“No Necesito un Cielo si tú no puedes ir a él ",
Bella Swan, Luna Nueva

"Un día escribiré tanto como Estrellas hay en el Cielo" Tiwii Cullen





Debemos aclarar que todas las historias que están en este blog nos pertenecen y son de nuestra autoría pero los personajes de la Saga Crepúsculo y algunas otras cosas más que aparecerán en los Fics que publicaremos aquí son propiedad de Stephanie Meyer, también existen personajes que son sacados nuestra imaginación.



miércoles, 8 de junio de 2011

El Aprendiz. Capitulo 13


Capitulo 13


¿Te sientes mejor?— preguntaba mi amiga al otro lado de la puerta del baño, podía imaginar sus dedos tapando su sexy boca para evitar soltar la carcajada

― Si—

― ¿seguro?—

― Si, Sheep si no te hubieses movido te habría vomitado—

― ¡Iugh!— le oí exclamar fuerte y claro— ¡qué asco! A todas estas ¿qué cosa comiste para que estés así de enfermo? Bueno aparte de querer dártela de aquaman y lavarte el culo como mariquita, a la próxima me avisas te paso mi navaja suiza y te cortas las venas, digo es una forma más rápida de morir, un poco dolorosa quizás pero no convalecerás mucho— divagaba mi amiga tamborileando los dedos contra la madera, produciendo fastidio y aumentando el pequeño dolor de cabeza

― ¡Quieta!— chille sosteniéndome con fuerza sobre el lavabo— me duele hasta el alma—

― Iré a buscar algo para el resfrió, quizás unas vitaminas, agua y un jugo de naranja… ¡ahí, pobre Boo! Si el amor no le mata , el si tirara ante el primer tracto camión para hacerlo— dijo antes de largarse y dejarme con mi maldito malestar


El cuerpo me dolía como los mil demonios, a estas horas salir a correr baja una torrencial lluvia no fue la mejor idea, y quizás el perrito caliente en el partido de futbol no ayudo mucho, una ola de arcadas luchaba por hacerme doblar frente al retrete pero no podía , ya casi vomitaba bilis. La cabeza se sumaba al resto de dolores. Me obligue a meterme bajo la ducha y abrir la llave para limpiarme, según mi mamá “la enfermedad es un estado mental y solo los flojos se enferman”. El contacto del agua fría con mi miel me hizo pegar un gran grito y brincar., no demore mucho en la maldita ducha. Tome mi cepillo de dientes y algo de dentífrico para sacarme el sabor del vomito y ver si pasaba la sensación de resequedad.

Con una leve sensación de la tierra moviéndose como condenada deje el cuarto de baño y fui a buscar ropa, para el momento en que Bella regreso estaba de nuevo en la cama con los ojos totalmente apretados

― Sigues mal— afirmo mi amiga— levántate y toma esto, creo que te hace falta— hice mi mayor esfuerzo para que no notara el tembló de mis brazos, ojeé la bandeja un vaso de jugo , un vaso de agua , varias pastillas y un plato con consomé— la cocinera dice que agarraste un resfriado, lo que por supuesto es cierto, ¿ acaso te vacunaste este año para la influenza? No, ¿verdad? ¡pero eres necio! Prefieres joderte la vida que acudir a mí y hablar de lo que te pasa. ¿Qué carajos te pasa, dímelo?—

― Bella— le llame quedo— no necesito que me sermonees, me siento como una mierda, ahora sienta tu culo junto a mí y consiénteme


Con un resoplido poco femenino mi amiga se ubico a mi lado sosteniendo la bandeja mientras intentaba pasar un poco de la sopa de la cocinera y me tragaba las pastillas, agradecí que no volviera con su sermón de mamá sobre mis acciones. Había actuado como un loco adolescente pero o era sacarme la madre con el ejercicio o embriagarme hasta quedar intoxicado y casi muerto

