“No Necesito un Cielo si tú no puedes ir a él ",
Bella Swan, Luna Nueva

"Un día escribiré tanto como Estrellas hay en el Cielo" Tiwii Cullen





Debemos aclarar que todas las historias que están en este blog nos pertenecen y son de nuestra autoría pero los personajes de la Saga Crepúsculo y algunas otras cosas más que aparecerán en los Fics que publicaremos aquí son propiedad de Stephanie Meyer, también existen personajes que son sacados nuestra imaginación.



martes, 14 de diciembre de 2010

Cuidando tu Corazón, Capitulo 10: Alma al Descubierto




Cuidando tu Corazón

Capítulo 10:

Alma al Descubierto



Hola Nenas, no les daré la lata nuevamente, ya todas saben lo que paso y porque no publiqué ^^


Hoy les traigo una “compensación” este capítulo es de casi 30 páginas por lo que espero sea un poco de mitigante por las actualizaciones que perdí esta semana, espero sus comentarios y sus opiniones, Ada leyó el capi ayer y quedo con la piel chinita y al borde de las lagrimas, espero que ustedes también, el próximo se llama “Cuidando tu Corazón” y es el capítulo final.


Con Amor…




Tiwii Cullen






    Esme escúchame— pidió Carlisle a los segundos después, todo el salón seguía congelado, la expresión de Esme era de horror.
    ¡no!— dijo de repente, di un respingo al ver la fría mirada que reemplazo a la antigua expresión— Aro ¿Qué significa todo esto? ¿es por esto que me llamaste?— de pronto el aire se cargo y toda la tensión se evoco en una sola persona
    ¡maldito infeliz!— grito Carlisle con odio en sus palabras, se abalanzo contra Aro para propinarle un golpe pero su embestida fue detenida por Edward quien se puso en frente, la mirada que le dio Edward no fue mejor que la de Carlisle, ambos morían por darle su merecido al cobarde de Aro.
    Si Esme, hay muchas cosas que tienes que saber
    ¡no te atrevas!— grito Carlisle forcejeando con los brazos de Edward
    Cálmate papá, ya basta— le dijo dándole un remesón, ambos se miraron pero no pude ver el contenido de aquellos ojos, Carlisle se sosegó por unos momentos los que Aro aprovecho para hablar
    Quiero que sepas Esme que esto lo sé desde hace algunos meses, mi madre me conto que mi verdadero padre era Carlisle Cullen— el rostro de Esme nuevamente se puso pálido, cerró los ojos y se apoyo contra el marco de la enorme entrada
    Esme yo puedo…
    Cállate, no quiero escucharte— respondió con un gélido tono, mi piel comenzó a sentir lo frio que se estaba poniendo el ambiente a su alrededor, millones de sentimientos habitaban en aquella habitación pero ninguno era cálido como el amor que sentía por algunas de esas personas.
    Mamá tienes…
    Tú no te metas Edward— era la primera vez después de tanto tiempo que sentía la dura al referirse a su hijo, todo el amor que ella profesaba parecía haber quedado cubierto por lo que sentía en este momento. Mis pies oscilaban entre donde estaba y hacia el interior del salón pero ¿Qué conseguiría metiéndome en medio? Edward se preocuparía porque saliera lo más rápido posible del salón  y se desconcentraría de lo que realmente sucedía, puse mis pies nuevamente en el antiguo lugar y espere a que la escena se diera sin mi intervención.
    Mamá no te precipites en lo que vas a hacer o decir
    ¿Por qué no dejas que ella decida? ¡eres un completo imbécil! ¿sabes porque esto sucedió así? ¡porque siempre la consideraste un infante! ¿eres tan estúpido como para no darte cuenta de que es una mujer adulta?
    ¡cállate mal nacido!— bramo Edward con furia, sus ojos centellaban odio hacia el hombre que tenía en frente.
    Dime Aro ¿Quién te dijo eso?
    Mi madre— respondió el hombre con convicción— ella me confesó que el padre que siempre había pensado como mío no lo era y que pertenecía a otra familia, en primera instancia pensé que ella me estaba tomando el pelo pero luego con miedo me dijo que no, era cierto y ella no había hablado por miedo a las repercusiones.
    Sin duda una mujer inteligente— agrego Carlisle con sarcasmo
    No me interesa lo que digas Carlisle, yo quiero mis exámenes de paternidad, quiero comprobarte con hechos que eres mi padre— el rostro de Carlisle se oscureció.
    Ya te lo dije Aro, yo no soy tu padre
    ¡maldito seas! Estas evadiendo tu responsabilidad— grito Aro
    No lo hago, créeme que si tuviera alguna convicción de que fueras mi hijo no estaría diciendo esto— sus ojos demostraron la verdad que había en ellos, creo que por un instante pude ver el alma de Carlisle Cullen pero su expresión rápidamente fue reemplazada por la frialdad de sus gestos.
    ¿Por qué lo dices Carlisle?— pregunto Edward quien estaba entre los dos, sus ojos miraban a sus padres, su cuerpo estaba  tenso y a simple vista se podía ver que esperaba que en cualquier momento se desatara la batalla.
    Pensé que jamás tendría que contar esto pero lo hare por el bien de todos— comenzó cerrando sus ojos y bajando la mirada, pasaron unos segundos y miro directamente a su acusador a los ojos— tu madre no era una mujer de bien Aro.
    Eres un desgraciado— murmuro con desdén
    Yo no fui el único con el que se acostó, lamentablemente tu madre tenía una reputación muy marcada en nuestro circulo, cuando tu padre salía de  viaje ella se iba a meter a la cama del primer hombre que se le pasara en frente
    ¡eso es mentira!— grito el hombre con una cuota de dolor.
    No lo es— insistió Carlisle— no creas que me alegra decirte esto, era la última opción que había contemplado pero en vista que ya has destapado la olla no veo razón para seguirlo ocultando
    Esa no es una excusa Carlisle— lo increpo Esme— tú no puedes decir así nada más que el no es tu hijo, debes hacerte un examen para comprobarlo— la frialdad de sus palabras me caló hasta los huesos.
    No necesito un papel que me lo confirme, ese no es hijo mío
    ¡eres un maldito! ¡cómo puedes negarme así!— en sus ojos se podía ver el dolor que pasaba por su alma, a él realmente le importaba saber su procedencia, su madre quien había sido una libertina no midió las consecuencias al decirle que Carlisle era su padre.
    ¡no te estoy negando! Yo no tengo la culpa que tu madre sea una puta—  lo señalo a viva voz.
    Eres un demonio Carlisle— lo increpo nuevamente Esme quien despertaba de un trance— primero nuestros hijos y ahora…. Y ahora Aro, no puedo creer que seas hombre así, ¡yo te amaba Carlisle! ¡te amaba! ¡pensé que eras feliz a mi lado!— la rabia que había contenido con maestría se desato de repente, sus labios escupieron todo el odio que había para aquel hombre dentro de su corazón— esta fue la gota que rebalsó este vaso, desde hace mucho tiempo guarde la esperanza de que volvieras a ser un padre ejemplar y un modelo para tus hijos pero veo que eso está muy lejano ya que nunca lo fuiste ¡eres un impostor!— grito con dolor— ¿sabes qué? Me alegro que esto haya pasado, así de una buena vez me di cuenta con el engendro que estaba casada, jamás te voy a perdonar esto Carlisle, creí que jamás lo diría pero no quiero volver a verte por el resto de mi vida. Quiero el divorcio— sentencio con lagrimas corriendo por sus mejillas.
    Esme no puedes…
    Si puedo, claro que puedo, jamás volveré a confiar en ti. Aguante años de desprecios hacia Edward y Alice cuando murió Níkos, pensé que tenías dolor que estabas mal pero ¡no hacías nada más que revolcarte con una puta!
    Me tienes que escuchar— se acerco a ella y la tomo por los brazos, Edward intervino de inmediato separándolos, Carlisle estaba segado, sus ojos estaban negros y llenos de odio hacia el hombre que había desatado el infierno en sus vidas
    No lo hare, desde ahora tu y yo nos veremos con nuestros abogados de por medio, esto se acabo Carlisle, los años de dolor ya terminaron, no seguiré viviendo en tu mentira de una familia feliz. Gracias a lo perverso que eres has destrozado toda una vida, suéltame— le dijo antes de que el la tomara de una mano— no me toques— lo alejo sin pudor.
    Mamá espera— le pidió Edward mientras ella iba saliendo de la habitación.
    No Edward— se detuvo— y antes de que me vaya— giro su cabeza y observo a Carlisle quien la miraba consternado— será mejor que te hagas esos exámenes porque soy capaz de demandarte para que te los hagas.


Un nuevo silencio acompaño la salía de Esme, sentí minutos después el chirriar de las ruedas de su coche. Nuevamente la escena se congelo, Carlisle apretó sus puños y  bajo su mirada hacia la punta de sus pies, Edward quien aun procesaba lo que había pasado fue el primero quien hablo.


