“No Necesito un Cielo si tú no puedes ir a él ",
Bella Swan, Luna Nueva

"Un día escribiré tanto como Estrellas hay en el Cielo" Tiwii Cullen





Debemos aclarar que todas las historias que están en este blog nos pertenecen y son de nuestra autoría pero los personajes de la Saga Crepúsculo y algunas otras cosas más que aparecerán en los Fics que publicaremos aquí son propiedad de Stephanie Meyer, también existen personajes que son sacados nuestra imaginación.



domingo, 1 de mayo de 2011

Tango con un Vampiro. Capitulo 25


Capitulo 25

Lo dije ¿no? Domingo a la tarde, claro debi aclarar si su tarde o mi tarde y dado que la mayor parte del día la pase de desncanzoXD esta es mi tarde asi que cumplí lo que dije. Este amigas mias es el final... si Tango finaliza aqui, ha sido tan maravilloso poder escribir una historia al acorde lo slo tnagos de Piazzola, de Gardel, Troilo, Gotan Projetc, Bajo Fondo y demas expositores de tan maravilloso genero. Bueno aclaro falta el epilogo que publicare el viernes, y no esten tristes vendra METAMORFOSIS. Este capitulo lo dedico con especial amor a mi amiga Leymi cariño, reucerda la vida esta para gozar, asi que oidos sordos y ojos abiertos. Suhey mi Toykosita me robe tu frase te lo habia dicho me enamoro esa frase asi que use.
A todas mil graicas por sus comentarios que me incentivan a seguir escribiendo y compartiendo mis locos pensmientos con ustedes
Ada



Lo último que Edward imagino aquella noche fue que su Bella le sedujera al calor de un tango, y las tenues llamas de una serie velas aromatizadas -cortesía de Alice- que se esparcían por toda su habitación, la casa estaría a su disposición, todos incluyendo a Jacob Black habían dejado la casa para su confort.

Bella le había urgido con sus besos aforados, se había obligado a entrar a la casa como un humano pero esa boca caliente y las manos juguetonas mandaron todo a la mierda, le tomo en brazos y sin romper el contacto de sus bocas le llevo refugio, en pocos segundos estuvo en su habitación que ya estaba arreglada

― Alice dijo que te sería lindo— el susurro contra sus labios— ahora permíteme poner mis pies en el suelo— con reticencia le dejo, ella inmediatamente se puso firme frente a él, con una sonrisa ladina y una de sus manos presionado su pecho— hoy estoy al mando, así que serás un buen niño, te quedaras quieto, no me tocaras a menos que te lo diga, y harás lo que yo ordene— le ronroneo acercándose, su lengua lamio el cuello rápidamente y se separo de él.

Edward se quedo allí en medio de la habitación observando sus fluidos movimientos. Isabella tomo el mando del estéreo inmediatamente las notas del tango inundaron la habitación, sin voltear ella llevo sus manos al cabello para dejarle libre, soltó las horquillas al ritmo del bajo, sus pies se movieron siguiendo la percusión de aquella canción, el “uh” de la cantante fue imitado por Bella quien dio la vuelta y se dirigió a Edward, sus pasos fueron más fuertes cuando estuvo frente a él, su cuerpo se contorneo contra el de él, se dejo caer tocando con sus manos todo a su paso, su cara se restregó contra su abultada entre pierna haciéndole jadear, como quedo ella no le importo porque antes de que la canción acabara Isabella Swan dejo un beso sobre el bulto escondido en su pantalón y con la correa y botón sueltos, como si aquello no fuera nada se levanto cuando el sonido fluido de otro tango lleno el ardiente ambiente, sus movimientos fueron más traviesos, más apasionados jugueteo con su cabello, con sus senos, con sus labios, provocándole, incitándole a perder el control, moviendo su trasero con soltura y precisión e incluso dejándose caer con las piernas totalmente abiertas y echando la cabeza atrás.

