“No Necesito un Cielo si tú no puedes ir a él ",
Bella Swan, Luna Nueva

"Un día escribiré tanto como Estrellas hay en el Cielo" Tiwii Cullen





Debemos aclarar que todas las historias que están en este blog nos pertenecen y son de nuestra autoría pero los personajes de la Saga Crepúsculo y algunas otras cosas más que aparecerán en los Fics que publicaremos aquí son propiedad de Stephanie Meyer, también existen personajes que son sacados nuestra imaginación.



martes, 5 de octubre de 2010

Scort, Capitulo 1: Dos Caras, Una Vida (Due Facce, Una Vita)






Hola Nenas: les vengo a presentar esta nueva historia… esta… BUENISIMA, está en proceso de escritura, llevo hasta el capitulo 6 y está quedando excelente, al igual que la secuela de Corazón esta tendrá muchas sorpresas, todo ira de mano del placer y el lemmon, si no les gusta este género les advierto del comienzo que mejor no la lean ya que no estaré suprimiendo los lemons ni marcándolos ya que la historia está pensada así, es bastante lemonera así que espero comprendan y no me pidan cosas que esta vez no hare.



Esta historia cuenta la vida de dos personas que son completamente diferentes pero que de una u otra forma el destino las une, ellos mediante al deseo que se siente desde el primer momento, inician un camino que será guiado por el placer del buen sexo pero en ese mismo sendero encontraran otras cosas que cambiaran sus vidas y le darán un toque diferente a su realidad. Advierto que este contexto esta tratado en una realidad alterna puesto que se encontraran muchas cosas que no son comunes en nuestro mundo pero en el de mi historia si, espero les guste y estoy ansiosa por continuar publicando, los días serán los martes y la clasificación es M



Con Amor…



Tiwii Cullen



Scort




DISCLAIMER: Los personajes le pertenecen a Stephanie Meyer, sólo la historia es de mi propiedad. Prohibida su adaptación, copia parcial o total.


Summary: Isabella Swan era la dama acompañante más cotizada de la ciudad, todos los hombres la deseaban pero muy pocos podían pagar el precio de su compañía. Edward Cullen era un millonario que llegaba a San Francisco por negocios, en un encuentro fortuito estas dos almas se encontraran y recorrerán un camino en el que solo encontraran placer y satisfacción mutua. ¿Podrán tener una relación de trabajo sin mezclar los sentimientos?


Capitulo 1:



Dos Caras, Una Vida

(Due Facce, Una Vita)


Edward POV:


Edward Cullen, 25 años


Sr. Cullen ¿Cuánto tiempo estará en la ciudad?— pregunto mi asistente, Andrew, sacándome de mi lectura.

No lo sé, creo que algunas semanas, todo depende de cuánto me demore, espero no sea mucho.

Bien entonces avisare a su hotel, deberán preparar su pent-house

Muchas gracias— le dije y el muchacho se perdió entre los asientos del avión.



Estaba llegando a Estados Unidos, una vez más tenía que volar a este enorme país por algún negocio, mi nombre es Edward Cullen y soy dueño de una compañía. Mi vida es así, siempre viajando, paso más tiempo arriba de un avión que en mi propia casa junto a mi familia. Siempre pensaba en que hubiera sido si mi familia no tuviera dinero, ¿sería feliz?, no tenía idea, lo único de lo que estaba seguro era que antes del dinero siempre estaría mi familia, era lo más importante para mí. Me removí en el asiento y observe la vista que tenia frente a mis ojos, las nubes iban desapareciendo a medida que el avión comenzaba a descender, la ciudad de San Francisco se alzaba majestuosa entre el blanco del cielo. El avión no tardo en aterrizar en la enorme pista del aeropuerto central de la ciudad, Salí hacia la sala de desembarques y un rostro conocido estaba esperando mi llegada.


Sr. Edward— me saludo la alegre voz de Missy, una de mis colaboradoras de confianza.

Missy, un piacere rivederti

El placer es mío señor— saludo con alegría en sus palabras— ha pasado mucho tiempo desde que nos vimos.

Claro, algunos años, ¿Cómo va todo?— pregunte en su idioma mientras caminábamos para salir de aeropuerto. Por mis tantos viajes a diferentes países manejaba muchos idiomas pero siempre intentaba hablar en mi lengua natal.

Bien señor, el hotel esta como siempre, alcanzando los mejores estándares que cualquiera de esta ciudad— sonreí.

Perfetto— le dije y seguí con nuestra conversación.


Había venido a San Francisco a cerrar un excelente negocio, tenía que reunirme con los arquitectos que construirían el edificio de un nuevo hotel en esta ciudad, necesitaba un edificio más moderno para el hotel que ya estaba aquí, a eso me dedicaba, era dueño de una famosa cadena de hoteles que recorrían el mundo, “Dea Greca” era el nombre de ellos, desde hace muchos años estábamos situados entre los mejores. Mi vida se reducía a mi familia y a mi trabajo intentaba tener esos dos aspectos bien atendidos, mis padres vivían en nuestra ciudad de origen, Cerdeña, una hermosa isla al este de Italia. Camine con Missy hacia la limusina que nos esperaba en el estacionamiento subterráneo, cuando iniciamos el recorrido por las calles de la ciudad nos dirigimos de inmediato al hotel, en pocos minutos la imponente pero ya no tan impresionante apariencia del “Dea Greca” apareció ante mis ojos.


Cada vez que veo este edificio me alegra mas haber concretado la construcción del nuevo— la mujer me sonrió

No crea señor, a pesar de ser “vecchio” como usted dice, este hotel a dado excelentes cifras este año.

Lo sé, es por eso que creo que merece una remodelación, ¿non credi?

