“No Necesito un Cielo si tú no puedes ir a él ",
Bella Swan, Luna Nueva

"Un día escribiré tanto como Estrellas hay en el Cielo" Tiwii Cullen





Debemos aclarar que todas las historias que están en este blog nos pertenecen y son de nuestra autoría pero los personajes de la Saga Crepúsculo y algunas otras cosas más que aparecerán en los Fics que publicaremos aquí son propiedad de Stephanie Meyer, también existen personajes que son sacados nuestra imaginación.



viernes, 5 de noviembre de 2010

Tango con un Vampiro. Capitulo 5



Capitulo 5

Hola a toda, bueno diran que porque tan tarde actualizo facíl mis niñas habia estado sin animos de nada, por eso ayer no publique, por eso no sabia si hoy lograria, lo bueno e sque si, lo logre y que ahora mismo me estoy hallando, luchando por encontrar mi norte y dejar de estar estancada, en fin... espero que les guste este capitulo y nos vemos mañana con limites y el domingo actualizo Amarte asi que muchos abrazos y perdonen la hora ya dentr d epoco se normalizara la cosa, abrazos

Ada Cullen


¿Qué tan loca debía estar? Se pregunto Isabella mientras caminaba hacia la escuela que había ofrecido su beca, Puerto de Santa Cruz no es exactamente una de las ciudades mas grandes de Argentina pero, si una de las más cálidas para ella y que importaba, que si dabas un brinco llegaras a la Patagonia, o que la cuidad contara con unos cinco mil habitantes, unos más, unos menos, daba igual, para ella era perfecta, una tierra de la cual enamorarse, además esto era corroborado por las notas de una canción que sonaba muy cerca

Puerto de santa cruz Tan lejano y querido Pedacito de frío, Sol de mi corazón Mi pequeña canción Como un largo lamento Palomita en el viento…

Siendo extranjera, sentía la familiaridad y el regocijo de un pueblo, orgulloso de sus raíces y con sentido de pertenencia, sonrió a la mujer ubicada tras el lobby del pequeño hotel, continuo su camino, hacia dos o quizás tres que había visto a Edward, un tanto frio, carente de humor, hostil, ¡santo Dios! Pero muy atractivo, a pesar de estar presa del pánico por la situación de Victoria había alcanzado a reparar en las perfectas facciones del joven, su elegantes movimientos y su voz que de seguro derretiría un glacial, y sus ojos, no había podido deshacerse de esos ojos, cada vez que cerraba sus parpados la imagen de los ojos extremadamente claros aparecían en ellos, una mirada tosca, una mirada depredador y junto a esa imagen en su mente sonaban aquellas palabras que dedico antes de marcharse.

“si de nada sirve vivir busca algo para morir, mantente lejos de mi si aun deseas vivir”

Él, no era tan malo como Rose había insinuado, ¿o sí?, no, se rehusaba a creer eso, no cuando el intervino a la reacción de su amiga, pero… despejo su mente, le urgía llegar a la academia y comenzar a moverse, olvidarse de todo por unas horas.

Mientras continuaba su camino, volvió a sentir aquella sensación de estar siendo observada, el vello de la nuca se le erizo por completo y su piel se achino, se abrazo a muy fuerte, estos últimos días se la pasaba nerviosa.

― Vamos Bella, no pasa nada—se dijo.

Las puertas de la escuela aparecieron ante sus ojos, amplias, gruesas y de color madera cruda, suspiro, y empujo la puerta, dentro era un mundo distinto, muchas rostros sonriendo, rostros jóvenes, rostros viejos, rostros de mujeres, niños y gente adulta, los acordes de la música se colaban por todas partes, dedico una sonrisa tenue a la encargada de la recepción, mientras caminaba a la zona de vestier, con algo de lentitud se quito la parca y demás ropa y la sustituyo por pantalón lycrado para deporte y un top de tirantez negro, acompañado de los siempre zapatillas deportivas, los vestiers estaban completamente solo, las puertas de los lockers en su gran mayoría estaban cerradas, Bella se sentó en la pequeña banca cerca de su locker, aun con la maldita sensación de estar siendo vigilada.

