“No Necesito un Cielo si tú no puedes ir a él ",
Bella Swan, Luna Nueva

"Un día escribiré tanto como Estrellas hay en el Cielo" Tiwii Cullen





Debemos aclarar que todas las historias que están en este blog nos pertenecen y son de nuestra autoría pero los personajes de la Saga Crepúsculo y algunas otras cosas más que aparecerán en los Fics que publicaremos aquí son propiedad de Stephanie Meyer, también existen personajes que son sacados nuestra imaginación.



martes, 31 de mayo de 2011

Scort, Capitulo 11: Destrucción





Scort

Capítulo 11:

Destrucción

(Distruzione)




¡NENAS SORPRESA! Hola mis amores como están?, yo EXAHUSTA jajajaja pero bien, les traigo esta pequeña sorpresa, hice un alto en  mi loca vida de trabajo y universidad para subirles este capitulo me demore un siglo en escribirlo pero espero que les guste, les pido máximo de comprensión con mis historias, se que las deje abandonadas  y todo lo demás pero prometo que al igual que hoy dia subiré a penas pueda capitulo de cada una ¿bueno? Ojala me entienda y esperen a esos días



Las amo con todo mi corazón
Con amor




Tiwii Cullen






Bella POV:



Sentí que caía en un vacio, oscuro y sin final, mi cuerpo era arrastrado por una corriente que me llevaba hacia el fondo de un lugar oscuro, la habitación comenzó a llenarse de puntos negros, mis ojos que antes estaban enfocados en mis hijos se dispersaron. Intente contener la sensación de vacío de mi cuerpo y mi mente pero fue imposible ¿Cómo habíamos llegado hasta este punto?, ¿ahora como saldríamos de este embrollo?


    Tu…— susurro la voz de Reneesme— tu eres nuestro papá— la cara de mis pequeños era de completo asombro, Antho tenía una expresión que jamás había visto en su rostro estaba desconcertado, además los temblores de la camilla me indicaban que los dos estaban en completo shock.
    Sí, yo soy tu papa pequeña, he venido desde muy lejos solo para verlos— la voz profunda de Edward resonó en toda la habitación y calo mi corazón, no podía hablar estaba completamente sin palabras, el aire de mis pulmones parecía haber sido evacuado de ellos.
    Mami— susurro Anthony— ¿es verdad?— pregunto con la voz más inocente del mundo. Mire sus ojos, verdes intensos al igual que los de Edward y me vi perdida, ¿sería capaz de negarlo?, no podía, ahora es cuando más tenía que ser fuerte.
    Si hijo, el es tu papa— cerré mis ojos y lagrimas cayeron por mis mejillas, rápidamente las reemplace por una sonrisa, si el sabia actuar yo también.
    Entonces cumpliste tu promesa— susurro con los ojos desbordándose
    ¿Qué promesa?— pregunto Edward mirándome.
    La promesa— menciono Reneesme en un contenido susurro— mamá le prometió a Antho que buscaría a nuestro papa, que te encontraría solo para que nosotros te conociéramos. Edward me miro y pude ver en su rostro el desconcierto, es verdad que lo tendría que buscar pero tal vez pasara mucho tiempo antes de que aquello sucediera por mi propia voluntad, suspiro pesadamente  y con una pequeña sonrisa miro a los pequeños nuevamente
    Su mama ha cumplido hijos míos, yo estoy aquí y les prometo que de ahora en adelante estaré aquí siempre.


La habitación nuevamente se sumergió en un silencio, las paredes se hacían cada vez más pequeñas, ¿Qué pasaba? Sentía mis piernas a punto de desfallecer, mis manos temblaban y mi corazón bombeaba rápidamente dentro de mi pecho.


    Mami— me susurro Antho nuevamente haciéndome salir de mi aletargamiento.
    ¿Qué sucede hijo?
    Gracias— susurro expandiendo la sonrisa y dejándome ver aquellos blancos y perlados dientes, la emoción que reflejaba en cada facción de su rostro hizo una mella en mi alma, mi hijo pensaba que yo le había dado este regalo y no había sido así, ahora me sentía como la mujer más deshonesta del mundo. Mis labios se hermetizaron, ese de nada  no pudo ser expulsado, sería una mentira más y no estaba dispuesta a seguir embarrando mi alma.
    ¿Cómo nos encontraste?— pregunto Nessie.
    He venido desde muy lejos buscando a su madre y cuando llegue aquí la encontré a ella y a ustedes también.
    ¿tu sabias que nosotros existíamos?— la pregunta con un toque acido de mi hijo me hizo girarme de inmediato hacia donde estaba.
    ¡Anthony!— exclame en tono de reprimenda.
    Quiero saberlo mama, no puede ser que después de tanto tiempo el no nos haya venido a buscar antes— el pequeño agradecido había cambiado a hacia el niño resentido, el odio que expulso en esa pregunta se vio contrarrestado con la aun visible emoción de Nessie, Anthony miraba a su padre como si pudiera atravesarlo con los ojos, el color intenso de aquellos hermosos orbes se veía reflejado en los de su padre y hermana. Edward lo miro a él y temí por lo que pudiera decirle, el sabía perfectamente que si hubiera dependido de mi él, tal vez, jamás se hubiera enterado.
    Yo sabía de su existencia— dijo y por mi espalda paso un frio— yo sabía que ustedes existían pero no había podido encontrarlos nunca— mintió en una acción completamente piadosa, ni siquiera me miro, solo lanzo aquellas palabras y sacio la curiosidad de nuestro hijo.
    Basta Antho, deja al señor Edward en paz— Nessie se giro hacia donde él y le dio una sonrisa que Edward respondió, me llamo la atención de que ella no le dijera papá.
    Anthony será mejor que te recuestes, debes descansar.
    Es verdad— agrego Edward— además su madre y yo tenemos que ir a hablar con el doctor.
    Está bien— respondieron ambos al unisonó, las expresiones eran completamente diferentes, Nessie miraba a Edward de pies a cabeza embelesada pero Anthony tenia cierto recelo en sus ojos, su actitud había cambiado de un segundo a otro.
    Mami, vuelve pronto— me pidió Anthony suavizando su mirada cuando la dirigió hacia mí.
    Claro pequeños, volveré pronto.


