“No Necesito un Cielo si tú no puedes ir a él ",
Bella Swan, Luna Nueva

"Un día escribiré tanto como Estrellas hay en el Cielo" Tiwii Cullen





Debemos aclarar que todas las historias que están en este blog nos pertenecen y son de nuestra autoría pero los personajes de la Saga Crepúsculo y algunas otras cosas más que aparecerán en los Fics que publicaremos aquí son propiedad de Stephanie Meyer, también existen personajes que son sacados nuestra imaginación.



sábado, 29 de mayo de 2010

Limites Peligrosos, Capitulo 1: Un Encuentro, Una Propuesta





Limites Peligrosos


Capitulo 1:




Un Encuentro, Una Propuesta



POVEMMETT:

Como todos los días salí temprano a dictar mis clases, corría el mes de mayo, pera ser exactos los primeros días del mes, el clima era un poco cálido aunque no mucho, pues como siempre en New York o se está en invierno o se está en verano; abroche mi chaqueta mientras descendía del auto, los martes tengo clases con los alumnos de los últimos semestres, laboratorio de sistemas operativos una de las clases más pesada que dicto, pero en fin, me encanta este grupo porque puedo ver a Tanya Denalli, desde hace tres meses salgo con mi alumna y como me sucedía luego del engaño de Zafrina me aburro rápidamente de mis “amigas especiales”, sin embargo aun no la dejaría, deje de lado los pensamientos acerca del día que me esperaba, camine a la barra de la cafetería, cuando la vi, estaba de espaldas, pero nunca podía olvidar ese cabello dorado y largo, la altura y la prepotencia, solo conozco a una persona así



-¡Rosalie Hale! ¿Eres tú?- dije, mientras se giraba hacia mí, desplegó una gran sonrisa mientras susurraba
-¿te conozco? – esas palabras cayeron como un baldado de agua helada, nunca espere que mi mejor amiga del colegio se olvidara de mi


Flashback



Éramos tan locos, tan parecidos y tan diferentes, siempre hacíamos que todos salieran corriendo, gritando y llorando como niñitas, estudiamos juntos desde el jardín de niños, siempre dando guerra, recuerdo cuando comenzamos nuestros primeros años de colegio, un día llevamos unas lagartijas para ponérselas en la cabeza a Emily y Leah, luego que las pusimos salieron corriendo como locas por toda la escuela, mientras nosotros en un rincón del aula de clase moríamos de la risa, Rose, como le llamaba de cariño, lloraba de la emoción. La señora Masen nos castigo, y como casi todos los días nos correspondía asear el aula, cosa que tampoco sucedía, todo lo contrario la dejábamos más desordenada y con algunos dibujos obscenos, y algunos regalos para nuestra amada maestra, en muchas ocasiones metíamos sapos, serpientes y cucarachas en el cajón de su escritorio; ningún maestro parecía querernos, cosa que nunca nos desvelo.

Yo era dos años mayor que ella, pero no importaba solíamos pasarlo bien, escalábamos arboles, escapándonos de clases, jugando a los mecánicos, aunque ella siempre me ganaba su destreza con los coches era asombrosa, claro está que esto era en secreto de la familia de Rose quienes siempre decían “eres una damita, que dirán nuestros vecinos”, cada día después del regaño acostumbrado Rose me llama y reíamos de todo, éramos unos completos cabezotas, Si era mi mejor amiga, hasta cuando mi padre fue trasladado a Tennessee, luego que me mude no supe nada mas de mi Rose, sus padres la cambiaron de Escuela , antes de que fuese expulsada.


FinFlashBack-



Sin pensarlo el tome en mis brazos dándole un fuerte abrazo y levantándola del suelo, me sentía feliz de poder volver a verla, a pesar de los años sin verla se mantenía igual de bella, solo un poco más creída y glamurosa

-¡Oye, oye bájame! ¿Quién te crees que eres?- su mirada y su voz eran furia total, aun así obvie ese detalle y sin soltarla me apresure a contestarle

-Emmett MacCarty, ya no te acuerdas de los sapos y como le hacías la vida de cuadritos a Emily y Leah; vaya princesa no cambias

-Emmeett!!... Oh! Dios Emmett que guapo estas, y musculoso y mmm me podrías bajar, ya te reconocí, ¡Osote!- sus ojos denotaba alegría y antes de bajarla correspondía a mi abrazo



- oh, sí perdón, bueno y ¿a qué te dedicas Rose?- inquirí, mientras la dejaba en el suelo y ella se acomodaba su traje y su cabello, a pesar del tiempo no dejaba la manía de tener en perfecto estado su cabellera dorada

- Nadie me llama así ahora- un suspiro se le escapo- en fin soy Dueña de mi propia empresa de mercadeo McCann Erickson, voy a una junta con el director Swan, creo que por fin lograre firmar algunos contratos con esta universidad y ya ves la sorpresa me he llevado, ¿ y a qué haces en tu vida McCarty, aun de vago?

