“No Necesito un Cielo si tú no puedes ir a él ",
Bella Swan, Luna Nueva

"Un día escribiré tanto como Estrellas hay en el Cielo" Tiwii Cullen





Debemos aclarar que todas las historias que están en este blog nos pertenecen y son de nuestra autoría pero los personajes de la Saga Crepúsculo y algunas otras cosas más que aparecerán en los Fics que publicaremos aquí son propiedad de Stephanie Meyer, también existen personajes que son sacados nuestra imaginación.



viernes, 22 de octubre de 2010

Tango con un Vampiro. Capitulo 4


Capitulo 4

¡Hello people!.
Fin de semana yeah!! algunos se marcharan de fiesta otros tendremos que quedarnos en casa porque mañana trabajamos, en fin... a todos feliz finde semana, perdón la hora Blogger esta dando lata uu enserio, este capitulo esta un tanto mas corto que el anterior pero bueno es que este Edd es algo rebelde y necio asi que no es mucho lo que me deja escribir... espero sea de sus agrado y recuerden ser
FELICESXD

Bien para este capitulo chequen este videin
Fito Páez es un buen ejemplo de ser sombrio ¡Grande Fito, Grande!




Miro de reojo a la humana, resoplo, nunca encontraría un solo humano que resistiera más que una cruce de frías palabras antes de que se meara o de desmayara , no nunca, todos eran débiles, blandos y llenos de miedo, todos se mordían las uñas de solo pensar en que se tenían que enfrentar a cosas como una entrevista, a una cita, todos eran dueños de sus miedos y temores y eso solo les hacia una presa fácil

― ¿La conoces?— cuestiono mentalmente Rosalíe

― Claro que la conozco— respondió mordaz— conozco a mucha gente bueno, vampiros, animales, desalmados o lo que quieras, ella solo es uno de los tantos que lamentablemente se ha cruzado en el camino— volvió su vista a la vampira pelirroja— Victoria, Victoria— el sarcasmo de su voz era tan palpable como ellos mismos— aun eres una niña sabes, tienes que alejarte y dejarle el trabajo a los mayores— las comisuras de sus labios se elevaron esta vez mostrándole sus blancos y filosos dientes

― En tus sueños, ella— movió rápidamente su mano indicado a Isabella— es mía, nuestra—

― Tuya, dejame reir, nuestra, no cariño yo no comparto mi cena con nadie
— le dedico una mirada inquisitiva, guardo silencio solo un poco para leer sus pensamientos—Pequeña tengo que recordarte de nuevo la lección—rió ante sus pensamientos dieron rienda

La vampiresa aun recordaba ese pequeño e infructuoso día cuando sus caminos se cruzaron por azares de la vida él, también le recordaba de mil maravillas: la primavera llegaba con fuerza a Europa, exactamente a España, recorría las calles de Pamplona cuando vio a su presa que inadvertida caminaba en continuos zigzagueos -es más fácil atacar a un borracho o un drogo que a uno en cinco sentidos en conclusión el resultado es el mismo todos mueren- por la desolada calle apenas pasaba la media noche, se enfoco en la caza analizando la manera de caer sobre el infeliz y satisfacerse un poco, ronroneo, estaba preparado para su alimento cuando oyó a la mujer quejándose lloriqueando cerca de su comida, dañando su perfecto ataque

― Porque no me dejo morir, hubiese preferido la muerte, esta sed nunca termina…—los chillidos mentales le molestaron más que su fatídica táctica de caza, yendo de frente, sin cerciorarse de no ser vista, dejo que se acercar lo suficiente al joven humano para saltar encima de ambos, la victima choco rudamente contra el pavimento, cuando su cabeza pego con el piso se escuchó el crujido de un hueso roto, con ese inconsciente se dedico a la vampira que se recupero rápido, una vez reacciono se abalanzo contra Edward quien le esperaba apacible lanzo el primer zarpazo un golpe que ya había previsto

― Tú papi no te enseño a respetar la comida de los demás y no atacar a extraños— ejercía una llave sobre la mujer, su brazo sostenía con fuerza el de ella por detrás de la espalda como vampiros adoraba sus capacidad para responder rápidamente en un momento estaba frente a ellos y al otro atrás o sobre ellos, la joven vampiresa había siseado de frustración en su mente lo único que quería era matarle y poder continuar con su adorada vida— te alejaras de aquí y nunca mas te cruzaras por mi camino— ordeno severamente

