“No Necesito un Cielo si tú no puedes ir a él ",
Bella Swan, Luna Nueva

"Un día escribiré tanto como Estrellas hay en el Cielo" Tiwii Cullen





Debemos aclarar que todas las historias que están en este blog nos pertenecen y son de nuestra autoría pero los personajes de la Saga Crepúsculo y algunas otras cosas más que aparecerán en los Fics que publicaremos aquí son propiedad de Stephanie Meyer, también existen personajes que son sacados nuestra imaginación.



sábado, 29 de mayo de 2010

Limites Peligrosos, Capitulo 4: La Partida



Limites Peligrosos


Capitulo 4:


La Partida




POV EMMETT




La manera en que gritaba, en que gemía, el enredar mis dedos en su hermoso sedoso y ondulado cabello, todo en ella me cautivo, nunca imagine estar con ella, estar dentro de ella, no como lo había hecho.




El calor de su cuerpo me embriago por completo, haciéndome perder todo tipo de razón o cordura, los besos cálidos bajo el sol de Miami, los besos bruscos y las caricias que surgieron en la cocina de esta casa, juro que pretendía llegar hasta la habitación, mi erección palpito dentro de la holgada bermuda, pero ni sus gemidos, ni su cuerpo me lo permitieron.

Fui rudo ¿pero qué podía hacer? Mis instintos primitivos dominaron en el momento y mi raciocino se fue a la mierda, todo lo que me dominaba estaba urgido en medio de mis piernas, la tome en el pasillo, tras jugar un poco con su cuerpo, pedí que se girara, si bien su cuerpo es toda una obra de arte deseaba tomarla desde atrás, disfrutar de su espalda, se resistió un poco, cosa que lo hizo más interesante, bruscamente la penetre, las embestidas no fueron menos delicadas o dulces, pero a ella pareció no importarle, al contrario pude constatar que su excitación ascendía considerablemente, sus gemidos y constantes jadeos así lo mostraron, no recrimino mi actuar, se dedico a disfrutar y gritar; en ese momento agradecía que Carlisle hubiera inventado un paseo para alejar a Eleazar de la casa por un tiempo.




Mis manos jugaron en sus pezones y su capullo, en ocasiones mi boca mordía su cuello, no puedo asegurar que estos fueran suaves porque mentiría, no me detuve a pensar en nada más que en solo poseerla y hacerla gritar de placer, arremetía contra su cuerpo ruinmente, duro, sin contemplar si podría herirla, tras su clímax mis embestidas empeoraron, usaba mas fuerza de la normal o de la necesaria pero sentí que debía dejar precedente algo que recordara esta experiencia, los movimientos se volvieron más rápidos, mi erección pedía a gritos su liberación, en las ultimas embestidas termine estampando su cuerpo contra la pared contra la pared, retire un poco mi miembro y luego bombee por ultima vez gritando su nombre a lograr mi liberación, retire mi miembro de su cuerpo y deje que mi cabeza cayera en su espalda, las gotas de sudor recorrían su bronceada piel resople en varias ocasiones sobre su cálida piel notando que se estremecía ante el choque de mi aliento sonreía.

Tras recóbrame un poco la gire me miro fijamente el brillo de sus ojos me elevo “ES SOLO TU AMIGA ESPECIAL” me recordó mi conciencia.




Un tenue Gracias se escapo de sus rojos y carnoso labios que aprovecharon para depositar un tenue beso, la abrace como solía hacerlo de pequeños, bese su cabello dorado, el mundo parecía detenerse cuando la estrechaba, absortos en nuestro momento hasta que oí las voces de mis amigos al otro lado de la puerta principal, reí ya que Eleazar vociferaba un par de palabrotas contra Carlisle quien aseguraba que no encontraba las llaves, me agache a recoger nuestras ropas, al alzar la vista me encontré con una perfecta imagen de su intimidad con mi lengua roce tenuemente, mi miembro inmediatamente endureció, quería poder tomarla nuevamente, mis deseos eran poder hacerla gritar nuevamente, haciéndome el fuerte me levante, rápidamente sus manos raparon su traje de baño de mis manos y huyo a su habitación.




