“No Necesito un Cielo si tú no puedes ir a él ",
Bella Swan, Luna Nueva

"Un día escribiré tanto como Estrellas hay en el Cielo" Tiwii Cullen





Debemos aclarar que todas las historias que están en este blog nos pertenecen y son de nuestra autoría pero los personajes de la Saga Crepúsculo y algunas otras cosas más que aparecerán en los Fics que publicaremos aquí son propiedad de Stephanie Meyer, también existen personajes que son sacados nuestra imaginación.



viernes, 7 de enero de 2011

Tango con un Vampiro. Capitulo 13



Capitulo 13

Que puedo decir feliz fin de semana, aqui es feriado y no descansare pero disfrutaré, asi que FELIZ FIN DE SEMANA.



Había tratado de ser “humano”, de controlar todos aquellos inverosímiles sentimientos, ¿por que no podían por una vez ponerle fáciles las cosas? tuvo prácticamente que morderse la lengua y evitar gruñir cuando le oyó hablar por teléfono tan amorosamente, quería asesinar a interlocutor, no sabía quién era pero sí que era un hombre, y humano, muchas desventajas, acelero más de la cuenta pero ella ni pareció notarlo, una vez se parqueo frente a la casa corrió lejos, lo primero que hizo fue emprenderla contra un viejo árbol, aquel no dio muchas batalla, lo cual genero un estallido… sentía que fracasaba, que nada era lo que él creía, grito fuertemente, espantando todo ser viviente que estuviese en un radio de unos cinco kilómetros, golpeó una cuantas rocas, corrió dejando que el roce del aire le calmara, apenas se pudo contralar cuando regreso a la casa y oyó las ponzoñosas palabras de Rose deseo poderla matar como el bicho que era, pero tampoco le daría gusto de que la maldita perra se enterara de lo que Bella significaba para él, y así lo hizo, soltó la misma sarta de mentiras que le había dicho a Emmett días antes, Si, nadie negaba que su hermana antes hubiese estado interesada en él pero en aquella época era menos que una animal y mas que un desalmado.

Ver a Bella levantarse y marcharse le hizo sentir seguro, se acerco a Rose susurrándole que debía mantenerse callada y … la muy, hablo en un tono medio, cuando oyeron el golpe salieron rápidamente, se alarmo al ver a Bella en las escaleras, pero su reacción lo mato, no literalmente, pero si algo en su ya muerto cuerpo parecía perecer nuevamente.

Aquel rechazo le hizo sentirse como la mierda, quería sujetarla, curar sus heridas, protegerla

¡Aléjate! ¡Aléjate! ¡Aléjate! ¡Aléjate! ¡Aléjate!

Aquella palabra se repetía una y otra vez en su mente, le vio marcharse como si fuera un ratoncito asustado esperando que la serpiente no le atacara, le daría relajarse y más tarde le explicaría todo.

Cagado, giro para sujetar a la rubia del cuello, apretándole tanto que podría romper su cuello, borrando la sonrisa que Rose tenia

Te mataría, pero eso sería ponerme un sello de muerta y créeme en el momento quiero seguir con esta existencia, pero le dices algo mas a Bella y te arranco cada pelo de fique al que llamabas cabello— le amenazo— ¿ sabes cuánto me cuesta estar cerca de ella?¿luchar con esos estúpidos y contradictorios sentimientos?, no lo sabes ¿verdad?¡mucho!, por primera vez me siento confundido, aturdido, todo es tan nuevo…— se tomo unos segundo para inhalar aire que no era necesario y tratar de ordenar sus desordenados pensamientos— no quiero hacerle daño— reconoció en voz alta.

