“No Necesito un Cielo si tú no puedes ir a él ",
Bella Swan, Luna Nueva

"Un día escribiré tanto como Estrellas hay en el Cielo" Tiwii Cullen





Debemos aclarar que todas las historias que están en este blog nos pertenecen y son de nuestra autoría pero los personajes de la Saga Crepúsculo y algunas otras cosas más que aparecerán en los Fics que publicaremos aquí son propiedad de Stephanie Meyer, también existen personajes que son sacados nuestra imaginación.



martes, 15 de marzo de 2011

El Aprendiz. Capitulo 4




Bueno San Pedro trae el ron, las cartas y un par de angelitas


Ya que morir implica que ir directo al cielo, bueno cualquier lugar donde no estuviera Rosalíe Hale debía ser el cielo, estaba ansioso para que las puertas doradas e iluminadas se abrieran para dar la bienvenida a mi nueva etapa de la vida.

¡Hey! San Pedro ya estoy aquí, abre las puertas que la fiesta empieza

Pero las puertas doradas se disiparon, y mi mano quedo extendida. Oí mi propia respiración fuerte y pesada, acompañada del molesto sonido de un beep al fondo, internamente me queje ¿Por qué sentía dolor?¿por qué oía mi respiración? ¿Acaso cuando mueres no cesan toda actividad física?

― Quien se cree esa estúpida— dijo la voz del demonio.

San Pedro optó por darme una patada en el culo y enviarme al infierno, pero ¡hey! nadie me notifico que ahora el demonio había ascendido al cielo o descendido a barrendero y que quien mandaba era la mismísima Rosalíe Hale ¡mierda!

― Volvió a llamar— la dulce per acongojada voz de mi madre me hizo dar cuenta de que aun vivía

Si, anoche muy tarde, no me cree acerca del accidente y me exige que le pase a Emmett… a todas estas ¿quién es? ¿Por qué no deja de llamar y fastidiarme? Es una insolente y mal educada, ¡Oh! Es, si oyeras la forma en que hablar, Dios con que clase de gente esta enredado Emmett—

― No lo sé Rose, sabes que desde hace un año no sé nada de mi familia

― Lo siento, todo fue mi culpa— exteriorizó dolida y con cierto deje de melancolía

Luche por mantenerme inadvertido, no podría soportar la mirada triste de mi madre, y ciertamente no deseaba ver a mi tormento personal

― Ahí cariño, esto hubiese sucedido contigo o sin ti— respondió mi madre

― No, no hubiese sucedido, sabes también como todos que él me culpa y no me eximo, si todo fue mi culpa, yo…—

― Rose, cariño no puedes asumir responsabilidades que son de todos— indico mi madre con nostalgia, se aclaro ligeramente la garganta—Ahora cariño debo marcharme, Edward pasara en breve para cuidar de Emmett y tú puedas ir a la oficina—

No hay ningún problema, quiero ver que despierte, me preocupa debió despertar a la noche, pero ya vez no hay indicio de que este consciente, y… esa tipa llamando, en menos de un día juro que han sido más de cien llamadas— farfullo con rabia

Luego de una breve despedida, quedamos solos, yo manteniendo mi farsa de dormí profundamente, ignorante de lo que me rodeara, aguantando el dolor en la parte alta de mi pecho. En silencio ella se sentó junto a mí manteniendo mis manos sujetas entre las suyas, una completa tortura, el calor de su cuerpo llamándome, seduciéndome, suspiro profundamente, para luego llevar una de sus manos a mi rostro y acariciar mi rostro dulcemente, ese gesto estuvo a punto de desarmarme

Dios mis sentimientos por esa mujer siguen igual que ayer

― Te amo, ¡oh! Emmett si no hubiese sido tan tonta— las almohadillas de sus dedos me quemaban, y dolía, los ojos comenzaban a escórcenme

Vamos no serás tan mariquita como para desarmarte con una frase tan trillada, ella nunca te amo, y nunca te amara. Me repetí. Por más que tu estúpido corazón lo desee ella no te ama, Emmett nunca te amara

Poco después ingreso una enfermera algo murmuro a Rose quien dio un ligero si, por respuesta. El cansancio, el dolor, o lo que fuera me dejaron fuer de batalla. En mis sueños reviví esos días del pasado, un pasado que poco a poco se disipaba para dar paso a la bruma, y esa bruma se llevaría al olido aquellos recuerdos, recuerdo de los días soleados.