¿Sí? ¿Hay alguien aquí?— pregunto, solo para cerciorarse que estaba completamente sola, al fondo podía oír las notas de un tango de Gardel, se dio pequeños golpecitos en el brazo y se obligo a levantarse y caminar al espejo, tomándose el tiempo necesario para recoger su cabello, concentrándose en su tarea, debía evitar que cualquier mechón se escapara, cuando fijo sus ojos en el espejo, grito fuerte, muy fuerte, grito con todas sus fuerzas, su cuerpo tembló por completo, quedo petrificada en su sitio


― Cálmate Bella, no es nada— susurro en voz baja, cerrando los ojos y contando hasta diez, esperando que al abrirlos lo que había visto no estuviera, ella estaba completamente sola, no era posible que alguien entrar sin ser visto, y menos él esposo de Victoria, volvió a abrir rápidamente sus orbes y espero que todo hubiese sido producto de su imaginación y el cansancio que tenia, sin embargo no fue así, hay estaba, recargado contra la pared sonriéndole sardónico, sus ojos completamente rojos, taladrándola, evaluándola como si fuera una presa, tuvo el impulso de volver a gritar, pero su garganta se cerro, su boca se seco de golpe y aunque luchaba por respirar se le hacia complicado, sus piernas temblaban fuertemente, sintió ganas de echarse a correr despavorida, desde que le conoció en el Club de Matias se sintió desvalida y aterrada con ese hombre.

-Corre Isabella, Corre rápido- Le grito su mente, totalmente aterrada, ya sentía una pequeñas gotas de sudor frio formarse en la base de su espalda. -¡Corre ya!- Repito

Como si James presintiera lo que iba a hacer, negó con la cabeza firmemente e intensifico su maliciosa sonrisa

― Yo de ti, me quedaría quieta— su voz completamente limpia y sin emoción alguna—has sido mala, muy mala, Izzy, no luches, esto tiene que ser así, no lo hagas más difícil— sus ojos se fijaron por completo en su cuerpo, prácticamente devorándola con la mirada— Cada día mas hermosa, me pregunto, ¿tu sangre sabe igual?, sabes, muero por probarla— un súbito escalofrió recorrió todo su cuerpo, se abrazo a si misma mas fuerte y esta vez retrocedió tanto que su cabeza choco con el espejo— ahora estas sola, sería tan fácil terminar lo que ya iniciamos, sería fácil de una vez por todas obtener lo que quiero, pero… bueno soy una persona que disfruta jugando con su cena, así que vamos a hacer algo, vendrás a mí, bailando, oyes la música ¿verdad, baila como lo haces siempre, seduciendo, conquistando, gánate el derecho a no sufrir— relajo su postura un poco y volvió a sonreír esta vez ella se fijo, sus dientes eran un poco más agudos que los de los demás—

― N-no… ¿estás loco?— al fin pudo articular algo— estas completamente zafado, ¿eres un acosador?¿qué sucede?— quería echarse a llorar, ¿desde cuando su mundo había cambiado?¿desde cuándo la gente actuaba tan raro?¿tenía algo el aire de Argentina que desquiciaba? ¿pero entonces no estaría ella igual de loca a Victoria y James?—Sal de aquí— y aunque quizo que su voz fuera dura y alta, solo fue un murmullo

― Isabella, Isabella, estúpida Isabella, en verdad crees que te salvaras, ¿en verdad crees que es un juego? no, ¿crees que es un sueño?, quizás sea la pesadilla a tu muerte, pero esta ver no despertaras, esta vez aunque luches morirás—sentencio James.

