“No Necesito un Cielo si tú no puedes ir a él ",
Bella Swan, Luna Nueva

"Un día escribiré tanto como Estrellas hay en el Cielo" Tiwii Cullen





Debemos aclarar que todas las historias que están en este blog nos pertenecen y son de nuestra autoría pero los personajes de la Saga Crepúsculo y algunas otras cosas más que aparecerán en los Fics que publicaremos aquí son propiedad de Stephanie Meyer, también existen personajes que son sacados nuestra imaginación.



jueves, 17 de marzo de 2011

Tango con un Vampiro. Capitulo 21


Capitulo 21


Hola gente bella... Otra semana que pasa, ¿verdad que el tiempo va muy rapido? que puedo decir a pesar de que esta sermana ha estado condenadamente pesada, me he divertido molestando a mi jefe.... que puedo decir he aquí el capitulito que correspondia a la semana pasada.... en realidad siento haberles hecho esperar pero mi animo estuvo fatal... esta semana por el contrario Wow, he tenido mucha inspiración e ideas de varias amigas Leymi, Johanna, y mi conciencia Suhey- Pepito Grillo... gracias por sus aportes....
Bueno he de decir que tango pronto, no se cuando terminara... pero no os preocpeis quye ya tengo una loca idea en mente por sugerenciad e mi Jo, les dejo aqui la presentacion de Portada y Suma
ry

Sumary
Sus vidas eran las de dos pequeñas orugas, tomando un poco de lo que la vida les daba para crecer, urgidos por el cambio y sin notarlo llega el momento en que se convierten en dos pequeñas
y muy resguardas crisálidas, buscando el momento adecuado para romper temores, barreras, pasados, y concéntrense en el presente, crecer, cambiar, sufrir una verdadera metamorfosis… pero estarían dispuestos dos seres a aceptar los grandes cambios que se avecinaban.




Su maldito cerebro le traiciono, su maldita mente desconecto la parte racional del habla, parpadeo varias veces para meditar el peso de las palabras dichas por él, un vampiro rudo pero sexy, ¡y si! dulce, le había propuesto ser su novia y ella lo mando directo al caño

Bueno era algo antinatural él un vampiro, ella mortal, una simple humana apasionada por el tango.

Dio un respingo, salió de la cama y aunque el mundo se movió a sus pies se obligo a avanzar hasta el cuarto de baño, un poco de agua podía despejar su turbada mente, en un parpadeo se saco la abultada vestimenta, sin dudarlo dos veces se metió bajo el roció de la ducha, en principio pensó en tomarla caliente pero era mejor un rápido baño helado.

Mientras se cambia rememoro la forma en que él le trato, como si fuera la única mujer en el mundo, con la suavidad que nunca antes había usado, sofoco el sollozo que amenazaba con brotar. ¡Estúpida!

Vaya que tonta he sido, él me salva y yo le doy una patada— dijo en voz alta esperando que su subconsciente le contradijera, aquello no sucedió porque de seguro esa parte deseaba estar con Edward Cullen y no en ese baño sola. Volvió a meterse en la cama

Y como cualquier mujer luego de tomar una decisión dejo que su mente comenzará a preguntarse ¿Qué pasaría de haberle dicho que si? ¿debía reconsiderar la propuesta?¿debería decirle que si?¿cómo serian las cosas entre ellos?¿podrían pensar en casarse?¿podrían pensar en hijos?

¡Wow!, ¡wow!, para tu coche Isabela, primero te niegas y ahora quieres hijos ¿pueden los vampiros tener hijos?