Los ojos de Rose se abrieron por completo ante aquella declaración, claramente Edward leyó sus pensamientos

Creí que la matarías, estabas tan obstinado desde el comienzo, yo… tú la querías matar

― Quería, pasado—contesto— este es el presente

Es un juguete para ti, cuando te cansases la matara- sentencio su hermana

Quizás sí, quizás no, yo leo mentes no soy brujo, y para que sepas y antes de tu cerebro de chícharo diga algo, No, puedo saber lo que piensa, es como dirían Aristones y Descartes: una tabla rasa, limpia—

Rosalíe, no respondió ni en voz alta, ni en la mente, y antes de que pudiese soltarla fue elevado y expulsado lejos, no alcanzo a caer cuando las fuertes y grandes manos de Emmett le volvieron a sujetar y le llevaron fuera de la casa, había sido tomado con la guardia baja, pero ahora está atento. El puño que el oso le dio en el estomago le hizo volar contra una árbol, que se astillo.

Los ojos de Emmett estaban completamente oscuros por la rabia, las ventanillas de su nariz se batían rápidamente, su mente era un completo caos, Emmett se lanzo contra él con la firme intención de herirlo.

Rose había demorado algo en reaccionar, pero ya corría hacia ellos, llamando a Emmett, pero él se negaba a reaccionar, parecía un toro en pleno ruedo

― ¡Eres un completo hijo de puta!— exclamó, esta vez antes de que su hermano le volviera a agredir respondió, golpeándole fuertemente en el rostro.

Rose no dudo en meterse en medio de los dos vampiros, claro antes recibió unos pequeños y cálidos golpeos, poso sus manos en el pecho de cada uno, sus ojos buscaron a los de Emmett

― Osito— le llamo con tanta dulzura— mírame bebé, mírame, estoy bien—

― No mientas, te agredía— gruño— le vi

― Yo… le provoque—

― ¿Por qué lo defiendes?— pregunto con fastidio Emmett

― No le defiendo, él, bueno solo… lo siento Emmett, por mi culpa Bella nos odia— dejo que sus manos cayeran a lado y lado de su escultural cuerpo

Aun con su reservas Emmett acorralo a su mujer en sus brazos, protegiéndola, como el buen oso que era— Osita bobita, Bella no nos odia—

― Creía que debía protegerla de Edward, tú le quieres como querías a Simón y Emi cuando vivían, le cuidabas aun desde lejos, nada le faltaba a tus hermanos— susurro Rose.

Edward no se había movido, y aunque su mirada estaba fija en la gran casa le oía atento, él también merecía saber la razón por la cual había actuado así

― Eran mi familia— respondió Emmett— yo morí tontamente por cazar a ese estúpido oso, les deje solos, mi padre estaba enfermo y ellos eran unos niños. Bella me recuerda a Emi, su vitalidad, su alegría, su humanidad— dijo solemne

Lo sé, por eso quería protegerla, lo juro, no fue mi intención— su voz parecía sollozos— le estaba diciendo que Edward era una bestia, un completo peligro… yo…

― Nos enfrascamos en una discusión, nos dejamos llevar por nuestro resentimiento—

― No estoy resentida contigo, es que eres tan exasperante, frio y perverso, siempre refunfuñando… yo te quiero— le dijo la rubia mirándole con ternura— no sabía que le querías— Edward no evito enarcar una de sus cejas

― Sí, bueno y ¿por qué Bella nos odiara?—

― Le dije a Edward que era más peligroso que James…
— Rose le expreso literalmente cada palabra creyendo que estaban solos, y que solo fueron alertados por el golpe, conto la reacción de Bella y su celebración, había logrado que temaría a Edward, pero no había notado que por ende les temería a todos ellos.

La expresión de Emmett se asemejaba a la de Edward, dolor, a los dos vampiros les dolía que Bella les temiera, a los dos por razones completamente distintas

― Lo siento—

― Las apariencias engañan, me lo merecía—


Los tres vampiros se mantuvieron como estatuas en aquel sitio, observando atentos el inmueble, sin necesidad de decir nada.

