“No Necesito un Cielo si tú no puedes ir a él ",
Bella Swan, Luna Nueva

"Un día escribiré tanto como Estrellas hay en el Cielo" Tiwii Cullen





Debemos aclarar que todas las historias que están en este blog nos pertenecen y son de nuestra autoría pero los personajes de la Saga Crepúsculo y algunas otras cosas más que aparecerán en los Fics que publicaremos aquí son propiedad de Stephanie Meyer, también existen personajes que son sacados nuestra imaginación.



sábado, 4 de septiembre de 2010

LIMITES PELIGROSOS 15 ANDANDO


CAPITULO 15

Hola para todas, mis nias perdon por subir tan tarde dos la inspiración jugo conmigo y pues los examens aun no terminan, espero qeu les guste el capitulo
Tal vez estaba actuando de la manera incorrecta, solo tal vez actuaba como una niña mal criada y caprichosa pero no lo podía evitar, cada vez que meditaba acerca del asunto me largaba a llorar, el cambio que mi vida sufría era inminente y drástico y se perfectamente que he debido actuar como una persona sensata, madura y acorde a mi edad pero quien dijo que yo actuaba alguna vez como corresponde

- Seguro que una adolescente actúa con cabeza fría - susurre observando lo que acontecía fuera del edificio, para mucha gente las cosas pueden ser iguales y ser monótonas, pero ahora frente a la ventana detallaba como todo se movía, como los coches recorrían la calle y adornaban lo que en la noche seria una calle fría y tenebrosa rodeada de altos edificios que solo haría más tétrica la escena y ver el movimiento relajante de las nubes, y el paso del tiempo, la vida tiene pequeños detalles que son los que dan la emoción, pequeños detalles que ignoramos pero sin todo seria distinto - Tengo que asumir las consecuencias de mis actos- repetí el mantra que regia mi vida desde aquella tarde, hacia dos semana que se había corroborado las sospechas de Alice y ¡Dios odio a Alice! ¡maldita sea por abrir su boca!, ella nunca ha fallado y eso no significa que me arrepienta de algo, no, no me arrepiento y si el tiempo se pudiera retroceder actuaria de la misma manera solo que esta vez me cuidaría y dejaría de ser quisquillosa, bueno quizás

¡Emmett!- pensé, mi Emmett estaba más pendiente de mi, consintiéndome demasiado, mal acostumbrándome, desde que Kristhal confirmara el embarazo había cambiado, y, si antes era un oso protector ahora era un oso sobreprotector, llamaba constantemente para saber cómo iban las cosas, todos los días me busca para ir a almorzar juntos, complaciendo cada antojo que tenga y sobre todo es quien me trae y lleva y todo porque:

- Una mujer en embarazo se debe proteger, Rose, entiéndelo, ahora no solo te debes preocupar por ti, también por nuestro hijo ¿y si ocurre un accidente?¿y si un imprudente te choca?¡No! ni de riesgo manejaras tu bello convertible desde ahora yo soy tu chofer- había aseverado y por más que pelee no logre hacerlo declinar ante aquella “orden”

Deje que un harapiento suspiro acompañara mis pensamientos, Y por más que ante él quisiera ser una persona madura no lo conseguía, casi todo los días le gritaba y maldecía, le culpaba por mi estado - si aunque no existiera culpa-y lloraba como una bebe.

El continuo ruido del teléfono corto mis pensamientos, camine pesadamente hasta e l escritorio

- ¿Bueno?

- Rose, cielo vamos a cine esta noche- decía Alice al otro lado de la línea, no pude evitar resoplar

- No puedo- conteste secamente- tengo mucho trabajo

- ¡Rosa!- se quejo- vamos todos, tu….

- No, no voy a ir, adiós- colgué el teléfono, llevaba días evitando a mis amigas y compañeras y si pudiera también evitaría a Emmett a quien solo lastimaba.