― Ya no puedo comer más, o lo devolveré

― Duerme un poco, iré a llamar a Marissa y averiguar cómo están las cosas en casa— obedecí como buen niño sus mandatos, pase la manta sobre mi cuerpo, enrolle mi cuerpo tanto como me fue posible en las mantas

Ni te quejes, te lo mereces por tonto


_______0___0_____


Desperté con mi amiga sentada junto a mí, observando la agenda con anotaciones, cuando se concretaba en sus cosas parecía que viajara a otro mundo, vi como se esbozaba una sonrisita y sacudía la cabeza, tomo su bolígrafo e hizo más anotaciones en esa pagina

― Si no se te atraviesa ningún par de piernas, buenas tetas y un culo grande serás grande. Creo que contratare a alguien que espante a todas las señoritas de tu camino— se rio maldadosa— mejor convenzo a tus padres de que aun estas joven para tener novia— volvió a apuntar algo mas— serás un candidato maravilloso para los lakers— adoraba verla hablando sola, porque Bella se sumergía tanto en sus cosas que hacia las preguntas, y ella misma se contestaba, mucha veces parecía pelearse con ella mismo y en otras fraguaba como joderle la vida a los más jóvenes bajo nuestro cuidado.

Me queje cuando intente moverme y mis músculos se resintieron, inmediatamente soltó la libreta y poso su mano en mi frente—¡Mierda estas hirviendo! Ya vez que no es una buena idea mojarse el culo en medio de la noche. Tendremos que ir al hospital— agarre su delgada muñeca con mi mano

No exageres, me tomare un ibuprofeno o algo… pero no es nada

Si te enfermas mas, ve a donde tu madrecita a que te cuide— ladro furiosa, levantándose de la cama eso me pasa a mi por ser buena gente, ahí pobre Emmett como sufre por su Rosita, pobre Emmett que se enfermo, pobre Emmett … Sabes que— se giro brusca— quédate en tu mierda yo ya no me desgato intentando ayudarte. ¡que te jodan!—

― Así no se trata a un moribundo— le bromee, haciendo que chillara algo como lo estúpido que era o algo parecido— además si sigues tan gruñona nunca podre decirte que estoy locamente enamorado de ti y que mi deseo más profundo, aparte de colarme en tus sabanas claro está, es casarme contigo a la orilla del mar y luego tener unos diez hijos—

― Eres un inmaduro— chillo tirando con rabia la libreta

― Lo mismo pienso de ti, mi Sheep, hermosa— no pude aguantar la carcajada— si te hace feliz vamos, lleva mi lindo cuerpecito allá, aseguro que pasaremos el resto del día allá— el pequeño zumbar me hizo removerme—¿dónde está?—

― ¿Dónde está, qué?—

― Mi móvil— encogió los hombros dando a entender que no sabía de su paradero

― No soy tu empleada para saber donde coños dejas tus cosas— no pude evitar poner los ojos en blanco— vale ya te ayudo— podía oír el zumbido pero no localizar el pedazo de celular, pensé que para el momento en que lo encontráramos quien estuviera llamando insistentemente colgaría, o peor al momento de pulsar el botón de contestar me colgaran— aquí esta— mi amiga como toda delicada dama tiro el móvil a la cama— que también te contesto— se mofo Bella al notar que mi intención estaba en la pantalla y no en intentar pulsar la tecla verde. Le tendí el celular cual cobarde, si bien necesitaba hablar con ella no podía hacerlo por teléfono, y menos sintiéndome como puré

― ¡Nenaza!.Si, con Sheep— dijo muy monótona ella— queridísima Roxiton, pláceme oírte— le vi fruncir su nariz— si interrumpes… si— se rio— yo sé lo que mi hombre necesita— negó con la cabeza y le vi morderse el labio fuertemente para evitar reírse— dame la razón a mi por algo conteste ¿no?— lo siguiente fue una serie de aja, sí, sí— bueno, se lo diré, si Roxiton lo tengo claro no soy retardada— al momento de colgar su cara no era la de broma que tuviera al principio de la conversación