Mordió brutamente su labio inferior, inspiro, y volvió a gritar, grito mientras intentaba escabullirse, grito sin perder de vista a James, quien se mantenía recargado en la pared, dio un paso más largo en dirección opuesta, tan lejos de ese hombre y lo más cercano a la salida de ese pasillo para correr hacia la puerta, todo hubiese funcionado si él no hubiera aparecido a su lado, sujetándola del cuello, levantándola un poco hasta hacer que sus ojos quedaran a su altura, sus ojos comenzaron a nublarse por las lagrimas

― Te dije que bailaras, no que huyeras, quiera disminuirte el dolor— la voz del hombre era completamente oscura, y el contacto con su piel como si estuviera a la intemperie en una ventisca— ahora sufrirás, tanto que rogaras porque te asesine


Dicho soltó su cuerpo, lanzándolo sobre uno de los lockers, haciendo que se golpeara y cuando su cuerpo cayó al suelo se pegara en el rostro, su risa insensible, le calo los hueso.

En verdad moriría, nadie le salvaría.

Trato de incorporarse, pero el ya estaba presto para volver a golpearla fuertemente, creyó que perdería el sentido, pero no, aun veía tras la bruma a ese hombre, levantándola y dejándola caer contra el duro piso, sentía correr el liquido caliente por sus mejillas.

― Vamos Izzy, suplica que acabe, suplica— pero ella se negaba a dejarse vencer, no , no iba a morir, así, no en un desolado vestier, no en manos de ese extraño—¡Que supliques!— grito exasperado James—

Las lagrimas se desgranaron por sus mejillas heridas, el contacto del liquido salino y sus raspones ardieron, quiso gritar una vez más, esperanzada que alguien pudiera venir a socorrerla, que alguien cambiar su destino, y aunque pareciera ilógico a su mente vino su último deseo, una noche de pasión, antes de morir deseaba poder enredar sus piernas en las de alguien más, sentir unas manos conquistándola y algunos labios rozar los suyo pero quería que ese alguien fuera Edward, el frio y tosco Edward, rio míseramente, tanto que James se detuvo solo un segundo antes de atestas otro golpe, esta vez la lanzo contra el espejo en el que ella se miraban, sintió el crujir del mismo y el correr imperioso de la sangre por el costado de su cabeza, dolía, mucho, mucho más, todo su cuerpo estaba dolido y de seguro muchos moratones se iban a ver en su cuerpo si lograba salvarse, claro a esas alturas la esperanza ya se había perdido

Crei que me divertiría mas, pero, no Isabella has dañado mi diversión? ¿por qué no suplicas? ¿por qué no gritas? ¿por qué no pataleas, ¿Por qué?

Claro, ahora quería gritarle ¡Mátame!¡Mátame! el dolor mezclado con el olor de la sangre le estaban cegando la poca razón que le quedaba, sus sentidos estaban quedando nulos, su estomago estaba revuelto, siempre había odiado el olor de la sangre y que verla, saber que era la suya la que se regaba, en Biología siempre que estudiaban el Rh le sacaba desmayada y verde, pero ahora ni el maldito desmayo llegaba, las lagrimas silenciosas seguían cubriendo sus ojos y mejillas

Jame le izo sin mayor esfuerzo, su rostro se acerco al de ella, uniendo sus labios por un momento, la sensación de asco y desprecio se formo en su pecho, pero de que valía luchar cuando este hombre le había dominado, su lengua invadió en su boca brusco, con una mano le sujetaba fuertemente y con la otra acariciaba su rostro, no delicado, no tierno, lo acariciaba como si fuera el sushi de la cena, como si fuera algo que una ve z fue lindo pero ahora estaba quebrado y debía echarse a la basura, ella no respondía aquella invasión, no podía, al ver que no correspondía atesto una fuerte bofetada, dejando su mejilla con un escozor inmenso

― Tómalo como tu último beso, ahora muere— cerro los ojos, se dejo llevar por el dolor, caer, si caer en el, al fondo apreció como algo filoso rasgaba la muñeca

Una navaja- pensó.

Se acabo Isabella, olvídate de que habrá un mañana, olvídate de bailar, se acabo, se acabo de verdad— el pensamiento le aterro, ella aun quería vivir, si mucho, deseaba poder disfrutar más de su vida, encontrar alguien para amar, reír bobamente de las ocurrencias de su madre, gruñir a Charlie por creer que ella aun era un cría, pelear con Jake y sus amigos porque creían que nadie era perfecto para ella, volver a verlos, todo eso se acaba, tal vez debía despedirse como lo hacían en las películas y decir “adiós mundo cruel”, pero no ánimos de eso quedaban, espero que otra vez aquella navaja le cercenara, pero en su lugar volvió a sentir su cuerpo chocar contra algo, esta vez fue suficiente para hundirse en la oscuridad.


