“No Necesito un Cielo si tú no puedes ir a él ",
Bella Swan, Luna Nueva

"Un día escribiré tanto como Estrellas hay en el Cielo" Tiwii Cullen





Debemos aclarar que todas las historias que están en este blog nos pertenecen y son de nuestra autoría pero los personajes de la Saga Crepúsculo y algunas otras cosas más que aparecerán en los Fics que publicaremos aquí son propiedad de Stephanie Meyer, también existen personajes que son sacados nuestra imaginación.



jueves, 23 de septiembre de 2010

Amarte Duele, Capitulo 15: Amar Es


CAPITULO 15



AMAR ES…




DISCLAIMER: Los personajes le pertenecen a Stephanie Meyer, sólo la historia es de mi propiedad. Prohibida su adaptación, copia parcial o total.





Buenas, perdón por publicar hasta ahora, verán por el momento estoy sin internet dado que viaje a visitar a mis papas unos días, así que de antemano perdón por la hora… bueno por otra parte quiero agradecerles el apoyo que nos dan con nuestro blog enserio significa mucho para nosotras… prometo conseguir pronto un modem inalámbrico para poder actualizar a tiempo.











Amar es más que decir palabras lindas a alguien, amar es mucho más que besar, acariciar e intimar, amar es….Complejo, enredado, inesperado, a veces caótico pero siempre deja un toque de paz, alegría, estabilidad y complemento, Carlisle entendía a la perfección su significado, ver como el rostro de Esme reaccionaba ante las travesuras de Tania, como sus ojos se iluminaban haciendo brillar el lugar, viéndola reír o suspirar a la nada, le llenaban de gozo, su pecho se hincaba de orgullo cada vez que ella se mostraba libre.




Ella había logrado superar las pesadillas, dejo su encierro derrumbando las murallas que algún día tuvo, siendo libre, él por su parte no podía pedir más su trabajo siempre le daba alegrías, y aunque en su profesión se podía perder muchas vidas, también se podían salvar otras y en su especialidad contemplaban el nacimiento de una nueva vida, a nivel personal, su familia ahora aumentaba considerablemente sus amigos pasaron a ser sus hermanos, siempre prestos para guardasen las espaldas, la relación con Esme era más fluida, conquistarla día adía era su reto, por eso le sorprendía con notas, enviándole flores, preparando la cena, ayudando concualquier quehacer, aprendió a tejer ganándose bromas de sus amigos, pero no importaba, su felicidad era la suya, verla alegre era su pago, además su amor era correspondido.




— No te sientes como novio de infancia— las palabras de Emmett lo trajeron de regreso a la mesa que compartía con sus amigos en la cafetería



— ¿Qué?— pregunto



— Qué si no te sientes como un niño de 7 años respecto a tu noviazgo— Edward trataba de contener la risa ante las palabras de su amigo, mientras Carlisle enarcaba una ceja— no me mires así no estoy loco— se defendió— digo hace cuanto que sales con Esme y no avanzan, necesitas terapia tienes un problema—miro sobre la mesa, estirando un poco la boca para señalar su parte más privada, inmediatamente se sonrojo, Edward estallo en risas, seguido por Emmett




— Vale, son los dos unos pelmazos ¿con qué cabeza piensan?, no soy como ustedes, saben— estaba enojado ante las insinuaciones de su amigos, si, no avanzaban como el entrometido de Emmett decía, dado queno quería lastimarla, bien sabia que ella aun no estaba lista para dar ese paso y él no le presionaría



— Pues con esta — dijo muy seguro levándose las manos a la cabeza y tocándola varias veces— enseriohombre, si no avanzabas llegara otro y ¡zaz!— con la palma abierta la batió varias veces junto a su cuello— te dejaran viendo un chispero—



— ¿A qué temes?— cuestiono Edward



— A dañarla, a no ser capaz de protegerla a ser rechazado— repuso— además no llevamos nada de novios, estamos viviendo con una adolescente embarazada con las hormonas revolucionadas, susceptible anímicamente…— sus razones fueron cortadas por Emmett



— ¿y qué?, la vida viene con aderezos— las analogías de Emmett a veces le desquiciaban



— No sé, ¿Cuánto paso para que lo hicieran?