Estoy completamente de acuerdo señor—


Missy James era la gerente de este hotel hace muchos años, la conocía bien porque había sido la asistente de mi padre y una gran amiga de la familia, por razones familiares se traslado a esta ciudad y fue perfecto ya que ella pudo asumir el rol de gerente y dejarnos más tranquilos, siempre una persona de confianza era mucho mejor en un puesto como este. Caminamos por los enormes vestíbulos del edificio, la decoración de todos mis hoteles era una combinación de estilos griegos e italianos, tenía grandes recuerdos de Grecia que no quería olvidar y mis raíces siempre estaban presentes en todo. Sin esperar nada subí a mi pent house, en cada país en donde había un Dea Greca tenía uno de estos, se me facilitaba mucho más el hospedaje cuando visitaba cada país. Las enormes puertas se abrieron ante mí y el olor a limpio combinado con otras esencias se coló por mis sentidos.


Bien señor Cullen, esta todo como a usted le gusta

Grazie Missy, cuando llegue Andrew avísale que necesito verlo.

Si señor— respondió la mujer retirándose de la habitación, las puertas se cerraron y al fin tenía un momento de intimidad.


Deje mi maletín y mi abrigo en el sillón, mis pasos me dirigieron hacia los enormes ventanales, el Golden Gate distinguía entre toda la ciudad, las luces de san francisco lentamente se comenzaban a prender iluminando cualquier oscuridad existente, pensé en llamar a mi familia para avisarles que había llegado bien a este país pero con la diferencia de horarios seguro que todos estarían durmiendo y no valía la pena molestarlos. Me aleje de los ventanales y me senté en uno de los cómodos sillones, estire mis piernas y me relaje por unos momentos, extrañaba mucho mi casa, mi familia y en especial a mis sobrinos, los hijos de mis hermanas eran la luz de mis ojos, una alegría enorme para toda mi familia. Camillo Cullen era el primogénito de la familia e hijo de mi hermana Rosalie junto a su esposo Emmett, Alice mi pequeña hermana y su esposo Jasper eran padres de Pablo Cullen el pequeño torbellino de la familia, Camillo tenía cinco años y Pablo tres, la llegada de estos angelitos había sido completamente esperada, siempre me preguntaba qué habría pasado si yo me hubiera casado cuando tuve la oportunidad, la pregunta solo se quedo en mi cabeza por algunos segundos, nunca pensé que fuera buena idea y no comenzaría ahora a hacerlo.


La noche se dejo caer sobre el cielo, oscureciendo la habitación, los suaves golpes de Andrew me hicieron sobresaltar, le concedí la pasada y me enderece para hablar con mi asistente.


Buenas noches señor Cullen— me saludo con el usual tono de voz

Buonanotte— respondí fregando mis ojos y reprimiendo un bostezo.

Ya tengo organizada su agenda para su estancia en la ciudad señor, lamento informarle que como no tiene fecha de partida a sido invitado a diferentes actividades sociales debido a sus contribuciones con esta ciudad.

Dime entonces ¿de qué se trata?— el hombre comenzó a leerme mis invitaciones y rápidamente me fui encogiendo en el mismo asiento, odiaba asistir a eventos públicos en donde se me homenajeare por alguna contribución, yo era un hombre como todos la única diferencia es que tenía dinero, el cual trataba de destinar a todas las causas nobles o con significado que podía.

Tiene un baile en la asociación de familias sin hogar, un coctel en…— Andrew leía las actividades como si leyera cualquier periódico, con cada una que me iba nombrando era más el pesar que crecía dentro de mi ya que disfrutaría muy pocos momentos de paz— y por ultimo tiene un baile de caridad en New York, las fechas de estas actividades son variadas pero todas muy seguidas.

¿no son todas aquí en la ciudad?— pregunte mirando a mi asistente, el me devolvió una mirada como diciéndome que esa respuesta estaba demás.

No señor— aclaro su garganta, sabía que poco lo había escuchado— la mayoría son aquí pero hay algunas en otras ciudades del país pero no se preocupe que serán en algunos meses más.

Bene— le dije y me recline nuevamente en mi asiento dejando escapar un suspiro.

Señor— me llamo y solo abrí uno de mis ojos para observarlo— las invitaciones, en su mayoría, lo invitan a usted con una pareja.

¿una donna? Eso sí que es un problema— comencé a pensar, de seguro ninguna de mis dos hermanas iba a venir de Italia a acompañarme en todos esos compromisos y no podía invitar a cualquier mujer a un evento social, generalmente las chicas comenzaban a pensar en una relación seria cuando las invitabas a muchos eventos sociales, ya me había pasado y no quería nuevos problemas.

¿puedo hacer una sugerencia señor?— pregunto Andrew, dirigí mis ojos hacia él con curiosidad, por su rostro se extendía una sonrisa que muy pocas veces le había visto

Dimmi—

Bueno señor…— comenzó a acercarse— aquí en san francisco y en muchas partes de este país existe una agencia que trabaja con las Scort— la palabra hizo que se produjera un silencio en la sala.

No estoy interesado en una prostituta— respondí con un poco de veneno en mis palabras— no creo que sea lo mejor para llevar a un evento

Ahí está la diferencia señor— me dijo nuevamente con esa sonrisa— ellas son damas de compañía.

¿ah sí? ¿e vero?

Por supuesto señor, ¿le interesa que llame?— pregunto dejando la duda plantada en mi— me han dicho que hay una Scort que es famosa por su belleza, ella solo presta servicios a gente muy importante, se codea hasta con la realeza.

Interessante— le dije procesando la información— llama y me dices que tal.

Si señor— me dijo retirándose de la habitación.


Expulse el aire de mis pulmones y me relaje, no tenia porque hacer caso a las invitaciones pero sin duda ir con alguna pareja sería interesante hace tiempo que no conocía a ninguna mujer que me interesara y para qué hablar del sexo, tampoco era un hombre que se acostara con cualquiera, el vinculo que se creaba en ese acto prefería guardarlo para una mujer que realmente me importara. Cerré mis ojos y deje que mi mente se blanqueara, mañana tendría tanto que hacer y tan poco tiempo, sin pensarlo dos veces me fui a la ducha, cambie mi ropa y comencé a revisar algunos papeles importantes, al cabo de unos minutos Andrew volvió a aparecer en el radio de mi visión.


