“No Necesito un Cielo si tú no puedes ir a él ",
Bella Swan, Luna Nueva

"Un día escribiré tanto como Estrellas hay en el Cielo" Tiwii Cullen





Debemos aclarar que todas las historias que están en este blog nos pertenecen y son de nuestra autoría pero los personajes de la Saga Crepúsculo y algunas otras cosas más que aparecerán en los Fics que publicaremos aquí son propiedad de Stephanie Meyer, también existen personajes que son sacados nuestra imaginación.



lunes, 14 de junio de 2010

Cayendo en Tentación Epilogo.



Cayendo en Tentación



Epilogo




Hola a todas quiero agradecerles por su apoyo en este fic, enserio me hace sumanete feliz poder compartir con ustedes lo que mi cabecita siente... me siento feliz por todos los coments que recibi gracias,enserio me hiceron mas que feliz en un momento de tristeza..... asi que aqui esta lo prometido es deuda el epligo de esta bell hostoria espero les guste, este fic estaba publicado hasta el lunes de la siguente semana y lueo pasara a Over ... Sol hermanita gracias por tu apoyo te amooo con locura.... Les decico con mucho cariño este ultimo episodio de cayendo



***************************************************





El mes que faltaba para el nacimiento de nuestro bebe se hizo corto, organizaba todo lo concerniente a su habitación, decoraba las paredes, acomodaba la ropa, había igual cantidad de ropa para niño y niña aun no sabía que era.



-Jas, Amor ya te lo dije varias veces el azul oscuro nunca, nunca va a pegar con ese violeta, ¿acaso crees que puede haber un pato de esos colores?- regañaba a mi novio, quien el no dejaba de riese se levanto de la pared alejándose de ella para besar el fruto de nuestro amor.

-Deja de estresarte, Cielo harás que nazca antes de tiempo- volvió a besar mi vientre mientras nuestros ojos se unían, el amor que sentía se veía reflejado en su ojos que brillaban dejando que su lindo azul se viese mas pálido, acaricié a mi hijo y luego su rostro dejando que un suspiro saliera, el bebe como siempre se removió haciendo que Jas comenzara decirle cosas, lucia tan lindo tan tierno y de seguro seria un padre ejemplar. -Eres mi campeón a y que si eres niña desearas que te enseña a jugar futbol y cartas para que le ganes a tu tío Edward- susurraba en mi vientre- a Emmett querrá enseñarte a usar el Xbox apenas puedas- rio con sus palabras




Jasper se había convertido en la tentación más grande y maravillosa de mi vida por él había cambiado muchas cosas, por el ahora soy la mujer más feliz del mundo, hace unos meses lloraba creyendo que no me amaba pero era falso el me amaba y me ama solo que temía que no luchara por mis sueños.

Por poco tengo a mi pedacito de cielo cuando a mis hermanos dejaron relucir los golpes que se llevo mí amado solo por el hecho de hacerme sufrí, ya se los merecía pero porque me dijeron, dure enojada dos días con ellos.

Después de nuestra reconciliación la relación de Jas con mi familia fue la misma, mis padres se tomaron unos días para esperar el parto de su primer sucesor; Jasper después de mucho insistir había logrado convencerme de irme a vivir con el por lo menos hasta después del parto, así adecuamos uno de los cuartos para nuestro bebe, todas las mañanas lo primero que hacia luego consentir a mi pedacito de cielo era dirigirme a su habitación sentarme en la mecedora y comenzar a arrullarle.




Los días pasaban sin complicaciones, poco me movía de casa o del apartamento de Jasper, así que mi semestre en la universidad quedo suspendido unos meses, con todo el tiempo libre organice la boda de Rose y Emmett la cual se celebraría dos meses después del nacimiento, dándome así la posibilidad de asistir ya que mi madre había enfatizado no dejarme mover durante mi dieta



-¡Ma!- grite tras sentir una fuerte punzada en mi vientre, el dolor hizo que mi aliento fallara- mamá- volví a gritar rápidamente vino a mi -¿Estás bien querida?- negué con la cabeza el dolor persistía, respire varias veces buscando aire, pero me era imposible

-¿Tienes contracciones?- asentí torpemente mientras mis manos se aferraban al costado del sillón- cielos ya comenzaste trabajo de parto – exclamo emocionada dejando que unas lagrimas cayeran-Carlisle- chillo- llama a Jas su hijo nacerá

-No sabemos aun que es- dijo papa mientras se acercaba a nosotros, mamá le miro enfadada - ¿y si es niña?

