“No Necesito un Cielo si tú no puedes ir a él ",
Bella Swan, Luna Nueva

"Un día escribiré tanto como Estrellas hay en el Cielo" Tiwii Cullen





Debemos aclarar que todas las historias que están en este blog nos pertenecen y son de nuestra autoría pero los personajes de la Saga Crepúsculo y algunas otras cosas más que aparecerán en los Fics que publicaremos aquí son propiedad de Stephanie Meyer, también existen personajes que son sacados nuestra imaginación.



lunes, 14 de junio de 2010

Cayendo en Tentacion, Capitulo 11: Sentimientos





Cayendo en Tentación


Capitulo 11:


Sentimientos



Hoola linda como están, espero que bien Primero desearle felices Pascuas y vacaciones a todas aquellas que lo están, Segundo espero que disfruten de este capítulo, enserio me dio un poco de guerra hacerlo, no sé cómo quedo en fin prometo que el próximo tendrá más emoción si así lo piden y tercero este capítulo se lo dedico a todas mis niñas de la BANDITA, mis amores las extrañare como al gansito, mientras Uds. leen yo de seguro estaré de viaje, o llegando a la casa de mis padres, así que recuerden no importan donde este siempre las TENGO EN MI CORAZON, LAS AMOO SON MI FAMILIA Y DOY GRACIAS A ÉL POR PERMITIRME CONCOER GENTE TAN MARAVILLOSA.



________________________________________________________




La luz se colaba por las ventanas, el día era soleado cosa que sorprende porque no vivimos en unos de los estados más soleados o radiantes, la temperatura de Detroit siempre ha sido templada por así decirlo ni muy soleado, ni muy frio. Un murmullo de voces y algunas risitas hicieron que despertara totalmente de mi sueño, al abrir los ojos me encontré con la mirada atenta de cuatro pares de ojos que observaban la escena, aun estaba en la sala recargada contra el sofá y en los brazos de Jasper quien aun dormía apaciblemente




-Jasper, Despierta- musite tenuemente, mientras intentaba moverme en sus brazos-Jaas abre los ojos



Aun con sus ojos cerrados contesto-No, déjame dormir otro ratito- me abrazaba más fuerte, todos trataban de contener una estruendosa risa, los conozco bien y sé que sucede en estos casos, todos excepto Edward, quien analizaba detenidamente lo sucedido, no con ira, solo era intriga, curiosidad



-Jasper, todos están frente a nosotros, podrías por favor soltarme un poco- inmediatamente sus ojos se abrieron como platos, sus mejillas se tornaron rojas y después de corroborar el sitio en el que estábamos me soltó, al separarse de mí, un escalofrió recorrió mi cuerpo, quería que él me mantuviese a su lado necesitaba el calor de su cuerpo.

-Ups, lo siento no supe a qué horas me dormí

- Pues con todo lo que tomaron- dijo Emmett señalando las botellas encima de la mesita en el centro de la sala-antes no hicieron nada más

-Emmett- grite- no te irás a poner de pesado con tus bromitas, además no nos embriagamos, Ustedes también tomaron o no recuerdan, y para tu información nos quedamos dormidos después de tanta charla

- ¿Y qué hablaron?- cuestionaba Bella, sus ojos revelaban curiosidad y como si tramara algo

- Cosas de amigos- aseguró Jasper, y es que eso era lo que yo significaba para él una amiga, una simple amiga, al captar la realidad de sus palabras mi corazón ese apretujo, sentí como si alguien lo tomara, lo aplastara en sus manos y luego lo dejara en su puesto, pero roto.

- En fin, como ustedes fueron los últimos en acostarse deben recoger el desorden y hacer aseo

-¡Rose!-me queje

- Rose, nada duende, mientras ordenan este desastre, Edward y Bella prepararán el almuerzo

-¿Por qué nosotros?- inquirió mi hermano

-Porque si, mientras Emmett me acompañara al mercado por algunas cosas que nos hacen falta, entendido

- ¡Siiii!- dijimos todos al unisonó, mientras comenzaban a desparecer de mi capo visual, Jasper se levanto y me tendió una mano para ayudar a levantarme

- Siento si te he causado problemas con tu familia-

- No te preocupes no ha sido así, pero lo será donde no hagamos lo que la general ordenó, déjame me pongo algo cómodo y traigo nuestras armas de combate- comencé a caminar dejándole solo en la sala, antes de salir completamente me voltee y le dije- no te gustaría ponerte cómodo, tengo algunas bermudas y camisas de hombre, que de seguro te quedaran-

