“No Necesito un Cielo si tú no puedes ir a él ",
Bella Swan, Luna Nueva

"Un día escribiré tanto como Estrellas hay en el Cielo" Tiwii Cullen





Debemos aclarar que todas las historias que están en este blog nos pertenecen y son de nuestra autoría pero los personajes de la Saga Crepúsculo y algunas otras cosas más que aparecerán en los Fics que publicaremos aquí son propiedad de Stephanie Meyer, también existen personajes que son sacados nuestra imaginación.



jueves, 9 de septiembre de 2010

Amarte Duele. Capitulo 13 Libres

CAPITULO 13 LIBRES
DISCLAIMER: Los personajes le pertenecen a Stephanie Meyer, sólo la historia es de mi propiedad. Prohibida su adaptación, copia parcial o total.

Hola a todas niñas espero que estén muy bien, enserio demasiado bien, bueno espero por mi parte reaparecer con todas las de la ley entre mañana y el dia sábado perdón si estoy perdida pero a una de mis compañeras se le olvido pagar el internet y ¡zaz! Nos incomunicaron, no siendo más dejo, feliz día para todas y sean felices… Twins felices vacaciones, TE AMO, mi Teles bella espero que todo marche de maravilla y mi Clau y Jules niñas extraño sus locuras miles de abrazos para toda
Cursiva

“Libres son los sentimientos como espíritus salvajes, aunque estemos sin alientos y las fuerzas con el tiempo se hayan ido de viaje, en estas junglas de cemento se vive o se muere, eres amo de tus predios o esclavos de otros reinos”

Sus brazos le brindaban la seguridad que nunca antes había esperado, de la tormenta que había caído en su vida tan solo quedaba un doloroso recuerdo, la confianza arrebatada poco a poco se resurgía y su corazón destrozado sanaba lentamente.

Sus temores se disipaban cuando él estaba a junto a ella, su príncipe azul un príncipe de carne y hueso no un hombre imaginario, no el perfecto príncipe de los cuentos de hadas, su príncipe como todos los mortales tenia defectos, cualidades y todo eso hacía de Carlisle su príncipe azul.

- Gracias por estar en mi vida- susurro contra su pecho, sus finos dedos acariciaban su espalda haciendo que su cuerpo ardiera.

- A ti por ser mi ángel- le respondió con esa voz que tanto le gustaba, ella podía oír los rápidos latidos de su corazón los cuales se unieron al andar de su propio corazón - y… ¿ qué querías decirme? - preguntó juguetonamente mientras uno de sus dedos ondulaba un mecho de su cabello

Ella se aferro más a su abrazo, los nervios le consumían, nervios por dar un paso y quizás ser rechazada

“Vamos Esme tu puedes, eres una mujer valiente” se animaba mentalmente

Respiro profundamente, para luego dejar su abrazo, movió sus manos nerviosamente sobre sus brazos

- Podemos hablar en un lugar más calmado, digo, un pasillo sería perfecto si estuviese menos concurrido además tus visitas alertaron a medio hospital- aunque quería reír por sus palabras no podía

- My Lady- dijo él abriendo la puerta de su consultorio y concediendo su paso, una vez que ella estuvo dentro y el cerrara la puerta sintió pánico, camino hasta ella para pasar sus manos por su cintura y su rostro se calvara en su cabello- delicioso- musito

- no tengo un trono para ti pero te puedes sentar en mi silla-

Esme rio dulcemente mientras con la cabeza negaba

- Eres único- murmuro- pero no necesito silla- lenta y dolorosamente se separo nuevamente de él para enfrentarlo - Yo, sé que he sido injusta contigo, tú has estado cuando todos me han dado la espalda, tu depositas tu confianza en mí y yo… bueno ciertamente tengo mis reservas- sonreía torpemente y sus ojos viajaban en todas las direcciones- me dices que me quieres yo bueno, no sé que es, no sé… pero siento algo por ti, estoy segura solo necesito más tiempo para poder definirlo

Carlisle dejo que un carcajada saliera, mientras que ella hablaba sonreía bobamente y el martilleo de su corazón aumentaba lentamente al acorde de su voz pero una vez culmino su pequeño discurso rio sinceramente, no importaba que ella aun no pudiese definir lo que sentían por lo menos algo despertaba él en ella.