Inevitablemente y por más que deseara olvidarse de aquello, su mente se negaba, le torturaba una y otra vez mostrándole imágenes de ellos, él tocándole como una diosa, como si fuera la más valiosa gema, él besándola apasionadamente devorando su boca, desnudándola y haciéndole el amor, haciéndole retorcer de emoción y éxtasis, ella gimiendo y sudando… el complementando su vida, sintiéndose por primera vez completa y en el lugar indicado, en su verdadero lugar en el mundo. Reprimo las ganas de gritar

Sus pensamientos fueron interrumpidos cuando un ligero peso recayó en sus piernas, sus ojos dieron con una bandeja copada de algunos alimentos, frutas en su gran mayoría frutos rojos, una taza de humeante café y unas galletitas de sal, su boca se hizo agua con solo ver aquellos alimentos

― Come, lo necesitas— ordeno Jake

Hizo caso y comió como si nunca en su vida lo hubiese hecho saboreando el sabor dulce y un poco amargo de las moras, el delicado dulzor de las fresas diluyéndose en su boca, extasiada con el imperdible sabor del café y las galletas de sal, para ser una dama termino todo en un santiamén.

― Estaba delicioso ¿puedo repetir?— pregunto ansiosa

No el doctor colmillos dice que debemos ver cómo te cae esta comida, si tu estomago la recibe bien te traeré mas— respondió su amigo paternalmente. Retiro la bandeja para dejarle sobre la mesita de noche junto a la cama donde ella descansaba.

Luego del largo e incomodo silencio, Jake se sentó junto a ella, sus manos palmeaban la parte baja de la pantorrilla, en su rostro ella vio mil cuestionamientos, un poco de desconcierto, pero sobre todo repulsión, su ceño estaba fruncido, su nariz un poco arrugada y boca torcida

― ¿Cómo lo aguantas? Huele inmundo, tengo ganas de vomitar— soltó de repente. Disimuladamente Bella bajo el rostro para olerse, quizá no se había bañando tan bien como creyó. Oyó la risa reverbera de Jake, sus ojos se encontraron, en aquellos profundos pozos negros Bella vio la chispa característica de Jake, de su Jake, su amigo, su confidente, su incondicional— no tu, tontita. Tus amigos los chupasangre— a Bella no le gusto mucho aquel tono despectivo usado por su amigo, aquel tono le hería, la hería porque sabía que amaba loca e irrevocablemente a Edward, sin importar si es vampiro, perro, gato, león… sin tener pleno conocimiento hizo ruidos de desaprobación, haciendo que Jacob Black borrará la sonrisa de su rostro—¡por Dios! Isabella son vampiros, vampiros ¿entiendes? Te mataran en cualquier momento—

Reunió toda la calma y la fuerza para no chillar caprichosamente o tirarse sobre su amigo y golpearlo— ellos no me harían daño—

Claro que lo harán tarde o temprano, ¡Por Dios! mujer eres tan ciega que no lo ves… ellos son asesinos por naturaleza, viven de asesinar Humanos— resalto la palabra humano con mucho énfasis, a Bella le pareció que le falto decir: en negrilla, sostenida y en mayúscula roja— ¿qué diría Charlie?, es como si salieras con asesinos seriales—

― De paso puedes preguntarle de cómo se siente acerca de que su otra hija salga con un, como dijeron, ah sí ¡LOBO!— grito enfadadísima

Inmediatamente Jacob se levanto de la cama, y le dedico una mirada simplemente sombría— no tenias porque enterarte, tú debías estar lejos de este mundo, lejos de toda esta mierda—

Por un largo instante los dos enfrentaron sus miradas en completo silencio— lo amo, entiende, lo amo más que al tango, más que al aire que respiro, más que al sol que me caliente, le amo locamente—

Su amigo chasqueo la legua de la manera más burda y fuerte que ella hubiese oído, las ventanillas de su nariz se agitaban, le vio apretar los puños y cerrar fuertemente los ojos, Bella por primera vez tenía miedo de su amigo, abrió los ojos ampliamente y a duras penas se mantuvo quieta en la cómoda cama

― J-Jacob— tartamudeo—Mee… asustas

El cuerpo de su amigo temblaba bruscamente, y la respiración se hacía cada vez más estruendosa, cuando pensó que iba a explotar su amigo dejo la habitación, dejándole sola y confundida. Dejo que la cabeza cayera en la almohada, sus ojos fijos en el techo, obligándose a no pensar u profundizar en los últimos sucesos de su loca vida.

