“No Necesito un Cielo si tú no puedes ir a él ",
Bella Swan, Luna Nueva

"Un día escribiré tanto como Estrellas hay en el Cielo" Tiwii Cullen





Debemos aclarar que todas las historias que están en este blog nos pertenecen y son de nuestra autoría pero los personajes de la Saga Crepúsculo y algunas otras cosas más que aparecerán en los Fics que publicaremos aquí son propiedad de Stephanie Meyer, también existen personajes que son sacados nuestra imaginación.



sábado, 29 de mayo de 2010

Limites Peligrosos, Capitulo 3: Inicios




Limites Peligrosos


Capitulo 3:


Inicios




POV EMMETT



Me fue imposible volver a descansar luego que Rose llamara y me contara lo sucedido la ira se acumulo en mi cuerpo, mi cuerpo se tenso deseaba poder volver añicos al estúpido y arrogante, como fue capaz de atreverse a lastimar a tan delicada flor, para tratar de distraerme me dirigí al patio de la casa donde colgaba una bolsa de arena con al cual entrenaba, sendos puños fueron lanzados a diestra y siniestra, hasta que las gotas recorrieron todo mi cuerpo, la noción del tiempo se perdió tras el tercer golpe.


Cuando Zafrina despertó nuevamente comenzó con su cantaleta, por todos los medios trate de ignorar lo que su sucia boca decía, por mas intentos que hice para evitarla ella no lo entendía, así que corrí a mi jeep y me dirigí a la casa de Carlisle, jugamos en el Wii y vimos algunos partidos de la Champion League, pasada la media noche regrese al lado de mi ahora tormentosa novia.



Los días transcurrían lentos sin mayor motivación, las cosas de la oficina iban cada vez mejor, la universidad y mis alumnos, Zafrina continuaba buscando lo que no se le había perdido, mi preocupación por Rose cada vez era mayor, no la llamaba porque temía que estuviera con el estúpido, ya era miércoles y por fin apareció

-¡Perdón! ¡Perdón! No te pude llamar antes – se excuso

-¿Dónde estás? ¿Estás bien? ¿Por qué no llamaste antes?- requería con suma urgencia

-Wow, calma, estoy bien, ahora mismo me quedo en casa de Alice, Vera y Bell’s son mis mejores amigas y pues te cuento necesito tomarme unos días para decidir que hago con mi vida, solo llamaba para contarte lo que pasaba y para que no te preocupes

-Bien, espero nos podamos ver

-Sí, pero no será esta semana tengo mucho trabajo pendiente y pues estoy buscando donde vivir- su voz era una completa melodía para mis oídos

- Bueno - respondí frustrado- pero no te pierdas de vista



La semana no mejoro, todo lo contrario empero y mucho ya no aguantaba a Zafrina, ya no aguanta que se creyera la santa de la historia, aquí nadie era santo, sus continuos gritos, empujones y blasfemias estaban por hacer sacar al animal que residía en mi, así que para evitar una tragedia me puse a buscar m i nuevo hogar, para el fin de semana ya tenía un apartamento muy lejos de ella, específicamente en Queens un bello barrio conocido como Jackson Heights, está más cerca de la compañía y lejos de esa compañía, por fin daría por terminada mi “Perfecta relación”, el fin de semana ya debía estar mudado, ya que lo único que debía sacar de ese lugar era mi laptop, mi roba, mi X-box, mi ropa, mi bolsa de box, mi discografía de Rock.



El sábado me dedique a comprar todo lo que requería para mi nuevo hogar, muebles cómodos, cama doble, comedor cuatro puestos aunque no se para que ya que nunca como en casa, dos grandes pantallas planas para la habitación y la sala, un home theater, vajillas, espejos y muchos tendidos para mi nueva cama, e esos momentos no importaba gastar todos mis ahorros con tal de estar completamente libre de la arpía.

En la tarde recogí mis pocas pertenencias, agradecí infinitamente que ella no estuviera en la casa, pero a veces no todo puede ser perfecto, cuando terminaba de acomodar todo en mi hermoso Jeep Blanco llego

-¿Qué sucede?

