“No Necesito un Cielo si tú no puedes ir a él ",
Bella Swan, Luna Nueva

"Un día escribiré tanto como Estrellas hay en el Cielo" Tiwii Cullen





Debemos aclarar que todas las historias que están en este blog nos pertenecen y son de nuestra autoría pero los personajes de la Saga Crepúsculo y algunas otras cosas más que aparecerán en los Fics que publicaremos aquí son propiedad de Stephanie Meyer, también existen personajes que son sacados nuestra imaginación.



lunes, 14 de junio de 2010

Cayendo en Tentacion, Capitulo 20: Nuestra Tentacion




Cayendo en Tentación


Capitulo 20:


Nuestra Tentación





Primero niñas he de agradecerles a todas Uds. por su apoyo, sin Uds. no hubiese sido posible que mi bebe creciera, amo este fic, lo amo mucho porqué representa mi inicio como escritora .. Gracias eternas… Este capítulo tomo forma con varias canciones especialmente con Cuando Regreses de Santiago Cruz (Colombiano)



Les dedico este capítulo a cada una, si porque de una u otra forma ustedes terminaron amando a mi Jasper y riendo de las locuras de mi Alice, Para mi Vii cielito que alegría que estés mejor sabes puedes contra incondicionalmente con esta loca, a mi T que deja alucinando, Bonnie por que wow eres mi doña Bonnie, es un poco largo y espero sea de su agrado… si quieren epilogo me dicen… jajaja


GRACIAS A MI HERMANITA TIWI POR SOPORTAR MIS HORAS DE INDECISION
Y SER MI GURU ..


********************************



Buena reprimenda me lleve por parte de mi madre que me observaba contrariada

-Bonitas las horas de llegar Mary Alice Cullen- exaspero cruzándose de brazos y levantándome una ceja- Ve la hora que es- indico señalando mi reloj

-Ya se má!, pero – no pude alegar algo en mi favor porque mi novio decidió asumir la culpa

-Esme, no regañes a Alice es que no podía dejarla –dijo con mucho sentimiento, mi madre le abrazo y le susurro un “lo sé cariño, lo sé”.

-Pero de todos modos eso no exime a mi hija de su responsabilidad y como ya es tarde y en menos de hora y media sale nuestro vuelo mejor nos marchamos al aeropuerto- sentencio firmemente.

No me dio tiempo de ingresar a la casa por mi equipaje todo ya estaba listo en el jeep de mi hermano, todos nos acompañaron al aeropuerto, siempre he odiado las despedidas así sean momentáneas las odio, lo que menos deseaba era ver la cara de mis seres queridos.

Los abrazos y pechiches no tardaron en aparecer, mi corazón desfallecía tras cada muestra de cariño, mis amigas dejaron que algunas lagrimas corrieran por sus mejillas, sus voces entrecortada no me ayudaban trate de controlar mis sentimientos no podía llorar delante de ellos .




Sus brazos me tomaron, aquel abrazo calo todo mi ser ¿sería que algún día dejaría de estremecerme ante su contacto?

-Te Amo Alice nunca lo olvides, te amo y te amare- nuestros labios se unieron, movimientos tiernos provocando que mis ojos se pusieran vidriosos y las lagrimas cayeran, me separe rápidamente de él y me gire para ir en dirección a la sala de abordaje, si no corría me quedaría lo haría solo por él.

-Me contacto apenas pueda- trate de que mi voz se oyera firme, con todas las fuerzas del mundo quise ahogar el maldito nudo de mi garganta.

Pocos minutos después estábamos en el avión, concentre mi visión en dirección a la ventana, tras despegar busque mi I’pod para distraerme un poco, para tratar de ahogar el dolor que consumía mi pecho y apuñalaba mi corazón, “porque no me había quedado” me grite mientras las lagrimas acariciaban mis ojos.

-Al, seis meses se pasan rápido hija, esta experiencia les servirá - aseguraba- recuerda que lo que es de uno es de ..

-Uno- termine su frase ella siempre me repetía eso, pero no podía evitar sentirme afligida, me marchaba pero mi corazón se quedaba con él, a miles de kilómetros de mi y peor con un mar separándonos.