Como todo se había vuelo tan simplemente desquiciado, no recordaba el momento en que compro tiquete para la dimensión desconocida, hasta donde su muy aturdida mente recordaba ella había comprado un boleto al país del tango, al país de Troilo, Expósito, Garnia, Gardel, Razano, La Pera, Piazzola, Borges La experiencia que debía vivir era la del baile, la pasión, la seducción, un poco de melancolía pero sobre todo una desaforada pasión, en su mente pensó que quizá aprendería a tocar el bandoneón y prolongar su estadía unos meses o quizás un año, pero no, muchas de eso y dado los sucesos no planificados como los continuos ataques de James, y posterior rapto entorpecieron e incluso podrían haber causado su baja de la academia de Tango y de su trabajo en el club de Matías, gimió dolorosamente. No importaba a esas alturas si Jacob era un lobo, los Cullen vampiros, Victoria y James unos malditos desalmados.

Vamos Bella no puedes quedarte tendida en esta cama, ¡levántate nena! Toma el teléfono y habla con Matías, ¡levántate nena!, no es propio de ti dejarte abrumar, has sobrevivido ¡Ché! ¡Levántate! Grito su mente

Pero su cuerpo no se movió de la cama, allí se quedo hasta que se durmió, en sus sueños oyó su dulce voz, aquel lento y suave canto, un tango, dedujo, luego le susurraba tan bajo algunas frases que algún día le hubiese dicho

Bella…Cariño, no quiero hacerte daño, ninguno de nosotros te hará daño—

― Te voy a hacer mía, una vez que lo hagas nada me separa de ti— le había dicho en esa forma tan arrebatadoramente exigente— entiendes, si lo hago no hay vuelta atrás Isabella, si no quieres eso detenme ahora que pienso— esa noche se habían amado, de una manera desinhibida, no hubo vampiro, ni humano, solo eran ellos dos Edward e Isabella, dos almas, dos cuerpos, una misma pasión.

Sabía que soñaba pero aquellos delicados y suaves labios se comían a los suyos se sentían reales, gimió, degusto aquel sabor a pecad, a pasión caliente como un sol y a su vez helado como un glaciar, su cuerpo vibro, como si alguien hubiese puesto una descarga eléctrica, sus propios labios asaltaron los de Edward, penetrando hondamente su lengua, de repente aquel bello momento termino dejándole jadeante, perezosamente abrió los ojos, se removió un poco estudiando la vacía habitación

Maldito sueño, y bendito Edward Cullen

Luego de ir al baño lavarse la cara y los dientes, fue en busca de algo de comer, como siempre la casa Cullen parecía estar deshabitada, podía oír sus propios pasos haciendo eco por los pasillos y su respiración fallar cuando bajaba las escaleras, en verdad en esa oportunidad estaba sola, ya en la cocina fue directo al frigorífico

― Para ser vampiros tienen buen apetito—dijo sarcásticamente, con todo lo que había allí ella podría vivir por lo menos un mes sin repetir bocado. Tomo un poco de jamón, algunas verduras, atún y un poco de pan, se tomo su tiempo para preparar su sencilla comida, de postre tomo unas fresas con un poco de crema y azúcar

― Deberías estar en la cama— el dulce tintineo de la voz de Alice le hizo saltar de su silla haciéndole pegar con el borde del mesón, omitió el quejido solo se sobo

― Tenía hambre, y no había nadie— contesto mientras masajeaba la parte alta de su pierna

Si estábamos con Jacob y Edward revisando algo—

― ¿Qué?—

― Nada importante, Matías te envía saludos— dijo con una amplia sonrisa

― ¿Matías, mi jefe?— pregunto admirada, ¿desde cuándo Alice era amiga de su jefe?