― ¡No!— liberándola de su agarre se giro para poder alimentarse, espero que la chica fuera lista y s e marchara pero no, la terca se abalanzo sobre él y su cena, golpeando fuertemente al humano, rabioso volvió por ella agarrándola de la melena jalándole fuertemente hasta que chillara, se sacudió fuertemente bajo su agarre, pataleando, forzando mas el tiro de su cabello, hasta que ¡pap! varios de sus mechones quedaron en la blanca mano él, que reía histérico— ¡te matare!—

Con eso alcanzo a atestarte un fuerte golpe que le hizo estrellas contra un poste de luz, la mujer podía haberlo matado pero había una ventaja ninguno era neófito él, llevaba su vida solo asesinado, viviendo, siempre cuidándose de los otros de su especie, en más de una ocasión había perdido un miembro y eso era lo que le había vuelto así de fuerte, fingió haber quedado herido para que la mu… bueno, el animal se acercara y poder cobrarse su intromisión, confiada la vampiresa llego con él para intentar morderlo en ese momento presto a sus ya trazados movimientos brinco para caer haciendo una presa sobre ella sosteniendo brazos, inmovilizando pies y clavar sus dientes en la parte trasera de sus cuello, los gritos de congénere prácticamente le excitaron hasta el punto que su bulto s e restregó contra su cuerpo, no la deseaba sexualmente no aun, solo le excitaba tenerla rendida bajo el, tratando de librarse la lucha siempre era un buen estimulo, las amenazas, las palabras usadas solo le hacían sentirse vivo

― En otro momento, te hubiese hecho mía—anuncio— pero te tenias que meter en donde no te llaman y arruinar todo— beso su mejilla, apretó sus presas volviendo a hacerla gritar— ¿te mato o te enseño una lección?—

Máteme, máteme- pedía la mujer mentalmente, claro nunca nadie cumple las ultimas peticiones así que fiel a su lado negro solo volvió a morderla arrancado un pedazo de su cuello y escupiéndolo con desprecio, tiro tan fuerte de uno de sus brazos que lo arranco sin más, los gritos se intensificaron, en su mente la podía ver llorando las lagrimas que en este plano no podía

― Creo que necesitaras el otro para ponerte todo en donde corresponde— volvió a rozar su paquete contra el trasero de la mujer antes de bajarse de ella y arrancarle una pierna— Espero sepas regenerarte, si no, ruega paraqué no te encuentren y te maten ya sea los humanos o los Vulturis ¿has odio de ellos? En fin suerte, quizás nos veamos cuando termine mi cena— dejándola tirada en su dolor brinco a donde su presa, tomándole de un brazo lo arrastro hasta ella solo para torturarla un poco más, con sus dientes abrió una que otra herida dejando que la sangre emanara del cuerpo incitando a la vampiresa, sonrió socarronamente para luego comenzar a alimentarse, succionando lo que restaba de la sangre agria del sujeto, pocos minutos después se obligo a despegarse del cadáver, lamio sus labios varias veces, la mujer aun observaba con más rabia así que sin pensarlo corto todo el espacio entre ellos para besarla rudamente, chocando sus labios varias veces, al comienzo la mujer se resistió pero como todo después devolvía el beso con el mismo ímpetu, sus lenguas se enroscaron en un forcejo indomable, mucho tiempo paso hasta que le dejo ahí suplicando por mas— si yo hubiese sido quien se alimento de ti te habría matado como lo quieres pero como no, buena suerte— alejo un poco el cadáver—¿Cómo te llamas?—

Con los ojos bien abiertos y su cara de incredulidad respondió—Victoria Shuterland—