-Ya quisieras, pero no me regenere, bueno eso dicen, soy docente, lo puedes creer, después de ser tan buen alumno termine dictando clases, y pues en mi empresa – observe el reloj de la pared y me di cuenta que ya iba más que retrasado para mi clase-¡Ey! Podemos vernos más tarde, es que ya voy retrasado para mi clase ¿te parece?

-Bien- me dedico una sonrisa, mientras me dé su bolso sacaba una pequeña tarjeta y me la entregaba, al obsérvala me dio risa al ver que tenía de logo una lagartija- Espero tu llamada- me dedico un beso en la mejilla, para luego tomar su vaso de café y salir de la cafetería.

Llegue muy tarde al salón, tan solo quedaban dos o tres estudiantes, luego de anunciarles que les enviare unos talleres a sus emails y dejar que se marcharan comencé mi camino a la oficinas administrativas con la esperanza de volver a ver a Rose, antes de poder avanzar Tanya me intercepto

-Emm, ¿Qué tienes?

-Emmett en la universidad no lo olvides- aclare, no me convenía que alguien se diera cuenta de mi romance clandestino- y no tengo nada linda, solo algo de trabajo pendiente

-¡Aja! Y yo soy boba o que crees que nadie te vio coqueteando con la oxigenada en la cafetería, ¿que acaso es tu nueva adquisición? ¿Ya te cansaste de mí?




Solo eso me hacía falta que se creyera con derechos sobre mí, y pero que se creyera mi novia o en una relación seria-Tania te recuerdo que TU Y YO- hice énfasis en esas palabras- solo somos amigos, tú tienes tu vida y yo la mía así que déjate de videos maricas y pues es mejor que cada uno siga su camino-Terminado de decir eso una de sus manos se estampo en mi cara, sentí como mí piel ardía y mi humor se disparo-Mira mocosita malcriada, nunca más te atrevas a tocarme, entendido, y espero que tu taller no tenga algún error, a partir de este momento se te acabaron los beneficios y excusas para no asistir a clases, desde hoy eres una más del montón, así que en lugar de estar creyéndote no se qué cosas, lárgate a estudiar- no me importo que mis palabras sonaran ni rudas, ni bajas, esa mocosa hirió mi ego, no espere a que contestara algo, simplemente di la vuelta y camine hasta mi auto y de ahí a mi oficina en el centro de la cuidad.




POVROSE

Tenía mucha pereza de ir a la universidad, pero debía aprovechar que por fin el director Swan se había dignado en recibirme, no valía que fuera amiga de su hija, no el muy carbón me hizo esperar su respuesta un mes. Al llegar al campus me adentre en la cafetería, necesitaba una buena ración de cafeína para mantenerme activa, ya había pagado y tomado el primer sorbo de mi pequeña adicción, cuando note que alguien me llamaba

-¡Rosalie Hale! ¿Eres tú?-mierda como odio ser llamada por mi nombre completo, además que pregunta tan pendeja, “no, soy la madre Teresa de Calcuta” pensé, mientras una sonrisa se me escapaba

-¿te conozco?- inquirí, en realidad no sabía quién era el tipo que me llamaba, lo detalle detenidamente pero aun así no tenía ni el menor atisbo de saber su identidad, haber piensa Rose “alto, músculos, blanco, cabellos castaños oscuro, ojos cafés claros, casi topacios, y esta frente a ti con un sonrisa de estúpido… ¿Quién es?” piensa Rosalie, piensa me repetía, en realidad no recordaba haberlo visto con anterioridad, me hallaba en mis divagaciones cuando sentí su cuerpo cerca al mi, el muy atrevido me abrazo sin previo aviso y luego me alzo, le pedí, en realidad le exigí me bajara y me dijera quién diablos era, que se creía que era para ir abrazando a la gente sin tener confían, no me prestó atención, solo se rió para decirme su nombre ¡Emmett McCarty! Dios mi amigo de infancia, pero si que había cambiado, físicamente, porque aun conservaba los rastros de la infancia y pubertad,” ahí Rose y tu pensando que era un imbécil y estúpido” me corregí mentalmente, charlamos un poco hasta que noto que iba tarde a dictar su clase, antes de despedírnosle di una de mis tarjetas y mencioné que esperaba su llamada, tomando mi vaso de café, camine fuera de la cafetería.