Apresuradamente me puse la bermuda, terminaba de acomodarla cuando mis amigos entraron. Un carraspeo por parte de Eleazar y un movimiento de cabeza de parte de Carlisle



-¿Qué?- dije comenzando a subir las escaleras

-Bastardo- decía un poco serio Eleazar- Tiene novio y tu… tu no verdad, ¿sabes él es mi amigo?- señalo

-Lo sé, pero él no la merece

-¿Tu si?- inquirió mordazmente

-No lo se

-Vamos, no pelearan por esto nuevamente, Eleazar déjalos ya son grandes, además Royce no es un santo - dijo Carlisle dedicándole una mirada de reproche

-Vale- contesto en tono de resignación –Hagan lo que se les dé la gana. ¡Ah! Esta noche vamos a bailar, hemos conocido un par de pollitas sabrosas- odiaba que se refiriera de esa forma de las mujeres

-Esme es tan bella, ya quiero que sean las 10- afirmo Carlisle




Cada uno ingreso a su cuarto, me metí a la ducha, tome mi tiempo ya que cada vez que iniciaba el baño las imágenes se venían a mi mente como un videoclip, luego de mucho tiempo salí, sujete una toalla a mi cintura y me escabullí al primer piso, ya eran cerca de las 8 y Rose no sabía que esa noche saldríamos.



Descalzo baje rápidamente las escaleras, tratando de no hacer ruido, iba caminando a su cuarto cuando un ruido proveniente de la cocina me indico donde estaba, mis amigos solían quedarse en sus cuartos hasta la hora de salir, no en vano he pasado con ellos dos años de paseos, recordé entonces que desde que llegamos no habíamos comido nada, sigilosamente ingrese en la cocina, se hallaba sentada en la barra observando atentamente la televisión, lentamente me acerque cual predador a su pequeña e inocente víctima, deposite un sonoro beso en su oído, al instante brinco, su rostro reflejaba tranquilidad aunque sus ojos se notaba algo triste.

-No hagas eso- regaño, se giro un poco detallando mi cuerpo, se sonrojo al notar que tan solo me cubría la pequeña toalla- ahí ahora de exhibicionista- dijo cómicamente, su boca se curvo

-Puede ser, pero vengo a avisarte que vamos a salir

-Genial- exclamo levantando una taza de café, tomo un poco, la observaba embelesado Rose podía aparentar muchas cosas pero yo se que aun es la niña dulce y traviesa de la infancia, deje mis pensamientos cuando oi nuevamente su voz- ¿Tu y yo o todos?

-Todos- sus labios se torcieron un poco- vamos, los chicos han encontrado algo mejor dicho alguien interesante esta tarde

-Bien- se levanto llevando consigo la taza de café, al ponerse totalmente de pie junto a mí, me lanzo una mirada de deseo, recorrió cada centímetro de él, choco la taza en pecho no estaba muy caliente pero sin embargo brinque al contacto, una media sonrisa se dibujo en su rostro que se acercaba mas, podía sentir sus labios en los míos cuando una de sus manos agarro mi miembro y lo sobo un poco, su lengua recorrió descaradamente mis labios y luego se retiro - nos vemos más tarde aseguro- mientras desaparecía de la cocina.




Me quede totalmente perplejo por unos segundo, dese cuando mi Rose podía ser tan atrevida, despabile y subí corriendo a mi habitación, como buen galán me acicale lo mejo que pude, no es que pretendiera ir de conquista, si se daba bien, peor por más extraño que parezca desee lucir bien para ella, me puse un pantalón de mezclilla claro, una camisa azul manga larga y arremanga, calce zapatos de material casi del color del pantalón y use un poco de loción de Paco Rabanne Xs, pasadas la 9: 50 Eleazar irrumpió en mi dormitorio

-He alquilado dos autos, uno para nosotros y el otro para ustedes dos, ahora nadie debe saber lo que sea que suceda entre tú y Rosalíe, nadie, me entiendes, en especial Royce- sentencio

Parecía una madre dando sermones- Ok ¿y a que se debe esto? -Inquirí quisquilloso

-Pues veras Carlisle tiene razón Royce no es un santo, además creo que ella puede ser feliz lejos de él, ya se porqué te lo digo- revolvió un poco su cabello, salía del cuarto cuando volvió a decir – Vámonos la noche es joven




Bajamos las escaleras riendo y dándonos golpes en los brazos, fuera de la cas nos esperaban Carlisle y Rose, luego de recibir las llaves y escuchar a donde iríamos me dirigí al Jeep, me deleite con la hermosa figura de mi diosa

-simplemente hermosa- le dije dándole un suave beso y apretando sus nalgas un poco, dejo escapar un pequeño jadeo.