    ¿estás feliz?— le dije dirigiéndose a la persona que menos pensé, sus ojos penetraban el cuerpo de Carlisle— ya has conseguido destruir esta familia y tu— miro a Aro— lárgate de mi casa, no quiero que vuelvas a pisarla nunca más.
    No lo creo hermanito, te aseguro que nos veremos pronto en tribunales— sentencio el hombre antes de salir de la habitación. Un nuevo silencio se extendió entre  los dos.
    Edward…— llamo Carlisle a quien por primera vez lo escuchaba llamar a su hijo con un tono de propiedad.
    No Carlisle, yo no te escuchare, para mí estas muerto desde el día de hoy, esto es más de lo que cualquiera puede esperar. Mi madre quedo destrozada y yo te lo advertí, entre ella y tú la escojo  ella. Yo se que…
    ¡Tú no sabes nada!— le grito con furia— no tienes idea…
    ¿Qué cosa? ¿acaso no se lo es ser fiel? ¿tener una familia? ¿amar a mi esposa y no engañarla? Claro que lo se Carlisle pero te aseguro que no fuiste tu el que me inculco el valor de la lealtad. No eres más que una portada, siempre te escudas en la fachada de hombre y no eres más que una rata traicionera.
    ¡no te permito que me insultes!—bramo con furia mientras avanzaba a zancadas hacia Edward
    ¿oh qué? Ya no tienes con que amenazarme Carlisle, resulta que tu “dominio” sobre mi ya se termino, Estas acabado Carlisle, no eres más que un hombre solo que se quedo sin nada en esta vida, te compadezco— Edward suspiro— ahora lárgate de mi casa y espero no verte mas, espero que algún día encuentres la paz… ojala que mi mamá pueda perdonarte el daño que le has hecho.


Dichas estas últimas palabras Edward abandono el salón dejando a Carlisle solo, no pasaron muchos segundos  y el también dejo la habitación. Esto no podía terminar así, si dejaba que él se fuera y ellos se distanciaran jamás podría volverlos a juntar, ahora a Esme poco le importaba pero yo no iba a desistir. Tom aire y espere a que Carlisle saliera completamente de la casa, fui hacia el buró en donde James guardaba las llaves de los coches y tome un al azar, sigilosamente me fui por otro corredor hacia los estacionamientos, mire a mi alrededor y habían cuatro autos, dos camionetas Land Rover, un Mercedes y un Volvo plateado. No pude evitar sonreír ¿Cuándo Edward se había comprado este volvo?, del tiempo que llevaba viviendo en la casa jamás me había fijado que además de el ejercito de autos que tenia poseía un Volvo. Presione la alarma y para mi sorpresa se encendieron las luces del auto plateado, Corrí hacia él, tenía que darle alcance a Carlisle esto no podía acabar así.


Salí de los estacionamientos justo cuando el coche de él iba doblando en la esquina, apreté el acelerador y comencé a  seguirlo ¿A dónde se iba a dirigir? ¿Iría al hotel a tratar de hablar con Esme? No tenía ni la menor idea. Su dirección cambio y su destino fue el lado más apartado de la ciudad en donde se podían ver las montañas, en mi vientre Nessie parecía tener una fiesta se movía de un lado hacia otro dándome pequeños malestares.


    Vamos cariño, quédate quietecita mi amor. Tenemos que intentar salvar a esta familia Ness, debemos hacerlo por Papá— mi hija quien parecía escuchar todo lo que yo le decía lentamente fue calmando su ritmo, mi estomago era un enorme impedimento para conducir pero debía hacerlo, solo esperaba que ningún policía me detuviera porque si no  sería el fin de mi misión.


Los autos avanzaban a gran velocidad, mi frente comenzaba a mostrar signos de la enorme tensión que tenía en mi cuerpo, mi frente se perlo con sudor y mis manos estaban resbalosas, Carlisle parecía no querer detenerse, su auto seguía avanzando hacia las entrañas de esta ciudad, ya podía ver bosques y lugares apartados ¿A dónde quería ir? Cuando ya llevábamos más de media hora en la carretera tomo una desviación, era una especie de camino que subía a una pendiente,  tome la misma dirección que él y comencé a subir, debo reconocer que el paisaje era maravilloso, el olor a pinos silvestres y vegetación era envolvente. Mire hacia mis lados y en vez de sentir miedo, tenía una paz en mi corazón que estaba aligerando la tensión, este lugar tenía algo muy especial y estaba segura de que Carlisle no había venido aquí solo por manejar a algún lado. Su velocidad comenzó a bajar por lo que baje la mía también, en una vuelta se me perdió de vista,  tranquilamente y sin subir nuevamente la velocidad avance. Baje el vidrio y pude sentir como apagaba el motor del vehículo un poco más allá, antes de dar la vuelta me baje y comencé a caminar, las cosquillas de mi espalda se habían acrecentado a niveles alarmantes.


    Nessie aguanta un poco mas— le susurré mientras me acariciaba mi vientre—  ayúdame a que tu abuelo sea parte de nuestra familia. Quédate tranquila hija y dame la fuerza para poder vencer a este corazón—  Mi celular comenzó a vibrar con furia en el bolsillo de mi chaquetilla, debía de ser Edward, ignore el vibrador  y respire.


Me di ánimos y comencé a caminar, cuando el paisaje quedo al descubierto pude ver una impresionante imagen. El valle de pinos se extendía majestuoso ante mis ojos, el verde de aquellos enormes monumentos naturales daban un realce único al paisaje, el olor y la tranquilidad que se respiraba aquí era increíble, sin duda este era un lugar que tenía algo. Me acerque lentamente, tenía miedo, sentía el pavor recorrer mi cuerpo, el podría rechazarme enseguida y mandarme al diablo pero confiaba que al menos escuchara mis palabras. Mire su figura por la espalda y reconocí de inmediato la estampa de Edward, ambos tenían un porte magistral que superaba a cualquiera, su refinamiento y todo lo que conlleva ser un inglés se derramaban por sus poros, Carlisle era un hombre increíblemente apuesto pero todo lo que tenia adentro estaba muerto o eso era lo que pensaban todos, a pesar de todo yo tenía fe, tenia esperanza, ese corazón no nació negro como todos dicen, el era bueno y eso es precisamente lo que intentare sacar ahora. Su mano sujetaba su brazo izquierdo, se acariciaba la parte de arriba como dándose un conforto.