Pronto los pensamientos de Alice se fueron tornando claros y precisos, la pequeña venía dispuesta a matar a Rose y Edward por aquel acto tan infantil y por el susto que habían dado a Bella

Son peor que unos críos, al menos los críos se mantienen callados cuando ha secretos entre ellos, pero ustedes son unos estúpidos

― Alice nos golpeara— susurro Edward a Rose

― Ya te oí Edward— contesto la pequeña vampira, tras de ellas aparecieron los otros tres vampiros

― ¡wow! Una reunión familiar— comento mordaz— no nos notificaste sobre ella—

― Me reiría, pero Uds. dos— les señalo haciendo énfasis con su lindo dedo índice sobre el pecho— le han espantado, bravo son unos genios, ahora ¿ cómo le protegeremos?— indago— Jasper ha “monitoreado” sus sentimientos y no hay duda en que ahora somos una amenaza mas en su vida, y yo… bueno sigo sin verla—

― La seguiremos, seremos su sombra— propuso Rose

― Es una mujer lista, no se dejara engañar fácilmente— dijo con énfasis Carlisle, Edward vio en su mente la reacción de Bella la mañana que conoció a Esme y Carlisle, negó suavemente, su Bella les descubriría

― Emmett puede seguir su aura— sugirió Jasper

― Además podemos mantenernos a una distancia prudente, hacemos relevos y buscamos a James— Esme termino la idea de Jasper

― Puede funcionar— respondieron Edward Y Alice al unisonó

― Ella se marchara pronto, así que estate atento— le dijo ella con un tinte de picardia

Cada pareja decidió inspeccionar, mientras él cuidaba de ella, No permitiría que se marchara, no permitiría que le sacara de su vida, si, era egoísta y que, todos en algún momento lo son con algo o alguien, todos humanos e inhumanos no piensan en lo que los demás quieren sino en lo que esa persona quiere.

Y estaba seguro que no permitiría que ella huyera. Se permitió escalar un gran árbol que estaba cerca a la ventana de aquel cuarto, le vio apacible, durmiendo aovillada en el sofá que tapaba la puerta, sonrió al ver la escena

Humana tenias que ser, crees que eso me detendría si quisiera matarte

A estas alturas nada le detendría, ni siquiera su temor de alguna forma lograría que confiara en ellos.

El sol comenzó a despuntar él se retiro, pudo sentir cada movimiento y cada respiro, percibió su nerviosismo, le oyó mover cada mueble, le oyó pedir un taxi y poco minutos después el auto llego, le dejo marcharse para luego seguirla, tan pronto se bajo del taxi le vio observando hacia todos lados, desconfiando hasta de su sombra

Buena chica

Espero paciente desde su escondite, cuidando de que nadie amenazara a su bella humana.

Más tarde Emmett le remplazo, pero no podía mantenerse lejos, rondo tan cerca como se le permitió, e incluso le robo su número a Matías, pero no le podían culpar el jefe de Bella era algo más que sociable y fue fácil que su mente lo dejara ver. Tomo su móvil y marco, al tercer repique ella contesto

― ¡Eh…!¿Si?— solo oír su voz y sintió como todo en él se prendía, la maldita entrepierna cobraba vida propia

― Bella…— cerro los ojos disfrutando de aquel nombre— Cariño, no quiero hacerte daño, ninguno de nosotros te hará daño— ella no contesto, simplemente se limito a colgar.

Una y otra vez marco sin obtener respuesta. Necesitaba un poco de ella, una mirada, una risa, su voz, sus manos sobre su cuerpo, sus labios, ¡demonios! Le necesitaba urgente, parecía que con los minutos sufría del síndrome de abstinencia, todo su cuerpo dolía, raro, pero cierto, debilidad, Bella era su talón de Aquiles, quien despertaba al monstruo, quien dominaba a la bestia y a quien añoraba el humano, mataría por ella, y para ella.

En la noche relevo a Jasper quien le aseguro que estaba mas ansiosa de lo normal, además el temor se había apoderado de ella tras una llamada que él no logró oír, por lo que Jasper le dijo no era su llamada, así que pregunto

― ¿Y cómo se comporto pasadas las tres?

