“No Necesito un Cielo si tú no puedes ir a él ",
Bella Swan, Luna Nueva

"Un día escribiré tanto como Estrellas hay en el Cielo" Tiwii Cullen





Debemos aclarar que todas las historias que están en este blog nos pertenecen y son de nuestra autoría pero los personajes de la Saga Crepúsculo y algunas otras cosas más que aparecerán en los Fics que publicaremos aquí son propiedad de Stephanie Meyer, también existen personajes que son sacados nuestra imaginación.



lunes, 14 de junio de 2010

Cayendo en Tentacion, Capitulo 12: Besos Furtivos






Cayendo en Tentación


Capitulo 12:


Besos Furtivos








Bien este capítulo me ha quedado corto, si lo sé prometí mas acción pero a mi favor les cuent la semana anterior viaje a visitar a mis papas, y pues como se imaginaran fue una semana muy agotadora con mi familia, mis papas, hermanos, mi sobrino, apenas llegue el martes y he estado corriendo con cosas de la universidad y prácticas, así que esto es lo único que tengo en el momento, además que mi musa se disipo, estoy bloqueada y pues falta poco para que suceda algo mas entre estos dos y no lo quiero arruinar con las prisas… Este capítulo lo dedico a todas las lectoras de nuestro blog por tenernos paciencia y saber esperar por nuestras publicaciones, espero poder saber sus opiniones, ahora si a Leer






_____________________________________________________________




Las cosas buenas de la vida suelen llegar sin previo aviso, te dan tanta tranquilidad y paz, es como recibir un obsequio inesperado de alguien especial el cual te hace sonreír con solo ver el envoltorio, desde que di por finalizada la relación con Alec permanecía con una estúpida sonrisa, además todo fue para mejor haberme chocado con Jasper fue como entrar en la dimensión desconocida todo en el me inquietaba su absoluta calma, su total reserva, su mirada profunda como el mismísimo fondo del mar y más aun los sentimientos que despertaba en mí, es como si un volcán hubiese estado dormido por miles de años y de un momento a otro comenzaran los movimientos para luego ser seguido por un impresionante boom ¡despierta!, eso sin contar con la mariposas que revoloteaban en mi estomago y solo de recordarlo volvían a la vida, sin embargo la realidad me traída de regreso estaba en el salón de clase y frente a mí una hoja con una serie de preguntas ¡Examen!! Gritaba mi mente, tome aire profundamente concentrando en lo que estaba frente a mis ojos.




Los días en la universidad estaban por culminar quedaban menos de dos semanas para que llegaran las tan anheladas vacaciones, aunque esto también implicaría que debía viajar a Seattle y pasar unas semanas con mi familia y por ende alejarme de mi chico sueño de solo pensarlo me sentía completamente triste, aun tenia pendientes algunos trabajos, exposiciones y uno que otro examen final, la semana transcurría sin sobresalto alguno excepto por mi decadente estado de salud, me sentía débil tan ligera como una pluma, para el miércoles me sentía totalmente dolorida tal cual si un camión me hubiese arrollado no una sino veinte veces, cada hueso , cada musculo de mi cuerpo estaba totalmente quejumbroso, la cabeza amenazaba con explotar hasta el más mínimo ruido me aturdía totalmente, ojos totalmente rojos y vidriosos y los continuos estornudos, fiebre alta… si totalmente enfermaba, para el jueves yacía en mi cama como un peso muerto, ni un solo musculo podía ser movido, odia enfermaba pero simplemente no podía evitarlo porque soy una simple humana sencillamente enfermar es algo tan natural como respirar pero de seguro que los inmortales no se enferman nunca y deseaba ser inmortal par no tener que combatir con esa peste.




