“No Necesito un Cielo si tú no puedes ir a él ",
Bella Swan, Luna Nueva

"Un día escribiré tanto como Estrellas hay en el Cielo" Tiwii Cullen





Debemos aclarar que todas las historias que están en este blog nos pertenecen y son de nuestra autoría pero los personajes de la Saga Crepúsculo y algunas otras cosas más que aparecerán en los Fics que publicaremos aquí son propiedad de Stephanie Meyer, también existen personajes que son sacados nuestra imaginación.



viernes, 10 de diciembre de 2010

Tango con un Vampiro. Capitulo 9


Capitulo 9

Mientras se alejaba de la casa daba gracias porque sus hermanos no le bombardeaban con sus molestos pensamientos y acusaciones, para eso estaba él, se suponía que debía cuidar de la mascota no jugar con ella, y mucho menos caer en los juegos tan infantiles de esta, no podía decir que odiaba la sensación , no al contrario cada toque, cada movimiento aun estaba en su trastornada mente ¿Qué tenía aquel mujer que simplemente lo hace perder la razón?¿por qué no corrió al patio o mejor por qué no la envió a dormir como la mala niña que es?

― Debo alejarme tanto como pueda, mantenerme lejos del camino de Bella Swan

Un incipiente lluvia se abría paso en las primeras horas de la madrugada, en otra ocasión se hubiese serenado, pero ahora mismo su cuerpo y él pedían a gritos un beso, una caria u otro gemido entrecortado por el placer, su maldita mente que parecía ser tan infinita reproducía aquellos jadeos una y otras vez, cerró los ojos y se dejo guiar por el resto de sus sentidos, dejo que todos los pensamientos que le atacaban se perdieran con aquel recuerdo, recorrió varias calles sin prestar atención a nada más que eso, su propia tortura, lentamente la escaza lluvia se convirtió en tormenta, sentía los grandes copos de nieve golpear su fría piel, busco refugio, no porque se enfermara si no para conservar las apariencias, ningún humano en sano juicio se sometería a un clima como aquel.

El calor de su refugio solo aumento sus deseos y burlo su decisión, lentamente inhalo para embriagarse con aquel elixir

― Si al paso que voy me mantendré tan lejos que nadie lo notara— se dijo sarcástico cuando aprecio el pequeño y desolado apartamento de Isabella Swan, ¿Cómo sería verla en un dia normal allí?¿se vería linda durmiendo? ¿se…— párala ya Edward, pareces un jodido enfermo. ¡sal ahora!— se ordeno, contrario a su propia orden se encontró estudiando cada cosa que adornaba y componía aquella morada, fotografías, ropa, la cama, la cocina , el baño, el comedor y la maldita sala, solo llegar aquella estancia y su mente volvió a revivir aquel pequeño momento de debilidad que tuvo.

Arrastro una de las sillas del comedor para ponerla en la habitación de Isabella, lejos de la cama y la ventana, en un lugar de donde podía vigilar todo, esperaba que Alice no se equivocara, necesitaba deshacerse de Victoria y James.

Las horas pasaban en lo que le parecían ser segundos, lentamente, la garganta le ardía pero no se acumulaba ponzoña como en otras ocasiones, ahora lo que en verdad parecía un problema era su antes muy quieta virilidad, suspiro frustrado

Cuando no es una cosa es la otra.

Se mantuvo quieto como una estatua, bueno la única vez que se levanto fue cuando tomo la almohada de Bella para llevársela a la nariz y tomar toda su esencia

Parezco un adicto. Pensó

― Es como una droga— murmuro en voz alta, estremeciéndose por culpa de sus propias palabras, nunca nadie había causado tanto efecto. Disipo nuevamente las pendejadas que pensaba, habrase visto un vampiro adicto a una humana, y más aun a una que ya tiene calcada la palabra muerte sobre su espalda

Se mantuvo alerta y preparado, sus agudos sentidos le permitían llevar ventaja sobre Victoria, si bien su efluvio seria notado por la pelirroja no importaba ya que debía suponer que alguien de su familia estaría con ella, y por más que intentara no podía pasar desapercibida no para él.