- mmmm, son de tu… ya sabes

- De Alec ¡No!, en realidad era un regalo para mis niños, pero a ti te son útiles ahora, entonces te los dejo sobre mi cama- no espere que asintiera, me encamine a mi habitación, aliste la ropa para él, junto a un cepillo de dientes, y una toalla, de seguro querrá darse una ducha; luego ingrese al cuarto de baño, luego de una relajante y corta ducha, me lave los dientes, luego me cambie un short negro y una camisa de tiritas negra ceñida al cuerpo, junto a unas zapatillas deportivas rojas, encendí nuevamente el móvil y lo guarde en el bolsillo delantero de mi short, por ultimo le eche un vistazo a la habitación cerciorándome que estuviera en completo orden, para salir y dejar que mi chico sueños ingresará

-Jas..- me corregí- Jasper ya puedes seguir, todo está sobre la cama, si necesitas algo me gritas, mientras voy por las armas de guerra- caminaba con cierta cautela, dudaba si entrar- ve o me harás que te empuje a mi habitación- una gran sonrisa se dibujo en su rostro y un brillo similar al de un diamante bajo la luz se tomo sus ojos, picardía eso era.

-Bien...- pareció pensarlo y luego termino- no me demoro- término cerrando la puerta.




Sentía raro que alguien entrara en mi habitación y mas él que me inquietaba tanto, siempre he sido una celosa con mis cosas, siempre he dicho que mi habitación es un templo y nadie podía entrar sin que yo estuviese ahí, camine ansiosa por el frente de mi habitación por varios minutos, deseaba abalanzarme dentro de ella y cerciórame que todo anduviera bien, dicha espera se hacía insoportable fui a donde se almacenaban los útiles de aseo y los lleva a la sala, comencé recogiendo los platos, botellas y copas que se hallaban en la mesa central de la sala, luego tome la escoba en mis manos y me dirigí al equipo a poner música electrónica y a el volumen más alto posible, comencé a moverme al ritmo de la música y mientras barría, me distraje tanto con la música y mi labor que no sentí en qué momento llego a la sala, solo fui consciente de ello cuando sus manos se aferraron a mi cintura y su aliento choco en mi cuello, haciendo que una corriente eléctrica recorriera mi piel, e inmediatamente se erizaron todos los pelitos de los brazos, y el resto de piel se ponía como de gallina




-Bailas muy sexy- musito, esas simple palabras hicieron que mis emociones se dispararan aun mas, traque saliva , mi respiración se torno pesada y algo entrecortada, mis ojos se cerraron y mis manos soltaron la escoba, inmóvil, quieta como una estatua quede después de estas palabras, las olas eléctricas no disminuían al contrario se hacían más crecientes, sentía calor en todo mi cuerpo. Sus labios se posaron en la parte trasera de mi cuello regalándole una cadeneta de besos, los cuales llegando hasta donde mi camisa se lo permitió, con cada roce de sus labios en mi piel se tornaban caliente y fría, los espasmos eléctricos me sacudían con más fuerza y mis pechos ya sufrían las consecuencias, quería besarlo, devolver todo lo que él me hacía sentir, una lagrima amenazaba con rodar fuera de mis ojos, me sentía confusa llena de amor, de dolor, confundida, en fin, en estos momentos mis sentimientos se declararon colapsados . No sé cuánto tiempo transcurrió y tampoco deseaba que acabara, porque de algo estaba segura a pesar de mis locos sentimientos, no quería ser su amiga, además los amigos no te tratan como él lo hacía en esos momentos.




De repente sus manos giraron mi cuerpo para quedar frente a frente, juntos los mas junto posible, su respiración al igual que la mía era errática y pesada, su pecho subía y bajaba rápidamente, sus manos se aferraban aun mas a mis caderas, nuestros labios comenzaron a acercarse poco a poco, lentamente nuestros alientos e fundieron en el poco espacio que separaban nuestros labios, mis labios comenzaron a entreabrirse en la espera de los suyos, el momento era perfecto, mágico, las mariposas revoloteaban en mi estomago amenazaban con hacerme levitar, pero no todo es perfecto y el momento mágico fue interrumpido por el sonido de mi celular, lo oía en el fondo de mis pensamientos, pero no quería dejar este asunto sin terminar, ambicionaba probar sus delicados labios.