Cada uno ocupo su sitio, nos encaminamos rumbo a la parte viva de la cuidad Coconut Grove puede ser uno de los corazones de Miami, la zona además de colegios y residencia, está repleto de bares y discotecas.




Durante el camino canto alegremente, mi mano libre acaricio sus piernas cubiertas por la suave y vaporosa tele verde de su vestido, mis dedos se dedicaban a hacer figuras sobre su piel, el aire despeinaba un poco su hermoso cabello

-Oso- un pequeño jadeo se le escapo, cuando mi mano apretó su entre pierna, de mi garganta surgió un suave rugido-¡Quieto!- ordeno




Desconociendo sus palabras mis dedos se movieron de su pierna a su brazo y de ahí a su cuello, acariciando y detallando en cada movimiento su hermosa y perfecta anatomía, pronto estuve parqueando lejos de todos los vehículos, ante que bajara del auto la jale hacia mi dándole un beso poco escrupuloso, palpándose nuestra hambre y deseos, sus manos se movieron por mi dorso mientras su lengua devastaba a la mía en cada movimiento, una de sus manos acaricio descaradamente mi virilidad que se tenso ante el movimiento, mis brazos se aferraron fuertemente de su cadera para dejarla ahorcadas sobre mí, movió lentamente su cadera cerciorándose de rozar fuertemente sobre mi bulto, mis manos recorrieron su cuerpo cubierto por el delicado vestido verde, luego desplazaron por sus largas y estilizadas piernas, nuestros labios seguían su ardua lucha, mientras nuestras caderas solo hacían que nuestros sexo se manosearan cínicamente, deslice las manos por debajo de la tela y hasta sus muslo, acariciando su trasero y notando que la pieza que tenia puesta era totalmente diminuta, sus labios atraparon los míos, succionándoles con fuerza, las carias se hicieron apremiantes y nuestras respiraciones completamente erráticas.



Mi cuerpo se hallaba totalmente estremecido por ella, todo el suplicaba por poderla tener, el calor aumento y no me importaba si estaba en el infierno con tal de estar a su lado, los movimientos lentos de sus cadera retornaron, los gemidos se escapaban mas seguido de mi garganta, mis manos jugaban con su senos libres bajo la molesta tela, en un último movimiento sus dientes apresaron mi labio, luego se alejo un poco privándome de su calor.

-Es mejor que entremos- índico, en tanto peinaba su melena




Como el mejor de los esclavos seguí sus ordenes, no sin antes volver a tomar sus labios, a regañadientes nos separamos cuando el pito del auto mis amigos se volvieron audibles -Paguen una Habitación- gritaba Eleazar- déjala respirar

Sonrojándose totalmente se retiro de mi regazo, abandono el vehículo para reunirse con mis amigos que reían a carcajadas, me tome unos minutos para poder dejar el auto y reunirme con ellos. La discoteca al mejor estilo de Miami estaba a reventar, las luces laser se alternaban con el strober, alguna mesas metálicas altas se hallaban en los pasillos y cerca a la pista unos cómodos y amplios sofás, el segundo piso se hallaba decorado de la misma forma, nos ubicamos en una de las mesas altas, tras pedir una botella de whisky mis amigos desaparecieron en busca de sus famosas conquistas.




Me dedique a hacerla completamente feliz, al recordar que la última vez que salió la paso mal, bailamos todas las canciones que sonaban merengues, salsas, vallenatos, reggaetón, nuestros cuerpos se acoplaban perfectamente, bailamos pareciendo ser uno, susurre cosas a su oído, lamia y chupaba su cuello y oído, mis manos tocaban sin escrúpulo su anatomía, mis labios le regalaban besos delicados, besos tiernos, besos de pollito, besos esquimales, besos en su mejillas, besos de foca, besos en su oídos, mi objetivo estaba en seducirla.



Cuando dejábamos de bailar íbamos a nuestra mesa, cantaba todo el tiempo manteníamos el contacto tomados de nuestras manos, algunas copas de alcohol se suministraban y luego eran mezcladas con besos, caricias, contos, risas.