    Aún no entiendo  porque me seguiste— dijo de repente haciéndome dar un respingo, intente modular mis palabras pero el miedo me hizo su presa en ese momento, estaba en frente de un hombre que no sentía como cualquier persona.
    ¿te diste cuenta?— le pregunte cuando por fin pude abrir mi boca y recuperarme de la sorpresa
    ¿por quién me tomas?— me respondió en el mismo tono— claro que me di cuenta, no eres una persona que pase desapercibida con ese tremendo vientre— susurró aun mirando el valle, una punzada me recorrió mi barriga, si quería “batallar contra su alma” tendría que aguantarme insultos aun peores que este.
    Te seguí porque quiero hablar contigo, quiero que…
    ¿Qué te diga lo que pienso? Tu y yo no somos muy cercanos como para que te cuente todo lo que me pasa
    No quiero que me cuentes de tu vida, quiero…— tome aire para decirlo— quiero acercarme a ti Carlisle— dije al fin, el soltó una risa aun mirando hacia adelante.
    Eres increíble ¿sabes? Primero pensaba que eras una caza fortunas, después una arribista y ahora  ¿debo agregar que eres una ilusa?
    Puedes hacerlo porque a mí no me importa lo que tú pienses de mí. Mientras Edward sepa quién es la mujer que tiene al lado yo estaré feliz— se giro un poco y me miro con la enorme intensidad de sus ojos, aquellos brillaban con fulgor como jamás los había visto brillar
    Me has recordado a alguien— sus ojos de repente se apagaron y volvieron a ser grises astros que adornaban su cara
    ¿ha Esme verdad?— pregunte acercándome un paso más adelante
    Sí, mi mujer tiene tu mismo corazón, es capaz de luchar por los sentimientos de los demás sin esperar nada a cambio— él ni siquiera se estaba dando cuenta pero solo estaba abriendo su corazón, vamos Nessie yo se que nosotras podemos.
    Yo quiero pelear por sus sentimientos, te seguí porque quiero saber ¿hasta cuándo estarán distanciados?
    Eso no es de tu incumbencia— el tono gélido que ocupo para decirlo aplaco cualquier esperanza que pudiera tener
    Níkolas no va a volver Carlisle, el ya no está entre nosotros
    ¡Cállate!— grito con una cuota de histerismo, sus ojos parecían rojos, estaba reviviendo el dolor de hace algunos años— no oses nombrar a mi hijo
    Lo hago ¿sabes porque? Porque aquí aún tienes a dos hijos mas ¿crees que a Níkos le habría gustado que  dejaras de lado a Edward y Alice?— no respondió— no lo creo, ustedes se amaban Carlisle, tú eras un excelente padre no…
    ¡tu no sabes nada!— grito desgarrando cada palabra, apretó sus puños conteniendo lo que yo quería sacar, tenía que salir ese dolor para poder seguir adelante
    ¡claro que lo sé!— le grité en el mismo tono— se que tienes a unos hijos maravillosos que estas desperdiciando ¡eres un imbécil!— le grité con rabia— Edward aun te ama Carlisle, aunque diga lo contrario y podría apostar lo que fuera a que tu también lo haces.
    ¡tu…!— grito en un estado de locura temporal— no tienes idea— mire sus ojos y vi las lagrimas que estaba conteniendo, por un momento mi corazón se detuvo, el tenia un corazón tan frágil como cualquiera de nosotros— no sabes lo que fue perder a mi hijo…— su boca temblaba a tal punto que toda su mandíbula acompañaba al movimiento.
    ¡claro que lo sé! ¿Crees que no he sentido miedo de perder a mi bebe?
    No compares, cuando nazca te darás cuenta— se quedo en silencio y comenzó a hablar— mis… mis hijos son lo mejor que me ha pasado en el mundo, Esme y mis tres pequeños son lo más valioso que tengo en la vida…— susurró, le  costaba mucho expresar sus sentimientos pero esto era un gran avance— cuando Níkos nació pensé que todo era perfecto, amaba a Esme como a nadie en el mundo y no único que deseaba era estar con ellos, luche muchos años para poder darles una estabilidad. Mi hijo fue creciendo y con el paso del tiempo llego Edward— sus ojos volvieron a brillar con fulgor— él fue el más pequeño por mucho tiempo por lo que, debo reconocer, siempre hubo un cariño especial hacia él. Edward hizo que viera diferente la paternidad.
    ¿Por qué?— pregunte de repente con curiosidad
    Porque…— se quedo callado unos momentos— Edward es el chico con mas buen corazón que he conocido, mi hijo— lo llamo por primera vez en un tono paternal— siempre fue un chiquillo excepcional, por cosas ínfimas me sentí orgulloso a lo largo de su infancia, todos los hijos son especiales pero Edward va mas allá— anhelaba tener una cámara para grabar este momento, como él estaba de espaldas me gire  y nadie nos observaba, moriría porque mi novio escuchara con el amor que su padre hablaba de él— es por eso que supe de inmediato que Aro no era nada mío, mis tres hijos tienen una escancia especial que los hace ser diferentes, estoy cien por ciento seguro que Aro no tiene relación conmigo.
    ¿Por qué escogiste este lugar para venir?— le pregunte después de un momento de silencio.
    Aquí es donde jugábamos cuando Níkos y Edward eran pequeños, los traía aquí para que respiraran aire puro, siempre quise criarlos en una casa de campo en donde le tomaran real valor a la vida pero no pude hacerlo como planeaba, lamentablemente tenía que trabajar en la ciudad.
     ¿Qué sucedió entonces cuando Níkos murió?— lancé la pregunta esperando que me tirara una blasfemia o algo peor, en cambio, su cuerpo se tenso y nuevamente vi el dolor aflorar por sus poros.
    Ese día… Níkos me aviso que iba a salir, yo le pregunte a donde iba, típicas preguntas que hacemos los padres cuando tu hijo va a salir. El me dijo que celebrarían su graduación y que debía ir a esa fiesta, yo por supuesto accedí, el se estaba graduando y tenía derecho a celebrar su triunfo con sus amigos, lo que nunca me imagine es que ese día Edward también iría con él. Níkos y yo siempre fuimos cercanos, el era mi sucesor en el imperio Cullen por lo que debía prepararse aun mas. Siempre supe que Edward resentía que yo pasara más tiempo con Níkolas que con él o con Alice, incluso hacia lo posible por llevarlos de viaje o hacer cosas juntos nunca fue mi intensión dejarlos de lado, los tres eran tan importantes, más que cualquier otra cosa en el mundo. Cuando Níkolas se fue tuve un mal presentimiento, Esme me dijo que estaba sobreactuando y que era la emoción de que Níkos había terminado la universidad. Yo como siempre le hice caso, ella conocía a los chicos y sabía que jamás harían algo malo.
    ¿sabías esa noche que Edward fue con su hermano?— el negó— ¿te enteraste en el hospital?
    Si— se quedo en silencio— cuando nos llamaron para decirnos que Níkos estaba en el hospital sentí mi pecho dejar de respirar, los hombres siempre decimos que son reacciones femeninas pero no ha sensación más horrible la de saber que tu hijo está con peligro de muerte. Es día fue terrible, con Esme corrimos al hospital olvidándonos de todo, cuando íbamos en el auto llamamos a Annie y le pedimos que le avisara a Edward. Mientras me estacionaba en la urgencia Annie me llamo de vuelta. Aun puedo recordar con claridad ese momento.


    Sr. Cullen— grito la mujer por teléfono
    ¿Qué sucede?— pregunte poniéndome más nervioso al escuchar el tono de su voz.
    Edward no está en su cama, ni siquiera esta desarmada, el no está en la casa.


Su voz sonó a lo lejos, mi cuerpo pareció abandonar el auto y subir hacia un estado de completa incertidumbre, no sabía dónde estaba, ni siquiera podía recordar mi nombre, lo único que pude hacer fue recordar los rostros de mis hijos y sentir miedo, el peor miedo que jamás sentí en mi vida. Por un momento la voz de Esme entro en mi cabeza haciéndome reaccionar, solté instantáneamente el teléfono y mi expresión se torno ausente.


    Carlisle ¿Qué sucede?— me pregunto con lagrimas en sus ojos— ¡Carlisle!— grito haciéndome respingar
    Edward… el no está en casa
    ¿Qué?— pregunto de repente— ¡oh por dios!— grito y salió del auto corriendo, yo la seguí de inmediato, mi pecho dolía y sentía cada parte de mi cuerpo en tensión. El trayecto hacia el mesón no eran más de diez metros pero fue el momento más largo de mi vida, el no saber en dónde estaba mi pequeño me estaba destrozando lentamente.
    Me llamaron porque mi hijo está aquí, es Níkolas Cullen
    Déjeme revisar— dijo la encargada— si, está en la sala de Cuidados intensivos ¿son familiares del acompañante también?
    ¿acompañante?— pregunto Esme llevándose las dos manos a la boca— ¿Quién iba con él?
    No lo sabemos, es un  menor de edad que no llevaba documentos. Ahí viene el doctor, el podrá darles más detalles.
    Buenas noches— nos saludo un hombre de capa blanca— ¿son familiares de Níkolas Cullen?— los dos asentimos— Srs. Cullen, acompáñenme por favor— el hombre se iba a girar para emprender el paso pero antes le agarre el brazo
    ¿Cómo esta mi hijo?— la voz que se escuchaba estaba trastornada
    Acompáñenme— volvió a decir, mi pecho estaba siendo apretado por una fuerza mayor, sabía que Níkos no estaba bien


Caminamos hacia una sala donde había sofás y maquinas de café, Esme tiritaba por completo por lo que la agarre de su cintura y la pegue a mi cuerpo. Temía la reacción que pudiera tener. El médico nos hizo sentarnos a lo cual ambos negamos, solo queríamos ver a Níkos.


    Srs. Cullen me temo que no tengo buenas noticias.
    Hable— le dije en un tono seco
    Níkolas se vio envuelto en un choque, ingreso a la urgencia en estado de ebriedad leve y con contusiones y golpes en todo su cuerpo.
    ¡no!— grito Esme
    El en este momento está en cuidados intensivos porque su estado es de extrema gravedad— mi corazón bajo su ritmo en ese instante— lamento decirles que estas horas son cruciales, si él no pasa buena noche…
    ¿Qué?— lo urgí— ¡dígame la verdad!— grité apretando la piel de Esme contra mi cuerpo
    Sr. Cullen, su hijo podría perder la vida— soltó cada palabra lentamente.
    ¡NO! ¡NO CARLISLE! ¡no! ¡mi hijo! ¿Dónde está?— pregunto mi mujer en un estado de histeria— dígame ¿Dónde lo tienen?— se soltó y se paro en frente del hombre rogando para que la dejara ir con él, en ese momento mire a mi mujer y por un momento racional pensé en mi actitud, no iba a sacar nada imitando a Esme o dejando salir el miedo y la preocupación que sentía. Mi cuerpo y mi mente tomaron una decisión, tendría que endurecer mi corazón, no podía dejar que Esme decayera, debía ser su apoyo.
    Tranquila— le susurré— díganos donde esta mi hijo, queremos verlo.
    Si pero antes de que se vayan quiero hacerles una pregunta, necesito que identifiquen al acompañante, el chico no llevaba identificación ni nada que pudiera decir su nombre. No sabemos nada de él, solo que debe tener aproximadamente entre unos catorce y diecisiete años. Necesitamos identificarlo para poder llamar a su familia.
    Está bien vamos— con la reseña que nos dio el doctor mi alarma se había vuelto a encender, Edward no estaba en la casa y si por obra de Dios no era quien estaba allí tendría que dejar a Esme en el hospital y salir por él, no quería dos hijos al borde de la muerte, claro que yo no sabía con que me iba a encontrar minutos más tarde.
    Este chico— hizo referencia el doctor en la puerta de la habitación— tubo también muchos golpes, el es el conductor del vehículo, a pesar de no haber tenido fracturas o contusiones graves como Níkolas se golpeo muy fuertemente la cabeza y está en un coma profundo.
    ¡dios mío!— gimió Esme— déjeme verlo, Dios...— jadeo Esme, tome su mano y abrimos la puerta, la habitación era cubierta por los rayos de sol leves que entraban en la pieza. Mis ojos se concentraron en un solo punto. Cuando vi el cuerpo de mi hijo casi sin poder reconocerlo sentí que mi vida se acababa, mi corazón se partió en ese mismo momento— ¡NO! ¡EDWARD! ¡EDWARD!— grito nuevamente mi mujer, Esme corrió a la cama para abrazar a nuestro hijo
    ¿lo conocen?— pregunto el doctor asombrado, yo asentí.
    Es mi otro hijo
    Dios mío— soltó el doctor— Sr. Cullen…



Miraba a Carlisle mientras contaba el relato y con asombro vislumbraba las expresiones de su rostro, eran tan humanas… jamás había experimentado la sensación de disfrutar viendo emociones reflejadas en los gestos. Carlisle sentía realmente la partida de Níkolas y podía ver con emoción que Edward era muy importante para él. Mi celular vibraba cada cinco minutos, lo sujetaba con una de mis manos en el bolsillo, estaba segura de que Edward tendría que estar dando vuelta la ciudad para encontrarme. Volví a ignorar el móvil y seguí mirando a Carlisle.


