“No Necesito un Cielo si tú no puedes ir a él ",
Bella Swan, Luna Nueva

"Un día escribiré tanto como Estrellas hay en el Cielo" Tiwii Cullen





Debemos aclarar que todas las historias que están en este blog nos pertenecen y son de nuestra autoría pero los personajes de la Saga Crepúsculo y algunas otras cosas más que aparecerán en los Fics que publicaremos aquí son propiedad de Stephanie Meyer, también existen personajes que son sacados nuestra imaginación.



lunes, 25 de octubre de 2010

Scort, Capitulo 4: Falsa Identidad





Scort

Capitulo 4:

Falsa Identidad

(Falsa Identitá)


Hola nenas ¿Cómo están?, yo estoy muerta espero que ustedes estén mejor que yo. Hoy en mi trabajo fue un día HORRIBLE, pasaron las peores tragedias así que imagínense como estoy…  así que para darle un poco de alegría al mundo subí el cap. un poco antes, espero que todas sean felices con esto J… bueno mis amores cuídense mucho y mañana nos leemos también, si me demoro en publicar es porque aun no he terminado el cap. y tengo un montón de trabajo atrasado así que comprendan a esta pobre Tiwii Cullen ¿sí?


Las amo con todo mi corazón y espero sus comentarios ¿les gusto el cap.?, les aviso que en los siguientes cada vez se pone mejor…


Con Amor…



Tiwii Cullen



Bella POV:


Cerré la puerta y me deje caer por ella en un estado de completa exaltación, esto se estaba tornado color de hormiga, ya ni siquiera sabía cuánto podría aguantar y resistirme, creo que no mucho, Edward estaba pasando la barrera que había puesto contra él.


    Maldita sea— golpeé el suelo con mis puños, estaba enojada, me sentía sucia ¿Cómo no iba a poder resistirme a él?, ¿tan débil era como para no poder decirle que no?


Me levante del suelo para meterme al baño, me di un largo relajo en la tina y espere a que mis pensamientos se aclararan, por un motivo el cual no conocía el se había empeñado en nublar mis pensamientos, no pasaría mucho hasta que cayera en sus redes y fuera nuevamente suya, lo peor de todo es que temía como nadie a ese momento, tenía que protegerme, tenía que cuidar de mi no podía permitir el arriesgar mi corazón nuevamente, ya lo había hecho dos veces en mi vida, la primera cuando lo conocí y la segunda cuando intente buscarlo solo para toparme con que estaba comprometido con otra mujer, mi corazón esa vez se había destrozado Edward me olvidó y jamás nunca volvió a buscarme, el se había ido de Grecia sin decir más, por mucho que intenté buscarlo jamás lo encontré nuevamente pero cuando sentí la necesidad de verlo y ya estaba comprometido con otra en matrimonio comprendí que yo era solo la diversión que había tenido en sus vacaciones, desde ese día jure jamás buscarlo por mucho que lo extrañara o lo quisiera conmigo Edward había salido de mi vida para  nunca más volver.


    ¡pero qué equivocada estaba!— exclamé con molestia— el volvió y  no he podido hacer nada para alejarlo— ¿sería el deseo reprimido que tenia de estar con él?, si era eso tendría que nuevamente olvidarlo, esta  vez estaba arriesgando demasiado, si Edward Cullen sabia quien era yo seguramente se desataría una tragedia, tenía que decirle adiós y si no quería apartarse de mi escaparía, sería capaz de recorrer el país con tal de alejarme de sus brazos— lo haré— afirmé mientras el vapor hacia su efecto— la próxima vez que lo vea será el fin, tengo que escapar— confirme nuevamente, no podía arriesgar más de lo que ya lo he hecho.

El tiempo era caprichoso, habían pasado dos días desde que lo vi por última vez, hoy estábamos a miércoles, me levante como todos los días y el timbre usual me hizo caminar hacia la puerta, abrí y la misma imagen de todas las mañanas se coló en mis ojos, Jake sujetando la bolsa del desayuno y en su cara una amable sonrisa.


    Hola bonita ¿Cómo estás?— preguntó mientras entraba— luces agotada— me dijo acercándose para besar mis mejillas
    Si un poco, he tenido que armar mi tesis estos últimos días, por suerte no he tenido ningún evento.
    Qué bien, ¿Cómo se porta Cullen contigo?, ¿tengo que venir a darle una paliza?— preguntó con un fingido enojo.
    No, no te preocupes, cuando sea necesario te llamare— camine hacia la cocina con Jake siguiéndome
    ¿Qué tienes para hoy?— mientras hablaba sacaba el interior de la bolsa, cuando ya todo estuvo fuera se dirigió a poner el hervidor y las cosas en la mesa.
    Clases, como siempre y esta semana debo dar una conferencia en el salón de la universidad, es una exposición abierta sobre los avances arquitectónicos de esta ciudad.
    ¡wow!, adoro cuando me hablas en chino— dijo haciéndome reír, la primera risa en muchos días
    Nunca cambiaras— acepte sentándome a esperar que hirviera el agua. Pase mis manos por mis ojos refregándolos un poco— cuéntame ¿Cómo te va con tu nueva protegida?— jake hizo una mueca de asco
    Es una maldita pesada, no deja que haga nada, según ella le encanta su independencia, ¡al demonio!, me pagan por protegerla y ella me corre, es una completa molestia.
    ¡wow! Del odio al amor…— susurre con una sonrisa
    Ni lo pienses Bella, ella jamás será nada mío— cruzo los brazos con una expresión de enojo infantil.
    Vamos campeón, tomemos el desayuno— lo animé