― ¿Qué quería?—

Se llevo una mano a su nuca y comenzó a rascarse en la parte de atrás, le vi moverse inquieta cambiando su peso de un pie al otro— ¿te sientes mejor?— negué con la cabeza manteniendo mi mirada fija en su actitud, algo sucedía— ¿resistirás viajar a Seattle?—

― ¡Bella!— explote, nunca me habían gustado los rodeos— dime de una puta vez que sucede—

Dejo salir todo el aire de sus pulmones, cerró los ojos y dijo rápidamente— tu madre fue hospitalizada de urgencia— el dolor, el malestar todo en el momento se olvido, simplemente brinque de la cama , me puse los zapatos urgí a mi amiga para que buscara sus cosas y pagara el hotel en tanto yo terminaba.

Todo pareció ir en cámara lenta, nada parecía real, quizás la enferme da me transporto a la dimensión desconocida, ante mi veía el paisaje difuso, Bella tenía su pie constantemente en el acelerador, pero simplemente en mi mente todo parecía una vil burla. Mi estomago era un completo revoltijo, las ganas de volcar lo poco que había consumido eran inmensas, me obligue a cerrarlos ojos y pensar todo con cabeza fría

― Duerme un poco, yo te llamo cuando estemos en Seattle y me dices por dónde ir, aun no conozco bien la cuidad— por lo menos el viaje duraría la mitad del tiempo según el ritmo en el que a mi amiga le gustaba correr.

No fui capaz de dormir, solo podía pensar en mi madre enferma, y en todo lo cruel y egoísta que estaba siendo ¿ y si la perdía? No, no saca esos pensamientos de de tu mente, Esme no se va a ir a ningún lado, no aun. Dios si algo grave le acaecía a mi madre no me lo perdonaría, no me perdonaría haber causado tanto dolor a tan maravilloso ser. Quise gemir de dolor.

Durante el viaje a la cuidad mi mente se volcó en los años en los que hacia rabiar a mi madre con las bromas pesadas que hacía a mis hermanos, o con mis escapadas del instituto para ir a los videojuegos, o como le ocultaba la boleta de calificaciones cuando las matemáticas y la literatura quedan más que reprobadas. Como su rostro parecía sufrir cuando nosotros nos enfermábamos y ella pasaba noches en vela con tal de asegurarse que estuviéramos bien, o cuando me dio varicela y se dedicaba a darme masajes con la crema para que no me picara, o como preparaba la gelatina de figuritas para hacerme sonreír cuando estaba triste o sus ojos cuando deje la casa como huracán destrozando todo a su paso

Todo estará bien, tu madre es más dura que un roble— me consoló Bella, la diabilla que la vida cruzo en mi camino esa noche, para que luego se en mi ángel de la guarda— abre los ojos y dime por donde debo ir— la noche ya caí sobre la cuidad de Seattle y no prometía que ser una noche despejada.

Haciendo acopio a mi memoria, y con voz quebrada indique que calles tomar para ir al hospital. Cuando estuvo dando la vuelta por la glorieta para dirigirse al parqueadero salte del auto, el alarido y la maldición de mi amiga pareció quedar en el aire, lo que me importaba era llegar a donde estaba mi madre y saber a ciencia cierta que sucedió.

Cruce las puertas automáticas corriendo, el guarda me miro reprobando mi actitud pero me valió mierda, corrí por el primer piso hasta encontrar el primer puesto de enfermería. Vacio.

― ¡Sí!— llame, esperando que saliera alguna mujer sonriente y diciendo: “si en que podemos ayudarle”… pero no sucedió nada— ¡Alguien me puede ayudar!— grite más alto de lo debido y a la putisima mierda si luego alguien con canas y gafas me decía: “Esto es un hospital no un campo de futbol”. Me tome el atrevimiento de ojear las planillas de ingreso, y si era delito que me encierren. Pase varios nombres, pero no encontraba a mi madres— vamos Esme, ¿donde estas?— volví a repasar la lista esta vez con más calma, una vez obtuve la información retome mi carrera. En el pasillo estaba mis hermanos, mi sobrino, mi padre, Rose y el imbécil de Jasper. Me detuve con brusquedad haciendo rechinar mis zapatos sobre las impolutas lozas— que— jadee, y tuve que cerrar los ojos para que las estrellitas que se formaban frente a mí se fueran—s-sucedió— alguien intento sostenerme pero eludí sus manos— Díganme que le pasa a mi mamá— me sentía impotente

