“No Necesito un Cielo si tú no puedes ir a él ",
Bella Swan, Luna Nueva

"Un día escribiré tanto como Estrellas hay en el Cielo" Tiwii Cullen





Debemos aclarar que todas las historias que están en este blog nos pertenecen y son de nuestra autoría pero los personajes de la Saga Crepúsculo y algunas otras cosas más que aparecerán en los Fics que publicaremos aquí son propiedad de Stephanie Meyer, también existen personajes que son sacados nuestra imaginación.



sábado, 28 de agosto de 2010

LIMITES PELIGROSOS CAPITULO 14 BEBE ABORDO

CAPITULO 14 BEBE ABORDO

Bueno mis niñas, aqui dejo este pequeño capitulo espero sea de su agrado. Con amor para mi Twins que siempre soporta mis quejas y me da animos te amoo Tiwiii gracias por tu apoyo hermanita y para mi otro yo mi T bella te amoo gracias por tu amistad

POV EMMETT
¡Por fin! después de dos meses volvía a sentir mi al
ma en el cuerpo a sentirme completo, a estar en el sitio y en el lugar perfecto y es que en ningún otro lugar me sentiría en casa, quería gritar, correr, patalear, cantar, bendecir por tenerla por fin a mi lado y es que, como siempre he dicho con Rosalíe Hale nunca se sabe que sucederá lo que menos espero quizás es lo que más rápido sucede, había venido dispuesto a arrastrarme y suplicar por su amor pero ¿que obtuve a cambio? Hacerla mi novia oficialmente sin y saber que mis sentimientos son correspondidos.

La besaba con devoción dejando que nuestros labios se expresaran, deleitándome con el roce de sus delicada piel, sintiendo como sus manos se aferraban a mi cuello y me acercaba mas a la gloria; dejando que mi lengua invadiera su boca y conquistara la suya, me perdí en el mar de placer que mi cuerpo sentía por tenerla de vuelta, succionando su labios, mordisqueándolos suavemente, sintiendo que mi alma tocaba el cielo.

Separándonos un poco deposite un leve beso en sus labios entreabiertos, mis manos acunaron su cara, guiñe un ojo para luego poder hablarle, mi corazón brincaba de emoción y mi respiración a menos de dos segundo de colapsar

- Ahora eres mía- dije juguetonamente

- Si, y tu eres mío y más le vale a tu amiga pastelito estar lejos de ti si no quiere acabar en una clínica- mi pecho se inflo de orgullo, sentirla celosa y posesiva le lucia mucho y, no dudaba que si María apareciera de nuevo le haría pasar un mal, muy mal rato.
- Rose, cielo, no creo que sea necesario- su respuesta fue cruzarse de brazos como una niña pequeña a la que se le ha negado algo-por el momento podríamos aprovechar nuestro tiempo mejor ¿alguna idea?- La risita que dejo escapar fue música para mis oídos

- Osito no cambias- susurro dulcemente rápidamente. Me incorpore y la traje conmigo- vamos al interrogatorios de las gemelas siniestras y es que te aseguro que la guillotina será cuestión de risas al lado de la furia de estas pequeñas arpías- no pude evitar reír con ganas acerca de la comparación que hacía de sus amigas con aquella criaturas de la mitología griega


Camino delante mío, antes de llegar a la puerta se giro y se puso en puntita para darme un corto beso, deje que mis manos rodearan su cintura, caminamos hasta la sala donde estaban todos nuestros amigos jugando Xbox, Alice haciéndole barra a Jasper y Vera a Henry, Bella sentada en el regazo de Edward los dos reían tontamente de algo que se decían en el oído.