Me quede dormida como no, si además de las horas de viaje que me esperaban también me hallaba exhausta, la noche anterior no deje ni me dejaron pegar el ojo, las imágenes de nuestro encuentro golpeaban mi mente y aumentaban el dolor. recordar la forma en que me veía, en que me besaba, en que me acariciaba, solo de recordar mi corazón daba brinco, de todas esa era la mejor noche de mi vida, hicimos el amor como nunca lo hubiese imaginado nos dedicamos a grabar nuestros cuerpos, nuestros sentimientos y mas que claro quedo que todo mi amor por el estaba tatuado en mi piel, podía sentir su aroma en mi piel, podía sentir su respiración cerca a mi oído, podía sentir el roce de sus labios en toda mi piel, su calor invadiéndome y las miles de ondas eléctricas consumiéndome.





Durante el viaje no acepte nada de lo que me ofrecían las azafatas, las lagrimas inevitablemente seguían presentes, gracias a Dios mis padres habían decidido comprar vuelo directo porque no soportaría estar más de 9 horas en ese maldito avión.

Luego de aterrizar y cumplir los registros y demás diligencia correspondientes, salimos de ese sitio. Revise que mi Blackberry tuviese cobertura internacional e inmediatamente digite un mensaje a Jasper

>>Hola corazón:

Ya estoy en Francia, después me comunico bien contigo hoy nos quedaremos en un hotel e inmediatamente buscaremos un sitio para mí. Estoy bien y pensándote como siempre, no importa que este un poco más lejos igual te tengo presente. Te amo. Alice<<>>Hola corazón, me encanto escucharte me acostare contento por haber oído tu hermosa voz. Te amo perdidamente

Jas<<>>Hola corazón:

Gracias por tus mensajitos.... discúlpame por estar desconectado pero es que no alcanza el tiempo para tanta cosa aquí, me siento algo cansado.... deseo que estas semanas pasen rápido... aparte llego el nuevo chip y mi jefe no hace sino pedir medidas y artículos... entonces todo se combina y estresa...
yo también te extraño un resto, deseo para ti muchos éxitos... de nuevo felicitaciones porque estas avanzando sin tropiezos en tu carrera, me siento muy orgulloso de ti...

Espero que todo este de maravilla por allá, descansa cuando tengas el tiempito y no te me mates la cabeza por la cantidad de trabajo que tienes, relájate y todo a su tiempo....
un besote y muchos saludos...

Jas<<>>Gracias por los saluditos! Espero que también estés muy bien y que todo este súper por allá... un beso y un abrazo!!<<>>Hola corazón


Gracias por las tarjeticas y los mensajitos. Me da mucha alegría saber de ti por todos lados, jajaja..pero debes despegarte del PC o si no vas a perder el trimestre =(



corazón me estoy sintiendo mal por todo este tiempo, me da tristeza no estar a tu lado y pues es posible que yo el próximo año me marche a Alemania o China a trabajar, me parece muy injusto contigo no estar pendiente de ti como lo mereces; yo también desearía estar a tu lado, pero este distanciamiento me entristece... especialmente este mes... porque me he pensado muchas cosas, espero que me entiendas y pienses (hazlo!!) estas cosas, porque siempre me ha importado mucho (desde el principio) que sepas y no olvides mi condición de inestabilidad la cual siempre estará ahí presente ... y por la cual me da miedo muchas veces derrumbar tus expectativas e interferir en el transcurso normal de tu vida la cual solo está empezando... eso es lo que finalmente me preocupa sobre todo !!
puedes tener seguridad de que te quiero y que eres muy especial para mí, de que tengo igual o más ganas de verte cuando vuelvas, pero inevitablemente siempre estoy recordando que pronto seré yo quien me marche por un año o más y nuestro medio de contacto va a ser este frio internet (nada comparado a cuando te tenia cerquita y a mi lado y cuando te podía escuchar y buscar siempre que así lo deseaba), entonces es ahí donde me invade ese sentimiento de culpa cuando leo tus tarjetas y tus mensajes... es algo muy feo !!.En fin, mi intención no es desbaratar tus sentimientos pero cada vez me da mas y mas miedo de que todo tu mundo y tu vida solo giren alrededor de esta persona que se encuentra en OTRO país, al punto de que te olvides de ti misma y el resto de lo que te rodea, como ya me aconteció antes en el pasado (y tú lo sabes bien).... Es eso en donde no quiero fallar (por n-esima vez) y terminar lastimándote nuevamente!!. Espero entiendas que este distanciamiento es por nuestro bien.