Tras la noticia del embarazo de Alice todos volcamos atenciones para ella, y más cuando por causar de una infección urinaria casi pierde el bebé, en esos días tanto Jasper como Rose parecían haberse adherido a nuestra familia, era raro no verles cerca, al final esa cercanía fue lo que facilito mis avances con ella, siempre que le veía me abalanzaba sobre ella abrazándole, besándole, tonteando

― Puedes dejar de ser tan empalagoso. El dulce no me va, tengo problemas de azúcar—

― Yo no te hare daño, Bonita— le había susurrado mientras dejaba que mi nariz rozara su pálido cuello, esa mujer me tenia al límite— Ahora ¿quieres ser mi novia?— pregunte sin dejar de el mimo, tres meses habían transcurridos desde la noticia del embarazo de Alice y solo dos desde el primer beso, pero no el ultimo, dos meses en los cuales prácticamente me arrastraba por un poco de su amor

― Hoy no estoy de ánimo, bebé— respondió en ese tono de lo tengo bajo control— además sabes que ya tengo novio, uno mucho mayor que tú, con dinero y…—

― Pero no le quieres, y él te tiene como un trofeo. Si aceptas ser mi novia serás mi reina, la única , no una de tantas—

― No me interesa, sabes que esto no pasara de ser juego de besitos y abrazos, nada de sentimientos, nada de relaciones profundas, nada de apegos emocionales— sentencio antes de abordar mis labios en un fiero beso, un beso que no replique, que respondí mas ansioso, posando mis manos en su cadera, sujetándole fuertemente, para atraerla a mí y dejarle ver todo lo que producía en mi.

― Vamos Rose, se mi novia— murmure sobre sus labios antes de hundir mi lengua en su caliente boca, su gemido choco en la parte trasera de mi boca haciéndome estremecer, su lengua devoraba sin temor la mía

― Dame tiempo, bebé— susurro antes de cortar el beso—ahora tengo que marcharme, me esperan— tomo parte de su cabello para peinarlo un poco y luego dejarlo caer con elegancia, picardía y mucha altivez— te veré en estos días, te cuidas— poso dos de sus dedos en sus pecaminosos labios para dejar en ellos un beso sonoro y luego enviarlo a mí en un coqueto soplido

Por aquellos días vivía, dormía, comía todo lo que esa mujer me dijera, por ella era capaz de tirarme de un acantilado en patines y en ropa interior, con pocos meses estaba más que enamorado de ella, no veía, ni creía lo que los demás dijeran, no, para mi Rose era lo primero, lo único, la mujer perfecta, la damisela de mis sueños, la princesa de mi vida, el sueño idílico, pero bueno a veces cuando se sueña alto podemos caer al despertar.

Si, y el recuerdo se esfumo como la delincuencia en redad, al principio fue un ruido molesto y poco entendible, tata de abrir los pero parecía que mis parpados fueron cocidos y la garganta quemada con acido, tenia sed, y me dolía todo

― Puedes irte— la voz de Rosalíe sonó dura y fría— yo cuidare de él

― Es mi hermano— atajo la firme Edward, la persona a quien más admiraba y respetaba, la persona que nunca pensé me traicionaría

― No se llevan bien, si despierta y te ve aquí se hará una furia—

― Claro que no… nos llevamos bien por tu culpa ¡maldita sea! ¡Por tu culpa!— escupió Edward con palpable odio— por tus malditos caprichos, por tu maldito egoísta, por tu maldito narcisismo y ego—

― Pues ese día no pusiste reparo— podía imaginar su ceja enarcada y su mirada de “Yo tengo la razón”

Edward farfullo mil palabrotas— Vete a tu casa Rosalíe, yo cuidare esta noche de mi hermano, tu ya hiciste suficiente—