Edward se puso de pie y le dedico una última mirada  a los pequeños, sus ojos brillaban al ver las figuras de sus hijos, las resplandecientes cabelleras de color rojizo marcaban el lazo sanguíneo que poseían, Edward se giro sin mirarme y salió por la puerta de la sala de traumas. Caminamos en silencio por el pasillo hasta la puerta de la cafetería. Cuando él se detuvo allí y entro no hice nada más que seguirlo, no estaba en plan de contradecir sus palabras, a pesar de que sabía que él no era un hombre malo y que amaba a mis hijos a pesar de saber la verdad hace dos horas tenia pánico de lo que él pudiera decirme, yo pensaba que lo conocía pero algo en mi corazón me hace darme cuenta de que esto está recién comenzando.


    Siéntate— exigió con voz demandante cuando nos acercamos a una mesa. Susurre algunas palabras pero hice caso a su petición. El silencio se extendió lo mas incomodo posible hasta que la camarera nos vino a pedir la orden, cuando volvimos a estar solos él dirigió sus ojos hacia donde estaba, el impacto de su mirada me dejo sin habla— ahora las cosas han cambiado Isabella.
    Lo sé— susurre
    Te imaginaras que yo no me alejare de mis hijos por nada del mundo— asentí— hay algunas cosas que he visto que no me han gustado y exijo una explicación.
    ¿a qué te refieres?
    ¿Por qué tus padres tienen la custodia de mis hijos?— pregunto en un tono grave y acercándose hacia donde estaba, el miedo me hizo deslizarme un poco más atrás en mi silla.
    Cuando los tuve era muy pequeña por lo que ni siquiera yo tenía mi propia libertad ya que era menor de edad por lo que decidí darles la custodia temporal, con el tiempo y con todo lo que tuve que pasar decidí mantenérselas hasta el día de hoy.
    No me gusta— sentencio de repente— no quiero que nadie tenga derechos sobre mis hijos, nadie más que sus padres, sería un mentiroso si no te dijera que en estos momentos tengo ganas de pelear por la custodia completa de mis figlios.
    ¡No!— grite con horror— ¡no me los quites!— exclame con el peor miedo que sentí en mi vida
    ¿Por qué no?— pregunto con una suave voz— tu me alejaste de ellos ¿Cuántos años?, no esperaras que me quede sin hacer nada.
    Edward te lo suplico, no me los quites.
    Eso lo veremos con el tiempo, tengo que analizar muchas cosas Isabella, por lo pronto llamare a mis abogados para arreglar los papeles de la custodia y sobre los apellidos de mis hijos, ellos merecen llevar el apellido Cullen, no pueden seguir siendo hijos de nadie.
    Son mis hijos— respondí con rabia
    Pero también son míos, te recuerdo, es mejor que facilites el cambio Isabella sabes de sobra que con un tronar de mis dedos no volverías a verlos, tú tienes mucho en contra.
    Eres un…— gruñí con lagrimas en mis ojos
    ¿un qué? ¿un desgraciado?... es tu creación Isabella, tu acabas de convertirme en esto, es una lástima pero esto podría haber terminado mucho mejor.
    ¿Qué piensas hacer ahora?— pregunte bajando la mirada para que no me viera llorar.
    Por lo pronto solucionaremos el tema de la custodia y de los apellidos, después tengo que viajar a mi natal Italia, ahí pensare en lo que haremos. Cuando vuelva vendré a verlos y te digo desde ya que no intentes escapar porque te encontrare en cualquier parte— el odio que expreso en aquellas cortantes palabras me hizo temer que lo que venía no podía ser bueno para mí, el me odiaba y no descansaría hasta lograr verme derrumbada.
    No lo hare, ya te has presentado frente a ellos, ahora jamás se olvidaran de ti.


Un nuevo silencio se esparció por el lugar, la gente a nuestro alrededor estaba enfrascada en sus propias conversaciones, quien iba a pensar que estaba pasando por la peor desgracia de mi vida, era verdad podría haber sido diferente, si tan solo lo hubiera buscado cuando correspondía esto no estaría pasando. Ahora tendría que esperar a que su alma se apiadara de mí y me dejara quedarme con mis pequeños. La conversación de volvió un poco más ligera cuando me pidió de repente que le hablara de los niños, sus ojos brillaron al saber que nuestros hijos eran niños inteligentes y muy sociables, que tenían excelente promedio en la escuela, se maravillo al saber que Antho era un deportista y que Reneesme era asidua a las artes, su boca se curvo en una leve sonrisa al escuchar las maravillas de hijos que teníamos.