Alice, le había avisado que no la dejara sola, le había comentado la visión donde James la atacaba, donde ese maldito bastardo le quitaba la vida,, se lo dijo claro, pero había decidido mantenerse un poco alejado, Jasper le había acompañado mientras ella se dirigía a la escuela de baile, durante todo el camino se sentía inquieta, alterada, había estado escoltándola desde la sombras, vigilando que aquellos vampiros no se acercaran a ella, protegiéndola, poniendo todas sus habilidades en procurar que nada la alterara en las noches cuando ella se acostaba el prácticamente se metía al departamento y se posicionaba como una estatua cerca de ella, la amaba, claro que la amaba, en la visión que Alice le había compartido recién llegados a Argentina le dejaba calor que ella sería importante para su familia, para él.

Cerca de la escuela percibieron los efluvios, rápidamente se dividieron Jasper siguió el más tenue, mientras que el seguía el efluvio más fuerte, en direcciones contrarias, Bella había ingresado a la academia por lo que supuso estaría segura, a paso lento se dirigió al noroeste, tan lejos, como pudo, se rehusaba a usar su don para establecer donde estaba el vampiro o vampira, no sabía a quien seguía, solo sabía que el rastro se perdía de un momento a otro, más de quince minutos llevaba buscándolo de nuevo, maldijo por lo bajo, el no era rastreador, nunca desarrollo muy bien esa habilidad, ningún miembro de su familia era experto rastreador, desando sus pasos hasta el sitio donde el efluvio se perdía, observo desconcentrado la escena, había muchos dones en su mundo, pero no creía que alguno de esos vampiros pudieran ocultar su presencia, desato un poco su don, pero de nada sirvió, el efluvio estaba completamente contaminado, con mas efluvios animales, con efluvios humanos, con …

― ¡Maldición!— gruño, ahora entendía era una maldita trampa, “divide y vencerás” recordó aquel adagio, claro los malditos sabían que le cuidaban así que se usaron de cebos, los alejaron de ella, antes de regresar su móvil sonó, Alice estaba alterada, relato lo que veía, el muy infeliz le estaba atacando, la iba a matar y solo contaba con algunos minutos antes de que sucediera, Jasper según la visión de Alice, perseguía a Victoria, y los demás miembros del clan estaban de expedición y tardaría cerca de veinte minutos en llegar, él era quien más cerca estaba, colgó rápidamente para comenzar a correr, corría , usando de camino las ramas mas altas de los árboles y los tejados de las casa, evitando a los demás inocentes.

Se enfoco en llegar a la escuela lo más rápido posible e ingresar si ser visto, por lo que Alice proporciono estaba en el vestir, pocos minutos y ya estaba sobre la escuela, su agudo sentido le permitía oír la música, las risas, se enfoco en cada sonido, por más leve que fuera necesitaba hallara, oyó el vago sonido de la voz del vampiro, susurrándole que su fin estaba cerca, se dejo caer en el pequeño patio, y trato de pasar desapercibido, los vestieres estaban al otro lado pero había mucha gente para correr, llamaría la atención y entonces sí que sería el fin de Bella.

Nadie parecía prestar atención, así que agilizo un poco el paso, el ambiente estaba ensombrecido, la débil respiración de Bella se colaba entre la música, su olor a sangre se hacía más fuerte, cerro fuertemente los ojos, no podía haber llegado tarde, Alice nunc a fallaba, nunca, se metió como una bala en la habitación, no falto guardar las apariencias, el vampiro, James, sostenía a Bella pegada contra la pared, con una mano sujetan su frágil cuerpo, su rostro completamente sucio y ensangrentado, bañado por lagrimas, con la otra había elevado uno de sus brazos y arañado, mejor dicho cortado su muñeca, aun no la había mordido, no por completo, gruño, nadie la toaría, nadie le haría más daño, mataría al jodido infeliz por su hazaña, le quitaría las extremidades, le sacaría los ojos si fuera posible y ciertamente le arrancaría los dientes, se abalanzo sobre el vampiro, halándolo fuertemente, este dejo caer a Bella, el fuerte golpe, sabia le había dejado inconsciente y era mejor, así podía pelear con James sin temer por su salud mental, ella aun desconocía su mundo.

