“No Necesito un Cielo si tú no puedes ir a él ",
Bella Swan, Luna Nueva

"Un día escribiré tanto como Estrellas hay en el Cielo" Tiwii Cullen





Debemos aclarar que todas las historias que están en este blog nos pertenecen y son de nuestra autoría pero los personajes de la Saga Crepúsculo y algunas otras cosas más que aparecerán en los Fics que publicaremos aquí son propiedad de Stephanie Meyer, también existen personajes que son sacados nuestra imaginación.



sábado, 11 de diciembre de 2010

LIMITES PELIGROSOS EPILOGO

Epilogo

Hellos!!! bien hoy si PUBLIQUE temprano...aaaaaa!!!! no tengo palabras para dispensarme por la tardanza de ayer, pero hoy bueno este final ya estab listo al martes asi que chicas Disfrutenlo mucho, yo lo ame, se despide esta parejita pero vienen mas cosas en el trancuruso de estos dias anuncio.
gracias a todas por su apoyo en el concurso de Electrica:




POV EMMETT

Sonreí al ingresar a la casa y ver a mis tres hermosas mujeres riendo, las tres estaban sentadas en la alfombra de la sala y a su alrededor un completo caos ¿ Cuando inicio la tercer guerra mundial?¿ por qué no me informaron? De haberlo sabido me hubiese enlistado, bueno, en realidad no lo hubiese hecho, no podría dejar a mis reinas sin rey, y ni loco que estuviera me perdería las aventuras del día a día con estas tres hermosas mandonas.

Suyai con su hermoso cabello oscuro y rizado, sus ojos verdeazulados y sus labios del color de las cerezas, siempre sonriéndole a la gente y sacando de quicio a su hermana. Kallâm con el cabello algo mas lacio y rubio como su madre, los ojos oscuros, su ceño fruncido y sus pequeños labios haciendo mohines de enfado para obtener todo lo que quería.

¿A quién se parecerán mis bebes? Me pregunte avanzando a gatas hasta donde estaban, rugí como el oso que soy, mejor dicho como el papá oso anunciando a mis oseznas que un poco de buena diversión había llegado, liberando a mami Osa de su yugo. Rápidamente las sujete de la cintura atrayéndolas a mí, continúe rugiendo, encantando por sus hermosas risas.

- ¿Cuándo dejaras de hacer eso?- cuestiono Rose, controlando su risa, por más que simulara sabia que a ella también le gustaba oírme rugir aquí y en la cama

- Bebe, como hacer eso si a tus hijas le gusta oír a papa haciendo payasadas- reí coquetamente. Aun sosteniendo a las bebes, acerque mi rosto a Rose para besarla, un leve roce ya que las gemelas comenzaron a balbucear- No estén celosas princesas para ustedes también ahí- dije antes de ponerme a repartir besos a las niñas

- Las estas malcriando- se quejo Rose.

- Amor, no puedo malcriarlas eso es imposible- asegure serio- ellas lo llevan en los genes, si no para la muestra un botón- dije, estirando mi toma señalándola

- ¡ah! ¿Sí?- me reto poniendo sus manos en la caderas
- Cariño, a quien le caiga el guante que se lo…- hice como s i me diera un ataque de tos para concluir:-Rose-

- Eres imposible- chillo antes de desaparecer

- Así te quiero- grite, haciendo que las bebes también balbucearan un “chi e elo”- así la queremos- asegure a mis pequeñas de tan solo 15 meses.

Y por mas trabajo que estas dos pequeñas dieran las amaba con cada fibra de mi ser, verlas llorar, reír, tratas de vocalizar, cuando se llevaban los pies a la boca , cuando chupaban dedo, cuando una se enfermaba e inmediatamente la otra caía en cama, cuando dieron el primer paso y Rose lloro, claro Kallâm le gano por dos días a Suyai, cuando dijeron su primera palabra bueno o intento de ella.

