“No Necesito un Cielo si tú no puedes ir a él ",
Bella Swan, Luna Nueva

"Un día escribiré tanto como Estrellas hay en el Cielo" Tiwii Cullen





Debemos aclarar que todas las historias que están en este blog nos pertenecen y son de nuestra autoría pero los personajes de la Saga Crepúsculo y algunas otras cosas más que aparecerán en los Fics que publicaremos aquí son propiedad de Stephanie Meyer, también existen personajes que son sacados nuestra imaginación.



lunes, 14 de junio de 2010

Cayendo en Tentación, Capitulo 6: Celos







Cayendo en Tentación


Capitulo 6:



Celos






Estoy de vuelta, enserio me espero les guste este capítulo, lamento no haber publicado antes pero sinceramente no tenia escrito el capitulo, además que andaba bajita de nota por problemas en mi casa... Ahora ya estoy de regreso con este capítulo espero de todo corazón les agrade.. ESTE CAP ESTA DEDICADO A MI JAZZ, A ALE, DIANIRUS, VII, TIWII , SOL A T… Y A TODAS MIS DEMAS AMIGAS DE LA BANDITA CHICAS LAS AMOO..
Y PUES UNA DEDICACION MUY ESPEDCIAL A VICO JAIMES (hermanita de la gorda), gorda se que eres poco fan a las lecturas y que lo poco que te gusta la saga es por mi culpa, te quiero mucho y sabes que eres alguien especial en mi vida…
Espero les guste



____________________________________________________________







El resto de la velada fue lo más entretenida, luego del cine fuimos a cenar comida chatarra un buen hot dog, una hamburguesa fueron la mejor elección, en realidad recordaba mis años de escuela en este lugar las salidas con mis compañeros de clases, compañeros que ya casi nunca veía, pero con los cuales goce; al llegar a casa me di en la tarea de convencer a mis hermanos y amigas a jugar twister, si era tarde y a la mañana saldríamos a Forks, pero un juego no hacía daño, era muy divertido ver como todos trataban de hacer lo que yo indicaba, moría de la risa al ver a Bella fallando o tropezando con sus propios pies, ciertamente era algo descoordinada y Edward tratando de mil y un forma de evitar que ella callera por tanto fueron los primeros en abandonar el juego, me sorprendía que mi hermano se dejara sacar tan rápido. El ganador como cosa rara Emmett y eso porque los demás estaban cansados y somnolientos, así que nos dispusimos a descansar; a la mañana siguiente salimos muy temprano, debíamos ir a Forks.





La mañana comenzó muy apurada Bella y Rose peleaban por tener que madrugar, al fin después de tanta lucha nos encaminamos hacia forks, el día estaba maravilloso para ser el lugar más frio y lluvioso de Estados Unidos, el sol lograba brilla en lo alto, no es que fuese el día mas caluroso, pero al menos las nubes no empañarían nuestra salida, a pesar de que solo se tiñera en tonos verdes y cafés tenía un toque muy mágico realmente disipaba cualquier tipo de preocupación, al llegar aparcamos el Jeep de Emmett cerca a un camino abierto, ya que lo primero que haríamos seria senderismo, el camino está alejado de la vía principal, rodeada de arboles con la delicadeza de la naturaleza sentí que mi respiración se hacía cada vez más relajada y acompasada, la mirada de mis amigas demostraba su asombro, pocas veces salíamos a hacer este tipo de planes, y estar rodeadas de tanta naturaleza y grandes árboles era totalmente distinta, nuestro caminar era lento, disfrutábamos cada paso, cada rincón del bosque era un nuevo para todos , solo Edward parecía conocer este bosque pues siempre le intereso el senderismo, el camino fue un tanto largo pero poco a poco la vegetación disminuía hasta salir a un claro muy hermoso lleno de una pequeñas flores lilas y algunas rosas, se veía como un sueño