El otro vampiro rápidamente se movió contra él, gruñendo salvajemente, tacleándolo, hasta recargarse contra los lockers, que s e sumieron ante el peso, una patada, un puño, golpe, tras golpe, los dos vampiros se enfrascaron en una ardua lucha, una donde uno de ellos moriría, James intento clavar sus dientes en el hombro, pero lo esquivo, le propino una fuerte patada en el dorso, haciéndolo caer sobre sui espalda, rápidamente brinco sobre posando todo el peso de su cuerpo sobre él, sus manos atraparon uno de sus brazos triando fuertemente tirando hasta que oyó el cuido, volvió a tirar mas fuerte arrancándole el miembro, sonrió pícaramente, no deslumbradoramente, pero si alegre

― Creí que habían entendido que debían mantenerse lejos de ella— Hablo calmadamente, creyó que la pequeña cucaracha gritaría como niña, pero tan solo gimió un poco— Nadie ataca a un miembro de mi familia y vive para contarlo, nadie ataca a mi hermana

James rio quedamente para responder— Estás loco, ella es la cena, quizás el postre, es una endeble humana— sus palabras le recordaron a Edward, siempre desvalorando la vida humana, que ellos no tuvieran ni alma, ni calidez, ni fuertes latidos, no significaba que fueran unos animales irracionales

― Es mi hermana, te lo aseguro, por eso morirás— y pretendía hacer valer sus palabras, Ella significaba mucho para ellos, lo sabía, Alice lo había visto y su aura lo confirmaba, era ella la elegida.

James luchaba debajo de su cuerpo, sin un miembro sus manoteos eran solo cuestión de risa, inclino su rostro hasta topar su cuello y entonces hizo lo que antes este había intentado hacer, calvo sus dientes en la fría pero suave carne, arrancando un pedazo, un poco de sangre surgió, y por fin este grito fuertemente, la música ceso, cuando este volvía a gritar.

Muchos de los asistentes se percataron de los gritos, muchos comenzaron a hablar y a alterarse, sintió pasos, rápidamente se acercaban a la escena, necesitaba más tiempo, le urgía ganar más tiempo, para matarlo, pero no lo tenia recapacito

― No te acerques a ella— Gruño— la próxima si te mato—


Con eso dejo el cuerpo del vampiro, no sin antes quebrar el brazo que había arrancado, un poco mas de dificultad para que sane, se dijo.

Rápidamente fue a donde Bella estaba inconsciente, y comenzó a gritar, llamándola, pidiéndole que luchara un poco, a pesar de estar concentrado en ella estaba pendiente de que el maldito infeliz no le atacara, claro, eso no sucedió, el muy… se escabullo por una ventana.

En otra circunstancia habría huido con ella, pero ahora no podía, menos con ella herida, inconsciente, no, no podía marcharse pasando desapercibido, debía ser inteligente y mantenerse con ella.

Bella, vamos Bella resiste— suplico.

La gente se congrego a su alrededor, observando lo sucedido, los cuchilleos solo dejaban claro la consternación que sentían por los sucedidos, todos parecían consumidos por el miedo

Alguien llame una ambulancia, mi hermana no restira— Grito, aparentando estar completamente aturdido, bueno en parte así era, solo que su voz cuando hablo tembló demasiado

Alguien hizo las llamadas, después de un milenio la ambulancia llego, los paramédicos se hicieron cargo y la metieron en la ambulancia, su deseo fue irse con ella pero la policía necesitaba interrogarlo, claro siendo el único que estaba con ella, era el principal sospechoso.