Antes de salir del área de cafetería me choque con una chiquilla que me miraba con fuego en sus ojos, juro que si mirada transmitía desde celos y hasta locura, pero en fin, no la conocía como para prestarle atención, capaz y estaba completamente loca, además desde que puse un pie en el campus solo había platicado con… genial andaba de niñera, seguí caminando hasta llegar a mi destino, la reunión fue corta, pero sustanciosas Charlie Swan no me dio el contrato por la cuenta que quería manejar, me lo dio por todas las campañas que la universidad necesitara, eso sí que era excelentes noticias, manejar la publicad de esta universidad atraería más clientes, en fin mi día no podía ser más perfecto.




Salí súper emocionada y satisfechas de la reunión, además merecía ser celebrada, así que decidí márcale a mi novio y hacerle partícipe de mi alegría, el móvil sonó una, dos y fue contestado

-¿Amooooor!- grite emocionada

-Perdón Srta. Hale, el Sr. Royce se encuentra en una junta, si desea dejarle algún mensaje yo lo tomo y luego encantada se lo comunico- decía Jessica la secretaria, y ya no estaba tan convencida de que mis mensajes fueran a parar a sus oídos, nunca devolvía las llamadas, o se comunicaba para saber que sucedía

-Está bien, solo dile que lo llame, gracias- colgué de golpe, me daba rabia que siempre se escudaran en “está en una junta”, además es frustrante que quieras compartir tu alegría con esa persona especial, pero cada vez que le buscas te das cuentas que esta mas frió que un glacial, el resto de la mañana se paso súper rápido, tenía otras citas con clientes potenciales, así que con eso trate de distraer mi decadente humor, iba camino a mi oficina cuando mi móvil sonó

-Bueno- conteste lo más seco que pude

-Necesito que te hagas cargo de una nueva campaña publicitaria, ¿te interesaría?- dijo una voz sexy, pero que no podía olvidar, menos cuando fue lo primero que oí en la mañana

Fingí no reconocerlo -¿con quién hablo?- oí como se reía

-Que decepción Rose, lloro, haz roto mi corazón, no que decías que nunca me olvidarías

No pude evitar reírme-Tonto, que quieres Oso, estoy algo ocupada- llamarlo así me recordaba la época de colegio cuando andaba espantando a todos, además de que por ser el más grande nadie le tocaba

-Bueno, ya no soy un Oso, soy un puma- corrigió, mientas reíamos- ¿Te gustaría almorzar conmigo?

- Si, porque no, ¿dónde nos vemos?

- que te parece si nos vemos en Butter, ¿sabes dónde queda?

-claro que si- conteste indignada, acaso s ele olvida que mi familia todos los días almuerza en restaurantes distintos

-Bien, allí a la 1:00 p.m no me deje plantado Rose-

-Nos vemos allá, “Puma”-




A la hora acordada llegue al restaurante, temí que me dejara plantada porque al entrar no le vi hasta que el encargado pregunto mi nombre y luego de verificar me señalo la mesa en la que se encontraba sentado, tan sonriente, tan inocente y pícaro como siempre, luego que se levanto, lo abrace y le di un beso en la mejilla, en verdad estaba contenta de volver a ver a mi amigo de infancia, luego que pedimos, comenzamos a hablar de los años de escuela, de las muchas veces que había hecho llorar a Mike Newton y de cuando el peleaba con Sam, las lagartijas que cazábamos para luego ponérselas a nuestros compañeros de clases, los sapos para la maestras, en fin dicen que recordar es vivir y con el esos años fueron los más vividos de mi existencia, luego comenzamos a hablar de nuestro presente, trabajo, familia, casa, en fin de todo

-¿Y tu novio?- inquirió de repente, porque debíamos llegar a ese tema

-Hmmm, pues bien creo- suspire- las cosas no son lo que eran y dime loca pero esto más que convencida que hay una nueva persona y tiene nombre de mujer

El solo se reía con mi afirmación – Rose ¿Por qué tan insegura, tu no eras así o sí?- cuestiono serio

-claro que no, si se va que se vaya, pero las cosas han cambiado antes era más atento, mas dedicado, pero ahora pues es más caliente mi nevera que el-