    ¿Qué paso después?— le pregunte cuando se quedo en silencio
    Tú debes saber esa parte, Edward no despertó hasta un mes después, Níkolas falleció ese mismo día, jamás volvió a abrir sus ojos.
    ¿Por qué quisiste matarlo cuando despertó?
    ¿matarlo?— sonrió— reconozco que ese día me eseguesi con mi actitud, estaba pasando por el peor momento de mi vida, perdí a uno de mis hijos y el otro ni siquiera sabía si iba a despertar. Dolía como jamás había pensado, todos los días íbamos con Esme a ver si Edward mejoraba, pasábamos noches en vela cuidando de él y rogando para que volviera a la vida. Mi dolor me jugó una mala pasada y ahí fue cuando mi vida se volvió lo que es ahora, un maldito hoyo negro del cual no he podido salir, mi corazón se cerró y decidí ser fuerte para soportar a Esme y darle estabilidad nuevamente a mi familia, era mi deber, debía hacerlo. El día que mi hijo despertó sentí rabia, sentí dolor, estaba cegado por el odio que tenía con todos, podría adjudicar esa reacción a una locura temporal, ni siquiera sabía lo que estaba haciendo hasta cuando me sacaron de encima de él. Desde ese momento decidí no acercarme más a Edward.
    ¿Qué? ¿pero porque?— pregunte con una duda gigantesca.
    Porque…— se acaricio el brazo y soltó un jadeo—¡auch!
    ¿Qué sucede?— me acerque rápidamente y le tome el brazo— ¿te sientes bien?— le pregunte aunque sabía que no era una respuesta favorable, su expresión estaba deformada por el dolor
    Si…— susurró— solo me duele el brazo, pasaron unos minutos y rápidamente volvió a estar bien— ya paso…— dijo mirando curioso mis manos que aun estaban en la zona afecta de su dolor.
    ¿Por qué te alejaste de él?— pregunte para retomar la conversación, estaba a solo un paso de él, me miro con sus enormes y brillantes ojos.
    Porque lo amaba tanto que sentí pánico de perderlo— la confesión que fue hecha por sus labios me dejo atónita, estaba parada en el medio de un mirador con mis pies clavados en el suelo, el viento mecía mi cabello y el vestido que tapaba mi enorme vientre.
    ¿lo amabas?— le dije— siempre lo hiciste— susurré…
    Jamás me perdonare por lo que paso con Níkolas y muchos pensaran que no tengo perdón por lo que hice con Edward pero fue tanto mi dolor que no lo supe llevar y lo evoque de la peor manera, alejando a la única persona que me podía sacar de este estado. Sé que es a los ojos de los demás una excusa pero las maneras de sobrellevar el dolor son diferentes en cada persona,  la depresión, la fatiga y muchas cosas más son maneras de expresar el dolor que sientes por perder a alguien que amas, la mía fue alejar a la persona que más quería y encerrarme en mi coraza.
    Le has hecho mucho daño— le susurré con mis ojos derramando lagrimas
    Lo sé y es por eso que jamás podre pedir su perdón, nunca lo intentaría ya que hice tan bien mi trabajo que ahora mi hijo me odia cada día más.
    El no te odia— sabia que muy dentro de su corazón el aun guardaba amor por su padre, por lo viejos tiempos al menos.
    No trates de convencerme— se giro hacia el peñasco y observo la lejanía— Edward podría matarme y yo no lo culparía de nada, yo fui el que origino su odio y ¿sabes? No me arrepiento, el día que a él le pase algo podre sufrir nuevamente en silencio
    ¡ERES UN IMBECIL!— le grité con mis puños apretados y soltando la rabia que me daban sus palabras— eres un completo y maldito imbécil, no me interesa lo que pienses de mi después de esto. ¡Jamás te voy a perdonar que no luches por Edward! ¡no te mereces tenerlo como hijo! El es la persona más buena que conozco, jamás podría odiar sinceramente a alguien ¡hasta podría jurar que no odia al maldito de Aro!, Edward es un hombre de buen corazón y sé que algún día podría perdonarte, las cosas no serán como “la familia feliz” pero comencemos con algo ¡no seas un estúpido! De verdad pensaba que Carlisle Cullen era un monstro ahora me doy cuenta que eres un ¡MALDITO COBARDE!— el grito hizo eco en todo el valle, la expresión de Carlisle era seca y fría.
    Basta— dijo de repente intentando detener mi avalancha de insultos
    No voy a parar— le respondí con voz segura— esto se termina acá, no dejare que mi hija nazca en una familia enfrentada por el dolor y los sentimientos no expresados— sus ojos bajaron a mi vientre y por unos segundos me pareció ver algo que simulaba una sonrisa, mi corazón latió a prisa y Nessie se movió feliz dentro de mis entrañas.
    ¿Qué es?— pregunto de repente
    ¿Qué cosa?
    El bebe ¿Qué sexo tiene?
    Es una niña— la misma aparición que vi se hizo aun más presente, sus labios se curvaron.
    ¿Cómo se va a llamar?
    Reneesme
    ¿Reneesme?— enarco una ceja divertido— ¿juegas con los nombres?
    Me pareció lindo y a Edward también— el no dijo nada mas— no te rindas Carlisle, no abandones a tu familia, el problema con Esme no es algo de mi incumbencia y créeme que no me voy a entrometer pero no te alejes de tus hijos, ahora menos que nunca.
    Ya es tarde para mí…
    ¡maldita sea!— grité exasperada— ¡eres peor que Edward! ¡eres el hombre más terco que he conocido! Reacciona Carlisle, tienes dos hijos, pronto tendrás una nueva nieta… vuelve a la vida Carlisle, aun estas a tiempo.
    No Bella— dijo en un tono neutral, era la primera vez que me llamaba por mi nombre, el solo escucharlo me hizo estremecer de felicidad— mi vida ya no tiene sentido, lo único que me queda esperar es la muerte, creo que en el infierno podre pagar a gusto todas mis culpas.
    Dios mío, de verdad que eres ¡terco!— grité bufando.


La vida es algo que jamás comprenderé porque cuando pensé que todo estaba perdido y que la situación se iba de mis manos, creo que alguien escucho lo que pensaba, Níkolas… ayúdanos.


    ¡Ah!— volví mis ojos a Carlisle quien se sujetaba fuertemente el pecho
    ¿Carlisle?— corrí hacia donde estaba el, cayó de rodillas al suelo jadeando— ¡Carlisle!— le grité para hacerlo reaccionar, su rostro estaba desfigurado por el intenso dolor que estaba sintiendo— ¿Qué te pasa? ¿Qué te duele?
    El… el pe… pecho… De... demoni...os— gemía entrecortadamente
    Maldita sea, estas teniendo un infarto
    ¡ah!— volvió a decir, segundos más tarde cayó al suelo y comenzó la etapa más crítica.
    CARLISLE— le grité, rápidamente mi mente se comenzó a enfriar y volví a ser la enfermera profesional que era— maldita sea…


Mis dedos rápidamente comenzaron a sacar sus ropas, la corbata y los primeros botones de su camisa, debía dejar su pecho al descubierto, me incline como pude y sentí que su respiración era muy leve y el ritmo de su corazón era casi nulo, el estaba muriendo. Con mis dedos temblosos saque mi celular y llame a la primera persona que se me ocurrió.


    ¡BELLA!— me grito a penas contesto— ¿Dónde demonios estas? ¡te he buscado por todas…!
    Edward estoy con tu padre— le dije presa de la desesperación— el está teniendo un infarto, se está muriendo Edward, se está muriendo— dejo de respirar unos segundos.
    ¿Dónde estás? ¡dímelo! ¿donde estas?
    Estamos en el lugar en donde los traía cuando pequeños, es como un mirador.
    Maldita sea estoy lejos de allí, me iré enseguida llegare pronto.
    Llama a una ambulancia y dale nuestras coordenadas, date prisa.
    Si, lo hare— cortamos y solté de inmediato el celular.
    Vamos Carlisle no te mueras— subí rápidamente mis puños y comencé con el procedimiento, tendría que hacerle RCP hasta que llegaran los paramédicos si no podría morir.


Mis manos tocaron su gélido pecho en donde se guardaba ese frio corazón. Entrelace mis dedos y comencé la compresión, el viento nos azotaba como látigo en nuestros cuerpos, mis manos hacían todo lo posible para mantenerlo con vida.

    No te rindas Carlisle— le decía mientras ayudaba a su corazón a latir— esto no es el fin, vamos tu puedes, no te rindas, de ahora en adelante tendremos un futuro todos juntos— mis manos cada vez iban más a prisa— juro que luchare para que todo vuelva a ser como antes.


Mientras le daba ánimos mi cuerpo comenzó a reaccionar por sí solo, Reneesme parecía sentir la tensión ya que mi vientre se puso duro y comencé a tener las peores molestias en estos ocho meses,  mientras mis manos  comprimían su piel mi cuerpo luchaba por contener las horribles y dolorosas contracciones que me azotaban.


    Ness… Nessie— gemí con dolor— vamos cariño ahora no por favor, debemos ayudar a tu abuelo ¡ah!— grité cuando el dolor vino nuevamente a mí, de pronto mis piernas sintieron una cálida humedad, mire hacia mis lados y la tierra rápidamente cambio su color y se convirtió en barro, había roto la fuente— demonios, justo tenía que ser ahora.