-Ya no importa pero llama



Las contracciones no cedían al principio los intervalos entre una y otra era grandes, pero después de unas horas se hicieron más cortos, a mi mama se le ocurrió la magnífica idea de que caminara por la casa para ayudar a dilatar

-Es lo mejor Alice, así no tendrás que esperar mucho en la clínica, confía en mi cielo- dijo acariciando mis mejillas llenas de lagrimas

-Lo sé, pero ya van más de dos horas caminado y me duele- chille con voz rota- ¿Dónde está Jasper?¿que se cree me embaraza y no está aquí el día del parto? Si no viene que Edward y Emmett le pateen el trasero- mi padre no dejaba de reír-¿Qué, se te hace gracia?

-Hija esta idéntica a tu madre cuando iba a tenerlos, ustedes suelen ponerse algo susceptible

-Susceptible- masculle paseando por milésima vez la sala- claro como a ustedes no les duele

La puerta de la calle se abrió rápidamente el rostro de Jasper era blanco mas blanco que un papel, corrió a mi abrazándome fuertemente

-Quítate- escupí- ahora si vienes a mí pues no, ya no te quiero, vete- llore Se alejo asombrado mirando detenidamente la escena, estaba totalmente estupefacto

-Alice- dijo antes de que mi padre interviniera

-Déjala en dos segundo te querrá abrazar y besar, ya dije en ese estado se ponen susceptible- I

ba alegar pero una nueva contracción ataco acompañada sensación de calor que dio paso al liquido que corría por mis piernas

-Mierda me orine –dije inocentemente

-Esme Rompió fuente – grito emocionado mi padre, mientras Jasper corría a mí para llevarme prácticamente alzada al auto de mi padre- apresúrate mujer, trae las cosas- grito desde la puerta.




Después de ubicarnos y de que mama llegara con los equipajes condujo como loco por las calles de Detroit minutos después que para mí fueron milenios era transportada en una silla de ruedas, Jas apretaba mi mano fuertemente, mama lloraba y mi papa reía mientras avisaba a mis hermanos

-No me dejes- susurre a mi novio cuando una de las enfermaras me metía en una de las habitaciones, dejando atrás a papa

-Te tienes que poner esto- dijo entregándome un traje de clínica

-Jas quédate conmigo- me sentía extremadamente nerviosa, los nervios me dominaron en ese instante dejando salir a mi Yo cobarde, mi respiración se torno más torpe y pesada, no supe quien me cambio, ni a qué horas me entraron a la sala de parto, lo único que recuerdo era al médico y las enfermeras a mi alrededor, me dolía mucho, cerraba mis ojos fuertemente mientras unas gotas de sudor recorrían mi rostro

-¡Puja! - Insistía una de las enfermeras- ya falta poco. Se valiente tesoro Respire varias veces siguiendo las indicaciones que vagamente oír, después de siglos o tal vez muchas vidas, por fin oí al médico decir

-Ya casi, ¡si ya viene!- Pareciera que su equipo de futbol favorito hubiese ganado la copa mundial- Otro mas y saldrá.


Poco después de que volviese a pujar y prácticamente me dejara caer semiinconsciente sobre la almohada oí su llanto, mi corazón se estremeció, dejando que algunas pequeñas lagrimas se refundieran con el sudor, luche por no dejarme caer en la inconsciencia y porque me respiración se estabilizara.

-Es un hermoso niño- dijo emocionada una de las enfermeras que me limpiaba el sudor- Felicidades, has sido muy fuerte, en poco le conocerás- me regalo una sonrisa tierna.

Antes de abandonar la sala de parto la enfermara me dejo verlo, tan inocente, tan delicado, tan suave, tan hermoso, mi pedacito de cielo en la tierra el vivo regalo de mi amor por Jasper

-Hola cachito de mi corazón- musite mientras mis dedos mimaban su suave y ceniza piel- Bienvenido a casa- dije besando su frente

No fue de extrañar que al ser llevada al cuarto mi familia estuviese en pleno dentro de aquella pequeña habitación, todos igual de sorprendidos y emocionados

-A Pagar Cullen’s- dijo mi novio a mis hermanos

-Mierda que tienes que siempre le a tinas- mascullo enfadado Emmett, siempre perdía con Jas y no entendía porque seguía apostando- Algún día te ganare

-Aja, si sueña, ahora paga- su voz era totalmente tranquila

-Estoy cien por ciento seguro que les has preguntado al médico antes del parto el sexo de tu bebe- aseguro Edward mientras sacaba unos buenos grandes de su cartera

-No seas mal perdedor No pude evitar reírme como loca, ver a mi familia reunida y tener a mi bebe con nosotros era totalmente mágico

-Ya ves mi niña, como tus hermanos no aceptan perder, así como ella tienen un sexto sentido, yo presentí que era niño – sus labios besaron los míos, lentamente nuestros labios se unieron, la ola eléctrica aun permanecía en mi.