― Tuvo una recaída, la insuficiencia respiratoria no es grave, pero Esme no nos informo de estar con malestar— respondió mi padre— ahora mismo está estable, están haciéndole algunos exámenes para ver si su corazón está afectado—

Me enderece, y abrí los ojos. Error. El mareo sobrevino con fuerza haciéndome tambalear, mi mano fue a la pared más cercana— ¿Qué tiene que ver el corazón?—

Las miradas fueron de uno a otro, al final fue Rose la que hablo—

La insuficiencia respiratoria puede estar ligada con una insuficiencia cardiaca, de no haber estado en casa bueno … no se que hubiese pasado sufrió una disnea, eso puede afectar a su corazón— las pocas palabras de Rosalíe me dejaron perdido— si hubiese estado dormida se hubiera presentado una apnea, gracias a Dios Esme no duerme de día. Ahora está en observación si todo va bien le dan de alta mas tarde o mañana, esos episodios nunca son tan graves—


¿Estás bien?— pregunto preocupada. Asentí— no lo pareces estas algo pálido y estas sudando—


― Lejos de él— gruño mi amiga, quien sin pensarlo paso sus brazos por mi cintura equilibrando la mayor parte de mi peso contra ella— vamos— murmuro solo para nosotros— necesitas un medico—

― Necesito un baño— le informe

― Déjame ayudar—

― Gracias, pero no, yo puedo con él— y si que podía conmigo y con todos los Yankees que teníamos bajo nuestras alas, solo ella podía llevar casi de rastrar a un tipo de casi dos metros y el triple de su peso como si fuera una plumita

― Deja que Edward nos ayude— masculle, ya no podía aguantar las ganas de vomitar— Edward, muévete— farfulle

Agradecí que los baños no estuvieran en el culo del hospital como en ocasiones parecía ser, una vez dentro deje que las arcadas se apodera, si tenía que dejar salir hasta la bilis pues así seria. Podía ori a Edward preguntándole a mi amiga desde como estaba, hasta que carajos tenía su hermanito, a todo ello mi amiga contesto estoica con monosílabos

― Puedes ir a con tu familia, yo me hago cargo de mi Oso— algo le gruño mi hermano, pero mi chica no se dejo intimidar—¡ah! ¡No! ¡no! Emmett no necesita un comité de bienvenida, largarse de aquí. Tu también Roxiton—

― Oblígame— lo último que necesitaba era una pelea de féminas

No quiero partirme las uñas. Te lo pido educadamente mueve tu lindo trasero lejos de aquí— podía apostar que mi amiga estaba frete a la puerta con las piernas abiertas y los brazos cruzados sobres sus pechos, cual guardiana— a él no le gustaría que le vieras así—

― No—

Por más que los dos se líen bajos la sabanas, no permitiré que le veas así— a pesar de la situación Bella se regocijo soltando una estruendosa carcajada— crees que no lo sé, cariño yo sé cuando Emmett se mete entre tus piernas, y no solo porque quede como menso, lo conozco muy bien. No hagas esa cara niña— la arcada que sobrevino me hizo perder el hilo de la conversación— ¿Estás bien? No demonios no estarás enferma también— le oí quejarse— tendré que alejarme de todos los que estén enfermos, sencillamente mis defensas son muy bajas y no quiero atrapar ese maldito virus que tengan, así que Vade retro Satanás— me levante al ver que nada mas venia, enjuague mi boca con un poco de agua. Me sentía mas débil que en la mañana

Bella estaba atenta a la puerta y al momento de abrirla volvió a enredar su brazo en mi cuerpo— estoy bien— me queje. Incline un poco mi rostro para besar su cabeza— vamos llévame al jodido medico—