Antes de que percibieran nuestra presencia volvimos a besamos, mis manos recorrían la curva de su cintura y sus uñas estaban enterradas en mis hombros, ella mordía tenuemente mi labio inferior, en compensación por el candente beso jadee
- Rose, tiene una habitación por si las cosas se van a poner más calientes - murmuro Alice indicando hacia el otro extremo de la sala; todos estallaron en risas, las mejillas de mi Rose se colocaron coloradas

- Pero quien habla- hable rodando los ojos- no eres tú el kamasutra andante, la diosa del sexo y la gurú de la perversidad- dije ganándome una furiosa mirada de mi amiga y risas de los demás incluso de Jasper
- Cierto, más certero no puedes ser, mi mujer sabe como complacerme- dijo Jasper orgullosamente, atrapándola entre sus brazos para besarla, tras varias protestas Alice se entrego a la muestra de cariño

- Esta casa repentinamente se siente más caliente- dijo Rose viendo como sus amigas que besaban a sus novios- ¡eh! Chicos los cuartos están pasando el pasillo- indico mi musa más alto. Dejándome llevaba por la emoción sucumbí al placer de sus labios, mi lengua degustada su paladar gemí ante la intensidad del beso y mi piel se erizo acompañado por el aumento de la temperatura

- ¡Maaaraaviilloso!- dije contra su labios, sus mejillas se volvieron a poner rosadas, mis brazos le aferraron fuertemente a mi cuerpo, sentirla junto a mí.

Después de la hora del amor como Alice lo llamo, decidimos unirnos, poco a poco Vera y Bella se fueron enterando de nuestras relación tormentosa, de nuestro viaje a Miami, de nuestras escapadas sexuales, de todo lo que pudiésemos decir en voz alta, claro evitando detalles como la vez que ella se embriago, o lo sucedió aquel domingo en el callejón o las escaleras del edificio donde vivo.

- ¡Son unos malditos! y yo creyendo que estabas triste por haber terminado con Royce- musito Bella fingiendo estar enfadada, cosa que nadie se creyó ya que dos segundo después estallo en risas.
- Quiero un helado de ron con pasas y quizás algo de pistache- dijo repentinamente Rose, todos dejamos lo que estábamos haciendo solo para observarla, estaba recargada en un sofá, hacia menos de media hora se había alejado de mi para escabullirse en la cocina y a su regreso se había ubicado allí, lejos de todos

- Rosita, no hace más de 30 minutos vaciaste la nevera- dijo Alice

- ¡No es cierto! Fui por agua , no tengo la culpa que la comida se atravesara en mi camino además no me importa ¡quiero un helado!- golpeo el mueble con sus manos varias veces- ¡quiero! Osito- llamo dulcemente- me lo puedes conseguir - pestaño varias veces y luego me guiño tenuemente un ojo, como si estuviese hechizado me levante del mueble, dejando botado mi juego de resident evil para ir en busca del helado.

Conduje hasta la heladería más cercana, si, no más de quince minutos de viaje ida y vuelta, compre el helado para mi amor y además adquirí un tarro de helado de chocolate y uno de vainilla y galletas por si quería.

Una vez ingrese a la casa le entregue su pedido, sonrió alegremente par luego comenzar a devorar el pistache, fui a la nevera a dejar los otros helados antes de que se derritieran, regrese a la sala en menos de lo que pudiese imaginar se devoro el helado, viviéndose a recargar contra el sofá, poco después yacía totalmente dormida, suspire al verla tan tranquila, perfectamente podría quedarme toda una eternidad observándola descansar, claro si Alice no existiera o anduviera en la luna
- Yo digo que está embarazada- dijo muy segura de sus palabras

- ¿Qué? ¿qué?- pregunte, poniéndome completamente rígido, el color abandono mi cuerpo estoy seguro de eso.

Todos dejaron lo que hacían para prestar completa atención a Alice quien se explayaba en sus múltiples argumentos de corroboración

- Y Si, que está embarazada creo, y digo sin temor a equivocarme esta embarazadísima, aten cabos, su humor está totalmente impredecible digo, yo creí que hoy practicaría una castración a la antigua pero, a cambio tenemos unos osos enamorados y a punto de invernar; ahora, está durmiendo más de la cuenta ¿qué hora es? Las cinco, ella nunca, nunca duerme en las tarde o despierta pasado el mediodía por más que sea día de descanso, sumado a eso se levanta a altas horas a comer lo que se le ocurra, muchas veces tiene nauseas, se marea, entonces ¿está o no embarazada? – culmino su discurso dejando salir una pequeña sonrisa, para luego caer a los brazos de su amor.