Comimos entre risas y anécdotas, jake me contaba cómo iba todo en la agencia y me decía que la mayoría me extrañaba mucho, a pesar de solo conocerme por Lúcia me había encariñado con unos cuantos como por ejemplo Bree, Tanya y Jessica quienes eran las Scort que me seguían, Tanya y Jess se habían iniciado unos años después que yo, en cambio Bree había entrado hace un año, a todas las eduque yo, Tyler había insistido en que ellas tenían que ser educadas por las mejores así que yo era la única opción. Jake me hablo sobre las chicas y sobre algunas cosas administrativas, cuando  me fije en la hora estaba justo para irme a clases, Jake se marcho diciéndome que pronto tendríamos que salir todos juntos, yo solo pude asentir, por ahora no tenía ni ganas de salir. Me duche y vestí para salir rauda a la universidad. Hoy tenía clase de proyectos, yo estaba elaborando una construcción para un sanatorio que tenia muchísimos años en la ciudad y ya era hora de que fueran cambiados de locación. Todos los proyectos que hacíamos iban a un concurso el cual tenía como premio la elaboración del ganador. Si  lo que hice era bueno tal vez llegara al menos a la etapa final.


Estuve todo el día en la universidad, ahora que no tenía que pasar por la oficina tenía mucho más tiempo para mi, cuando llegue a mi casa a pesar de estar cansada llame a mis padres para saber cómo iba todo, ya hacía dos semanas que no iba a Jacksonville y sentía unas locas ganas de volver. Hable con mi familia por más de una hora y cuando dieron las once de la noche finalice la llamada, mis ojos se cerraban solos del cansancio pero aun así arrastre mis pies hacia mi habitación para recostarme, mañana seria otro día, en mis pensamientos antes de rendirme al sueño aparecieron los ojos de Edward ¿Qué estaría haciendo en este momento?, sentí ganas de llamarlo y escuchar su voz pero me resistí, mordí mi labio y me pare para ponerla pijama, Edward tenía su vida y yo la mía, pronto nos alejaríamos y todo volvería a la normalidad, mi vida y todo lo que conlleva estaría protegido de su alcance.


A la mañana siguiente me levante más temprano de lo común, tenía una importante charla y seria una de las expositoras, al momento de llegar a la universidad mis amigas estaban esperándome, junto a mi expondrían Irina y Claire. Todas estábamos bastante nerviosas, nos habían comentado que grandes empresarios y distintas personalidades estarían invitadas a la charla, mientras repasaba mis tarjetas tuve un extraño presentimiento, me sentí observada, era tonto ya que estaba en el medio del patio de la universidad, mire a mis lados y no había nadie fijándose particularmente en mi así que seguí en mi tarea, tenía que salir perfecto no podía fallar, ya estaba en último semestre y esto era un punto a favor en mi carrera. Cuando llego el momento mis amigas pasaron primero, les di un abrazo a ambas para apoyarlas y salieron a su exposición, mire por un lado de la cortina que el salón de conferencias divisando que estaba lleno de gente, habían alumnos, profesores, invitados y personalidades del mundo de la arquitectura y del mundo empresarial lamentablemente las luces estaban muy bajas por lo que no pude diferenciar caras  solamente siluetas. Mis amigas terminaron al mismo tiempo que mis nervios se comenzaron a alterar, ¿Por qué tenía tanto miedo?, esto era pan comido, yo sabía perfectamente elaborar una buena presentación y lo demostraría ahora


    Ahora una alumna de quinto año de arquitectura nos expondrá sobre los avances arquitectónicos de esta ciudad además de su proyecto de final de carrera, un aplauso por favor para la alumna Isabella Swan— termino el presentador y Salí al escenario, las luces seguían apagadas solamente las imágenes del proyector era lo que iluminaba el escenario.


Me pare en frente de todos y comencé, estaba nerviosa eso no lo podía negar pero sabía que todo saldría bien, no era la primer vez que lo hacía y estaba segura de ser capaz de hacerlo esto era sencillo para mi, el mundo de la arquitectura era mi norte y la puerta a mis sueños. Al pasar de una media hora termine la exposición y me sentí tranquila, lo había hecho bien, al momento que di las gracias finales las luces se comenzaron a encender, me sentía observada pero era normal ya que había todo un salón mirando lo que estaba haciendo. Recorrí al público con mi vista mientras me recibía aplausos, todo el mundo se paro para alabar mi exposición y me sentí nuevamente cohibida, mis mejillas se tornaron rojas, agradecí con mi cabeza recorriendo todo el salón con mi mirada, cuando pase la vista por los invitados había solo una persona que no estaba de pie y me miraba atentamente, sentí mi cuerpo desfallecer y mi cara blanquearse en solo unos segundos.


    Edward— susurre al verlo sentado y observándome fijamente— ¡demonios!— exclame solo para mi, corrí para salir del escenario, la gente quedo confundida pero no me importaba tenía que salir de allí, atrás quedaron los gritos de mis amigas y la salida del anfiteatro.


Camine por los aparcaderos para llegar a la calle y tomar un taxi, Edward me había descubierto, ahora sabia quien era realmente Lúcia Bicallo, ¿Cómo demonios podía esperar que no se enterara?, había sido una estúpida y una completa imprudente ahora tendría que pagar las consecuencias de mis actos.