- La paciencia se puede agotar- murmuro Alice desde la puerta

- ¿Qué haces aquí?- pregunte incrédula

- Tonta Rose, sabía que te negarías, te llame desde el lobby, pero, bueno recoge todo que vamos a cine

- No, no vamos, Uds. van yo me quedo

- Rose, no ha s oído que no se puede llorar sobre la leche derramada- si, ciertamente no debe llorar sobre la leche derramada esto no tenia vuelta atrás, no, sin ir en contra de mis principios- Rosita ¿no lo quieres? ¿tienes miedo? ¿qué es? Dime, sabes que no soportamos verte así, Dios todas extrañamos tu raro humor, tu genio, tus gritos y cantaletas, yo extraño a mi amiga , aquella a la que no le da miedo nada y afronta las cosas como vienen así no sea lo que esperaba, deberías estar agradecida por el regalo que el de arriba te está dando, muchas no pueden ser madres. ¿Y Emmett? Rose, si sigues comportándote así lo alejaras definitivamente, él te ama pero todos tenemos un límite.

Gimotee, llevaba más de dos semanas con esa actitud, aun no lo aceptaba , dos semanas en la cual no solo hacia desdichado a Emmett y su hermoso corazón aunque no lo dijese le estaba hiriendo en lo más hondo y también arrastraba a mi familia- mis amigas-

Una vez habíamos llegado a la casa Alice brinco a nosotros, mientras parloteaba alegremente yo lloraba, lo siguiente que supe fue que me abrazaba y gritaba alegremente

- Felicidades, felicidades- al no obtener respuesta soltó su agarre par tomar mi cara entre sus manos - Rose, por favor- susurro-son casi tres meses deberías estar brincando en un pie

- ¡No! No cuando un hijo no estaba en mis planes de vida, no cuando no hay …- corte mis palabras, respire hondo y continúe- ¿crees que un par de locos e irresponsables pueden ser buenos padres? Díganme ¿Qué le puedo brindar?

- Una hermosa familia, eso, te parece poco

- Oh si hermosa familia, padres solteros, que quizás no sobrevivirán a un año de relación por lo que crecerá solo, una hermosa familia disfuncional en la cual carecerá de una figura y ¡oh! Hermosa vida vera como sus padres intenta una y otra vez armar una nueva vida preguntándose si él fue el causante de que ellos no estén juntos y si todo sale bien pues quizás no estaremos enfrentados en una maldita guerra donde esto- había palmeado mi vientre- será el blanco de todos los ataques.

Y viendo retrospectivamente había sido tan dura y cruel con lo dicho, pero aun así hay estaba el demostrando su amor, cuidando de nosotros, aguantando cada palabra envenenada que le lanzaba

- He sido tan mala- susurre, después de mi pequeño recuerdo de aquella noche - yo… lo siento, Ali

- No, a mi no me digas eso, a Emmett, díselo a él- asentí afirmativamente- bueno toma tus cosas y vamos

- Llamare a Emm, para que no pase por mi

- Ya, él lo sabe… hm, creo que le dije literalmente: “Tomate vacaciones esclavo”- no pude reír y poner los ojos en blanco ante sus ocurrencias

En el cine nos esperaban las siamesas, era muy raro ver a Vera sin Bella y viceversa, desde que se conocieron en la universidad no se separaban ni aun cuando estaban peleadas.

Después de dos horas de Avatar ver los grandes efectos que empelaron para crear la luna de Pandora , deleitarme con Jake, los animales y los nativos Na’vi defenderse de los humanos, proteger su hogar con uñas y dientes luchar contra la amenaza e invasión por el mineral que se halla bajo su hogar, las lagrimas inundaron mis ojos, cuando el padre de Neytiri muere y el dolor la desgarra, eso sin olvidar cuando Jake muere defendiendo a los Na´vi y a su amada Neytiri.

Necesite de varios minutos para poder controlar las lágrimas

- Malditas hormonas de embarazada- musite, creyendo que ninguna me prestaba atención

- Milagro- grito Bella- admite y por fin acepta su embarazo

- Vamos a casa necesito descansar y comer algo- dije ignorando sus palabras

- Dios danos paciencia- gesticularon las tres al unisonó

El resto de la noche transcurrió como siempre, bueno no como siempre, extrañe ver a Emmett , extrañe sus fuertes brazos, su cálido cuerpo, sus besos sobre mi cabello, los susurros y palabras de amor.

Suspire pesadamente

- Dejare de ser tan fría- por primera vez deje que mis manos recorrieran suavemente mi vientre que aun no se veía abultado, parecía mentiras, me quede dormida acariciando mi estomago.