― Bueno, espero que tengas habilidad para escapar— saco un encendedor de su bolsillo— viene, viene, viene— una vez la llama se alzo se inclino un poco sobre el cadáver para dejarlo caer, rápidamente el cuerpo se prendió en llamas y una ligera explosión acompañada del aroma azufroso—Corre Victoria— susurro dándole la espalda— ya vienen los humanos, espero hallas aprendido la lección cariño, quizás nos veamos luego— dicho eso salto al tejado más cercano para admirar el espectáculo que se ceñiría bajo sus pies, riendo placenteramente al momento que los vehículos oficiales llegaron la vampiresa ya se había arrastrado a un oscuro lugar en la cera pareciendo un indigente, ovillándose lo más que pudo contra contras la pared, aun chillaba cuando decido marcharse lo que sucediera con ella no importaba ahora, solo se había quedado de ser necesario y tener que matarla de verdad antes de que los sabuesos de Italia vinieran por todos ellos
-
-
-

― Lindo día
— murmuro— chica lista aun vives y quieres repetir la hazaña—

― Maldito
— gruño—No soy la niñita que crees—ataco arqueando la ceja y desafiándolo— no estoy sola— en su mente se formo la imagen de rubio y alto vampiro, a medida que se formaba la imagen la sonrisa en la cara de victoria se ampliaba—¿lo ves?, ese es mi compañero, nos encontramos poco después de que sane, digamos una década— Edward rio ante la imagen, aunque nunca le había conocido de primera mano sabia perfectamente quien era James Witherdale

Maravilloso mas diversión, sabes he estado muy aburrido estas décadas, algo de sana competencia con James me harán bien— en ese momento volteo para ver a sus hermanos quienes estaban en una cafetería con la humana

Excelente despertó la floja

― Ella es nuestra— gruño Victoria—volveré y esta vez ella morirá como debió hacerlo hoy— con su andar felino abandono el centro comercial, podía aun leer sus pensamientos , odio, respeto, sed, pero sobre todo sacrificio querían a la mujer por distintos razones él, porque ella era un imán y ella para complacer a James y primero muerto antes de que el pequeño rufián se la quedara.

Debía marcharse de ese sitio, la sangre de la bailarían aun le llamaba fuertemente, Emmett estaba atento a cualquier movimiento mientras que su compañera la tranquilizaba

¿Por qué había llegado a ese sitio? ¿Por qué no pudo huir a las montañas de nuevo? Fácil los efluvios, a medida que avanzaba y la dulce esencia de su presa se mezclaban con los del vampiro sintió deseos de arrancarle la cabeza, con cada paso que daba el aroma del vampiro le recordaban a alguien, nunca imagino que ese alguien fuera aquella vampiresa que creyó muerta por tantos años, de haber sabido que vivía le hubiese buscado.

― Cretiduard lárgate— ¿Por qué no le puedo mata? Haría un favor a la humanidad y a los vampiros, nadie tendría que soportarla nunca mas

Hermano ve a casa, ella está asustada— se bufo, claro que estaba asustada, desde donde estaba podía oler su miedo, su sangre todo, odiaba aparentar ser humano pero “hay que mantener las apariencias, parecer uno de ellos” rememoro las palabra de su padre una vez regreso al rebaño, se giro lentamente para marcharse, intentando ver los pensamientos de Bella, nuevamente nada, vacio, como si entre ellos se elevara una gran puerta de hierro

Algún día

No había dado más de diez cortos pasos cuando le llamo

― ¡Espera!— grito la mujer, se detuvo sin voltear a verla— Gracias, no sé que le sucede a Vicky ha estado actuando muy raro, yo… bueno, ¿quieres un café en recompensa?— pregunto

Si el café esta hecho de tu sangre vamos, trae un termo de inmediato

No— respondió con la mandíbula apretada—creo que a tus acompañantes no les hará gracia mi presencia, pero gracias—

La ponzoña en su garganta era suficiente para que de haber sido acido acabara con la primera cosa que se atravesara, trago fuertemente, cerró los ojos e inhalo nuevamente la maldita esencia.

