“No Necesito un Cielo si tú no puedes ir a él ",
Bella Swan, Luna Nueva

"Un día escribiré tanto como Estrellas hay en el Cielo" Tiwii Cullen





Debemos aclarar que todas las historias que están en este blog nos pertenecen y son de nuestra autoría pero los personajes de la Saga Crepúsculo y algunas otras cosas más que aparecerán en los Fics que publicaremos aquí son propiedad de Stephanie Meyer, también existen personajes que son sacados nuestra imaginación.



miércoles, 15 de septiembre de 2010

Amarte Duele. Capitulo 14 Tiempo

CAPITULO 14 TIEMPO

DISCLAIMER: Los personajes le pertenecen a Stephanie Meyer, sólo la historia es de mi propiedad. Prohibida su adaptación, copia parcial o total.

Hol niñas ¿como están? bien pues espro que bien yo disfrutando de mis merecidas vaciones, si!! bueno pues no son dias muy lindos porque extraño a mi Twins, Tiwii espero que te recuperes pronto hermanita me haces full falta, bien aqui les dejo el capitulo de marte , Tango si Dios me permite comienzo a publicar para que tenga algo mientras nuesta adorada , grna y maravillosa Tiwii regresa... GO TIWII GO GO!!!
TE AMO hermanita....
espero les guste, abrazos

El tiempo cura las heridas, crea nuevas esperanzas, dar paso a los cambios, tiempo es todo lo que se necesita para dejar que la decisión tomada surta efectos, el tiempo algunas veces viene a nosotros como una carrera de fórmula uno otras simplemente a paso de caracol.

Esme recordaba lo especial que Carlisle había sido la noche en que pido que fueran novios, después que él se marchara para el trabajo se quedaba viendo por la ventana hacia el infinito sonriendo ampliamente hasta que Alice llegaba y comenzaba a bromear, por decisión mancomunada aun asistía a las terapias con Emmett, cada sesión le hacía comprender que aquello era un mal sueño, un sueño del cual escapo y que ahora su vida estaba más que bien, la empresa de decoraciones adquiría prestigio lentamente, tanto que habían alquilado un pequeño local en el centro de la cuidad donde tenían muestras de sus trabajo, algunas ideas innovadoras de su loca compañera.

El asado para celebrar la inauguración de la casa había sido pospuesto dado los últimos acontecimientos, en su lugar, ese fin de semana habían decidió ir juntos al cine, Emmett con su amada Rosalíe, Edward, Bella y Nessie quien cada día se veía más grande, Jasper y Alice, Carlisle quien en ningún momento soltaba su mano, y si alguien le preguntaba que película vieron ella se reiría tontamente y se sonrojaría porque ni siquiera a eso presto atentación, una vez estuvieron en la sala, se deleito observando a su novio, dejando que sus dedos se deslizaran por la suave piel y acariciaran la planta de la manos y el brazo, suspirando furtivamente cuando el sonreía o cuando se giraba a verla.

Él, un hombre que irrumpía cada segundo con más fuerza en su vida y le daba más ánimo para vivir y ser la mujer libre, independiente, alegre, amorosa, triunfadora, autosuficiente, la mujer que nunca soñó.

Su vida cambiaba rápidamente, ahora bajo su cuidado tenia a una adolescente embarazada, Carlisle había llegado a casa con ella el día siguiente al cine, la niña de ojos triste e indefensa había movido las fibras maternalista de Esme.

- Cari, cielo ven, quiero presentarte a alguien- había dicho Carlisle que inusualmente había llegado antes de tiempo, ella preparaba la cena, sin soltar la cuchara camino hasta la sala- Esme, ella es Tania

Avanzo hasta ellos y entrego la cuchara a Carlisle, para luego ir a donde la joven pelirroja, acuno en sus manos el rostro de la niña, soledad, desolación, inseguridad, miedo, profunda tristeza, sentimientos que ella conocía de primera mano y que estaba dispuesta a aliviar en la joven

- Tania- susurro conteniendo sus lagrimas- bienvenida a casa- soltó su rostro par a acariciar el abultado vientre- Bienvenidos a casa- su mano continuaba moviéndose sobre la barriga- ¿Te quedaras a cenar?