Espero estés muy bien, no sabes la alegría que me da saber que tu dedicación y entrega por las cosas que te gustan.

Siempre te amara Jasper W.<<



Leí y releí ese correo, estaba terminado conmigo, me estaba dejando, por eso se había distanciado, por eso su móvil estaba apagado, por eso nadie me daba razón de él, llore por varias horas, al fondo oía el sonido del fijo, de mi móvil y del Messenger pero simplemente no podía moverme todo me dolía y me daba vueltas, aferre mi cabeza entre mis manos y la puse contra mis piernas.

Ahí debió transcurrir el resto de mi noche porque desperté frente a mi lap, rápidamente revise el mail para comprobar que era mentira pero no fue así. Apresuradamente me arregle

-Que el hombre que amas te corte por correo es cruel, pero no implica que no vayas a estudiar- murmure fingiendo una risa y ahogando una lagrima.

No volvería a llorar mas, no lo volvería a hacer, mi piel estaba mas pálida que de costumbre, el hambre se hizo presente así que decidí ingresar a la cafetería y comer algo, aun tenía tiempo de sobra para llegar a clase.

Pedí Tostadas francesas acompañadas de la mermelada de la casa y huevos con jamón en julianas, me saboree mientras esperaba la comida, cuando la tuve enfrente no pude dar más que dos mordiscos a las tostadas porque automáticamente mi estomago las devolvió, corrí al baño, dejando que lo poco que había consumido saliera de mi cuerpo, lave mi cara y deje el baño en el camino todo comenzó a verse con estrellitas y luego le dio paso a la negrura.

Desperté por el olor de alcohol en mi nariz, ese olor me repugno

-¿Cómo te sientes?-Inquiría una voz masculina

-Bien-mentí, me sentía fatal, intente ponerme de pie pero mi mundo se tambaleo, las manos de aquel joven me volvieron a sostener

-Yo que tu dejo que un médico me cheque

-No puedo voy a clases- dije tomando aire

-Pero si yo soy médico- musito sonriendo- dime que has sentido

Le relate como me sentía durante esos meses- Es solo estrés y el cambio- argüí

-Hm ¿cuando fue tu último ciclo menstrual?

- Pues .. Yo … eh… ahora mismo no lo recuerdo- admití sintiéndome avergonzada- creo que haces un mes, no lo se

-Te recomendaría que te hicieras unos análisis incluyendo una prueba de embarazo- tendió su mano ofreciéndome una pequeña tarjetica- por cierto mucho gusto Laurent

-Alice Cullen- Dije sopesando sus palabras, se iba a retirar pero atrape su brazo- vamos hagamos los exámenes- murmure rápidamente sin poder ocultar mi nerviosismo.

Cerca de la universidad se hallaba el consultorio del moreno, hicieron varios exámenes, me pesaron, analizaron cada parte de mi cuerpo, ciertamente había sido una descuidada con mi salud. Dos horas después la enfermera que había tomado varias de mis muestras llego a mí.

-El Dr. La espera- susurro dulcemente

El corazón parecía salirse de sus lugar, mis manos sudaban, ingrese al consultorio, el médico tenia los exámenes entre en sus manos y una gran sonrisa en el rostro

-Pasa Alice, toma asiento- obedecí- bien, los exámenes están bien, estas un poco baja de peso- decía pausadamente

-¿Y la prueba de embarazó? – inquirí presurosa

-Felicitaciones, tienes 11 semanas de embarazo

Me quede estupefacta, no parpadeaba, no decía palabra alguna, tenía casi tres meses de embarazo y no me había dado cuenta, Jasper estaría feliz pensé y rápidamente me maldije, seria madre soltera Jasper no se enteraría de mi embarazo, un nuevo dolor me agobiaba, pero esta vez las lagrimas no salían, ahora que deseaba que rodaran por mi cara no lo hacían.

-¿Está bien Alice?

-Yo sí, gracias - musite con voz entrecortada- necesito llamar a mis amigas.