— Yo, al año— dijo Edward con amplia sonrisa



— A los dos meses, no podía aguantarme—



— No sé, y si Esme se niega—



— Carlisle— la dura voz de Emmett le hizo sentarse recto — ella no es tonta, ella te quiere aceptará o acaso ¿quieres que venga otro y te la robe? ¿no quieres que sea tu esposa?—



— Estás loco, por supuesto que no, sobre mi cadáver— el solo hecho de imaginarla con otro hombre le hacía hervir de celos.— Y claro que quiero pero me parece muy apresurado, creo que esperare hasta que Tania se marche para proponerle matrimonio



— ¡No!— las enfermeras, paramédicos, auxiliares y demás personal que andaba en la cafetería voltearon a verlos, él se escondió entre sus hombros, no podía creer que sus amigos actuaran como adolescentes



— No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy— Edward indicaba— qué más da si ya tienes ese anillo guardado en….



— ¡Ja! No estoy tan desquiciado para decirles en donde esta, eso hace parte de mi sorpresa— además no estaba tan desesperado para decirles que lo guardaba junto con la bufanda que tejido con tanto esmero cuando se encerraba en su habitación y que tenia las iníciales de sus nombre en uno de los extremos



— Tal vez necesita un empujón – la cara de Emmett era de completa malicia— creo que le diré a Esme en nuestra terapia que debe buscar el tesoro del pirata Morgan que está escondido en su casa, aunque es el tesoro del Dr. Cullen— los hoyuelos en su mejillas parecían ser un pozo profundo y le hacían lucir más joven



— Ni se te ocurra — sus dientes rechinaron— solo déjenme encontrar el momento oportuno— luego del asentimiento se dirigió a su oficina Tania tenia control, su embarazo ya estaba a punto de terminar, comenzaba el octavo mes y por ende la cuenta regresiva ya que desde ahora en cualquier momento podría dar a luz, en el control anterior aun no se sabía el sexo del bebe cosa que inquietaba a todos.



La puerta fue golpeada suavemente, luego de indicar que pasaran las dos mujeres se adentraron, Tania vestía un delicado vestido materno Calipso, sus mejillas sonrosadas, hacia que su cabello rojizo brillara mas



— Querida— saludo— ¿Cómo te has sentido?—



— Bien, aunque creo que Esme no tanto— dijo en medio de risas



— Calla, no le prestes atención está loca— a veces se preguntaban que tanto hablaban porque en más de una ocasión se perdía, ella avanzo elegantemente hasta sus lado, inclinándose un poco tomo sus labios en un delicado y pudoroso beso— ¿qué tal tu día?




Atrapando su rostro volvió a besarla, dejando que su lengua se deslizara dentro para poder saborear el paraíso, calmar sus ansias y su necesidad de ella, lentamente se obligo a dejarla, recordando que la pequeña Tania estaba frente a ellos




— ¡Ew! son demasiado melosos— gruño— empalagan, cuidado se hastían— ignorando su comentario termino de saludar a su amor



— Cari, te extrañaba—



— Y yo a ti tontín— beso su mejilla



— Bien damas— dijo entrelazando sus manos y levantándose de su puesto— vamos a ver como esta ese regalo— al estar junto a Tania paso su brazo sobre su hombro acercándola a ellos, su familia, su hermosa familia, Tania la sobrina querida y hija putativa, Esme su amiga, novia, su confidente, su futura esposa, la observo de reojo mientras avanzaban por los pasillos hasta el consultorio, hermosa, delicada, elegante, amable, cariñosa, si no dudaba que ella era la mujer de su vida.




Una vez Tania se acomodo en el respectivo consultorio, tomo la cinta métrica, midiendo el diámetro de su vientre, luego la peso, asegurándose así que había alcanzado el peso exacto, dada su edad, el peso y la alimentación jugaban un papel importante, prosiguió con la ecografía, Tania evitaba dejar ver sus emociones, pero sus ojos la delataban había esperanza y deseo, en el fondo él sabía que ella no deseaba alejarse de su bebe, pero tan tozuda y necia nadie le convencería, caso contrario ocurría con su adorada Esme, sus emociones fluían por toda la sala, sus risitas, sus sollozos y hasta los suspiros, como deseaba poder saciar todas sus necesidades por completo.