El calor en sus manos le hizo abrir los ojos, las delicadas, calientes y pequeñas manos de la mujer lo tiraban

― Vamos, a Emmett le gustaras— dijo la joven y como si fuera su maldito esclavo se dejo llevar, mortificando con el suave caminar de la mujer, el contorneo de sus caderas, los ligeros pasos, solo le recordaban aquella noche en el bar

….Tango, sexo, sexo y amor, tanto tango, tanto dolor…

Remolcado hasta la mesa donde sus hermanos le estudiaban fue conducido

Les molesta que se quede con nosotros— la pregunta informal de Bella tomo a todos por sorpresa, su miedo aun era palpable, tras la negación de su familia prácticamente se obligo a sentarse en medio de Rose y Emmett—Nuevamente gracias, como te decía no se que le sucede desde hace días— desvió sus ojos chocolates a su hermano— se comporta rara—

Esta loca— respondió sin más, ganándose varias miradas duras de sus hermanos, la joven rio dulcemente asintiendo

― Ese es el problema de hacer amistad con gente en los aviones nunca sabes a que te enfrentas— se quedo en silencio por unos segundos— que torpe he sido, no me he presentado, soy Isabella Swan— quedo congelado

Swan, Swan ¿Dónde había oído ese apellido? ¿Por qué me suena tan familiar? Swan… Swan, como el jefe…

Es su hija— la voz metal de Emmett respondió a su propio divagar— la pequeña Belly Bell’s o Bella, ella es, es la hija de Chalie— aseguro su hermano

Genial me quiero comer a la hija del único humano que medio aprecio

Resoplo, que podía pasar ahora que la muchacha se convirtiera en un gran lobo que le arrancara la cabeza esa sería la cereza que necesitara el pastel

― ¡Hey!¡Hey!— la voz de Bella— ¿Estás bien?

― Si
— respondió incrédulo ¿Qué tan pequeño puede ser el mundo?¿qué tantas probabilidades hay que él sea el asesino de hija de Charlie?

― Ellos son Emmett y Rosalíe, son unos amigos—podía oírla hablando y riendo tontamente con Emmett, mientras en su cabeza daba vuelta a lo sucedido

Mi vida gira en contradicción, jamás conquiste mi corazón. Mas donde estaba cuando pasó lo que pasó? Hablándome al espejo solo…

― Soy tu hermano pequeña, no lo olvides— su hermano pasaba el brazo sobre los escuálidos hombros de Isabela

― Pues, mira hasta donde se papá no volvió a casarse y mamá, ella parece mi hermana así que dudo que lo seas— contradecía la joven

― Nada de eso pequeña tu eres mi hermanita, créeme, eres la hija perdida ya verás— ella rio negando y mostrándole la lengua

― ¿ Cómo te llamas?— sus puños se tensaron bajo la mesa, cada segundo que pasaba solo deseaba saltar sobre ella y asesinarla, consumar lo que su instinto le pedía, mordió el interior de sus mejillas, rasgándoselas ligeramente empapándose de su propia sangre— sabemos que no eres mudo ¿dinos cómo te llamas?— pidió ella entrecerrando los ojos permitiendo a sus espesas pestañas sombrear un poco de sus mejillas

Dile a ellos que te digan— les miro a todos

― Ese imbécil— respondió Rosalíe, palmeando su hombro continuo su intervención — es parte de la familia, es el niño rezagado Edward Cullen, mantente lejos de él, créeme, mantente muy, muy lejos de él— la risa que dejo salir, solo dejo ver su incredulidad— Niña, porque de vez en cuando encuentre su cerebro y actué como debe no significa que no sea peligroso, lo que quiere lo tiene, no importa el precio, aunque parezca un gatito no te dejes engañar es un asesino despiadado—

Vengo de un barrio tan mezquino y criminal quizás te queme, queme, quizás. Vengo de un barrio siempre a punto de estallar quizás te queme, queme, quizás

― Rose— advirtió Emmett elocuentemente

Es cierto, que sea de la familia no implica que me agrade y alabe sus estupideces por él, Esme ha sufrido, por él, Cha….— se quedo en completo silencio

No me parece un asesino— repuso Bella rompiendo con el molesto silencio y las miradas fulminantes

― Créeme Bella, el no es una oveja es un león—

― Enserio, si mas parece un angelito, míralo todo calladito, me mantengo no parece tan fiero como dices—


Que tuerca tenia zafada, porque hacía caso omiso a todas las advertencias de Rosalíe y aunque quería venganza por su intervención sabia que lo hacía para protegerla de sus garras y colmillos

Hazle caso, créele aunque la veas rubia y todo sabe lo que dice, ella aun conserva una que otra neurona; si de nada sirve vivir busca algo para morir— cito una frase de Fito Páez— mantente lejos de mi si aun deseas vivir— con eso se levanto de la silla y camino más rápido fuera de aquel embriagante lugar, su autocontrol ya no estaba cerca, su cuerpo exigía sangre, dulce, caliente.

