“No Necesito un Cielo si tú no puedes ir a él ",
Bella Swan, Luna Nueva

"Un día escribiré tanto como Estrellas hay en el Cielo" Tiwii Cullen





Debemos aclarar que todas las historias que están en este blog nos pertenecen y son de nuestra autoría pero los personajes de la Saga Crepúsculo y algunas otras cosas más que aparecerán en los Fics que publicaremos aquí son propiedad de Stephanie Meyer, también existen personajes que son sacados nuestra imaginación.



lunes, 14 de junio de 2010

Cayendo en Tentacion, Capitulo 13: Amor Escondido, Cosa Sabrosa.




Cayendo en Tentación


Capitulo 13:


Amor Escondido, Cosa Sabrosa.




Hola a todas nuevamente, bueno quiero anunciar que mi bebe esta por llegar a su recta final, pues de antemano quiero agradecer a todas por su apoyo en realidad miles de gracias sin su apoyo no hubiese sido posible seguís, dos apartir del sábado comenzare a publicar LIMITES PELIGROS, y tres en verdad espero disfruten este capi, enserio me dio mucho trabajo en especial lo que había prometido, este capi está dedicado con mucho amor para T, VII mi vii espero lo disfrutes y a todas mis niñas de la bandita a mis hermanitas Tiwii y Sunny..y pues por ultimo he de agradecer a DARK PROFESY por colaborarme de manera muy indirecta con este capítulo, el me inspiro juajauajua… lean y disfruten yo lo hice créanme




RAITING M


______________________________________________




A la vista del mundo entero aun estoy soltera y simplemente una simple amiga de Jasper, en verdad solo somos amigos, un beso no significa que me fuese a proponer ser su novia, después de esos primeros besos ha estado más pendiente de mí, de mis cosas, hablábamos seguido por celular, durante la semana nos encontramos a almorzar y para ir al cine, como las clases ya acababan se me hacía más fácil verlo, si cualquiera de nuestros conocidos nos hubiese visto dirían que estábamos escondiendo algo y no es que anduviéramos haciendo algo malo por el contrario todo era muy bueno sus besos, su atención, su cuidado todo cada pequeño e incluso insignificante detalle a los ojos de los demás solo forjaba que mi corazón latiera con más ímpetu por él, por mi parte no anhelaba que mis amigas se entrometieran, no aun, tal vez Bella diría algo así como “Alice acabas de romper con Alec, como para ponerte de novia con otro” no importa que ese otro sea su amigo, en fin como dirían alguien amor escondido cosas sabrosa, la clandestinidad puede ser una forma de vida más emociónate y excitante





El tiempo compartido a su lado solo provocaba que mi inquieta mente vislumbrar un futuro a su lado, sabes tu corazón grita que ese es el hombre de tu vida, el dueño de tus sueños, de tus tristezas y alegrías, pero sobre todo es la persona que te deja ser como eres y ya, mis pensamientos, mis actos, todo se enfocaba en Jasper, en mi propio ángel de la guarda de carne y hueso, además de demostrarme que los sapos pueden ser príncipes azules, y que en mi caso mi príncipe era dueño de unos hermosos ojos claros, su respeto y su extrema caballerosidad simplemente me dejan anonadada, nunca, pero nunca creí encontrar a un perfecto caballero, una persona reservada pero al mismo tiempo me daba la llave de acceso a su vida, una persona con la que simplemente soy yo Alice Cullen, aceptada tal cual soy con todo y mis errores, cualidades y debilidades, además de que siempre sonríe ante todas mis locuras y disparates, como lo sucedió el jueves, nos encontramos en un bar del centro de la cuidad, un punto neutro dije yo, desconociendo que vivía cerca , entramos en un bar Mystic Zone’s, un sitio popular, pero realmente encantador, la gente no se fijaba en los demás, además que la decoración aunque un poco siniestra era acogedora, y eso sin decir de la música solo Rock clásico de los 70’s, tomamos algunos cocteles, bueno en realidad yo tome mas de los debido, la noche transcurrió en medio de nuestras constantes charlar acerca de nuestras vidas, bueno acerca de mi vida, ya entrada en trago comencé a hablar como lora mojada, comente mis relaciones amorosas, mis fracasos y desengaños, los desplantes que ocasione y los malos tratos a persona que viendo desde esta perspectiva no tenían porque haber sufrido mi crueldad, y ahí te das cuenta que cuando dices algunas verdades en voz alta puedes ser una completa escoria humana, pero en fin ya ingeniaría la forma de resarcir el daño causado.