Jasper esbozo una sonrisa que decía: te atrape alegre, ansiosa, confundida, muy confundida y triste. Nuestra Bella puede volverme loco en poco tiempo, trate de tranquilizarla pero fue infructuoso. Cuídala— le vio marcharse no sin antes advertirle:—Trata de no alterarla, y controla tu libido, hasta aquí siento lujuria— le oyó reír bajamente, por su parte quiso golpear su cabeza contra el muro de concreto, porque no podía controlarse un poco

Y si que no tenía control de nada, no sabía desde cuando lo había perdido, se acerco al apartamento y hasta toco a la puerta, siendo “civilizado”, al abrir vio como la hermosa humana se sorprendía

― Vete— le oyó susurrar sin fuerza

― Déjame explicarte— rogo para que no le cerrara la puerta en la nariz, s e hizo a un lado permitiéndole ingresar, cerró la puerta y se mantuvo lejos de él, estaba abrumado viéndola con el pequeño pantaloncito de lino, con sus hermosas y torneadas piernas al descubierto, un suéter sencillo, descalza, cabello revuelto y una gafas de pasta azul, el azul resaltaba tanto sus ojos como su piel, la ponzoña se acumulo, no como cuando tenía sed, aunque cada que estaba con ella le escocía la garganta

― No tengo todo la vida— ni había notado que se había quedado sin habla— ¿a qué vienes? A que se sigan burlando de mi, con sus estúpidos juegos, todos están locos, creerse vampiros, en qué cabeza cabe semejante idea, si me lo creyera debería decir que entonces mi mejor amigo seria un lupino, ya le falta poco para aullarle a la luna—

Obstina y testaruda Bella

― No nos burlamos—

A no, pero me lo pareció, ¿quieres mi sangre?— aquella inocente pregunta le hizo hervir la poca sangre que tenia— vamos tómala— le reto, desnudando su cuello, apartando los bucles castaños, sus ojos se fijaron en aquella vena que palpitaba alegre, su ritmo era acelerado, sin necesidad lo había sabido, su corazón la delataba.

Se acerco a ella con rapidez, sujetando su delicada cintura, dejo que su nariz se embriagara con aquel dulce aroma, aroma a mujer, a deseo, a… Ella no le ayudaba, le quería desnuda, gritando. Su nariz acaricio el cuello y le oyó jadear

― ¿Si fuera vampiro me echarías de tu vida?— comento manteniendo un ritmo arduo en las caricias a su cuello y cintura

― N-no se— contesto torpe y alargando las palabras.

Más tarde hablarían de aquello, por ahora era obvio que los dos necesitaban algo mas, sus labios besaron su cuello, deslizándose a lo largo y ancho, sus inescrupulosas manos recorrieron de arriba a abajo aquel hermoso cuerpo, sus jadeos y su intenso aroma, solo incitaban a que continuara

― Te voy a hacer mía, una vez que lo hagas nada me separa de ti— advirtió— entiendes, si lo hago no hay vuelta atrás Isabella, si no quieres eso detenme ahora que pienso— le oyó reír.

En lugar de apártalo, tomo sus labios fieramente, devorándoles por completo, alargando su tortura, la ponzoña se acumulaba peligrosamente en su garganta, sus manos sujetaban su cuello profundizando el beso, gimiendo con cada caricia. Cuando se hizo necesario para ella se separo.

Rápido pero torpemente bella le obligo a sacarse la camisa, sus ojos le miraban con tanta sorpresa, se sintió cohibido nunca nadie le había mirado con tanta pasión, deseo y lujuria, le vio relamerse los labios, sus delicados dedos contornearon su cuerpo