A la mañana siguiente, después de arreglarme, desayunar y recoger todas mis pertenecías camine a la puerta a espera a que mi “chofer”, los minutos pasaban y él no llegaba, el reloj marcaba mas de las 9 y necesitaba estar en la oficina en menos de media hora

- ¿Donde estas? - susurre

- De seguro en vacaciones- susurro Alice- ya te dije la paciencia tiene límite, el necesita relajarse antes de que se enferme y deje huérfano al bebe

- Bien, eso significa que poder conducir a mi precioso

- Ni lo sueñes corazón, yo quede a cargo de ti, así que iremos en mi auto- No me moleste en refunfuñar, en maldecir o algo similar, total ya debía estar agotando la paciencia de todos los que me rodeaban, me subí al auto e inmediatamente se puso en marcha- ¿Estas enferma?

- No, solo que me di cuenta que he estado actuando… digamos nada sensato

- Amen, Dios llorare- dijo en tono de burla mi amiga

- ¿Crees que seré buena madre?- pregunte algo preocupada

- Claro que si tontis, será una excelente madre

Sonreí ante la seguridad que Alice transmitía, inconscientemente pase nuevamente las manas sobre mi abdomen

- Creo que tendré que cambiar mi guardarropa, crear un fideicomiso y comenzar a pensar en que cosas necesitara el bebe, ¿cierto?- mi amiga paro abruptamente el auto en medio de la calle, gandonos que los coches que venían atrás comenzara a pitar

- ¿Dónde está Rosalíe- la-fría- Hale?¿mi amiga la que no aceptaba nada donde se quedo?

- Pues creo que en Pandora con el sexy marine respondí juguetonamente- además no es que me agrade mucho la idea, solo... es algo que no se puede negar ni ocultar, pronto crecerá sabes- dije sin pensar

- ¿No lo quieres?

- No lo sé, sinceramente no se que sentir- reanudó la marcha

- Espero que pronto lo descubras

- Yo también, hm, Alice…

- Dime ¿quieres algo?¿te siente mal?

- No, tranquila duende, solo quería preguntarte algo, sabes que estaba ida el día que Kristhal nos atendió y pues… tu sabes para cuando fijo la cita para control

- Aja, para el fin de semana siguiente, será la primera ecografía y por lo que se, hará la primera ecografía

- Gracias

El resto de camino fue en completo silencio, durante el día me dedique a diseñar una campaña de expectativa para el aniversario y remodelación de unos de los restaurantes más concurridos de la cuidad, cuando menos lo espere ya era hora de regresar a casa y ni Alice, ni Emmett aparecieron por mí, haciéndome tomar un taxi.

Los siguientes días fueron similares, extrañaba a Emmett pero no me atrevía a buscarlo, añorando poder recostarme con él que su calor me embriagara, que su voz me embrujara y lo mas importante los dos desnudos en una cama amándonos, mi cuerpo pedía a gritos desde hacia varios días el contacto libidinoso de su cuerpo, exigiendo el roce de su cuerpo contra mí, el juguetear de sus dedos por mis zonas altamente sensibles, chillando por probar sus labios.

Alice cumplía a cabalidad con su tarea de chofer me traía y llevaba cuando estaba disponible, ocasionalmente cuando ella no podía hacia uso del sistema de transporte público de la cuidad

- Ojala no te encuentres con los estirados amigos de tus padres- decía Jasper desde el sofá - sabes que se morirían de la vergüenza si saben que su hija está usando los buses y taxis diseñados para los plebeyos de esta cuidad

- Ya estoy muerta para ellos – dije fríamente- no lo olvides, sucedió ya hace varios meses atrás cuando enviamos a prisión al lame bolas que tenia por novio- termine saliendo de la casa y cerrando la puerta tras de mi

Faltaban tan solo dos días para la cita con mi médico, mis hormonas andaban en picos que a veces me asustaban podía pasar de la euforia total a llorar sin pensarlo y bueno mis deseos de poder amar a Emmett cada día aumentaban; moría de nervios por lo que se venía y no quería ir sola.

Me le pase de reunión en reunión y cuando no estaba en una, estaba encerrada en mi oficina planteando nuevas campañas o dan el visto bueno a otras, aparte de mis amigos cercanos nadie sabía acerca del embarazo.