-Aaaa…licee- Su voz se oía entrecortada, tomo aire y luego continuo-Esta es la cuarta o quinta vez que suena

- Déjalo que suene.- me hallaba totalmente hipnotizada

- Contesta debe ser urgente- a regañadientes me separe de su cuerpo, tome el móvil de mi bolsillo, observe el numero abriéndolos de tal forma que pareciera que se fuera a salir de orbita, respire hondamente, conteste, mientras Jasper se volteaba a agarraba la escoba

- Si… no… no puedo... Oye no. Entiéndelo…… ni me importa… haz lo que se te dé la gana!... como quieras… vale….No!, ni se te ocurra venir aquí y menos en ese estado, eres patético, no eres bienvenido…. Si el está aquí… Ya!!!... sigue con tus amiguitos aquí estoy bien… aja como sea….-sin decir más palabras colgué y guarde nuevamente mi móvil en el mismo lugar




Quería regresar a donde estaba antes de que Alec llamara, pero Jas estaba terminado de barrer la sala, no me miraba, odie con toda mi alma a Alec Volturi, imbécil porque no se desaparecía, yo no lo quería y no sabía porque carajos había aceptado iniciar una relación con el, Dios ese día debía estar completamente loca, fuera de mis cabales, porque él solo quería actuar como mi dueño, era un completo egoísta

-¿Te ayudo en algo?- inquirí después de algunos segundos

-Me ayudas a recoger la basura, mientras termino de hacer aseo- asentí, su voz era completamente fría cual tempano de hielo en el océano ártico, no era el Jasper de minutos atrás- Era tu…..

No permití que terminara su oración no era necesario ya sabía que quería decir- Si, quería que fuese a donde estaba o venia hasta aquí por mí, pero ya le quedo claro qué no lo quiero aquí- “ y en tu vida” dijo tan bajo que no estuve segura de contestar, tal vez me lo imaginaba, pero ya estaba segura que no lo deseaba en ella tampoco, no era la persona por la que mi corazón colapsara, Alec no lograba hacerme sentir ni una pizca de todo lo que Jasper encendió en mi en tan pocas horas.




Terminamos nuestra labor y nos sentamos a ver tele en VH1 pasaban un especial de las mejores canciones Rock de la historia, grupos como Maden, Rollings Stones, The Beatles, AC/DC, Police, Nirvana, Bon Jovi, The Cranberries, Aerosmith, Gun’s& Roses entre otros llenaban la pantalla con sus imágenes, videos e historias, fue perfecto porque tanto los dos amamos el Rock, y más el buen Rock, no hicieron falta las palabras porque nos concentramos completamente en la tele, supongo que ya era más del medio día cuando mi familia apareció en la sala

-¡Ey! Llevamos horas llamándoles- dijo Bella- creímos que se habían vuelto a quedar dormidos, hace como una hora pase por aquí y no se han movido

-No- Asegure- simplemente nos entretuvimos viendo el especial de Rock, ya sabes como me pongo cuando oigo o veo buena música

-Vaya pero sí que les gusta estar cerquita muchachos-Dijo Rose en tono burlón mientras Emmett dejaba escapar un silbido y concluía con – Esta es mi chica

Solo en ese momento note que me encontraba recargada en el pecho de Jasper, con las piernas recogidas sobre el sofá, y su brazo sobre mis hombros, antes de poder separarme mi hermano intervino, con su tono de papá

-¿Ustedes tienen algo?- arqueo una ceja esperando la respuesta

-No, no, no, obviamente no- brinque de mi lugar, no quería que Jasper se sintiera incomodo y mucho menos me negara su amistad- Solo somos Amigos- grite la última palabra.