Oyó perfectamente como levantaba el tapete de la entrada y aunque no dijo nada su mente gritaba eufórica:

― Sabía que tenias esa llave aquí, eres tan predecible— eso era algo en lo que Edward discrepaba con severidad, Isabella Swan podría ser cualquier cosas menos predecible.
La cerradura lentamente cedió dejando que la pelirroja ingresara, siempre atento a todo lo que su mente quisiera contarle. Todos sus pensamientos iban dirigidos a los celos y la amargura

― En verdad no quería llegar a este extraño, pero… fue demasiado estúpida, ¿Cómo se junta con esos raros?¿ por que confió mas en ellos que en mi?, ojala me cargue a uno de ellos, y mejor si fuera al infeliz de Edward— un leve suspiro dejo su cuerpo— si te hubieses quedado tan dócil como en el avión ahora estarías con nosotros inmortal y bella, pero eres estúpida, débil… no se para que te quiere James, no te pareces a los otros caprichos que ha tenido…— su divagar ya le estaba molestando a Edward, mas con las revelaciones hechas inconscientemente por Victoria— pero sabes, ni él ni nadie te tendrá, ya me cerciorare de ello, espero que la gasolina deje en ti un aroma tan excitante como ese olor dulzón de tu sangre— el sonido de una botella siendo abierta hizo que Edward revelara su presencia

― ¿Entonces Vicky me quieres asesinar y no esperas a que me defienda?— pregunto en tono inocente y cautivador. Rápidamente se levanto de la silla y con un solo paso llego hasta Victoria.

La vampiresa no evito dar dos pasos hacia atrás, haciendo que Edward se interesara mas en ese baile

― ¿Qué haces aquí?— le cuestiono seria pero temerosa
― Pues te aseguro que no quemando esta morada y menos vengándome por celos— contesto dando dos pasos cortos hacia ella, rápidamente Victoria dio un gran paso hacia un lado, abriéndose campo

― Tú no sabes nada— chillo histérica— ella solo me ha causado problemas, y gracias a ustedes poder librarme fácilmente de todo, hasta de James, por fin le daré el descanso que debió obtener hace más de medio siglo— le aseguro— fui frágil y estaba temerosa, pero a hora— levanto la barbilla mostrando su orgullo— soy fuerte y puedo tener a mi lado a quien yo quiera, James pagara por todo y esa humana— hizo un gesto hacia la cama— le acompañara, espero que no te moleste—

― No me molesta
— le aseguro calmado— ¿así que te aburriste de tu juguete? Hm ¿será que nunca te amo y tú fuiste el juguete? Suele pasar, sabes cuando una…— le miro con sorna y prepotencia— mujer, vampira o lo que sea no es suficiente llega a convertirse en… ¿cómo decirlo si herir sensibilidades?… hm… ¡Juguete sexual!— rio a carcajadas al ver que la aludida se erizaba como una gata y le mostraba los dientes amenazantes— no me asustas gatita— nuevamente se encamino a ella.

Una y otra vez, así se inicio un lento baile, no había seducción pero si peligro, ella esquivando grácil cada movimiento y él disfrutando su patecitos esfuerzos

― Te propongo un trato— murmuro la vampiresa interrumpiendo su danza— entrégame a Isabella…

― ¿Y, que recibo yo a cambio?—

― Te entrego James—

Rio ante aquella propuesta, negó varias veces— lo siento mejora la oferta, a la sabandija que tienes como amo lo `puedo cazar después, a la humana pues veras mi familia la protege, ni yo puedo acercarme… pero, propón algo mas tentador—

― Dime donde la encuentro y…—

― ¿y?
— le incito— no me gusta jugar con niñas, me gustan los riesgos, ya debes saberlo— aseguro cortando todo el espacio entre ellos, paso sus grandes y heladas manos sobre aquel cuerpo, quedamente dejo que recorrieran aquel cuerpo, creyendo que así acallaría el deseo por Bella, pero eso no sucedió, a pesar de que los dos estaban a la misma temperatura se sentía más helado. Victoria reacciono tarde, cuando los dientes de Edward tiraban de su labio fuertemente, valiéndose de su fuerza lo empujo haciéndoles separar

― No soy tu Juguete— afirmo soberbia. Sujeto la botella de gasolina con fuerza, terminado de sacar la tapa— ya me dejo de juegos, es hora de terminar esto de una vez por todas—


Edward espero paciente, observando atento como rociaba la gasolina sobre cada cosa. En la mente Victoria se preguntaba porque no la detenida.