Una vez fuera de la vista de los humanos corrió rápido, urgido por su propia necesidad, maldiciendo una vez más su suerte, antes por lo menos hubiese visto su cadáver como un NN ahora este tenía una identificación plena Isabella Swan, hija de Charlie Swan, Estadounidense. Poseedora de la sangre más tentadora que hubiese podido encontrar

Quizás tras su muerte haría llegar un recado a sus padres diciendo:

“ Peligro, era la marquilla que tenia prendada a su vida, dulce como un chocolate y ardiente como la mejor cocaína, no oyó los consejos y aunque a los leones no les guste el dulce, esta fue la excepción, disfrute cada segundo dejando que su patética humanidad huyera, mis más sentido pésame”

Rio sórdido ante sus pensamientos, dejaba el pueblo cuando encontró a su víctima sin esperar más salto a ella, clavando sus dientes sobre su cuello, desgarrándolo salvajemente en el proceso, derramando más sangre de la necesaria, succiono todo lo que pudo, mientras sus manos se aferraban al cuerpo, luego de acaba la sangre clavo una y otra vez sus dientes en el cuerpo, marcándola hasta el cansancio, por todo el cuerpo dejo rastros sobre su bestialidad, con sus manos tomo el cadáver par a luego propinarle el golpe certero quebrar su columna e incendiar, dejando que ardiera prosiguió su camino necesitando más sangre, necesitando un escape para no acabar con Isabella Swan

Busco mi piedra filosofal en los siete locos, en el mar, en el cadáver exquisito al no tener piedad, en la quinta esencia de la música.

Aun con los ojos abiertos la veía brillando, elegante, grácil, delicada, dulce, tentadora, sonriéndole cálidamente e invitándole a probar un poco de su sangre, incitándole a beber lo que pudiera

¿Pueden los vampiros padecer de locura? Se pregunto mientras las imágenes seguían bombardeándole una y otra vez, para empeorar la situación podía oír perfectamente su risa y sus voz, con cada imagen venia la última frase que dijo: “No me parece un asesino…. Enserio, si mas parece un angelito, míralo todo calladito, me mantengo no parece tan fiero como dices”

Si soy un ángel, el maldito ángel de la muerte, él, que arrancara tu vida y robara tu alma, se bañara en tu sangre y disfrutara el momento porque eres lo más bajo de la cadena alimenticia, él, que bailara tango mientras te retuerces en mis brazos y lloraras pidiendo que cese, pero entonces alargare tu partida un poco mas, torturándote recordante una y otra vez tus míseras palabras y lo necia que fuiste, no mereces vivir cuando te estas convirtiendo en mi obsesión – respondió una vez a sus malditas alucinaciones sabiendo que era esta no una amenaza si no una promesa.

El frio aire de los andes golpeteaba contra su cuerpo, recorrió la pequeña montaña en busca de más sangre, busco una presa grande que le diera lucha, que le sacara de su miseria, atacando una y otra vez a los animales, jugando con ellos, alargando sus muertes, uno tras otro la sangre de ellos no parecía surtir efecto, lo único que le acompañaba era los cadáveres de los animales ya muertos y el continuo resonar del aire, se sentó sobre los cuerpo, cerró los ojos y alzo su cara hacia al cielo.

― Quiero paz— susurro

― Y nosotros que dejes de actuar como un demente— la voz de Alice lo sobresalto— vas a causar desequilibrio— dijo señalando los cuerpos sin vida. Para que gastar su tiempo con su hermana pidiéndole que se largara cuando ella haría lo contrario— Vamos a casa, tenemos que cuidarla ellos cumplirán su amenaza—

― Que lo hagan—
respondió cansado— que alguien de una buena vez se la lleve así podre regresar a mi oscura y tranquila vida

― Edward— gruño Alice— ella es...— para rematar su día las imágenes que antes le había mostrado Alice en la mañana ahora tenía rostro su rostro, el rostro de su locura

― La matare— sentencio, ante el desfiles que su hermana le mostraba

Lo prometiste, lo prometiste, así que asegúrate de mantenerte firme deja de lloriquear y vamos a casa—
Cursiva
Dentro mío, en el amor y el odio tener que pensar (que pensar) preferiría tu sonrisa, toda la verdad, avanzo un paso, retrocedo, y vuelvo a preguntar, que no cambie para no cambiar jamás.