― Le conocemos desde que llegamos aquí, es un buen conocido, enérgico—le aseguro con una gran sonrisa— ¡Oh! Gerónimo te dice que lamenta haberte lastimado, que estaba celoso y espera que tus vacaciones en Buenos Aires haya sido fructosa— comentaba alegre Alice mientras paseaba por la habitación moviéndose mejor dicho bailando tango

Bella tuvo que parpadear varias veces para tratar de atar cabos y entender lo que la vampiresa le decía

― No he tenido vacaciones, ni he estado en Buenos Aires— murmuro perpleja

― Si, lo sé, esa fue la excusa que dimos a tus conocidos, estabas de vacaciones con tu novio y tu mejor amigo que llego de sorpresa, no tuviste tiempo de avisar y dejaste el móvil en casa de tus suegros, llegaran la próxima semana. No me agradezcas así tu cuerpo se repondrá—

― Gracias—
susurro. No podía creer que los Cullen hubiesen armado una patraña para cuidarle, para no levantar sospechas y para evitar perder su trabajo

― No agradezcas, se que aun sin haber avisado Matías no dejaría que su bailarina estrella le dejara. En la academia no pudimos hacer mayor cosa te dieron de baja—

― ¿Lees mentes?— pregunto tosca. Aquella mujer aunque amable le estaba sacando de casillas al adelantarse a sus preguntas no formuladas

― No, Edward lee mentes. Emmett es como un GPS de auras, Jasper detecta lo que siente, y yo soy como la bruja de la casa, premonición es mi don. Y no, ni Rose, ni Esme, ni Carlisle tienen dones— rio sinceramente— aun dudas que seamos vampiros, sabes que lo somos pero no lo crees, lo vi, lo veo, ¿crees en el destino?—

― Supongo— contesto ella encogiendo los hombros

Algunos afirman que tenemos un alma gemela que debemos encontrar, muchos aseveran que hay muchas vidas y después de morir regresas con otro cuerpo, otro nombre, quizás siendo hombre o mujer, pero siempre hay algo en ti que te recuerda que fuiste alguien antes, y que aun no has hallado esa alma compañera. En este caso Edward ha pasado algunas décadas vagando como alma en pena, sintiéndose condenadamente perdido, odiando su suerte y su destino. Pero apareces tu, y he de decir mi querida Bella— la pequeña vampira tenía un brillo especial en los ojos— que tu a pesar de tu edad también te sentías incomprendida, sola y que no encajabas, pero lo viste y todo cobro sentido, no le temes, estas confundida, pero sabes que perteneces a él, los dos saben que se pertenecen— sonrió afable— ahora ve a descansar, aun no estás del todo recuperada, y mmm… la presencia del chucho aquí no me permite ver bien tu futuro es como si te escondieras ¿te estás escondiendo?¿me estas encendiendo algo?—

Bella negó, las palabras huyeron de ella, su mente repetía la declaración de Alice, por varios segundos se mantuvo en su puesto tratando de ver las cosas como la pequeña vampira las planteaba

Si quieres preguntar algo hazlo. Quizá te ayude a resolver dudas a creernos o simplemente confundirte más—

― Y-yo les creo—
hablo poco convencida— es que es tan … bueno, creía que solo en el cine existían los vampiros y los hombres lobos—

Alice chasqueo los dedos fuertemente e hizo mala cara— eso son tonterías, todos saben que no nos corremos despavoridos por las cruces. Que el ajo no nos asusta, que no nos asesinas con una estaca de madera, todos saben que se astillaría antes de causar un rasguño. Que no dormimos en ataúdes. Nos tienen como niñitas, pero somos fuertes, veloces, hábiles, y yo creo que tenemos sentimientos—