El silencio reino en la sala mientras todos sopesábamos las palabras de nuestra amiga, el latido de mi corazón decreció considerablemente, y aunque veía a todos mis amigos eran simple borrones, lo único que veía o mejor oía eran las palabras de Alice. Mi mente viajo en un sinfín de inquietudes ¿se cuidaba?¿yo me cuide?¿padre?¿sería padre?¿tendríamos un hijo?¿qué pensaría Rose?¿compraría cosas de niña o niño?¿aceptaría vivir conmigo?¿nos casaremos?¿estoy loco?- me cuestione, la zozobra me carcomía, no me hallaba tranquilo caminaba por la casa como oso enjaulado.
- Ella esta reacia a la idea- oí a Alice nuevamente, levante mi ceja en señal de pregunta- hace varios días lo insinué y firmemente dijo que no, que solo era ansiedad, deberías hablar con ella.

- Lo hare- asegure- ¿quieren que prepare la cena? - ¿Sabes cocinar?- cuestiono Edward quien ahora jugaba con Bella

Ignore lo que dijo y me escabullí a la cocina, intente hacer algo, pero cualquier intento fracasaba al pensar en Rose y el posible embarazo, después de media hora y nada para hacer volví a la sala, deje que mi vista buscara a Rose quien aun dormía plácidamente y un resoplido se me escapo.
- ¿Qué quieren comer? - No sabes cocinar- acuso Edward
- Claro que si hombre, solo que no tengo cabeza para deleitarlos con mi sazón

- Pizza- gritaron las gemelas siniestras

- Hamburguesa- Dijo Jasper

- Un taco está bien para mi, chef- mofo Edward
- Panzerotti - pidió Alice

- ¿y para Rose?- pregunte para que alguien me ayudara, yo estaba seguro que no deseaba nada para mi, cuando la sospecha de Alice se hizo pública todas mis necesidades quedaron suspendidas hasta nuevo aviso

- Yo de ti traigo Carne o algo así, capaz que se come un cordero completo- dijo Alice ahogando un risita- Dios seré Tía- canturreo alegremente

- ¡No¡- dije firmemente- aun no sabemos, además estoy enfadado contigo por no decirme antes, me siento idiota. Ya regreso- tome las llaves de mi jeep y salí de esa casa, un poco de aire me serviría.

Como buen niño a cada uno le di lo que pidió, tarde mas de una hora fuera y mis nervios no menguaron, me sentía a punto de explotar pero, necesitaba hacerle frente a Rose y al posible embarazo ya que esto es cosa de dos y claro si estaba embarazada yo sería el más feliz.

Una vez abrí la puerta todos saltaron a mí de ser vampiros hubiese jurado que iban por mi sangre - Has tardado tengo mucha hambre – gruño Jasper, arrebatando las bolsas, cada uno tomo lo que había pedido y se sentaron concentrándose en su comida.

Fui a la cocina por una cerveza para luego sentarme en el mueble frente al de ella, deje que mi cuerpo se recargara por completo, el sabor de la cerveza se fundía por mi garganta seca, cerré los ojos y nuevamente mi mente comenzó un nuevo divagar por tanto no note cuando Rose despertó, ni mucho menos cuando se había abalanzado a mí y besado ante mi falta de reacción se separo
- ¿Qué tienes?- - Nada - Como nada, ¿Qué carajos te pasa?¿por qué no respondes a mi beso?¿tan rápido te aburriste de mi?¿estás pensando en tu amiga pastelito?

- Rose- llame un poco más rudo- puede cerrar tu boca y dejar de decir pendejadas

- Eres un imbécil- grito exasperada

Inhale y exhale varias veces, mi vista vago por la sala para recordar que nuestros amigos estaban atentos a cada acción

- ¿Qué?- pregunte enfadado, todos comenzaron a murmurar cosas ininteligibles, Rose sacudió su cabellera, hizo un gesto obsceno acompañado de un “madura” para luego iniciar su retirada

- ¿no vas a comer?- pregunto Bella
- No, tengo sueño, además ya se me daño la noche así que descanse y a ti- se giro para verme fijamente- Lárgate y vuelve cuando madurez

- ¿Estás embarazada?- grite levantándome para ir tras ella- Rosalíe ¿estás embarazada?