-Me voy-
- ¿Por qué?- inquiría histérica, como si no lo supiera

- Zafri, es hora de dejar las cosas así y no llegar a hacernos más daño- respondí sinceramente, no podía negar que quería a esa mujer no en vano pasamos cuatro años juntos

- ¡Tienes otra! – gritaba furica- ¿es eso verdad?, eres un completo cretino, eres lo peor

- No lo soy y no tengo a nadie, simplemente necesito recuperar mi espacio y además es por el bien de los dos, fuiste muy importante para mí no lo olvides- trate de besar su cabello pero se alejo

- ¿Cómo así, estas terminado conmigo?- vaya hasta el perro del vecino se habría dado cuenta desde el comienzo

- Si, es obvio

- ¿Y yo qué?, ¡dime! ¿Qué hay de mí? ¿te has detenido a pensarlo?

- Si y sé que serás feliz con mi primo- su cara perdió todo el color y sus ojos se abrieron de par en par-Crees que no lo sabía, yo mismo los descubrí un día que olvide unos documentos de la oficina, bueno no fue una sola vez fueron varias, pero eso ya paso- me subí en mi auto- Se feliz – dije mientras arrancaba.




El resto de tarde y todo el domingo me dedique a mi nuevo hogar, con la nueva semana mi vida se veía de manera distinta, un peso menos aunque desde su engaño quede con un gran vacío y ese vacío nadie lo iba a llenar, en fin esta había sido la mejor decisión en mucho tiempo.



La cotidianidad entre mis trabajos y mi nuevo hogar se había establecido, el miércoles Carlisle y Eleazar me abordaron en la oficina y después de hacer una mini celebración por mi ruptura con Zafrina y en honor a esta gran noticia planearon y arreglaron todo para viajar Miami un fin de semana, aseguraron que podría llevar a una amiga o conseguir una allá.

Apenas se marcharon la llame, ya era hora de saber su respuesta, estaba ansioso por saber que había decidido además ya había tenido tiempo suficiente para pensarlo y relajarse, marque ansioso por oír su voz llevaba más de una semana sin saber de ella

-Zoológico Central de New York, siempre a su servicio- reprimí una gran carcajada que amenazaba por salir, desde cuando se había vuelto tan chistosa

- Buenas señorita seria usted tan amable de informarme los horarios de visitas a la sección animales salvajes- trate de sonar lo mas serio posible

- Pues vera caballero, lo sucedido es que esta sección esta fuera de servicio ya que el oso se volvió totalmente loco, se comió al puma en visto de lo sucedido los demás animales huyeron y nuestro OSPU está en aislamiento hasta nueva orden

Tras su respuesta nuestras carcajadas fueron totalmente estruendosas, las lágrimas salían sin querer por mis ojos y con una mano golpeaba el escritorio

-Ya Rose, ponte seria- farfulle tratando de recobrar mi compostura- llamaba para dos cosas

-Con tal de que ninguna de las dos sea de dinero, tal vez te pueda ayudad-

-Tan graciosita- murmure mientras le sacaba la lengua, gracias a Dios no me veía si no ya seria hombre muerto – Bueno la primera cosa es que ¿quiero saber cuál es tu respuesta?

El silencio que se produjo se hizo insoportable, la incertidumbre me carcomía, hasta que su melodiosa voz sonó nuevamente

-Yo, pues creo que este tema es de hablarlo en persona, ¿no crees?

-Me parece interesante, eso me lleva al segundo punto Fin de semana en Miami, playa, brisa, mar y todo lo que quieras

- ¡Enserio!- su voz era total emoción – Dios Emmett, di que no es una broma- no pude evitar reir ante su actitud parecía una niña pequeña

- Si Rose Miami- vocalice esta vez más lento- Entonces ¿vas?

- Obvio Si, ¿Cuándo viajamos?

- Mañana y regresamos el lunes

- Tan poco- decía decepcionada

- ¿Qué propones?

- Una semana Emm, una semana alejada de esta mierda- respondió duramente

- Déjame cuadro todo, y busco quien se encargue de la oficina

- Excelente, y como son las cosas

- Creí que nunca preguntarías, fácil me das tu dirección yo paso mañana a eso de las 8 a.m por ti, y por lo demás no te preocupes ya todo esta arreglado

- Que eficiente, ¿Así eres para todo?-susurro con voz sexy-

- Compruébalo- rete

- Apunta la dirección Queens Village 98-06 208th- tomo un respiro - quizás por el momento imaginare que … te dejo voy a una junta- inmediatamente colgó, mi boca quedo completamente abierta, en pocas horas podría disfrutar de su compañía



POV ROSE



Los primeros días fuera del apartamento que por desgracia había aceptado compartir con Royce eran un infierno, sus continuas llamadas, el amor y el interés le habían vuelto repentinamente; trate por todo los medios de dejarle claro que ya no sería lo mismo, que no regresaría a su casa. Ese lunes había hecho una gran escena en casa de mis amigas y me hizo perder un buen contrato. Cuando s e lo proponía podía llegar a ser un real dolor de trasero, la discusión en frente le había dejado claro que su actitud había hecho que le dejara de querer, me quedo claro que lo único que significaba para él era más dinero por la supuesta herencia que recibiría de mis padres, eso y que era la ramera más grande del mundo.