Entrada la madrugada a eso de las 2:00 pago la cuenta para luego llevarme a mi casa, pero al salir nos vimos rodeados de una tormenta, mis ojos se iluminaron por completo amo la lluvia, soy la mujer más feliz del mundo porque en estas ocasiones aprovecho para pararme en medio de la lluvia y dejar que el agua roce mi cuerpo por completo, lentamente puse mis pies fuera del tejado del bar, antes de que mi cuerpo quedara a la intemperie, me tomo del brazo para meterme nuevamente en el tejado





-No te mojes, te vas a volver a enfermar- indicó serio

-¡Nah! No seas gallina vamos mójate conmigo- le tome la mano, entrelazando nuestras dedos, al principio se rehusaba, pero luego se dejo arrastrar hasta la tormenta, pare en la mitad de la calle- amo la lluvia - grite, mientras lo soltaba y extendía mis brazos, elevando la cara y cerrando los ojos permitiendo que las gotas cayeran en mi cara con total libertad, mientras la lluvia se deslizaba en mi cuerpo daba pequeños brinquitos y reía, a veces parecía una niña de 5 años

-Estás loca, ¿lo sabías?

-eh déjame pensar… mmm... creo que sí pero pues de igual así me quieren ¿no?

- si tu lo dices- una risilla se escapó de su perfecta garganta, es tan fácil sentirse en otro mundo cuando estas al lado de alguien tan especial, tomados de la manos caminamos hacia donde había aparcado su moto, mientras avanzamos yo brincaba en los charco que la lluvia hacia, antes de llegar a la moto sus manos tomaron dulcemente mi rostro acercándolo al suyo, para luego besar mis labios que esperaban ansiosos el roce, su esencia me embriago aun mas, me aferre fuertemente a su cuerpo mientras nuestras lenguas se entrelazaban en una lucha de titanes, antes de separarnos mordí tenuemente la punta de su lengua, luego separarnos ante la carencia de aire, tome aire varias veces, mi respiración era agitada

-bien creo que ya es suficiente de mojarnos, mira tu ropa, estas completamente mojada- cosa que no era falsa, por el contrario la sencilla blusa que tenia estaba totalmente pegada a mi cuerpo y los pantalones de mezclilla pesaban mucho, la carencia de chaqueta simplemente hacía que mi cuerpo comenzara a sentir frio, mis dientes castañeaban, pero trate de disimular el ruido

-mejor tomo un taxi- cosa que no deseaba, cada vez que me separo de su lado puedo jurar que mi corazón se detiene

-No, como se te ocurre, ni en sueños te irás sola en taxi, y no me vengas con excusas de que siempre lo haces cuando dejas el auto en casa, además estas totalmente mojada, así que pienso que mejor debería llevarte a mi casa para que te seques y te pongas algo seco, no quiero que te enfermes, bueno aunque si te enfermas puedo hacer el papel de enfermero personal ¿quieres saber cómo te cuidaría?- me dedico una pequeña sonrisa y un tenue beso –no mejor después lo descubres- sus manos recorrían mi espalda, provocando que me estremeciera por completo, luego deposito una serie de besos sobre mi cuello-¿Qué dices?

- eh pues yo….-

-como sabrás no tengo ropa adecuada para ti, pero de seguro uno de mis suéteres y un pantalón deportivo te harán sentir mejor, además te debes ver...- interrumpió sus propias palabras, antes de que pudiese alegar algo volvió a hablar-vamos súbete, mi apartamento queda unas cuantas cuadras abajo, además yo no muerdo- quede con la boca completamente abierta al oír que citaba la misma frase que utilice la días atras

-de eso no estoy completamente segura- conteste en un tono extremadamente sexy, pero que puedo hacer si este hombre provoca en mi combustión total

-Puedes comprobarlo si gustas- antes de subirse a la moto se giro para darme un beso tenue y morder mi labio inferior, no fui capaz de responder nada coherente simplemente espere que encendiera la moto para luego subirme, me aferre completamente a su cuerpo mientras mi cabeza se posaba en la parte superior de su espalda, pude oír su respiración un poco agitada, después de unas cuantas calles aparco frente a una serie de edificios blancos con metidos verdes limón