Después de recibir las indicaciones, de que me entregaran las vitaminas , el acido fólico, otros medicamentos y tras pagar mi consulta me devolví a mi casa, rápidamente llame a Bella, ella me oiría, tras el cuarto repique contesto

-¡Bella! Despierta- exigí- te necesito

-Que quieres Al, a caso se te olvida que aquí son las 4 A.m- bostezo

-aquí son las 10 ¿Estas con mi hermano?- cuestione

-No, el está en su casa- ya se oía mas despierta

-¿Estas despierta?

-Sí que quieres, mas te vale que sea urgente si no juro que te matare cuando regreses.

-Estoy embarazada- solté sin ningún tipo de rodeo, no oía nada al otro lado de la línea-¿Bella? ¿Bella? ¿Estás ahí?

-Sí, mierda! –Soltó después- Jasper ya lo sabe

-No y te pido por favor no se lo digas a nadie más, yo se lo diré a Rose mas tarde.

-¿por qué no se lo has dicho a Jasper?¿cuándo te enteraste?

-Termino conmigo, por eso no te respondí mas anoche, y me enteré hoy así que por favor esto que se quede entre nosotras tres- suplique a mi amiga

-Este bien pero, cuando le dirás a tu familia, no lo sé, yo, Dios estas embarazada- repetía para comprobar que no era un sueño, ahora si las lágrimas caían en mis mejillas

- Desearía estar allá para que me abrazaras, te necesito no sabes lo mal que me siento- los sollozos no cesaron.

-Descansa enana, mas tarde le diré a Rose que te llame, ve a dormir un poco.

Dormir fue lo peor que pude hacer los recuerdos de su cuerpo se hacían presentes torturando mi cuerpo, mi corazón, mi alma, sus besos, sus caricias, su piel en mi piel se sentía tan vivido, tan real, las lagrimas abatían hasta en mis recuerdos, aferre la almohada contras mi cuerpo, me ubique en posición fetal solo para sentirme más segura.

Dos horas más tarde hable con Rosalie quien aseguro mataría a Jasper en cuanto tuviese la oportunidad, agradecí el apoyo de mis amigas, pero de nada servía que lo asesinaran yo había tomado la decisión de venir a Francia, yo no desistí, pudiendo hacerlo, si lo hubiese hecho aun estaríamos juntos, repetía cada día.



Mi madre fue la siguiente en enterarse, antes de cumplir el cuatro mes toda mi familia sabía del embarazo, mis hermanos pusieron el grito en el cielo Edward no me hablo por dos semanas, Emmett simplemente se limitaba a preguntar por mi estado de salud, mi padre se decepciono mucho, más de mes y medio pasaron y aun no tenía la oportunidad de explicarle algo, aunque que podría explicarle, mi madre lloraba casi todos los días por lo que decidí solo hablar lo primordial con ella, no soportaba haber causado tanto dolor y haberme causado tanto daño.

A todos hice jurar que no comunicarían a Jasper mi estado, si él no deseaba tenerme en su vida yo tampoco lo iba a obligar.



Mi vientre poco a poco comenzó a crecer, amaba al pedacito de ser que crecía en mi, amaba sentir sus movimientos, el día de la primera ecografía no pude evitar las lagrimas, ver su imagen en el pequeño televisor solo hizo que le amara mas, ver como se movía en ese aparato hizo que mi corazón se llenara de júbilo, ya no tendré al amor de mi vida, pero tendría un pedacito de él.

-Nuestro bebe- susurre frente a la fotografía que sostenía bese tenuemente dejándola junto a mi mientras me disponía a ver mi correo, después de que me enterara de mi estado no había vuelto a revisarlo, la mayoría de mensajes eran suyos, mi corazón daba un vuelco casi todos los días había dejado un mensaje por lo que tenia aproximadamente 60 o más mensajes, me rehusé a abrirlos, las lagrimas reclamaron a mis mejillas, acaricie mi vientre dejando que las gotas saladas salieran de mi.

Cada instante demostraba a mi pedacito de cielo lo mucho que le amaba, en varias oportunidades mis compañeros de clases me pillaron cantando, hablando, sonriendo y leyéndole a mi vientre.