- Que… Hermoso- decía Bella

- Te gusta?- inquiría mi hermano




Bella solo asintió mientras bajaba su mirada y se sonrojaba, después de unos minutos de admirar nuestro alrededor nos sentamos o más bien me acosté a admirar la majestuosidad del cielo aunque no importaba que ya comenzaran a verse mas nubes grisáceas, aun así era demasiado relajante, lentamente me decidí a observar mi alrededor recordaba no estar sola, pero mi mirada me hizo sentir una gran oleada de celos, no era posible sentir esto pero así era, me daba mucha alegría que mis seres queridos estuviesen felices, pero yo también deseaba poder sentir a alguien que me hiciera sentir amor, pero no mi vida era una pequeña farsa aunque pudiese tener todo en mi vida y nadie se resistía a mi tentaciones y caprichos no era cierto, ya que no había conocido a mi “príncipe azul”.




Emmett fue quien me saco de mis divagaciones deseaba ir a la playa y como ya era más del medio día decidí de muy mala gana ponerme de pie, estaba sorprendida que todos ya estuviesen listos para nuestro regreso




- Te quedaste dormida enana?- musitaba Rose

- Enserio, no lo notamos – reía Bella

- Desde cuanto tan chistosita- conteste mientras rodeaba los ojos y me encaminaba a donde comenzaba el camino- movámonos necesito algo de mar y playa… además tanto romance a mi alrededor hará que me dé un paro diabético

- Porque tan amargada enana- Emmett siempre con su bocota

- Nada que te interese- sinceramente no nota que tan grande era mi mal humor, pero como no si en verdad me sentía sola- caminen quiero que el mar me toque – termine señalándoles el camino. Sabía que mi mal humor retrasaría la consolidación de mi operación amor, pero no estaba dispuesta a cargar con la culpa de obrar mal solo por mi estado de ánimo. Regresar al jeep no fue demorado, todos estaban emocionados por ir a la playa, me quede en mis pensamientos y trate de ir lo más alejada del grupo que me acompañaba, apenas llegamos al jeep, me escabullí en la parte trasera, ni siquiera note en qué momento arrancamos, poco a poco fui notando nuevamente el pueblo, aun podríamos llegar a la playa, seguramente llovería pero por el momento anhelaba el mar, pasaron cerca de 15 minutos cuando por fin la vi, la media luna rodeada de algunos risco, y una imagen imponente del mar, nadie lo somete sonreí para mi, creo que a veces podría parecerme al mar estar calmada y de un momento a otro hacer que todo se tornara confuso pero siempre manteniendo mi ímpetu, no aguantaba las ganas de poder sentir el roce de la agua fría en mi piel, me baje sin decir nada, me puse de pie al lado del auto, quite mis zapatillas deportivas, doble mi pantalón lo mas que pude y comencé a caminar por la orilla de la playa, el primer contacto con el agua me estremeció demasiado frio pero no importo seguí caminado hasta logar hallar una zona seca para sentarme, junte mis piernas a mi cuerpo y me dedique a observar el vaivén de las olas, poco a poco la tarde caía, trate de no prestar atención a lo que ocurría cerca de mi pero a veces era imposible oír atrás mío las risas de mis acompañantes no quería ser la amargada pero hoy mis celos, mi envidia salían hasta por los poros, no entendía que sucedía, rara vez pensaba o sentía estas cosas, no me gustaban este tipos de pensamientos y sentimientos oscuros.




- Alice Brandon Cullen, que te sucede el día de hoy?- eso me sonó regaño, nunca me llaman por mi nombre completo a menos que sea uno

- Nada y no me digas así me siento totalmente reprendida y hasta donde se no he hecho nada malo, o si? por el contrario todo lo que he hecho es bueno hasta el momento- la rabia dominaba mis palabras- o no estás feliz, dímelo- las lagrimas amenazaban con salir eso nunca lo permita y menos en presencia de mi hermano