- No creo
- había respondido insegura

- Vamos niña, quédate- pido tomando nuevamente la cuchara de las manos de Carlisle, con la mano libre tomo la muñeca de la joven para arrastrarla hasta la cocina, Carlisle caminaba detrás de ella

- ¿Quieren algo de beber?

- Limonada
- pidió Tania

- A mí, un beso sabor a fresa si no es molestia-gesticulo Carlisle coquetamente, ella puso los ojos en blanco mientras negaba, sin embargo fue a él y dejo que sus labios le besaran, la ternura con la que la sujeto de la cintura hacia que sus piernas temblaran, cerró los ojos para profundizar el beso, sus manos acariciaban su hermosa cara, su cuerpo vibraba con cada roce, hubiesen seguido así, de no ser porque Tania se aclaro la garganta varias veces. Rápidamente se separaron sus labios- Si fresa , dulce fresa- ronroneo Carlisle, Tania reía y sus mejillas se teñían de un furioso rojo, golpeo suavemente el hombro para marcharse en busca de la limonada para su invitada.

Poco hablaba la pequeña, siempre evitando profundizar sus repuestas, muchos monosílabos fueron lo único que se oiga, pero bien entendía ella que la confianza es algo que se debe ganar, es un regalo precioso que una vez ha sido mancillado difícilmente se vuelve a dar.

La cena sirvió para que ella tomara una decisión respecto a Tania, una vez Carlisle la acerco a su casa y este regreso planteo su decisión

- Creo que debería venirse a vivir con nosotros- murmuro desde el gran sofá en la sala, una vez la puerta se cerro, él camino hasta ella para dejar caer su cuerpo en el mueble, acercarla a su cuerpo acunándola tiernamente mientras su nariz se clavaba en su cabello

- ¿Quién?

- Tania, ella y el bebe deberían venirse a vivir aquí, digo, no podemos dejar que este lejos y sin saber el trato que le den en casa, no es justo

- Esme, la vida muchas veces no lo es, pero, es la vida- suspiro resignada, iba a protestar pero él no lo permitió- y si, pero será por los medios legales, ella aun es menor y no esta emancipada, además necesito contarle a Eleazar, ellos quizás quieran adoptarla, y pues aun falta ver a qué familia es la afortunada de adoptar al bebe- con esas palabras su corazón palpito alegremente, todos lucharía por Tania.

Dos días más tarde Eleazar, Carmen y la pequeña Irina estaban de visita, mientras los hombres discutían todas las opciones ellas paseaban por el pueblo con la pequeña, Carmen era una mujer muy agradable y lo más importante la hacía sentir en familia.

- Entonces, ¿quieres a Carlisle?- había preguntado de un momento a otro

- P-pues claro, si- su respuesta fue algo vacilante pero sincera, y es que querer era poco para todo lo que su ángel hacia por ella

- Bien, mas te vale porque si no… Dios has visto a un canadiense enfurecido- ella negó varias veces- bueno pues no querrás conocerme así, créeme Esme, no soy dulce cuando me enfado, cuida de él, lo merece

De eso no había duda, alguien tan noble como el merecía ser tratado como un príncipe, sonrió ante la respuesta de Carmen, quedaba claro que cualquiera que conociera a Carlisle lo cuidaría y defendería, hasta ella misma se interpondría entre el y una bala de ser necesario, claro, no lo diría a gritos.

Cuando regresaron a la casa encontraron a Tania, los ojos de Carmen se aguaron al ver su estado, ella entendía, las dos morían por ser madres, por poder llevar dentro una vida, ver como se desarrollaba, sentir los achaques propios del embarazo, pero, como le había dicho Carlisle un día:-“Carmen no puede concebir, a una temprana edad tuvo un accidente que comprometió órganos necesarios para concebir”; ella por su parte aun no podía llegar a situaciones comprometedoras, además no quería perder otro bebe.