― Y un leve pulso— murmuro Bella sin pensar

Si, casi imperceptible— confirmo Alice— sabes seremos grandes amigas—

― Yo creo—

― Estoy segurísima, y serás como nosotros— soltó Alice, al final cubrió su boca como si acabara de decir alguna indiscreción, bella noto perfectamente la metida de pata, y aunque ella no había meditado sobre ello se hacia ese cuestionamiento

— Dices…. Que… bueno… yo… vampira… ¡estás loca!— y aunque al principio se sintió aturdida, no pudo dejar el asombro y gritar la ultima parte de la frase

— No he dicho nada, yo mierda… tengo que irme, quedas en casa— le vio salir rápidamente.

Para mitigar la revelación Bella intento ver televisión, oír algo de música, leer un poco, pero toda acción fue infructuosa ya que se hallo pensado en como seria aquella vida, junto a Edward, casi pudo ver una imagen nítida de ellos dos corriendo por un espeso bosque riendo libres y despreocupados, podía ver aquellos ojos topacios en ella misma e incluso notaba acentuado el color níveo de su propia piel.

Fue hasta el ventanal más cercano dejando que su mirada vagar por el hermoso paisaje, volvía a cuestionarse sobre las palabras de Alice

Y serás como nosotros.

Repetía su mente, ¿Cómo lo harían? ¿Le asesinarían? ¿Moriría? si seguro que aquello era lo más viable morir para luego vivir una eternidad, pero, si los peros salían a relucir ¿si no funcionaba? Si ella fuera convertida y aquel sentimiento se esfumaba ¿le odiaría?¿tendría que renunciar a todo y arriesgarse a quedar sin nada?

Pero por Edward vale la pena intentarlo. Le dijo segura aquella parte temeraria. Tú vida se divide en sin él y con él

— Si, y no creo que podamos vivir sin él— comento en voz alta

— ¿Quiénes no pueden vivir, y sin quien?— esta vez al oír la contenida voz de su amigo Jacob no salto, ni se asusto, no, ella había tomado su decisión

— Hola Jake ¿se divirtieron?— se giro para ver a su amigo recargado en la oreja del sofá

No, sabes que es un completo dolor de culo andar con ese chupasangre—

— ¿Por qué se odian?— pregunto

Somos enemigos, bella. Enemigos naturales ellos diezman la población humana, nosotros le defendemos. Ellos son animales fríos, calculadores, sin alma, despiadados. Nosotros somos animales con almas, protectores, fieles— podía dar puntos a Jacob, si muchos de los vampiros fuesen como James entendía porque aquel odio

— ¿Cómo te convertiste en lobo?—pregunto— ¡te ha mordido algún lobo infectado, o es alguna mutación genética?— ya se imaginaba Jacob infectado como Alice en Resident Evil, algún virus que hiciera cambiar su cuerpo, volverlo más fuerte

— No es así como crees— atajo él su muy gráficamente— es algo de mi pueblo, sabes que en la reserva hay leyendas , recuerdas cuando iba a Forks te las contaba creyendo que eran tontos cuentos— Bella asintió lentamente— pues bien, al final aquello era cierto, mis ancestros podían comunicarse con los espíritus de los animales, eso dada la pureza de sus almas— Bella oyó por largo tiempo las historias, sobre todo la traición cometida por uno de los miembros de la tribu traiciono, el jefe logro convencer al espíritu del un lobo para que le dejara vivir junto a él y al final, según lo entendió ella, el jefe pudo retomar a su cuerpo obligando al impostor a dejar su cuerpo, peor al regresar la esencia del lobo y él se fusionaron lo que le permitía ser guardián de su pueblo transformándose, nadie supo que aquello se heredaba hasta que a la reserva llegaron los vampiros, lo que siguió de la historia causo escalofríos, mas cuando la mujer del Jefe se sacrifica para que su compañero pudiera terminar con los fríos— asi cada que un maldito vampiro pisa nuestras tierras dispara la herencia lupina de uno de nuestros jóvenes, es un maldito proceso doloroso … hay veces que no podemos controlarnos— dijo Jacob tensando la mandíbula