Se concentro en su labor, el bebe estaba bien formado, estaba de frente lo que facilito verle bien, se podía apreciar perfectamente su mano cerca a la boca, por lo que veía el parto podía darse de forma natural, si en los días que faltaba se movía adecuadamente hasta que la cabeza quede sobre su pelvis




— ¿Qué es?— indago Tania quien tenía la mirada centrada en la pantalla



— Niña— dijo seguro— mira— extendió su mano a la pantalla para enseñarle el sexo de su bebe— si fuera niño ahí estaría su zona noble y notable— Esme rio de su explicación sabia que ante ellas podía hablar abiertamente, pero a veces lo olvidaba. Tania no dijo nada, tan solo suspiro



— Sera tan hermosa como la mami— murmuro Esme, notablemente emocionada, tomo las manos de Tania para reconfortarla — una gran mujer— le aseguro



— Recuerden que sus padres la deben llamar Kathe, es lo único que pido— su voz era un completo lamento— no importa que no la pueda ver, solo deseo eso para ella, lo único que puedo brindarle, eso y lo que hemos tejido—




Esme mordió su labio ante las palabras de la joven, si bien no había sentido a su hijo sabía que era difícil alejarlos más cuando son una parte de si, el tiempo ya estaba contado Tania pronto daría a Luz y se marcharía con Eleazar, Carmen e Irina, aun estudiaban varias familias pero ninguna concretaba el perfil que todos había establecido, unión, fuertes lazos, respeto, buena estabilidad, que residieran cerca para que le pudieran ver, aun faltaban días pero les preocupaba ya que quería que los padres adoptivos compartieran con Tania un poco y así estar seguros de la elección.



— Así será cielo— le aseguro, como una amorosa a madre beso su mejilla




— Esme tu serás una excelente madre— las palabras de Tania le hicieron llorar internamente, ella no sería madre, lo sabía, su instinto se lo dijo luego que Carlisle le anunciara la perdida de q su bebe



— Arréglate— dijo Carlisle, tomando a Esme de la mano para llevarla fuera del consultorio— Cari…



— No pasa nada— interrumpió— es nostalgia Carlisle, nostalgia por desear algo que no puedo tener



— Pero si quieres, podemos hallar una manera— negó varias veces



— Está bien— uniendo sus frentes dejaron que sus reparaciones se entrelazaran, ella cerró los ojos mientras el acecho sus labios, mordisqueándolos, reclamándolos como suyos, clamando por nunca dejarlo, raudos movimientos profundizaron el beso— Te quiero— susurro sobre sus labios, aunque deseaba decir que lo amaba, aun no estaba segura, dejo que sus brazos se entrelazaran sobre su cuello uniendo sus cuerpos.



— Yo te amo Cari— le alejo para con sus manos acunar tiernamente su rostro— Dime como puedo hacerte feliz y lo hare



— Amor ya me haces feliz— le aseguro , dedicándole una pequeña pero sincera sonrisa— además ya sabes muchas veces no se puede tener todo lo que se quiere, así que agradezco por lo que ya tengo— se acerco para besarlo nuevamente, Carlisle le enseñaba cada día a amar, a entregarse sin temor, a compartir sus alegrías, sus penas, sus tristezas.



Que podía mas podía pedir a la vida, él le salvo, él siempre está ahí para ella dando todo, brindándole una vida grata, llena de gente que le comprendía y cuidaba.





Si recordaba todos los momentos buenos cuando su familia no le había repudiado , podía decir que esos acabaron una vez Cayo entro en su vida, si buscaba los momentos gratos desde que estaba con Carlisle se quedaría sin aliento, aun si su día estaba lleno de tormentas llegaba con su hermosa sonrisa y sus pequeñas detalles a calentarle, podía rememorar los días de navidad cuando llego a la casa con varios paquetes todos para Tania y ella, ropas, joyas, y las preciosas flores, como alguien tan dedicado no había sido valorado antes,si ella le hubiese conocido con anterioridad él ya tendría una marquilla que dijera: “Propiedad de Esme Culle,no tocar, no mirar, si lo encuentra llevarlo a Esme Cullen, atentamente Esme Cullen”.