― Creo que tenemos que remolcar a tu Roxiton— murmuro, levante mi rostro para ver a un Rose igual o más pálida que yo— Apuesto a que no está vacunada y con tanto sexo sucio en el último encuentro te contagiaste de algo— farfullo, haciendo que las facciones de Rose pasaran de Rabia a vergüenza, y todo teñido con un furioso sonrojo— A la próxima vez que la lleves a la cama pídele carnet de vacunas, que tal te de rabia—

― Bella— le advertí

― Está bien, está bien, seré buena niña. Rosalíe, cariño necesitas que pase mi mano por tu cintura para que no dejes caer tu escuálido culito sobre tan hermoso y lozano suelo—

― Y-yo...— murmuro como ida, sus ojos estaban demasiado abiertos, como si estuviera asustada o quizás a punto de clavar una de sus garras en la aorta de mi amiga por bocaza

Si, tu, tu, tu. Tranquila, solo para que tu conciencia no se suicide, mi mente es abierta y si Emmett es feliz follándote pues amén— logre pellizcar su brazo para que se callara— vamos a por un doctor, y quizás una inyección en tu culito durito para que te sanes rapidito— mascullo ayudándome a avanzar

Rose, tenemos que hablar— le anuncie— iré a ver qué mierdas tengo y luego tu y yo tendremos una conversación, una sin mentiras— gruñí sin girarme a ver qué cara hacia


Como lo que me aquejaba, no era considerado como una urgencia dado que ni estaba desangrándome, ni tampoco tenía la temperatura desorbitadamente alta, tuvimos que ir a consulta general y aguarda por quien sabe cuánto tiempo hasta que un médico me atendiera.

Y como si se tratada de un pequeño de seis años Bella se coló conmigo a la oficina del médico, enumerando uno a uno los síntomas que tenia, contándole y refunfuñando mi estupidez de haberme mojado, la muy entrometida le indico hasta las veces que había vomitado, solo le falto decirle el color y el espesor. Luego del chequeo general, el médico dijo que no era más que un resfriado, receto algunos antibióticos para el malestar estomacal, y los respetivos antigripales y vitaminas

Te lo dije—

Es mejor prevenir que lamentar— se defendió

― Vamos, necesito saber cómo esta mi madre. Encontrar a Rose y dar por terminar este jodido melodrama

De mi madre, aun estaba en observación, su estado era estable, pero tendría que quedarse en el hospital , por lo que prácticamente la enfermera nos dio un puntapié sacándonos a todos, Alice y su familia fueron los primeros en irse. Mi padre se iba a quedar acompañando a mi madre, porque por lo que a él refería ni un solo día desde que se casaron se había quedado solo, nunca dormía sin su mujer. Edward al final se marcho dedicándole a Bella una ojeada de “déjame acercarme” a lo que respondió con una sonrisa ladina

― Rose— la detuve al momento de que pasara junto a mi— tenemos que hablar— le recordé

― Ahora no Emmett, estoy cansada. Quiero irme a descansar—

― Hija, ¿en qué te irás?—

― Nosotros la llevamos a su casa— Ok, se me había olvidado ese detalle Rosalíe vivía con mis padres desde hace casi un año— no creo que sea molestia— arguyo rápidamente

― No es necesario—

Sí, me parece excelente, quizás puedan quedarse a hacerle compañía, la casa es demasiado grande para ella sola

― ¡Vives con los padres de Emmett!— exclamo Bella haciendo que mi padre riera bajamente— A pu… Dios, si vamos no hay problema, nada de no gracias. Vas por las buenas o arrastro tu feo trasero hasta el auto, lo mereces , tu sabes a que me refiero— le dijo, maldita enana maldadosa, sabia por donde darle duro a Rose, quien no pasaba de rojo medio a rojo intenso.