― Quítate el resto de ropa— ordeno con voz ronca

¿Ah?—

― Que te quistes la ropa, quiero verte desnudo—

― Ya me has visto desnudo—


― Estaba oscuro, ahora hay más luz, quítatela— demando nuevamente

Atendió la demanda, ante la curiosa pero atenta mirada de Bella se desnudo, cuando bajo el pantalón casi chillo, por salir corriendo había olvidado ponerse ropa interior, se sentía acalorado, con su reacción mordió muy sutil pero seductoramente parte de su labio inferior, y su ceja derecha subía y bajaba constantemente. Su miembro se pavoneaba erguido por completo ante sus ojos, duro como una roca, ahora fue su turno de gemir, aquella mirada le volvería loco

― Entrega inmediata— susurro con voz entrecortada— tócate

Cerró los ojos, no podía hablar enserio, no se la jalaría delante suyo

― Imagina que son mis manos las que se ciñen sobre tu pene, que soy yo la que le acaricia— y que se cayera el mundo porqué sus manos descendieron hasta su parte noble, aprisionándole y comenzado a masajeárselo, lentamente. Bella continuo hablándole— ¿te gusta? Yo apretaría un poco mas y haría presión en la punta, con mis dedos estimularía esa zona, luego bajaría de golpe hasta la empuñadura y volvería a subir, manteniendo el ritmo— gimió, ella continuo indicando como se tocara, se atrevió a abrir los ojos para ver como se deshacía de su suéter, el pequeño sostén de satín siguió, le vio como se masajeaba los senos, y deseo que fueran sus manos y su boca las que se encargaran de ese cuerpo— ¿ quieres tocarme?—

― Si—

― No te oí, lastima, pensaba que podías ayudarme, creo…

― Quiero tocarte, penetrarte, quiero y me urge estar en tu cuerpo te necesito—

Ella pasó sus dedos sobre sus labios de la manera más descaradamente sexy y sus ojos se posaron en su entrepierna

No te he dicho que pares, continua tocándote—

― Quítate la ropa— hizo la misma demanda

Estoy sin ropa--

― Aun tienes ropa— como si aquello fuera falso, saco el pantaloncito de lino y las pequeñas bragas de estampado, la ponzoña se acumulo con más fuerza en su cuerpo y su miembro creció un poco mas

― ¿vez algo que te guste?—

― Todo, maldita sea todo— estaba al borde— ¿estás mojada?—le preguntó para evitar pensar en cómo se sentiría poseerla por completo

― Hmm…— dejo que sus manos exploraran en su intimidad, sintió celos de sus manos por tocar lo que él deseaba, por disfrutar a su costa— ¿ qué crees?— dejo de acariciarse, par a sujetarle las manos y apartarlas, se llevo sus dedos a la boca y gimió cuando su dulce sabor toco su palada, ella también gimió cuando succiono uno a uno sus dedos.

― Ahora yo te tocare— así volvió a tomar el control de todo, bueno eso creyó.

Pensó en demorar todo hasta que ella le rogara por culminar, y segurísimo hoy si terminaban aquello que iniciaron días atrás, hoy nadie les interrumpiera.

Su boca se apodero de sus pezones lamiendo primitivamente, succionado salvaje, devorando necesitado, sus manos solo mantuvieron aquella delicada y preciada zona baja lista para el próximo viaje, sus dedos presionaron su botón, jalaron, masajearon, invadieron por completo su intimidad, una y otra vez, haciéndola gritar cuando su orgasmo llego.

Ella bombeaba su miembro juiciosamente, haciéndole correrse.

Sin más juegos de calentamiento, la sujeto de la cadera, apretándola contra si, dejando que su erección acariciara sin pudor la sensible zona

― Seré cuidadoso— lo decía para ambos, para ella que se había tensado un poco, y para él y su bestia, no se perdonaría si la llegara a dañar

Ella asintió, le elevo un poco, le susurro que enredara sus piernas en sus caderas, empezó a penetrarla lentamente, pero ella le ordeno que la penetrara rápido, lo hizo y gimió, estaba demasiado estrecha, como si fuera…. Quiso preguntar seria un hijo de puta si le hubiese robado su virginidad a tan bello ser

― No soy virgen— dijo ella como si leyera su mente— llevaba algún tiempo fuera del mercado es todo—

Aquellas palabras despertaron su lado posesivo, los celos emergieron, no quería imaginarse a Bella con otros, no su Bella.