Sonrió ante su ultimo pensamiento, ya se sentía posesiva y todo aumentaba por culpa de Tania quien le decía constantemente que lo aburriría con su manera de actuar, pero que podía hacer ella, aun no estaba lista para avanzar, una cosa es conocerse, conquistarse, amar inocentemente, como le llama Alice a su relación, y otracosa era volver a estar desnuda con alguien, aun habían algunos fantasmas del pasado que la hostigaban.





— Carlisle, ¿crees que me comporto como una impúber?—



Él levanto una ceja ante su pregunta, ¿impúber?¿a que iba todo eso?



— ¿Por qué?, no claro que no y si te sientes así pues, hey yo soy un infante juntos somos una inocente pareja—ella rio ante sus palabras solo su ángel sabría como reconfortarla— Cari, entiende que no importa lo que digan o piensen los demás, te quiero como eres, porque eres tú, autentica, única, la única que me hace suspirar, Te amo Cari, loca, desesperada e irrevocablemente, desde esa noche en la galería quede impresionado contigo y pues no sobra decirte que cada día a tu lado me hace delirar – las pequeñas gotas salinas se agolparon en sus ojos deslizándose sobre su tierna piel, él su caballero de brillante armadura— en este casa resplandeciente bata— las limpio con sus labios.



— Ahora, mi delicada flor aceptaría una invitación a cenar con este pobre ser que solo es feliz junto a ti



— Claro que si, bello jardinero— dijo acercándose a sus labios



— Paso por ti— susurro, su cálido halito le estremecía de mil manera diferentes



Cuando se separaron Tania les observaba atenta, los dos se sonrojaron dado que continuamente la joven seque jaba de sus demostraciones públicas, sin decir nada se encamino a la salida, Esme se despidió ligeramente de Carlisle, para luego correr a la joven



— Me gustaría tener alguien así— balbuceo entre sollozos



— Cielo, aun eres joven, la vida para ti apenas inicia— nuevamente sus instintos de madre le asaltaron,caminaron hasta unas pequeñas bancas donde ella dejo recargar su cabeza sobre su el pecho de Esme, no hablaron, solo la dejaba desahogarse, mientras tarareaba suavemente las notas de Kiss in the rain de Yiruma.



— En verdad crees que encontrare a alguien que me mire como él lo hace contigo, alguien que cuando me vea sonría y se desviva por hacerme feliz



— Claro que si Tania, créeme yo misma lo experimente, mi vida no fue muy feliz durante un tiempo, aun me cuesta creer que no es sueño, temo despertar y ver que todo se desvanece, pero si estoy completamente segura que pronto vendrá alguien que cuide de ti.




Volvieron a la oficina, trabajaban para la decoración de una nueva inmobiliaria en la cuidad, si su trabajogustaba serian las encargadas de decorar el apartamento modelo, cuando regresaron a la casa Carlisle las esperaba con amplia sonrisa




— ¡Dios! — Exclamo Esme— lo olvide, Carlisle, deja subo me arreglo y….



— Tomate tu tiempo, aun me falta preparar el postre— Tania le miro sorprendida, mientras Esme negaba fuertemente



— No tardo— Grito desde parte superior de las escaleras




En un principio él quería llevarla a un buen restaurantes pero bueno ellos ya conocían casi todos los restaurants de las cuidad, así una vez salió del hospital s e encamino a la plaza central, compro salmón, atún, algunos pimentones, frutos secos, un buen vino, muchas velas y algunas flores, cuando llego a la casa y vio que sus mueres aun no llegaban aprovecho para arreglar el patio trasero, poniendo un mantel rosa pastel, junto con las velas y pétalos de las flores, la mesa solo seria para ellos dos, esa sería su noche.




En la cocina se dedico a preparar ricotto una vez le sirviera pondría un poco de atún encima con un poco salsa marinera, ensalada griega, un broqueta de salmón y atún, de postre pie de limón.