-Bien señorita Cullen, hemos llegado- torpemente baje de la moto, antes de poder tropezar con mis propios pies me tomo por la cintura para estabilizarme, cuando se cercioro de mi estabilidad tomo mi mano, lentamente avanzamos hacia una de las entradas, el nombre del edificio sobresalía en uno de los costados Delirius en letras plateadas y grande, desde la entrada se veía sumamente elegante, las puertas automáticas y de vidrio, pisos de mármol blancos con beige, paredes blancas, un mostrador de mármol blanco y verde como la fachada, y atrás lockers para la correspondencia de madera, escaleras con pasador de madera, y en el fondo del lobby puertas plateadas, el ascensor por dentro estas compuesto por vidrios, y un televisor como los que encuentras en los ascensores de los centros comerciales, la única diferencia es que este mostraba música clásica, ensimismada en observar el lugar donde residía no note a que piso nos dirigíamos, el ascensor comenzó su marcha y cuando paro brinque a su lado aferrándome fuertemente a su cuerpo, soy de las que prefiere las escaleras, no temo a quedarme encerrada en un ascensor lo único que me da miedo es cuando paran como es un golpe seco provoca que mi alma y mi estomago se quieran salir, y cuando estoy sola siempre grito, sus brazos me acogieron firmemente una gran carcajada inundo el pequeño elevador, luego de mirarlo con furia me solté para salir ese espacio, me sentí totalmente estúpida, además el frio y el trago no me favorecían

-Perdón...-

No permití que dijera nada mas- tranquilo, ahora vamos a lo que vinimos necesito llegar a casa lo antes posible-




A penas se abrieron las puertas del elevador note que estábamos en el piso 8º, las luces se encendieron, el pasillo era igual al del lobby, las puertas de los 4 apartamentos eran talladas, abrió la puerta e indico que siguiera, ni corta ni perezosa me adentre en su espacio personal, el sitio me recordaba la pulcritud de mis hermanos y me hacia entender porque los tres se la llevaban tan bien, las paredes estaban pintadas de colores vivos y llamativos azules, verdes y violetas, la sala estaba decorada con muebles azules oscuros y cojines blanco, una mesa artesanal, un estante donde se hallaba el home teater, el equipo y la pantalla plana, muchos cuadros de surrealistas y abstractos todos de colores extremadamente vivos, todos contrastaba a la perfección, la cocina típica americana todo llena de azulejos beige, tres habitaciones completamente amobladas y un baño en el pasillo, me adentre en una de las habitaciones la que parecía ser la principal, una gran cama doble con tenidos negros y blancos estaba frente mi, un escritorio con una laptop, junto una pequeña biblioteca, al otro lado una puerta que llevaba al baño completamente azul oscuro, y con un gran espejo rustico sobre el lavado, fuera frente a la cama un televisor plasma de más de 40 pulgadas





-¡Wow! Me encanta- se escapo de mi boca

-Esta es mi habitación- musito Jasper

-Súper lindo tu apartamento- me sentí totalmente apenada, ya que sin notarlo recorrí el apartamento de cabo a rabo y sin ningún tipo de mesura al contrario todo lo desnudaba a mis ojos- eh… perdón- termine diciendo mientras bajaba la cabeza, tal cual si me hubiesen regañado

- porque te he de perdonar, por satisfacer tu curiosidad, no seas tontita Alice, no me molesta en absoluto que disfrutes de mi espacio, casi nadie viene aquí- sus manos acariciaban mi cara, luego carraspeó y continuó hablando-deja busco una toalla limpia y algo de ropa para que te seques o en realidad te enfermaras, cuando pase la tormenta te llevo a casa, ¿te parece?- deposito un besos en mi cabeza.

-Si - fue lo único que pude articular ya que me encontraba totalmente agarrotada por el frio, cuando regreso con ropa seca y la toalla me escabullí en el baño, mientras me secaba pensaba en los pocos días que habían pasado y todo lo que sentía por él no quería ilusionarme, me tome el tiempo más que necesario para secarme y cambiarme un polerón negro, un pantalón deportivo del mismo color, lo único que conserve de mi ropa fueron las bragas, el resto de ropa la colgué en la división entre el baño y la tina, era la única forma en que se secara, ya que supuse su patio era totalmente descubierto.





Al salir el ya estaba cambiado solo un pantalón deportivo lo acompañaba y me esperaba con un vaso de leche caliente, la cual tome sin renegar, me senté en un orillo de la cama, mientras el encendía la tv y ponía Disney supuse lo hacía porque en la noche mencione más de una vez que me encantan las caricaturas y las películas animadas, creí que se acomodaría pero no simplemente se puso en cuclillas frente a mí, me quito el vaso y lo situó en el piso, sus manos comenzaron a recorrer mi cuello se desplazaban en movimientos ascendentes, lentamente comenzó a besar mi cuello hasta llegar al lóbulo de mi oreja, con su lengua acariciaba, luego le dio unos mordiscos suaves, con su lengua volvió a recorrer el cuello y al encontrarse con la línea de mi mandíbula se dedico a darle tenues succiones, sus labios se posaron en los míos nuestros movimientos indicaban la necesidad de estar juntos, mi interior se estremecía ante el contacto, sus manos se metieron bajo el poleron el roce de su piel con la mía sencillamente puso todo mi piel de gallina, uno de sus dedos jugo en el orificio de mi ombligo, mientras su otra mano se dedicaba a ascender, nuestras labios aun estaban unidos, los movimientos eran cada vez mas frenético, mis manos se aferraban fuertemente a su cabello, de la misma manera en que introdujo sus manos bajo el poleron las saco para aferrarlas a mi cintura y levantarme de la cama




-Jas…- Mi voz estab totlamente entrecortada-

-No di…gas na…da … por… fa… voor..- su voz también está igual o más entrecortada y ronca

- Yo… no… qui…eee..rooo….- sus labios me silenciaron, el roce de nuestros labios era apasionado y cargado de lujuria y si esta tuviese olor seria a limón

-So…lo… de..ja…te… lle…var… - dijo aun sobre mis labios, que más podía hacer, no quería que las cosas se dieran tan rápido entre nosotros, pero tampoco quería detenerlo, sencillamente me sentía totalmente desinhibida al estar rodeada por su cuerpo.




Sus labios se dirigieron nuevamente en busca de mi cuello su lengua recorría frenéticamente toda su extensión, al llegas al oído le regalo pequeños y suaves mordiscos suaves, los cuales comenzó a repartir también sobre mi cuello a esta hora mi respiración amenazaba con colapsar, con total delicadeza poso sus manos sobre el cierre del poleron dejando descubierto mi pecho, le ayude a terminar de sacármelo, sus ojos se posaron en mis senos, sus ojos eran completamente oscuros, luego sin previo aviso procedió a estimular mis pechos, un gemido se escapo de mi garganta, mis manos fueron una a su cuello y la otra a su rubia cabellera, apretándole fuertemente, sus dientes mordieron el centro de uno de mis senos, mientras con su otra mano masajeaba y pellizcaba el otro pezón, luego alterno la misma sesión en el seno donde tenía la mano, una serie de besos se adueño de la zona de mis pechos y hombros, todos su movimientos hacían que mi cuerpo estuviese cada vez más caliente y preparado para él, me sentía simplemente anonadada con el remolino de emociones que me invadían, así que lo único que podía hacer era acariciar su espalda descubierta, mis uñas arañaban sus amplios músculos, como reacción él comenzó a mover sus dedos por mi vientre, mientras su boca volvía en busca de la mía, mas frenéticos que antes nuestras respiraciones eran totalmente agitadas , sus unas rozaban enérgicamente la piel de mi abdomen, no me di cuenta en qué momento se deshizo de mi pantalón, un gran “OOOH!” Se oyó, mis ojos buscaron su mirada, pero se hallaba concentrado observando mis piernas, lentamente comenzó a mis piernas desde la punta de los dedos hasta la cintura, rudamente me volteo y tendió contra el tendido negro de su cama, besos, besos tiernos, lentos, delicados recorrieron toda mi espalda, alternamente las yemas de sus dedos la rozaban, mi reacción pequeños espamos y choques eléctricos por mi cuerpo




-Ooo…oh Ja…aas!!-mi cerebro no funcionaba correctamente- Hmmmm… me… ee…en..caaan…taaaa- susurre, antes de terminar la frase un pequeño grito de placer se me escapo, eso aseguraba mi primer orgasmos me encantaba como movía sus manos y boca sobre todo mi espalda




Después de carraspear musito a mi oído- a… mi me en…can...ta… maaas… pre..ci..oo..sa, no sa…bes… cu…an…to…- su voz era aun mas ronca que al comienzo

Volvió a mis oídos para que su lengua jugara nuevamente con el lóbulo y el centro de mi oído, sus manos se movían por la espalda y al llegar a los muslos los apretaba fuertemente, haciendo que más gritos de placer se me escaparan.