Dejo de respirar para ver como sus manos iban a su intimidad y por encima de la tela se tocaron solo un poco para luego levarse como gata en celo

― Son cortos estos dos tanguitos— le dijo con voz ronca— quítate la chaqueta, déjala en el suelo— le ordeno. Ella sensual dejo caer sus manos en los hombros, su boca le beso siguiendo el golpeteo del bajo y bandoneón. Su lengua le hizo el amor a la suya, jadearon juntos mientras desabotonaba su camisa, sus uñas rasparon su piel en un lineo recta hasta su ombligo donde su dedo se hundió y jugo habiéndole jadear. Movió sus manos hasta el trasero de ella para apretarlo— quieto o no tendrás nada— ella perdió el ritmo de la música pero aquello no importo porque su boca baja lentamente sobre su piel desnuda, volvió a caer frente a él, pero esta vez sus manos se aferraron a la pretina bajándole pantalón y ropa interior a su paso, cuando la ropa quedo en sus pies se libro de ello, las manos de Bellas recorrieron con fuerza su pierna y entre pierna, sus miradas se hallaron ambas oscuras llenas de pasión, lujuria amor— me has dado tanto, ahora yo te daré algo— le anuncio tomando su falo con manos y boca, masajeando, lamiendo, succionado a su propio ritmo, tragando por completo su envergadura, el placer proporcionaba le hacía gemir en voz alta, y aunque no necesitara de aire sus pecho subía y bajaba rápidamente, sus manos se enredaron en la marea castaña que formaba el cabello de Isabella sobre su desnuda espalda, sus propias caderas fueron al encuentro de cada dulce estocada de aquella caliente boca.

La sinapsis que su cerebro efectuaba en otras ocasiones se quemo con aquellos lentos movimientos, la boca de Bella componían en su felación una armoniosa y perfecta melodía, su cuerpo se tenso por completo ante la anticipación de su liberación, sus manos se aferraron con más fuerza a aquel cabello y sus caderas condujeron las ultimas notas de aquel tango que culmino con el nombre de ella y una explosión de colores a su alrededor.

Siguiendo con su tortura Isabella ascendió dejando besos a lo largo de estomago y pecho, sus dientes jugaron un rato sobre su cuello, aquello era una maldita tortura para el cuerpo de Edward quien en lo único que podía pensar era en clavarse en el calor de tan menudo cuerpo que revivió su corazón y espanto la soledad de su inmortalidad. Sus manos acariciaron el cuerpo de su mujer con devoción y con fastidio al notar que solo él estaba desnudo

― ¿Te molesta que rompa tu vestido, querida?— pregunto manteniendo los ojos cerrados e inhalando el almizcle a sexo y deseo

― Q-quédate quieto— su boca se movió sobre la curvatura de su cuello, lamio, y relamió, dejo que sus dientes arañaran aquella zona para luego dejar que sus labios se cerraran, mordiendo primero con suavidad luego con más fuerza, robando la poca cordura o el control que Edward pudiera tener.


Sus manos desgarraron el vestido dejando que aquella prenda cayera sobre el suelo, la pequeña tela que cubría la intimidad de Isabella corrió con la misma suerte. Torpemente sus bocas se encontraron y fundieron en un acalorado beso—levanta una pierna— ordeno.

Sin darse cuenta sus cuerpos se movían al ritmo de su propio tango, un tango sensual, un tango de amor, de pasión e incluso de muerte, el tango de su vidas, donde sus cuerpos desnudos se llamaban a gritos.

Una vez su adorada Bella hizo lo que pidió ayudo a sostener la pierna en alto con una de sus manos, así sin más su erección reclamo de una sola estacada a su mujer, gimieron, luego permitieron que sus cuerpos continuaran con aquella danza, sus caderas, sus bocas , sus manos, todo pedía la culminación de la historia de amor, duras embestidas, rudos besos. Le llevaba al límite, sintió aquel menudo cuerpo tensándose no le permitió llegar a la gloria, se obligo a abandonarle, a bajar la pierna

― Voltéate— su voz fue una oscura orden

Con los ojos cerrados, un sonrisa de satisfacción y el cuerpo bañado en sudor Isabella obedeció— Conviérteme— susurro. Edward beso su espalda, masajeo el prieto trasero de su mujer

— No sabes lo que pides mi Bella— le dijo él. Separo sus piernas lo suficiente para volver a empalarse en ella, duro y profundo. Cada movimiento aumento el olor de sexo y también su dulce y tentador aroma, el demonio en el pedía a gritos por su sangre, él mismo pedía a gritos por su sangre, sus colmillos surgieron augurando la perdida de aquel preciado control del que se jactaba.