Cuando arribaron a la casa aun le faltaba decorar los platos, llevar las copas a la mesa, buscar la música y vestirse adecuadamente



— Cielo— dijo a Tania— me ayudarías mientras me arreglo, no tardo— luego que ella asintiera, le explico que debía hacer, una vez Tania repitió sus indicaciones corrió a su cuarto, se ducho, se puso un pantalón dedril , una camisa manga larga de líneas azules delgadas, arremangada un poco, zapatos de material y un poco de su colonia preferida.




Dentro de su cómoda guardaba la bufanda en colores ocres, la observo una vez antes de guardarlo en la pequeña bolsa de regalo, uno a eso la pequeña caja negra que contenía el anillo, un delicado aro de oro blanco, con un diamante mediano en la mitad y dos pequeños diamantes rosas a los lados, dejando la tapa abierta lo guardo dentro de la bolsa, bajo rápidamente las escaleras esperando que ella aun no bajara, corrió al patio para dejar la bolsa junto a la silla de Esme.




En la cocina Tania tarareaba alegre mientras terminaba de decorar el plato blanco, cuando Carlisle, le escudriño un poco, antes de bromear




— Así que le dirás, ya era— susurro— yo creía que los dos eran unos chiquillos y a tenia una apuesta con Alice par a ver quién se lo pedía a quién y por lo que veo perdí— Le iba responder cuando Esme entro luciendo un hermoso vestido de tiras, suelto desde la cintura y le daba hasta las rodillas, violeta con pequeños detalles en blanco, su respiración se congelo, a verla sencilla pero hermosa



— Estoy lista— anuncio— vamos



El camino hasta ella para tomar sus manos y besar sus nudillos



— Definitivamente cada vez más hermosa— automáticamente sus mejillas se sonrosaron — Cari— dijo con su sensual y hermosa voz— me permitiría conducirte a nuestra noche— ella ladeo un poco la cabeza para sonreírle, el engancho su brazos para llevarla al patio trasero, noto que su cara cambiaba a medida que avanzaban así que decidió calmarla un poco— esta noche cenaremos a la luz de la luna en nuestra casa




Cuando llegaron al patio ella dejo salir un “¡Oh!”, Carlisle sonrió con su actitud, la llevo lentamente hasta la mesa, soltó su brazo para sacar la silla y permitirle el paso. Tania había encendido las velas, agradecía que la noche estuviera clamada, las farolas de este sector de la casa se encendieron dando un toque mas romántico.




— Señores— dijo Tania quien traía en una bandeja la comida, siguiendo las instrucciones de Carlisle dejo los platos sobre la mesa para retirarse y traer el vino y una bandeja tapada con el postre— Provecho— les dijo una vez termino su labor



— Hiciste todo esto por mi— Esme estaba sorprendida



— Calo Chere, ahora comamos— un poco cohibida comenzó a degustar la cena preparada por Carlisle, elegante, exquisita, mientras comían bromeaban acerca de algunos diseños, algunos tejidos, la política y ellos mismos, era tan fácil estar a su lado, parecían complementarse mutuamente, unas copas de vinos, mas risa, un poco de seriedad, más risas, intimidades de sus vidas, el postre, la mejo vela que ella hubiese pedido, tranquila pero animada, intima y delicada



— Gracias— dijo ella




Bajo la luz de las farolas y las pocas velas que aun estaban encendidas ella se veía más hermosa, perfecta e irreal, un nudo se formaba en su estomago, mientras su garganta se secaba, las manos le comenzaban a temblar




— Cari— su voz era apenas audible, por lo que tuvo que aclararse la garganta e intentarlo nuevamente— Cari, junto a ti hay una bolsa es para ti—