― ¡Ah! No de eso nada. Yo cuidare de Emmett, tu lárgate

Que tierno ahora los dos peleándose por cuidar del moribundo, tan conmovedora escena provocaba en mi los mejores sentimientos, el amor comenzaría salir por mis poros como el sudor en un día de verano, ¡si, como no! la repugnancia, el odio e ira bullían peligrosamente en mi cuerpo, abrí los ojos solo para encontrarme con ellos cara a cara fulminándose con la mirada, pareciera que estuvieran en un concurso de pulso, ninguno flaquearía, tan sumidos en su pelea visual estaban que no notaron que había despertado

Valientes cuidadores los que me he ganado...

― Vete Rosalíe. Yo cuidare de él ¿o es que te falta acabar con algo más?— espeto mi hermano algo mas furioso, haciendo que Rose hiciera una mueca de desagrado

― No me voy— dijo ella con los dientes apretados— yo cuidare de él—

― Pues yo creo que ninguno de los dos se quedara a cuidarle— intervino una tercera voz, una que yo conocía perfectamente.

Los dos giraron un poco el rostro para ver a la dueña de aquella voz, conociendo a mi amiga no se dejaría intimidar por el ambiente hostil. Entro por completo a la habitación permitiéndome tenerla en mi línea de visión, el cabello castaño oscuro recogido a medias dejando que varios mechones bailaran desordenados fuera del moño. Chaqueta de cuero negra sus infaltables taches, la prenda se ceñía a su hermoso cuerpo y - no soy ciego, Sheep tiene uno de los mejores cuerpos que he visto- pantalón de cuero negro ajustado a sus caderas y largas piernas, adornado por unas cadenas de plata, y si como pensaba había traído su moto las botas militares con punta metálica complementarían su sexy traje de motera

― ¿Quién es usted?— ladro Rosalíe, quien avanzo desafiante hacia la menuda mujer frente a ella, y es que Rose le saca perfectamente una mi amiga

― ¿Quiénes son ustedes?— llevo las manos a la cabeza para soltar el cabello y sacudirlo un poco— Bueno responden o les mando a sacar—

― ¡Insolente!—

Sheep eres mala. Dije con júbilo, ante la sonrisa que mi amiga dedico a los presentes, dio un vistazo por la habitación notando mi conciencia guiño un poco el ojo

Para contrariar mas a Rose bostezo y con la parte superior de sus dedos palmeo varias veces en señal de aburrimiento. Edward en cambio parecía haberse quedado petrificado y con la baba colgando

¡Hey! Hombre es mía, o es que también me la quieres arrebatar. Grito mi celosa mente

― Su nombres o los vigilantes les sacaran a patadas, y que si ellos no lo hacen lo hare yo— indico con un dedo sus botas…

¡Si amiga! Patéales el culo a esos dos… por favor que alguien traiga palomitas de maíz y soda

― E-Edward C-Cullen… y— sacudió la cabeza como si saliera de un trance— ella es Rosalíe Hale — Al saber la identidad mi amiga torció los labios, levanto la ceja y dejo que un lado de sus labios -para ser exactos el contrario al de la ceja levantada- se elevara— ¿y usted es…?— hablo usando el tono de conquista

― La arpía y la rata juntos, hermoso cuadro ¿a que si Emmett?¿te gusta la pintura, amor? Quién diría que los tendrías a los dos peleando por cuidarte. ¡Oh que conmovedor!— rio con ganas haciéndome sonreír.