Intente aplacar mi dolor, pensé en cualquier otra cosa, mis manos aun seguían trabajando en el pecho de Carlisle, tenía que hacerlo, el debía vivir, había tanto que quería que viera, si todo salía bien el seria parte de nuestras vidas, estaba segura de ellos. Los segundos y los minutos corrían diez veces más lentos, mis brazos estaban molidos al igual que mi vientre, ya no sentía a Nessie moverse, podría estarla teniendo en este momento y no me daría cuenta.


    Maldita sea— gemí cuando sentí calambres en mis piernas y en mi barriga— Nessie resiste mi amor… papá viene a ayudarnos. A lo lejos comencé a sentir las sirenas de la ambulancia, mi vista se nublo por unos segundos, mis manos habían suavizado los movimientos, con dolor me agache a comprobar si estaba respirando, su corazón y su respiración gracias a las compresiones iban bien, ya no quedaba mucho Edward venia a salvarnos a los tres— eso es…— seguía comprimiendo— ya viene Carlisle, Edward ya viene por nosotros.


Unos tres minutos más tarde una enorme ambulancia y el Mercedes de Edward aparcaron a unos metros de nosotros, mire hacia su dirección él salió eyectado del asiento hacia donde estábamos.


    ¡Bella!— grito acercándose corriendo, el panorama no era alentador, Carlisle estaba inmóvil y muriendo, yo estaba casi coronando, tenía las peores contracciones de mi vida y mas encima estaba nadando en un charco de liquido amniótico.— ¡demonios! ¿Qué paso?— mi voz era débil, me sentía cansada y tenia muchísimas ganas de dormir. Sentí como unas manos mas fuertes retiraron las mías y como el pecho de Carlisle comenzó a ser tratado, los fuertes brazos de Edward me levantaron del suelo y me apartaron del lugar.
    Edward… Edward el bebe, Carlisle— decía incesantemente sus dedos pasaron por mi frente secando el sudor
    Tranquila mi amor, estaremos bien, le salvaste la vida Bella— yo solo sonreí y cerré mis ojos.


A lo lejos sentía como los hombres sacaban la camilla y conectaban a Carlisle a los monitores, las ruedas resonando en la tierra me hicieron reaccionar.


    ¿Cómo esta?— pregunte intentando ponerme de pie, Edward me sujeto de la cintura.
    No lo sé— un paramédico se acerco a nosotros.
    Sra. ¿se encuentra bien?— me preguntó y en ese momento nuevamente mi rostro se crispo.
    ¡Ah!— grité desgarrándome por dentro— tengo… tengo contracciones— dije a penas pudiendo modular.
    ¿estás teniendo al bebe?— me pregunto Edward nervioso, yo asentí con vehemencia.
    Debemos trasladarla al hospital señora— hizo hincapié el paramédico.
    Yo la llevare en el auto— le respondió Edward poniéndose en acción. Me tomo entre sus brazos y me llevo hacia el móvil, por encima de su hombro pude ver como metían a Carlisle en la ambulancia. Mi vista nuevamente se nublo pero ahora la oscuridad tapo todo completamente.


Sentía las manos de Edward sobre mi cara, la velocidad del auto y las bocinas de los otros. Mis ojos querían abrirse pero no podía, mi cuerpo se contraía mientras mi vientre seguía duro y miles de agujas parecían atravesarlo. En un momento nuevamente me sentí en el aire, la voz de Edward a lo lejos me indicaba que cambiábamos de ambiente, parecía tenso y preocupado, mi mente no podía dejar de pensar en Carlisle y Nessie, Níkolas… ayúdalos, cuídalos. De pronto mi vista nuevamente volvió, abrí mis ojos y estaba en una habitación completamente blanca, mire a mí alrededor y Edward estaba hablando con una persona conocida.


    Edward, Rosalie— susurré, ellos se percataron y acercaron rápidamente a donde estaba yo, mi mente me mando flashes de lo que había pasado, mis manos se fueron a mi vientre que aun seguía abultado por lo que Nessie estaba bien— ¿Carlisle? ¿Dónde está? ¿está bien?— le pregunte a Edward.
    Si mi amor, tu le salvaste la vida, el está bien. Se encuentra en cardiología en el piso de abajo.
    ¿y Nessie?
    Ella también está bien, aun no has dilatado lo suficiente por lo que no te pueden llevar a pabellón, alcanzaste a romper la fuente solamente.
    Qué bueno— cerré mis ojos y suspire.
    Eres una heroína Bella— me dijo Rosalie, la mire y tenía una enorme sonrisa en sus ojos.
    ¿Por qué lo dices?
    Lo salvaste y de todas las maneras en las que podías hacerlo ¿no es cierto?— ella me guiño un ojo sabiendo lo que más o menos sucedía.
    ¿ha despertado?— pregunte
    ¿Quién? ¿mi papá?, despertó un poco y lo más sorprendente es que te nombro pero volvió a perder el conocimiento, el está bien Bella, gracias a ti es que sigue viviendo— Edward sonrió.
    El… el tiene mucho que decir Edward, escúchalo… no te cierres— le pedí, mientras el observaba mi mirada un dolor que salió de repente me hizo arquearme en la cama— ¡Ah!— grité soltando todo lo que tenia dentro
    Maldita sea, Rosalie, llama al doctor.
    ¡Si!— grito Rose.
    Vamos cariño— me dijo Edward tomando mi mano y acariciando mi frente con la otra.
    Duele… pero podre hacerlo— beso mis dedos
    Sé que puedes, ya le salvaste la vida a Carlisle, ahora ayuda a nuestra hija a nacer.
    ¿Qué sucede?— dijo el doctor entrando en la habitación
    Tiene contracciones nuevamente— le respondió Edward, levanto la sabana y observo.
    Ya esta dilatada, debemos llevarla a pabellón.
    Dios mío— gemí sujetándome el vientre— Edward, mi papá, mi hermana. Avísales.
    Ya lo hice mi amor, vienen en camino.
    Esme— gemí cuando una nueva contracción me azotaba
    Tranquila ella está con mi papá ahora.


Asentí frenéticamente mientras me mordía el labio para no soltar las blasfemias que tenía que quería decir. Las enfermeras entraron y me comenzaron a preparar, la camilla en la que estaba se comenzó a mover, me puse hacia mi lado izquierdo para cuando me fueran a poner la epidural.


    ¿Qué sucede?— pregunto al voz de Esme, mire de reojo y ella venia corriendo hacia dónde íbamos nosotros.
    Bella ya esta dilatada, ahora la llevamos a pabellón.
    Bella, Hija— se acerco Esme— no te rindas Bella, yo se que tu puedes, le salvaste la vida a Carlisle Bella… eres mi héroe— sus lagrimas me hicieron emocionar por lo que deje salir el miedo que tenia mediante  mis ojos.
    No lo dejes solo Esme, el te ama, ama a su familia— le dije ella me dedico una mirada que duro segundos pero que dijo todo al mismo tiempo.
    No lo hare— me grito mientras traspasábamos unas enormes puertas en dirección al quirófano, vi que Rosalie se quedo también junto a Esme y solo Edward seguía a mi lado. Entramos en la brillante y esterilizada habitación, me cambiaron hacia la camilla especial para partos y me hicieron sentarme. Mi vientre dolía mas que nada en el mundo.
    Me duele— gemí cuando ya no podía aguantar mas
    ¿no le van a dar nada?— pregunto Edward casi como dando una orden
    Lo siento señor— le respondió la enfermera— pero ya no alcanzamos el bebe ya está casi naciendo, usted— le dijo nuevamente a Edward— debe ir a cambiarse.
    ¿me puedo quedar?— pregunto atónito
    ¿Es el padre?— le respondió con una pregunta la enfermera
    Claro que lo soy— dijo casi indignado.
    Entonces vaya a cambiarse ahora porque este parto no durara mucho.
    Si… si está bien— asintió nervioso— Bella mi amor…
    Ve… ve, date prisa que no aguante mucho— le agite una mano en señal de despreocupación, el salió corriendo del quirófano mientras yo sentía que me partía en dos.
    Señora no puje aun— me indico la enfermera
    Si se que… no tengo que pujar— grité— pero no puedo aguantarlo
    ¡no lo haga! A no ser que quería que su bebe se le caiga al suelo.
    ¡Dios mío! ¡Dios mío!— decía sin parar, sentí las manos de Edward nuevamente tomar las mías y reconfortarme con sus caricias— Edward— gemía casi en susurros.
    Vamos Bella yo se que tu puedes,  eres la mujer más fuerte que he conocido, esto no es nada— me dijo con una dulce voz, de pronto mis hormonas me jugaron una jugarreta.
    ¡como que esto no es nada!— grité con voz casi endemoniada— ¡me estoy partiendo en dos por todos los cielos!— una de mis manos alejo con fuerza bruta a Edward— aléjate— le grité ante su atónita mirada— tu tienes la culpa de todo esto, juro que…
    No haga promesas que no cumplirá Sra. Cullen, no se preocupe— dijo  el doctor dirigiéndose a Edward— todas pasan por lo mismo, le jurara que no dejara que la toque por lo menos en diez siglos, es una especie de reacción frente al intenso dolor. Bien señora Cullen, es hora— se termino de poner los guantes y se acerco hacia mis piernas, tenía una a cada lado, intente no pensar en la idea de que estaba desnuda, mitigue mi vergüenza e intente preocuparme solo por mi hija.
    ¡ah!— grité con desgarro
    ¡Bella!— gimió Edward desde unos pasos más allá
    ¿Qué haces allá?— le pregunte casi bramando— ¡ven aquí inmediatamente Edward Cullen!— mi respiración paso a ser jadeante.
    Esta coronando— anuncio el doctor quien trabajaba en mi entrepierna— vamos señora Cullen, llego la hora ¡Puje!