Fue un domingo a la tarde, los cuatro estábamos frente a la televisión viendo una de las tantas películas animadas que habían salido al mercado, mejor dicho la última que Alice había traído y que a las niñas gustaba, podría haber mas pero solo les gustaba ver Cars, esa era la cuarta o quinta vez que la veía, reía de Rose que se sabía todo los diálogos, parecía que ella hubiese audicionado para esa película

- Te pareces a Sally- asegure, viendo como el carrito azul coqueteaba con el Rayo

- Si ¿Por qué?-
- Porque son coquetas, reconoce que tú fuiste la que me conquisto-

Puso los ojos en blanco, desde que habías vuelto y me propusiera matrimonio, decía delante de todos: “ella fue la que me conquisto, pidió que fuera su novio y me pidió matrimonio” todos se reían haciendo que se pusiera roja- Sueña, tú fuiste el que me conquisto y coqueteo conmigo en la cafetería de la universidad, por eso me gane la mirada asesina de esa chiquilla- dijo con algo de celos.

Nos metimos de lleno en nuestra pequeña discusión olvidando la película y a las niñas, en un momento en que nos quedamos en silencio les oí

- Ate- decía Suyai a Kallâm
- Ate- contesto su hermana
- ¿ate?- pregunte yo. Rose estallo en risas al ver mi reacción, le mire con cara de pocos amigos exigiendo una explicación, es el ego de todo padre que la primera palabra de sus hijos sea “papa” o como quiera pero ate.

Volví la cara a la pantalla donde mostraban un vieja grúa oxidada y sin el capo, con dientes de conejo, a su lado el Rayo decía Mate y las niñas repitieron:

- Ate-

- Que linda palabra, yo creyendo que decía papi- dije sarcástico, haciendo que rose riera como loca.

El tiempo sí que volaba, meses atrás eran un embrión, luego un feto luego unas hermosas bebes y ya casi entraban a la adolescencia, bueno no exageres Emmett apenas tienen año y tres meses.

- Háganle un favor a papi, no crezcan, quédense así- suplique a mis pequeños retoños, de algo estaba seguro cuando sean una lindas adolescentes tendré que armarme hasta los dientes y espantarles a todos los chuchos

POV ROSE

Tener una familia no es ni parecido a los juegos de infancia, las facturas, la cena, la ropa, que esto, que aquello, que si lloraron, que se enfermaron, que Emmett quería atención, bueno yo creía que solo tenía dos bebes pero con Emmett cualquier cosa puede pasar, amaba oírle haciendo gracias a las niñas, cantándole en las noches, haciendo voces.

Prepare la cena de mis pequeñas y la de nosotros, luego de comer, Emmett salió de la casa sin decir nada, me trague todas las palabras que querían salir y me dedique a dormir a las niñas.

- ¿A qué juegas ahora McCarthy?- pregunte a la puerta antes de dirigirme a nuestra habitación.

El golpe en seco de la puerta principal me despertó, baje rápidamente para encontrarme con un Emmett más sonriente que día de verano

- Rosita mi amor- exclamó un poco más alto de lo normal

- ¿Estás ebrio McCarthy? - negó con la cabeza acercándose, cuando estuvo cerca tendió sus manos hacia mi sosteniendo en ellas un bello cofre de madera envejecida

- Te compre esto- dijo- ábrelo-

Con cuidado lo abrí para encontrarme con varios preservativos dentro, le fulmine con la mirada- Gracias, justo lo que deseaba para esta navidad- dije mordaz, él rio con más fuerza

- Sabía que eso también te gustaría pero lo que esta mas abajo te encantara- aseguro, incitándome con la mirada a revisar con detenimiento el cofre. En el fondo de cofre vi una sortija, mis ojos se pusieron vidriosos, Emmett rápidamente la saco del cofre para deslizarla por mi dedo mientras me pedía matrimonio, bien si ya estábamos comprometidos, no lo habíamos hecho efectivo

- ¡oh Osito bobito!- susurre- recuerda que yo te gane hace más de un año en pedirte que te casaras conmigo- musite

- Sí, pero mi mujer no tenía el anillo y sin anillo cualquier chulo te puede robar y no me arriesgare a que eso pase- aseguro, besándome con mucha pasión y fuerza desde el nacimiento de las bebes eran pocos nuestras noches de locas y de amor desenfrenado, pero cuando las había simplemente no podíamos detenernos- Llama a Alice mañana para que organicen la boda para lo antes posible- esa noche dejamos que nuestros instintos nos guiaran, calor hasta que las gemelas levantaron la casa a berridos.