Antes de responder alguna pregunta, pido realizar una llamada, alguien debía cuidarla, mantenerse atentos de que ellos no vinieran a por ella, rápidamente marco a Jasper, ya que era el único que estaría cerca Alice aun estaba en las montañas tras Edward cuidándole como si fuera un bebe, ni si quiera como neófito había necesitado de una, en ese tiempo de haberla tendió la hubiese asesinado fríamente.

Apenas contestó impartió órdenes


Jazz, ve al hospital, si, hermano aun vive, cuídala yo tengo que rendir interrogatorio, cuídala Jasper— sin más colgó

Dos horas más tarde estaba más que listo para comenzar a destrozar la sala donde los dos policías cuestionaban una y otra vez lo sucedido.

Si pudiera estar cansado se dejaría caer en la silla y tratar de dormir pero no podía, había dicho lo que sabía o bueno lo que se le vino a la mente, su hermana había dejado algo en la casa, y él debía entregárselo por eso le encontró, cuando ingreso ella estaba tendida sola, inconsciente, comenzó a gritar así fue como los demás llegaron

Señor Cullen— dijo uno de los hombres, moreno, alto, fornido— según los documentos que la escuela nos proporciono la señorita Swan…— interrumpió, sabía que iban a cuestiona

― Nuestro padre se divorcio de la mama de Bella cuando ella estaba muy pequeña, cuando— Recordó las múltiples charlas con Charlie, gracias a Dios el hombre siempre mencionaba su nombre— René se entero de mi existencia, papá le había sido infiel, esa fue la razón para su separación, a Bella nunca le dijeron de mi existencia, nunca hasta que yo la busque por eso vine con mi familia, digo mis padres adoptivos, aquí, a conocerla.

― ¿Ella y usted mantienen buenas relaciones?— indago el policía

― Claro, porque cree que fui hasta la escuela, habíamos quedado en ir a almorzar, pero mi despistada hermana dejo el móvil en casa, sabe ella vive sola en un piso cerca a su trabajo, pero anoche se quedo en cada de mis padres, conociendo mas a mi familia, tratando de recuperar el tiempo, ahora ya que he resuelto su dudas puedo marcharme a la clínica, necesito saber cómo esta

Tras varias miradas de dudas, uno de los agentes asintió, rápidamente se levanto y antes de llegar a la puerta, e l moreno volvió a hablar— Señor Cullen, estaremos al tanto, cuando la señorita Swan despierte le interrogaremos, y usted por favor no salga de la cuidad, quizás le necesitemos más adelante—

Como el humano , que no era Emmett se dirigió al hospital a donde habían llevado a la pequeña Swan, pregunto en la recepción sobre su estado, la enfermera indico que aun no se encontraba inconsciente, señalo donde se encontrar, camino a la sala de espera donde Jasper

― Le han puesto algunos puntos, la herida en la cabeza era profunda, algunas escilas se había incrustado y debieron sacarlas, la curaron , si pero ahora deberá quedarse un tiempo, necesita algunas transfusiones perdió más sangre de lo que creían cuando llego, ahora está bajo sedantes, y control, apenas podamos verla nos avisaran—

Bien, esperaremos—

― ¿quieres contarme lo sucedido?—

Lentamente Emmett le señalo lo sucedido, como le encontró, el interrogatorio policial, la derrota por no haber acabado con la escoria de James, todo

― La cuidaremos Emm, no te preocupes, es una chica fuerte—

Emmett sintió como el don de Jasper lo relajaba poco a poco, todos, o bueno la mayoría de los Cullen apreciaban a Bella, Jasper y Alice eran los único que aun no tenían contacto con ella, Rose, Carlisle, Esm y hasta el tozudo de Edward la conocían, y solo este era el que se rehusaba a creer lo que las visiones de Alice mostraban.