Bella y Rose estaban atentas a mis estado de salud, si, ciertamente casi nunca me enfermaba, cuando sucedía era como para ser ingresada a un hospital por una semana, cosa que no permitía odio las clínicas, bueno no las odio solo no me gustan, son lugares que contienen demasiadas energías y simplemente mi ánimo decae, además solo necesitaba descansar así que tuve que disuadirlas para que se marcharan a presentar sus exámenes y prometer que en caso de sentirme mal les llamaría además de tomar una serie de medicamentos, antibióticos, antigripales, des-inflamatorios y cualquier cosa que ayudara a mi cuerpo a sobreponerse, de seguro ya era hora que mi cuerpo me pasara la cuenta de cobro por tantas noches en velas cuidando a Alec y todo el estrés por tratar de mantener mis cosas al día, además de lidiar con mi variante humor, el día completo lo pase reposando y tomando liquido porque ni tragar podía, dolía hasta pasar saliva, el viernes me sentía un poco mejor aunque con mucho dolor , por lo menos pude digerir alimentos sólidos, en la tarde mis amigas llegaron con algunas películas y comida en sus manos, extendieron el sofá-cama de mi habitación, adecuaron el sistema de video, pusieron masacre en Texas, cuantas veces he visto esta película, la primera vez casi lloro, las siguientes veces solo me limitaba a encontrar los fallos de producción y analizar los efectos … tan solo habían transcurridos 15 minutos cuando sonó el timbre todas nos miramos diciéndonos “ ¿esperan a alguien , yo no y tú?”, como ninguna esperaba visita Bella pauso la película, para luego levantarse perezosamente y ir a abrir la puerta, quien quiera que sea debía comerse la ira de mi amiga ya que cosa que odiaba era ser desacomodada mientras ve televisión o películas, no se oyó nada, salvo los pasos que anunciaban su regreso a la habitación, al cruzar me cerciore que no venia sola y como si nada hubiese pasado se volvió a acomodar en su lugar, mientras su acompañante se recargaba en el umbral de la puerta camisa blanca, encima una chaqueta negra de cuero, vaqueros negros y zapatos del mismo color, “sensual, caliente” decía mi mente




-Hola todas-murmuro

-Jasper ¿cómo has estado?, tiempo sin verte amigo – decía Rose

- aja! Hace menos de una semana… mmm... tal vez el martes en el almuerzo- mis tres acompañantes rieron, una ola de celos me invadió almorzaron juntos y no me invitaron, nadie tuvo la delicadeza de al menos decirme

- ya pero como el sale corriendo y no se despide- ataco Bella

- Les dije que tenía una entrevista de trabajo, no voy a ser toda la vida mantenido de mis papas- después de un corto silencio me saludo

-Hola, como estas - mi voz sonó dura

-excelentemente ¿y tú?

-Enferma! – contestaron mis amigas, “si estaba enferma no muda, me pregunto a mi no a ustedes” pensé

- ¿Qué tienes?

-Nada, solo es una pequeña gripa, pero ya estoy mejor, ¡hey! Estamos viendo masacre en Texas, ¿Quieres verla con nosotras?- asintió- pues bien acomódate donde puedas





A paso lento ingreso a la habitación paso por alto el sofá donde se encontraban mis amigas, hasta que llego a mi cama y se sentó en una orilla, y con solo tenerlo ahí me sonroje, Dios que me pasa con este tipo, porque no puedo evitar hacerme miles imágenes de él en mi cama, en mi cuarto, con ropa, sin ropa, además de gripa debo de andar enferma mentalmente ¿no?

-Acomódate bien, yo no muerdo- una sonrisa picara acompaño su rostro

-¿Segura?- inquirió, regalándome un guiño, mi corazón de detuvo por completo al ver ese gesto y de seguro mi cara estaba como el color de un tomate, Esquivando su mirada le conteste

-Pues... podrías asegurarte- seguidamente su rostro también se puso de color carmesí y su mirada se poso en la televisión que aun estaba pausada, mierda como había olvidado a mis amigas, se deben estar entreteniendo de lo lindo con este actito

-Ya chicos, dejen la conquista para más tarde cuando estén solos quizás, no queremos enterarnos de cómo se seducen mutuamente, mejor veamos la película-murmuro Rose





Quitando el pause a la película , las imágenes comenzaron a rodar, pero esta vez ya no me fijaba en la condenada película, ahora mi mente y mis ojos iban hacia él, poco a poco los gritos empezaron a llenar el espacio, Bella y Roses se abrazaron mientras trataban de dejar los gritos para después