En menos de una semana presentaba mi último examen y tan pronto Laurent autorizara volvería a Estados Unidos, no iba a dar a luz tan lejos y sola

-Si dentro de dos semanas o antes volveré – les decía a todos, gracias a la tecnología podíamos entrelazar varias llamadas a la vez, mis amigas reían, ellas ansiaban ver como estaba mi barriga ya que no les había enviado ni una sola foto

-¿Estás segura de volver?- cuestiono Emmett

-Claro que si, ni creas que me quedare aquí tan lejos además he de aprovechar antes de pasar los siete meses. Mi hijo nacerá en los estados unidos cerca a su familia, si les parece puedo irme a Seattle con mis papas- dije un poco mas apaciguada, no deseaba estar muy alejada de Detroit, al final tenia la leve esperanza de volver a verlo.

Mis diseños fueron los mejores obviamente todos dedicados a línea materna y algunas post-parto, la universidad ofreció ampliar mi Beca para terminar mi carrera en ese claustro, negando enfáticamente.




Mis exámenes con Laurent salieron bien por lo que autorizo mi viaje, ese mismo día reserve mi boleto para el día siguiente, el contrato de arrendamiento caducaba en dos días, así que todo saldría perfectamente, las cosas que habíamos comprado las done junto con algunas de mis ropas que ahora por mi prominente vientre ya no me quedaban, arregle mi equipaje, mientras terminaba hable con mi familia informándoles la hora del vuelo.

A la mañana siguiente me encamine al aeropuerto internacional, con más tiempo que de costumbre, después que realizaron todos los controles me embarque, los nervios me dominaban, cada cinco minutos tenía que ir al baño, las azafatas estaban pendiente de mi, creo temían que mi bebe naciera en los cielos, después de recibir una agüita de valeriana me quede dormida.

Después de aterrizar y volver a cumplir con los registros que me exigían, fui por mi equipaje, busque enérgicamente una cara conocida pero no la hubo, camine a la salida buscando un taxi que me llevara a casa.


POV JASPER



Los días sin ella eran cada vez más duro, le había enviado ese correo para evitar que se regresara, conociéndola sabría que no dudaría en volver y dejar su sueño botado; para evitar que algo o alguien me la recordara evite a toda costa tener contacto con su familia, aceptaba ir a otros estados con tal de no volver a mi apartamento y evitar que su recuerdo terminaría de consumirme. Quise ser fuerte pero simplemente no podía, era un mero cascaron, mi mundo estaba completamente gris, los días pasaban y no podía resistirme así que le escribía con la esperanza que respondiera, cada vez que podía le pedía perdón por mi comportamiento, pero no obtenía respuesta.

Cuando iba a casa de mis amigos evitaban hablar de ella, su manera de tratarme cambio bruscamente a veces Emmett y Edward eran fríos conmigo como si les fastidiara que estuviese cerca, otros días me trataban como compadeciéndome.

Los días Para mí eran todos iguales, vacios y sin vida, pero milagrosamente transcurrieron y pronto se cumplirían los seis meses de estar en Francia y volvería

-Bella

-Si, Jasper- contestó sin mirarme llevaba meses evitando mirarme fijamente

-¿Por qué no me miras?

-Yo si te miro- dijo levantando su mirada pero quitándola inmediatamente

-Cuando regresa Alice- musite bajamente

- yo .. eh.. no se-

-¿Porque me mientes?- cuestione molesto- ¿Qué tienen todos contra mí?, llevan meses tratándome como se les antoja a veces bien a veces mal. ¿Qué tienen?

-Nada- grito levantándose, intento alejarse de mí pero fui más rápido, tome su rostro para obligarla a verme

-¿Qué sucede Bells? dime y no me mientas ¿Cuándo regresa mi pequeña?

- Ya no es tu pequeña- respondió cruelmente- para nada es pequeña lo ha demostrado en estos meses de…- una de sus manos se poso en su boca acallando las palabras. Le observe fijamente ¿qué me ocultaban?

-¿Estos meses de qué?- replique fuertemente mientras mi mano chochaba contra la pared- meses de que maldita sea dilo de una vez.

- Mierda, Alice me matara cuando se entere– soltó torpemente- Meses de embarazo- palidece ante sus palabras, mi dulce niña estaba embarazada, me había olvidado, no eso era imposible Alice me ama, deje que mis manos cayeran, mis piernas desfallecieran dejándome en el suelo, mi amiga aprovechó el momento- Así como lo oyes estúpido ESTA EMBRAZADA, como pudiese dejarla , eres un cretino- grito furiosa, todo comenzaba a encajar.

-Be..