— ¡Carlisle!— respondió admirada, sus miradas estaban entrelazadas— no debiste



— Esme juro que no gaste nada— bueno en parte era verdad, el anillo lo había comprado en navidad, solo que no se atrevió a dárselo en esa época el juego con sus amigos y su reacción en la consulta le dieron el valor para pedirle su mano




se inclino un poco para hallar la bolsa rosa, junto a sus silla, pero recargada en la pata de la mesa, la tomo como si fuera del cristal más delicado, una vez la puso en la mesa, la abrió, quedándose perpleja un delicado tejido ocre ocupaba la bolsa, sonrió ante el detalle, comenzó a sacarlo cuando vio algo mas, una caja abierta…se llevo una mano a la boca para acallar el grito que quería salir… un anillo… un hermoso anillo de oro plata, su mirada se nublo, no creía lo que veía



— Carl…— susurro



— Cari, ¿quieres…— sus palabras se trababan— casarte conmigo?— espero que ella dijera algo, pero su mirada estaba perdida en la bolsa – Esme…— llamo después de varios minutos— Cari, era solo una…



— Que si, que si— dijo rápidamente ella cuando se dio cuenta que no había respondido a su pregunta— Si Carlisle acepto— cuando levanto su mirada las lagrimas caían esta vez de mera felicidad, de pura emoción




El se levanto para llegar a su puesto sacar la cajita negra y tomar el anillo, tomando su mano y deslizar el anillo mientras repetía la pregunta del millón, esta vez su respuesta fue sellada con un beso, el beso más dulce que jamás haya tenido, el beso más sincero, profundo y cuidadoso, sus oídos zumbaban mientras sus bocas se unían una vez más, las lagrimas por primera vez la hacían sentir amada, correspondida.




Amar es un camino lento, algunas veces doloroso, amar duele cuando nos aferramos a imposibles, amores dañinos, amores falsos, ilusiones pasajeras, amar duele cuando nos damos cuenta que aquel a quien creíamos príncipe no era más que un sapo, pero duele mas no amar por temor a equivocarnos, dejando pasar a aquel sapo que si era príncipe, el camino es largo, lento, pesado, o ligero alegre y lleno de experiencia solo depende desde el punto en que se le vea. Para Esme su camino fue doloroso pero lleno de experiencias que le fortalecieron y que le permitieron encontrar a su sapito príncipe azul.







7 comentarios:

  1. awwwwwwwww por finnnn, que lindo que de grandes esten viviendo el amor que seguramnete de adolescentes no pudieron disfrutar pero boooooooo ya quiero que consumen esa relacion, pues con semejantes palabras de amor cualquiera se derite uff que yo no se como ha hehco esme para no lanzarsele a los brazosssssssss jajaj que resistencia la de esta mujer :)
    gracias mi adi por el cap

    ResponderEliminar
  2. yupiiii por fin se decidio , q bueno q esme ya haya superado casi por completo lo q le paso , dios q hermoso estubo este capitulo, dios yo quiero un hombre asi de atento y bueno, besossss

    ResponderEliminar
  3. Que bien que ya todo parece ir por buen cauce.
    Me encanta como lo escribiste ADa, tu siempre tan detallista, eres genial.
    Espero que consigas pronto ese modem , no nos tengas sin tu preciosas historias Ada, son una vía de escape para mas de una,(entre ellas, yo).
    Un besazo enorme y que tengas un feliz fin de semana.

    Bonnie

    ResponderEliminar
  4. Ay qué bonito por fin se van a casa, que hermoso te está quedando, waw cada vez amo mas la historia yo quiero un Carlisle waw !!!
    atte: karlii whitlock

    ResponderEliminar
  5. Ada amore, qué maracilla de capi!! tendrías que ver la sonrisa que me dejas después de leer, ohhh!!! ese Carlisle tejiendo y Esme...nena, amo esta historia!!
    Disfruta estos días con la family y no te preocupes.
    Un beso enorme y un abrazo más grande todavía
    T.

    ResponderEliminar
  6. ADA, cada día superas mis expectativas con respecto a tu historia... ¿Sabes que me encanta tu fic?... Adoro a Carlisle, sobretodo cuando a la dulce Esme, le dice "Cari".... quiero alguien tan adorable como él en mi vida... ¿Será posible encontrar un hombre así...?, si tienes alguien así por favor preséntamelo...
    Ya bonita, nos leemos y goza estos días junto a la familia.
    Con el cariño de siempre, un abracito.
    Macaries

    ResponderEliminar