― Mantén tu boca cerrada o te la coso— le advertí cuando Rose se despedía de mi padre

Solo disfruto de esta novela, cuando llegue a esa casa me buscas la habitación mas apartada, porque esta noche sacaras ese resfriado haciéndola sudar— rio— hare palomitas de maíz, para ver el desenlace de esta novela— le di una palmada en la cabeza por sus tonta ideas.

Bien, unas horas de descanso y vamos por lo que tiene que decir, haber que tan inocente es.



Hola a todas, perdonaran las horas, primero ha sido una sema de ptm, segundo hoy anduve corriendo como loca en el trabajo así que casi no puedo terminar este capítulo, y por ultimo entre la gripe y las alergia me van a acabar. Ya se viene la verdad—grito como loca— ¿será Rosita tan inocente como dice que es?¿que esconde esta niña?... en fin… me como las uñas de la emoción, ¿habrá cambios después de ser oída? Nos vemos el viernes a la tarde casi noche porque esta semana trabajo todo el día ¬¬
Ada

12 comentarios:

  1. Super capitulo, cada dia me encanta mas esta historia, amo indescutiblemente a esta Bella que no le tiene miedo a nada y pone a todos en su lugar, bueno creo que el que la pone un poquito nerviosa en Edward, ya quiero ver algo mas de accion entre ellos...........
    En cuanto a Rose y Emmett todavia me intriga saber que fue lo que le paso a Rose te juro me tienes de nervios ................
    Excelente historia, espero pronto leer el proximo capitulo para saber que le paso a Roxiton..............
    Gracias Adita por esta buenisima historia, saludos y un gran besote para ti.

    ResponderEliminar
  2. Siiiiiiiiiiiii por fin lo logre

    pude ser la primera jajajajajajaa.......

    ResponderEliminar
  3. dios gracias por publicar me traes loca de emocion por fin ellos hablaran y aclaran las cosas.....Sigue asi hermosa....Besitos..

    ResponderEliminar
  4. Y Rose esta embarazada amén¡¡¡ ja ja.
    Bueno esa será una noche muy prometedora¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  5. AHH QUE LINDO RESFRIADO QUE DURA 9 MESES..Y LOS DOS LO TIENEN, YA QUIERO LEER EL PROXIMO...BESOS
    JOHANNA

    ResponderEliminar
  6. Pobre Emm...con el disgusto de verlo tan malito me reventó una amígdala, puta madre!, no es broma.
    Bueno...así que llegó el momento de las confesiones, ya tengo ganas de saber los motivos de la Rosita para hacer lo que hizo y dejar al osito sufriendo como un perro, ya puede tener una buena excusa.
    Que Rose está embarazada?? no jodas Ada!! mi osos es mucho oso, donde pone el ojo pone la bala como los vaqueros jajaja...
    Besos

    ResponderEliminar
  7. el blogger no me deja publicar!! lloro
    solo lo puedo hacer poniendo el nombre, puedes hacer algo Ada, solo me pasa en tu casa. Besos

    ResponderEliminar
  8. Adita que capitulo mas interesante, que es lo que pasa con Rose D: no me digas que tendra visita en unos meses mas D: y bella me encanta su personalidad tan defenzora de su amigo, espero que pronto sepamos la verdad de este melodrama quizas veamos a Emett matando a James jajajaj besitos adita muy hermoso me encanto!

    ResponderEliminar
  9. Me tienes todavía con la boca abierta!!! Ahhhhh!!! Ada nena qué capítulo!!!!
    Qué relación más chula tienen Emmett y Sheep!! Yeah!
    Dios! Amé el momento tenso entre Bella y Rose y solo ese pensamiento de Edward...dos palabras .."déjame acercarme"...me revolucionó la sangre.
    Definitivamente esta es una de mis historias favoritas!
    Te quiero mi niña!
    Millones de besos
    T.

    ResponderEliminar
  10. lo ameeeeeeeeeeeeeeeeeeee me encanto todo lo que se dicen por que sera? hahahaha
    espero el próximo con impaciencia
    besos

    ResponderEliminar
  11. me encanto ya quiero saber que le dice Rose

    ResponderEliminar