Esme arqueo una ceja ante la actitud de Carlisle- Eh no sabía que causaba risa.- dijo un poco molesta

- Cari, Cari- levanto sus manos para tomarse del cabello y volver a reír- ¡Dios, Gracias!¡Graaaciiiaaaas!- dijo estirando las palabras, una vez se controlo dijo lo que sentía y aunque el adagio reza que se debe decir lo que siente el corazón, como medico dejaría hablar a su hipotálamo- Esme, todo el tiempo que quieras, nadie te está presionando, lo haremos a tu modo

- ¿Seguro?-

- Si, una y mil veces si-

Ella avanzo hasta él para dejar que sus manos se cruzaran sobre su cuello, sus miradas se entrelazaron por un instante para luego concentrarse en sus labios, poco a poco se fue acercando hasta unir sus labios, él le recibió fieramente, sus manos se ciñeron a su cadera juntando aun mas sus cuerpos, su decadente sabor hacían palpitar fuertemente la cabeza, mareándole, sus lenguas jugueteaban alegremente reconociéndose ante cada movimiento, gimieron al unisonó, ante los lentos movimientos de sus labios.

- Exquisito- farfullo sobre sus labios, ahora fue ella la que rio tontamente, volvió a besar tenuemente sus labios - ahora tengo que decir algo- sin separarse ella contesto

- ¿si y qué es?- esta vez él fue quien puso un poco de distancia sin soltar su caderas

- Veras, quiero saber si tienes un puesto en la empresa- ella volvió a reír

- Sabes que no es la gran cosa- respondió- pero cuéntame de que se trata y veremos qué podemos hacer-

Carlisle le condujo hasta su escritorio y le ayudo a sentarse, una vez ella estuvo ubicada tomo sus manos y besos sus nudillos

- Es un caso “especialísimo”- Esme oía atenta- se trata de una adolescente, ella se llama Tania, Cari, es tan solo una chiquilla y ya tiene muchas responsabilidades, responsabilidades que muchos adultos evitan tener, Tania tiene 16 años y será madre en tan solo 3 meses apoximadamente-

- Dios es solo una nena-
dijo alarmada- pobre

- Si, mas aun ella dará al bebe en adopción y le ayudar a buscar quien pueda adoptarla a ella , bueno en realidad pensé en planteárselo a Eleazar y Carmen pero, por el momento ella necesita trabajar en algo que no implique daño para ellos, ¿entonces?

- Sí, claro en todo lo que podamos ayudar lo haremos-

- Gracias Cari

- No hay nada para agradecer porque no haría algo que tú hiciste por mi

Carlisle tenía otro motivo para amar a su Esme, la mujer más dulce y comprensiva del mundo, una dama sin igual

- Bueno, te dejare… yo tengo asuntos pendientes- indicó seriamente- ¿te veo a la noche?

- Por mi no te dejaría marchar pero como no puedo, si, nos veremos a la noche ¿te gustaría ir a cenar?- el vio como ella se sonrojaba dulcemente y sus espesas pestañas batían alegremente

- Claro encantada caballero- al pasar por su lado se puso en puntitas para besar sus labios y luego salir del consultorio dejándole con una gran sonrisa en su rostro.

El sol iluminaba su cuerpo haciéndole brillar como una gran bola de pequeños cristales coloridos.

Esme se dirigió al parqueadero donde sus amigas esperaban ansiosas en el audi de Bella y del cual Alice se reía diciéndole que era un armatoste o un juguete para las bebes; si la noche anterior ellas no hubiesen insistido en que debía dar un gran paso que la condujera a su felicidad y a la mañana prácticamente no la hubiesen obligado a dirigirse al hospital no hubiese podido encontrarse con su pasado y dejar que todo lo que la envenenaba saliera de sus cuerpo desintoxicándolo y tampoco le hubiese dicho a Carlisle acerca de sus sentimientos

- ¿Cómo te fue?- preguntaron las dos una vez ella ocupo la parte trasera del auto

- Bien- y con sus manos les hizo un gesto dejando sus pulgares arriba-

- ¿Solo bien?

- Sí, bueno le expuse lo que sentía y el acepto además, me conto algo acerca de una joven a la que ayudaremos así, que mi querida Alice tendremos una nueva compañera en la lucha

- ¿Quién?¿qué?¿cómo?¿cuándo?¿dónde? y lo más importante a mí nadie me quita mi puesto- dijo Alice cruzándose de brazos como niña pequeña y estirando sus labios.

Bella negaba firmemente mientras ocultaba la gran risa que quería salir de su garganta una vez se controlo puso en marcha el auto

- Alice, nadie puede quitarte tu lugar, eres mi bebe- respondió Esme abrazando a su amiga aun con el molesto sillón, el estomago de Alice haciéndola sonreír, lentamente conto lo poco que Carlisle le había indicado acerca de Tania

- ¿Y quién se quedara con el bebe?- pregunto Bella algo alarmada- pobre Bebe- todas asintieron , los ojos de Esme estaban concentrados en el pequeño cuerpo de Nessie que dormía plácidamente en su pequeña silla

- Aun no se sabe, Carlisle se encargara de eso más adelante-

- ¿Por qué no se lo quedan ustedes?
- la insinuación de Alice hizo que su mente volara, su mayor deseo una familia, unos hijos para mimar, para consentir y para malcriar pero por el momento era un sueño que no se realizaría

- No, ahora vamos a casa necesitamos trabajar - dijo firmemente

Una vez en casa Esme desplego los planos de la casa de la familia Weber, aun les falta mucho por trabajar tan solo habían acordado que diseño se usaría, aun faltaba definir el mobiliario y la decoración

- Para ser un casa de un pequeño pueblo es demasiado grande- indico Alice quien tenía sus ojos fijos en la planta superior- yo pido el cuarto de los gemelos ¿puedo?

- Claro yo pido la habitación de la adolescente-


Su mente comenzó a vagar en la cena que les esperaba, olvidando así su trabajo, el reloj marcaba las cinco treinta cuando su acompañante la regreso a la vida real

- ¿Qué te sucede?- pregunto Alice

- Pues, solo … pensaba en que usar esta noche- Alice alzo una de sus cejas especulativamente

- ¿Qué sucede esta noche?

- Me invito a cenar-

Tan pronto como termino su loca amiga comenzó a gritar y a brincar por toda la estancia, además gritaba un alegre “Si, si ,si”, luego la tomo de sus brazos y la arrastro escaleras arriba, cuando estuvieron en su cuarto Alice se metió y comenzó a tirar ropa hacia la cama, luego siguió con los zapatos, con cada paso reía y cantaba dulcemente .
Al tiempo la hizo desvestir y cambiar más de una vez hasta que dio con un vestido de seda vino tinto con un leve escote y hasta las rodillas el vestido se ceñía a su cuerpo resaltando sus curvas, la calzo con unas zapatillas de tacón medio del mismo tono del vestido y sujeto su cabello con una bella flor a juego, además de un maquillaje tenue pero que resaltaba cada facción de sus bello rostro

- Ahora puedes verte al espejo y agradecer por mi ingenio-

Cuando Esme se vio sintió ganas de llorar, sus ojos se aguaron un poco

- No, NO llores te corres el maquillaje y la pagas- amenazó su amiga

- Gracias, me veo …

- Hermosa , como eres - adulo su amiga

Cuando el reloj marco las siete Carlisle se encamino a la casa a buscar a Esme, en la tarde llamo a un pequeño restaurante italiano cerca del muelle para su gran velada, al legar a la casa oyó a Alice y Esme en su alcoba, haciendo uso de su gran fuerza paso de largo hasta su alcoba para arreglarse, una vez se ducho y acicalo se vistió con un traje negro.

Una vez estuvo listo camino hasta la puerta de Esme, iba a toca cuando oyó a Alice señalándole a Esme su belleza

- Si claro , soy Rapunzell hermosa, lalala-

- Pues más hermosa que Fiona si eres
- dijo con desdén la pequeña Alice- pero, bueno vamos tu príncipe no tardara en arribar en su flameante mercedez

Él no tuvo oportunidad de dirigirse a la escaleras, la puerta se abrió y ellos se quedaron como congelados por varios minutos sus rostros mostraban la verdaderas sonrisa y tranquilidad, a Carlisle le brillaban los ojos mientras Esme se sonrojaba, Alice puso sus ojos en blanco

- Si los dos están muy guapos, ahora , podrían hablar - el sonrojo de Esme aumento haciendo que sus ojos se asentaran en sus zapatos

- Madame, lista para nuestra velada- tras el asentimiento de su musa, extendió su mano hasta atrapar su cintura y acercarla a él, Esme rio bajamente ante su actitud , el aprovecho para besar su mejilla.

El camino al restaurante fue acompañando de un silencio encantador, Carlisle se deleitaba de la manera en que las luces de los autos iluminaban sus bello rostro haciéndola parecer más perfecta a un ángel.

Esme estaba completamente nerviosa llevaba mucho tiempo desde su última cita, se sentía completamente cohibida no sabía cómo actuar o que hacer, no se atrevía a hablar porque temía decir algo inadecuado o inapropiado, una de sus manos estaba sobre la mano de Carlisle llenándola de calor y serenidad.

El muelle estaba levemente ocupado, las luces de los locales y la música inundaban el sitio, Carlisle estaciono el auto frente al restaurante italiano y ayudo a Esme a descender de él, caminaron tomados de la mano hasta el restaurante, la maître les saludo alegremente y luego los condujo a la pequeña terraza donde solo había una mesa decorada con pétalos de rosas blanca y velas de rosas aromatizadas.

El ayudo con su silla, luego tomo su mano para besar los nudillos

- Espero te guste- susurro en su oído haciendo que su cuerpo se estremeciera, ella entrecerró los ojos al sentir su cálido aliento chocar en su piel, pero no contesto aun se sentía aturdida

No hubo necesidad de pedir ya que Carlisle cuando solicito la reserva pido que el chef se encargara del platillo para su cita, ravioles, espaguetis, lasaña hicieron parte del menú, pie de limón y un delicado y sabroso vino tinto del 64

- No te he dicho lo hermosa que estas esta noche- musito Carlisle seductoramente

- No, ciertamente no lo he odio- dijo ella juguetonamente

- Cielos, que torpe he sido, cuando te vi en casa pensé que Dios me había premiado

- ¿Por qué?

- Porque me ha enviado un hermoso ángel de ojos cristalinos para que sea mi cita esta noche- rápidamente el fuego se tomo sus mejillas y su garganta se cerró haciéndola atragantar con un poco de su vino- Para que modelos y reinas de bellezas cuando yo estoy acompañado por la mujer más dulce y hermosa de este mundo, y me pregunto que mas puedo hacer para que esta dulce dama sea feliz

- ¿Qué te parece invitarla a caminar por el muelle?

- Tus deseos son ordenes para mi, sabes que vivo para complacerte

- Entonces si quiero un….
- llevo una de sus manos a la boca y rio débilmente

- ¿Un qué?

- Nada olvídalo, vamos a caminar entonces y me contaras más acerca de tu vida, ¿vale?

- Bien, pero quiero saber que querías pedir

- Nada Carlisle, nada

La caminata por el muelle estuvo llena de bromas y juegos, con el paso del tiempo Esme opto por quitarse las zapatillas, sus manos no se soltaron en ningún momento ni siquiera cuando se quito su molesto calzado, Carlisle le contaba algunas de sus anécdotas de adolescente y acerca de sus trabajos de medio tiempo o de horas según su estudio lo permitiera, ella le conto acerca de sus maravillosos días de trotamundos y como disfrutaba viajar sola y conocer nueva gente.

el oía ansioso cada detalle de sus viajes y reía cuando su rostro se bañaba de anhelo

- ¿Qué es lo que más deseas en la vida?