Las embestidas no cesaron, la respiración fallida de Isabella y su alocado corazón le llevaron a la locura, su manos retiro el cabello del cuello desnúdalo por completo, dejándole a su merced, sus dientes se hincaron en aquella tierna piel, Bella jadeo sorprendida pero casi al instante cedió a aquella boca. El sabor ferroso y dulce de la sangre de Bella toco sus papilas como mil choques eléctricos, bebió habido, dejando que aquel preciado majar refluyera por su cuerpo, el demonio dentro de él se regocijo e incluso chillo por mas, Edward hubiese continuado en la cima de aquel absurdo placer y éxtasis de no ser por un casi insonoro “Te amo” que ella dedico cuando su propio placer llego. Abrió los ojos con temor, contra su cuerpo reposaba laxo el frágil cuerpo de su mujer, su respiración superflua y decadente le alarmaron, había bebido de su tentación, ha tomado lo ella le ofreció, le arrastro a su mundo aun en contra de su propia resolución, su demonio había reclamado a aquella dulce mujer, su ángel.

Abandono su cuerpo, para acunarle entre sus brazos, la pena y el dolor le inundaron, sus ojos secos desearon llorar, él no deseaba esta vida para su Bella, no deseaba dejar de sentir aquel dulce aroma, aquel calor, no deseaba dejar de oír su loco corazón , no deseaba robar aquel color rosa de sus mejillas, ni el fulgor de su mirada, deseaba que ella viviera como todo humano e incluso que algún día tuviese un hijo.

Se sentó en el frio piso sosteniendo a una Isabella moribunda, su pobre corazón luchaba a contra reloj por bombear sangre, sangre que el había casi drenado
— Mi vida antes era vacía y plana, y ahora diferente gracias a ti— susurro a su oído— eres mi sol justo en la media noche— su voz era el reflejo de lo que sus ojos no lograron, sollozo, lagrimas invisibles cubrieron su rostro, su alma, su corazón.
No estés tristes amor— se tenso al oír la voz de Isabella, sus ojos fueron al pálido rostro para verle con los ojos cerrados y la boca entre abierta—yo quiero esta vida a tu lado—aseguro aquella voz— no renunciaría a ti ni por todo el oro del mundo, no regresaría a una vida sin ti, y no aceptaría ser la mujer de un sexy vampiro de seguir siendo humana, Edward esta es mi decisión mil vidas a tu lado, juntos— la suave voz en sus pensamientos le consoló

Te amo Isabella Swan, te amo y te amare por toda mi vida—

Espero paciente por una respuesta que no llego, el latido de su corazón mermo aun mas y su respiración fue nula, su Bella su dulce Bella moría en sus brazos, el grito que emano alerto a todo ser viviente del dolor de aquel duro vampiro.

De aquel que alguna vez fue hombre, de aquel que soñó con el amor y que la muerte arrebato, aquel frio ser que despertó a una nueva existencia siendo vil y despiadado, un ser que no sentía la compasión, la alegría o el amor como su familia, hasta la llegada de la mujer en sus brazos, la mujer que reto al demonio y al hombre, la mujer que decidió morir por él.

Beso sus labios una vez más. Luego le dejo en su cama, busco una suave bata para cubrir su desnudez, ahora que ella estaba sumida en otro mundo podía por los pensamientos de su familia, todos concordaban en su apoyo para él, nadie le juzgaba o tildaba de egoísta, ni siquiera Emmett tenía rencor por su despreciable acto

Ella es tu alma— aseguraba su madre— ha sido Bella la que te eligió Edward acepta su decisión
Te dije que había alguien para ti— le hablaba una muy alegre Alice— esto tarde o temprano sucedería, su sangre siempre te canto, tu resististe pero al final iba a tomar lo que deseabas—
Cuidaras de ella. El proceso ha iniciado y el dolor no tardara en llegar, gritara e incluso pedirá que le mates, debes resistir por ella y por ti, nosotros estamos cerca—le dijo su padre

No te culpes Eddy, Bella es algo terca— murmuro Emmett como si se tratase del clima— ella te ama, si resistió a James y todo este mundo fue por ti, esa mujer sabe lo que quiere—
Espero dejes de ser tan estúpido y amargado— fueron las palabras de Rose palabras sin odio, sin amargura— y espero que ahora si te des cuenta que nunca quise un beso tuyo o que me quisieras—

Siento tu dolor Edward— fueron las palabras de Jasper

Se sentó junto a la mujer que dio color a su vida, tomo sus manos entre las suyas, y comenzó a tararear una dulce nana. Fue consciente del momento en que su familia entro en la casa e ingreso a su habitación
— A que aburrido, no has roto la cama— murmuro Emmett haciendo que todos incluso él rieran ante esas palabras— debo enseñarte a cómo hacerlo para que vayas rompiendo varias camas a tu paso e incluso puedes tumbar arboles, si no mejoras mi hermanita te dejara—
— Cállate— trato de gruñir serio

— Ella estará bien— le reconforto palmeando la espalda— es una chica ruda, es de las que le gustan los mordiscos— el quejido de Emmett le confirmo a Edward que Rose le había reprendido a su modo

— El proceso ya inicio— Fue lo único que aporto Alice— no hay nada que podamos hacer ahora serán días para que renazca en su nueva vida—
— ¿Y Jacob?— pregunto al recordar al amigo de su amada, y en cierta parte al no oler su olor dulzón

— Aullándole a la luna— le informo Rosalíe— estábamos cerca cuando todo sucedió, el también tiene algo sensible sus sentidos así que se transformo y corrió a aullarle a la luna—

Asintió, para volver a concentrase en ella, en su dolor. Minutos, segundos, horas pasaron sin que ella se inmutara, ni quejara, llego a creer que había muerto pero Alice le aseguraba que el proceso estaba en marcha que pronto su débil latido cesaría para siempre y cuando latiera por última vez estaría con él de por vida. No se dio por enterado si el sol salió o se oculto, no notaba nada aparte del cuerpo de su amada. Desterró su necesidad de alimentarse, sus ojos antes de un topacio ahora eran negros

— Sal a alimentarte llevas casi tres días sin saciar tu sed— ordeno Emmett

— No. ¿Han sabido algo de Jacob?—
— Nada, según Rose debe estar aun aullándole a la luna—

Resoplo, lo último que quería o necesitaba es que el perro apareciera cuando Isabella estuviese confundida, porque una vez despertara todo seria nuevo, más brillante, mas vivido, y más confuso, su hambre le urgiría a atacar, sus sentidos le incitarían a ir por su presas humanos o no.

Otras horas pasaron cuando el del pum-pum-pum del corazón de Bella se silencio, acerco su oído a su pecho para ver si solo había decrecido mas, pero aquel sonido vital se había ido, un segundo más tarde su familia estaba toda en la habitación

Está despertando—anuncio Alice

— Vamos cielo abre tus ojos, despierta a tu nueva vida, únete a mi Isabella— le pido con todo el sentimiento alegría, amor, esperanza. Su vida no estará sola, ya no sería el alma herida en una familia donde el amor se filtraba por todo lado

Ella tomo una bocana de aire, lentamente dejo que sus ojos se abrieran, sus ojos cafés ahora eran de un rojo escarlata, su vista se clavo en el techo fija.

Edward deseaba poder leer su mente, saber de su confusión pero ni en esta vida su Bella permitía que él se metiera en su mente

— Oigo el pulular de los insectos— hablo con aquella voz que desde ahora le aseguraría ser la perdición de los pobres mortales que se atravesaran en su camino

— Esta es tu nueva vida— dijo Rosalíe desde su posición—bienvenida a casa— sus pestañas se batieron varias veces, levanto la cabeza tratando de asimilar lo que veía.

Edward recordaba que todo era como mas brillantes, mas vivido, en palabras actuales seria una imagen HD, que la visión, el oído y el olfato para los neófitos era como salir de la ceguera de la vida humana, si como humanos todos ellos no valoraban sus sentidos y algunos se atrofiaban y perdían sus verdaderas cualidades.

La mirada de Bella barría una y otra vez la habitación, detallando todo lo que su nuevos ojos le proporcionaban

— Son más perfectos de lo que recuerdo— susurro e inconscientemente se llevo una mano a la garganta

— Cariño, necesitas alimentarte— con la voz de Edward ella pareció que se transportara a otro mundo, sus ojos se encontraron, el brillo en la mirada de Edward le permitía ver su reflejo, una mujer con características marcadas, con piel más blanquecina y ojos del rojo de un asesino, aquellos ojos le asustaron porque inmediatamente se replegó hasta formar un ovillo, Edward intuyo que su reflejo le asusto, con cuidado acerco su mano a ella quien inmediatamente le siseo. Todos los presentes estaban preparados para intervenir en caso que se pusiera agresiva y atacara, la fuerza de un recién nacido doblaba con creces la fuerza de los demás vampiros. Con la otra mano hizo la advertencia a su familia para mantenerse alejados— cariño, debes controlar la sed—

Tengo sus ojos— le susurro ella— son rojos, como los de James—
— Todos los tuvimos de ese color, si te alimentas de humanos nunca cambiaran, pero si como nosotros solo bebes de animales con el tiempo serán de color ámbar— le informo Jasper— deja que Edward te acompañe a alimentarte, antes de que la sed se desborde—

— Edward—
su nombre en sus labios era como el paraíso

— Estarás bien mina mía, no dejare que ataques a ningún inocente— ella pareció relajarse. Ya tenía la mano enredad en la de Edward cuando el olor dulzón del lobo le llego al olfato.

Bella siseo nuevamente, soltó la mano de Edward para ponerse en posición de ataque, sus colmillos estaban preparados para hincarse en la presa , el ambiente en la habitación se tenso

No le ataques es tu amigo, es Jacob— susurro Edward quien ya estaba a su espalda
Jacob Black entro como si nada sucediera, sus ojos se clavaron en Bella, Edward espero ver repugnancia, odio y fastidio, pero en su lugar vio la tristeza, la perdida.
— Pídele que se marche— gruño Bella, quien obviamente se debatía por no atacar a su amigo. Los demás miembros de la familia se interpusieron entre ella y su amiga, protegiéndole

— Vamos Bella salgamos tienes que alimentarte— suplico Edward—una vez alimentada te sentirás mejor, la sed nunca desaparece pero se calma y con dedicación podrás acercarte a los humanos— le sujeto la mano y tiro de ella cuidando que la bata no se soltara y revelara su cuerpo a los ojos de los presentes

— Has roto el pacto Cullen— lanzo mordaz Jacob— le convertiste— el dolor en su voz era palpable, e incluso podría jurar que la voluntad para no llorar frente a ellos era inmensa—Bella ¿en verdad querías esto para tu vida? Condenarte a ser un ser impío, un impuro, un despreciable asesino—
— Si lo desee, ahora lo soy, ¿me desprecias?¿te soy repúgnate?¿me quieres asesinar?— respondió ella dando un paso adelante, haciendo que todos se inclinaran preparados para saltarle. Edward se interpuso entre ellos, no permitiría que nada le dañara.

Le obligo a dejar a retroceder, a alejarse de su amigo, sin decir nada le sujeto de por la cintura y se lanzo con ella fuera de la casa, si le tocaba obligarle a alimentarse lo harían, los dos necesitaban fuerzas.

Llevaba corriendo ya varios kilómetros alejándose de cualquier casa o lugar donde hubiesen humanos cuando ella le hablo

— Yo puedo ir a tu ritmo por mi propio pie— el halito en su cuello le hizo tensarse esta vez de anticipación. Se detuvo en medio del bosque para poder besar a su compañera, a su mujer y amante a la única que encontró su corazón y recupero su alma

— Eres tan hermosa— le susurro contra sus labios— temí perderte, perdóname Bella—

Ella rio ante sus palabras, sujeto su rostro obligándose a no retirar la mirada de aquellos ojos topacios—¿por qué te perdono Edward, por amarme, por hacer que mis deseos fueran realidad, por seducirte hasta que perdieras el control y lograr lo que quise?—
— No podrás tener hijos—

— Nunca desarrolle ese instinto—
dijo besándole

Con el tiempo querrás hijos, todas lo quieren Rose, Alice, Esme suple su deseo con nosotros—
— Pues adoptamos un perro, un gato, un lobo y ya está. Vez todos felices—
— Tus padres, amigos y todos los que conociste morirán con el tiempo y tu prevalecerás—
— Si, es una realidad todos algún día parten unos antes que otros—
— ¿Tus padres se preguntaran porque no envejeces?—

Algo inventaremos cuando ese día llegue. Ahora ayúdame con el escozor en mi garganta y luego te digo en donde más me escose— le ronroneo sobre sus labios, gimiendo para hacer mas explicita su solicitud

Eres terca—
— No, solo obtengo lo que quiero y eso es a ti Edward Cullen por toda la eternidad te quiero a ti—

Sin poder discutir aquel argumento, y reconociendo la parte egoísta en él le condujo hasta donde unos cuantos animales salvajes estaban con la cautela de un felino y guiándose por los instintos que todo predador posee vio a su dulce Bella yendo hacia uno de los animales, le vio alimentarse habida, cuando fue a por la segunda presa se obligo a alimentarse, claro por primera vez en varios años parecía principiante primero casi pierde la presa y segundo dejando regueros sobre su ropa, bien nadie le podía culpar cuando sus ojos no se desprendían de la imagen erótica de su bella hincando los dientes e n el animal, y su cuerpo se paraba pidiendo satisfacción
El hambre y el sexo son vicios para tu vida Cullen.

Libero al animal una vez se cercioro de que no sangrara mas, y fue a por su mujer, la sonrisa de Bella le indico que ella le esperaba, sin decir palabra alguna lamio sus labios, cuando sus bocas se encontraron palpo el sabor de la sangre, el sabor dulce de su Bella. Sin preámbulo le libro de la bata, mientras ella se deshacía de su ropa para poder amarse una vez más, pero esta siendo la primera vez en una nueva vida

— Eres mi sol justo en la media noche— repitió las palabras que días atrás le dijera—haces que mi vida se ilumine, que me den ganas de saltar, de gritar, de cantar, de…—

— Espero que de hacer el amor una y otra vez, porque estoy famélica de ti—


Respondió a su inquietud empalándose dentro de ella, jadeando su nombre.
Algo bueno tuvo que hacer de humano para que la vida le compensara con la mujer a la que se dedico a amar por el resto de esa noche. Con la cual y para el registro derrocaron dos árboles en medio de sus juegos.

Le amaba, le amaría cada segundo de su inmortalidad. Le amaría de por vida con el sonar de una canción, con el golpeo del bandoneón, la sensualidad del bajo y el contrabajo, y el erotismo de un tango feroz.

10 comentarios:

  1. OHHHHHHHHH COMO PASA EL TIEMPO, YA SE ACABA ESTA HISTORIA YA HACE UN AÑO QUE ESTOY EN ESTE RINCON Y CADA MINUTO DE LECTURA HA SIDO REALMENTE VALIOSO.
    GRACIAS POR ESTA HISTORIA TAN SENSUAL Y RICA DE CULTURA Y MÚSICA Y AUNQUE NO SOY FANÁTICA DEL TANGO SI LE COGÍ GRAN CARIÑO :p

    ResponderEliminar
  2. Que te puedo escribirte que describa lo que siento, gracias por hacerme soñar y descubrir en el tango mil maneras distintas de amar, gracias por las dudas, las locuras y el lemmón, por los esperados viernes para leerte; y claro que esperamos Metamorfosis, pero siempre te agradeceré por este Tango, que me llevó a enamorarme de un vampiro.

    Te quiero Pank, mil gracias y aquí estaré siempre para tí.

    Pepito Grillo !!!!

    ResponderEliminar
  3. HAY MI EDDY MALVADO SE DERRITIO Y SE CONVIRTIO EN CARAMELO....ME ENCANTO EL FINAL, NO ESPERABA LA TRANSFOMACION DE BELLA ASI, FUE TOTAL SORPRESA....Y SIENTO MUCHA TRISTEZA PORQUE YA SE ACABA ESTA HISTORIA MI ADA.......GRACIAS, BESOS

    ResponderEliminar
  4. WAW!!!
    Vaya sorpresa, no pensé que Bella lo convenciera tan pronto para que la transformara.
    Es una pena que se termine la historia, me costó empezar pero luego es adictiva.
    Así que rompemos camas, derribamos árboles,...jajajaja
    Mi oso...

    ResponderEliminar
  5. Wooooooooooooooow me encanto el capitulo lastima que ya sea el final, fue una historia fantastica y aunque no se mucho de tango la verdad hiciste que me interesara mas por este ritmo,ademas siempre estuvo llena de erotismo y mucha sensualidad.
    Me encanto la manera en que la convirtio, como Bella lo sedujo hasta lograr lo que queria.
    Que te puedo decir eres una excelente escritora gracias por compartir toda esa sabiduria con nosotras y espero sigas asi, cuidate y te deseo de todo corazon lo mejor para ti.
    Besitos :-)

    ResponderEliminar
  6. OMG pero que capitulo me as dejado sin palabras me encanta y que facil que cayo el no y ella consiguio lo que queria estar con el toda una eternidad...Sigue asi..Besos..