El silencio reino por varios minutos, antes de que su adorada Rose ingresara—¡ Emmett!— exclamo su esposa— Oso tonto, querías dártelas de héroe, ¿qué hubiera pasado si ese imbécil te mata?— chillo

No pudo evitar reía bajamente , adoraba que su mujer le cuidara como un bebe— Rose, estoy bien, sabes que quiero mucho a Bella— se defendió

― Tanto para dejarte matar por ese

― Amor eso no iba a suceder, soy un chico fuerte por eso me quieres— esbozo una medio sonrisa, antes de atrapar sus labios Rosalíe Hale era y seria su interna compañera, no podía amarla más, no podía estar más agradecido de haberla hallado, bueno que ella le hubiera hallado

― ¿Cómo esta?— ― Inconsciente pero a salvo— respondió Jasper

Luego de ponerla al tanto, se dedicaron a esperar pacientemente, Alice envió un mensaje señalando que ella volvería al día siguiente y que Bella despertaría a la noche

“Cuídale, Edward aun no sabe y no se lo diré, él regresa conmigo… por cierto Bella tendrá muchas preguntas, intenta resolver algunas y haz que coma, tendrá demasiada hambre

Por el momento estaba a salvo, por el momento vivía, pero debía estar preparado para cuando regresaran, Edward, James, Victoria, todos eran un peligro latente para la humanidad de Bella, cerró los ojos frustrado, ¿por que las cosas no podían ser un poco mas fáciles?

8 comentarios:

  1. wao ada te quedo muy bueno el capi..!!!! y quien se iba a imaginar q este edwar seria un peligro para la hum,anidad de Bella???? esta historia es interesante ya que es diferentre a las otra este edwar si que es mas peligroso.... y esta bella si es pasada la estan matando y pensando que quiere besar a edward y unas cuantas cosdas mas.....
    pero bueno... esperaremos ahora q ira a ser edwar cuando se entere de lo q le paso a bella
    hasta la proxima ada..!!!

    ResponderEliminar
  2. Ada que bueno que estás de vuelta.

    Este capítulo estuvo muy bueno, lo disfruté mucho. Es muy extraño ver a Edward como peligroso, todavía no me acostumbro, pero tienes toda mi atención y espero con fervor el siguiente capítulo.
    Deseo que goces de armonía y sonrisas a tu alrededor que te permitan seguir explotando tu arte.

    ResponderEliminar
  3. Ada nena!!! Menudo capítulo!!! La pelea ha sido apasionante!!!! Ya te lo he dicho, peor me fascina este Edward y Bella me parece magnífica!!!
    Te ador mi niña, y espero que el norte se vislumbre pronto, porque si hay alguien que se lo merezca eres tu, mi amor
    Un beso enorme
    T.

    ResponderEliminar
  4. ada,t quedo muy bueno,m encanto los pensamientos d bella,ja.y ahora m quedo intrigada como reaccionara edward,cuando vuelva ,ya q el no es el tipico edward q estamos acostumbrados,yo quiero un hermano como emmet.besitos u mucha luz,paraq iluminen tu vida y puedas volver a tener tu energia y creatividad al100xciento.vanesa benitez

    ResponderEliminar
  5. mmmmmmmmmmmmmmm...me gusta mucho...como siempre las historias son una pasaada...ADIOS...BESOSS

    ResponderEliminar
  6. Oh diosss casi la perdemos por segunda vez, oh dios esta bella si que es un verdadero iman para el peligro, osea ocmo que lo llama a gritos...

    vamos a ver como reacciona eddy y usssh odio a victoria y james.

    ResponderEliminar
  7. ahhh soy infiell amo a este chico mira qe si sabe como ser un lindo hrmano y mentiroso jajaja...comparto lo q dijo juliana es un iman para el peligroo jajaja

    ResponderEliminar
  8. me kito el sombrero en nombre de tu cap!
    estubo genial, la pelea fue EXTREMA!
    me encanto, ademas ya "pusieron a jasper en su lugar" eso es genial y emmmet" comono amarlo??
    yo eneserio ke lo amo!!
    y a rosalie ps tambien aunke moleste al amor de mi vida edward! jajaj y edward kien se cree para no regresar?
    jajaj ps ya vere le siguiete...tkm chao

    ResponderEliminar