Haciendo acopio de todas mis fuerzas comencé el trabajo de parto, ¡jamás me había dolido tanto! Pero tenía que hacerlo, Edward tiene razón, soy fuerte, yo puedo con esto. Intente pujar con todas mis fuerzas, sin poder evitarlo se me escaparon varios gritos de miedo combinado con el dolor que sentía, nada me importaba podrían estar matando pero lo que me interesaba era que mi hija naciera sana.


    ¡vamos Sra. Cullen! Ya no falta mucho— junte todas mis fuerzas para la que esperaba fuera la estocada final— ¡puje! ¡puje! ¡puje!— grito el doctor, mis manos se aferraban fuertemente a las de Edward, quien emocionado no paraba de acariciarme y de susurrarme cosas dulces al oído— ¡ahí viene!— grito en el momento que terminaba de hacer la ultima fuerza, caí exhausta a la camilla.
    ¿Cómo… como esta?— pregunte jadeante, mis parpados se cerraron solos.
    Venga cortar el cordón Sr. Cullen— sentí la voz del doctor, solté sus manos y me enderece para ver el momento más maravilloso del mundo.


La pequeña que estaba encima de mi vientre era mi Nessie, el bebe que tanto habíamos esperado, era pequeña pero hermosa, estaba cubierta completamente de sangre pero la pequeña mata de cabellos color chocolate me hacía presagiar que abría mas en ella de mi que de Edward. Él tomo con sus manos nerviosas las tijeras y corto el cordón, un llanto que resonó en toda la habitación me hizo sonreír abiertamente, estaba viva, ella había nacido bien.


    Un excelente trabajo Sra. Salude a su pequeña…— dejo la palabra en el aire, la puso en mi pecho y ahí fue cuando la vi por primera vez.
    Mi bebe, mi pequeña Reneesme—
    Esto es asombroso— dijo Edward a mi lado, mire su rostro y parecía no poder ocultar la emoción, beso con delicadeza mis labios y la cabeza de su pequeña hija— juro que las amare como nadie en el mundo
    Y nosotras a ti— le susurré, bese sus labios y mire nuevamente a mi pequeña.
    Bienvenida al mundo Reneesme Carlie Cullen Swan— susurré besando su cabeza
    ¿Carlie?
    Por Carlisle y Charly— dije en el mismo tono que tenía antes. Edward me observo unos segundos y asintió con una sonrisa.
    Me llevare a la pequeña— anuncio una enfermera.
    ¡No!— gemí— no se la lleve es mía— le dije, Edward me acaricio dándome consuelo
    Lo sé señora, la llevaremos a cuidados neonatales, debemos darle las primeras atenciones.
    Ah…— bufe— es verdad, adiós mi pequeña, nos vemos más tarde— dije con voz débil
    Eres una  diosa ¿lo sabías?— susurró Edward en mi oído— soy el maldito mas suertudo de este mundo solo porque estés a mi lado.
    Mas te vale que lo recuerdes siempre— le dije en su mismo tono de voz. Mis ojos se cerraron lentamente, lo último que pude oír fue una voz que lejana me decía gracias Bella, gracias por todo.


La inconsciencia dio paso al sueño profundo, no sé cuantas horas abre dormido porque mi cuerpo estaba completamente relajado, abrí mis ojos y vi que aun quedaba luz en la habitación, mire hacia el techo y era blanco como pensaba, de pronto los recuerdos me asaltaron ¿Carlisle? ¿Nessie? ¡Edward!. Me levante rápidamente pero fui presa de un mareo, parpadee y vi otro par que me observaban curiosos.


    Estábamos esperando a que despertaras— Edward tenía en sus brazos un pequeño bulto de color blanco.
    Oh por Dios…— susurré con una sonrisa— ¿es ella?
    Si…— respondió en el mismo tono— te presento a nuestra pequeña hija— se acerco a la cama y se sentó en la orilla, como pude me enderece para sentarme, Edward afirmo en sus manos a la pequeña y la puso entre mis brazos.
    Nessie— susurré con emoción, descubrí su rostro y jadee de alegría al mirar sus hermosos ojitos, ella estaba despierta y miraba con más atención de la que esperaba— esta despierta.
    Si, lo ha estado desde que la trajeron, hace una media hora, la enfermera dijo que ha estado un poco inquieta pero ahora parece estar de lo más tranquila, tal vez tenga hambre.
    Si puede ser, intentare darle de mamar.


Apoye a la pequeña en mis rodillas y me descubrí uno de mis pechos, la habitación era iluminada por la luz del día, se veía en tonos naranjos y rosas. El rostro de Nessie aun estaba sonrosado por el parto pero estaba segura que tendría el mismo tono de piel lechoso de Edward. Acerque a la bebe hacia mi cuerpo y en el instinto de alimentación más básico ella busco el pecho hasta que encontró la llave a la saciedad de su hambre, comenzó a mamar con mucha ansia mi pecho haciéndonos sonreír.


    El maravilloso reflejo de succión— comento Edward mientras se iluminaba su rostro al ver amamantar a su hija— esta chica será una mujer muy fuerte al igual que su madre.
    O será una mujer de una estampa implacable como su Padre.
    Espero que tenga de los dos tu amor, tu cariño, tu dedicación.
    Y yo quiero que tenga tu Corazón— susurré acercándome un poco para besar su mejilla— te amo ¿sabes? No puedo ni siquiera pensar en lo mucho que te amo.
    Y yo a ti, desde ahora comienza una nueva vida
    Hablando de nueva vida— suspire— ¿Cómo está tu padre?
    Carlisle se encuentra un poco delicado pero cada hora va mejorando un poco, el infarto no afecto tanto a su corazón, mi madre esta con él.
    ¿Esme lo…?
    No, no lo ha perdonado. Creo que eso no podrá ser pero por ahora quiere estar con él, que la haya engañado no significa que le desea la muerte, además el es nuestro padre por lo que ella no puede olvidarse de él tan fácilmente, creo que esas fueron sus palabras
    Ah— suspire— Edward cuando el despierte quiero pedirte un favor
    Lo que quieras— él ni siquiera se imaginaba lo que le diría.
    Quiero que… quiero que le des una oportunidad  a tu papá.
    ¿Qué?— pregunto con visible consternación— ¿tú quien eres la que conoce mejor la historia me pide que le dé una oportunidad a Carlisle? Bella creo que…
    No Edward, estoy completamente cuerda, estoy consciente de lo que pido. Sé que él te hizo daño pero te aseguro que es momento de continuar adelante, yo hable con él y créeme que tu ni siquiera sabes o te imaginas como piensa
    ¿y tu si?
    Sí, yo se que él te ama y tu lo quieres a él, ustedes son…
    No Bella, no me salgas ahora con el cuento de que somos padre e hijo.
    No te pido que lo perdones, solo dale una oportunidad, ambos deben dársela.
    Pides imposibles— refunfuño
    Hazlo por nuestra hija— pedí con convicción.
    Manipuladora— susurró con una pequeña sonrisa— lo pensare, solo eso te puedo prometer.
    Está bien— alguien toco la puerta de entrada y la cabeza de mi padre se asomo por la puerta.
    ¡Hola!— grito haciéndome respingar
    No papá, Nessie se está alimentando— Edward se paró de la cama y fue rápidamente por una manta de color blanco, nos cubrió a ambas para darle privacidad a mi hija en su primera incursión con la leche materna.
    Perdón— susurró mi alegre padre, detrás del venían muchas personas, Sue, Kate, Emmett, Rosalie y Esme. Todos entraron y se acomodaron alrededor de la cama, cada uno comenzó a hacer preguntas y nos encasillamos en una charla trivial, Edward les conto toda la experiencia del parto aun emocionado por lo que había pasado, mi padre y todos los demás escuchaban con demasiada atención el relato. Rosalie por mientras se sentó a mi lado para hablarme.
    ¿hablaste con Carlisle?— susurró
    Si— le respondí— creo que ahora las cosas irán muy bien.
    Eso espero, Edward esta casi en éxtasis por Nessie aprovecha ahora para que hablen.
    Eso quiero hacer pero Edward al parecer no va a ceder— Rose hizo una mueca
    Inténtalo, yo se que tu puedes— cerro uno de sus ojos y me sonrió.
    Lo haré— Nessie se quedo quieta por unos momentos, la mire y estaba durmiendo plácidamente, la subí hacia mi hombro y le intente sacar los gases, boto algunos y siguió descansando.
    Bella— me llamo Esme y todos guardaron en silencio— se que no es el momento pero Carlisle me ha pedido hablar contigo— todo en la habitación se helo, la vista de Edward me recorrió el rostro y el de su madre
    No mamá— dijo de inmediato— Bella acaba de parir a nuestra bebe, no puede…
    No decidas por mi— lo interrumpí de inmediato— lo hare, hablare con el— Esme asintió y Edward gruño audiblemente.
    Yo te acompañare— dijo rápidamente.
    Solo hasta la puerta, hacia dentro no quiero que entres mientras hablamos.