-Nada Jasper, nada no intentes excusarte conmigo, yo no soy Alice, le rompiste el corazón jugaste con ella, eres un mal nacido- refunfuño- espero no te aparezcas por la casa en estos días, me entiendes, mantente alejado de la casa, si deseas ver a los muchachos llámalos pero en la casa ni de fundas te asomes.

..No sé qué va a pasar cuando regreses…Cuando te vuelva a ver
no se si sentiremos aun lo mismo con sus variantes incertidumbres el tiempo paso
solo espero que tu como yo




Su amenaza solo me indicaba que en cualquier momento mi sol, mi cielo estaría de vuelta, desde ese día era casi imposible mantenerme alejado de aquella casa, las continuas carreras me hacían pensar que más rápido de lo que pensaba ella regresaría.

-Edward, amigo, puedo preguntare algo- vocifere captando la atención de todos, espere que asintiera para poder continuar-¿cuándo vendrá?

-No sé y aun sabiéndolo no te lo diría, ya la has hecho sufrir bastante- dijo fríamente-

Baje la cabeza era cierto le había vuelto a herir, había olvidado lo que ella hizo por mí, una pequeña lagrima se escapo de mis ojos la atrape antes que dejara su posada

-Perdónenme – dije afligido- no fue mi intención, solo quería lo mejor para ella, solo espero que ella me permita explicarle las cosas- dije mientras salía de aquella casa.

Aspiraba que sus sentimientos no hubiesen cambiado, que pudiese perdonarme, que me permitiera ser parte de su vida, de la de mi bebe, de nuestro bebe

Todavía te mueras por estar conmigo y te falte el aire cuando yo te mire
todavía te rías de mis tonterías y que aun me sientas parte de tu vida

Durante esa noche no pude dormir bien, me hallaba ansioso, desesperado, necesitado, enjaulado esa era la palabra correcta me hallaba preso de mis propios inventos, sufriendo por haber dejado a la mujer que más amo en el mundo.

Llame a Emmett para averiguar algo más

-Por favor ayúdame a recuperarla- dije antes que su voz sonara

-Eres estúpido o que- manifestó mordazmente Rose- ya perdiste tu oportunidad a ella no te le acercas si no yo misma te mato, no es advertencia es amenaza.

Colgó sin darme oportunidad de hablar, sin poder dormir deje que todo lo vivido a su lado arremetiera a mi mente, si era un completo cretino, mis sentimientos por esa mujer aumentaron en estos meses.

Todavía me muera por estar contigo y que aun recuerde todos tus caminos
todavía me pierda entre tus fantasías y que aun te sienta parte de mi vida

No importaba el precio a pagar haría lo posible e imposible para saber si sus sentimientos habían cambiado, si podría perdonar mi estupidez.

-Un hijo- musite sonriendo- un hermoso hijo de mi Alice- ya era la madrugada del sábado así que no tendría que trabajar, rápidamente me duche y arregle, tome mi motocicleta y me fui a su casa, no podía soportar la idea que llegara y no pudiese verla, aparque la motocicleta cerca, todas las luces estaban en silencio.



Solo espero que tu como yo sigamos
enamorados, enamorados


Las horas no ayudan todo parecía ir en cámara lenta, el movimiento en la casa de mi amada comenzó con la llegada de sus padres lo que indicaba que ella volvería pronto, cerca de las 10 salieron de la casa, no pude evitar acercarme, desesperadamente necesitaba hablar con ellos.

-Por favor- hable en tono moderado tratando de mantenerme calmado- Ayúdenme a recuperarla.




Edward se abalanzo a mi propinándome un golpe severo en la nariz, la sangre surgió, trate de limpiarla pero nuevamente mi cuñado me embistió

-No te ayudaremos- sentencio, mientras las mujeres daban pequeños gritos

-Te lo advertí- dijo Rose, dejando relucir una sonrisa - aléjate de ella

-¿Cómo me pides eso? Ya les dije fui un estúpido, pero no pidan que me aleje de Alice no ahora que- me calle Bella no podía quedar al descubierto

-¿qué? que Jasper- inquirió Esme

-Que regresa, aun sin su ayuda la recuperare-

-Creo que él tiene derecho a saber lo que sucede- intervino Carlisle. Las protestas por parte de Edward, Emmett y Rose no se hicieron esperar, ni Bella ni Esme decían nada -Ya dije el tiene derecho a saberlo- reitero- todos dentro a hora

-Pero Alice- dijo mi amiga

-Ella sabe llegar sola no te preocupes.