Irina se sintió atraída por Tania y no se despegaba de ella para nada, rogaba que la alzara o jugara con ella, las dos parecían conocerse de todo la vida, dejando solas a las niñas se reunieron con los dos hombres en el estudio

- ¿Bien?- cuestiono Esme, quería enterarse de todo lo que habían hablado

- Hemos decidió, no mejor debo decir, el abogado dijo que en un momento vendría para dirigirnos a hablar con los padres de Tania y ver si podemos llegar a una adopción privada donde ellos la den en adopción, además Eleazar- dijo palmeando el pecho de su primo- quedara como el padre, pero ella se quedara con nosotros hasta después de tener al bebe

- Enserio- dijo ella emocionada- se quedara con nosotros el resto del embarazo

- Si, Cari, pero si los padres de Tania aceptan darnos la custodia


Casi media hora después llego el abogado el Sr Jenkins, les asesoro sobre todo lo concerniente a la adopción, durante todo el encuentro Tania estaba presente oyendo y cuestionando las cosas que no entendía

- Debemos llamar a tus padres para que se asesoren si así lo desean- dijo Eleazar amablemente- también preguntarles cuando les gustaría encontrarse con nosotros, entiendes

- Creo…-

- Llámalos desde aquí-
dijo ansiosa Carmen, quien sostenía a Irina en sus brazos, temerosa Tania marco a su casa, después de varios minutos volvió su vista a la sala los rostros de todos era de completo intriga, sus dedos repiqueteaban rápidamente sobre el borde de la mesa

- ¿Y…?- Eleazar quería infundirle ánimos

- ¿Que dijeron? - preguntaron Carmen y Esme al unisonó

- Pues, mamá dice que mañana después del mediodía darán razón, eh, ahora necesito regresar a casa

- Estas segura cariño-
simplemente asintió.

El desconcierto había reinado luego que Tania se marchara, durante la charla había mantenido la calma pero algo había dicha la persona con la que hablo. La mañana había transcurrida lentamente, Esme no había podido concentrarse así que Alice fue la encargada de ir a Forks a terminar el trabajo, Carmen preparaba el almuerzo, mientras Eleazar jugaba con la pequeña en el patio, el abogado llego a la casa pasadas las dos de la tarde, todos se sentaron en la sala a esperar alguna noticia, la ansiedad les consumía totalmente

- ¿Creen que algo sucedió?- la voz de Esme era estrangulada

- No, creo que ellos aun no han decidido nada

- Pero, Tania ya debería haber llegado
- dijo firmemente – necesito un agua de valeriana-

Cerca de las cuatro por fin la decisión de la familia Denalli se dio, lo esperaban en su hogar antes de las seis, avisaron a Carlisle quien se reunió con ellos en la casa de Tania.

La casa era típica de una familia media, buena fachada y en un vecindario residencial al sur, Tania les abrió la puerta para permitirles el paso, la casa tenía poco mobiliario pero aun así habitable, los padre de Tania no se veían tan mayores, la mujer se advertía el casación, sus ojos carecían de brillo y pasión, el padre no era más afable y accesible, la cortesía no era muy afín entre ellos, el padre destilaba alcohol.

- Entonces quienes son los que se harán cargo de la descarriada- gruño el padre

- Nosotros- dijo Eleazar, abrazando a Carmen

- Tan desesperados esta por amargasen la vida, esta - dijo señalando a Tania , no es más que una carga

- Nada de eso- respondió firmemente Carmen

- Bien, bien, como quieran a lo que vinimos- intervino la madre- tengo un juego de cartas que me espera.

Sin más palabras Jenkins saco los documentos correspondientes, luego de llenarlos, firmaron, todos sonreían hasta los padre de Tania sonreían ampliamente

- Mañana terminaré de dar los tramites a este documento para que quede constancia que todo ha sido elabora acorde a la leyes de este estado, Tania desde ya puedes irte con los señores Cullen-

- Voy a arreglar mi equipaje y bajo- dicho esto se escabullo por el pasillo, no tardo mucho en regresar con un pequeño maletín – Listo vámonos- antes de avanzar retrocedió para despedirse de sus padres- mami- quiso abrazarla pero a mujer se retiro

- Suerte pequeña- fue lo único que salió de su boca

- Pa..-

- Calla descarriada, hace meses no eres mi hija-
los ojos de la pequeña y los de ella se aguaron, Carlisle gruño fuertemente ante las palabras del tipo, alguien así no merecía ser padre, Esme sintió un deja vu ante la situación, las imágenes de sus padres ignorando cada golpe, una lagrima solitaria rodo por su mejillas, abrió los brazos a la pequeña para acunarla entre ellos

- Vamos linda- susurro- la vida te da una nueva oportunidad

Tania se instalo en la casa, Carmen Eleazar e Irina viajaban los fines de semana para verla, la relación entre ellos parecía fluir naturalmente, una gran familia.