Una vez que ella vertió el contenido, el se abalanzo sobre ella

La diversión siempre llega al final, esperar con calma trae más beneficio que atacar impulsivo

― La cuestión, mi querida Vicoría, es que me tengo que deshacer de ti— le informo sosteniéndola contra la madera de la sala—¿quieres que sea rápido o lento y placentero?—

― Me gustaría matarte lentamente— murmuro haciéndolos rodar, dejando a Edward bajo su peso, así se reanudo aquel mortal baile, giros, giros, manos golpeando, caras esquivando, alguien sujetando, alguien sujetado, alguien riendo y otro gruñendo.

Los destrozos a su alrededor no importaban, con cada golpe la lucha le calentaba, eso era lo que buscaba desde hace días, algo que lo liberara y le calentara, y si, esa vacía pelea lo había hecho se esfumo al momento de que su rostro chocara contra un retrato donde aparecía Bella con un joven moreno abrazados y riendo. Apretó la mandíbula, la rabia bulló en su interior como un volcán.

Se zafo del agarre de victoria para apresarla en un llave, dejando su brazo doblado totalmente en su pelada, con un brazo sostuvo la presa y con la otra enredo sus dedos en los molestos rizos, tirando fuertemente de ellos, y en el proceso dejando que su frente se golpeara con la maldita fotografía

¡Mía!. Gritaron tanto el animal como lo que quedaba de hombre en él, ¡solo mía! Se aseguraron sus dos partes.

Con un movimiento algo más complicado, Victoria se logro escapar de aquella presa para clavar sus dientes en el antebrazo de Edward, con un golpe en seco la pelirroja dio con la pared

― Peleas como una mujer— dijo la vampira, y en su mente reafirma: “James me daría más pelea que esa cosas, con dos golpes y queda brocheta de vampiro tonto y carbonizado”

― No estés tan segura gatita, me gusta tomarme mi tiempo y jugar con mi cena, así caliento y no me hace daño—

― ¿Cómo...

Le miro con reproche e incredulidad, además de dejar el claro mensaje de : “Y yo que pensaba que eras mas lista”

― Hasta ahora te preguntas ¿por qué sé lo piensas, y que planeas hacer?, me decepcionas Victoria, creía que desde aquella vez en España te habías dado cuenta que puedo leer las mentes ¿cómo crees que te encontramos? Bueno técnicamente Alice te vio y pues…. Bueno dejemos no hablar y concentrémonos en tu muerte—

― O en la tuya— le aseguro ella, lanzando un gran golpe contra su rostro

De ser humano habría escupido sangre, pero ni eso pudo, golpes altos, bajos, patadas, arrastradas, una verdadera lucha entre los dos se había desatado, los ruidos en el piso alertaron a la vecina de la planta baja.

Al oír los pensamientos de la humana y su intención decidió acelerar el proceso, sujeto a Victoria por el cuello tirando fuertemente de ella.

Victoria se enredo entre sus piernas, haciéndole tambalear y en lugar de luchar contra su ataque , le golpeo constantemente en el abdomen, aquel tironeo no causaba ningún efecto, hasta que ella enterró sus dientes en la parte interna del muslo para tirarlo, creyó que le arrancaría el pedazo, de no haber sido por el golpe que le dio contra la pared, lo hubiese logrado, iracundo clavo sus dientes en la parta baja del cuello dejando muestras de su mordida, puso una de sus manos sobre su boca acallando cualquier grito, nuevamente le mordió.

Cuando la dejo la vampira intento huir, para su mala suerte Emmett le esperaba con los brazos abiertos, para brindarle todo su amor en un caluroso abrazo que le rompió algo, porque los crujidos no se hicieron esperar

― Que gusto verte Victoria, mi hermanita te envía saludos— dijo Emmett haciendo reír a Edward— pero me siento triste, esperaba que James estuviera aquí, digo, tenemos una partida sin terminar y yo nunca, nunca podre soportar un empate, no, Cariño yo siempre gano ¿verdad Eddie?— ― No conozco a ningún Eddie, y no sé , pero creo que alguna vez perdiste contra mi— le aseguro Edward— si creo que fue cuando te dije ¿a que puedo hacer que una rubia tonta se enamore de mi?, tu dijiste que sería imposible y recuerdas la que ahora es tu esposa casi que no lo es…. Creo que eso fue….

― El día de tu muerte
— dijo Rose quien entro al apartamento por otra ventana

― ¡Wow! una fiesta familiar, a que jugaremos a ¿quiétenle el fuego a Victoria? Espero que hayan traído algo de tomar, que tal la sangre de la humana que se queda con nosotros, eso sí que daría el punto máximo a esta fiesta. Vicky yo de ti suplico para que Rosalíe no se quede con esa melena tn bella tuya, mi hermana tiene serios problemas, es algo egocéntrica, no soporta que alguien sea más guapa y pues…

― ¡Cállate!— le ordeno Emmett , furioso

― Es la verdad— contesto encogiéndose de hombros— además yo no les invite a jugar con mi gatita—

― ¿tu gatita?— cuestiono Rose mordaz— a esta también le harás lo que a….

― ¡Rosalíe!— mascullo Emmett entre dientes sosteniendo más fuerte a Victoria. No le sorprendía los pocos pensamientos que su hermano dejaba colar, ¡Todos! Ya estaban enterados de lo que sucedió la noche anterior, no era de extrañar— ¿algún día dejaran de pelear como niños?—

― James la matara tarde o temprano, es el mejor rastreador, le enseñe bien— se vanaglorio

― Lástima que la maestra sea tan ingenua, sigues siendo la misma tonta de Pamplona, y pensar que en verdad me atraías— expresó— vamos suéltala quiero un poco de juego ¡ahora!—

“¿ya te olvidaste de los vecinos?” Pregunto Emmett

― No, solo que decidí que no me importa, quizá sea bueno que sepan de nuestra existencia—

― Alice ha hacho que evacuen pero no durara mucho, debemos sacarla de aquí, Jasper limpiara el desorden, mientras esa cosas que dice ser tu hermano y tú se deshacen de ella, yo rastreare al otro con Alice—

Sin más por discutir y tras varias miradas tiernas, siguió a Emmett, cada uno sostenía Victoria, la mano de Edward cubría la boca.

Durante el camino se dedico a deleitarse con los pensamientos de Victoria, quien creía que podría escapar, solo diez minutos más y se hallaron en un pequeño bosque blanquecino, dejo que Emmett se las viera con ella, mientras analizaba la mejor forma de acabar con ella, no estaba decidido, una hoguera sin desmembramiento sonaba tentador, pero él desmembramiento y la hoguera sí que eran provocadores mas porque le aseguraba que ella se iría por siempre.

Salto a la cima de una roca y desde allí observo la batalla bajo sus pies, Emmett dominaba fácilmente a Victoria, de los golpe que esta intento pegar a su hermano tan solo uno fue certero los demás quedaban en meros y vanos intentos, por un descuido su hermano pago el precio, Victoria se abalanzo midiéndole fuertemente y tirando de uno de sus brazos

― Este es por James— le anuncio antes de arrancarlo por completo y tirarlo lejos— ¡ve por el fido!— musito antes de girarse y menear sus caderas— ahora tu y yo— le dijo a Edward haciéndole un gesto con el dedo índice

― Que conste, Emmett perdió contra una novata— Vio que su hermano iba en busca de su brazo antes de que comenzara a cerrar la herido. Dicho eso se lanzo deliberadamente sobre Victoria, el golpe que se dio contra el suelo quebró parte de su rostro y su cuello como si fuera una muñeca de porcelana— ¿ te dolió?— cuestiono antes de dejar caer el puño cerrado contra el pecho de la vampira— nena, nadie toca a mi familia, nadie que no sea yo, por supuesto—


La pelirroja trato de decirle algo pero sus palabras no sonaban el daño en su cuerpo era severo, claro esa fue la intención, por eso había estado observando

― Que pasa Vicky, que quieres amor, dime—

Dejo que la mujer se expresara, bueno que su mente lo hiciera:

“La encontrara y no podrás salvarla, al ver que no regreso se vengara, es mi pareja lo conozco, morirás lentamente Edward y entonces una vez estés al otro lado, será un nuevo round”

Se paro sobre ella, poniéndose en cuclillas para verla a los ojos

― Un último deseo

Un escupitajo no era lo que pensaba pero así eran todas las hermanas de cualquier especie, le brindas algo y lo toman como ofensa entonces te escupen en la cara

― Yo si tengo uno— dijo Emmett quien se sostenía torpemente el brazo que bien hubiese podido pasar por pierna— arráncale los dos brazos—

― La venganza no es buena Emmito, pero quién soy yo para negarte eso, arráncaselo tu— Rápidamente Emmett dejo suelto el brazo herido y con el sano y tras unos muy fuertes tirones arranco los brazos de la rubia.

Edward observaba encantado aquel acto, impulsado por algo oscuro dejo que sus labios se unieran con los de victoria, besándola
―le diré a James que besas como los ángeles antes que muera le dijo antes de terminar de romper su cuello, con eso bastaría para que la mujer no se volviera a levantar


― Préndele fuego— ladro su hermano un poco más molesto

― Herido porque una mujer te arranco un brazo, agradece que no intento quitarte tu miembro, conmigo lo intento—

― Que lastima que no lo lograra, ¿verdad? De haberlo hecho te mantendrías tu sucias manos lejos de algo tan puro como Bella—

Aquel comentario le saco de casillas, sacando un encendedor y una vez la llama se levanto lo tiro al cuerpo que comenzó a arder, lentamente el humo se alzo dejando a su lado colores azulados y morados y el aroma a azufre con cianuro

― Lástima que ella quiera que estas manos quieran corromperlas, y bueno a las mujeres hay que darles lo que piden, así que si ella me busca me encuentra—

― Si la hieres te mato
— sentencio su hermano

― Ya, ahora puedo irme a alimentar, tanto ejercicio me cansa, deshazte de lo que quede—

― Lo mismo sucede para cuando decidas meterte nuevamente con Rosalíe—

― Como sea— le dijo antes de internarse en el bosquecillo.

Olvídate de ella, no te conviene. Se dijo mientras cazaba

9 comentarios:

  1. Hola que bueno que se deshicieron de Victoria ya solo falta ver como reacciona James ojala que Edward ya no se resista tanto a lo que siente por Bella y que su familia los apoye en su relacion
    saludos desde México

    ResponderEliminar
  2. q buen cap,m encanta la actitud de edward,todo un rebelde.x fin murio esa perra de victoria

    ResponderEliminar
  3. m a encantado el capi... m encanta este Edward tan complicado,rebelde,amargado,vacio y perdido...estoy deseando q d rienda suelta a lo q siente por bella y se d cuenta d lo enamorado q esta d hecho no se da cuenta pero ya la reclama como suya y le asaltan los celos con solo ver a bella en una foto con un chico..cuando salga el Edward enamorado y protector q se prepare james.. y m encantaría q viese bailar a bella con gero se iba a quedar muerto en el asiento iba arder en todos los sentidos,jajaja... m encanta la historia esta genial...un bsot dsd España

    ResponderEliminar
  4. Magnífico Ada! toda la tensión de la lucha Wowwwwwww! Me ha encantado!!!! Y ese Edward...hummmmm
    ...Me trae loca
    Un besazo
    T.

    ResponderEliminar
  5. Hola maravilloso este capitulo ...Me encanto ...Besos desde Ecuador..Cuidat

    ResponderEliminar
  6. :O!!!!! Dios!!! Me lei toda la historia y me encanta!!!!
    Aunque a veces me gustaria pegarle una insultada a Edward (no termino de aceptar que es uno de los malos).. aunque su comportamiento de inquieta, me gusta que sea rebelde peor me estresa cuando de pasa...
    Mil gracias por regalarnos esta divina historia, espero el siguiqnte...

    ResponderEliminar
  7. Ada!!!!!!!!!!!!!!!!!!! este capitulo esta muy emocionante con la micte de la pelirroja eso fue bestial.......................
    besos desde colombia

    ResponderEliminar
  8. emmet v.s. edward!
    jajajaj a pesar de ser los mejores hermanos ve!
    jaja y todo por bella!
    me dejaste impactada, las peleas estubieron geniales, y emmet protegiendo a rosalie de edward, y edward defendiendoce de los atakes de ambos sobre bella!
    esto se pone bueno!!
    tkm chao

    ResponderEliminar
  9. atrapante muy atrapante la historia, perdon x no comentar antes la verdad me paso los capitulos sin darme cueta !!!! amo este edward... tan lujurioso termina de darle el toque final al q amoo !!! eres una genia . besos y gracis x esta historia

    ResponderEliminar