    No vale llorar sobre la leche derramada— comento poco después, sus ojos estaban perdidos en la inmensidad del café, yo no podía parar de mirar su rostro que estaba bañado por la cálida luz de la tarde, el fulgor de sus ojos parecía encender todo su rostro y su cuerpo, creo que por un momento podría hasta haber visto su alma.
    Creo que no...— susurre algo compungida, a pesar de estar en esta situación no podía evitar amarlo en este momento, lo amaba, con locura y sería capaz de dar la vida por el pero aun así sentía ese miedo que sabia no me dejaría en paz por el resto de mi vida ¿acabaría algún día este sentimiento?, espero que con el tiempo y los años pueda acceder a ese perdón.
    Vamos, quiero ver a mis hijos antes de partir— se paro rápidamente, saco su billetera y dejo dinero sobre la mesa. Intente seguir su caminar pero era mucho más rápido que yo, sus largas piernas avanzaban el doble de lo que podían las mías.


Llegamos a las afueras del trauma pero no había nadie, pregunte a una de las enfermeras y me dijo que Antho había sido transferido a la Unidad Pediátrica del hospital. Emprendimos el recorrido hacia el tercer piso, cuando doblamos en una esquina pude divisar a Nessie junto a mi padre.


    Mami— exclamo la pequeña quien corrió hacia mis brazos, salto y se colgó de mi cuello— ¿Dónde estabas?
    Estaba con tu padre hablando sobre ustedes
    Ah— dijo con emoción— ¿y qué le has dicho?— pregunto la pequeña mirando a Edward.
    Lo hermosa y maravillosa que eres— respondió el con una sonrisa, sus dedos acariciaron la mejilla de la pequeña quien cerró sus ojos y disfruto de la caricia.
    ¿te puedo decir Edward? El señor es muy largo— sentencio nuestra hija con una sonrisa
    Claro, puedes llamarme como tú quieras— le respondió
    Está bien Edward— asintió Nessie— Mami, Antho quiere verte ¿es verdad que se tendrá que quedar a dormir aquí?
    Es lo más probable, tendrá que pasar una o dos noches aquí en el hospital, recuerda que lo que paso fue grave.
    Si lo sé— asintió con un puchero— es que nunca hemos dormido separados.
    Tranquila mi amor, esta noche puedes dormir conmigo si quieres— me acerque y roce su nariz con la mía.
    Está bien mami— se comenzó a mover y se bajo de mis brazos, me gire para mirar a Edward quien me observaba atentamente.
    ¿Qué sucede?
    Nada— soltó cortante. Avanzo unos pasos hacia donde corría Nessie dejándome sola en el pasillo, mi papa quien observo atento y en silencio se acerco cuando ellos entraron en una habitación
    ¿Cómo estás?
    ¿Cómo crees?— pregunte soltando un suspiro y sentándome en una de las sillas del pasillo— mal
    ¿Qué te ha dicho?
    Por lo pronto no va a quitarme a los niños
    ¿por lo pronto?— pregunto con exaltación— ¡Bella! ¿te quiere quitar a los mellizos?
    Tranquilo papá no te preocupes, no lo hará, déjame solucionar esto a mí, todo esto es por mi culpa por lo que tengo que solucionarlo por mi cuenta. No quiero que tu o mama se entrometan.
    Pero Bella…— intento replicar pero mi mano se posó sobre su boca
    No papa, tranquilo, todo estará bien
    No mientas— contraataco quitando mi mano de sus labios— el hará lo imposible para destruirte.
    Lo sé pero tengo que ser fuerte y aguantar, el no va a quitarme a mis hijos.
    ¿Por qué no te vas?
    Porque no puedo, el me buscaría hasta debajo de las piedras, ya me ha advertido sobre ellos— mi padre negó con su cabeza y paso su mano por su rostro
    ¡Maldito hombre!
    No papa, no lo maldigas, recuerda que si no fuera por el los mellizos no existirían
    De igual manera Bella, es un maldito por hacerte pasar por esto ¿no entiende que nunca lo buscaste porque no pudiste? ¡es tan inconsciente que no ve eso!
    Tranquilo, no te preocupes, ya te dije todo estará bien papa, déjamelo a mí.
    Confiare una vez más en tus palabras hija mía, solo espero que esto se solucione lo más pronto posible— sus brazos se extendieron y me uní a su abrazo, las lagrimas amenazantes se aplacaron dentro de mis ojos, intente ser fuerte, no podía dejar que viera mi debilidad.


Me desprendí de su calor para unirme a mi hijo, camine hacia la habitación y cuando entre vi a Edward sentado junto a la camilla y a Anthony y Reneesme arriba de la camilla. Los ojos de mis mellizos se dirigieron rápidamente a los míos, en cambio Edward demoro un poco en girar su cabeza para mirarme, su rostro fue rápido y escurridizo porque de inmediato giro sus ojos nuevamente hacia los niños.