- ¡NO! ¡¿Estás loco?!- contesto aun de espaldas a mí, mis manos rápidamente la hicieron girar

- ¿Estás segura?- nuestras miradas estaban entrelazadas

- Claro que si, Alice- se mirada rehuyó en busca del duende- ¡Tú, que mierda has dicho!
- Lo que veo Rose, lo que veo - ¡Están locos! ¡locos!, ahora no puedo tener estrés y tener ansiedad porque entonces creen que estoy embarazada, ¿no creen que me daría cuenta? ¡Es mi cuerpo!

Tras su pequeño discurso se escabullo a su alcoba dejándome con todas mis preguntas y dudas en el aire.
POV ROSE

Alice y su gran bocaza, Alice y su malditos pensamientos en voz alta, ella no entiende el significado de reserva pensamientos, ahora tengo a un muy molesto Emmett sobre mí, cada 20 minutos llama, o cuando menos espero aparece en la puerta de mi oficina, no sale de mi casa , y Dios he de reconocer que ya me estaban repicando la cantaleta y comenzaba a dar crédito a las palabras de Alice, sí, ciertamente tenia algunos cambios en mis hábitos, en mi alimentación pero han las últimas semanas había estado más que atareada y presionada con muchos grandes proyectos, mi mejor diseño se había lesionado.

Me hallaba recargada contra el sofá, sostenía los diseños para la campaña publicitaria que lanzaba al mercado uno de los últimos celulares.

Pase mi mano sobre mi vientre

- Estoy tan plana como hace un año, Alice está loca yo no estoy embarazada- - Si estas tan segura ¿por qué no me dejas llevarte al médico? – la voz de Emmett hizo que me sobresaltara, rodé los ojos ante la retahíla repetida por los últimos cuatro días

- Ya te dije que no, no voy a ir a ningún medico solo porque ustedes dos crean que estoy embarazada, Cielos, creí que tendría un novio no un acosador, ¡quiero sexo!¡besos! ¡y mas sexo!- grite exasperada

- Contigo no se puede- - No, no se puede ahora lárgate

Y claro, después de cada pequeña discusión sobre el tema y él se iba comenzaba a llorar como niña pequeña

- ¡Tonta Alice! - solté de golpe la carpeta sobre el mueble.

Tome mi bolso, necesitaba un buen café o un capuchino para relajarme, fue a mi cafetería favorita, esto podrá ser considerado como uno de mis peores jueves.

Regrese a la oficina a terminar de revisar los diseños y plantear una nueva campaña para la universidad de Nueva York.
- La señorita Hale no está- decía mi secretaria

- No importa la esperare- - ¿Qué quieres Emmett?- pregunte secamente

- Vamos - ¿A dónde? - Vamos- tomo mi brazo y prácticamente me arrastro escaleras abajo- Has oído aquel adagio que dice que si Mahoma no va a la montaña la montaña va a Mahoma pues, bueno, Vamos a donde tu ginecóloga

- ¿Qué?¿como - Ya nena, no preguntes cosa que sabes como sucedió Alice llamo a Kristhal pidió una cita y ¡pan! Iremos a resolver nuestras sospechas

- ¡Tus sospechas! Yo ya te dije que ¡NO ESTOY EMABRAZADA!- varias persona que transitaban por la calle se detuvieron ante mi pequeño grito

- Ya súbete
El camino al consultorio de mi ginecóloga fue acompañados de pequeños insultos de mi partes y un silencio sepulcral de parte de mi novio o a estas alturas ex novio.

Una vez detuvo el jeep brinco a mi puesto y escoltarme hasta el consultorio de Kristhal, mas que mi médico, la consideraba una amiga mas, su cabello castaño y ondulado eran para admirar, su lozana y ceniza piel, se complementaban con sus hermoso ojos que eran escondidos por una gafas modernas, según ella marcaba el estilo.