Comenzó a embestirla una y otra vez cuidando de su fuerza par ano lastimarla, la embistió hasta que logro que se corriera, a él aun le falta un poco más para llegar. Dejo que se recuperara, sin salir de su cuerpo

― Tu habitación nos espera— ella asintió dejando un suave beso en sus labios, la tendió en la cama dejándole prisionera entre el colchón y su cuerpo, se obligo a girarse para dejarla sobre él, pronto tomo el control, ahora era ella quien le devoraba a su ritmo lento, moriría si continuaba moviéndose tan jodidamente caliente, lento pero tortuoso, puso sus manos en su trasero para aumentar el ritmo, ella le freno poniendo sus manos en el pecho

― A mi ritmo— le susurro, las gotas de sudor ya caían por su cuerpo, haciéndole más apetecible, gruño, y haciéndole girar

― Hoy será a mi ritmo— le empalo fuertemente, desatando las cadenas de la bestia, tomando su cuerpo por completo, excediendo la fuerza un poco, noto una lagrimas en sus mejillas, pero no podía controlarse, deseaba morderla, la garganta le pica y la ponzoña le urgían a que probara de aquel manjar.

Ella se tenso fuertemente contra él, calvo sus uñas en la espalda, y grito su nombre fuertemente mientras se corría, dejo caer su cabeza al cuello, abrió la boca y dejo que sus colmillos se desplegaran, embistió fuerte una vez más antes de lograr su propia liberación.

Cuando aquella arrebatadora sensación de éxtasis y placer cedió un poco, se alarmo
Rosalíe tenía razón, Él seria quien la mataría no James, solo él, el asesino y desalmado

Oyó un suspiro, abrió los ojos para verla completamente desmadejada en la cama, dormida y vida, respiro con tranquilidad, tomo la frazada para cubrir su cuerpo.

Reviso su cuello, pero no había herida alguna, la única baja fue la almohada , peor la repondría, al final no se había descontrolado tanto, sonrió seguro

― No te hare daño—

― Edward—
murmuro adormilada. Le acuno protectoramente, mientras tarareaba amor porteño.

Era suya, su Bella, de nadie más. Se permitió descansar, además de la excelente noche, estaba libre de los pensamientos que le avasallaban a diario, cerrando los ojos se dijo que eso era como dormir, solo tranquilada y paz.

15 comentarios:

  1. MADRE MIAAAAAAA!!!!!!! que capitulo...wow son mis ideas o hace calor aqui...
    Dios no lo puedo creer lo acepto...lo acepto... Edward la quiere wiiiii...
    en verdad q capitulo...la manera en como actuo edward para controlarse de no matarla fue magnifico..
    Ada te felicito esta bella me encanto y mira q edward tambien jajaja..
    definitivo estoy mas q anioa x el proximo cap..noooo una semana me muero

    ResponderEliminar
  2. :O!!!!! Dios... estañaba esta historia.,.. me encanta que Edward sea el malo... y pues el le advirtió... ahora es solo de él... Ah quien daría por ser ella...
    Increible capitulo, espero el siguiente!!!! ah y la primera... que emoción!!!!

    ResponderEliminar
  3. OMFG! esto esta mas que bueno!.... como quisiera que alguien me dijera eso de que ahora me perteneces!.. amo totalmente esta historia, muchas gracias por crearla y publicarla, escribes muy pero muy bien.

    nos veremos en el proximo capitulo.

    besos y cuidate

    ResponderEliminar
  4. ADA ME ENCANTO EL LEMMON, QUE BIEN QUE EDWARD SE RINDA ANTE SUS SENTIMIENTOS.....