-son unas cobardes- murmuro Jasper

- sí y que, no somos como el duende que disfruta de la violencia y entre más sangre, más entretenida esta, si no porque esta tan callada- Bella podría ser una molestia completa, rápidamente desvié mis ojos a la pantalla

- Eh…- no puede decir nada más porque un grito sobresalió en la habitación, seguido de una queja de Bella

- Dios Rose nunca más te vuelvo a hacer caso así o mas sádico – decía Bella mientras se tapaba los ojos

-Isabella Marie deja de ser tan niña, hasta un preadolescente disfrutaría de esta película, así de quisquillosa eres para todo, pobre Edward- Rose trataba de contener una gran carcajada

- cállate tú no sabes nada, ¿ok?-

- Shhh queremos ver la peli señoritas, si quieren sacarse los cueros al sol pueden hacerlo en otro lugar, pero por favor respeten a estos aficionados a la sangre-





De inmediato se hizo un completo silencio y todo supongo volvíamos a ver la película aunque como ya dije no podía apartar mis ojos de la criatura más perfecta, como se sentiría poder tocar con plena libertad y en su totalidad ese cuerpo, esos labios rosas, mi mente ya maquinaba como seria posar mis labios cerca a los suyos, mi concentración radicaba totalmente en él, volteo a verme y en acto reflejo volví mi cara al frente fingiendo estar atenta a lo sucedido en la televisión, con el transcurso del tiempo comenzó a acomodarse, poniendo sus pies dentro de la cama, tomo una almohada para luego ponerla debajo de su cabeza.. nerviosa, si eso era lo que sentía al tenerlo tan cerca, con todas mis fuerzas trate de ignorar que estaba a menos de un metro de mi y que su sola presencia me embriagaba de felicidad, al final de la película voltee a verlo para indicarle que encendiera la luz y poner otra película o en su defecto ver tele





-Están Dormidas- musito



Me levante solo un poco para cerciorarme y poder ver a mis amigas abrazadas y bien dormidotas- Siempre me hacen lo mismo – contesté rodando los ojos- al menos no están roncando- Una suave risa salió de sus bellos labios,- ¿Quieres ver otra película, o algo de la tele?



-Como quieras, total la compañía es lo más importante y aquí estoy bien

Sin más tome el control de la tele y comencé a pasar canales, hasta que di con un partido de Baloncesto, esto si podía relajarme un poco, me volví a recostar para deleitarme con el partido Chicago Vs Lakers, me emocione en el juego que olvide su compañía y mis malditos nervios hasta que sus manos comenzaron a acariciar mi cintura, al comienzo sobre el suéter negro que vestía, luego metiendo sus manos bajo de este y solo para hacerse el contacto de su piel con la mía, movimientos delicados, recorrían parte de mi cintura y me estomago, un nudo se apodero de mi garganta y los choques eléctricos se apoderaron por completo de mi cuerpo, tal vez podría estar convulsionando, pero no en el momento no tenía fiebre, con la mano que tenia libre tomo mi cuello acercando mi rostro al suyo, sus labios se dirigieron presurosos a los míos, sin pedir permiso se apoderaron de ellos, regalándome el mas delicioso placer, un beso furtivo pero emocionante y cargado de pasión, mis labios comenzaron a moverse con confianza, apretando un poco su labio inferior, nuestras lenguas danzando rítmicamente moviéndose entre su boca y la mía, nos separamos cuando el aire nos falto, al separarme envíe mi vista a donde se encontraban mis amigas que aun dormían plácidamente, me sentía un poco cohibida, mal, que pensaría Jasper que le hubiese contestado ese beso, los ojos comenzaban a picarme amenazando con salir las traicioneras lagrimas, me levante de la cama para salir, necesitaba aire para poder procesar lo sucedido minutos antes, llegue al pasillo, me recargue solo un poco respire hondo y antes de poder reaccionar estaba contra la pared, nuevamente sus labios contra los míos, sus manos en mi suéter acercándome más a él, nuestras respiraciones más que aceleradas, las mariposas se urgían por revolotear en mi estomago, mis manos tomaron su rostro mientras mi boca seguía apoderándose de sus labios, acariciándole con mi lengua, mordiendo tenuemente sus labios y la lengua, deseando siempre cerca a mí, llenándome de toda su esencia