En verdad mi hermano podía ser muy molesto, además de estar al tanto de mi vida, quería tomar todas las decisiones, abochornada por toda la situación corrí a mi habitación busque las llaves del auto, las tome y volví a salir como alma que lleva el diablo, me metí en mi auto, después de estar encendido comencé a conducir sobrepasando el límite de velocidad permitido, di varias vueltas por la ciudad, necesitaba hallar un espacio libre de ruido y de gente para pensar, así que recordé un parque cerca a la universidad, siempre permanecía solo o con poca gente a su alrededor, era prefecto, conduje hasta allá, cerca del parque deje estacionado mi auto, camine por los senderos de este gran parque observaba los grandes pinos y demás arboles, por ultimo me senté en una banca, pensé en todo lo ocurrido en los últimos meses con Alec, lo ocurrido en las últimas horas con Jasper, en la intromisión de mi hermano en mi vida, y de mi reacción, emocionalmente me sentía falta, rota, las horas pasaron rápidamente y pronto callo la noche y con ella una pequeña lluvia no me moví de ahí, era tan gratificante sentir las gotas resbalar por mi piel, había conseguido la paz deseada, cuando comencé tiritar de frio me dirigí a mi auto deseaba regresar a casa y poder cambiarme antes que enfermara, conduje lo más rápido posible, al fin y acabo la velocidad era parte de mi vida, ingrese a la casa sin detenerme a mirar si había alguien o no, cuando entre a mi habitación me sorprendió encontrar la ropa de Jasper doblada encima de mi cama ¿aun estará aquí? ¿Ya se iría? ¿Lo volveré a ver? Miles de preguntas comenzaron a hacerse en mi mente, tome su camisa, mientras con mis manos la acariciaba dulcemente, me la lleve a la nariz una mezcla entre limón y canela inundaba la prenda, su aroma entro por mis sentidos de tal forma que podría jurar que él estaba ahí a mi lado, la retire delicadamente para luego apretarla contra mi pecho y así como estaba me acosté en el medio de mi cama, inmediatamente me sumí en un profundo sueño.




Al despertar note que él se había marchado y dejo su ropa, aprovecha que tenía que lavar, así que incluí su ropa dentro del ciclo que tenia por hacer, luego que arregle todo en mi habitación e hice las labores correspondientes me arregle para salir a la universidad, durante el transcurso de esa semana no vi, ni hable con Alec, bueno no como antes solo hablamos una o dos veces, trataba de concéntrame en las cosas de la universidad ya estaba por finalizar semestre, pero hasta eso se me estaba haciendo difícil ya que en muchas ocasiones las imágenes de Jasper y lo sucedido ese domingo en mi casa me proseguían, las cosas con mis amigas se encontraban bien, bella me pido que habla con mi hermano quien decía que no quería entrometerse en mi vida, solo quería cerciorarse que no cometiera más errores, mierda ya sé que soy la ovejita descarriada pero yo me se portar, en fin para el fin de semana la relación con mi hermano se dejo más que clara él no se podía inmiscuir en mi vida, no podía opinar ni decir nada sobre mis decisiones o simplemente le dejaría de hablar y no podría ir a casa cuando yo estuviese allí, de mala gana acepto pero esa es forma de mostrarle que yo tenía el control de mi vida.




Otra semana paso llena de parciales, trabajos y miles de cosas con las cuales trataba de mantener mi mente ocupada, ya había tomada una decisión respecto a Alec y ya no daba espera, para el viernes en la tarde me llamo como si lo hubiese invocado con mi mente, me invito a un bar en el centro de la cuidad Maio Moon, un café bar alternativo muy popular entre los universitarios, quedamos de vernos en el lugar a las 10 P.M, no hice el esfuerzo de arreglarme, la ocasión no lo ameritaba así que después de clase conduje hasta el bar, cuando ingrese le busque, hasta que vi la mesa en la cual está con sus amiguitos y otra gente que no conocía, cuando me vio , sonrió para luego decir

-Pero miren quien aprecio Mi Novia por fin se digna a dejarse ver, chicos saluden

Todos los presente voltearon a verme, algunos me saludaron con la mirada, otras alzaron la ceja e hicieron mala cara, otros simplemente voltearon su vista y retomaron lo que antes hacían




-Hola- musite, luego me senté del lado opuesto a Alec, junto a una chica a la solo había visto en dos ocasiones Carmen creo era su nombre, cada cual comenzó a platicar con su grupo menos Carmen quien al igual que yo se notaba incomoda, poco a poco empezamos a hablar de todo lo sucedido en estas dos semanas en las cuales no había visto a Alec, según Carmen se habían ido a una casa fuera de la ciudad pro una semana, ella había perdido la semana de parciales al igual que todos los presentes, llegamos a hablar de mi relación con Alec y ahí la note nerviosa, tratando de ocultar algo, sus ojos, sus voz su posición corporal indicaban que esta más que nerviosa y que trataba de ocultar algo, iba a preguntar que sucedía cuando la mano de Alec se puso sobre la mía, entonces me concentre en su plática con dos tipos que nunca había visto, todos sonreían y me miraban como diciendo “pobre morirá engañada”, acompañados de una sonrisita burlona, de pronto oí como mi “novio” alzaba la voz y decía