    Hola mama— saludaron los dos al unisonó
    Hola— les respondí acercándome al otro extremo de la camilla, me senté en los pies y observe la imagen que estaba frente a mis ojos— ¿Cómo estas Antho?
    Un poco mejor ya no me duele tanto mi cabeza ¿es verdad que me tengo que quedar aquí a dormir? Este señor me lo dijo
    Si hijo— me acerque para acariciar su mejilla— es verdad, te has golpeado fuerte y necesitas quedarte aquí para que el doctor te vea, pero veremos si puede quedarse alguien contigo, si es así Nessie y yo nos quedamos ¿verdad Ness?
    Si mami, yo me quiero quedar con Antho
    Está bien mama, no me gusta estar sin ustedes— confeso el pequeño mirando a su hermana.
    A nosotras tampoco por eso cuando venga el doctor le preguntaremos.
    Qué bueno— agrego Ness mientras abrazaba a su hermano
    No tan fuerte Nessie que me duele el cuerpo— exclamo con expresión de dolor.
    Perdóname hermanito
    No… te preocupes— respondió mi hijo acariciándose la parte afectada, a mis espaldas se sintió alguien entrar, el doctor venia revisando una carpeta.
    Buenas tardes— saludo cortes— yo soy el doctor encargado del caso de Anthony Swan ¿ustedes son sus padres?— preguntó
    Si— respondió Edward antes de que nadie pudiera hablar— ¿Cómo esta mi hijo?
    Bien señor el pequeño Anthony está bien pero deberá quedarse aquí un par de días para tenerlo en observación, debemos descartar secuelas posteriores.
    Oh— interrumpí con un suspiro, me gire y Antho no tenía la mejor cara, odiaba los hospitales— tranquilo mi amor, todo estará bien. Doctor ¿puede quedarse alguien con él en la noche?
    Si pero solamente uno de sus tutores legales
    Pero yo soy su madre— agregue con rapidez
    Pero por lo que tengo entendido usted no tiene la custodia del niño por lo que no podrá quedarse, lo lamento señora.
    No… no se preocupe— respondí con pena, Edward tenía razón, debía arreglar el problema de la custodia.
    Mami— me llamo Antho— no te preocupes, yo me puedo quedar solo
    No digas eso, el abuelo o la abuela se quedaran contigo, ya verás— mis padres hicieron su aparición en aquel momento, al vernos a todos metidos en la habitación su cara cambio, mi padre se puso blanco y mi padre se tambaleo
    ¿Qué sucede?— pregunto ella con preocupación
    Nada mama, no te preocupes, Antho se tiene que quedar aquí en el hospital pero lamentablemente no me puedo quedar con él, uno de ustedes dos se deberá quedar aquí
    Doctor ¿podríamos ser los dos?— pregunto mi papa, el médico lo peso un momento y asintió— muchas gracias entonces Bella iré por algunas cosas a la casa cuida de tu madre mientras vuelvo.
    Bien papa, tráele a Antho unas mudas de ropa, yo mañana le traeré todo lo demás.
    Bien, vuelvo enseguida.


El sol se ponía raudo en las ventanas mientras mi padre salía del hospital, nos quedamos ahí junto a Edward esperando su regreso, Antho y Ness le contaron a Edward sobre sus vidas mientras mi madre veía su mundo derrumbarse y yo me maravilla por lo sociable que podían llegar a ser mis hijos, sabía que luego me esperaba una enorme reprimenda de mi madre pero debía hacerle frente, esto estaba hecho y no valía nada llorar sobre la leche derramada. Mi padre volvió al cabo de unas horas, Nessie yacía sobre la camilla durmiendo junto a Antho, creo que las emociones del día los habían agotado a ambos, yo estaba casi durmiéndome en el sillón donde estaba, cerré mis ojos y los deje descansar un poco cuando los abrí mi papa me miraba fijamente con Edward parado a sus espaldas.


    Esta muerta de sueño, pobre, debe estar agotada, la llevare a casa
    No se preocupe— murmuro él a sus espaldas— yo lo hare, usted quédese acá con su esposa y Antho, yo las llevare a la casa. Mire con mis ojos somnolientos a papa mientras pensaba en lo que le había dicho Edward, segundos después asintió.
    ¿dejaras que él se la lleve?— nuevamente mis ojos se cerraban pero aun podía escuchar sus voces
    ¿Qué crees tú? El es el padre de los gemelos, no podría dañar a Bella aunque quisiera— sentencio mi papa, abrí mis ojos apresuradamente para tantear lo que sucedía, mi papa lo observaba con odio en cambio Edward solo demostraba lo acorazada que estaba su alma en este momento, me pare de repente y las miradas cambiaron hacia mí.
    ¿Qué sucede?— pregunte mintiendo, refregué mis ojos y camine hacia mi papa
    Nada pequeña, solo nos preguntábamos quien te llevaría a casa pero Edward se ofreció a llevarlas para que nosotros nos quedáramos aquí.
    Está bien— respondí, me puse la chaqueta y me acerque a la camilla para despedirme— adiós mi pequeño, te amo y volveré pronto a verte— pase mis brazos por debajo de mi hija y la alce para acercarla a mi pecho, cuando me gire Edward estaba parado en frente mío
    No hagas fuerza, yo la llevare— en segundos me arrebato el frágil cuerpo de Nessie, para no sentirme inútil tome sus cosas y una manta para cubrirla cuando saliéramos.
    Bueno mama, papa nos vamos, cualquier cosa llámenme por favor
    Tranquila querida, lo haremos, descansa.
    Lo hare— nos besamos y abrazamos, le di la última mirada a mi pequeño dando las gracias por lo bien que estaba.