― Esta inconsciente, tonta— escupió Rose, no me gusto para nada el tono usado para con mi amiga, pero Sheep no es de las que huye por un grito, ni aunque se le partiera una uña

Levanto la mano, haciendo ese gesto que dice: “¡aja! lo que sea”, paso por medio de ellos, me sonrió ampliamente antes de saltar a la cama y abrazarme, tirando un poco algunos cables que hasta ahora no me había dado cuenta tenia, se disculpo, pero no se bajo de la cama, se mantuvo dándole la espalda a nuestros acompañantes, sus ojos estaban teñidos con ese brillo de maldad, volvió a guiñarme uno de sus hermosos ojos marrones

― ¡Oh, Boo! me asustaste— dijo en un sollozo, volvió a abrazarme esta vez con más cuidado— ¡Oso tonto!, querías dejarme viuda— negué con la cabeza— supe que algo iba mal cuando llegue a casa y no estabas donde prometiste, sabes aun me debes esa… se suponía que tenias que estar en medio de mi cama desnudo y con esa sonrisa salvaje que tienes cuando quieres que tengamos sexo desenfrenado, pero no— golpeo suavemente mi frente— estas aquí en Seattle jugando al héroe y al enfermo— mordí el interior de mis mejillas, estaba a punto de reír a todo pulmón, por sus locas palabras y por la cara roja de Rosalíe— Oye tenemos que pasar una queja a las directivas de esta clínica, puedes creer que llame para saber de ti y … bueno se negaban a informarme además, costa rica esa bruja que me contesto no tiene modales quien sabe qué tipo de gentuza contratan aquí, pediré tu alta para llevarte a casa y hacerte curaciones como te gustan, como aquella vez que tenias resfriado y te hice el mejor sexo oral que te hayan hecho, ¿recuerdas?—

Alguien carraspeo, a lo cual Sheep miro sobre el hombro como si mirara un bicho asqueroso

― Yo fui quien contesto— le informo Rose

― ¡Ah! con razón— volvió su cara hacia mi— gente inculta, tuvieron que sacarte de cualquier callejón, quedas disculpada— le dedique una mirada dura para indicarle que se estaba pasando. Oí a Edward reír por lo bajo y a Rose maldecir— un curso de atención al cliente te vendría bien—

― ¿Quién eres tú?— pregunto.

Trate de aclararme la garganta para poder dar fin al show que se había formado, y evitar que mi Sheep fuera una mujer muerta, tenía la garganta reseca, diligentemente mi amiga se bajo de la cama y busco en su bolso, que hasta el momento no había notado, una botella de agua

― Te daría algo más fuerte, pero creo que los enfermeros de ahí— de manera infantil los señalo— no les agradaría, así que toma agüita—

― Creo que es sorda— murmuro Rosalíe por lo bajo, estab picando a Sheep— por la pinta creo que será una ladrona—

― Prefiero ladrona a zorra— respondió Sheep en tono modosito, rápidamente se giro para hacer un escaneo a Rose, uno muy minucioso— además que yo sepa al servicio no se le debe responder si a los amos no se les da la gana, así que puedes retirarte florecita, tu turno ha acabado, y— se volvió a Edward, juro que logre ver un poco de color en sus mejillas— puedes llevarte a tu mascota. Emmett está en mis manos y créeme estará bien, así que adiosito

Antes de que Rosalíe se atreviera a decir algo, Edward le tomo por el brazo arrastrándole fuera de la habitación

La novia de Emmett tiene razón, el estará mejor que contigo o conmigo, así que no vas a chistar nada— le dijo seriamente

Una vez se fueron mi amiga se tumbo en la cama, acariciando mi pecho en completo silencio, en muchas ocasiones no ahcian falta las palabras para saber que se alegraba de que estuviera bien, y que estaba furiosa por haber vistoa Rosalie

― Creo que una vez te den de alta, nos quedaremos aquí—

― Ni loco, nos marcharemos a L.A, de inmediato

― No, Boo… hemos de enfrentarnos a tus demonios, no es sano para ti seguir con ese odio— susurro— cuando venia, las enfermeras hablaban acerca de tu madre…—

Temeroso pregunte— ¿Qué?—

Decían algo de tratamiento… y hipertensión pulmonar—

― Eso no existe Sheep— le reñí— si quieres quedarte para liarte con Edward dilo y nos quedaremos, ya vi que te sonrojaste cuando le viste—

― Tonto— exclamo levantado su rostro para aquea nuestras miradas se encontraran— esta guapo, no lo niego, ya sé que la belleza es de familia … pero es cierto las enfermeras cuchicheaban acerca de eso… sabes que nunca juego con temas de salud—