- Cálmate Alice, solo me preocupaba por mi hermanita

- No soy una niñita! no lo entiendes, ni a ti, ni a nadie le debe importar como me sienta o que me suceda así que déjame, sigue con tus cosas, va!!- me puse de mi, caminé hasta el auto sin pensarlo me puse las zapatillas y corrí hacia donde creí que era el pueblo, mis lagrimas no aguataron mas y salían sin cesar, poco a poco me sentía un poco mejor pero aun mis lagrimas seguían saliendo sin descanso, mi respiración se comenzó a ponerse pesada, ya mis piernas no resistían más, lentamente baje el ritmo hasta que solo caminaba, no sé cuánto tiempo había pasado y por fin lograba calmarme de pronto oí cuando el jeep frenó justo a mi lado y sin más una de las puertas traseras fue abierta

- Súbete- si, así seco, se que debían estar totalmente desconcertados por mi actitud, así que sin más me adentre en el, claro sin mirarlos, si lo hiciera mis lagrimas volverían a apoderarse de mí, el trayecto hasta Seattle fue silencioso, esta vez ni música sonaba…atrás quedaba este día mis celos me traicionaron y sin querer lastimé a mi hermano, arruine el estupendo fin de semana y la alegría de ellos

- Perdón no quería gritarte- fue lo único que salió de mis labios, apenas llegamos a la casa de mis padres me dirigí a mi habitación, me encerré no quería que mis amigas me presionaran aun no me sentí totalmente recuperada, necesitaba una ducha así que me dedique más de lo acostumbrado a sentir el agua en mi piel, Salí e inmediatamente me puse una pijama de algodón después del agua necesitaba abrigo, me metí en mi cama, y poco a poco comencé a sentir la pesadez de mis ojos, no tarde en sumirme en un profundo sueño…. Casi nunca soñaba, pero precisamente soñé o lo estaba a viviendo.




Me hallaba cerca de mi casa en Detroit cuando vi que dos personas se acercaban a mí, una pareja (hasta en mis sueños todos tenias que estar acompañados) se veían muy contentos, la mujer era Bella pero el hombre no lo conocía y es mas no le podía ver su rostro, era casi igual o un poco más alto que Bella y su risa sonaba tan deliciosamente encantadora, deseaba poder ver su rostro, pero todo era imposible



- Alice te presento a mi amigo……- mierda si es mi sueño porque no puedo saber su nombre

- Hola- que voz tan sexy, si no fuese sueño seguro ya me habría sonrojado

- Encantada- conteste- y que hacen?- inquiría

- Nada solo caminábamos, mi amigo me contaba acera de su vida, hmm creo que yo te había hablado de el

- De seguro, pero mejor los dejo no quiero interrumpir- nuevamente sentía que los celos se apoderaban de mi – cuídense- dije antes de poder dar un paso su mano tomo la mía, juro que sentí que era real, baje mi mirada, el sentir el roce de nuestras piel me produjo cosquillitas

- Quédate Bella, se marcha con su novio

- Novio? – pregunte asombrada-como novio, no lo sabia

- Tontita pero si te dijimos que iba a salir con Ed. y Emmett pero como estas toda estresada ni cuenta te das- se le notaba demasiado alegre…
.
- Ah! Ya. Oye pero lo siento no puedo quedarme tengo miles de cosas pendientes, en o otra ocasión será

El se inclino un poco junto a mí, y acerco su rostro a mi cuello, era demasiado cerca pero su cercanía no me molestaba, por el contrario, me sentía emocionada- enserio quédate, me gustaría poder conocerte mejor- una de sus manos se deslizo por mi espalda hasta el inicio de mi derrier, sentí como mi cuerpo se sobresaltaba, me aleje de él… quise poner seria pero simplemente sonreí
- No, en realidad no creo que sea la ocasión




Nuevamente se acerco a mí y esta vez tomo mi mano, de ese tipo que solo lo hacen la parejas de enamorados, me volvió a acercar a su cuerpo… y…… se acabo el sueño, Bella y Rose tocaban la puerta con desespero, y gritaban mi nombre ansiosa. Totalmente mal humorada grite





- Que quieren?

