nuevo y que va a pasar con Jasper? de verdad lo mandas a la marina?
    Estoy ya ansiosa por saber como sigue
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Ahhh que genial ada, este emett es muy sexy, muy buen capitulo lo ame mi hermosa gracias muy intrigante ya quiero saber mas.... muack

    ResponderEliminar
  3. Ada esta historia es brutal!!! El estilo es absolutamente sublime nena, me ha encantado!!!! Si ese Emmett y esa Rose! Yeah!!!
    Un besazo
    T.

    ResponderEliminar
  4. Muy buen capitulo pobre Emmett esta sufriendo y creo que Rose tambien ya quiero saber mas de lo que nos tiene que contar Emmett atraves de sus recuerdos esto cada vez se pone mejor.
    Y Alice woooooow embarazada genial quiero saber mas de ellos.
    Gracias por hacernos la vida mas llevadera al leer tus historias .Besos

    ResponderEliminar
  5. Oh que historia tan impresionante me encanto este Emmett que no es tan osito.... pero también tiene ese toque rudo que lo caracteriza ya quiero el próximo capi XD solo van dos y ya quiero mas...estoy segura que esta Rose sufrirá bastante jajaja y eso me gusta
    besos

    ResponderEliminar
  6. Sonriele a la vida? mucho también caerás hahah y dios este hombre es una bestia pero es todo culpa de Rose¡¡¡ y quiero saber más de lo de Alice awwwwwwwwwwww pobre pequeñita :(...
    Vamos a ver como solucionan estos dos sus diferencias...

    ResponderEliminar
  7. SIN PALABRAS!!!!!
    Demasiado este Emmett me esncanta es tan rudo y uff... pero en definitiva le falta su toque humoristas aAaaAaaaa!!!!!!
    publica pronto


    Por fa pasate por mi blog y echale una hojeada
    http://lohalbmbam-mabelyn.blogspot.com/

    ResponderEliminar