Se mantuvo en su lugar digiriendo la información que Alice le había proporcionado, solo podía hacer una cosa para no decepcionarlos

― Me quedo aquí, no regresare así que márchate—

Vendrás a casa— anuncio Alice— la cuidaremos por ti, tomate tu tiempo y no te niegues al destino, este ya ha hablado—

― Y una mierda, cada uno es dueño de su destino y “esa” no será parte del mío, sabes odio a los humanos más que a los vampiros—

Niega, niega, tapa el sol con un dedo

Demostraría a su hermana que estaba completamente equivocada, que por primera vez sus visiones fallarían, el no podía llegar a amar a alguien tan débil, él no había amado, ni amaría a nadie, su eternidad estaba marcada para la soledad, ella sería la única que le acompañara, el no conocía el amor solo el odio y quizás el aprecio, pero no el amor, no el amor por un humano.

Todo es imperfecto amor y odio.

12 comentarios:

  1. mil felicitaciones ada te quedo muy bueno el capitulo...!!!!!!!!!!!!1 me dejas loca con este edwar que es un angelito del mal jerjejje..!!!! al paracer bella lo va a tener que encaminar por q esta muy rebelde jejeje...!!!! ahora vasmos a ver que va hacer ahora q victoria y james la persigue...!!!

    ResponderEliminar
  2. y soy la primera por fin...!!!!!!!!!!!!!1
    siiiiiiiiiiiii....!!!!!!!!!!!!1

    ResponderEliminar
  3. Me vuelves loca con esta historia mi reina, sabes darle ese puntito de intriga y desesperación que tanto nos gusta.
    Felicidades por tan especial capitulo.
    Me encanto.

    Miles de besos...


    Bonnie

    ResponderEliminar
  4. No parece ser tan malo??? me encanto esa parte jajaja porque este Edward si que es malo y sádico jajaja
    Me encanta la historia y te felicito por lo genial que te quedo el capitulo.
    Nos leemos pronto.
    http://miangelpersonal.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  5. me encanto el capitulo, la historia es fabulosa, ya quiero que pase la semana para leer el siguiente capitulo.
    Angie

    ResponderEliminar
  6. Mi adi adi, esta historia tiene su laod oscuro y gotico jajaja me encanta que sea así.

    entre más se resista y niegue todo, eddy estara más perdido jaja y me encanta, esto es todo muy crudo jojojo veremos que pasa con esta debíl humana en medio de semejante rollo

    ResponderEliminar
  7. Tienes regalos en mi blog,hojala te gusta-besos y feliz finde......

    Angy((Out of the Blue))

    http://checktheseblueskiesout.blogspot.com/2010/10/regalos-for-weekend.html

    ResponderEliminar
  8. que bueno, ¿así que Edward estuvo matando en mi ciudad y yo sin enterarme? me ha hecho gracia, estoy deseando que se de cuenta de no puede "vivir" sin ella.

    ResponderEliminar
  9. Ada mi niña, yo soy de las que se fue de fiesta... y estaba loca por leerte!! Edward pequeña, ñammmm. Me encanta el capi y el video de Fito si si si!!!
    Te quiero nena
    Un beso salvaje
    T.

    ResponderEliminar
  10. hola ada,primero felicitaciones x el blog.y como siempre adoro cada capitulo d esta historia.m encanto la escena del cafe,ja q malo ese pensamiento d edward del termo ja.vanesa benitez

    ResponderEliminar
  11. définitivo me encanta sta historia..jujuju este edward´no tien tabu para decir las cosas..

    ResponderEliminar
  12. estubo muy bueno!!!
    jejejej todo lo de victoria, kien se lo ubiera creido?
    todo lo ke pasaron!
    y OMG! su primer encuentro con bella, y emmet y rosalie!
    wow, y kien la busca con exactitud? o ya lo dijiste y no le entendi?
    waaaaaaaaaaaa, bueno, mejor le sigo, bye tk

    ResponderEliminar