Desde ese día ya había transcurrido un mes, un mes en el cual disfrutaba siendo la tía Esme, la que consentía, mimaba, cantaba, cocinaba y rabiaba con Tania, claro no recordaba haber sido tan volátil, terca y rebelde a esa edad, pero no podía estar enojada con ella más de dos minutos.

Las noches eran de familia, viendo tele juntos, conociéndose más y más, planeando los siguientes meses, estudiando a varias familias que querían adoptara al bebe, quien aun no dejaba ver su sexo.

Tania era una chiquilla realmente encantadora, a la semana de haber instalado Esme le enseño a tejer, punto de cruz. Punto de arroz, damero, Jersey y hasta la famosa punto cadeneta punto, juntas tejían lindos zapatitos para el bebe, hasta Carlisle aprendió rápidamente a tejer pero sus regalos eran algo locos, ya que casi siempre hacia pequeñas bufandas y hasta unas manoplas

- Al menos tendrá algo de mí para que me recuerde- susurro un poco nostálgica la joven

- Si quieres podemos hablar con Jenkins para que estés cerca a él - le había dicho varias veces Carlisle y ella, cosa que parecía reacia a aceptar

- No, es mejor así, lejos de alguien que solo lo lastimaría

- Como dices esos, corazón Tania, eres la cosa más responsable y tierna , eres la mejor madre-

- Lo crees
- su mirada estaba fija en su abultado vientre

- Claro que si, él o ella lo sabe- las lagrimas de Tania salieron rápidamente

- Si es niña quiero que le pongan Kate y si es niño Garrett

Sintiéndose completamente orgullosa de colaborar con la sanación de Tania, una familia , una verdadera familia, una que aunque no era de sangre era más fuerte y unida y con el tiempo posiblemente crecería mas.

- Se les ve feliz- susurro Carlisle a su oído, sus manos se cruzaron sobre su cintura y beso el cuello

- Si, muy felices-

- Algún día cari, prometo, que un día serás así o más feliz-

Solo el tiempo diría si serian plenamente feliz, el hombre suele ser inconformista, puede tener mucho dinero y sentirse desdichado, tener muchas persona a su lado y sentirse completamente solo, ser prácticamente el dueño del mundo y querer mas, los mucho es poco, lo poco es miseria, conforme, satisfechos, parecen términos ajenos a la mayoría de los hombres. Tiempo, infinito pero finito sabio y poderoso deja que todo se dé a su debido momento.

6 comentarios:

  1. Ada amor, cómo me gusta esta historia! el momento en el cine y Tania...el agua de valeriana, sus horrorosos padres y la partida de cartas.. y me encanta que Carlisle la llame cari!!
    Eres magnífica nena, sí!
    un beso gigante
    T.

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    mi Ada eres una gran maestra describiendo emociones, sentimientos, sensaciones. Cautivas el alma con tus palabras, y esta historia te está quedando tierna y ante todo muy emotiva. Me encanta!!

    Ya que estoy quiero decirte que también me está gustando, y mucho, Límites peligrosos, ¡Ay esa Rosalie esperando dos criaturitas! va a ser un puntazo ver a papa oso con sus oseznos, este Emmet enamora, jejeje!!

    Cuidate guapisima!
    Feliz jueves!
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Me encanta!!! la historia, como me haces sentir dentro de la historia, como escribes... TODO!!!
    Tienes un gran talento, hace como 3 días que estoy leyendo amarte duele y ya me estoy obsesionando igual como me paso con corazón de hierro(otra vez nooooooo!!!!)xd

    ResponderEliminar
  4. dios llore con este capi, escribes super bien practicamente siento todo lo q los personajes sienten es irreal jejeje, besosss

    ResponderEliminar
  5. ay me gusta mucho enserio me encanta sige asi que te esta quedando muy linda deveres jaja bye besos tc

    ResponderEliminar