-Bien y en donde está el retoño- dijo mi padre sacándonos de nuestra burbuja

-Aquí - contestaba una de las enfermeras que ingresaba en la habitación con el pequeño en brazos, rápidamente los brazos de todos fueron a dar al bebe, todos luchaban por tenerlo alzado, por mimarlo, no pude evitar reír mientras todos suspiraban por mi bebe

-Yo quiero tenerlo- alegue fingiendo estar enfado, rápidamente Jasper lo trajo a mí, mi mirada no se despegaba de aquel pequeño e indefenso, lo amo con locura es una parte de mí, es el vivo regalo de nuestro amor, mi pedacito de cielo, una lagrima de alegría rodo por mis mejillas mientras mis labios besaban dulcemente la frente de mi retoño

-¿Cómo se llamara?- pregunto expectante Bella

-pues… no se-


Inmediatamente todos comenzaron a decir nombres al azar nombres como Juan, Seth, Aarón, Jacob, Tomas, en fin todos querían aportar sobre el nombre conveniente para mi hijo



-Yo le pondría Ahuv- señalo mi amado con una gran sonrisa en su rostro, mi cara debían indicarle que no estaba de acuerdo además nunca había oído ese nombre- Si Ali no me mires asi Ahuv es la descripción perfecta de nuestro hijo porque es Amado por todos nosotros.

-Ahuv, será entonces- nuestros bocas se encontraron para sellar con un beso aquel hermoso momento, mi vida estaba completa al lado de mis dos tesoros.

-Es hora que todos salgan y dejen descansar a la mami- indico la enfermera-Todos a fuera Comenzaron a salir del cuarto cuando Jasper interrumpió

-Aun no, falta algo- decía serenamente- se arrodillo al lado de la cama, mientras sacaba una bolsita de terciopelo azul oscura- Alice Cullen ¿quieres hacerme el honor de ser mi esposa? dejarme cuidarte por el restos de nuestros días



Mis ojos se pusieron vidriosos, no esperaba esa propuesta en ese instante, bueno en verdad no la esperaba


-¡Sí!- conteste sabiendo que le amaba y le amaría por lo que me quede de vida, ágilmente saco la argolla y la deslizo en mi mano

-para toda la vida serás mía- murmuro frente a mis labios, proporcionándome otro momento de gloria, amarlo es tan fácil, es la mejor tentación a la que pude haber sucumbido, el mejor hombre y quien me regalo un pedacito del cielo para tenerlo en la tierra-Te amo.

Al día siguiente ya me hallaba en nuestro apartamento, si porque asi le decía el nuestro, es complicado decir que todo era como antes dado que un hijo cambia las cosas, Ahuv dormía todo el tiempo, solo gimoteaba cuando necesitaba de mi seno o cuando deseaba cambio de pañal y que su padre lo sostuviera en sus brazos, en más de una ocasión no podía dormir pensando que algo le podía pasar a mi bebe

-Alice cálmate el estará bien- me decía suavemente mi prometido

-Lo sé es que es tan frágil y …

-Ya cielo, hace un mes que está con nosotros y aun no dominas tu instinto de protección.

Tenía razón, a media noche me pasaba al cuarto del bebe para verificar que estuviese bien y en más de una ocasión me quedaba dormida en la mecedora -Alice- llamo tiernamente, en el momento en que nuestras miradas se cruzaron me envió un beso

- Que opinas si nuestro matrimonio lo celebramos junto con el de Rose y Emmett

-Pero tan solo falta un mes- me queje- y no tengo nada preparado -No hace falta nada de eso corazón solo que tu asistas y ya- Y como negarme ante tal petición, el me ha regalado lo mejor que he podido desear mi felicidad

– De acuerdo , haber que preguntarles a ellos a ver si esta de a cuerdo -Lo están, ellos fueron los de la idea




Todo lo que sucedió en el mes restante para la boda lo puedo resumir en llantos, risas, suspiros, atenciones, visitas al médico, a las boutiques, ir al curso prematrimonial, cambiar pañales, darle pecho al bebe, consentir a mi novio, amigo y amante, trasnochar porque el bebe tenia gases y no podía dormir, en fin ese mes aunque un poco lento se acabaría y solo restaba un día para dar un paso frente al altar

-Cálmate Alice- decía Bella, mientras terminaba de arreglarnos-Vaya si que están estresadas- decía mientras me peina en una sutil moña mi ahora más largo cabello negro