Todos acatamos las órdenes impartidas, después de ubicarnos y limpiar mis heridas, comenzó a hablar, a narrar todo lo sucedido desde que la deje, me sentía un completo carbón, encogiéndome en el asiento, tal vez así no sentiría tanta vergüenza.

-Así es Jasper serás padre- dije secamente- no puedo felicitarlos porque me parece precipitado, ella nos rogo que no te dijéramos nada.



Continuó hablándonos pidiendo a sus hijos no se entrometieran que nos dejaran solucionar las cosas a los dos, absortos en la conversación nos hallábamos cuando el timbre sonó

-Yo voy- dije levantándome de mi lugar.

Abrí la puerta y me encontré con Alice, su vista estaba enfocada en el bolso buscando algo, se veía sublimemente hermosa, vestía un suéter color purpura holgado, un gorrito de lana del mismo color dejando que las puntas de su cabello se vieran mas desordenada y un pantalón holgado negro.

No sé qué va a pasar cuando regreses y vuelva a estar frente a ti
si ves que nuestro caso está perdido no habrá culpables no evites mirarme
el tiempo paso solo espero que tu como yo




-¡Ash!, perdí las llaves graa- dejo la frase en el aire cuando sus ojos se chocaron con los míos, quise abalanzarme sobre sus labios, pero me obligue a mantenerme en mi puesto, su rostro estaba más hermoso que antes, sus mejillas sonrosadas, sus labios rosados y sus ojos verdes envolviéndome, detalle su hermoso cuerpo, mis ojos bajaron a su vientre, a pesar de la holgada prenda se podía ver su vientre.


Todavía te mueras por estar conmigo y te falte el aire cuando yo te mire
todavía te rías de mis tonterías y que aun me sientas parte de tu vida

Su vista se fijo en el, negó con la cabeza dejando escapar un suspiro, ese sonido sacudió todo mi cuerpo, oí como tragaba saliva, levanto la vista notándose un poco vidriosa

-Hola Jasper- su voz salía rota, pero hermosa- podrías darme permiso deseo ver a mi familia- termino forzando una media sonrisa

-Podemos hablar-

-Ahora… no … no puedo- su mirada me esquivaba

Tome su equipaje cuando nuestras manos se rozaron un millón de choques eléctricos inundaron mi cuerpo

-Permíteme- susurre cerca a su oído, notando que aun se estremecía. Aproveche su debilidad para acariciar su vientre dulcemente

-No… hagas eso- su voz estaba quebrada, sabía que trataba de ahogar las lagrimas

Recargue mi cabeza sobre su cuello, manteniendo mi mano en su vientre, su corazón latía presuroso y su respiración algo fallida- Corazón perdóname, perdón no quería herirte, yo…

-No soy tu corazón, por favor déjame, me haces daño, yo…- las pequeñas gotas ya recorrían sus mejillas, sus sollozos calaban mi corazón, herí profundamente a quien ciertamente me ha amado incondicionalmente.

Aun me amaba, de eso estaba seguro si no hubiese reaccionado así.

-Jas…- dijo Bella callándose al notar la escena, Alice corrió a sus brazos, dejando sus sollozos en el pecho de su amiga- todo está bien, pequeña- consolaba dulcemente a mi niña

-Llévame a mi habitación por favor- rogo dejando que los sollozos salieran libremente.


Todavía me muera por estar contigo y que aun recuerde todos tus caminos
todavía me pierda entre tus fantasías y que aun te sienta parte de mi vida
solo espero que tu como yo sigamos enamorados, enamorados
No se qué va a pasar cuando regreses...

Absolutamente todos quedamos en silencio, Bella, Rose y Esme estaban junto con ella, mientras sus hermanos me taladraban con las miradas

-Solo porque mi padre diga que no me meta, no significa que la tengas fácil-indico Edward

-La cagaste y grande- aporto Emmett golpeando su mano cerrada contra la otra abierta.

Durante el día todos entraban y salían de su habitación a todos recibía menos a mí, lo merecía por cobarde.