- Alice ya es hora, debemos salir para el aeropuerto, ya se termino el descanso- decía Bella

- Magnifico- si soné sarcástica

- Duende, que te sucede … sabes que puedes hablar con nosotras no importa que sea aquí estamos somos tus amigas

- Gracias, no quiero sonar grosera o mal agradecida pero no necesito de su ayuda en estos momentos, Uds. no saben que es y es mejor así




Afuera sentí como las dos cuchicheaban, eso había sido un golpe bajo, ellas han estado incondicionalmente en todas mis locuras y estados, pero ahora quería alejarme del amor que derrochaban, por lo menos en tanto me calmara un poco, aun no entendía a que venían estos malditos celos.




Rápidamente me arregle, acomode mi equipaje, salí de mi habitación sin mirar si alguien estaba, me deslice por las escaleras en total silencio, a mi estado de ánimo se sumaba el maldito sueño, quien era él, porque no le podía ver … fuera de la casa en el jeep se estaban ubicando mis acompañantes, también estaban mis padres y llevarían el auto de mamá, genial así me alejaría de ellos, pero entraría en un panal de abejas colmado de miel, mis padres solían ser muy amorosos
- Voy con Uds., puedo- dije dirigiéndome a mis padres, puede sentir como todos me miraban con curiosidad y asombro mas no pronunciaron ni media silaba

- Claro corazón – antes de de que pudiesen decir algo mas tome mi posición en la parte trasera del mercedes, saque mi reproductor del bolsillo de mis vaquero y comencé a oír música, un poco de electrónica no me caería mal, no quería aguantar la meloseria de mis padres, no dijeron nada o eso creo porque con el volumen que tenia quedaba más que claro que no deseaba oírlos. Llegamos al aeropuerto y nos dirigimos a la zona de abordaje, allí abrace los abrace los extrañaría a pesar de mi mal humor los extrañaba ya

- Gracias por todo papas

- Alice corazón no tienes que agradecer- contestaba mamá- sabes aquí estaremos para ti, espero mi niña que todo en tu vida mejore, recuerda que soy una madre y no necesito de palabras para saber que algo anda mal

- Aja- no quería separarme de sus brazos, me sentía tan protegida, añoraba mis tiempos de chiquilla cuando me consolaba- Te Amo mami- no pude evitar y unas lagrimas salieron de mis ojos, oficialmente esta muy sensible

- Que!! Yo creía que Alice Cullen era de piedra- escuche como Emmett reía, antes de que Rose le golpeara en el estomago y se quejara

No dije nada simplemente de despedí de mis padres, para dirigirme a mi avión no quería ser interrogada o miradas de lastima... Pronto pase los controles del aeropuerto, me subí al avión, ya era el segundo llamado, así que esta vez opte por irme sola… no quería sentarme junto a ellos... pronto me sumergí en mis pensamientos, quería descubrir la razón de mis celos, al contrario debía sentirme feliz pero no…. Una impotencia me llenaba, y mis sentimientos contrariados no colaboraban...






Rebobinar esa era la palabra recordar las imágenes de mis 4 locos y como si fuese un videoclip comenzaron a pasar ente mis ojos todo lo vivido, eran imágenes muy especificas Rose parecía estar dentro de un juego de niños hacía mucho tiempo que no le veía así de alegre, de entusiasmada no después de lo sucedido con Royce, nunca nos permitimos recordar aquello, definitivamente el ser accedida por la fuerza dañaba hasta al ser más puro, eso era lo más doloroso por lo que alguien pudiese pasar, a tal punto que ante los ojos del mundo era una completa piedra, mas gélida que un tempano de hielo, un ser sin sentimiento alguno, solo las pocas personas que la conocíamos podíamos dar fe de todo su cambio y el proceso de recuperación, el maldito de Royce dejo el país, huyendo de la justicia. Ahora podía ver que ese lado obscuro se disipaba y todo gracias a Emm, estaba complacida porque podría asegurar que él nunca la dañaría, su mirada lo delataba; y mi Bella tan radiante, tan desinhibida, ella había sufrido que su mejor amiga la hubiese traicionado con su novio Mike, eso fue un suceso muy doloroso, pero a diferencia de Rose, Bells si había tenido otras relaciones ninguna seria al igual que yo temía que nuevamente lastimaran su frágil corazón, pero ahora se notaba totalmente relajada no le interesaba nada, podía intuirlo las conocía desde el primer semestre de la Universidad; En fin todos se veían muy jubilosos, en medio de mis divagaciones fue donde caí en cuenta que esa era la razón de mis malditos celos, no celaba que estuviesen juntos, porque presentía que de una u otra manera se hubiesen encontrado luego, estaba celosa de ser la única que s e hallaba sola, si soy una total egoísta, me sentí un poco deprimida, después de haber proporcionado el ambiente para que se decidieran a dar sus pasos, celaba no ser el centro del universo, celaba ser relegada, y anhelaba que pronto llegara ese alguien especial que lograr revivir mis sentimientos… lo que si me era claro era que no podría permitir que esos estúpidos celos siguieran dominándome… no permitiría que estos sentimientos me alejaran de las personas que más amaba en el mundo.