― Crees ¿qué sea grave?— pregunte con cierta culpa, si en verdad mi madre estaba enferma y yo me negaba a verla, a … mierda… no mi mamá, no ella, no Esme que hacia brillar el sol en el día mas nublado

Por eso debemos quedarnos… yo arregle todo antes de venir a buscarte— sin decir nada regreso a mi lado a acariciar mi pecho— nos quedaremos— sentenció, sus suaves mimos me llevaron pronto a un profundo letargo



Hooola Niñas luego de una larga espera... y nuevamente perdón para las que esperaban Tango, pero mi fin de semana estuvo de muy, muy decaido... he aqui el capitulo del aprendiz, el viernes nos vemos en tango que casi casi raya en el final, y bueno ya tengo el remplazo... he de agradecer a todas por sus comentarios, muchas quieren saber quie es Sheep,. bueno sigan haicendo hipotesis pronto sabran quien es... quizás en el capitulo que viene por fin digan su nombre.... por el momento mil abrazos y graicas par todas
con Amor,
Ada Cullen

9 comentarios:

  1. Hola Panquesito, creo que ya soy Team Sheep, jajajajaja "que la sacaron de cualquier callejón" para las pulgas de Rose, jajajja muerta de celos, se lo tiene merecido.

    Besos y buen capi !!!! jajajajja no puedo dejar de reirme de Rose.

    Atte. Pepito Grillo

    ResponderEliminar
  2. Buenos días!
    Ay pobrecito!!tirado en una cama de hospital con el pecho agujereado...no me hagas estas cosas Adita, así no me concentro para estudiar.
    Que bueno, resulta que ahora los dos traidores tienen remordimientos de conciencia...pues que se pudran los dos con su arrepentimiento!! Que fácil es pedir perdón cuando el que ha salido herido es otro.
    Sheep me encanta, como no, es malísima jajaja...
    es lo que necesitaba la gran-creida-soyfantástica-megaguay Rosalie Hale.
    A ver: que personaje falta por aparecer? Carlise? no creo que se travista, pues entonces...blanco y en botella: yo de incógnito!!!juajuajua...yo apuesto por Bella.
    Ahora toca esperar otra semanita, por lo menos ya no está solo el osito.
    Besos Reina.

    ResponderEliminar
  3. Oh que capitulooooooooooooooo me dejo sin palabras a Sheep solo le falto desnudarlo hay que bueno que le callo como un hígado a la Gran Rosalie jajajaja y que le salgan chispas del coraje a la bola de oxigenta esa..... espero el próximo con ansias XD cuando sera miércoles
    besos... TE ADORO

    ResponderEliminar
  4. Oh my God Ada!!! Sheep es la caña!! Siiiiiiiiii! me encantaaaa!!! Dios cómo se han quedado, jajajaja, Ohhh sii! Adoro esta historia!
    Un besazo
    T.

    ResponderEliminar
  5. Wooooooooow me encanto la entrada de Sheep ya soy su fan que manera de poner a esos dos en su lugar ya me imagino la cara de Rose se quedo pasamada y muy celosa con la actitud de Sheeep.
    Que bueno que de van a quedar para que le haga la vida imposible a Rose, esperaremos el proximo capi para ver quien es Sheep aunque creo que es Bella ojala y sea ella.
    Besotes y cuidate .

    ResponderEliminar
  6. HAY ADA QUE CAPITULO MORI DE LA RISA....JAJAJA SHEEP ES MI HEROINA Y ME ENCANTA ESA PREPOTENCIA DE AMBOS...YA QUIERO LEER EL PROXIMO

    ResponderEliminar
  7. Mi seno derecho a que es Bella haha, me encanto la pinta de Bella, nada como un pantalon negro pitillo, botas militares franelas y chaqueta de cuero ufff haha y bueno vamos a ver si pronto solucionan esto.

    ResponderEliminar
  8. hola apoyo a juliana gomez con su hipotesis y sera una BELLA difirente por lo que veo acaba de leer todos los capis y me a gustado estare esperando el siguiente me encanta el humor de EMMETT es encantador

    ResponderEliminar