Entrada la madrugada regresaron nuestros acompañantes con dos mujeres muy hermosas, una con cabello castaño claro y blanca y la otra de cabello largo y oscuro y muy bronceada

-Nos extrañaron- pregunto Eleazar abrazando a la joven bronceada y depositando besos en su espalda

-Nop- Contestó Rose, llevando una copa de trago a sus carnosos y deliciosos labios, desee entonces ser esa copa para poder rozar esos labios nuevamente

-les presentamos a Esme- indicaba Carlisle a la joven que lo abrazaba- y Carmen- la joven asintió vagamente ya que se ocupaba de lleva sus brazos a l cuello de mi amigo

Una leve sonrisa basto para que cada uno se sumergiera en su propio mundo, minutos más tarde una hermosa mujer pelirroja, tez ceniza y muy voluptuosa se acerco a mí, la despampanante mujer se inclino sobre la mesa dejando ver sus grandes atributos escondidos en el pronunciado escote

-Guapo ¿quieres bailar?- murmuro acercando sus labios atrevidamente a los míos, una sonrisa se escapo, la mano de Rose apretó rudamente mi entrepierna, fruncí los labios y aguante las ganas de gritar, sutilmente apreté el orillo de la mesa

-Está ocupado- Musito con una gran sonrisa hipócrita- Cuando lo desocupe te busca verdad cariño

-Tú te lo pierdes- contestó agriamente la pelirroja, dedicando una mirada llena de odio a mi compañera, se retiro meneando de manera muy sensual sus caderas

-Cierra la boca se te meterán las moscas, Casanova- expreso, su mano ahora acariciaba la zona maltratada con anterioridad

-¿Qué fue eso?

-Nada, solo te ayudo a que mantengas tu hermosa boca cerrada cuando un par de tetas se pongan frente a ti, no sabes que a algunas no nos gusta que nos babeen



Pueden llamarme loco, pero juro que se alcanzo a poner celosa, tomo una nueva copa y se la embutió de un solo golpe.




Después de ese pequeño incidente los dos quedamos completamente serios y distantes, varios tipos se acercaban invitándola a bailar, les observaba de arriba abajo rodaba sus ojos y negaba girando su cabeza concentrándose en la botella casi vacía, alternándola con algunas miradas asesinas dirigidas a mí.

Cansado de la situación aproveche para invitar a bailar a una hermosa morena, arrastrándonos hasta la pista, sus movimientos eran bestiales, rozaba todo su trasero contra mi hombría, que ante sus continuos roces se endureció, mis manos recorrieron sin reserva su cuerpo, olvide por completo a Rose y deje que mis manos jugaran por sus hombros y cuello, al terminar el hip-hop le invite una copa, fuimos a la barra, tomamos una, dos, tres , cuatro copas, había olvidado por completo que venía acompañado, entonces voltee mi cuerpo para ver la mesa, busque rápidamente a Rose, cerca muy cerca suyo estaba un tipo diciéndole algo muy cerca, aunque ella no le prestaba atención, su mirada estaba en la copa que tenía en sus manos, me preguntaba cuando había tomado cuando nuestras miradas se encontraron, tomo la botella y lleno su vaso para luego elevarlo como brindando y se lo tomo, mi instinto de protección me grito que no estaba bien , pague los tragos consumidos con la morena y regrese a la mesa espantando al chucho que estaba ahí

-Rose- llame bajamente-¿Vamos?

Levanto los ojos, su mirada era fuerte y completamente negra- ¡No! Yo me estoy divirtiendo y ellos también- señalo a mis amigos- y tu también, no puedes quejarte, así que no nos vamos a ir- sirvió una nueva copa de alcohol, antes que se lo tomara , se lo quite- eso es mío devuélvemelo- chillo

-No, creo que ya tomaste demasiado- dije autoritariamente

-Hmm. Tú no creas nada, dámelo- observe la mesa, note que había dos botellas más y la última estaba casi vacía, esta mujer debía estarse volviendo loca, nunca la había visto tomar así




La tome del brazo fuertemente haciendo que levantara, su cuerpo se tambaleo un poco, rápidamente sujete sus caderas, dejando que se acoplara para luego arrastrarla fuera de ese sitio, pasando por el lado de mis amigos les dije que nos marchábamos, Eleazar rio al ver como llevaba a Rose

-Es un aburrido, no deja que la gente se divierta- ignore lo que dijo, camine rápidamente esquivando a las parejas, las mesas, las escaleras, rápidamente llegue a la puerta y de ahí al parqueadero, estando cerca al Jeep la tome en mis brazos, levantándola

Bájame!- pataleaba dándome sendos golpes-¡Suéltame!