Salimos de la habitación y recorrimos los pasillos en silencio, Nessie iba cómodamente dormida en el pecho de su padre, ¿Quién iba a pensar que iríamos caminando juntos y con uno de nuestros hijos en sus brazos?, ni comparado con el mes anterior, luces, flashes, sexo, amor, coctel y mucho glamur esa era nuestra vida, ahora estábamos rodeados de dudas y de inestabilidad. Llegamos al estacionamiento y nos montamos en el auto, cuando estaba instalada Edward e paso el cuerpo durmiente de nuestra hija en mis brazos y cerró la puerta, el camino fue tranquilo, Nessie no despertó en ningún momento y tampoco cruzamos alguna palabra, el silencio se prolongo por todo el camino hasta llegar a la casa. Aparcamos justo en frente, el antejardín se veía oscuro al igual que todo el lugar, camine por el césped cargando a mi hija mientras Edward se apresuraba a abrir las puertas, subí rápidamente los escalones y deje a la pequeña en su cama, a mis espaldas los ojos atentos de Edward me observaban.


    Duerme bien pequeña princesa, descansa y sueña cosas bonitas— susurre en su oído, ella se removió algo inquieta y se acomodo nuevamente.
    ¿le dices eso todas las noches?— pregunto en un susurro mientras pasaba a su lado para salir de la habitación
    Sí, quiero que mis hijos vivan en un mundo lleno de amor, magia y buenos deseos— apague la luz y cerré su puerta. Baje deprisa los escalones seguida de las pisadas de Edward. Me pare en el medio de la estancia con mi corazón agitado— ¿Qué pasara ahora Edward?
    Ya te lo he dicho, debo viajar pero cuando vuelva las cosas cambiaran, eso tengo por seguro. Arreglaras las cosas de la custodia con mis abogados y cuando yo vuelva deberás tener listos los papeles para que iniciemos el cambio de apellidos— la voz grave de Edward hacia que se me erizaran los vellos, no se comparaba al suave tono de voz que usaba mientras me hacía el amor.
    No hagas nada en contra nuestra— gruñí apretando mis puños, su ceño se frunció completamente y una expresión de enojo se asomo.
    Tu no estás en posición de exigir nada— sentencio acortando la distancia que nos separaba
    Estoy en la posición que quiero, te exijo que nos dejes en paz, si quieres pasar tiempo con tus hijos yo no me opondré pero no los metas en nuestros problemas.
    Ya cállate— me agarro fuertemente de los brazos sujetándome de un poco más arriba de los codos
    Suéltame— le pedí mientras intentaba zafarme— ¡Edward! Me haces daño ¡Ed…!


Antes de que pudiera decir algo mas su boca se abalanzo sobre la mía y me beso, lo hizo como hace mucho no lo sentía, su lengua se mezclo con la mía iniciando un forcejeo, mi cuerpo en segundos reacciono de manera defensiva, intente zafarme de su agarre pero cada vez se hizo más duro, su cuerpo me empujo por el estar hasta chocar contra una de las murallas.


    Suéltame— le pedí cuando logre liberarme del absorbente beso, sus ojos estaba abiertos y mirándome mientras devoraba mi boca pero no decía nada sus labios parecían solo estar dispuestos a besarme y no a revelar alguna palabra. Su boca nuevamente se apodero de la mía, el forcejeo y el rose de nuestros cuerpos despertaron el deseo, la lujuria. Con mis brazos aun sujetos por el acaricie su espalda, enterré mis uñas en su chaqueta y me deje llevar por la pasión, esto era un resquicio de lo que había perdido y estaba segura de que sería la última vez que pasara.


Sus brazos me liberaron e inmediatamente sus manos comenzaron a recorrer mi cuerpo, sus dedos se pegaban a mi piel con dolor y pasión a la vez, abrí mis ojos mientras lo besaba pero él no me miraba como antes lo hacía, sus ojos estaban cerrados y si notaba que no quería abrirlos ya que los apretaba constantemente, cerré los míos e intente guiarme por el  mismo sentimiento, si él quería que esto fuera así, sería como él quisiera.


    Edward— gemí cuando sus besos llegaron a mi cuello, el no decía nada, solo me besaba con frenesí, sus manos raudas comenzaron a abrir mis ropas, su cadera presionaba la mía dejándome sentir lo excitado que estaba, había extrañado con locura su cuerpo y ahora me daba cuenta que moriría si esto terminara pero no tenia que pensar, solo disfrutar. Mis manos acariciaron todo lo que había a su paso, llegue a su cabeza  y gemí cuando mis dedos se entrelazaron con su cabello, tire de ellos para poder ver su rostro a la tenue luz de la estancia, comprobé que estaba desfigurado con el placer que estábamos sintiendo.


Nuevos vuelcos nos llevaron hacia el sofá, Edward me lanzo contra él y se tiro después, con el grado de excitación que sentíamos nuestros cuerpos solos se fueron moviendo, el roce de nuestros sexos era enloquecedor y me hacia jadear y gemir.