― Lo note, quisiera ver cómo te vez de lobo— murmuro mas como un pensamiento propio que como solicitud— ¿Eres inmortal?—

― Si quiero— respondió él, Bella enarco la ceja lo mas que pudo—Puedo renunciar a mi espíritu dejare de convertirme en lobo y terminare envejeciendo y posteriormente muriendo—

― ¿y Nessie lo sabe?—

Jake , rio enérgicamente, y hasta s e permitió abrazarle— Claro, sabes que desde que la vi supe que era mía… nosotros nos enamoras y no podemos dejarla, la imprimación es así, fuerte y segura, nada ni nadie te la puede quitar—

― Imprima… ¿Qué? ¿y cómo se come?—

Entre risas Jacob le explico acerca de la imprimación y su fuerza vinculante, Isabella sintió envidia, y no de la buena, no , la que ella sintió era de la más negra y pura envidia, envidia de que la relación de ellos no fuera “aberración” prohibida y que nadie pegara un grito en el cielo, envidiosa de no poder gritar a todos su amor por Edward, de no tener la suficiente valentía para no tambalear su decisión

Dios que me sucede en un segundo pienso en morir por él y al siguiente en correr lejos de él, Pero lo AMO, amo a Edward Cullen

― Me alegro por ustedes— murmuro— ¿Dónde están los demás?

― Cazando— respondió serio, quizás Jacob vio en sus ojos la pregunta silenciosa de saber sobre Edward porque inmediatamente dijo— desde antes de mediodía se marcho solo— el corazón de Bella se oprimió, Edward se había marchado por su culpa

― Vamos a comer algo, tengo hambre—

― Si, además ahora que regresen el doctor colmillos te quiere revisar— asintió

Juntos prepararon algo de comida, bueno mucha en realidad, Jacob Black noto Bella comía como veinte personas, después de comer en un sepulcral silencio y con un mal presentimiento punzándole en el pecho se dirigió a la habitación designada a ella, se removió incomoda en la cama, espero paciente a que algún Cullen llegara a casa pero nunca sucedió, descalza y sintiéndose un poco marea se escabullo hasta la habitación de Edward, los pequeños destellos de la noche se colaban por la ventana mostrándole la pulcritud y asepsia del cuarto, en las sombras rebusco a Edward pero él no estaba allí, una tonta lagrima rodo por su mejilla.

Dejo que sus dedos conocieran y memorizaran cada cosa en aquel cuarto, además de la cantidad de CDS, el plasma, el teatro en casa, había una biblioteca surtida, tomo un delgado libros de poema, Jorge Luis Borges, Bella conocía muy bien la letra e inspiración de Borge, que además de gran escritor de grande poemas, novelas e incluso tango

Rebusco por una manta en la cual se enfundo, una vez estuvo ubicada en el sofá donde Edward le tomara por primera vez, encendió una pequeña lámpara junto al sofá y con la tenue luz se dedico a leer algunos de los poemas, peor de todos Alguien

Un hombre trabajado por el tiempo,
un hombre que ni siquiera espera la muerte
(las pruebas de la muerte son estadísticas
y nadie hay que no corra el albur
de ser el primer inmortal)

Aquellas primeras líneas le hicieron pensar en Edward, de quien muchos años hicieron el frio y desolado hombre, quien nunca conocería la muerte pero cada día la viviría, un Edward que trato de alejarle y ahora le quería cerca, su inmortal y verdadero amor

un hombre que ha aprendido a agradecer
las modestas limosnas de los días:
el sueño, la rutina, el sabor del agua,
una no sospechada etimología,
un verso latino o sajón,
la memoria de una mujer que lo ha abandonado
hace ya tantos años
que hoy puede recordarla sin amargura, un hombre que no ignora que el presente
ya es el porvenir y el olvido,
un hombre que ha sido desleal
y con el que fueron desleales,
puede sentir de pronto, al cruzar la calle,
una misteriosa felicidad
que no viene del lado de la esperanza
sino de una antigua inocencia,
de su propia raíz o de un dios disperso.