-Eres una diablita- musito contra mis labios, y apoderándose nuevamente de mis labios y mi cintura, luego de regalarme un tenue beso nos separamos, sonrojada y apenada le dije

-Yo estaba quieta- iba a comenzar a caminar hacia la sala cuando sus brazos me tomaron nuevamente para alzarme un poco y acercarme a su cuerpo, sus respiración se concentro en un lado de mi cuello haciendo que un corrientazo se apoderara de mi cuerpo

-No sabes todo lo que me provocas Alice

Un jadeo escapo de mi garganta, y una sonrisa picara se apodero de el- Nos sabes cuánto me he contenido de no hacer esto, sabes me encantas, desde el día que te conocí, con ese genio salvaje u delicado así toda me encantas- cerré los ojos ya que no era capaz de sostenerle la mirada, mi respiración completamente errática y mi piel erizada por completo, una series de escalofríos ayudaban a que se mantuviera así, ahora era yo la que quería tenerlo contra mi piel, mis labios se abalanzaron en búsqueda de los suyos, cuando la voz de mi hermano irrumpió -Bella! Amor ¿estás?- desde cuando tenía copia de las llaves de esta casa, sus pasos se sentían más próximos a nosotros y como si un balde de agua helada se hubiese vertido en mi me separe todo lo que pude de Jasper, aunque cualquiera hubiese notado que algo sucedía mi respiración aun entre cortad y mi cara totalmente roja



-Alice, hermanita ¿estás bien?

-Si Ed, solo un poco mareada- si mareada, emocionada a punto de desmayarme, o gritar o hacer todo en una sola acción, hasta golpearte por importunar en este preciso momento- Necesito un poco de agua y tomar algo, ah! Tu novia duerme en mi habitación

- ¿Y eso?-Inquirió mi hermano

- se quedaron dormidas, mientras veíamos masacre en Texas- dijo Jasper

- ¿Tu estas aquí desde hace mucho?

-Sí, total vi la peli y un partido de baloncesto… si más de dos horas creo

-Hmmmm

- ¿Algún problema?- cuestione a mi hermano

-No, me da gusto que alguien más te cuide- correcto eso me dejo fuera de base

- voy por agua ya regreso




Me tome mi tiempo en la cocina, meditando bien todo lo sucedido pasando mis manos sobre mis labios, cerrando los ojos y recordando como unos minutos atrás el calor y sabor de sus hermosos labios se apoderaban de mi y si Jasper se era un total pecado para mi vida, un pecado ante el cual sucumbiría gustosa, sin importar en que parte del purgatorio me cobrara la cuenta.

-Ali, ¿estás bien?- cuestionaba mi pecado andante

-Sí, ya voy- dije tratando de recordar que porque estaba en la cocina, antes de poder tomar un vaso con agua, volvió a hablar

-Sabes te vez linda cuando te quedas pensando-




Antes de poder reaccionar, o articular palabra alguna sus manos acariciaron mi rostro, lentamente acerco su rostro a mi cuerpo, pero esta vez sus besos se alojaron en mi cuello, recorriendo su longitud, jugueteando con su lengua, recorriéndola lentamente hasta llegar al lóbulo de mi oído y besarlo dulcemente, luego una cadena de besos por la mejillas hasta llegar a mis labios, movimientos suaves, con tiempo, con dedicación, cargados de su aroma a limón y canela, me hacían perderme totalmente, sus movimientos se cargaban de ternura y mientras su lengua tomaba mi lengua para danzar un rato mas, mis manos se aferraban fuertemente a su chaqueta, definitivamente sin importar lo que pasara antes de irme a vacaciones sucumbiría ante este pecado andante… así el resultado sea un amor furtivo.



______________________________________





Me gustaría saber su opinión… les gustaria que ya sucediera algo mas entre estos dos o sigo con el ritmo de la historia de se asi en dos capitulos habira un encunetro entre misa amados ... opinen miles de besos y abrazos
Con amor




Ada Cullen



1 comentario: