“No Necesito un Cielo si tú no puedes ir a él ",
Bella Swan, Luna Nueva

"Un día escribiré tanto como Estrellas hay en el Cielo" Tiwii Cullen





Debemos aclarar que todas las historias que están en este blog nos pertenecen y son de nuestra autoría pero los personajes de la Saga Crepúsculo y algunas otras cosas más que aparecerán en los Fics que publicaremos aquí son propiedad de Stephanie Meyer, también existen personajes que son sacados nuestra imaginación.



sábado, 11 de agosto de 2012

Scort, Capitulo: 13 Cambios




Scort:
Capitulo 13
“Cambios”







Bella POV:



    ¿y ahora que vas a hacer?— me pregunto mi amiga Vera mientras me observaba atentamente
    No lo sé— susurre con voz tenue
    Piensa rápido Bella, Edward volverá en cualquier momento, ¿Cuánto lleva de viaje?
    Una semana— conteste en el mismo tono.



La semana más larga y torturante de mi vida, desde que Edward abandono mi casa aquel día, cada minuto, cada hora son aun más dolorosas que la otra. Mi conciencia y a la vez mis hijos me han puesto en jaque, desde que los mellizos conocieron a su padre no paran de hablar de él, Nessie estaba obsesionada con volver a verlo al contrario de Antho que me pregunta cada vez más pero que no ha mostrado un interés mayor. La promesa sobre los abogados fue cierta, aquel domingo muy temprano por la mañana llegaron a mi puerta un ejército de abogados, todos con la idea fija de realizar el traspaso de los apellidos. Recuerdo que me pidieron muchos papeles y las actas de nacimiento de mis hijos, además de hablar con mis padres. Al otro día muy temprano me llamaron para ir a los tribunales y al registro civil a realizar el cambio de la tutela, cuando el juez me pregunto si le quería otorgar la tutela a alguien ni siquiera alcance a responder cuando uno de ellos me interrumpió diciendo el nombre de Edward, el juez me miro extrañado y me pregunto si estaba en lo correcto, recordar la sola amenaza de Edward me helo hasta el último de mis cabellos por lo que asentí levemente e intente disimular la horrible pesadilla que estaba pasando en mi vida.



Toda la semana ha sido igual entre papeles y tramites, Antho salió a los dos días del hospital, estaba feliz de volver a la casa y de estar junto a su familia. Cuando miraba a mis hijos conversar con sus abuelos la idea del que dirían los padres de Edward sobre esto atravesó mi cabeza, ¿Qué pensarían los padres de Edward sobre la Scort que tiene dos hijos de su primogénito? Obviamente cuando se enteren seré aun mas víctima del odio de la familia Cullen, no podía evitar pensar en cómo reaccionarían ellos frente a esta situación, ¿aceptarían a mis hijos como uno más de la familia o intentaran hacernos a un lado para evitar que nos entrometamos en su vida? No lo sabía y tal vez en lo más profundo de mí alma ni siquiera lo quería averiguar, el miedo latente de una destrucción total me tenía aterrada.



    ¿no sabes cuando vuelve?
    No, me dijo que se iría por unos días, él llama a los mellizos todos los días, todas las veces que puede en realidad pero nunca pide hablar conmigo, solo con ellos.
    Ya veo
    Casi siempre es Ness quien habla con él, Antho ha estado muy extraño desde que supo la verdad, ahora siempre anda cuidándome las espaldas y me pregunta sobre Edward pero es extraño porque ni siquiera le importa verlo
    ¿Nessie si?
    Ella esta obsesionada con volver a ver a Edward, creo que mi hija se enamoro perdidamente de su padre.
    Pequeña— susurro sonriendo levemente— ¿ahora que ibas a hacer?
    Estaba por lavar unas cosas de los chicos y después iba por ellos a la escuela ¿por qué?
    No…— comenzó pero se quedo en silencio mirando a mis espaldas— porque creo que tendrás que posponer tu lavado para después
    ¿por qué lo…?— comencé a decir mientras me giraba hacia el ventanal, mis ojos parpadearon rápidamente para ver si lo que estaba viendo no era un sueño— oh por dios— susurre.


Afuera de mi casa había una enorme camioneta estacionada, de ella se bajo la persona que menos esperaba.


    ¿Qué hace el aquí?
    No tengo idea, demonios— susurre poniéndome de pie
    Me iré por detrás— camino hacia mí y beso mi mejilla— no te preocupes todo estará bien, actúa normal
    Lo intentare— Vera salió corriendo por la parte de atrás de la casa mientras yo caminaba hacia la puerta para abrir.


Mi mano tembló en la manilla ¿Qué le iba a decir? ¿Se habría enterado de la verdad?, creo que estaba a punto de responder todas mis preguntas. Abrí la puerta y lo primero que note fueron unos ojos curiosos que me observaban de arriba hacia abajo.


    Hola… ¿Qué haces aquí?— pregunte con algo de asombro
    ¿Qué demonios está pasando?— me respondió con visible molestia en sus ojos
    ¿a qué te refieres?— le respondí con otra pregunta
    Al ser tu abogado llego a mi despacho esto— metió sus manos en su bolso y saco un sobre café
    ¿Qué es eso?
    Es la petición de remoción de la tutela hacia tus padres Bella ¿Qué está sucediendo? ¿Por qué le estas dando tutela compartida a Cullen? ¿a caso ya sabe sobre los mellizos?


Mi cabeza comenzó a girar, me apoye en la puerta que aun estaba abierta, el ya lo sabía.



    Han pasado muchas cosas desde que no nos hemos visto Jason.
    Así veo pero como soy tu amigo me hubiera agradado que me las dijeras Bella, cuando vi este documento se me vino el mundo abajo al pensar que te podría haber pasado algo.
    No te preocupes si estoy bien— le respondí con solo una parte de verdad en mis palabras
    Ahora explícame ¿Cómo es esto?




Comencé por el principio omitiendo las partes que sabia a él no debía contarle, le explique cómo había pasado todo, cuando llegue al momento actual su ceño se frunció rápidamente.



    Es un desgraciado Bella ¿Cómo se atreve?— sus puños se ciñeron rápidamente, jamás había visto esa reacción de su parte, Jason era mi amigo, como un hermano alguien en quien yo sabía podía confiar pero jamás había visto una reacción con ápices violentos de su parte.
    Déjalo Jason, ambos sabíamos que esto sucedería, yo estaba segura de que cuando Edward lo supiera esto pasaría, jamás me imagine que fuera tan pronto.
    Maldita sea, debe haber algo que podamos hacer, algún recurso de amparo…— empezó a pensar y a pasearse por la sala, se notaba nervioso.
Mi mente divago en todo lo que sucedía en estos momentos, por un momento comencé a pensar ¿Qué estaría haciendo Edward en estos momentos? A pesar de todo quería saberlo, moría por escuchar su voz y saber que estaba pensando pero lamentablemente no era una gran lectora de mentes, además podría estar segura de que él jamás revelaría sus pensamientos hacia mí. La figura nerviosa de Jason caminaba sin control por la sala, sus pasos apurados y su ceño fruncido me ponían cada vez más nerviosa y al mismo tiempo me daban un poco de seguridad, tenía miedo, debía reconocerlo, sabía que Edward en cualquier momento podría entrar por esa puerta y arrebatarme lo más preciado pero también sabía que él no era así, por lo menos el hombre que yo conocía no tenía un corazón oscuro como lo había aparentado en los últimos días.

    ¡Maldita sea!— grito Jason refregándose la cabeza— no sé que podríamos hacer en estos casos, en el ámbito legal el mal nacido podría ganarnos porque le escondiste la verdad tantos años además de que él es el padre.
    Y no podemos negar ninguna de las dos, porque es la verdad, con respecto a los papeles que te llegaron, apura en lo que más puedas esos trámites, los mellizos se merecen tener a su padre cerca y ese es un privilegio que no les quiero quitar.
    ¿estás segura?— comenzó a acercarse lentamente hacia mí, sus ojos llenos de cariño y condescendencia comenzaron a tomar un tinte diferente, se tornaron oscuros.
    Claro que si— retrocedí un paso— tú mejor que nadie sabes que mis hijos merecen tener un padre por…
    Entonces dales uno, déjame ayudarte con eso Bella, cásate conmigo—


La sola pregunta congelo la habitación, mi piel se helo y muchos sentimientos pasaron por mi cabeza y al mismo tiempo por mi corazón ¿me estaba pidiendo que me casara con el sabiendo que amaba a otro hombre?



    Jason… yo, esto es un error, dices eso por afán de ayudarme pero…
    No Bella— suspiro acercándose aun mas— en parte es verdad, quiero ayudarte, pero lo que me mueve es… es…— guardo silencio y soltó otro gran suspiro— lo que me mueve es amor Bella, yo te he amado desde el primer momento que te vi y estoy dispuesto a pelear por ti.
    Dios mío— susurre llevándome una mano a la boca, tal vez pareciera algo normal pero para mí era el quiebre de una gran amistad
    ¿le estas tomando el peso a lo que dices? Jason…
    Si Bella, se perfectamente lo que te estoy diciendo, lamentablemente jamás quise decirte nada porque no pensé que el padre de los niños apareciera, pensé que siempre estarías conmigo de una manera u otra pero la llegada de este hombre me hizo reaccionar y darme cuenta de que no estarías siempre para mi, que serias mía algún día.
    Jason yo…— intente replicar
    No digas nada, solo piénsalo por favor, de verdad piénsalo es una muy buena opción, imagínate si te casas no tendrás la necesidad de acercarte a ese imbécil, yo podría protegerte Bella, siempre lo haría.



No dije nada mas, el silencio invadió la sala de estar ¿Cómo podía haber cambiado esta relación en solo cinco minutos?, el giro dramático que había dado me dejo atontada, Jason me miro unos segundos mas y cambio la mirada de lugar, lo note algo nervioso y confundido.



    Bueno Bella me tengo que ir, me quedare en la ciudad hasta mañana por lo que necesites, piénsalo cariño, mañana vendré a preguntarte la respuesta— se acerco rápidamente y beso mi frente, el contacto de sus labios en mi piel me hizo estremecer pero de una manera repulsiva, el no era un hombre del cual yo pudiera enamorarme sin duda alguna no podía sentir nada por él, me sentí vacía, casi sin vida.



Salió de mi casa dejándome la confusión latente, esa misma noche al escuchar sonar el teléfono mi corazón palpito rápidamente a sabiendas de quien era que llamaba, Reneesme contesto con euforia y comenzó a hablar con su padre, Antho solo la miro de reojo y tomo sus cosas para salir hacia su habitación. No entendía el cambio de mis hijos, antes Antho me reclamaba cuando podía sobre su padre y era Nessie quien siempre estaba acompañándome pero ahora es todo al revés, es Antho y su sobreprotección la que no me dejan tranquila y es Ness quien está casi adueñada de Edward, solo espero que esa condición no sea siempre así, no quiero a Antho siempre enemistado con su padre. Luego de hablar por más de una hora con la pequeña Nessie, Edward se despidió de ella. Lleve a los mellizos a dormir, Nessie estaba aun emocionada por la conversación que había tenido con su padre, no quise decirle nada y la deje dormir con aquella felicidad.



Los días pasaron rápidos, Antho se había recuperado por completo y estaba más fuerte que nunca, solo esperaba que no sucediera nada al regreso de Edward. Jason se quedo unos días mas pero no me siguió preguntando nada, creo que no quería seguir con la misma conversación que tuvimos aquella tarde en el living de mi casa, aun estaba consternada por sus palabras ¿casarnos? Era una idea bastante loca y poco eficaz, estaba segura que ha Edward le daría lo mismo la situación pero sin duda reclamaría hasta decir basta por los mellizos, el no querría que otra persona los criara siendo que se perdió sus primeros años de vida.



Era día viernes, fui a dejar a los mellizos al colegio, mis padres se habían ido de fin de semana a la casa de unos familiares, les pedí que dejaran a los mellizos porque no quería problemas con Edward, el había pedido específicamente que los niños no podían salir de la casa sin su consentimiento y no quería llamarlo solo para “pedirle permiso” de sacarlos de la ciudad, estaba recostada en el sofá, divagando, pensando en cuanto había cambiado mi vida en estos días, no sabía realmente que sucedería en el futuro lo único que espera es que todo mejorara, no quería vivir con un hombre asechándome día a día ni separada de mis hijos. El timbre de la puerta me saco rápidamente de mis cavilaciones, mire por la ventana y vi dos autos negros parados en frente de mi casa, maldeci internamente sabiendo de quienes se trataban,  eran los abogados de Edward.



    Buenos días— salude de manera cordial cuando abrí la puerta
    Buenos días Srta. Swan, hemos venido a notificarle sobre los avances
    Pasen adelante— ellos entraron como siempre, silenciosos y educados, tomaron asiento y comenzaron la charla.
    Los procesos jurídicos que iniciamos hace unas semanas atrás ya dieron sus resultados, le venimos a informar que los mellizos Cullen ya están oficialmente registrados con los apellidos y le traemos los certificados de nacimiento para que usted haga uso de ellos cuando desee— uno de ellos abrió su maletín y saco un sobre de color blanco, estiro sus manos para entregármelo. Al abrirlo tamaña fue mi sorpresa, ahí estaban los nuevos certificados de nacimiento de mis hijos, mi corazón se oprimió y al mismo tiempo sintió felicidad en mis sueños más descabellados había soñado con este momento, el día que Edward reconociera a mis hijos y que pudiéramos iniciar una familia, claro está que la segunda parte nunca llegaría a concretarse.
    Trabajan bastante rápido— murmure mientras ojeaba los papeles
    Ese es nuestro trabajo Srta. Esta demás decirle que el Sr. Cullen ya tiene la tutela compartida de los niños con usted por lo que ahora cualquier cambio y situación relacionada con los niños se le debe ser comunicada a la brevedad.
    Lo sé, no tiene para que recordármelo— respondí molesta por el tono de voz que había ocupado.
    Bueno nuestro trabajo ha terminado, esperamos que todo esté en orden, si tiene alguna pregunta le dejo mi tarjeta, llámeme y contestare sus dudas— estiro su mano y dejo una pequeña tarjetita sobre la mesa— que pase buenos días— pronuncio antes de partir.