Todos se quedaron tensos, tome a Nessie entre mis brazos y me intente poner de pie, si Carlisle quería hablar lo haríamos ahora mismo cuando las cosas aun estaban tibias. Solo esperaba que mis palabras le tocaran el corazón y no hubiera olvidado todo lo que paso en el peñasco.



En este momento lo único que deseaba era Cuidar su Corazón.





34 comentarios:

  1. Diooooos mi Tiwiii vuelvo y digoooo... la escena de CARLISLE Y bELLA SABER la verdad tras tanta fantocheria es simplemertne solorosoo digo, lo que Carlisle hace y la actitud que toma por sus sentimientooos, sabes que llore como loca y ame la escena de El sonriendo por Nessie asi me di cuenta que no es tan fruio y malo y le ahce ilusion ....
    y Aro es un putisiiimo cabron como se atreve a ser tna bajo auqneu bueno Carlisle debio ser sinceo con todo asi que no culpo a Aro....y Bella en trabajo de parto y como trato a Edward simpeltrmen me parti de risa mujeres somo crueles cuad no queremos .... mi twin s eres un megaescritpora gracias por compartir connostras tanta imaginaciooon amee este capitulo como la saga en siii tanto sentimiento tanta emocion solo tu cariño

    ResponderEliminar
  2. no se ni que decir estoy tan emocionada el capi eta genial de verdad que valio la pena la espera tiwii espero que todo se solucione entre Esme y Carlisle y que el desgraciado de Aro no sea nada de el

    ResponderEliminar
  3. Tiwiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii...............
    te fajaste este capi te quedo espectacular la espera no se compara con la emoción que este transmite no lo creo todavía creo que tendre que leerlo nuevamente para que sea una realidad te felicitoooooooooooooooooooooo y no te preocupes creo que sabemos esperar
    besos

    ResponderEliminar
  4. tiwii felicidades este capii te kedo megageneal se ve ke te ezforzastee en el... yo sabia ke algo de calor kedaba en el frio corazon de carlisle y ke bueno ke se kiso abrir un poco con bella y mas ke odio sacar todo ese dolor ke tenia dentro... la parte del nacimiento fue muy hermosaa... te luciste con este capi y por las publicacioness no te preocupess si nos das unos capis como este valdra mucho la pena toda la espera lastima ke el proximo sea el ultimo... supongo ke todas esperamos ke aya un epilogo super geneall para toda esta maravillosa historia ke es de mis favoritass....

    bueno no me keda mas ke decirte ke estes bien y sigas escribiendo asi con este gran talento ke te caraxterisa y por las publi no te preocupes primero encargate de lo tuyo y nosotras estaremos gustosas esperando a ke nos llenes de emocion con maravillosos capis asi como estee ke simplemete me dejo sin palabras la manera en ke carlisle se abrio con bella... simplemete genialll!!!

    cuidate y despreocupatee

    ResponderEliminar
  5. guao.. primero por finn pude comentar he tenido unos problemitas con el internet pero ya arregledo yupiiiiii..!!!!lo segundo es valio la pena la espera tiwi estubo muy bueno el capiulo tomate tu tiempo yo te comprendo a la perfeccion que estes ocupada sabre esperar con paciencia por q cuando publiques estuy segura q estara mas execcional que el anterior..!! y lo tercero guao q valentia la de bella seguir a carlisle con esa panza sin saber a donde ir si q esta loca jajaja pero por fin pudo amanzar a la bestia ups q dio a carlisle ahora si q va a estar tranquilito PERO QUE PARTO EL DE BELLA dios a mi me da un miedo y q risa con Bella peliando con el papasito de edward el plena labor de parte jajaja.. si q te quedo bueno ajajaja ahora que le dira carlisle a bella ahhhh que emocion... dos si que esto s ponde bueno...!!! cuidate mucho tiwi y suerte con lo que haces besos y abrazos y feliz navidad..!!!

    ResponderEliminar
  6. Hola Tiwi, espero que te encuentres mejor y menos desestresada. respecto a este capi te voy a decir una cosa:te has superado a ti misma amiga,me has tenido con el alma en un puño hasta el mismisimo final. La conversación entre los dos ha sido soberbia, ya se veía venir lo que iba a suceder, tanto el infarto como la llegada de Nessie, pero de verdad que he leido con el aliento contenido hasta que en el hospital la dicen que Nesssie está bien. Ha sido francamente increible. Ahora espero que edward no se enfade mucho por la actitud de Bella y que no sea tan terco y acepte acercarse a él. De momento Bella ha derretido el hielo de otro corazón. Y además tiene una baza a su favor la que Rosalie ha apuntado, acaba de terner a la hija de Edward y éste está en un momento en él que le va a resultar dificil negarle nada. Muy buen la historia. Estoy deseando saber que hablan y que más sucede, pero tranquila tu primero cuidate y ya publicaras cuando puedas.
    Por cierto no mencione a Aro, la verdad es que entiendo que el quiera saber quien es su padre pero los metodos que ha empleado llamando a esme son despreciables la verdad.

    Un beso y cuidate.

    ResponderEliminar
  7. Hola simplemente maravilloso soy muy feliz con este capi te quedo de diez la parte que mas me gusto fue la del nacimiento de Nessie amo a Edward no lo puedo evitar espero que ahora Carlisle logre recuperar a su familia con el apoyo de Bella y de Nessie y asi puedan agrandar la familia
    saludos y animo desde México

    ResponderEliminar
  8. LORENA
    Tiwii!! te pasastes!! este capitulo abrio mi boca tres metros de largo!! estuvo recontra increible me encato!! y wowww ya el proximo cap sera el desenlace muy buena la historia de verdad ha sido increible!!! una vez mas MI FAVORITA!! Saludos y un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
  9. ayy dios dios , este capi esta mega hermoso, me encanto,describiste cada situacion detalladamente, fue como si estuviera en la historia, me encanto, tantos secretos por fin revelados, jejejeje q genial la parte del parto pobre edward parecia la ovejita por el susto, besossss

    ResponderEliminar
  10. hay hay dios!!! q lindo q emociones tan fuerte me hizo tanto aacordar a mis dos hijos cuando los tuve jajaj me encvnato el capi es lo mas tiwii sos la mejorrrr

    ResponderEliminar
  11. TIWWI QUE CAPITULASO!!!!!!!!!!! CUANTAS EMOCIONES YO CREO QUE NESSI VA A SER QUIEN RECONCILIE ESOS CORAZONES..... Y CON LO DEL PARTO CREEME QUE RECORDE CUANDO NACIERON MIS DOS HIJOS QUE COSA TAN DOLOROSA PERO TAN BONITA...COMO SIEMPRE DESDE COLOMBIA TODA LA ENERGIA POSITIVA...ABRAZOS

    ResponderEliminar
  12. Hola, dios que capitulo jejej te quedo super excelente me encanto, hasta se me aguaraparon los ojos :) muy muy bueno y si asi vienen los cap de tus otras historias pues tranquila y tarda todo lo que tengas que tardar por que se q cuando actualices sera con capitulos increibles :) saludos

    ResponderEliminar
  13. Tiwii Adorada!!!!Chilló de la emoción, maravilloso capítulo. Adoro tu manera de escribir, tan intensa, que nos transmites tal cual las emociones a flor de piel de cada personaje, por mucho corazón de Hierro y cuidando tu Corazón...son extraordinarias.

    Un abrazo y gracias

    ResponderEliminar
  14. aaaaaa IDOLAAA me encanto juro q balio la pena la espera es un capitulo de ALTO IMPACTO jajajaaja estoy leyendo por trillonesima ves corazon de hierro y luego sigo con este ....son tan abosrventes q no me canso de repasarlos MIL GRACIAS Y.M.S.M.

    ResponderEliminar
  15. ME ENCANTO ESTE CAPITULO, TE QUEDO GENIAL. ESTA ES UNA DE MI HISTORIAS FAVORITAS ME ENCANTA , AHORA EL FINAL SE ACERCA NOOOOO! PERO BUENO NO TE PREOCUPES TIWI YO SE LO QUE ES EL STRESS DEL TRABAJO Y TE ADMIRO POR QUE AUN ASI PUBLICAS TUS HISTORIAS. TE DIGO QUE TIENES UNA MENTE GENIAL PARA ESCRIBIR TREMENDAS HISTORIAS QUE NOS HACEN REIR, LLORAR, SUSPIRAR!!! EN FIN SI TIWI NECESITA UN DIA DE DESCANZO QUE LO TOME PUES SE LO MERECE YO TE APOYO Y ESPERO TRANQUILA A QUE PUBLIQUES POR QUE QUE LA ESPERA VALE LA PENA. CUIDATE MUCHO Y SIGUE HACIA ADELANTE .

    ResponderEliminar
  16. Ohhhhhhhhhhhhhhh esto fue digno de pelicula de acción haha dios imagine todo así tipo rápidos y furiosos con la intesidad y ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh aunque no disculpo a carlislie pues no me imagino que debió haber sido ver casi morirse a sus dos hijos, osea a uno le dule cuando se muere el papá o la mamá pero a final de todo uno sabe que es el ciclo de la vida pero un padre espera morir primero que sus hijos, pero el verlos partir a ellos primero debe ser algo traumatico. Mi abu perdio a la mamá al hijo y casi a mi mama en un accidente y fue la peor época de su vida, todo le iba mal se alejo de todos se deprimio y ahora no le gusta hablar de eso porque no puede ni recordarlo de lo mucho que sufrió :( ahhhhhhhhhhhhhh Team Bells haha mi heroíne la super mujer del siglo, vamos a ver en que termina esto hahaah gracias mi tiwii capi de infarto total. Algo bueno en este día de mierda :(

    ResponderEliminar
  17. guepale!!! (como diria mi sobrinita) que capi tan bonito, y el nacimiento de Ness guaauu
    vale la pena esperarte, que Regalazo q nos das antes de navidad!