A medida que avanza sus ojos se nublaban por las lagrimas, ella lo alejaba, sin darse cuenta estaba renunciando a él, le estaba infligiendo daño, lo estaba matando nuevamente.

Sabe que no debe mirarla de cerca,
porque hay razones más terribles que tigres
que le demostrarán su obligación
de ser un desdichado,
pero humildemente recibe
esa felicidad, esa ráfaga.

Él también tomo su decisión por eso se marcho dejándole, el renuncio a sufrir o a sentir, y ella se encargaría de hallarlo, y demostrar que esa felicidad no sería ráfaga


Quizá en la muerte para siempre seremos,
cuando el polvo sea polvo,
esa indescifrable raíz,
de la cual para siempre crecerá,
ecuánime o atroz,
nuestro solitario cielo o infierno.

Si morir era la única respuesta para estar con él sin perjuicio alguno, morir haría y nadie lo impediría, su decisión estaba tomada y ni el más fiero de los lobos impediría lograr su cometido, estaría con Edward Cullen, cueste lo que le cueste y pese a quien le pese. POR SIEMPRE

14 comentarios:

  1. Hola espero que Edward solo se haya ido de caza y no la haya abandonado ahora que ella ya decidio estar con el me queda la duda de por que Bella tiene tanto apetito en espera del siguiente capi
    saludos y abrazos desde México

    ResponderEliminar
  2. Waaaaauuuuuu super, por fin Bella se dio cuenta del gran hombre que esta por perder solo por su indecision ojala y no sea demasiado tarde para ellos espero que solo haya ido de caza.
    Y por que tanto apetito y mareos no me digas que hay alguna sorpresita por hay, espero que si, ya quiero leer el sig. capi.
    Besos, cuidate y feliz fin de semana hasta la proxima.

    ResponderEliminar
  3. LLORO LLORO ......AHHHHH QUE VA A PASAR AQUI YA QUIERO SABERLO......MI EDDY TAN HERMOSO YO ME QUEDO CONTIGO MI AMOR...TRANSFORMAME A MI....JAJAJAJA ADA ME FASCINO ESTE CAPITULO BUENO Y BELLA PORQUE COME TANTO EHH???? .....MMMM....TE RESPONDO COMO MEDICO O COMO FANS JIJIJIJI NOS VEMOS REINA

    ResponderEliminar
  4. hola ada,gracias x publicar,esta historia m encanta.mori con el poema,super triste y profundo,pero ami m encanto,lo describia e el.y esta bella ,siempre m gustoo,aunq su indecision m molesto un poco.si ,estoy loca hablo d ellos como si existieran,pero m atrapa cada ves q leo d ellos.besitos vanesa benitez

    ResponderEliminar
  5. a m olvide ,m quede super intrigada con el avance d METAMORFOSIS..,ya me puse a imaginar................,no quiero q termine,pero quiero leer a la ves lo q sigue.vane benitez

    ResponderEliminar
  6. por dios, k historia k capitulo, me encanta, pero
    dios k le pasa a esa mujer pork decir k no si en verdad es un si el k muere por salir de su boca,
    y mi ed pobrecito, amor no sufras k por eso me
    tienes aki, yo siempre te dire k si....
    me muero por el sig capi, felicidades y espero el
    proximo capi con muchas ansias...
    saludos preciosa!!!!!