-Lucen hermosas- intervino mi padre- vaya tengo dos hermosas hijas, me siento honrado de poder llevarlas has el altar Mis brazos se aferraron a su cuello, apretándolo fuertemente en poco tiempo Rose y Bella se unieron a mi efusivo abrazo

-Ya está bien, vamos a la iglesia o si no creerán que se han fugado



El trayecto de la casa a la iglesia fue corto, pero mis nervios osaban en traicionarme, las manos me sudaban y no podía dejar de jugar con los canutillos del vestido color crema, saliendo del auto mi padre nos ofreció su brazo para poder ingresar a la iglesia, Rose a su derecha y yo a la izquierda, caminábamos lentamente, al ritmo de la marcha nupcial, mi corazón se aceleraba tras cada paso que daba.

Estando frente al amor de vida suspire pro fin nuestras vidas estarían juntas, la ceremonia transcurría lentamente, Rose no dejaba de ver a mi primo, yo jugaba con mi vista entre mi novio, mi hermano y mi hijo que era sostenido por mi madre, en medio de mis divagaciones me desconecte totalmente del lugar donde estaba mi mente trazaba los mejores momentos junto a Jasper y Ahuv.

Un pequeña sacudida me hizo regresar cuando el padre quien sabe por cuanta vez me hacia la pregunta clave

-Sí, Acepto- dije interrumpiendo su oración.



En definitiva el momento cumbre fue cuando nos declaro Marido y Mujer, el beso fue algo casto dado los muchos ojos que observaban expectantes la escena, los abrazos y las felicitaciones no se hicieron esperar, cuando salimos de la iglesia muchos de los invitados tiraban arroz encima de nuestras cabezas, al encontrarme con mi madre cerca del auto que esperaba por nosotros tome a mi retoño en brazos, no podía soportar mucho sin tenerlo en mis brazos.

La recepción fue sumamente familiar, tan solo algunos de nuestros allegados fueron invitados, ya que nuestros vuelos saldrían temprano Emmett y Rose irían a China o Japón y Jasper, el bebe y yo iríamos a Suramérica

-Esta será una luna de miel sin igual- susurro a mi oído haciendo que mi piel se pusiera grifa- La pasaremos regio ya veraz

En medio de la recepción Edward como padrino comenzó a hablar y decir lo feliz que se sentía que nuestra familia estuviese creciendo en número, todos sonreían y aplaudían hasta el momento en el que dijo



-Isabella, he de decirte que ya no puedo continuar asi contigo- todos quedamos en total silencio, la cara de Bella se transformo dejando ver su miedo - Si he de serte sincero todo lo que siento por ti ha cambiado- Bella se levanto de su lugar conociéndola haría lo mismo que yo en otros días huir, correr como loca-Espera déjame terminar de hablar- se detuvo – Si Bella mis días contigo no son lo mismo, ahora quiero , deseo y espero que sean de otra manera, por eso aquí delante de todos te pregunto ¿te gustaría casarte conmigo?

Y si que podemos ser expertos en quedarnos paralizados, Bella tardo más de diez minutos en responder, al ver su total silencio Ed se acerco a ella dejando ver el anillo que tan celosamente tenía en su mano, un si fue más que suficiente para darme cuenta que la vida da muchos giros, que todo en el universo tiene su razón de ser y que estaría por todos mis días rodeada de las personas más bellas del mundo, que siempre tendría el consuelo y amor de mis familia.

-Te amo- musite contra los labios de mi esposo, de la luz de mi vida

-Yo mas, te lo aseguro yo los amo mas- contesto dejando que nuestros labios se fundieran en uno solo, que nos esperara mañana no lo sé pero lo importante y verdaderamente asombroso es que solo vivo el hoy, el ahora junto a mi cielo personal.


Porque la felicidad si existe solo que a veces tenemos que caer un poco para conseguirla, mi felicidad siempre estará junto a mi Ahuv y mi Jasper, no podía çpedir nada más.

FIN






Gracias por leerme y no olviden hacer sus pedidos de Jasper, estan limitados... Jasper te amooo locamente gracias por venir a mi mente y dejarme hacer este fic, Alice no te pongas celosa tu sabes que el siemrpe sera tuyo XD


con Amor



Ada Cullen





2 comentarios:

  1. me encanto la historia y como siempre fascinante el capitulo
    gracias por dar de tu valioso tiempo para hacernos imaginar

    ResponderEliminar
  2. ay no0 ma nta m enkanto0 este fiic
    co0mo0 a jasper enseriio0 q sii
    waw creo0 q lo0 lere d nuevo0 el fiic jaja
    esta esta geniial
    bueno0 bye beso0s =P

    ResponderEliminar