Ante sus palabras la intervención de mis mosqueteras Bella y Alice fue lo mejor ninguno se quería, por tanto tuvo que tragarse su orgullo y actuar como la gente civilizada y largarse. Después de esa escena lo único que deseaba era buscar un apartamento para mi, pero nadie, absolutamente nadie le lleva la contraria Alice Brandon, así que pase a ser parte de las desadaptadas como nos llama la madre de Isabela, a mediados de esa semana me comunique con Emmett recordando que no le había vuelto a llamar, asegure estar bien y que pronto lo vería, por el momento necesitaba tiempo para saber qué hacer con mi vida.

La semana no fue la mejor de mi vida muchos negocios se fueron al traste, nada salía bien, además de las discusiones con mis padres por dejar a Royce, Vera mi socia y amiga desde la infancia me presionaba para que le perdonara, con todo eso vivía mal humorada y con ganas de matar a alguien, gritaba todo el tiempo en la oficina y hacia repetir todo los trabajo mas de una vez, era un completo ogro Shrek es tierno al lado de mi humor.

Me estaba volviendo loca y a punto de perder a muy buenos empleados, pero el destino nuevamente permitió que alguien me hiciera sonreír, el miércoles sobre el medio día, llamo invitándome a Miami, no dude en ningún momento, llevaba días pensando en cómo escapar de la mierda en que s e había convertido mi vida, además las charlas con me volvían completamente feliz.



Lo seduje para que nos quedáramos un poco más de lo que él había planeado, tras su casi aceptación y cuadrar algunos asuntos menores, colgué. Busque a Vera para que se encargara de la empresa por esos días

- Por favor, lo único que te pido es que te encargues de la empresa por una semana- suplicaba ante sus tercera negativa

- ¿Para donde Vas?- inquiría Quisquillosa

- A ningún sitio en especial, solo me tomaré unos días para mi, o quieres que corra a todos

- Bien, pero no me convenzo de que vaya sola y a ningún lado, algo tramas Rosalie Lilian Hale


No le di importancia a lo que mi adorada socia pensar, le marque a Alice para pedirle su ayuda en la preparación de mi equipaje, además desahogar todo lo que sentía, porque carajos me sentía tan feliz por oír su voz, o porqué me haya invitado a viajar, no entendía pero amaba la idea de viajar juntos. Mi amiga tan solo reía ante todo y me d aba sus súper consejos

- Enserio Rose aprovecha mientras puedas ¿Qué pierdes?, date la oportunidad, tal vez dejes de ser tan frígida- decía la pequeña tormenta en medio de risas

- No sé Al, ya sabes don perfección aun cree que estamos peleados y si se entera nos mata

- Por Dios Rosalie, que pasa déjalo que piense lo que se le dé la gana, además si algo acudes a l doceavo mandamientos

- Y según tu ¿cuál es ese?

- Niégalo todo hasta la muerte, además puedes aplicar la máxima del derecho eres inocente hasta que no se demuestre lo contrario, además Rosita la mas tontita aquí estoy para cubrirte en todo



En ocasiones como estas amaban tener a mi descompilada amiga, podría faltarle un tornillo, pero sabía con sus palabras, para desestresarme se ofreció a hacerme masajes, Morfeo debió reclamarme pronto porque lo único que sentí fue mi móvil sonando y la chillona voz de mi amiga mientras se abalanzaba sobre mí para levantarme

- Levántate Rose, no seas perezosa, te tiene s que arreglar y desayunar, son las 6:30- grito sobre mi oído

- Ya , si estas mas emocionada que yo- señale sonriéndole

- Vamos muévete- indicaba mientras me levantaba y empujaba a la ducha- ya tengo preparada tu ropa, tu equipa esta cerca a la puerta y el desayuno esta esperándote



Con el entusiasmo y su vigilancia no tarde en estar frente al desayuno, reíamos de todo lo que se le ocurría, pronto nos vimos acompañadas por Bella y Vera quienes me miraban inquisitivamente, Alice se levanto para traer sus desayunos y merodear de la sala al comer gritando y saltando como niña de cinco años


- ¿Que tienes? - cuestiono rudamente Vera a Alice quien le saco la lengua en respuesta.