    ¿huyes de mi Isabella Swan?— me grito una voz a mis espaldas, me gire y perpleja observe como la figura amenazadora de Edward que se acercaba hacia mí. Sus pasos eran anchos y en solo unos segundos estuvo delante de mí, estaba temblando, tenía miedo, el me había descubierto y ahora no tendría excusa para negar quien era.
    Edward yo…— le dije e intente alejarme de él pero una de sus manos sujeto con fuerza mi muñeca.
    ¿tan estúpido me creías como para pensar que no me iba a dar cuenta del parecido? Unas simples lentillas no cambian todo lo demás Bella, son muchas cosas que no puedes ocultar su nombre en mis labios me estremeció completamente, hace muchos años que no escuchaba mi nombre en un sensual tono italiano, el modo de emplearlo lo hacía aun más excitante— ven conmigo y espero que no hagas ni tal de negarte, no estás en posición de hacerlo,  ¿capito?—  dijo y comenzó a caminar hacia la limusina que estaba aparcada al final del enorme estacionamiento, su mano se ceñía con fuerza a mi muñeca, no pude soltarme, intente hacer lo posible pero sus dedos eran mucho más poderosos que los míos. Sentí miedo por primera vez en la vida lo veía completamente enojado, mi cuerpo se estremeció de manera alarmante ¿ahora qué sucedería? ¿sabría toda mi verdad?, demonios… me sentía perdida.
    Suéltame— le dije forcejeado— ¡gritare si no lo haces!— alcé mi voz para  infundirle miedo, el se giro y con un solo movimiento me pego a su cuerpo, la burla que había en sus ojos me hizo estremecer
    ¡Fare!— me grito desafiándome— Hazlo y juro que acallare cada grito con un beso cada vez más apasionado, no me mediré Bella, te hare el amor sobre mi auto si lo haces.


Al decir esto mi boca se quedo sellada por el pánico pero un sentimiento de sorpresa y de alivio invadió mi cuerpo ¿me deseaba aun después de haberle mentido? Estaba claro que si, sonrió maliciosamente ante mi silencio y me arrastro a la limusina, dio la orden de ir hacia el hotel y rápidamente partimos, todo el trayecto estuvimos inmersos en un oscuro y perturbador silencio. No fue hasta cuando estuvimos solos en su pent house que él se dispuso a hablar.


    Dime de inmediato ¿Quién demonios eres?— preguntó ahora con visible molestia
    Lúcia Bicallo— respondí alzando mi cabeza
    ¡mentirosa!— grito haciendo que su voz resonara en el enorme apartamento— tu y yo sabemos perfectamente quien eres, Isabella Swan, aun cuando el fulgor e intenso verde de tus ojos te delata ¿sigues mintiendo?— preguntó visiblemente afectado, yo no pude responder— ahora lo que quiero saber es ¿Por qué?, dime ¿Por qué me mentiste y no me dijiste quien eras cuando nos conocimos?


Por un momento no supe que contestar, ahí estaba Edward mirándome con desconcierto y la vez con rabia por no haberle dicho la verdad pero ¿Qué podía hacer? Ahora que él conocía mi verdadero nombre estaba completamente perdida y lo decía en todos los sentidos posibles, ¿Qué sería de mi ahora?, solo esperaba que el destino y la vida me dieran aun más tiempo para poder arreglar todos mis problemas con él.


    ¡Responde! ¿Por qué demonios no lo dijiste?— volvió a preguntar con voz furica, mi aliento aun estaba contenido— ¡RESPONDE MALDITA SEA!—grito y la rabia y el dolor que lleve por tantos años salió a flote.
    Porque no había caso, ¿para que querías saber quién era?— le contesté en el mismo tono que él había ocupado, mis ojos se sentían brillantes y mi pecho ronco.
    ¡dammit! ¿Non possono capite?, no entiendes que tu y yo jamás debimos separarnos— termino en un hilo de voz, lentamente se fue acercado, mi embelesada mente despertó y mando señal de alerta a todo mi cuerpo.
    ¡deja de hablar estupideces Edward! Da igual que nos haya unido en el pasado, ahora somos adultos y las cosas han cambiado, es hora de que tu sigas con tu camino y yo con el mío, déjame ir— la pedí, me gire sobre mis talones y emprendí una loca carrera hacia la puerta — y no vuelvas a buscarme, adiós Edward Cullen— me despedí de él  sin poder mirarlo, no era capaz de decirle adiós nuevamente pero sabía que tenía que hacerlo era lo mejor para todos.
    ¡Mai!— grito desde mi espalda, me gire y el ya estaba a mi lado, sorprendentemente me beso y no pude hacer más que perderme en la sensación, estaba cansada de batallar contra el deseo.
    Edward— gemí mientras el beso se tornaba de pasional a dulce.
    Siempre supe que eras tú— confeso haciéndome estremecer— desde el comienzo me hiciste sentir nostalgia de Bella, no puedes ocultar tu esencia— dijo pegándome a su cuerpo, mi corazón y todo mi ser reacciono al dulce contacto, Edward había dejado el frenesí para tocarme con dulzura y hasta con devoción— no puedo creer que al fin te encontré— susurro con una sonrisa sobre sus labios
    Esto está mal— lamente siendo presa del intenso deseo— tu yo no podemos estar juntos
    Si podemos, tenemos muchas cosas que nos unen, por el momento deseo con ardor tenerte entre mis brazos y hoy no te escaparas, serás mi mujer una vez más, Amore mio—  un gemido de placer y excitación se soltó de mi boca, su mujer una vez más… una vez más despertar sobre su pecho y escuchar la dulzura de sus palabras.


Antes de poder protestar, sus fuertes brazos me elevaron llevándome hacia su habitación, en el centro de esta había una enorme cama de color blanco, la luz del día se colaba por las ventanas y hacia aun más iluminada la estancia. Edward me bajo a los pies de la cama y comenzó a acariciarme, mis manos estaban inertes a ambos lados, incapaces de reaccionar, tenía un miedo atroz, el ya había descubierto quien era y no tardaría mucho en descubrir todo lo que había en mi corazón, estaba aterrada y sabia que esto era una trampa que el destino había puesto ante mí y como una tonta había caído.


    Tu piel es aun más suave que la primera vez que te toque, cara mía— el solo tono de sus palabras provocó que mi cuerpo temblara de placer. Edward sonrió sobre la piel desnuda de mis hombros, ya había sacado mi chaquetilla y mi camiseta— fue tu propio cuerpo el que te delato Bella, nadie se estremece en mis brazos como tú lo haces— una corriente de electricidad atravesó mi espalda y se disperso por mi cuerpo, pozo su boca sobre mis hombros besando la piel que ahí se extendía, entreabrió su boca para mordisquearlos haciendo reaccionar mis manos quienes instintivamente se fueron hacia su cabello
    ¿aun me recordabas?— pregunte mientras me entregaba a su tenaces caricias— pensé que solo era una memoria en tu vida— agregué sincera
    ¡jamás! Cara mía, tu piel y tus besos siempre han estado conmigo, hora ven y déjame amarte como te mereces— el solo pronunciar de esas palabras me hicieron bajar la guardia que con tanto esfuerzo había alzado, estaba dicho que no tenia salida y por primera vez desde que lo volví a ver no quería irme, mi cuerpo y mi alma lo ansiaban desesperados.


Las manos de Edward desprendieron mi ropa en unos minutos, dejando miles de besos en mi piel, consciente de que ya no era la misma niña que antes yo también lo fui desvistiendo y vi una enorme sonrisa de satisfacción en sus labios la cual compartí plenamente. Mientras nos besábamos y acariciábamos caímos sobre la cama, sus manos recorrieron mis muslos y caderas para luego encontrar mi centro que estaba loco con sus caricias, el calor que se extendía en mi entrepierna cubría la hasta los rincones mas recónditos  y mandaba las sensaciones más exquisitas como grandes corrientes de placer. Mis manos tampoco podían estar quietas, recorrí con mis dedos reconociendo el único cuerpo viril que había visto en mi vida, mi piel estaba extasiada por estar nuevamente en casa… porque así lo sentía, el cuerpo de Edward era como la casa que había abandonado hace muchos años. Con mis manos redescubrí su abdomen y llegue a su erección, ambos nos acariciamos  bajo gemidos que llenaban toda la habitación, los besos se hicieron cada vez mas frenéticos sumiéndonos en la lujuria y pasión que brotaba de nuestros pechos.


    Bella, amore— susurraba Edward mientras acariciaba su excitado miembro— ¡Dio!— se escuchaba al mismo tiempo que mis jadeos
    Edward— dije impulsada por el placer de escucharlo gozar con mis caricias, las manos abandonaron sus tareas para pasar a lo que ambos deseábamos, estaba loca por sentirlo dentro de mí, Edward se puso de pie y saco algo de la cómoda de su habitación, se puso rápidamente la protección y nuevamente volvió a mi lado.
    ¿estás lista Amore?— preguntó mientras besaba mi cuello y hacia que creciera aun más el deseo
    Edward— gemí pensando que me volvería loca de placer, mi espalda se arqueo para buscar más contacto.
    Tomare eso como un Si— el tono sexy que ocupo fue acompañado por una sensual sonrisa.



Se posiciono entre mis piernas y paso su erección por mi entrada, estaba lista y preparada para recibirlo, sentía ansias de estar con él, por un momento el miedo me hizo su presa pero lo aparte  ambos sabíamos que esto tarde o temprano pasaría y ya no era momento de arrepentirse. Edward jugueteó con mi entrada e intente controlarme pero fue difícil, lo necesitaba dentro de mi tanto como respirar, alce mis piernas y las cruce sobre sus caderas impulsándolo hacia mí, su miembro penetro mi entrada haciéndonos gemir y gritar por la intensidad de la sensación, nos quedamos unos segundos memorizando el rostro del otro, Edward tenía sus mejillas tintadas, su pecho subía y bajaba frenético mis caderas fueron las primeras en moverse el comenzó las embestidas dando paso al mejor momento de mi vida. El ritmo que marcábamos era unisonó  ambos cuerpos se movían al mismo compás  mientras sus embestidas me volvían loca su boca torturaba mis pezones con insistentes lamidas y mordisqueas. Nuevamente el me estaba haciendo llegar al límite de mis sentidos, estaba tan extasiada por el placer que cuando el orgasmos se comenzó a sentir mi cuerpo reacciono convulsivo entre sus brazos.


    Ya… no puedo— gemí presa del inminente orgasmo, Edward se aparto de mí y me miro con sus ojos completamente oscuros, su rostro  estaba trastornado por la situación.
    Entonces, iremos juntos al cielo, Amore mio— un gemido desde el fondo de su pecho acompaño a las fuertes estocadas de su cuerpo, el ritmo se hizo frentico y no paso mucho tiempo antes de que ambos nos perdiéramos en el enorme placer que alcanzamos juntos, una vez mas era su donna
    Bella— decía mientras su piel se juntaba con la mía, ambos estábamos cubiertos por una capa de sudor que perlaba nuestras frentes— cara mía, como te había extrañado.
    ¡dios!— gemí mientras me abrazaba a su cuerpo, ambos nos quedamos así, inmersos en un silencio, nuestras respiraciones eran frenéticas, mientras el ritmo de nuestros corazones se normalizaban los tenues rayos de sol se colaban por la habitación, la espalda blanquecina de Edward se vio iluminada por el sol al igual que mi pecho.


En el mismo silencio mis ojos se comenzaron a cerrar para darme paso a un descanso, mientras dormitaba sentí los brazos de Edward pasar por mi cintura y pegarme a su figura, sin más me deje vencer por el sueño y me dormí acunada en su cuerpo.



Edward POV:


    Edward— susurro removiéndose, estábamos aun abrazados, ella dormía plácidamente mientras yo recordaba como había sucedido todo…


La había encontrado, al fin Isabella Swan estaba nuevamente en mi vida y esta vez no la dejaría escapar, cuando supe que Lúcia Bicallo e Isabella Swan no se diferenciaban nada más que por unas lentillas de color chocolate mi corazón se descontrolo al igual que todo mi cuerpo, estaba ansioso por verla y tenerla conmigo. Los días pasaron y por los compromisos con mi trabajo y la construcción del hotel no pude ir por ella y encararla, no fue hasta cuando me llego una invitación de la prestigiosa universidad que para mi sorpresa era la misma en la que ella estudiaba, se me invitaba a una exposición de alumnos de arquitectura, mire los nombres y aun mas sorprendido por mi suerte me di cuenta que este era el momento, se me había invitado a una exposición en la cual Bella daría una charla y no perdería la oportunidad para verla.


Parada en el escenario y tan segura de sí misma me hizo sentir orgullo por ella, estaba en último año de arquitectura y al parecer estaba cumpliendo todos sus sueños. Mientras las luces del salón se iban encendiendo pude distinguir aun mas su figura, la mire detenidamente y no paso mucho tiempo hasta que ella se diera cuenta del escrutinio de mi mirada. Maldijo y susurro mi nombre, leí sus labios pero a lo segundos escapo del escenario y sabia que también lo haría de mi vida, no podía permitirme perderla una vez más.


    Ahora nunca más te separaras de mi Bella— le susurre al oído ganándome una sonrisa entre sueños, ¡como era de hermosa!, mi alma y mi corazón se sentían felices de tenerla nuevamente entre mis brazos, había mucho de qué hablar pero por ahora disfrutaría de verla entre mis brazos como tantas noches había soñado.


La noche llego, el teléfono de mi despacho sonaba con insistencia, abrí mis ojos y ella aun seguía plácidamente dormida, deposite un beso en su coronilla y me pare a responder, cubrí mi desnudes con una sabana sobre mis caderas, intente no hacer ruidos no quería que mi hermosa durmiente despertara y quisiera partir intentaría retenerla como fuera a mi lado.


    ¿chi parla?— pregunté
    Señor Cullen, perdón que lo moleste soy Andrew, tiene una llamada de su padre desde Cerdeña.
    Bene, pásamela, Andrew no quiero ser molestado hasta que yo te llame nuevamente, suspende todos mis compromisos.
    Si señor— asintió mi asistente— como usted mande— la llama se corto y paso al tono de esperas, segundos después se escucho el alegre tono de mi padre
    ¡figlio! ¿come stai? ¿Cómo va todo en América?— preguntó entre italiano y español
    Bene papá, mucho mejor de lo que esperaba— le dije sentándome en el sillón de cuero
    ¿Cuándo vuelves por tu casa?, tu mamma esta como depressiva sin ti, figlio— sonreí al recordar a mi familia, mis padres a pesar de ser enormemente ricos aun seguían siendo nobles y humanos, esa características jamás había cambiado en ellos.
    Lo sé papá, io anche. Pronto volveré por allá, aunque sea de visita.
    Bene pero tienes que volver a firmar los papeles de la sociedad figlio, non lo dimenticare
    No papa, non lo dimenticheró— había olvidado por completo unos documentos que tenía que firmar, lo peor de todo es que tenía que ser en presencia de un notario y con todos los involucrados presentes, ¡demoni! Tendría que ir a Italia, la sola idea de dejar a Bella ahora que la había encontrado me desagradaba.
    Capisco, figlio. bada molto figlio, Arrivederci—
    Addio papá— corte la comunicación sintiendo nostalgia por mi gente pero molestia por lo que tendría que hacer, tenía algunas semanas de tiempo, intentaría dejar clara mi situación con Bella antes de viajar.


 Me recline sobre el sofá y ni siquiera tuve que cerrar mis ojos para que la imagen de Bella apareciera en mi cabeza, ella estaba tan impregnada en mi piel que hasta sentía su aroma en todo mi cuerpo, era impresionante lo mucho que había ansiado estar con ella, sin duda lo mas importante en este momento era hablar y ver que pensaba. Un sonido de algo que se cayó al suelo me sacó de mis ensoñaciones, tome la sabana que me cubría y me dirigí hacia la habitación, al entrar la cama estaba vacía y la ropa de Bella no estaba, mi ceño se frunció de inmediato ahora comenzaba la verdadera batalla, hacerle entrar a Bella en la testa   que esto no era un error, me puse mi ropa interior y mis pantalones sentándome frente a la puerta del baño de adentro se escuchan como sus rápidas manos se ponían nuevamente la ropa. Unos minutos más tarde la puerta se abrió y Bella salió del baño mirándome con una expresión de completo horror


    ¿era verdad? ¡dios mio!— dijo llevándose las manos a su boca y aguando su mirada.
    ¿pensabas que había sido un sueño cara mia?, pues resulta que no, tu y yo hemos estado juntos además que descubrimos  el placer que solo nosotros nos podemos dar— sonreí abiertamente, su expresión no cambio al contrario se torno aun mas confundida y horrorizada
    Esto es un error, esto no debería haber pasado ¡maldita sea!— grito avanzando a zancadas hacia la puerta.
    ¿A dónde crees que vas?— pregunte enojándome por su actitud, hace unas horas ella no parecía estar en desacuerdo con estar conmigo, no podía negar que su actitud me dolía un poco.
    Me voy, ¿Dónde más?, esto ha sido…
    ¿un errore?— pregunte atónito— ¡jamás!, no permitiré que describas lo que pasamos como un error, cara ¿a caso no lo entiendes?— pregunte— ¿eres tan ciega que no vez lo que hay entre io e te?— le pregunte acercándome, ella pareció ver mis intenciones porque intento escapar pero mis brazos fueron mas rápidos atrapándola nuevamente— no dejare que te marches
    Edward, por favor ¡por lo que más quieras!, déjame ir— rogo pero ella no entendía hasta que punto sus palabras se contradecían
    Te contradices, cara mia, lo que más quiero en este momento lo tengo frente a mis ojos— comente acercándome rápidamente y apresando sus labios contra los míos.


La bese con ansias y con toda la pasión que nuevamente resurgía, el deseo combinado con un millar de sentimientos me hacían quererla aun más cerca mio, ella no podía irse, no permitiría que se alejara de mi nuevamente. Bella forcejeo entre besos haciendo la unión aun mas posesiva y lujuriosa, mis manos la apresaron con más fuerza fundiendo mis dedos en su ropa, el calor de su cuerpo traspaso la tela y se hizo solo uno junto al mio.


    No te vayas— le pedí mientras forcejeaba contra mi cuerpo, la atraje hacia la pared y le deje sin poder moverse— no te alejes una vez más— susurre dando pequeños besos en sus labios
    No me digas eso, debo irme, por tu bien y por el mio
    ¿te irás aun cuando tu cuerpo clama por mis caricias?—pregunte y su piel se estremeció entre mis dedos despertando el deseo— eso es Amore mio, no puedes evitar la reacción a mis manos— acaricie sus piernas y roce su centro, Bella gimió arqueando su espalda, aun cuando tenía su ropa el roce nos excitaba a ambos
    No me hagas esto…— susurro presa de las sensaciones que le provocaban mis manos. Acaricie su cuerpo rozando sus zonas sensibles y haciéndola gemir audiblemente.
    Mírame cara mia, mírame Amore— le pedí, ella entreabrió sus ojos y el verde fulgor de ellos me cegó haciéndome perder la razón— ahí está la prueba, tú me deseas al igual que yo, no dejare que salgas de esta habitación— contra la madera de la pared la tome en mis brazos y la lleve a la cama, su pelo se esparció por el blanco edredón dándome una vista privilegiada.
    Edward— susurro entre jadeos mientras sacaba su ropa y la torturaba con mis caricias— ¡Edward!— grito de placer al sentir mis dedos acariciar su centro
    Te hare el amor nuevamente Bella y dejare una vez más grabado mi nombre en tu piel, nunca mas podrás borrar las huellas de mis manos, amore mio— anuncié con emoción en mi pecho, ella entreabrió sus ojos solo para gemir con aprobación. Me subí a la cama y bese desde sus muslos, pasando por el monte de Venus hacia sus pechos y cuello.
    Estás loco— susurro contra mis labios, su lengua delineo mi boca pidiendo un permiso que ella ya tenia aprobado, su beso dulce y embriagante fue el mejor aliciente para continuar
    Lo sé cara pero es pazzo per te— mis manos viajeras seguían recorriendo su piel grabando mis caricias en todo su cuerpo, estaba  en la cúspide del placer de solo pensarla entre mis brazos mi corazón latía desbocado, el suyo estaba en el mismo ritmo, queriendo salirse del pecho en cada latido.


Pase mi lengua por su mentón bajando hacia su cuello, saboreé la piel de sus hombros y la de su pecho llegando a sus hermosos y blanquecinos senos, aquellos eran coronados por pezones de color rosa, con mis dedos sujete las puntas y trace círculos al alrededor de su areola. Se sentía también el tenerla bajo mi cuerpo, sus manos jugueteaban nerviosas sobre mi piel, sus caricias me llevaban al límite, sin duda esta mujer era especial, no había ni una como ella.


Esa misma noche llegamos a la cima en reiteradas ocasiones, cuando ya casi era la hora de amanecer ambos estábamos exhaustos, Bella descansaba sobre mi pecho mientras yo acariciaba su cabeza.


    ¿Qué pasa cara?— pregunte al sentirla inquieta
    ¿Qué sucede Edward? Quiero saber que está pasando— preguntó levantándose de mi pecho y mirándome con sus hermosos ojos.
    Niente cara, nada— respondí— aunque sabía que llegarías a preguntarnos esto, solo tengo una respuesta para ti.
    ¿Cuál?
    Gode amore mio, disfruta lo que tenemos, se que tal vez aun no está claro pero por el momento no me separare de ti Bella Swan y no intentes escapar porque giuro que recorreré todo el mundo con tal de encontrarte— afirme serio, ella sabía que sería capaz de eso y mucho mas.
    lo sé, Edward es por eso que… esta vez te hare caso
    quédate conmigo vita mia, te aseguro que lo que llegaremos a sentir jamás lo olvidaremos— ella pareció analizar mis palabras, pasaron unos segundos y nuevamente se recostó sobre mi pecho lanzando un suspiro y dejándome más tranquilo


sonreí sin que ella lo percibiera, lentamente la habitación se fue iluminando con los primeros rayos de sol entibiando el aire que respirábamos, Bella nuevamente suspiro y se pego aun mas a mi pecho, sin perder el tiempo la estreche con más fuerza sobre mi haciéndola sentir mi protección, yo estaba con ella y no pensaba separarme por ningún motivo.


    ¿Por qué estudiaste arquitectura?— pregunte mientras mirábamos la inmensidad de la habitación. Ella se removió en la cama y alzó su cabeza para mirarme
    Me encanta mi profesión— agrego con un brillo en sus ojos
    Lo sé, no sabes lo mucho que me gusto saber que ya estabas terminando, me alegro por ti, cara mia— bese su frente— pero cuéntame más, deseo saber todo lo que ha pasado contigo en estos años— ella me miro por unos momentos y pareció tensarse pero a los segundos se relajo para hablar.
    Bueno mi vida es como lo sabes, he sido scort desde muy joven y mientras lo hacía estudiaba en el día, ha sido difícil pero ya me acostumbré al ajetreo.
    Eso ya no tiene que ser mas así— susurre deslizando mis dedos por su espalda, ella abrió sus enormes ojos verdes y me miro con sorpresa
    ¿de qué hablas?— preguntó en el mismo tono
    Que ya no tienes porque ser scort cara,  si quieres puedes renunciar en este preciso momento
    No entiendo…— vaciló en sus palabras
    Las cosas son claras Bella, yo no quiero que vuelvas a salir con nadie más y estoy más que dispuesto a convertirme en tu protector de ahora en adelante, no necesitas volver a ser una scort.
    ¿me estas…. Me estás diciendo que quieres mantenerme?— preguntó sentándose en la cama pero la expresión de su rostro no era la que esperaba, asentí y se molesto aun mas— ¡esto es insólito!— exclamó levantándose de nuestro lecho.
    ¿Qué pasa? ¿Por qué reaccionas así?— pregunte sabiendo el motivo, esta mujer era dura de cabeza.
    ¡te das cuenta de lo que acabas de decirme!
    Claro que sí, lo dije con convicción, no tienes que matarte trabajando amore, yo puedo apoyarte.
    No Edward, yo seguiré trabajando y tu no vas a mantenerme, no porque me haya acostado contigo seré una mantenida además…. Además— se cayó, me miro a los ojos y soltó una maldición.
    Bella vamos no quise…
    ¡no me interesa!— camino hacia donde estaban sus ropas y se vistió furiosa, mi molestia también se hizo presente.
    ¡maledizione!  ¿acaso no entiendes que es por tu bien?— pregunte arrastrando la rabia
    Basta Edward el tema acabo aquí— se puso el brasier y la blusa mientras yo la observaba completamente desnudo
    Bella estas exagerando, lo único que trato de hacer es que no tengas que rozarte mas con un tipo como Tyler, ese hombre es capaz de venderle tu alma al demoni con tal de tener dinero
    Lo sé Edward, recuerda que llevo muchos años conociéndolo, mi trabajo es lo único que tengo y no lo dejare solo porque tu apareciste en mi vida.
    No me digas eso cara, quiero lo mejor para ti—
    Yo también pero ya no quiero seguir hablando de esto— desde su bolso comenzó a sonar su celular, salió de la habitación murmurando cosas y fue a contestar— ¿bueno?, ¡jake!, si perdón…— se fue hacia un lado para hablar, agudice mi oído y aun podía distinguir sus palabras— si lo sé, no, no me quede dormida, estaré en unos minutos allá, nos vemos— corto y guardo el móvil en su bolso, camine hacia donde ella enfurecido ¿tanta confianza se tenía con su guardaespaldas como para llamarse?
    ¿era tu guardaespaldas?— pregunte con una voz ronca
    Si y suéltame porque me tengo que ir— dijo intentando zafarse.
    No iras a ninguna parte, deje bien claro que no lo quería cerca de ti
    ¡ya basta!, nunca nadie ha osado controlar mi vida Edward y tu no serás el primero— se removió una vez mas y la solté, no quería causarle daño, rabia y celos fue lo que se arremolino en mi pecho, después de haber estado en mi cama se iba a juntar con otro hombre, eso era algo imposible de concebir.
    Vete entonces, vete con ese hombre— mis labios estaban apretados, evitando la sarta de maldiciones que amenazaban con salir, tenia rabia y por sobre todo unos celos que se me hacían difíciles de controlar.
    Adiós— me dijo y salió rápidamente del pent—house, lo siguiente fue un molesto silencio que se prolongo hasta que un estruendo recorrió la habitación, el jarrón mas próximo se había azotado contra la muralla, descargando toda mi rabia.



Si quería que esta mujer estuviera a mi lado tenía que calmar mis celos, ella no era mia pero eso es algo que se podría arreglar, Bella no saldría nuevamente de mi vida… eso es lo único que podía jurar. 

26 comentarios:

  1. Pero que terca es la gente , todo es cuestion de dialogar pero estos dos son más tercos que las mulas, ay dios, hasta que no hablen y se acinseren el uno con el otro no van a lograr nada y pienso que la teraía sexual esta dando resultados jajaj :)

    ResponderEliminar
  2. ahhhhhhhh dios ed celosoo q va a hacer esa bella si es tercaaa xq no se queda con ese dios griegoo jeje kiss tiwii me encantaaa todos tus fic kisss adrii

    ResponderEliminar
  3. ahhhhhhhhhhh..!!! muy bueno tiwi me dejas lok cada dia con estas historias. y bella si es terca y edwar celoso que vamos hacer con esta parejita..!!! bueno tiwi esperaremos con paciencia los capitulos no te preocupes terminas tus cosas..!! besos y abrazos

    ResponderEliminar
  4. ahhhhhhhh !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! s algo que definitivamente super .... no se k haree !!! esperar una semana mas es imposible !!! >.< muy lindo de vdd besooss

    ResponderEliminar
  5. Hola me encanta la historia lo bueno es que Ed esta dispuesto a poner de su parte para recuperar el amor de Bella Saludos

    ResponderEliminar
  6. LINDISIMOOOOO!!!!!! ME ENCANTA COMO VA SUCEDIENDO LAS COSAS,¿ QUE SEGUIRA? UNA SEMANA POR DELANTE. UN BESOTE FUERTOTE..........

    Bel.

    ResponderEliminar
  7. hola mi niña, espectacular como siempre, ahora la cosa se ve que se pondra super fuerte, pero porque siempre Bella tiene que ser tan cabezota y porque no hablaron????, bueno ahora a esperar una semana mas y lo que me consuela es que mañana nos deleitaras con otra de tus encantadoras historias, cuidate y besos, LOQUIBELL

    ResponderEliminar
  8. holaaaa!!!!! q lindo me encanta como se llevan estos dos, saludos!!!

    ResponderEliminar
  9. waaauuu espero con ansias los martes...
    me encanta la historia y el capitulo de hoy esta my bueno y me uno a los comentarios
    con edwars celoso y bella terca tenemos para rato.. pero mientras aya lemon jajajajja
    no importa q sufran un poco
    saludos tiwii

    ResponderEliminar
  10. Esta historia cada dia se pones mas buena!! de aqui a esperar lo que sucedera la proxima semana!! eres increible Tiwii!! tu pluma y tu imaginacion hacen un excelente trabajo son lo maximo!!
    Ahora que a Ed le carcomen los celos que sucedera?? sera capaz Bella de huir otra vez?? Jacob declarara lo que siente ante Bella?... son mis dudas que estoy segura que pronto se despejaran!! Un fuerte abrazo =)

    ResponderEliminar
  11. no cabe la menor duda estan hechos tal para cual, me encanta Edward estan tierno, romantico y hermoso pero tambien tan celoso y Bella tan terca que se les dificulta hablar como la gente sensata y educada, en fin espero en el proximo capitulo solucionen su problemita y su pongo que habra una pequeña separacion pues el tiene que regresar a Italia y ella no lo puede acompañar pues esta por terminar el semestre bueno eso supongo yo pero tal vez Edward me sorprenda.
    Oh pero tambien esta Jake y si se le ocuure hablar diciendo lo que siente complicara las cosas para Edward mas sobre todo por la terca de Bella que supongo todavia a de creer que Ed tiene prometida o algo parecido, aaaah! en estos capitulos son mas las preguntas que se obtienen que respuestas.
    xoxo
    Angie

    ResponderEliminar
  12. tiwii tu quieres matarme con cada capitulo. me ha encantado que mas te puedo decir eres lo maximo te felicito =) xfa sigue asi como hasta a hora =)

    ResponderEliminar
  13. tiiwii ! te prometi un coment hoi y aqui lo tienes, pero el cap lo leo el fin de semana qu etengo muchos examenes ;)
    solo lei un pedacito hoi y la verdad esta muuui interesante ^^
    cuidate! besos! ;)

    att: Srta. de Cullen

    ResponderEliminar
  14. me encanto!!!! se me han puesto los pelos de punta!!
    un besazo wapisima me e enganxado a esta historia

    ResponderEliminar
  15. uff me retrase un poquito en escibir mi comenatrio ya no me dio tiempo ayer en la noche...pero bueno aqui me tienes jajaja
    Ahh Tiwii eres una pilla en serio q te pasaste q capitulo lleno de lujuria y pasion jejeje no ma este me hizo quedarme como imbesil viendo la computadora...no ma jejeje lo bueno esq entiendo el idioma de Edward (sirve estudiar un idioma ademas del ingles waaaaaa ingeles es dificl y mas el britanico waaa) sino ya me tendrias buscando en un maldito libro lo q signifca cada plabra en italiano jejejeje....no ma Tiwii este capitulo estuvo para morir pero de igual manera hubiera resusitado para leer el proximo jajajaja no ma Edward es un diablillo jejejeje un amor de persona heee me encanta su forma de ser en esta historia tan celoso,tan protector ...tan autoritario con lo q concidera suyo (aunq yo estoy en contra de eso pero en el se me hace muy romantico) su forma de pensar me encanta ...Bella no se pudo resistir al estar con un hombre tan bello como Edward(bueno Edward es unico eso ni quien lo dude y quien no quisiera pasar una noche con el??) pero tu haces q me enamore mas de el de verdad q siempre q leo una historia tuya solo sirve para q me enamore mas de el y de tus escritos q son de lo mejor...Ahh muy buen capitulo heee muy "pieno di passione, storie d'amore sono così romantico" jejeje no ma Tiwii en serio q es fenomenal tu trabajo
    mis felicitaciones jejeje
    Bueno mañanita nos leemos en "Cuidando tu corazon" uhhhh q ansias
    jejeje bueno bye te adoro Tiwii
    Atte: Viviana Bv

    ResponderEliminar
  16. hay hay diosssssssssssssssssssssssssssssssssss!!! q capiiii sisisi q hombre ajjaaj buenisimoooooo

    ResponderEliminar
  17. Esta bella algo esconde!!! no se por que sigo pensando eso pero creo que ella debe decirle que lo busco y lo encontró con otra.
    Han nacido para estar juntos solo deben darse tiempo para conocerse de nuevo.
    http://miangelpersonal.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  18. mira tu!! habia leido antes una parte de este capitulo y recuedo c alramente que GITE COMO POR UNA HOT A KILLING ME SOTFLY LO REITERO mamatame e suavamente tiwiii..te has fajadooo con este capitulo todo esta tan...Dios candente es poco, lujuria menos no se uqe decir solo QUIEROOOO MAS!!!!!!!!!!!
    MASTER MASTER MASTER!!!!
    amo tu mente

    ResponderEliminar
  19. si quiere que esta mujer este en su vida, no solo tendra que controlar sus celos, su actitud dominante tambien.
    asi que estoy ansiosa por saber cual sera el proximo paso de edward para que bella no se vaya de su vida.
    besossssssssssssssssssssss

    ResponderEliminar
  20. Me has dejado muerta cuando he leído lo del proyecto del sanatorio y que el mejor lo hará realidad. Yo estoy escribiendo mi fic y en mi caso es Edward el estudiante de arquitectura que participa en un concurso con un proyecto jajjajaj! parece ser que a todas nos va lo mismo, genial esos dos tozudos, ya se aclarán.

    ResponderEliminar
  21. Me ha encantado el capitulo,bueno...... realmente me gusta muchisimo como escribes. Enhorabuena y espero impaciente el resto de la historia

    ResponderEliminar
  22. tipico de un buen italiano es dominante jaja..wow pera q descubrir la verdad trajo muy buenos momentos pero.. tenia q arruinarlo ahora q ira hacer este bombom jajaja

    ResponderEliminar
  23. siii! al fin pude leer! jajaja te pido perdon otra vez por la tardanza... jaja
    excelente cap, te felicito... ;)
    besitos

    ResponderEliminar
  24. menudo mandon ,edward no sabe q bella odia a los hombres asi.tendra q controlarse un poquito.chao

    ResponderEliminar
  25. ahhh me encantan los edwards celosos!!!! :D

    ResponderEliminar
  26. simplemente genial el capitulo me encanto

    ResponderEliminar