    Baja la voz o despertaras a la pequeña— me pidió en un susurro sensual, sus dedos sacaron la correa de mis pantalones, rápidamente se enderezo para deshacerse de ellos y de todo lo que impedía el paso de sus besos, pronto mi piel nuevamente estaba cubierta de ellos, cada uno más caliente y enfebrecido que el otro, cada uno con más pasión y lujuria que el anterior, cada segundo que pasaba mi corazón y mi piel estaban más llena de sus caricias, cada punto erótico estaba extasiado con aquellos estímulos.


Me sentí como en las nubes, todo mi cuerpo reclamaba el suyo con fervor, todo en mi me invitaba a continuar, yo quería hacerlo pero había algo dentro, muy dentro, que me indicaba que esto no estaba bien, mi hijo en el hospital, mi pequeña en el segundo piso y yo disfrutando de los placeres carnales junto a su padre, era una madre terrible. El momento llego a su clímax, el ambiente nos tenía envueltos en una danza de vaivén, nuestros cuerpos una vez más quedaban unidos y sellados el uno con el otro. Las respiraciones se hicieron erráticas, los corazones desbordantes de palpitares y los besos mas absorbentes, antes de alcanzar un maravilloso orgasmos gemí tan fuerte que los labios de mi amor se pegaron a los míos para acallar aquel grito desesperado. Su cabeza cayó sobre mi frente apoyándose contra mí, suaves besos en mis ya enrojecidos labios fueron el perfecto desenlace.


    Edward— gemí suave mientras besaba sus labios a cambio de esto el no dijo nada, controlo su respiración y solo un segundo después se paro y comenzó  a arreglar sus ropas— ¿Qué sucede?— pregunte con una cuota de temor, me sentí desnuda pero no de cuerpo si no de alma— ¿Qué haces?— pregunte nuevamente, tome mis ropas y rápidamente comencé a colocármelas.
    ¿a caso no estás viendo?— me contesto con frialdad— tengo que irme, esta distracción no ha sido beneficiosa
    ¿distracción?— pregunte atónita— ¿le llamas a esto una distracción?
    ¿Qué nombre podría ponerle?, de ahora en adelante tu solo significas una distracción para mí, no eres nada más Isabella.


Mi mundo se detuvo, aquel hombre que me miraba con esos vacios ojos era el mismo que hace solo unos momentos me estaba haciendo el amor con locura y pasión, aquel que alguna vez me dijo que me amaba, aquel que era el padre de mis hijos y por el cual yo vivía. Ese hombre estaba parado frente a mí diciéndome que no era más que una simple distracción  para él, ¿me lo merecía? No lo sé, no tenía idea, no comprendía bien que es lo que merecía o no de parte de él.


    Edward yo…
    No digas nada, ya te lo he dicho— dijo poniéndose su chaqueta y arreglándose la camisa— me iré de viaje y volveré pronto, mañana estarán aquí mis abogados
    Pero es dom…
    No me importa el día que sea, quiero a mis hijos con mis apellidos a mas tardar en un mes, espero que facilites la transacción— mi garganta se apretó pero mi cuerpo aun estaba pasmado por el cambio de reacción— mas te vale que no des problemas porque te aseguro que al primer cambio de parecer te los quito y no vuelves a verlos nunca más.
    Eres un…— gemí mientras lagrimas caían por mis mejillas.
    Soy lo que tú has creado, ahora…— me miro fijamente— aprende a vivir con ello.



Sin mas camino hacia la puerta y segundos después la cerro, el espacio se hizo cada vez más pequeño ¿esto realmente estaba pasando? Sí, me respondí a mí misma, esto estaba pasando, aquel hombre que alguna vez ame estaba siendo mi propio juez, el que me haría pedazos solo por haberle escondido aquella verdad, estaba segura que la destrucción recién estaba comenzando,  me senté en ese sillón donde hace solo unos momentos me había amado y llore, llore amargamente en espera de aquel amanecer que se veía cada más oscuro que el anterior.




27 comentarios:

  1. OMG! no lo puedo creer! extrañaba tanto tus historias Tiwii, tu forma de escribir es única y me encanta, me sumerjo en esta historia, me gusta tanto. Es increíble como cambiaron las cosas de un momento a otro pero estoy casi segura de que Edward se está haciendo el duro, el amor no se le puede pasar así como asín aunque no puedo creer que le haya dicho que dewsde ahora es solo una distracción, una distracción!, es solo un hombre despechado y desilucionado tal vez, lo sé. Nessie y Anthony serán unos Cullen! es lo más lindo del capi, la admiración de conocer a sus pares, espero que Edward se gane la confianza de Anto. Que más decir aparte de que amo con la visa la historia y extrañaba sumergirme en ella.-
    Stephanie

    ResponderEliminar
  2. Hola soy maddy
    reportandome
    te extrañe mucho
    te juro que 2 amigas entran todos los dias
    nunca perdian la esperanza,
    yo si lo hice.
    Por eso fue una sorpresa ver esto hoy
    creo q soy la primera
    me eancanto
    lo ame

    ResponderEliminar
  3. Primero que nada tiwii me alegro mucho de que hayas vuelto, llore pobre bella, que malo que fue edward u.u, espero que publiques pronto, me facino este capitulo
    besos cuidate