Después de quince minutos de consulta, quince minutos donde Emm, intervenía contando lo que Alice le había dicho

- Acuéstate en la camilla- Musito Kristhal con su suave voz, obedecía, en cuestión de segundos levanto mi blusa para comenzar a palpar mi estomago y el bajo vientre, en uno de sus movimientos pude sentir un pequeño bulto – ¿Lo sientes?- susurro emocionada, abrí los ojos de par en par

- ¿Qué es?- Una gran sonrisa se desplego en el rostro de mi amiga

- Necesito que vayas al laboratorio y te hagas un examen de sangre- una vez termino si oración Emmett ya estaba ayudándome a levantarme para conducirme al laboratorio ubicado en el piso de contiguo al del consultorio

- Puedo hacerlo sola- me queje

- No me importa, me cerciorare que te hagas el examen y de una ve por todas saber si seremos o no padres

La encargada de sacar la prueba trato de ser cuidadosa, luego de extraer el rojo liquido puso una pequeña mota de algodón.

- En unos quince minutos entregamos los resultados

- Gracias- susurre, mi corazón emprendió un arduo y acelerado bombeo, sin prestar atención a Emmett, camine hasta la sala de espera y deje que mi mente quedara en blanco

El tiempo por primara vez parecía que no existiera para mi
- ¡Rosalíe!¡Emmett!-llamo Kristhal en un tono demasiado animado- pueden acompañarme, Emmett tomo mi mano, una vez ubicados ella comenzó a hablar, las palabras no tenía sentido, mis oídos parecían no captar nada de lo que ella pronunciaba, nada después del - Están embarazados-

las lagrimas salían de mis ojos sin control, todo bajo de mi parecía caer, mi vida se derrumbaba ante mis pies
“Un bebe, un hijo, una persona que dependerá de mi, una persona que no estaba planeada, que no pensaba ni presupuestaba dentro de mi plan de vida”- me decía internamente

El aire comenzaba a escasear, mi garganta se cerraba, me levante de mi puesto para salir de ese sitio tan rápido como podía

- Rose- podía oír a Emmett corriendo tras de mí – Espera, Rose- sus brazos me atraparon para ceñirse a mi cuerpo en un fuerte agarre
- Su...suéltame- chille- Emmett- las lagrimas seguían cayendo- Suéltame maldita sea- - ¿Qué tienes? - ¡No lo quiero!- grite sinceramente- ¡no quiero ser mamá! ¡No quiero! Suéltame - ¿Por qué? - No estoy preparada, ¿Cómo hago? No puedo ni hacerme cargo de mi vida como para arrastrar con otra vida por la que responder, No quiero- dije bajamente, su agarre se fue soltando, para girarme y que nuestras caras quedaran frente a frente, tomo mi rostro entre sus manos

- Juntos podemos- dijo mostrando la sinceridad de sus palabras en sus bellos ojos- el bebe estará bien, déjame ser parte de esta etapa Rosita, déjame…
- Quiero ir a casa- susurre

¿Qué podemos brindar a un bebe cuando no estamos preparados para su llegada, cuando no tiene una familia, cuando no se está seguro de que hacer con su propia vida?- me cuestione

- Rose te amo y estaré a tu lado, siempre- susurró a mi oído mientras me ayudaba a subir al auto.

4 comentarios:

  1. LA GINECÓLOGA ES LA MEJOR HAHAHAHAHAHA!!!!

    1ºººººº EN COMENTAR XD


    definitivamente tenia algo, era tan linda y hermosa hahahaahahahah xD, EXCELENTE CAP MI TWINSSSSS ya lo sabes, te amoooo y me voy porke aun no termino con Nuestro Amor ^^



    besos con muxo amor!

    ResponderEliminar
  2. ohhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh ios yo lo sabia que estaba embarazadisima siiiiiiiiiii pero a rose le falta mucha madurez esperemos que emm le ayude con eso, y que no hable neserio que todo se deba a los cambios de humor por le embarazooo exelente capi mi adiss

    ResponderEliminar
  3. Diosss!!!!!!!! qué capi! Yeah!! Me encanta sí!! Emmett es genial y la reacción de Rose, Oh Dios!!! Me siento tan identificada jajajaja, qué inmadura, qué asustada... Ada TE ADORO
    Mil besos mi niña
    T.

    ResponderEliminar
  4. AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH!!!!!!!!Dios que capi mas...coincido con T, es...Dios me dejaste sin palabras,esto traerá cola, seguro, a partir de aqui ya...madre mía quiero el siguiente capitulo YAAAAAAAAAAAAAAA.

    Miles de besos...

    Bonnie.

    ResponderEliminar