    ResponderEliminar
  5. Hola me encanto el capi no puedo creer que al fin hayan podido hacer el amor solo espero que puedan disfrutar su amor aunque sea un poco antes de que algo pueda separarlos

    saludos y abrazos desde Mexico

    ResponderEliminar
  6. WASHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH Omg que lemmons te fajaste mi querida, dios que hermoso, Edward la bestia se le quito lo guache y ahora lo hace con la Bella hahaha;)
    Ahggg ya quiero ver el otro cap

    ResponderEliminar
  7. Dios que lemmons,eres genial,impresionante,me encanta tus historias y cada vez me enganchan mas....Besos desde Ecuador...

    ResponderEliminar
  8. Wowwwwwwwwwwwwwwwww!!!! Ada amor, hot hot hot!!! Adoro a estos dos nena!y te adoro a ti que les das vida!!
    Un besazo mi niña
    T.

    ResponderEliminar
  9. Wowwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwww que lemmon te fajaste Ada este Edward tan posesivo, tan dominante pero a la vez tan humano me encata no puedo esperar por el proximo una semana ya lo quiero leer haaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
    Besos

    ResponderEliminar
  10. POR FINNNNN LA HACE SUYA...SIIIIIIIII...!!!!AHORA JUNTOS PODRÁN LUCHAR CONTRA CUALQUIER PROBLEMA XQ EDWARD A SUPERADO LO PEOR EL DESEO D MORDERLA,EL SEPARSE D SU LADO VIENDO Q ESO NO SIRVE PARA NADA...M ENCANTA ESTE EDWARD TAN DECIDO VA DIRECTO Y UNA VEZ Q TIENE CLARO SUS SENTIMIENTOS NO LE PARA NADA... Y ESTA BELLA DESD EL PRINCIPIO ES D LAS Q MAS M HAN GUSTADO TAN DECIDIDA TAMBIÉN M ENCANTA COMO ANTERIORMENT LE ACOSABA,COMO LE MANDA...Y EL LEMMON EN FINNNN....DECIR Q ERES BUENA ES QUEDARSE CORTO ERES SUBLIME NO SOLO POR LA DESCRIPCIÓN ES POR LA CONVERSACIONES Q LO ACOMPAÑAN POR FAVOOOOOR CUANTO TALENTO CORAZÓN........M TIENES A TUS PIES... AHORA FALTA LA CONVERSACIÓN PERO CREO Q BELLA LO ACEPTARÁ POR Q ESTA ENAMORADA D EDWARD Y ESTA BELLA ES TREMENDAMENT VALIENTE...Q HISTORIA TAN PRECIOSA....UN BSAZO ENOOORM GUAPETON DESD MADRID

    ResponderEliminar
  11. siiiiii!!!! ya era hora q estuvieran bien junticos jajajaja
    super el capi
    actualiza pronto por fa por fa por fa

    Besos

    ResponderEliminar
  12. guau,una ducha fria x aca.q lemmon,m encanto voy abrir mi ventana aca en buenos aires,a ver si m entra un edward asi,jaja.

    ResponderEliminar
  13. por dios me va a dar un atake.. k noche, k hombre
    por dios o por dios!!!!!!!
    k capi... espero con ansias el siguiente

    ResponderEliminar
  14. POR FIN JUNTOS!!!!!!!!!!!!! QQUE CAPI TAN BUENO EDWARD CAYO RENDIDITO A LOS PIES DE BELLA JA!!! YA ERA HORA DE QUE ALGUIEN LO DOMARA.DESDE COLOMBIA UN ABRAZO.

    ResponderEliminar
  15. santa MADREEEEEEEE!!!
    dios, me dejaste sin respiracion ada! edward se dejo mangonear al antojo de bella!
    dios,...kien lo hubiera dicho? edward en manos de bella, era practicamente su esclavo, no habia mas..y biceversa!
    wow, enserio ke estuvo demaciado genial para expresarlo con palabras...y ahora ke? es la pregunta ke flota en el aire...ke pasara?? ya es suya, su cuerpo es suyo y su corazon tambien..pero su confianza?
    awwwwwwwwwwwwww!
    mejor sigo leyengo...tkm chao

    ResponderEliminar