Señor, ya he efectuado la llamada— me dijo acercándose rápidamente a mi escritorio.

¿y?— pregunte dirigiendo mi vista nuevamente a los documentos.

Hable con el dueño un tal Tyler Crowley, me dijo que a una persona como usted podrían mandarle a la mejor Scort de la agencia, si está de acuerdo. En todo caso me ha enviado una foto por fax, por si desea verla— me dijo y mis ojos se elevaron un poco, visualice en sus manos una carpeta de color transparente, claramente podía ver una foto en ella.

Préstame la fotografía— el hombre extendió la carpeta hacia mis manos y me recline en mi asiento para observarla, mis ojos se agrandaron un poco al ver la hermosura de mujer que salía en la fotografía— é Bellisima— susurre mirando detalladamente cada parte de su cara, la chica no debía pasar de unos veintitantos, su cara era tan pálida como la mía y sus ojos de un color chocolate intenso, su cabello era del mismo color de sus ojos— concreta una cita para la primera fiesta— le dije aun mirando la foto— ¿Cuándo es?

Pasado mañana— respondió complacido.

Bene— mi boca se curvo, la chica era hermosa algo en ella me hacía sentir nostalgia— quedamos en eso, cítala para pasado mañana una hora antes de la fiesta, me gustaría hablar con ella.

Si señor— el hombre asintió y se retiro de la habitación.


La carpeta solo traía la foto de la chica, de igual manera saque la foto esperando que hubiera algo mas dentro pero nada, la misteriosa mujer ni siquiera tenía un nombre, sería lo primero que le preguntaría cuando estuviera frente a mí. La cara de la muchacha rondo en mi mente esa noche y todo el otro día, había algo en ella que me dejo prendado, por la fotografía podía ver que tenía unos labios muy sugerentes, rosados y carnosos solo tendría que esperar hasta el otro día para poder conocerla.


El día Viernes tuve mi reunión con los arquitectos, fuimos a ver el terreno en donde se construirían el nuevo edificio, tuve unas cuantas reuniones y un coctel para celebrar el comienzo del proyecto, si todo salía bien en seis meses el enorme edificio estaría listo para funcionar, en este momento me daba cuenta lo que podían hacer el dinero y los sueños combinados en una sola cosa. A eso de las ocho de la noche me comencé a preparar para la fiesta de la noche, la muchacha Scort con la que iría llegaría en solo una hora, a pesar de solo haber visto una foto, confieso que estaba impaciente, Andrew me había dicho que esas chicas no eran como cualquier otra, ellas no eran prostitutas ni algo por el estilo solo eran damas de compañía, cultas y educadas que acompañaban a hombres solos como yo a eventos públicos. La sola descripción me dejo intrigado, ¿Cómo sería estar con una mujer así?, estaba a solo diez minutos de que se cumpliera la hora, me sentía ansioso. Repace una vez más mi vestimenta, llevaba puesto un frac negro, mi cabello como siempre iba hacia donde quería, me repase las manos por mi pelo y Salí de mi habitación, cuando el reloj marco las nueve en punto la puerta de la habitación sonó.


Sr. Cullen— anuncio Andrew entrando— ella ya está aquí— me dijo con expectación

Acela pasar— le dije parándome en los ventanales— y déjanos solos.

Si señor— vi que asintió en el reflejo del vidrio y salió. Unos segundos más tarde la puerta se volvió a abrir, mi cuerpo se tenso al ver el reflejo de la mujer que venía caminando hacia el interior de mi cuarto, se paro en el medio del lugar y pude sentir sus ojos observándome.

Buenas Noches— me saludo con una suave y sensual voz que me hizo reaccionar, me gire lentamente y la potencia de su mirada se encontró con la mía, vi que sus ojos se entrecerraron un poco pero volvieron a su estado normal en unos segundos.

Buonanotte – le dije acortando la distancia que nos separaba— es un piacere conocerte, dime ¿Cuál es tu nombre?— le pregunte, la observe por unos momentos y mi cuerpo no fue indiferente a ella, era una chica más baja que yo, como pensaba no debía de tener más de veintitantos años, el color de su piel era blanquecina, poseía unas largas piernas y una torneadas caderas, sus pechos eran de un tamaño justo y proporcional a su estética figura, toda una alucinación dije en mi mente, la mujer era realmente bella. El silencio que se produjo en la habitación duro más de lo que pensaba, sus ojos me miraban atentos como observando todo lo que hacía— dime ragazza ¿Cuál es tu nombre?

Lúcia— contesto nuevamente con un tono suave y sensual— Lúcia Bicallo.


Bella POV:


Isabella Swan, 24 años…


Hola, hablas al piso de Bella, en este momento no estoy pero déjame tu mensaje y el numero, te llamare cuando pueda, Adiós— el mensaje de mi contestadora salto y me hizo despertar

Hola Bella, soy Irina quería saber si hoy iras a clases, te estaremos esperando con las chicas en el lugar de siempre, cuídate amiga, adiós— Me removí en mi cama y abrí mis ojos, ya había amanecido, mire el reloj de mi habitación, solo marcaban las ocho de la mañana y era día viernes por lo tanto un día de clases.


Por ser ultimo día de la semana y estando a puertas de un ajetreado fin de semana me permití recostarme nuevamente y dejar que mi cabeza se llenara de cosas. Mi nombre es Isabella Swan, estudio arquitectura en la universidad de San francisco, tengo veinticuatro años recién cumplidos y además un trabajo que me ayuda a sustentarme, soy una Scort. El termino antes se ocupaba para asociarse con otra palabra pero con el tiempo el concepto de Scort se fue separando de lo que todos pensaban que era, una prostituta con estudios. Me aovillé en la cama y comencé a recordar lo que era ser una Scort. Hace muchos años había llegado a esta ciudad llena de sueños y de promesas de una vida mejor, Tyler Crowley me había encontrado en mi antigua ciudad, Jacksonville y me había ofrecido este trabajo, al llegar aquí solo tenía dieciocho años y no sabía mucho del mundo pero con la ayuda de las institutrices me eduque y me convertí en lo que soy ahora, la flor más cotizada del jardín.