Faltaban 10 para las ocho cuando la bocina de un auto comenzó a sonar desesperado en la calle, al tiempo mi móvil sonó, no tuve la necesidad de ver quién era, rápidamente deje el comedor, corrí a la puerta donde se hallaba mi valija, la tome rápidamente y mientras abría la puerta les gritaba un adiós a todas . Pude observar cómo se acercaban peligrosamente a observar con quien me iría, y como lo había prometido Alice intervino lanzándose a ellas, abrazándolas y cantándoles fuertemente, mientras se quejaban y gritaban que las dejara ver con quien me iba.



Tire el equipaje a la parte trasera del auto para luego subirme y que se marchara rápido, el trayecto de mi casa al aeropuerto fueron llenos de bromas y sonrisas, me gusta sentirme segura y libre a su lado, no tardamos en llegar al aeropuerto La Guardia , dejando su auto en un parqueadero nos dirigimos a la sala de espera donde nos reunimos con dos hombre uno rubio y Eleazar quien me observó de soslayo y con su cabeza negaba.

-Bebe- Saludo el hombre rubio

-Papa- respondió, dándole un fuerte abrazo- viejo tiempo sin verte

-¿Y la joven es?

-Rosalie Hale- respondió Eleazar, me sentí totalmente cohibida ¿Qué carajos hace el aquí? Inquiría mentalmente en tanto sonreía

-Rose. Carlisle Cullen, al otro y lo conoces

-Encantada- esboce mi mejor sonrisa- así que nos vamos de vacaciones- dije tomando mi equipaje, desplazándome a la sala de abordaje



Durante el vuele me senté con Carlisle quien se puso a leer un gran libro, Emmett viajo junto a Eleazar, tome mi Ipod y me dedique a oír música, el vuelo se me paso rapidísimo, pronto me vi en el aeropuerto Internacional de Miami, el caos reinaba en el sitio mucha gente llegando otros saliendo, algunos acompañando, rápidamente nos dirigimos por nuestras cosas y salimos a buscar un taxi, en el trayecto del aeropuerto a Miami Beach, pude observar como los tres hombre que me acompañaban son lindos y agraciados, y pensé que tal vez dentro de su círculo no admitían gente poco agraciada o estarían confabulados para causar un paro acabar con las mujeres, provocándoles un paro cardiaco.



L a casa ubicada en Miami Beach, se ubica en la zona más lujosa de la zona , la casa de dos piso esta frente a la playa, en el primer piso se halla la concina tipo americana, el comedor y la gran sala, todo muy caribeño, un baño en un pasillo, una habitación y el patio, además de contar con una especia de terraza decorada con hamacas y unos sillones muy amplios, todo de colores muy vivos y ácidos en su mayoría, las escaleras que conducen al segundo piso totalmente de madera, tres habitaciones totalmente amobladas y una sala de estar.

Escogí la habitación del primero piso, par ano interrumpir las cosas de los chicos, además me sentía mas segura de esta forma, es extraño ser la única mujer en medio de tanto hombre, desempaque rápidamente, sacando todos los trajes de baños que Alice se había empecinado en empacar, me duche para luego ponerme uno blanco con negro dos piezas y alrededor de mis caderas un hermoso pareo negro, tome el sombrero de paja, mis lentes oscuros, la toalla, mi bronceador y bloqueador y me encamine a la playa, luego de echarme mis cremas y extender la toalla en la arena, me recosté a tomar el sol, amo tener un color canela, en mi cuerpo.




Un roce en al desnuda piel de mi abdomen hizo que me reincorporara rápidamente

- ¡Idiota!- reclame - ¿Qué pretendes?

- No te enojes corazón

- Claro que si me enojo, me molesta que la gente se tome confianzas y que sobrepasen conmigo, entiendes

- ¡Eleazar!- Oí a Emmett totalmente enfadado- Ya te lo advertí

- Vamos comparte, no seas egoísta

Un gran gruñido se escapo del cuerpo de Emmett quien ya estaba a mi lado, y en esos momentos hubiese creído que si era un puma, Eleazar encogió sus hombros y se marcho hacia la casa.



Se sentó junto a donde me recosté nuevamente , mis ojos viajaron por su cuerpo desnudo hasta la cintura, sus grandes músculos me gritaban desesperadamente para que los tomara, las chocolatina de su abdomen me invitaban a morderlo y consumirlo, sus piernas o lo que se veía de ella completamente torneadas y duras., internamente mordí mi labio, evitando que las babas se escaparan de mi boca

-Entonces mi linda mecánica

-Entonces es pelea- respondí quedamente

-¿pues te gustaría pelar cuerpo a cuerpo conmigo?

Trague saliva tras oír esas palabras mi cuerpo se estremeció totalmente, mi intimidad pedía a gritos su contacto, respire hondo para poder contestarle- Tonto- dije sacando la lengua

-Mal Educada, pero Dime- dijo pestañeando sus hermosas pestañas

-De malas - masculle sacudiendo los hombros- Intentémoslos, bueno me refiero a la propuesta, no al combate

En respuesta una sus sonrisas se le escapo, como si pudiéramos leernos la mente nos acercamos para que nuestros labios se fundieran en beso, nuestros labios querían devorar todo a su paso, mi lengua irrumpió buscando la suya y sujetándola, masajeándola , mis manos se desplazaron por su torso , el ritmo de mi corazón se disparo y aún con los ojos cerrados sentía que todo giraba, sus labios atraparon los míos , succionándolos un poco y luego mordiéndolos, los movimientos se hicieron mas rápidos y sensuales, mis dientes mordían tenuemente su lengua, su manos quitaron mi sobrero dejando en libertad mis bucles sus dedos rápidamente se enredaron en ellos.



Obligados a separarnos para tomar aire, una estúpidas cosquillas me inundaban de pies a cabeza, mis labios deseaba locamente el contacto de sus labios



-Vamos-invito levantándose y bridándome una de sus manos para levantarme, acorralándome en sus brazos y depositar una cadena de besos en mi cuello, se separa para tomarme de la mano y tirarme hacia la casa.

No pudimos pasar de la cocina cuando nuevamente nuestros labios se unieron , esta vez nuestras manos recorrían nuestros cuerpos sin limitarse, ni cohibirse, cada parte de nuestros cuerpos era detallado, mientras mis labios se perdían por completo en los suyos, con cada movimiento de sus labios y sus manos mi cuerpo se estremecía, pronto nos vimos juntos, cuando su erección rozo contra mi intimidad no pude evitar gemir en su boca, nuestra respiración era completamente errática, mis brazos se aferraron a su cuello y los suyos a mis caderas, moviendo nuestros cuerpos haciendo más fuerte el roce de su erección a mi cuerpo, lentamente comenzamos a desplazarnos , manteniendo los besos y el contacto de nuestros cuerpos, tropezamos con todo lo que había del comedor al pasillo

-Vaa..mos a caaaer- murmure difícilmente sobre sus labios


Sus labios se movieron sobre los mis, una sonrisa burlona y un – Te importa- fueron suficientes, los besos se hacían más arduos , mis manos agarraron salvajemente su espalda marcando cada una de mis uñas uniéndonos más , su titilante erección rozando mi intimidad solo produjo que gimiera y me mojara, nos encortábamos en el pasillo que conducía a las escaleras recargados contra la pared , sus movimientos sobre mi cuerpo se hicieron más rápidos, su boca besaba y succionaba todo a su paso llegando a mis senos besando sobre el sostén, el calos de su aliento y el placer de sentirlo en mi piel, produjeron que mis manos se dirigieran a su ya excitado miembro y lo tomaran masajeándole un poco, un gemido ahora proviniendo te de él me hizo sonreír

-Emm… los… mu es…tan ca…sa – dije con voz totalmente quebrada



Su boca jugaba con el borde del sostén – No - fue su única respuesta, sin más sus manos se encargaron de deshacerse de mi traje de baño, dejándome totalmente desnuda a sus ojos.