Solo unos segundos más tarde estaba sola, acompañada solo por el enorme silencio que se sentía en mi casa, ahí, en aquel momento lagrimas solitarias rodaron por mis mejillas, mis mas grandes anhelos y peores pesadillas estaban comenzando a ser realidad, Edward estaba apoderándose del mundo de mis hijos y adentrándose con más fuerza en el mío ¿Qué pasara cuando vuelva? ¿Montara una casa al lado de la mía solo para estar con ellos?, lo creía completamente capaz, solo de pensarlo mi piel se estremecía. Después de aquel último encuentro temía por mi seguridad, no tanto física sino emocional. El era capaz de destruirme solo con el tronar de sus dedos y lo peor de todo es que estaba plenamente consciente de aquello.
Algunos días más pasaron, Edward como siempre llamaba cada vez que podía a los Mellizos esperando hablar horas y horas con ellos, en los siguientes días Antho accedió a conversar en varias oportunidades con él y hasta lo escuche reír con algunas cosas que hablaban, no podía evitar sentirme un tanto feliz al saber que mi hijo estaba dejando entrar a su padre en su vida. La actitud de Antho en primera instancia me preocupo, ¿Cómo podía tenerle recelo a alguien que venía recién conociendo?, si bien era su padre el no tendría porque haber actuado así de hecho esperaba ver una reacción como la de Nessie al momento de que ellos se conocieran pero no, esperaba que con el tiempo las cosas cambiaran y todo fuera más fluido.



    ¿Cuándo regresara Edward?— Pregunto Nessie mientras cocinaba, habían pasado ya dos semanas, mis padres habían vuelto y habían salido de viaje otra vez, mi mamá estaba algo intranquila en Jacksonville por lo que mi papá prefirió sacarla de la ciudad por algunas semanas confiando en que todo estaría bien y en mi palabra.
    No lo sé cariño, tu papá es alguien bastante importante y no sabría decirte el día exacto que volverá ¿te ha dicho algo por teléfono?— le pregunte intentando averiguar
    Si, dice que nos extraña mucho y que está loco por volvernos a ver pero que está solucionando algunos temas en donde está y que pronto nos veremos pero tampoco me ha dicho la fecha en que volverá— La mirada de mi hija se perdió entre las ventanas, Antho estaba afuera jugando con su balón de futbol, sin duda se extrañaban— iré a jugar un rato con Antho
    Bien— suspire con pesadez— ve y cuando el almuerzo esté listo los llamo a comer.



Nessie salió caminando tranquilamente de la cocina en dirección al patio, las horas pasaban algo lentas en esta tarde, sentía una opresión en mi corazón que me decía que el momento estaba cerca, Edward estaba pronto a volver y me sentía feliz pero al mismo tiempo nerviosa de no saber qué es lo que sucedería con todo, tenia ansias porque todo estuviera bien pero sabía de sobra que las cosas no serian fáciles de ahora en adelante en especial cuando la familia del padre de mis hijos se enterara de lo que sucedía en nuestras vidas.



    Antho ¡mira!— escuche gritar con euforia a Nessie, me asuste un poco y camine hacia la ventana para mirar de que se trataba, las figuras de mis hijos estaban perplejas en el patio, el sol del medio día pegaba fuerte haciendo brillar sus cobrizos cabellos, me detuve solo un momento a observar aquellos pequeños y vulnerables perfiles, no podía ver nada de mí en ellos al contrario veía a Edward convertido o mejor dicho plasmado en cada una de sus facciones.
    ¡Mamá!— grito Anthony y salió corriendo junto con Nessie
    . Un frio que helo mi piel recorrió mi cuerpo en dos segundos, esa opresión en mi pecho se hizo mayor temiendo lo que podría estar pasando.



Salí de la cocina al patio de la casa, camine sobre el césped brillante y húmedo por el riego de la mañana cuando di la vuelta mis ojos se ensancharon al ver la imagen que la vida me daba. Edward, arrodillado en el césped abrazando a nuestros hijos, mi boca cayo un poco y miles de sentimientos pasaron por mi corazón los dos más fuertes fueron el amor y el miedo, combinados en un mismo segundo



    ¡Edward! Te echaba de menos— grito con euforia Nessie al momento de abrazarlo fuertemente, Edward pasó sus brazos por su espalda con una enorme sonrisa atravesando su rostro.
    mia figlia, come stai?— pregunto mientras la apretaba contra su pecho
    bene— le respondió Nessie en el mismo idioma, los ojos de Edward se ensancharon un poco pero fue sorpresa lo que se reflejo en sus ojos.
    Parli Italiano?— acaricio su rostro sonriendo abiertamente
    Un po ', Anthony e ho preso lezioni di lingua quest'anno a scuola— la sorpresa de Edward era cada vez mayor.
    Figlio— dijo refiriéndose a nuestro pequeño hijo— Non dici niente?— le pregunto esperando alguna señal de simpatía
    Hola Edward— lo saludo y se encamino para abrazarlo, mis ojos se llenaron de lágrimas al ver que mis hijos, en especial Antho estaban más cerca de su padre.



Edward converso algunos minutos con ellos, así, arrodillando en el pasto y escuchando todo lo que ellos tenían que decirle unos segundos después se paro y fijo sus ojos en mi, los mellizos lo tomaron ambos de cada mano y lo encaminaron hacia donde estaba.



    Mira mamá Edward regresó— anuncio Nessie con toda la normalidad que podía esperarse de una niña de casi ocho años.
    Si hija así lo veo, Hola Edward— lo salude guardando la distancia que el mismo miedo me hacia conceder
    Buongiorno Isabella— Saludo cortes pero con expresión fría y distante— que bueno que estas acá porque tenemos que hablar.
    está bien, Mellizos porque no siguen en lo que estaban mientras su papá y yo vamos a conversar adentro, cuando el almuerzo esté listo los llamo a comer.
    Si mamá— respondieron ambos— nos vemos más tarde Edward— le dijo nessie mientras tiraba de su chaqueta para hacerlo llegar a su altura, la pequeña le dio un suave beso en su mejilla y una enorme sonrisa.
    Nos vemos después hija mia— le agrego con una sonrisa y ese mágico brillo en los ojos que solo había podido ver cuando estaba a mi lado.



Los niños salieron corriendo entre risas hacia el patio, me gire y comencé a caminar seguida de los pasos de Edward, cuando estuvimos adentro él se quito la chaqueta de su traje y se paro en la ventana mirando hacia afuera, sus manos descansaban en sus bolsillos pero aún así su cuerpo denotaba la rigidez con la que estaba parado.



    Tu dirás— comencé la conversación, sentándome en uno de los brazos del sillón.
    He llegado a solo unas horas de mi Natal Italia, ahí he tomado varias resoluciones con respecto a esta situación, debo decirte— se giro completamente para mirarme directamente a los ojos— que ninguna de ellas está sujeta a cambios, no aceptare un NO por respuesta, si no ya sabes que es lo que sucedería
    ¿Insistes en amenazarme?— le pregunte poniéndome de pie y cruzándome de brazos— no te permito que lo hagas dentro de mi casa y la de mis hijos además…—
    Nuestros, te recuerdo que son Nuestros hijos— me corrigió con una dura expresión en su rostro
    Entonces dime ¿Qué es lo que has preparado para ellos Edward?
    Primero que todo como te imaginaras no quiero que ellos vivan separados de mi así que se irán a vivir conmigo a Cerdeña en donde esta mi familia, ya bastante ha disfrutado la tuya de su compañía ahora es el turno de los míos de disfrutar a mis hijos— mi boca cayo unos cuantos centímetros y mi corazón comenzó a bombear rápidamente ¿llevárselos? ¿se quería llevar a mis hijos del país?
    ¡Estas demente si piensas que te dejare llevártelos!— le grite enfurecida
    No me los llevare a ellos, tu tendrás que venir con nosotros, eres la madre y tampoco quiero que ellos sientan un vacio por no poder estar a tu lado, no seré un padre que los aleje de la mujer que les dio la vida y que los crio todos estos años, no me tomes por un desgraciado, jamás podría hacerles ese daño— mi histeria se calmo solo un poco ósea que también quería que yo fuera, me tranquilizaba un poco más el saber que mis hijos no sería arrebatados de mi lado pero ¿y mis padres? La sola idea me hizo sentir el corazón destrozarse.
    Pero… pero yo no puedo ¿olvidas que estoy estudiando? ¿se te olvida que solo me quedan unos meses para poder terminar?
    Terminas en Italia, ya tengo todo preparado, recibirás una nivelación de idioma y de conocimientos con respecto a la arquitectura allá solo te tomara unos meses más el dar tu examen y podrás graduarte.
    ¡Estas loco Edward jamás podría hacer eso!— agarre mi cabeza y comencé a pasearme por la estancia— ¿Cómo se te ocurre? ¡es una completa locura! No puedes cambiar a nuestros hijos así como así de lugar Edward ¿Sus escuelas? ¿sus amigos? ¿te das cuenta del daño que les podrías hacer?— un silencio invadió el lugar
    Es el mismo daño que tu les hiciste al alejarme de ellos tantos años, acaso ¿No sabes todo lo que ellos deben haber sufrido sin tener un padre todo este tiempo? Creo que no ya que por lo que vi tu siempre lo has tenido
    Eres un desgraciado…— murmure con los puños apretados
    Esta demás decirte que mi familia está ansiosa por conocerlos, mis padres querían venir conmigo en este viaje pero les pedí que aguardaran en Cerdeña, no serviría de nada que viniera acá.
    ¡Edward! ¡Edward! ¿acaso no comprendes? ¡NO PUEDO CAMBIAR MI VIDA Y LA DE MIS HIJOS ASI!— grite intentando hacerlo entrar en razón, el efecto fue el contrario, sus facciones se pusieron furicas y avanzo a pasos agigantados hacia donde estaba.
    ¿Y tu previste esto cuando me ocultaste la verdad?— murmuro a escasos centímetros de mi cara— ¿pensaste en que esto iba a suceder algún día? Porque si hubiera sido así me habrías dicho la verdad mucho antes, acepta que cometiste un error mis hijos merecen disfrutar de mi familia y de todo lo que por derecho les corresponde son los herederos de la familia Cullen, Anthony y Nessie con los nietos mayores de mi familia por lo tanto los primeros en recibir todo lo que mis padres les dejaran— alzo un poco mas su voz— no permitiré que mis hijos sigan aquí obviando lo maravillosa que puede ser su vida con mi familia.
    ¿Estas despreciando lo que yo les he dado? ¡Me sacrifique toda mi vida para tenerlos bien! Acepte ese maldito trabajo de Scort solo para mantenerlos bien y jamás les ha faltado nada, eres un maldito por despreciar todo lo que yo les he podido dar.
    Ese es otro punto— se alejo de mi— esta demás decir que te olvides de trabajar con Scort, jamás la madre de mis hijos podría trabajar en algo así, si antes tenía mis recelos a tu “trabajo” créeme que ahora no tranzare en esto, he llamado a Tyler y le he dicho que anule tu contrato ya que jamás volverás por allá.



Mis nervios se comenzaron a crispar, estaba entrometiéndose con todo en mi vida, si no detenía esto el nos controlaría a su antojo sin poder evitarlo, tenía que detener esto, no iba a cambiar mi vida solo porque él quisiera.



    No accederé a nada de lo que me has pedido, si tu familia quiere conocer a mis… a nuestros hijos las puertas de mi casa están abiertas pero es a lo único que accederé, nada más.
    Entonces te los quitare, te llevare a juicio y te aseguro que ganare.
    ¡NO!— grite abalanzándome hacia él, sujeto mis muñecas y trato de acallar mis golpes, el llanto no se hizo esperar, las lagrimas brotaban descontroladamente de mis mejillas— no lo hagas Edward no me los quites— le dije llorando y tratando de soltarme
    Haz lo que te digo y te aseguro que llevaremos la fiesta en paz— sentencio soltándome de las muñecas y apartándome con su fuerza— te daré dos semanas para que prepares todo, mañana debes ir al registro civil de esta ciudad a tramitar los pasaportes, debido a mis contactos te los darán en un par de días. Empaca lo más necesario, ya he preparado todo para recibirlos y los Mellizos no necesitaran nada más que lo esencial para el viaje, lo demás puedas hacer lo que quieras con ello— mi mente no trabajaba mis ojos se quedaron estáticos en un lugar dejando las lagrimas correr abiertamente, esto estaba sucediendo realmente ¿tendría que abandonar toda mi vida por callar este secreto?— te conviene no poner resistencia, si haces cualquier cosa para escapar te aseguro que te encontrare tu y mis hijos están siendo vigilados constantemente así que no podrás salir de esta ciudad sin que yo lo sepa.
    Maldito jamás pensé que harías esto— murmure con rabia
    Ya te lo dije Isabella, yo soy el producto de lo que tu creaste con tus mentiras, Questa è una tua creazione, ahora no te quejes. Ya me voy, me iré a despedir de mis hijos, has todos los tramites en silencio volveré mañana para hablar yo mismo con ellos, los pasare a recoger a la escuela.
    Yo también quiero estar presente— le dije mientras secaba mis lagrimas
    Está bien, te lo concedo, nos vemos en la hora de salida entonces, hasta pronto.



Y Sin más paso por mi lado y salió de la casa, mis piernas flaquearon y cayeron de inmediato en colisión contra el sillón, mi cuerpo se corto en cosa de segundos y la única imagen que pude ver en mi mente fue la de mis padres, ¿Cómo haría para explicarles la noticia? ¿Cómo haría con los mellizos para contarles la realidad? ¿Aceptarían irse con Edward sin oponer resistencia?, todas aquellas preguntas serian debeladas mañana por lo pronto desperté un poco de mi letargo y tome el teléfono.



    Diga— respondió la voz de mi Padre
    Papá…— comencé en sollozos
    ¡Bella! ¿Qué pasa hija? ¿estas bien? ¿Los niños?— pregunto casi gritando
    Necesito que vuelvan… algo terrible ha pasado—



Era solo cosa de horas, de semanas, nuestra vida estaba a punto de cambiar.

19 comentarios:

  1. ohhhhh D: ohhh nunca creí que llegaría a odiar a Edward bueno no es odio pero si furia ante sus reacciones, eso no puede ser ¿Esta loco o qué? ¿Cómo puede reaccionar de ese modo sabiendo que también era su culpa? Debería ponerse en el lugar de Bella, pero NOOOO!!! su orgullo pero con ese orgullo que se carga es tan irresistible jajaja sigue siendo sexy y provocativo :)

    Bueno Tiwii una vez más te luciste con este capitulo, bueno tu siempre lo haces nena y déjame decirte que estuvo de infarto, cada palabra que leí solo sirvió para aumentar mi euforia por saber más de lo que tú solamente sabes hacer y también que es dejar a la gente picadizima con tus bellas historias :) Es un honor tenerte de vuelta para deleitarnos con tus hermosas creaciones.

    Espero con ansias el siguiente capitulo te lo juro :D

    Atte: Viviana Bv

    ResponderEliminar
  2. este edward es un desgraciado como hace eso con bella es cierto que ella cometio un error al no decirle de la existencia de sus hijos pero no es para que la trate asi ojala que el tiempo y el estar juntos como familia los ayude a mejorar su relacion el amor que se tienen es mas grande que la rabia que puedan llegar a sentir..... espero leerte pronto.
    PD. que bueno que regresaste se te extraña.....

    ResponderEliminar
  3. wuaaaaa, que bueno que vcontinuaste con este historia, y me encanto, pero la furia de Edward no es justa, en su cabeza no hay espacio para darse cuenta lo equivocado que esta

    ResponderEliminar
  4. dejame que respire primero....
    Dios que capitulaso me encanto pobre Bella al igual que ella nunca pense que edward le hiciera algo asi pero bueno
    detesto a este edward altanero y orgulloso porque no se pone en el papel de Bella
    espero con ansias el proximos capitulo espero que no tardes tanto
    lily

    ResponderEliminar
  5. AHHHHH SIIII....DIOX QUE EMOCION.. ese eduawr si que esta muy molesto pero pronto me imagino que no va a poder disimular mas y va estar pidiéndole perdón a bella...ya estoy de nervios quiero saber que pasaaa.......
    Tiwi me alegra mucho que regresaras y estas arrasando...de verdad que ya extrañaba tus historias me la paso el tiempo leyendo muchos fins pero los tuyos son los que mas me han gustado tanto que lo he leído unas cuantas veces.
    Beso y Abrazos y se TE QUIERE MUCHO DESDE VENEZUEA!!!
    att: Fany

    ResponderEliminar
  6. Uff x fin un capi de este fic tan bueno!,
    este Edward dan ganas de ahorcarlo como le puede hacer eso a Bella no ve q ella esta sufriendo x los mellizos,entendemos q al enterarse de q tiene hijos todo este tiempo y no saber nada de ellos es muy dificil pero no tiene q desquitarse con Bella,ella los a sacado adelante y muy bien,esperemos a ver q sucede con eso y q va a pasar cuando se vayan para Italia ojala las cosas hay cambien para bien...
    gracias Tiwi x publicar este capi y esperemos q lo continues,saludos1!

    ResponderEliminar
  7. rayos como puede ser tan sensible ,no pensar en el bienestar y salud mental de sus hijos ,es un egoista....Me encantoooooo,ya la extrañaba cariño...Besos y gracias....