El sol comenzó a pegar fuerte sobre mi pálida piel pero aun así me quede disfrutando de su calor, con el tiempo mi fama se extendió por todo San Francisco y los demás estados de este país, aquí en este mundo, en este país las Scort son algo más de la sociedad, todos saben que existen y a que se dedican y también saben diferenciar entre una verdadera Scort y una prostituta, porque entre los dos términos había una gran diferencia, yo por lo menos jamás me acostaba con alguno de mis clientes. Tyler siempre decía que eso era algo mas allá del servicio y que éramos nosotras las que decidíamos hasta donde llegar, si no, teníamos siempre de la compañía de nuestros guardaespaldas que nos protegían, el mío tendría que estar por llegar en cualquier minuto, al recordar esto me levante para dirigirme a la ducha.


Media hora más tarde el timbre de mi apartamento sonó, me termine de vestir y fui a la puerta, sin detenerme a abrir gire la manilla y deje que la persona que estaba afuera entrara, sabía perfectamente quien era, el mismo que tocaba el timbre cada día a la misma hora.


Buenos días Lúcia— saludo la alegre voz de mi guarda espalda, me gire para mirarlo con mis ojos entrecerrados.

¿Cuántas veces he dicho que no me llames así fuera del trabajo?— le pregunte cruzando mis brazos sobre mi pecho, el chico cerró la puerta y se acerco con una sonrisa.

Un Buenos días Jacob habría sido mejor ¿no crees?— beso mi coronilla.

Te hice una pregunta— le dije golpeándole suavemente, se fue a mi cocina a dejar lo que traía en las manos, nuestro desayuno.

Está bien Bells, siento haberte llamado así— se disculpo exagerando su voz, una sonrisa que muy pocos conocían apareció en mis labios— me gusta hacerte enojar, te vez más hermosa de lo que eres— termino de decir mientras atravesaba las puertas hacia la otra habitación.

Por esta vez te perdono— le dije dirigiéndome a la cocina, el aroma que desprendían los paquetes me abrió todos los sentidos— ¿Qué trajiste?

Todo lo que te gusta bonita, pastelillos y dulces

¿celebramos algo?— pregunte sacando uno de la bolsa y mordiéndolo.

Se supone que no tengo que contarte nada hasta que hables con Tyler pero creo que un poco de información no te hará daño.

¿Quién es?— le pregunte sabiendo de inmediato de que se trataba

No lo sé pero al parecer es un pez gordo. Es dueño de los “Dea Greca”.

Oh ya veo— conocía los hoteles pero no al dueño— ¿y cuándo será?

Hoy por la noche, de hecho venia por ti ya que tienes que ir a la oficina.

Lo siento— me serví café y me senté en la mesa de la cocina, Jake me miraba atento— iré mas tarde, tengo que llegar a clases.

Bella…— comenzó a decirme pero lo pare antes de que comenzara con la cantaleta.

Escúchame Jacob Black, de todos estos años que he trabajado con Tyler he aprendido que no es un pecado hacerlo esperar, además soy su chica, la mejor como me dice él, nunca me lo he creído pero ya va siendo hora de que lo acepte, tiene que aprender a esperarme.

¡wow!, adoro cuando te pones así de dura— rio y se sirvió su desayuno, se sentó frente a mi observándome con una sonrisa— sabes que cuando te enojas tus ojos se ven aun mas verdes.

Lo sé, cambian de color con mis estados de ánimo, es algo que solo hay en mi familia.

Bueno señorita Lúcia Bicallo vaya a sus clases y después pases por la agencia para su nueva “misión”.

¡NO ME DIGAS ASI!— le grite mientras le lanzaba la servilleta, tomamos el desayuno entre risas y bromas de Jake, tenía mucha suerte de tenerlo como mi guardaespaldas, el me había salvado muchísimas veces y siempre estaría agradecida con él.


Lúcia Bicallo, el solo nombre me hacia estremecerme, era el nombre que acompañaba a mi título, ese que jamás pensé poseer. Cuando Tyler me presento en la sociedad le pedí que no usara mi verdadero nombre, una de las cosas que pretendía proteger era mi verdadera identidad, Isabella Swan solo lo conocían algunas personas, las demás me llamaban Lúcia. Otra cosa que era distinta al momento de estar en mi trabajo eran mis ojos, recuerdo que Tyler me pidió casi en ruegos que no me pusiera lentillas de color chocolate y yo nunca acepte, el fulgor y brillo de mis ojos verdes estaban reservados solo para las personas que me amaban no para cualquier extraño que se cruzara en mi calle.


Bien ya me voy— anuncio mi guardaespaldas mientras se paraba de la mesa, quizás cuanto tiempo estuve metida en mis pensamientos, Jake se termino el café y se paro— ¿a qué hora sales de clases?

A las tres de la tarde, creo— no recordaba bien el horario de hoy.

Pasare por ti a esa hora bonita, nos vemos— se acerco y beso mi cabello.


Unos cuantos minutos sentí la puerta cerrarse y quedar nuevamente sumida en el silencio. Lúcia, una de mis dos caras, Bella y Lúcia eran dos personas muy diferentes pero que vivían en el mismo cuerpo, siempre había pensado que un día una de ellas desplazaría a la otra quedándose como la única presencia en este cuerpo, esperaba que fuera Bella y que Lúcia no me arrastrara a la vida de Scort para siempre. Sacudí mi cabeza e intente olvidarme de mi otra cara, me bebí todo mi café para salir a la universidad, habían muchas cosas que tenía que agradecerle al mundo de las Scort una de ellas es que ya me faltaba solo un semestre para terminar mi carrera, pronto me convertiría en una arquitecto titulada y con ello todos mis sueños se materializarían frente a mis ojos.


¡Bella!— me llamo una voz conocida cuando ingrese en la cafetería de siempre— ¡aquí estamos!— me indico la figura de una de mis queridas amigas, Irina, me acerque a la mesa y contemple los rostros de mis compañeras de carrera, estaban Irina, su prima Kate, Emily y Claire.