Que se resistiera solo hizo que mis labios se fundieran en los suyos, le apretaba cuando los suyos no me permitían avanzar libremente, después de tanto forcejo los entreabrió un poco y solo para morder toscamente mi labio superior, no escatime en maldecir, de haber podido me hubiese arrancado el pedazo.




La solté abruptamente sobre el puesto de copiloto, rodee el vehículo golpeándolo tras cada paso, subí rápidamente comencé a conducir de regreso a casa, eran casi cerca de las 4 de la mañana, el azul del cielo se hallaba acompañado de pequeñas y titilantes estrellas, la brisa fría proveniente del mar chocaba con nuestros cuerpos, el suyo se estremecía ante el contacto, su cuerpo me daba la espalda, debía ir completamente furiosa, pase mi mano sobre su espalda descubierta, pero ni se inmuto, su tenue respiración me indico que se había dormido, suspire frustrado por lo sucedido, no sabía porque le deje sola y permití que se embriagara, golpee el volante con mucha fuerza.

Cuando estuve frente a la hermosa casa blanca, baje para ir a abrir la puerta, bueno al menos quitarle el seguro y dejarla entreabierta, regrese tomándola en mis brazos, acomodándola dulcemente, cuidando que su cabeza se hallara cómoda en mi hombro, camine a la casa y empuje la puerta con un costado de mi hombro, tras ingresara trate de cerrar la puerta empujándola con el pie, el golpe fue muy fuerte e hizo que se moviera un poco

-Estoy ebria- susurro aun dormida, me dio risa que lo reconociera, además de que hizo un tierno puchero, acomodando más su cuerpo al mío

-Ya lo creo Rosita- bese su frente, camine por el pasillo hasta llegar a la habitación donde dormiría, le estaba recostando en su cama cuando sus manos se agarraron fuertemente a mi cuello, trate de zafarme pero su agarre se hacía más fuerte

-Rose- dije tenuemente- Rose- repetí un poco más alto, abrió sus bellos ojos azules

-Quédate conmigo - musito tomando mis labios, moviéndolos lentamente, su sabor combinado con el alcohol hacían que esos besos supieran mejor, más dulces y amargos, sus lengua jugaba en mi cavidad, rozando y relamiendo la mía, mis manos bajaron por sus hombros lentamente, posando todo mi peso sobre ella, mis labios su labio inferior succionándolo y mordiéndolo ligeramente, sus manos se aferraban a mi espalda, su respiración comenzó a ceder haciéndose más sutil, u poco pausada, maldije cuando mis ojos recorrieron su rostro y vi que se había vuelto a dormir, cuando su agarre cedió me levante y comencé a quitarle las zapatillas, su piel incitaba a besarla, pero no sería justo tomarla así, mis dedos jugaron en su delicada piel un poco, cuidadosamente comencé a retirar su vestido dejándola sola en su hilo verde y de encaje , mis ojos no dejaban de verla atentamente y mi reacción palpitaba por tenerla trague en seco, no debí a atreverme a quitarle su vestido, si con ropa ya la quería dentro de mí, sin ropa se me hacia mas difícil, tome una manta fina cubrí su delicado cuerpo

-No te vayas- repitió dormida




Fui a la cocina tome agua y deduje que asi comenzaria la partida, nada estaba claro con Rosalie Hale, solo el teimpo nos dira cuanto dura nuestra amistad especial, cuando regrese a su habitación cerré con llave la puerta y me saque toda la ropa dejándome solo en los bóxer negros, me recosté a sus lado, obviamente por encima de la manta, el calor de su cuerpo no ayudaba a mi creciente erección, trate de pensar en otras cosas, en concentrarme en la dulzura que irradiaba dormida, cuando en un movimiento se deshizo de la manta, girándose para quedar de lado , su brazo cruzo mi pecho y una de sus piernas se abrazo las mías, juegue con la vista que me ofrecía hasta que la pesadez de mis ojos me sumieron en pozo.







2 comentarios:

  1. OMG jajaajjaja tengo una sonrisa de lado a lado jajajajajaajjaj cuando vi de que iba el cap fui a la cocina, me servi refresco y tome unas lays (casi doritos) y lei el cap jajaj ya se acabaron mis aperitivos y tambien el capitulo :(

    Me encanto♥
    Cuidate mucho y espero que estes mucho mejor. TK♥

    ResponderEliminar
  2. me encantoooooo!!!! ♥♥♥
    Att: Claudia

    ResponderEliminar