    ResponderEliminar
  8. Tiwii linda,llorare.. tengo mucho tiempo esperando la continuacion de este fic.. Gracias por darte un tiempito y subir algo! Beso y espero pronto tener mas noticias tuyas!
    C:

    ResponderEliminar
  9. hola tiwi

    no sabes el gusto tan grande que siento en mi corazon al tener de nuevo noticias tuyas y mas porque es con esta historia tan bonita y super emocionante, felicidades por es capitulo y espero en dios que estes muy bien y pronto tener noticias tuyas nuevamente. no nos abandones tanto tiempo please please pleaseeeeeeee.

    ResponderEliminar
  10. Oh por Dios no lo podia creer cuando entre a la pagina y vi que habia una publicacion tuya, casi me da un infarto de la emocion y mas aun al ver un capitulo de esta historia que me enamoro desde que llegue a este blog y porsupuesto que me lei todos los capitulos en un solo dia...........
    Me ha superencantado el capitulo, anhelaba saber mas de esta historias, pobre Bella ahora con esta decision de Edward de llevarse a los hijos, creo que Edward tiene razon en estar enojado pero creo que se le paso la mano, esta siendo muy duro con Bella cuando ella lo hizo todo por darle lo mejor a sus hijos a demas que ella penso que el se habia casado pero el ni siquiera le ha dado la oportunidad de explicarle porque lo hizo, espero que piense mejor las cosas para que los peques no sean los mas lastimados con todo esto............
    GRACIAS MIL GRACIAS TIWI por darnos el placer de seguir gozando con tu talento, me agrado mucho saber de ti y tener nuevamente la oportunidad de leer algo tuyo soy una fiel admiradora tuya me encantan todas tus historias y cada que puedo entro a leer algunas de ellas nuevamente como Corazon de Hierro que es mi favorita ya perdi la cuenta de las veces que la he leido jajajjajaja........
    De verdad me alegra mucho tenerte nuevamente por aqui y espero poder seguir disfrutando de tu talente,,,,, te mando muchos besos........ Besos tambien para Adita

    ResponderEliminar
  11. feliz, feliz haber encontrado hoy esta sorpresa me alegro tanto la historia se encuentra en la parte mas importante! bueno la verdad los dos están sufriendo un montón en especial Bella y Edward que puede que el tenga toda la razón pero no se si este actuando bien.
    si vemos el punto positivo los dos en italia algo debe haber.
    en fin me alegro tanto de que no te hayas olvidado de nosotros, gracias ada nos ha dicho que andar mega ocupada pero si sacas tiempo para nosotras es asombroso.

    gracias!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  12. oh por dios que emoción, me encanto ver que actulizas mujer gracias por sacar tiempo del que no tienes muero de la intriga por saber que va pasar muchas gracias!!!!!

    ResponderEliminar
  13. A tiiwiii dan ganas de matarte por dejarlo aaahiiii.... mierda mi Twin me dajs con mas ansias le estuve dejando tiempo para leerlo y mierdaaaaaaa si digo QUIERO EL SIGUIENTE sueno desesperada e intensa... Como siempre te luciste

    ResponderEliminar
  14. Gracias por regalarnos estos hermosos capítulos, espero que puedas escribir mas frecuentemente.

    ResponderEliminar
  15. OMG!!!! Tiwii que te digo, coincido con la mayoria de que quiero mas!!!!! Aunque tal vez me digan loca, yo creo que Edward no esta enojado del todo, sigue enamorado solo que esta dolido, pero tambien esta impresionado con la faceta de mamá de Bella, como ella se maneja con los mellizos, por eso las actitudes en el hospital cuando hablo con Nessi o cuando la dejo en su cama para que durmiera...
    Además todo eso de los cambios en el fondo son para tener a Bella mas cerca de el...
    Bueno esas son mis locas teorias, solo em queda esperar el proximo capi y decir GRACIAS TIWII POR VOLVER!!!!!

    ResponderEliminar
  16. Solo voy a decir: ACTUALIZA. No quiero ser irrespetuosa, pero si alguien se compromete en escribir un fic, tendrían que tener consideracion y subir los capítulos mas seguido. Para mi es una falta de respeto a todas las que nos tomamos el tiempo de leer y que ya nos enganchamos con la historia.

    ResponderEliminar
  17. Por favor, si no es mucho pedir... cuando nos vas a regalar un capitulo aunque sea de Scort, muero con esa historia. Ya ha sido demasiado tiempo. Perdón por la exigencia, pero es que es demasiado para mi. Gracias, eres la mejor.

    ResponderEliminar