Y otra vez me giro, quedando frente a frente, volvimos a besarnos, mis manos recorrían todo su pecho, de despego de mis labios y bajo a mi vientre, mientras su lengua jugaba con mi ombligo sus manos se encargaron de mis bragas de encaje fucsias

-¿Es..tas mo..ja…da Ali…ce?... di…me…lo- susurro sus labios bajaron por la parte baja de mi vientre-Di…me Al… ¿es..Tas mo…ja…da? –

-Si.. con.. un de…mo…niooo siii!!- exclame, me regalo una risita calidad luego siguió descendiendo hasta encontrar mi punto de débil, besos y mas besos eran depositados en mi intimidad

-Diooos!!- exclame- mu..e..ro… de… ca…lor- Su lengua tomo el control, exploro la totalidad mi interior, busco mi clítoris excitado lo acaricio con su lengua y luego lo mordió un poco, el placer fue indescriptible, mientras sus uñas rozaban mi entrepierna, su barba rapaba la misma zona del otro muslo, sin dejar de acariciar mi punto g, generando una excitación mayor haciendo que una ola de calor invadiera mi cuerpo, un espasmo y un la explosión, mi segundo orgasmo, su boca tomo lo que pudo de mi

Cuando recobro el aliento manifestó- esto es lo más excitante que me has regalado princesa-





Ahora era mi turno de hacerlos sentir un poco de lo que yo sentí, me puse a horcadas sobre el depositando besos por todo su cuerpo, mordidas, caricias, arañazos todo el deseo y la lujuria despertada en mi era depositada en él, mi lengua se fue a si virilidad, acariciando toda su longitud, recorriendo a sus acompañantes y luego ubicándose en su cabeza, lentamente mis labios se apoderaron de su erección succionándola, masajeándola, entrando y saliendo de él, al comienzo los movimientos eran lentos, lentos, luego más fuertes y más fuertes y después alternados



-Aaaal.. po…dri…aas de..jar eso… no…re…sis…ti…re ma..as- musito con su voz totalmente quebrada, ignorando sus petición seguí devorando su miembro, los movimientos de sus caderas se hacían cada vez más agitados… sus manos se aferraron en mi cabello haciendo que cada succión fuese más profunda.

De un momento a otro me separo abruptamente de su erección y me giro nuevamente sobre el colchón

-perdón si no soy caballeroso, pero ahora mismo no puedo aguantar más - recito antes de que penetrara en mi fuertemente, un gritito se me escapo, pero esto no evito que entrara una y otra vez en mi, cada vez más fuerte, tomo una de sus piernas y la paso sobre su hombro esto permitió que sus embestidas fuesen más profundas, el sentirlo dentro de mi aumentaba mas mi calor y excitación




-Córrete Alice córrete para mí- esa palabras y el aumento de sus embestidas provocaron que nuevamente me corriera, pero esta vez al hacerlo grite su nombre, como respuesta sus embestida se aceleraron mas, cerró los ojos y luego de un grito pude sentir como su calor y sus esencia se quedaba en mi.

Poniéndose contra el colchón me abrazo y me junto más a su cuerpo, acariciándome el cabello y depositando besos en el, creí estar en un sueño, me sentía extremamente feliz, pero al mismo tiempo no podía evitar sentirme como una fácil, digo lo hic porque me nació, porque sentí que era lo correcto, pero temí que el pensara cosas malas, creo que lo noto porque sus manos levantaron mi cara obligándome a verlo directamente a sus bellos ojos




-¿Te arrepientes?

-No, solo es que….- como decirle que me sentía una vil ramera- no es nada

-Alice esto sucedió porque los dos lo quisimos, me entiendes- simplemente asentí, mis ojos amenazaban con desbordarse en lagrimas y odias sentirme débil frente a él- además en mi caso es lo mejor que me ha pasado en mucho, tiempo no sabes todo lo que he esperado para por lo menos besarte

-Ya somos dos- musite muy bajo- No, no me arrepiento, me ha encantado, me he sentido querida, nadie se había dedicado a consentirme – era verdad esto había sido lo más cercano a hacer el amor, y no sexo desenfrenado-gracias-

- gracias a ti por hacerme sentir vivo, Alice- hizo una pausa mientras se levantaba un poco- ¿te gustaría ser mi novia?

-Yo pues, ¡¡ Siii!! Claro que si- nos reglamos un delicado beso- pero…-no sabía cómo decirle “me da mucha alegría ser tu novia lo anhelo desde hace meses, sueño contigo siempre que cierro mis ojos pero, Jas es mejor un amor escondido para que sea más sabroso”- dejemos que las cosas marchen por si solas- entre líneas “ que no se enteren aun mi familia”

-como te sientas mejor, mi niña, ahora descansa, debes estar rendida.- nuevamente acariciaba mi cabello y tarareaba "Nothing Els Matters de Metallica", después de unos minutos y gracias al ejercicio realizado, los restos de alcohol y todo lo vivido en esa noche me sumí en un absoluto sueño, ya tendría tiempo en pensar todo con más calma.





_________________________________________






Me gustaría saber su opinión… miles de besos y abrazos, ¿que les parecio? espeor les haya gustado el lemmon

Con amor



Ada Cullen





No hay comentarios:

Publicar un comentario