Hola chicas ¿Qué tal?— las salude con una sonrisa y me senté a conversar con ellas. Esta semana había faltado a clases unos días y creo que estaba preocupadas por mí.


Mi trabajo era un secreto a voces que todos sabían pero que nadie se atrevía a preguntar, inclusive las chicas que tenía enfrente que eran lo más cercano a mis amigas jamás me habían preguntado sobre mi trabajo, creo que todos pensaban lo peor de mi pero a mi poco me importaba, ser una Scort había logrado que estuviera aquí y no sentía vergüenza de ello ya que jamás vendí mi cuerpo por dinero. El día pasó rápido, por la tarde Jake pasó por mí a la facultad y nos fuimos hacia la oficina, llegamos al gran edificio que se encontraba en el centro de la ciudad.


Buenos días señorita Bicallo, señor Black— nos saludo la secretaria, ambos saludamos con un gesto y pasamos hacia las oficinas.


Recorrimos los largos pasillos del primer piso hasta llegar a unas enormes puertas de madera, respire profundo y entre, Jake como siempre seguía todos mis pasos.


Buenas tardes cariño— me saludo Tyler— pensé que nunca llegarías ¿Qué te ha demorado?— una enorme sonrisa apareció en su rostro, sus dientes resplandecían al lado de su oscura piel.

Sabes que tengo deberes Tyler— le dije sentándome enfrente de su escritorio, el hombre rodeo la imponente mesa y se sentó en la orilla de ella frente a mí.

Ayer por la noche me llamo Andrew Hennings, es el asistente personal del dueño de los “Dea Greca”, pidieron los servicios de la mejor flor de mi jardín

¿ya he salido con él?— pregunte con curiosidad.

No, de hecho no es ni de esta región. El tipo es un empresario Italiano, más rico que cualquiera de este país, sabes que sus hoteles son muy famosos, de hecho me he hospedado en muchos de ellos a nivel mundial.

Lo sé, en todo caso no lo conozco, ¿Cómo se llama?

No lo recuerdo— dijo cruzándose de manos— pero eso no importa— agito sus brazos en el aire— lo que interesa es lo que vas a hacer.

¿Qué es?

Es una fiesta de caridad o algo así, el tipo quiere conocerte y si todo sale bien tiene una serie de eventos a los que deberás asistir con él.

Está bien, lo hare.

Esta demás decirte que el pagara mejor que cualquier hombre de este país así que creo que deberías darle un trato especial— me dijo destacando la última frase, sin tener que mirarlo sentí el cuerpo de Jake tensarse, el mío reacciono ajeno a lo que pasaba a mis espaldas.

Sabes que yo no tengo tratos especiales con nadie— le dije haciéndolo retroceder un poco— en mi contrato no está estipulado el Sexo como trato especial Tyler ¿no tengo que recordarlo cierto?

Claro que no mi vida— dijo con voz dulce pero a la vez arrastrando sus palabras, mi abogado había sido un genio al eliminar cualquier clausula que me obligara a prestar servicios sexuales por obligación con alguien, yo realmente tenia la decisión en mis manos pero jamás había pensado en acostarme con alguno de mis clientes— solo decía que fueras más amable con el que con los demás

No te preocupes, me encargare de ganar todas las citas que él tiene, te aseguro que pagara la suma completa.

Buena chica, si lo haces bien tendrás un bono especial cariño, solo para ti— me dijo con una sonrisa— esta demás decir Black que eres su sombra, no te separas si ella no lo pide, no la dejas sola en ningún momento, solo cuando ella lo solicite.

Si señor— le dijo relajando un poco mas su cuerpo, sabía que a Jake no le gustaba cuando Tyler me intentaba persuadir en relación a mis servicios sexuales, aunque el todavía no me lo decía sabia que los sentimientos de Jake eran más que los de un buen amigo pero intentaba persuadirlo suavemente, en mi vida y en mi mundo no había espacio para un hombre y no quería decepcionarlo, solo podía verlo como un muy buen amigo.


Salí del despacho de Tyler intentando controlar mi ira, Jake iba con el cuerpo tenso a mi lado, ambos sabíamos que el mayor deseo de Tyler es que yo comenzara a ofrecer mi cuerpo como una atención más de mis servicios, eso elevaría mis propuestas al doble pero jamás lo haría, si no lo hice cuando mas necesite dinero menos lo hare ahora.


Maldito de Tyler— susurro a mis espaldas.

Cálmate Jake, sabes que siempre insistirá, creo que para lo máximo seria que además de ser una scort me prostituyera por millones y como sabemos, los hombres pagarían.

Lo sé— contesto con la mandíbula apretada

Pero olvidémonos de eso, son más de las tres, me iré a preparar enseguida ¿te llamo cuando este lista?

Claro, la cita es a las nueve en punto en el pent House del tipo.

¿quiere verme antes?— pregunte avanzando por el pasillo

Al parecer si, por lo que dijeron las malas lenguas nunca ha contratado a una Scort puesto que no sabe lo que implica.

Oh, ya veo. Bien habrá que mostrarle lo que es salir con Lúcia Bicallo— Jake sonrió.

Me gusta tu autoestima, tienes de donde ser la mejor, nos vemos en la tarde bonita.

Nos vemos— nos separamos en el ascensor, el se fue hacia la cafetería del edificio y yo a los pisos superiores donde estaban el Spa y el salón de Belleza.


Ascendí hasta el piso nueve y la recepcionista me recibió con su usual sonrisa, entre en el salón y me deje consentir en todo lo que me quedaba de la tarde, a las ocho me comencé a preparar, para este cliente se me fue asignada la mejor ropa, no cavia duda que era “un pez gordo” como lo llamaba Tyler. A las ocho con treinta minutos Jake toco la puerta de la habitación donde me estaban preparando.


¿se puede?— pregunto desde el otro lado de la puerta.

Claro que si pasa— le dije y de inmediato se coló en la habitación

¡Wow!, nunca dejas de sorprenderme, cada día más hermosa— me dijo con un brillo especial en sus ojos.

Muchas gracias, ¿ya está todo listo?

Claro que si, tu auto esta encendido y esperándote—

Bien— le dije y me pare del taburete, observe mi figura y revise que todo estuviera en su lugar.


Por mi delicada figura se ceñía un vestido negro con detalles de lentejuelas del mismo color, era de corte recto y sin tirantes. Mi cabello iba sujeto en una pequeña y elegante cola, el maquillaje como siempre era suave y sin resaltar en exceso ninguna parte de mi cara, el toque final lo daban las lentillas de color. Mi color de ojos siempre ha sido algo que me ha caracterizado, sé que eso no arreglaba mi problema de identidad pero por lo menos había algo que era reservado solo para mi, ninguno de mis clientes había visto jamás el color de mis ojos, siempre llevaba lentillas extras por si algo sucedía.


Bien, ¿nos vamos?— pregunto mi guarda espalda extendiendo su brazo para mi

Vamos— le dije asintiendo con una sonrisa, así comenzaba otro fin de semana más, llena de eventos y fiestas de las cuales jamás habría pensado en asistir, así era mi vida, así eran los días de las Scort.


Nos subimos al auto y nos dirigimos hacia el hotel, en la tarde se me habían dado todas las indicaciones de la cita, el hombre con el que saldría en efectivo era uno muy rico, era originario de Cerdeña en Italia y tenía la familia mas adinerada de todo el país, su fortuna era personal, había iniciado sus negocios a los 18 años invirtiendo en unos cuantos hoteles y de ahí se había hecho famoso en poco tiempo. Es soltero, de veinticinco años, cuando recibí esa noticia fue una sorpresa, mis clientes nunca bajaban de los treinta y tantos sin duda esta seria todo un caso, lo único que espera era que no exigiera más de lo que yo podría darle, el sexo no es un servicio.


Llegamos— anuncio Jake abriendo la puerta del auto, extendió su mano y me ayudo a bajar— estas radiante— me dijo cerca del oído.

Gracias— camine hacia el interior del hotel, seguida de cerca por mi guardaespaldas— Buenas noches, necesito ver al señor Andrew Hennings—

Buenas noches señorita— me saludo un recepcionista, sus ojos recorrieron mi cuerpo de arriba hacia abajo— el señor Hennings la está esperando, suba hasta el pent—House.

Gracias— le dije y camine hacia el ascensor sintiendo las miradas en mi espalda, esto era algo que siempre sucedía, ya estaba acostumbrada a ser el centro de atención masculina y la envidia femenina. Subimos en el ascensor, cada vez que había una cita con algún hombre Jake intentaba hablarme lo menos posible para no entorpecer mi labor, además el era muy profesional a la hora de hacer su trabajo. El timbre del ascensor nos indico que ya habíamos llegado, las puertas se abrieron y la figura de un hombre de mediana edad se apareció en el medio del hall.

Buenas noches— saludo examinándome de pies a cabeza, sus ojos se detuvieron en las partes más exuberantes de mi anatomía.

Buenas noches ¿señor Hennings?— pregunte con voz suave

el mismo, ¿y usted?— pregunto con una lasciva sonrisa.

Lúcia— respondí con una sonrisa— Lúcia Bicallo.

Mucho gusto Lúcia

El gusto es mío

Bueno lamentablemente el que solicito sus servicios no he sido yo pero me alegra haberla conocido creo que usted será la próxima Scort que pediré— comento sonriendo más ampliamente, Ya quisieras… dije solo para mi, Tyler jamás perdería su tiempo y el mío con un tipo como él, lamentablemente el no alcanzaba para los estándares que manejaba yo.

Es una lástima, puede que algún día nos veamos— comente intentando esconder el sarcasmo de mi voz

¿viene acompañada?— pregunto mirando a Jake

Si, el es el señor Black, mi guardaespaldas pero no se preocupe que él no vendrá con nosotros, el está encargado de mi seguridad y nos seguirá en su auto.

Oh… que interesante, es la primera Scort que veo que tiene guarda espaldas- comento en un tono de diversión

Debe ser por la calidad señor Hennings, solo las mejores poseemos seguridad— sonreí— bien, entonces con permiso- intente pasar pero él me detuvo

Espéreme, deje presentarla, al señor Cullen no le gusta que se metan a su habitación sin llamar, espere aquí por favor.


¿Cullen?, ¿habría escuchado bien?... mi cuerpo se erizo por completo al escuchar ese apellido… hacía mucho tiempo que no lo oía. Intente que lo que pasaba por mi cuerpo no afectara en el exterior, el hombre abrió dos enormes puertas y se adentro en otra habitación.


Es un maldito idiota y libidinoso— me dijo Jake entre dientes.

Calla— le dije haciéndolo silenciar sus palabras— recuerda que las paredes oyen— los segundos parecían eternos, el silencio de la sala llego a molestar en mis oídos. Mi cuerpo estaba levemente consternados, ¿sería tan cruel la vida conmigo?, esperaba que no.

Bien, pase por favor— me dijo llegando nuevamente a mi lado, di un imperceptible respingo y me moví en mi lugar

Muchas gracias— le dije, le di la última mirada a Jake quien asintió con la cabeza.


Camine lentamente hacia la puerta y entre en la habitación sin tocar, camine unos pasos hacia dentro y la luz tenue del lugar fue lo primero que divise, sentí la puerta cerrarse muy lentamente a mis espaldas dejándome junto a mi cita. En los enormes ventanales del Pent House estaba la figura de un hombre, lo primero que pude vislumbrar fue la extensión de su espalda y el porte, debía medir fácil unos diez o veinte centímetros más que yo, tenía sus manos en los bolsillos mientras contemplaba la ciudad. Me pare en el medio de la habitación e intente calmar mis nervios, sin duda solo era un alcance de apellidos… el no podría estar aquí, no en la misma ciudad que yo.