La hora indicada para mi primer control estaba a punto de quedar en rojo

- Necesito una opinión - susurre la noche anterior, las tres me observaban expectantes- ¿debo llamar a Emmett y pedirle que me acompañe?

- No se estaba demorando
- respondió una aburrida Vera- ojala él hubiese sido inteligente y se haya marchado a Canadá

- Déjala Vera- aconsejo sabiamente Bella

Ignorando por completo a mis queridas y adoradas amigas, me dirigí a mi habitación, mis manos sudaban cuando tome el móvil

- Al mal paso hay que darle prisa- susurre a nadie, disque el numero de Emmett y cruce los dedos para que no desviara mi llamada o no la cortara, al oír el primer pit acelero mi corazón, al tercero contesto, contestar y hablar son cosas distintas no, así que la que debía decir algo era yo- Hola- mi voz salió en un leve susurro

- Hola, ¿Cómo estás?-

- Bien, yo solo quería… preguntarte algo

- Claro dime- se oía tan distante, como dijo Alice yo misma lo aleje de mi

- ¿Irías mañana conmigo al control? - Pues, Hm...- guardo silencio por varios minutos- ¿a qué hora es?

- A las once

- Quizás, nos vemos allí, eh, ahora te dejo tengo cosas por hacer-

- Bien , que pases buena noche- colgué con ganas de llorar- contrólate Rosalíe , tú misma te has buscado esa actitud- dije en voz alta

Par calmar la locura hormonal que me llenaba decidí tomarme una buena ducha, mientras me bañaba detalle por primera vez mi cuerpo los senos un poco más grandes y duros, el color de los pezones un tanto más oscuros, y si mi estomago estaba un poco más abultado, quizás negar las cosas era lo que hacía que no se notara

- En verdad, estas ahí- pregunte mientras mis dedos jugaban en el- Veremos que sucede mañana, solo espero que tu papi este con nosotros mañana.

Luego de ponerme la pijama fui a la cama, el día que venía seria largo, por eso no iba a ir a la oficina.

- Ángela puedes posponer todas mis citas, y coordinar a los diseñadora… por favor envía a mi casa las hojas de vidas de los aspirantes de publicitas, gracias nos vemos el lunes , te encargo m i oficina


Para matar tiempo decidí jugar con el mando de la televisión, el zapping que hacía por los canales se detuvo cuando llegue a un canal donde hablaban y daban tips para decorar el cuarto de un bebe

- Es importante que todos los materiales sean hipoalergenicos, así evitaremos que nuestros de hijos se enfermen, los colores como ven son tonos pasteles y podemos agregar imágenes de animales, autos, princesas, como deseen, estos pueden ser pintados o hechos como estas imágenes country- mientras las presentadoras hablan y reían, mis ojos se clavaron por completo en las imágenes que mostraban.

- Rose- llama Alice- Rose, vamos tarde son más de las 10:30-

Salimos hasta el auto para encaminarnos a la clínica en el centro de la cuidad, el camino estuvo acompañado de la voz y los acordes de Guns&Rose, November rain, Welcome to the Jungle, sonreí el rock puede curar la depresión de cualquier alma, tal era mi concentración en la música que no note la hora en la que llegamos a la clínica

- Abajo dormilona, hemos llegado, mueve tu culo o Kristhal no te atenderá- gruñía Alice

- Gracias Duende- dije bajándome del auto

- ¿Te acompaño?-

- No, tranquila y no hay necesidad que me esperes iré a hacer unas diligencias cerca

- Vale, nos vemos en casa- asentí, para encaminarme al consultorio de mi médico.

Una vez estuve en el piso indicado me encaminé a la sala de espera

- Señorita Hale- llamo la enfermera- sigame la Dra. la espera con ansias- le brinde una tenue sonrisa a la joven de cabello rojizo, seguí a la joven quien me condujo a otro consultorio

- Este no es el…

- Aja, aquí está el ultrasonido, hoy le harán la primera ecografía, adelante- indico- póngase cómoda- me dejo sola por varios minutos, Kristhal no tardo en llegar con una gran sonrisa y sus ojos claros brillando

- Rosalíe ¿Cómo hasta estado?