Un mes después y gracias a mis amigas, la boda se logro celebrar en un capilla cercana a Queens, todos nuestros amigos estaban allí, sentados apoyando, Carlisle estaba junto a mi Osito, siendo el elegido por unanimidad para el cargo de padrino, Jasper me entrego en las manos de mi amado, Carmen ocupando su lugar de madrina, Alice llevaba a las niñas quienes sostenían las pequeñas almohadillas de terciopelo rojo donde reposaban las argollas.

Jamás en mi vida me vi siendo tan feliz y menos casada, siempre creí que mi romance con Royce simplemente pasaría a la historia en breve a pesar de que había sido una relación larga no tenia futuro. Durante la ceremonia mi cuerpo gritaba emocionado y mi corazón retumbaba loco en mi pecho, cuando el padre preguntó que si tomaba a Emmett como esposo grite varias veces el sí, haciendo que los presentes se rieran, y antes de que el padre nos declarara marido y mujer Emmett tomo mi rostro para besarlo lenta y provocadoramente. Varios acaloramientos de garganta nos hicieron separar

- Lo siento padre, esta mujer me hace perder la cabeza- aseguro- y los estribos- susurro más bajo.

Una vez recobramos la compostura, el padre bendijo nuestra unió e inmediatamente procedimos a bautizar a las gemelas. Bella y Edward serian los padrinos de Kallâm y Alice y Jasper de Suyai, las niñas lloraron cuando el padre vertió el agua bendita sobre sus cabecitas, luego de unos pechiches termino por completo la ceremonia.

En casa nos esperaba una pequeña recepción y el cambio de ropa ya que nuestra familia pasaría en Miami una buena temporada, todo el verano la pasaríamos en la casa donde todo se salió de control.

Pero bueno no soy exigente mi vida en familia hasta ahora comienza… simplemente me pondré mis gafas de sol, soltare mi cabello dejando que la brisa lo ondee y me relajare para disfrutar de este camino.

7 comentarios:

  1. La prime!!!!!!!!!!!!
    Esto se está combirtiendo en una costumbre jajaja, todo el esfuerzo es poco por estas super escritoras.
    Que lindo final para esta historia,me encanto la frase de Emm "esta mujer me hace perder la cabeza y los estribos" jajaja. Es único se mire por donde se mire.
    PETICION: no lo hagas sufrir tantísimo que lo paso mal a morir, por que la Rosita tenía un veneno...
    Bueno Ada, ya sabes que me gustó mucho el fic. Tienes un gran talento y te agradezco de corazón que los compartas con nosotras de forma tan interesada.
    Un besazo de la española morena y refinada.

    ResponderEliminar
  2. el fic me encanto desde que lo empeze a leer gracias ada por darnos tu talento y sigue adelante a ver que sigue y felicidades por el tercer lugar el os estubo fantastico

    ResponderEliminar
  3. Precioso!! Ha sido un final precioso!!Esa Rose soltándose el pelo! Ese Emmett gateando!! y las niñas ohhhh Ate! qué grande mi niña!!!Wowwwwwwww!! Me ha encantado!!!
    Estoy deseando leer la continuación del aprendiz! mil felicitaciones nena!
    Un beso inmenso!
    T.

    ResponderEliminar
  4. Hola me encanto lastima q se termine pero fue genial..Sigue asi...Besitos de Ecuador

    ResponderEliminar
  5. ayy dios q hermoso el epilogo me super encanto, fue genial emmet haciendo de oso, y jugando con las nenas, jejeje y la forma en la q le pidio matrimonio, amo esta historia la voy a extrañar!!!! besossss

    ResponderEliminar
  6. que hermoso estubo la historia, la parte en donde rose le pide matrimonia a emmett estubo de lo mas hermosa q lastima q ya acabo

    ResponderEliminar