Buenas noches— salude con voz suave, su cuerpo reacciono girándose lentamente, mire el rostro del hombre con el que saldría esta noche y palidecí en el mismo instante que supe quien era. El destino si era cruel, lo había puesto nuevamente en mi camino.

Buonanotte – saludo en un perfecto italiano, un idioma que había tratado de olvidar— es un piacere conocerte, dime ¿Cuál es tu nombre?— me pregunto dejándome por primera vez muda, era él, Dios mío, no podía ser… mire su cara una vez mas y luego todo su cuerpo, parecía otra persona, su porte, su cara, su cuerpo habían cambiado lo único que podía reconocer era su rebelde cabello y el verde intenso de sus ojos, el que una vez ya me había hechizado— dime ragazza ¿Cuál es tu nombre?— volvió a insistir y me tense al no poder hilar ninguna palabra, dios mío… ¿Qué haría ahora?, creo que aun tenía un poco de suerte, él no me había reconocido y eso era una enorme ventaja. Intente calmar las locas ganas que tenia de salir corriendo y alejarme lo que más pudiera de él, me refrene y abrí mi boca para decir el único nombre que el conocería de mi boca.

Lúcia— le dije y su boca se entreabrió— Lúcia Bicallo— sus paso los llevaron hasta mi, al sentirlo cerca de mi cuerpo mi piel reacciono en unos segundos, era algo inexplicable pero podía sentir el calor de su piel.

Es un placer conocerte, Lúcia— tomo mi mano y la llevo a sus labios sin perderme de su vista, el verde de sus ojos brillaban más intensos de lo que recordaba, beso mi piel y una corriente de electricidad se genero en el pedazo que fue tocado por su cálidos labios.

El placer es mío señor Cullen— le respondí, el me mostro una ligera sonrisa y entrecerró sus ojos

Edward per favore, las formalidades están demás.

Si así lo prefieres— le concedí ocultando mi estado, mis nervios explotarían en cualquier momento teniéndolo tan cerca— ¿nos vamos?— pregunte intentando salir al exterior cada vez sentía más pequeña la habitación

¿tienes prisa?— pregunto en perfecto español, el podía cambiar de lengua rápidamente.

No pero si no nos damos prisa nos perderemos un baile de caridad.

Tienes razón— me dijo y me ofreció su brazo— vamos


Puse mi mano sobre su antebrazo bajo su escrutadora mirada, una sonrisa apareció en su rostro y se reflejo en todo su rostro, el realmente estaba disfrutando de esto pero ¿ya no me recordaba?, estaba más que claro que desde la última vez que nos habíamos visto habían pasado muchos años y yo había cambiado bastante pero aun así… ¿nada en mi era familiar?, al parecer no porque él no daba señales de recordar aunque sea mi cara. Salimos al hall y mi cuerpo sentía los estragos de la situación, si Edward descubría quien era seria mi fin pero ya estaba aquí y por lo que vi en sus ojos no me dejara ir hasta saber hasta el más mínimo de los detalles, lo sabía porque cuando lo conocí tenia la misma mirada y no paso mucho tiempo antes de que el lograra desnudar mi alma.


22 comentarios:

  1. CHINGA MI VIDAAA oh dios esto quedo muy jodidamnete bueno todo te invita a más como un edward jajajaaj dios mio me alegro ser la primera en comentar y la primera fan oficail de este fic que promete montones, 1 jodido capitulo y ay tengo millones de dudas, de donde putas se concoen? y que coños paso entre ellos? y heme aquí frustrada como nada en la vida queriendo que sea el otro martes y ohhh dios ya quiero mas scort y lemosn mucho lemon, me hacen falta tus lemon por qu eme volviste lemonera, te amoooo mi tiwwi gracias por las historias y por volver y feliz cumple ers un bby jaja

    ResponderEliminar
  2. bienvenida tiwii, te echado de menos, pero por lo menos la espera ha merecido la pena, el fic tiene una pinta increible, vamos que ya me tienes enganchanda.
    besossssssss

    ResponderEliminar
  3. bienvenida"!!!!!!!!! sisisissisi me encantoo estre primer capi huy q habra pasado en el pasado jajaj valga la acotacion jaiiiii buenisimooo hay no te lo puefo creer!"!! habra q esperar jajjaaj besitoss

    ResponderEliminar
  4. bienvenida!!!!!!!! ya me e enganxado dios... menudo primer cap me encanto madre mia... me muero x saber q les a pasado a estos 2
    un besazo wapa!!!!!!

    ResponderEliminar
  5. OMG wow¡¡ Tiwii q genial esta el primer capi me muero por leer los proximo de esta historia ahhh Dios estuvo fenomenal tan chido wow¡¡ no me canso de decirlo wow¡¡ ya quiero saber de donde Bella conoce a Edward jejeje me muero por saberlo ohh querida encerio q no me dejas se sorprender este capitulo esta padrisimo me muero por leer los proximo ahhhh Dios Tiwii eres grandiosa eres la mejor autora del mundo cariño tkm nunca cambies bye
    atte Viviana Bv

    ResponderEliminar
  6. WOWWWWW TIWII menos mal que volvistes ya te extraniaba! amo tus noves al igual que las de ada
    me encanto besos

    ResponderEliminar
  7. muy interesante??????, me ha encantado este primer capi y como siempre las espectativas son 100% buenisimas, te felicito, tu fiel lectora, LOQUIBELL

    ResponderEliminar
  8. Mi Tii sabes que ammo locamente esta idea y mas que este ed sea italiano y giegooooo.. creeme ams de una gritara Killing me sotfly lo juro.... Dios como amo la tram de dde este fic Lucia Bicallo... y El hbalandonos italiano ... o me derretiiii te amooo y amo a tu mente

    ResponderEliminar
  9. wauuuu!!! eso es a lo que se le llama venir cargada después de las vacaciones... que por cierto te extrañamos muchísimo, pero valió la pena porque lo que leí esta increíble tantos las historias como la redacción.
    En pocas palabras sos increíble... gracias por compartir tu gran talento con nosotras.
    Creo que si tuviera que elegir una historia que sea mejor que otra, no podría porque las tres son geniales e intrigantes.