    ResponderEliminar
  7. HOLA ME AMOR.......UN CAPI COMO TODO LO Q ESCRIBED PRESIOSOOOOO.....M A GUSTADO COMO BELLA SE ENFRENTA A JACOB DICIENDOLE Q PENSARIA CHARLY D Q SU HIJA SALGA CON UN LOBO....JACOB SIEMPRE CREYENDOSE SUPERIOR..AHGGGGGGGGG..... Y EDWARD M IMAGINO Q ESTARÁ CAZANDO POR Q SI MAL NO RECUERDO EN EL ANTERIOR CAPI EL DIJO Q LA PEDIRIA SER SU NOVIA HASTA Q DIJESE Q SI POR Q ES SUYA Y ESTE EDWARD NO DA UN PASO ATRÁS NI PARA COGER IMPULSO M ENCANTAAAAAA......Y EL FINALLLLLL GUAUUUUUUUUUU LA DECISIÓN Q BELLA TOMA ES LA Q TANTO DESEABA DEJAR SU HUMANIDAD ATRÁS PARA VIVR PARA SIEMPRE JUNTO A AMOR DE SU VIDA Y ESTA BELLA UNA VEZ Q TOMA UNA DECISIÓN ES DEFINITIVA POR Q SABE LO Q QUIERE ... AHORA A VER COMO LO TOMA EDWARD Y OJALÁ SEA EL QUIEN LA CONVIERTA.........BUENOOOOOOOOO A VER Q PASA "ENHORABUENA MI NIÑA"POR ESTA HISTORIA POR Q ESCRIBIR UNA HISTORIA CON UN EDWARD VAMPIRO ES TODO UN RETO POR LO ENAMORADISIMAS Q ESTAMOS DEL EDWARD VAMPIRO Y TU HAS CREADO UNA HISTORIA DIFERENTE PERO REALZANDO A EDWARD D UNA FORMA HERMOSISIMA.........M.GRACIAS POR TU ESFUERZO Y TU AMOR......BSSSSSSSSSSS

    ResponderEliminar
  8. CONDENADA LLEVAS COMO 2 MESES MATÁNDOME DE APOQUITOS DIOSSSSSSSSSSSSSSSSS CUANDO VAN A CONCRETAR? QUE ASCO ESA BELLA HAHHA ES TAN TARADA QUE LE TOMO MIL HORAS DARSE CUENTA QUE TIENE QUE ESTAR CON EDWARD...

    ResponderEliminar
  9. ays mis mocos caen de apokito toi que lloro, snif snif yo quiero un vampiro para mi. me encanto adita faciante hermoso apasionado y con ganas de mas.

    besitos hermosas me gusto mucho nos vemos cuidate

    amo el tangooo...

    ResponderEliminar
  10. Bella, Bella; Bella... a ratos se porta un poco tonta no?? jajjaja
    como dejo ir a mi Edward y hasta ahora se da cuenta q si quiere estar con el tambien tiene q convertirse??
    Ada esta historia cada vez me gusta mas, felicitaciones!!
    Besos

    ResponderEliminar
  11. OMG dios ya te extranaba,tanto ati como a tus capitulos me encanto..Sigue asi..Besos..

    ResponderEliminar
  12. Lindo lindísimo Ada! ahhhhh! lindos versos también Ahhh! me encantó esa puesta en situación, el modo en el que haces que bella se sienta en su piel. Lo adoro! Mi amor, que es fabuloso leerte!
    Un besazo
    T.

    ResponderEliminar
  13. Hola Ada de mi corazón, leyendo y muriendo de envidia, quien te amara de sa manera, quien entregara su vida por ti; simplemente sublime lloro.... lindismo capi, mil gracias !!!!!

    Pepito Grillo

    ResponderEliminar
  14. wowwwwwwwwwwwwwwww que capitulo mas emocionante ya ella se dio cuenta que lo que quiere es estar al lado de el por toda la eternidad ahora a esperar que el aparezca y se reconcilien XD buenísimo
    ya quiero que sea viernes para el próximo capi... me dejas con ganas de masssssssssssssssss
    BESOTES

    ResponderEliminar