-Te entiendo, pero oye no te pongas triste, y no te vayas a suicidar, la vida e puede ofrecer mejores cosas, más peligrosa e interesantes- me decía mientras me guiñaba un ojo, es que nunca dejaría esa costumbre

-Jajaja lo dice la niñera- me vio con cara de Shrek queriéndose devorar al burro

-¿Por qué dices eso?- wow su voz era ruda

-por la pelirroja con la que tropecé esta mañana cuando salía de la cafetería- se llevo una de sus manos a la cara y mientras movía su cabeza negando-ahora no me vas a decir que ella es tu novia, porque está bien pollita para ti-

-¡No!, no lo es, era una amiga, no tengo novia, ni pretendo tener algo serio, no después de lo que Zafrina me hizo, no después de haber sido traicionado, además aun no se ha puesto fin a mi “relación”- su voz estaba cargada de tristeza y dolor, siempre me ha dolido ver a mi amigo mal, y esta vez no fue la excepción, sus palabras y la confesión de aquella traición me dejaron completamente noqueada, cualquiera que le hubiese hecho daño debía pagarlo, aunque se vea duro por fuera Emmett es un completo algodón

-Lo siento- musitaba sinceramente- yo no lo sabia

- tranquila yo tampoco, hasta que un día tuve que volver a casa a recoger algunas cosas que había olvidado y le encontré, puedes creer mi primito Félix y mi novia juntos en mi apartamento y en mi cama, además ellos aun creen que su relación es completamente clandestina, es mejor así mientras consigo unas cosas para poder dejarla

-Masoquista, como puedes aun estar con ella- enserio estaba sorprendida que aun viviera con ella

-Shh!! Tu no digas nada estamos en igualdad de condiciones, cada uno tiene sus razones para seguir con su “relación”



Mis mejillas se pusieron completamente rojas y mi humor salió como siempre sucedía cuando algo no era de mi agrado-Tú no sabes nada-



-Rose, clámate, tu sabes que es verdad, ambos estamos igual de jodidos, pero sabes se me acaba de ocurrir algo- decía súper calmado

Aun ofuscada, atine a contestar-Haber sabio que se te ocurrió, cuéntame que trata una mente tan corrompida y negra-

-Vaya uno creyera que el tiempo te haría cambiar, pero no eres y seguirás siendo la misma chiquilla mandona, enojona y bella- decía mas con una confirmación-en fin , mira nuestra situación, como ya te dije es parecida, y pues pensaba porque no nos divertimos un poco, salgamos como amigos, no como los amigos que ya somos, me entiendes que clases de amigos te propongo- hizo una pausa mientras asentía e inmediatamente continuo- vámonos de paseo, vámonos de viaje, salgamos a discotecas, y pues si encuentras a alguien que te llame la atención y te parece interesante pues aprovecha la oportunidad y ya, total todo quedara entre nosotros- Le mire atónita, no daba crédito a lo que acaba de oír, yo nunca me había imaginado en una situación como esta, nunca nadie había propuesto semejante cosa- No tienes que contestarme nada ahora, no te aceleres, piensa mi propuesta bien creo que ambos ganaríamos algo, además no sabemos que pueda suceder-




Juro por mi madre que casi pego un grito en el cielo, no salía de mi asombro, Emmmett no cambiaba, pero en algo tenia razón ambos estábamos en las mismas condiciones, así que prometí prensar muy bien en su propuesta, sin más nos despedimos, me encamine a mi departamento, necesitaba descansar este día había estado lleno de sorpresas.





3 comentarios:

  1. hOla Ada! La historia esta padre jajjajajjajajaj me encanta! En ocaciones me da risa como lo de Shrek con ganas de matar al burro jajajajaj
    En fin, parece que Emmett hace muy bien de profe jajaj tengo una historia con Lu de Emmett de profesor jajajja
    Me encanta! La leere!
    Besos♥

    ResponderEliminar
  2. Adaaa!!!
    Esta genial este capi!!!!
    Mira que yo no acostumbro a comentar pero me encanta!!!
    Por problemas de tiempo no habia podidooo leer esta historiaaa!!! Pero me encanta!!!
    Un besoteee!!!
    Claudia Sierra

    ResponderEliminar
  3. hola Ada nena al fin puedo comenzar a leer esta historia.. y chica me gusto..Dios Quien no quiere un profeee asi coo el papasito de Emmett..jajaja poss yo siii..me gusta mucho..

    ResponderEliminar