    ResponderEliminar
  10. holaaaa q bieen q hayas vuelto, y esta nueva historia esta recontra buenisima , ya con el primer capi me dejaste mega intrigada , con tantas cosas, besossss

    ResponderEliminar
  11. mariana d´cullen!7 de octubre de 2010, 17:52

    holaaa, yo acabo de descubrir tu blog hace poco y ya soy adicta a el y a tus lemmons creemelo, en fin.. joder!!! esta story se ve ke esta chevere, ia me enganchaste y aora me va a dar algo por esperar tanto, pero de donde rayos se conocen edward y bella?? tiwii amo tu I LOVE YOUT MIND!!! te lo juro
    amo todas tus historias principalmete corazon de hierro que me encanto tanto k me la lei como en 4 dias de vrdd parecia vampiro con tantas ojeras, tango con un vampiro me encanta aunke solo valla 1 capi pero no importa y esta hostoria y la de secuela de corazon de hierro me estan matanto, tanto drama ke vuelve loca pero noimporta vale la penas esperar
    bueno ya te deje una biblia nos vemos luego nunca habia comentado antes pero ahora lo hare en cada capi te lo prometo y si el capi esta tan bueno como este con mas razon
    baii cuidate y cuida tu mente y sigue escribiendo asi de genial
    un dia de estos de dejo mi correo y talves te pueda dar unas locas ideas ke luego se me acurren de repente si tu kieres

    ResponderEliminar
  12. woa esta interesasnte la nueva historia tiwi
    haa no puedo creer se conocen omg
    bueno ya muero por leer el prox cap
    me imagino k estara super bueno
    bueno nos vemos cuidate

    ResponderEliminar
  13. Hola.. Soy amiga de Marie Kikis y ps yo sigo sus blog y estaba recomendando este.. Soy una lectora compulsiva jjejee..!! Estare al pendiente de las publicaciones de todas tus historias.. Me gusto mucho te cap.

    ResponderEliminar
  14. Ahiiiii DIOS Me mataste sta historiia ya entro en miis favoriitas! cmo q se conocen ahii nono no me gusta tener dudas -.- Eres geniial a todas nos sorprendes con tu imaginacion nos seguimos leyendo :D
    att: lilian moreno cegarra de venezuela;;*

    ResponderEliminar
  15. ay,me dejaste con mucha intriga.cuando,donde,xq.ya me atrapo la historia

    ResponderEliminar
  16. ay,q intriga ya me atrapo.como,cuando,donde.quiero massss y aguante tus historias,sobre todo si estan llenas de lemons jaja

    ResponderEliminar
  17. ooooh diooos mioo!!! kiero k sea martes YAAA! jajaja
    me encanta me encanta me encanta! sabes que tus historias me encantan no?? jiji
    esta creo k promete asi k abra k leerla todas las semanas :D
    seguro k se conocieron en el instituto ella se enamoro, el jugo cn ella y x eso se puso asi cuando lo vio.. que les deparara el destino aora??? jajajajaja
    besos

    att: Srta. de Cullen

    ResponderEliminar
  18. Hasta hoy pude tener algo de tiempo libre para leerteeeeeeeeeeeeeee!!! y debo decir algo ME ENCANTANNNNNNN TODOS LOS NUEVOS PROYECTOS!!! valio la pena esperar cada segundo que te fuiste de vacacionesss!!! Tiwii felicitaciones otra vez x tu primer año escribiendo lindas historias, pero somos nosostras quien debemos dar las gracias poder leerte ya durante un año!!! Preciosaaa ojala escribas x muchisisismooo tiempo mas!!!!
    OPbviamente esta de mas decirte que me encanto esta historia es realmenteeee increible, me dejo con miles de intrigas ya quiero que sea martes para leer el nuevo capi!!! Definitivamente me encanta todo lo que escribes y estas 3 historias prometen demasiadooo!!!
    En cuanto a Tornado de aguas claras ya habia leido algunos capis en fanfiction perooo gustosaaa vuelvo a leerrr... jejeje esa es otra que me atrapo con tan solo un capitulo!!!
    Y ni que decir de cuidando tu corazón... ni te imaginas todo lo que espere esa historiaaa, ojala no pasen cosas tan terrible como en corazon de hierro porque con esa si que sufriii...
    Solo me queda desearteee mis mejores deseos con estos nuevos proyectosssss y ak tendras a un de tus fieles seguidoras leyendote cada semana!!! jejeje a veces x culpa de la universidad tengo que aguantarme las ganas y leerte solo el fin de semana!!! :(

    PD1: como te diste cuenta te comente las 3 historias ak, lo que pasa es que mi internet esta fallando y me cuenta mucho hacer un comentario asi que aproveche este para hacer los 3... jejejeje

    PD2: y como siempreee le tengo un mensajito a tu neuronassss!!! "diles que las amo con locura" jejeje

    Un besosoooooooteee y abrazoteeeee
    Una de mas fieles admiradoras (aunque no comente mucho, pero entiende mi internet es un asco) :)

    ResponderEliminar
  19. AAAAAaaaah! me fascinó, quiero leerla luego, tengo tanto sueño, pero tu historia merece quedarse un poco mas.

    http://desolydelluvia.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  20. absolutamente no me arrepiento de comenzar a leer ahorita sta historia wow me gusto y sobre todo el misterio esta muy buena jaja muero y delirio por los italianos ..nos leemos en el siguient cap..

    ResponderEliminar
  21. bueno soy nueva leyendo esta historia, esta por demás decirte ke pinta bastante bien, la trama totalmente interesante y bueno me intriga ke pasó entre ellos para ke bella esté tan nerviosa, seguiré leyendo, hasta ponerme al corriente ,xoxo

    ResponderEliminar
  22. realmente bueno el capitulo que abra pasado entre ellos en el pasado que ella teme tanto que la descubra

    ResponderEliminar