    ResponderEliminar
  4. bueno arriba fui la segunda
    creo q anthony es un amor
    y edward un caballero al no delatar a bella
    fue hermoso
    espero ansiosa cuando estos niños lo llamen "papa"
    sera tan lindo
    pobre edward, el ama a sus hijos y no tiene la dicha de ser su padre
    me encantaria ver una relacion con ellos
    que los niños vayan de paseo a italia
    (estoy aprendiendo italiano solo x este fic)
    Bella en parte no tiene la culpa,
    yo creo que edward no esta enojado xq ella se lo oculto tanto tiempo, yo creo que esta asi xq ella no lo dijo cuando tenian una relacion.
    se que eso le dolio mucho.
    El fue hasta ahi solo por verla y con lo que le salio
    entiendo a mi pobre edward.
    Se que se convertira en un canalla
    pero creo tener la solucion para eso
    otro bebe
    hahahahhaahah
    muchas veces lo han hecho sin proteccion
    creo q a edward se le hablandara el corazon ver a bella muy mal x el embarazo
    con nauses
    ver como crece un bultito en su vientre
    aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaw
    so cute
    espero ansiosa el siguiente
    bessos maddy

    ResponderEliminar
  5. es un descarado, es decir yo se que ella cometió un error grave, pero no se si ha ese punto bueno se que no tengo razón pero no me gusta como esta tratando a Bella me entristece presiento que los siguientes capítulos no serán felices pero aun así quiero saber que pasa.
    tiwii te hemos extrañado o personalmente yo si, pero no te preocupes te tengo paciencia por que tus fic me fascinan. espero q todo mejore para ellos dos.

    ResponderEliminar
  6. NO TE LO PUEDO CREER, VERTE POR AQUÍ DE NUEVO ES CASI CASI UN MILAGROOOOOOOOOOOOO¡¡¡
    ME QUEDE HELADA CON EL CAPÍTULO, SÓLO ESPERO QUE EDWARD NO LA LASTIME TANTO EN SU CIEGA VENGANZA QUE CUANDO SE ARREPIENTA SEA DEMASIADO TARDE. Y ME PREPARO PARA LLORAR MUCHO, PORQUE A ESA POBRE LA VAN A DESTROZAR.

    ResponderEliminar
  7. wauuu impresionante me encanta el capi solo espero que edward no se muy duro con bella y que la escuche y entienda razones. grax por publicar tiwii ya me hacia falta leerte espero que este bien y no leemos pronto

    ResponderEliminar
  8. Ella sufrirá y todas lo haremos con ella jaja
    :) Hola bonita me alegro por tu regreso y Dios que regreso.
    Nos leemos en una próxima oportunidad :)

    ResponderEliminar
  9. waooo y ahora que sucedera con bella y los mellizos... este cap estuvo fuerte...
    gracias tiwii por este nuevo cap...
    espérare con ansias el siguiente...

    ResponderEliminar
  10. voy a morir !!!!! estuvo de infarto !!! ... espero que pronto nos vuelvas a sorprender, sin lugar a dudas el corazon en una lucha constante en Edward es unico, pero espero que el amor triunfe !! aunk sea al final. Besos y suerte en todo lo k emprendas.... deseando leerte pronto

    ResponderEliminar
  11. Lloreee... mierda como te extrañaba.. priemro oir tu hermosa voz, me haces falta lo sabes mi amoor... tantos meses sin ti.. Ya las cosas no me parecden lo que eran..peor uiero que tus sueños sean realidad... que puedo decir del capitulo Diooos llore.. me quedo con el alma rota... Bella erro, pero Edward es un gañan y putisma mierda lo entiendo ella lo merece yo si hubiese estado en ese puesto le haria mas dañor ... TE AMOOOO

    ResponderEliminar
  12. de verdad que valio la pena la espera estubo genial este capitulo, ya quiero leer el siguiente

    ResponderEliminar
  13. wuopuuuu!!! siiis iii gracias por volverrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr te extrañamossssssssssssssssssssssss gracias por el capiiii

    ResponderEliminar
  14. PRIMERO QUE ALEGRÍA VOLVER A LEER TU HISTORIA, QUE ESTÉN BIEN Y QUE TUS SUEÑOS SE TE ESTÉN CUMPLIENDO......
    QUE CAPI TAN EMOTIVO ESO SE VEÍA VENIR EL DESQUITE DE EDWARD HACIA ELLA PERO QUE NO META A LOS NIÑOS EN SU VENGANZA ESO LOS DESTROZARÍA....Y QUE PUEDO DECIR DE BELLA POBRE QUE SE PREPARE QUE LA VENGANZA DE ESTE SERA DULCE...(Y YO PREPARO MIS PAÑUELITOS PARA TODO LO QUE SUFRIRÉ CON ELLA)
    BESOS

    ResponderEliminar
  15. gracias a dios ya has vuelto creia que nunca volveria a leerte por favor no vuelvas a irte por tanto tiempo inma

    ResponderEliminar
  16. Hola estoy feliz de poder leer este capi extrañaba tus historias gracias por darte un tiempo para continuarlas en cuanto al capi no puedo creer que Edward sea capaz de tratar a Bella de esa manera yo se que esta dolido y que actua asi por despecho pero ojala y no se pase otra cosa no se da cuenta que si le hace daño a Bella tambien se lo hace a sus hijos se que esto es el principio de su venganza pero espero que no sea muy larga por lo pronto voy a preparar mis pañuelos por que estoy segura de que los voy a necesitar en espera del siguiente capi
    saludos y abrazos desde México

    ResponderEliminar
  17. Que bueno que regresaste!!!Y bien ha valido la pena. Un nudo en la garganta me has dejado...me encanta como escribes. Un gusto tenerte de vuelta.