- Ser feliz, tener un familia, dejar el pasado enterrado y viajar, si adoro viajar

- Yo te puedo ayudar en varias cosas, pero ciertamente dejar el pasado es lo más importante, nunca lo olvidamos por completo pero con el tiempo se convierte en una leve muestra de lo que fuimos y nos llevo a lo que somos , ¿A dónde quieres ir?

- Brasil, amo Brasil, si clima , la gente, la cultura, el sol, si anhelo regresar a Brasil unos días

- Pues vamos-

- Estás loco, has descansado más de lo que trabajado en los últimos meses

- No lo estoy, solo quiero hacerte feliz y si esto te hace feliz pues ¡opa a Brasil!

Su corazón se calentó con sus palabras,- ¿llevarías a una extraña a Brasil?

- ¿Quien dijo que eres una extraña?

- Eh… pues… entonces que soy

- Mi novia- la cara de Esme perdió todo color y emoción no daba crédito a sus palabras- ¿quieres ser mi novia?

- Pero, pero

- No hay peros, que mejor forma de conocernos, seremos amigos, confidentes, novios, quieres un abrazo me buscas, quieras hablar te oído, deseas un beso lo tomas, quieres a alguien que te abrace en las noches y te proteja aquí estoy , dime que mejor manera de conocernos que esta, entonces ¿quieres ser mi novia?- su voz casi era un hilo

- Intentémoslos- dijo una Esme no muy segura- Diablos ya estoy loca-

Sus labios se buscaron, sus labios se encontraron, se tocaron, acariciaron y degustaron con dulce pasión, él la aferraba a su cuerpo con gentilmente, ella jadeaba ante el contacto, sus labios atraparon y halaron del labio de él, ella acuno su rostro con la mano libre, el primer beso como novios bajo la marchita luz de la luna y en el muelle de una ciudad que les estaba enseñando a vivir, que les brindaba una nueva oportunidad para amar, y por mas heridos que estén sus corazones se tenían para sanar y curarse juntos.

“…corazón, corazón felino no detengas tus latidos ni pronuncies el olvido, Ayúdame a romper el hielo de mis miedos con la magia de tu ángel, Ayúdame que en la sombra de otros cuerpos no me asombren, ni se apropien de mi carne...”



Corazón Felino de Kraken, grupo netamente Colombiano y con muy buenas canciones



6 comentarios:

  1. Ohhh cielos!! El primer besoooo!!!!!! Ada linda me encantó el capi! s, sí, sí!! Nena me voy con una sonrisa! te adoro mi niña
    Besos amore
    T.

    ResponderEliminar
  2. Ay qué bonito me encanta esta historia deberás jaja y por fin son novios que hermosos bueno sigue escribiendo te cuidas besos atte.: Karlii whitlock

    ResponderEliminar
  3. y desde que desapareciste estoy mas loca jajajaj te amoooooooo mi adi
    y por fin algo de paz para estos dos nunca los vi tan juveniles y adolescentes como hoy y en este fic felicitaciones mi niña

    ResponderEliminar
  4. ¡¡¡¡Que lindo cap, me encantó!!!!. Carlisle adorable y que belleza como se va dando la relación con Esme... ha sido un muy bueno y entretenido el cap...
    Estaré esperando la actualización.
    Un abracito,
    Macaries

    ResponderEliminar
  5. estubo buenisiimo el capi me super encanto q bueno q esme ya esta empezando a querer mas a carlisle

    ResponderEliminar
  6. jejeje me encantó cuando le dijo ke si llevaria a una extraña a brasil y le respondio ke no , ke era su novia XD :D buen capitulo

    ResponderEliminar