- Bien-

- Me alegro, te puedes acostar en la camilla- hice lo que me pidió par amas tarde levantar la camisa y baja un poco la pretina de mi falda de verano- bien esto se sentirá frio, estas lista- asentí, tomo una botella de gel y la puso sobre el pequeño aparato blanco- aquí vamos- mi corazón brincaba ante la expectativa, “Como me hubiese gustado que estuvieras aquí” pensé cuando cerré los ojos y una pequeña lagrima se escapara- Rosita, si quieres te doy tiempo

- No, dale, no es nada- asegure limpiando la lagrima con el dorso de mi mano, el frio que sentí cuando poso el pequeño artilugio en mi estomago, los movimientos eran lentos

- Mira – dijo, pose mis ojos en el televisor que estaba a un lado, en la pantalla solo se veía una tenue mancha negra, iba a preguntar cuando alguien mas hablo

- ¿Qué es?- inquirió Emmett su voz estaba completamente ronca, mi cabeza se había movido y mis ojos se quedaron estáticos observándolo- Hola- susurro acercándose

- Hola- respondí, tomo una de mis manos entre las suyas, mi cuerpo inmediatamente se calentó

- Pues eso queridos es el corazón de su hijo o hija- respondió Kristhal, los dos veíamos atentos la pantalla, cada vez que ella movía el aparato Emmett preguntaba que era, y ella gentilmente respondía- ¡No!- exclamo Kristhal

- ¿Qué?- pregunté alarmada- ¿Qué pasa? ¿está mal?- Emmett pasaba una de sus manos por mi cabello, para calmarme y la otra la sujetaba fieramente

- No es anda malo, solo que … si vez esta nueva manchita- asentimos- pues bien, déjenme volver a felicitarlos

- ¿Por…?

- Tendrán dos bebes… aun no podemos ver el sexo pero son dos lo aseguro
- mis ojos se abrieron de par en para detallar volvía a mover por mi vientre el aparatero ese, mi corazón latía fuertemente, mis ojos se llenaban de lagrimas

- Estas bien- inquirió Emmett muy cerca de mi oído

- Si- susurré , si estaba bien, muy bien, no podía imaginar que la vida me premiara con dos preciosas almas a las que debía cuidar, y yo renegando- solo que no lo puedo creer- admití, sus ojos se veían vidriosos- ¿Qué piensas?- cuestione

- Dios tendré que trabajar el triple para que no les falta nada en la vida ¿y tú?
- Que Dios me debe querer demasiado y me premia, y que no puedo creer que dos pequeños se estén formando dentro de mi

- Me alegra que estés cambiando la manera de ver las coas Rosalíe, chicos ahora les daré unas fotografías, las primeras de sus hijos, el mes e que viene podemos programar un geografía en 3D para ver si podemos ver el sexo o se esperan hasta los seis meses

- No- dijimos al unisonó, los tres reímos-

- Dios seré padre, no de uno de dos pequeños, tendré que adquirir un almacén para bebes así no gasto mucho en ropa - dijo alegremente-

La vida me ofrece un mundo lleno de alegrías y bendiciones y no iba a desperdiciarlas, le demostraría a Emmett y a mis amigas que yo Rosalíe Hale no temo a lo que la vida me trae, comenzaría desde ese mismo instante

4 comentarios:

  1. La primer , jajajajajaja,ay lo siento pero me encanto ser la primera.
    Ada como siempre genial el capi, día a día te superas mi niña.
    Dentro de poco colgare algo mu especial para vosotras dos, espero que os guste.
    Un besazo...

    Bonnie.

    ResponderEliminar
  2. la mierda santa se me borro el coment y me habia inspirado ahhh ya me do pereza jajaj es que era muy largo pero me gustop mucho el capi mi adis sigue asi

    ResponderEliminar
  3. Buenoooooooooo... Te quedo super el capi de verdad que si, me encanta esta nueva actitud en Rose, de verdad que tu esfuerzo es palpable, y dices que te falto inspiracion?? ya te quiero ver cuando sobre abunde... Besos y espero leerte pronto!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Ada nena,amé el capi! Inspiradísima y realista, oh sí!! Me encanta la nueva perspectiva con la que me has sorprendido y emocionado hasta el delirio (eso le he dicho a mi chico cuando me ha preguntado que por qué aplaudía...pues eso, que estaba delirando) Y Alice y Emmett, Bella y Vera son geniales! Amoto a tu Rose y te amo a ti.
    Mil besos pequeña
    T.

    ResponderEliminar