    ResponderEliminar
  18. Esta bn quiero llorar¡¡¡¡....awwwwwwwwww no ma Tiwii q lindo capi, me alegro q Carlisle se abriera con Bella ahhhhh no ma ame este capi esta hermoso, no ma Tiwii me encanto y lo del parto de Bella wow¡¡¡ ahora si te digo que te lusiste fenomenalmente tu capitulo estubo colosal en realidad no tengo ninguna expresion para poder decirte lo perciosa y emopcionante q estubo este capi, lo adore por completo te felicito infinitamente, cada dia escribes mejor.

    :) eres genial.

    Bn solo quiero decirte q esta bella histopria es mi favorita ame Corazon de Hierro amo la secuela, en serio q me prende tanto con esta historia entrare en depresion cuando termine waaaaaaaaa. Tiwii sin duda tienes un don sobrenatural (porq sinceramente no es de este mundo ya q ue nadie escribe igual q tu)jejejejejeje eres una chica tan talentosa jejejejejeje bn en serio ame el capi ahhh y Edward ahhhhhhhh como amo a Edward se me hace un hombre tan bello como nadie en el mundo yo quiero q mi novio sea IGUAL, POR DESGRACIA PIDO MUCHO WAAAAAAAAA bn en serio no me canso de desirte q te lusiste con el capitulo y espero el siguiente con ansias ahhhhhh mi corazon esta feliz :) estoy en estado de shok (No saldre de el en un buen rato) jajajaja bn tu eres la culpable por escrbir tan genial en serio el día q publiques un libro y salga a la venta no me interesa si tengo q acampar ahi afuera de la tienda lo haria felis porq 100% y mas vale esperar por un capitulo tuyo.
    Bn solo te digo en serio en serio te sulces cada dia mas y q tienes un talento mravilloso cariño te felicito y te deseo animo y todo lo mejor jejejejejeje bn no importa q no publiques los dias q te toca la verdad entiendo y muchas mas entendemos q tienes una vida y tienes q atenderla :) por eso te digo q te esperaremos pasientemente hasta q estes desocupada y ademas como dije tu bienestar es la prioridad primero q nada en el mundo porq eres una persona tan cumplidora tan...bueno todo lo mejor q nunca nos haz decepcionado en nada y se te agradese de todo corazon ♥ :) eres en serio una persona tan maravillosa.

    Atte Viviana Bv

    ResponderEliminar
  19. Diios miio TIWII ME ENCANTAA ME ENCANTAA
    Amoo estaa secuelaa *-*
    Dioos esta hermozoo este capi fue increible, donde sacas tanta imaginacion chiica? ERES GENIAAL WOAAAOOH NO SE COMO expresar todo lo que siento en este momento, eres UNICA, me mato esto, bella ya dio a luuz wiiii una hermoza niña *_* y hablo con el señor csm ese (solo en esta secuela ;$) estoy algo triste falta solo un cap ;( pero muy orgullosa de tii nenaa por hacer una historia tan increible como esta, te quiero mii tiwii eres una escritora excelente TE QUIERO;*
    ATT: Lilian Moreno

    ResponderEliminar
  20. esta genial el capitulo realmente me encanto me emocione el la escena de Bella y Carlise
    pero creo que Carlise aun tiene cosas que decir con respecto a lo de Aro que no creo que sea su hijo
    gracias por dedicar parte de tu tiempo a escribir historias tan lindas como esta

    ResponderEliminar
  21. genial la bebé por fin llegó!!! bueno bella la heroína de la familia, genial ke bueno ke no pasó a mayores, en fin muy buen capitulo, esero ke ahora las cosas mejoren entre ellos, por lo menos hay un avance y carlisle abrio su coarzón a bella, veremos ke pasa, saludos :D

    ResponderEliminar
  22. Tiwii q triste es el penultimo capi =( y el siguiente el ultimo
    oh por dios!!!!!!!!!!!!
    esto esta infartante casi muero pobre Bella y edward e incluso Carlisle!!!
    Te qiero Tiwii Byeee
    Dore Cullen

    ResponderEliminar
  23. no hay palabras para describir lo que acabo de leer. simplemente genial, es algo tan hipnotizante, no senti ni una sola de las 30 hojas!!! los momentos, los tiempos, las transiciones son grandiosas, con pekeños errores ortograficos y orden de palabras pero nada k sea muy dificil , te deseo k sigas escribiendo no solo asi sino mejor cada dia, eres grandiosa exito, besoss; solo k ahora tengo un problema ¬¬ la impaciencia me traiciona !!!!!!!!!!! jajajajaj pero pues concentrate en tus actividades y esperemos las proximas publicaciones de la manera mas paciente :'(

    ResponderEliminar
  24. TIWIIIII!!! PORDIOOOOS Q CAPITULOOOO!!!! ERES UNA ESCRITORA DE PRIMERA ... CUANTA CALIDAD EN CADA LINEA,Q DESENLACE TAN ESPEZTACULAR DA IGUAL LA IDEA Q M HAGA DE COMO CONTINUARA EL CAPI TU SIEMPRE M SORPRENDES HACIENDOLO INFINITAMENTE MEJOR A LO Q HUBIESE PENSADO..LA ESCENA DE BELLA COGIENDO EL VOLVO,SIGUIENDO A CARLISLE,EL LUGAR DONDE HABLAN,Q LE SALVE LA VIDA Y SE PONGA DE PARTO..POR FAVOOOOOR ES "SUBLIME" CUANDO TU ESCRIBES LA PALABRA PERFECCIÓN COBRA TODO SU SENTIDO Y FUERZA....Y EDWARD EN EL PARTO Q HERMOSO... M.GRACIAS TIWI POR QUE A PESAR DE TODO EL TRABAJO Q TIENES NOS OFRECES SIEMPRE LO MEJOR... TE QUEREMOS MUXO CUIDATE Y NUEVAMENTE GRACIAS..GRACIAS...GRACIAS POR HACERNOS TAN FELICES

    ResponderEliminar
  25. wooooowww tiwii!! este capi una pasada!! quede flipando, me encanto el parto , todooo todo me gusto!! .dios tiwii te superas siempre!! jjajaja solo por este capi...si me quedo pelada te perdono jajajaj besos esperando el gran final.

    ResponderEliminar
  26. no hay palabras para expresar todos los sentimientos que dejastes en este capitulo de verdad eres excepcional y no me defraudastes como siempre lo haces con tus historias y en espera de un ultimo capitulo de show me despido no sin antes decirte !!!!GRACIAS!!!!, cuidate y besos, LOQUIBELL

    ResponderEliminar
  27. este casí final fue realmente hermoso!!!
    yo sigo llorando de la emoción...
    Carlisle desnudando su alma...
    Bella salvando al abuelo de su hija...
    Esme tan noble, que no abandona a su esposo en el hospital...
    Bella dando aluz a Nessi y casi prometiendo que no se dejaría tocar por Edward nunca más...jajaja...
    Edward cortando el cordón...
    Bella amamantando a su pequeña!!!
    Edward demostrando un profundo amor por sus chicas...
    y la esperanza de una reconciliación...
    simplemente perfecto!!!

    ResponderEliminar
  28. Enhorabuena!!! te quedo genial, capítulo muy emotivo...hay las verdades y los sentimientos a flor de piel. Ahora tiwii a relajarte, vale? Es una orden, jejejejejejeje...organiza tus cositas que no queremos que te nos enfermes. Queremos seguir leyendote. Patry G.

    ResponderEliminar
  29. ME ENCANTO EL CAPITULO ESTUVO BUENISIMO PASEN POR MI BLOG http://adictasalamoda-raque.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  30. Me encanto el capitulo, te quedo fabuloso.
    si que Bella es tenas y bastante voluntariosa mira que salirse con la suya al hacer que Carlisle 1 que hablara con ella y después salvándole la vida mis respetos para ella.
    xoxo
    Angie
    Pd: ya ves, yo sabia que nos compensarías

    ResponderEliminar
  31. por favor te quedo excelente este capitulo. gracias por el tiempo dedicado y seguir trabajando con tu corazon.

    ResponderEliminar
  32. diossssssssssssssssssssssss estupendo capitulo sorprendente la forma en como bella le hablo a carlisle se lo merecia pero al final me empezo a caer bien tiwii eres una genio la espara valio la pena y nena todos estamos contigo gracias por regalarnos tantas historias bellas y por tu valioso tiempo nos vemos en un proximo cap cuidate besitos =)

    ResponderEliminar
  33. alguna vez vas a publcar denuevo??, acabo de descubrir tu blog y no pude parar hasta que lei los 10 cap...y la desepción fue grande cuado vi que era el ultimo publicado hace más de un mes..por favor ESCRIBE!!!!..tu historia es genial..

    ResponderEliminar
  34. HOLA TIWII, POR FAVOR, NO PUEDO ESPERAR A CONTINUAR LEYENDO LOS PRÓXIMOS CAPÍTULOS DE ESTA SAGA....NO PARES....LAS LAGRIMAS Y LAS ANSIAS DE LEER CÓMO CONTINUA ESTA HISTORIA SON ABRUMADORAS....CUANDO VIENEN LOS OTROS CAPÍTULOS????

    ResponderEliminar