    Saludos desde México

    ResponderEliminar
  18. GRACIAS GRACIAS GRACIAS POR SACAR UN TIEMPITO PARA ACTUALIZAR ...POBRE BELLA CASI LLORO OJALA EDWARD SE ALIVIANE Y NO SE LA PONGA MAS COMPLICADA Y OJALA PUEDAS ACTUALIZAR PRONTO ME ALEGRA QUE ESTES DE REGRESO UN ENORME ABRAZO

    ResponderEliminar
  19. Tiwii! Que alegria saber de nuevo de ti, de ver que has escrito este capitulo.No sabes como amo esta hisatoria tan intensa y que te atrapa totalmente y Edward omg! no puedo creer que quiera quedarse con los niños no! esta herido y muucho pero no puede hacerle tanto daño a bella y decirle que es solo una distraccion! te juro que me rompio el corazón en ese momento u.u
    De verdad me alegra volver a ver tus historias y a ti, por favor no tardes en actualizar y si no no pasa nd q siempre estaremmos al pendiente,un abrazo saludos desde México :)

    Doore Cullen

    ResponderEliminar
  20. ahhh que poca de Edward buuu me hizo llorar se pasa,deberia entender razones, él tiene la culpa tmabién no solo ella no se pasen qoe poca quiero llorar...bueno este mas al rato hago mas grand emi comentario jejeje porq mis papas me estan corriendo mas al rato jejeje
    Atte ...Viviana Bv

    ResponderEliminar
  21. En serioooooooo, te lo jurooooooo que valio la pena cada minuto esperado por este capitulooo!!! XD En serio escribes espectaculas!! Hasta se me escurrieron las lagrimas con este capitulo, espero que en la universidad y en el trabajo te este llendo de maravilla!!! Felicitacioness!! Este es un capitulo que leere muchas veces, es demasiado increible!!! :D
    Pd1: dile a tus neuronas que las amo con locura
    Pd2: porfis espero que te vaya super en tu trabajo y en tu uni para que puedas celebrar publicandonos otro cap!! jejejeje Pero de corazon si espero que todo te salga genial... y recuerda siempre que aca te esperamosss!! :D
    Abrazosss!!!

    ResponderEliminar
  22. OMG, !!!!TIWIIIIIIIIIIII!!!, que capitulazo, solo espero que todo lo que dijo Ed sea de la boca para afuera, el la ama eso no puede desaparecer tan pronto, confio en ti que esto cambiara, te extrañe mucho, xoxo, LOQUIBELL

    ResponderEliminar
  23. Hola Tiwi que gusto poder leerte de nuevo, quizas tu no me conoces tengo poco en el blog, pero he leido todas tus historias y me encantan en serio te lo digo escribes super,por ejemplo cuidando tu corazon la he leido no se cuantas veces, esa historia me fasino, y esperaba tanto poder seguir leyendo esta historia que valio la pena la espera, un increibel regreso.........
    En cuanto al capitulo pobre Bella que pena lo que tiene que estar pasando con Edd, que malito fue con ella mira que decirle que solo es una distraccion, se entiende que esta dolido porque no le dijo lo de los hijos pero primero debe escucharla para que sepa lo que la llevo a actuar asi........
    Gracias por darte un tiempo para subir este capi, y de verdad no te preocupes primero son tus cosas y cuando puedas subir estara bien aqui estaremos para cuando tengas tiempo......
    Te mando saludo y un gran beso.

    ResponderEliminar
  24. oommggg.......... simplemente genialll ya extrañlaba demasiado esta historaaa
    malditoo edwardd (aunke en otras circunstancias lo amaria) pero nunca lo pende asi de frio y despiadado y lo ultimo ke le izo a bella por dios no lo puedo creer practicamente la uso... pero estoy segura de ke no as asi solo dijo eso porke se siente erido o algo por ke le oculto lo de los mellizos... no creo ke le kite a los gemelos y si lo hace estoy segura ke se reconciliaran... espero esta historia avanze mas espero el proximo capii con ansias la espera valdra la penaa

    ResponderEliminar
  25. TIWI!!!!!NENA QUE FELIZ ME SIENTO AL VOVER A VERTE EN TU CASA.....QUE EMOCIONANTE CAPITULO Y ESE FINAL NO ME LO ESPERABA....PERO SE VIENE LO MEJOR ME IMAGINO.....ESPERO LEERTE PRONTO...BESOS
    JOHANNA

    ResponderEliminar
  26. ooooooh!! echaba de menos esta historia!!
    me metia siempre y decia bueno ya publicara esta ocupada.. cuando lo vi me e emocionado un monton.
    Me ha encantado el capitulo eres genial!
    espero que cuando tengas algun tiempo dentro de poco publiques el siguiente.
    Gracias por este y que te vaya muy bien bss

    ResponderEliminar
  27. madre mia pensaba q no escribirias mas esta historia animo el capitulo esta genial.

    ResponderEliminar