Inmediatamente su bermuda desaparecía de un solo tirón, no me sorprendió que no tuviese ropa interior, mis ojos s e abrieron por completo al ver el tamaño de su erección , relamí mis labios descaradamente, volviendo sus labios a los míos se recargo completamente contra mi cuerpo permitiendo que nuestros sexo se rozaran sin impedimento alguno, la lujuria nos tenía a su merced

-Gírate- ordeno con voz completamente ronca, sus ojos ahora estaban más oscuros, un nuevo gemido se oyó cuando sus dedos pellizcaron sutilmente uno de mis pezones

-No- respondí jadeante

Una media sonrisa se desplego , mientras se dirigía a mi oído y atrapaba el lóbulo mordiéndole y jugando con su lengua, sus manos llegaron a mis hombros y sin previo aviso me dejo viendo a la pared

-Pon tus manos en la pared –volvió a ordenar, esta vez hice lo que dijo- Abre las piernas- susurró en mi oído

Con ese jueguito, con los besos en mi cuello y en m i oído, con el roce de nuestros cuerpos ya estaba totalmente húmeda, desee poder sentirlo dentro

- Las piernas – repitió difícilmente

- No, … pa.. que- mi respiración esta hacha un fiasco

- Esta e s una requisa Señorita- musito contra mi oído, su lengua jugueteo en el y una de sus manos volvió a tomar mi cabello enredándose en él y haciendo que un grito de placer se escapara.

Con su mano libre recorrió mi espalda dulcemente, masajeo mi trasero y lo apretó cuando gusto, en un habilidoso movimiento libero mi cabello y llevo su mano a donde mi trasero.



Abruptamente sus manos separaron mis piernas, luego sus manos me levantaron un poco para que su cuerpo, específicamente su erección rozara mi entrada , deseosa, caliente, anhelaba poder tenerlo dentro, y como si leyera mente me bajo en un movimiento fuerte permitiéndole penetrar en mi totalmente , grite como nunca antes lo hubiera hecho, primero por su tamaño y segundo por el placer, dándose apoyo con sus piernas comenzó a mover sus caderas de adelante hacia atrás y en sentido contrario, en ocasiones hacia movimientos circulares , sin poder evitarlo mi cadera se unió a los movimientos ya marcados , aumentando mas el placer que sentía.



Las gotas de sudor bajaban por todo mi cuerpos, y mis manos se apoyaban fuertemente a la pared , mis gemidos se hacían más fuertes y aumentaban cuando su respiración chocaba contra mi cuello

-¡Dios! - exclame en uno de sus movimientos

-Lo disfrutas Rose- pronuncio sobre mi lamiendo mi cuello

-Si- eso no se debía preguntar, si no lo disfrutara no gritaría como loca

Entonces una de sus manos comenzó a jugar con mis senos alternado y la otra masajeaba mi palpitante y mas que excitado centro, los movimientos circulares en mi botón y sus continuas embestidas provocaron que mi cuerpo se tensara, mientras la temperatura aumentaba considerablemente, posiblemente sobrepasara los 100ºC , su constante y rápido ritmo me tenia al borde del colapso, los tenues apretones que le proporcionaba a mi centro fueron el incitador para que tras una nueva embestida explotara un grito lleno el ambiente mi liberado cuerpo palpitaba.



Sus gemidos se hicieron mas fuertes y su respiración más rápida y fuerte, sus embestidas se hacían más fulminantes, entrando y saliendo con gran vehemencia, desplazo sus manos a mis senos masajeándoles y retiro un poco su erección sin abandonar mi cuerpo y tras un respiro volver a arremeter contra mi cuerpo dejándome pegada totalmente a la pared

Grito mi nombre cuando su erección se libero , dejando que nuestra unión s e separara recargo su cabeza contra mi espalda, su respiración caliente en mi medula solo hacía que me estremeciera nuevamente, no me recuperaba y ya quería mas, mis pezones endurecieron ante se respiración

Volvió a girarme para quedar frente a frente, nuestras miradas chocaron sus ojos tenían un brillo especial, una hermosa y sincera sonrisa me fue dedicada

-Gracias – susurre besando sutilmente sus labios, sus brazos me acorralaron abrazándome y besando mis cabello , pronto unas voces provenientes de la puerta principal nos alertaron, se agacho a recoger nuestras prendas , antes de levantarse su boca se dirigió a mi intimidad dejando que su lengua jugara rápidamente en mi médula, una rápida lamia y un jadeo fueron suficientes para volver a encenderme

-Emmett- regañe , mientras los choques eléctricos aumentaban en mi cuerpo, y las piernas me temblaban , cando se levanto totalmente arrebate mi traje de baño y corrí a la habitación donde dormiría.






3 comentarios:

  1. OMG!! EXELENTE! me encantooo!
    muy buen lemmon!

    ResponderEliminar
  2. OMG!!!!! OMG!!!!
    Wouuuuuuuuuu demasiadoo buenooo!!!!
    Att: Claudia!!!

    ResponderEliminar
  3. buenisimo nena soy nueva aki y me encanto sigue asi....!

    ResponderEliminar