De pronto cinco horas no fueron suficientes y pronto estuvimos en Detroit de la misma manera en la que aborde el avión lo deje, ya fuera del tome mi equipaje y me senté a esperar a los enamorados, no tardaron mucho en unirse a mí, mis hermanos nos acompañaron a tomar el taxi, pero antes se despidieron de sus chicas como si no se fuesen a volverse a ver en toda su vida de mi garganta lo único que salió fue un “Adiós” seco, plano, sin sentimiento alguno, mis amigas se subieron al taxi e indicamos la dirección a la que nos dirigíamos Bella fue quien rompió el silencio




- ¿Qué te sucede y no me salgas con nada, ok?

- Enserio Bells, no te preocupes por mi estaré bien solo estoy algo distraída con algunos pendientes de la universidad

- Eso es falso- contraatacaba Rose- si no te conociera tanto podría creerte pero hay algo mas lo sé, no entendemos porque no lo dices tú bien sabes que estamos aquí apoyándote aun sin entender tu comportamiento tan bipolar




Si era cierto, pero que le iba a decir ESTOY CELOSA de que ellos hayan aparecido en sus vidas y ahora sean más importantes que yo!! Que tengo celos porque se encuentran complementadas y su vida mejora poco a poco, mientras yo cada vez me hundo en un agujero negro del cual no veo la salida, que deseo poder sentir un poco de amor y no un simple espejismos, no!! Ciertamente no lo diría

- Lo siento, sé que no he sido yo últimamente, ya se pasara




El poco camino que restaba hasta nuestra casa fue silencioso, cuando llegamos cada una retorno a su vida, antes del mediodía Salí rumbo a la universidad y estando en la puerta me choque con un mensajero que traía dos hermosos ramos de flores, uno de rosas rojas las más bellas que podría haber visto y el otro uno de varios colores acompañados de unos chocolates





- Esta es la dirección de las Señoritas Swan & Hale

- Si

- Podría por favor recibirme este recado y firmar aquí- decía indicando el desprendible de recibido

- Claro porque no?-esta vez la envidia se apoderaba de mi ser, mis hermanos ahora parecían tener solo ojos para ellas, ni siquiera una tarjeta me enviaron, deje los ramos cerca de la sala y luego Salí rápidamente hasta mi auto, necesitaba un poco de soledad un poco de espacio para mi, así que decidí no ir a la universidad y en cambio me fui para un spa a consentirme, eso me haría sentar mucho mejor, ya entrada la tarde regrese a la casa la cual se encontraba totalmente oscura, no me preocupe ni inquiete ya que de seguro estarían todos juntos, así que sin más preámbulo me dirigí a mi habitación, me despoje de mi ropa para quedar solo en panty y un toples me zambullí en mi cama…. Mis pensamientos se dirigían a como debía dominar estos estúpidos celos, pero luego pensaría en eso, ahora solo deseaba estar en brazos de Morfeo y olvidar todo.



___________________________________________________






No sé que opinen las oigo… y pues e que ansían que llegue la tentación pero ya saben que ella llega de mil formas así que esta historia tendrá un vuelco pronto…. Deseo oír sus opiniones
Con amor




Ada Cullen



1 comentario:

  1. ya quiero que se conoscan alice y jasper a ver como reaccionan

    ResponderEliminar