Dos semanas desde su regreso y aun no permitía explicarle nada, siempre se mandaba a negar y yo siempre necio me postraba en su sofá a esperar la oportunidad para acércame a ella, ni siquiera manifestaba algo sobre su embarazo, lo poco que sabia me lo decía Esme ya que el resto parecía aplicar la ley del hielo

-Todo está bien cielo, está terminado el séptimo mes, no quiere saber que es- me contaba alegremente mi suegra- ya verás pronto todo se solucionara- Pero ese pronto no parecía llegar- el bebe nacerá aquí, ya queda muy complicado que se transporte hasta Seattle, así que estarás cerca el día del alumbramiento.


En cada visita llevaba chocolates, dulces, o lo que Esme indicara que estaba pidiendo con urgencia.



Subí las escaleras de su casa, toque suavemente ya todos sabían cómo tocaba para no incomodar su tranquilidad, demoraban en abrir así que volví a tocar, me sorprendí al ver que ella fue la que me abrió.

También parecía algo sorprendida, lucía un hermoso vestido verde olivo, de tirantes y unas valetas del mismo color.

-No hay nadie- susurro evitando mirarme

-Óyeme, por favor

- No hay nada que oír, cuando sea la hora del parto alguien te avisara, ya después veremos cómo solucionamos la parte legal, de eso se encarga papa-



Me estaba sacando completamente de su vida, estaba haciendo lo que le había pedido, mis manos tomaron su rostro obligándole a verme

-¿No me amas?

-No- dijo firmemente, mis rostro se acerco a la delicada piel de su rostro, acariciando dócilmente su mejilla, recordando lo suave que era, lo delicada y hermosa

-No es cierto- musite en su oído, dándole un beso para luego atrapar su lóbulo y jugar un momento con él, su cuerpo se estremecía, al igual que el mío- mientes tu cuerpo lo dice todo- deslice mi mano a su vientre acariciándolo, sintiendo como mi bebe pateaba a su madre, mi mano no se retiraba de su protuberancia, ella no pedía que la alejara


-También te extraña- susurro débilmente, levante mis ojos para enfocar su bella fisonomía, mis labios buscaron presurosos la miel de los suyos, solo que esta vez sí se retiro.-No hagas eso, pasa-

Se sentó en la sala, estaba viendo un programa de bebes, se veía calmada, di algunas vueltas entre el comedor y la sala, no sabía qué hacer al final simplemente me arrodille frente a ella, acariciando a nuestro y manteniendo la vista fija en sus ojos, al comienzo las palabras salían torpemente luego fluían con naturalidad, deje relucir todo mis temores y mis razones para alejarme de ella, los dos lloramos, los dos nos habíamos herido, los dos sufríamos.

-Perdóname, perdóname -susurre contra sus labios, ese beso daba comienzo a un nuevo inicio, una nueva etapa, nuestros labios acordemente se movían, nuestras lenguas se fundían en los suaves movimientos, succione su labio inferior un poco, dejo escapar una leve risa

-Te he extrañado como no imaginas- susurro volviendo a mis labios, y entrelazando sus brazos en mi cuello, mis manos rodearon su hermosa cadera, nos sumimos en nuestro propio mundo.

-El embarazo te sienta excelentemente- exprese una vez nuestros labios se separaron y deje que mis labios besaran la morada de nuestro amor.

Me senté a su lado rodeando su espalda con mi brazo, acercándola a mi cuerpo, su cabeza se recargo contra mi pecho, no era preciso decir nada, todo ya había sido dicho, las palabras simplemente sobraban, nuestras vidas estaba destinadas a estar juntas, siempre cayendo en nuestra eterna tentación.




*****************************************





¿Qué les pareció? ME DECLARO LOCAMENTE ENAMORADA DE JASPER si porque es un perfecto caballero lleno de imperfectos, y que esta delirantemente perdido por el amor de ALICE amo a estos chicos ¿merezco que me comenten? miles de besos y abrazos


Con amor

Ada Cullen



2 comentarios:

  1. yo tambien adoro a jasper y me parecio muy lindo como se quedo luchando por alice

    ResponderEliminar
  2. Estaba releyendo, Ada amor, cómo me ha gustado esta historia!! Alice y Jasper, ains nena...qué chulo ha estado, si si!!
    Tu mención me emociona tanto, pequeña, te adoro!
    Besos.
    T.

    ResponderEliminar