    ResponderEliminar
  7. wowwwwwwwwwww Ada que gran capitulo esa conversión se sale de los parámetros trazados!!!! me encanto y gracias por la dedicatoria eres un sol........hay ya quiero el epilogo como lo harás sabiendo que en ti nada es común... quedo con ansias!!!!!
    besos

    ResponderEliminar
  8. wooooww! espectacular,fantástico,maravilloso...que puedo decir? es un final digno de recordar...espero el epilogo con ansias :D

    Dore Cullen ^^

    ResponderEliminar
  9. HOLA PRECIOSA
    ERES UNA DIOSA DE LA ESCRITURA LA HISTORIA T A QUEDADO HEMOSISIMA Y HAS CERRADO EL FINAL CON UN BROCHE DE ORO....TODO LO Q OCURRE DSD Q PISAN LA HABITACIÓN ESE MOMENTO EROTICO Y SEXUAL CON LA TRANSFORMACIÓN Y LAS PALABRAS DESGARRADORAS Y BELLAS DE EDWARD CON BELLA ENTRE SUS BRAZOS ES LO MAS IMPACTANTE Y MARAVILLOSO Q JAMAS E LEIDO ... SOLO UNA ESCRITORA CON TU DON PUEDE ESCRIBIR SOBRE UN EDWARD VAMPIRO ( LO CUAL ES BASTANTE DIFICIL Y DELICADO CUANDO SE TRATA DEL EDWARD VAMPIRO )POR Q ES ESCRIBIR SOBRE LA VERSIÓN ORIGINAL DEL EDWARD Q NOS ROBO EL CORAZÓN Y LA RAZÓN Y SOLO LAS MAS GRANDES PUEDEN HACERLO....Y SE LO Q M DIGO POR Q LEO MUCHISIMO SOBRE EDWARD Y BELLA Y EN MUCHISIMOS CASOS TENGO Q SUSPENDER LA LECTURA POR Q TAN SOLO RECONZCO EL NOMBRE DE LOS PERSONAJES PUES DINAMITAN LA ESENCIA DE ELLOS Y LO Q NOS ENGANCHA PRECISAMENTE ES LEER SOBRE TODO LO Q SUPONE ESE AMOR Q NOS HACE VIBRAR..VER LO ÚNICA Q ES BELLA PARA EDWARD A NIVEL FISICO Y EMOCIONAL..CUANDO LEO SOBRE UN EDWARD MUJERIEGO E INFIEL A UN CUANDO CONOCE A BELLA ES ABERRATE IGUAL Q LEER SOBRE UNA BELLA EXCESIVAMENTE INFERIOR A EDWARD CUANDO BELLA SIEMPRE A SIDO HERMOSA E INTELIGENTE Y VALIENTE Y SE CONVIERTE CUANDO ES VAMPIRO EN UNA MUJER DE BELLEZA MAREANTE Y CURVAS MAS ESBELTAS Y DEFINIDAS..UNA MUJER SEGURA Y FUERTE..DE HECHO EDWARD SIEMPRE FUE HERMOSO AL IGUAL Q TODOS PERO LO Q LE CONVIERTE EN UN DIOS GRIEGO ES SU BELLEZA VAMPIRICA LA CUAL BELLA LLEGA ALCANZAR Y MUY POCA GENTE TIENE ENCUENTA..
    ESCRITORAS COMO TU DEMOSTRAIS Q NO ES FACIL ESCRIBIR Y MUCHO MENOS CUANDO SE MANEJA LA PERSONALIDAD DE PERSONAJES TAN AMADOS...ME QUITO EL SOMBRERO ANTE TI ERES UN ARTISTA .. M.GRACIAS POR COMPARTIR ESTA PRECIOSA HISTORIA..POR TU TIEMPO...TANTAS HORAS DE DEDICACIÓN Y ESFUERZO..POR HACERNOS SEGUIR SOÑANDO Y ALIMENTANDO NUESTRA PASION DE UNA FORMA TAN BELLA..
    TU FIEL SEGUIDORA A LA Q NO LE HACE FALTA CONOCERTE PARA QUERERTE(AUNQUE HUBIESE SIDO UN PRIVILEGIO)SE VE LA PERSONA TAN BELLA Q ERES A TRAVES DE TUS NIÑOS DE TUS CREACIONES..
    CON TODO MI CARIÑO DSD MADRID .. BSSSSSSSSSSS

    ResponderEliminar
  10. shapot para ti ada,m enamore d tu historia,fue un final distinto,aunq m dio pena q termine,algo d esta historia m atrapo,FELICITACIONES,VANE PATTINSON CULLEN

    ResponderEliminar