-Si ella es mi novia Alice Cullen- indico, mientras yo internamente le decía “No por mucho querido, no por mucho”- Es una mujer genial… blah, blah, blah- cuando volví a concéntrame puede oír el detonante de la relación-No, no la quería bueno si pero hace pocos días me encontré con mi EX, aja con la misma no ha cambiado nada está muy buena, como puede volverme una bola, si volvimos a tener un encuentro de esos que nos gustan a los dos, y pues decidí volver con ella, ya llevamos dos semanas de haber vuelto

El tipo que lo oía intervino- ¿Y qué vas a hacer con ella?- hizo una mueca con la cual me indicaba
-pues nada que voy a hacer, yo quiero a las dos y a las dos las tengo, la forma en que las quiero es totalmente distinta pero al fin las quiero



“Maldito carbón de mierda, egoísta” gritaba m i mente, deseaba tanto darle un buen golpe, no uno tomar lo que primero encontrara y empezar a lanzárselo, empezar a gritarle todo lo que pudiera, pero esa no era la actitud de una dama decente, eso era rebajarme por alguien a quien no quería, pero en fin esas palabras, esa actitud me hirió.




Me tome mi coctel de un sorbo y me levante de la mesa sin decir nada, cuando comencé a dirigirme a la salida el me tomo del brazo fuertemente, tan fuerte que podía jurar que me haría un cardenal

-¿A dónde crees que vas?- Dijo gritando y haciendo que todos los presentes voltearan a ver, excelente ahora el centro de cuchicheos

-Me haces el favor y le bajas al tonito- dije apretando mi mandíbula

- a dónde vas te pregunte- aun gritaba

Mi genio de asesina salió y también le grite, al menos eso si podía hacerlo- A ti no te importa a donde vaya, a ti no te debe importar que haga con mi vida, TU Y YO- hice énfasis en estas palabras- NO SOMOS NADA, así que te puede ir a tu mesa y puedes llamar a tu novia para que venga, ahora me sueltas si no quieres tener problemas- me soltó de inmediato




Cuando estuve en la calle, camine un poco, me sentía un poco abrumada, si bien no le quería mi orgullo había sido herido, me concentre caminando por la parte de los bares del centro evita chocar con cualquiera persona, ya era mi quinta vuelta alrededor de esta calle cuando alguien se acerco a mi

-¿Qué te pasa?

-Nada- conteste mientras trataba de seguir mi camino

-Alice que te pasa- esa voz levante mi vista un poco y ahí estaba de pie frente a mí, cual ángel de la guarda, con su mirada fija en mi, y las corrientes eléctricas comenzando a pasear por mi cuerpo, instintivamente me abrace a él, sin importar si aquel era devuelto, inmediatamente estuve contra su pecho, sus brazos se aferraron a mi cuerpo- Al, linda que te sucedió

-Nada Jasper, que alegría verte, que...- Me obligue a callar – nada tan solo que ya me libere de un peso, solo que no me imaginaba que había sido utilizada

-¿Como así el imbécil ese que te hizo?

-Nada, pues tan solo pretendía tenerme a mí y tener a su ex que ahora es su novia o algo así, pero ya por fin se acabado algo que nunca debió comenzar, ahora si puedo…- volví a callarme si no iba a sacar todo lo que sentía, quería estar segura de que no fuera un simple capricho

- puedes que Alice dime

-Nada Jas todo a su tiempo vale- el simplemente asintió como si comprendiera de que le hablaba

- ¿Te gustaría tomarte algo conmigo, o te llevo a casa?

- definitivamente algo contigo- dije regalándole una sonrisa





Nos sentamos en un café al otro extremo de la calle, platicamos mucho, reía, si este hombre podría ser mi tabla de salvación en medio del naufragio que era mi vida, el pecado más tentador en el cual quería poder caer, no importa si me perdía, mis sentimientos no se podían equivocar, ahora tendré que esperar que sucede en estas dos semanas que restan antes de marcharme a Seattle a ver a mis padres, solo dos semanas y ya pensaba en que le extrañaba, debía actuar antes que otra persona tomara lo que yo quería.





____________________________________________________________________




Me gustaría saber su opinión… miles de besos y abrazos

Bien ¿no odian a Alec?, yo sip ¿Qué cree que sucederá? ¿Que se imagina que pasara ahora? Chicas opinen lo tengo en cuenta…

Con amor


Ada Cullen



No hay comentarios:

Publicar un comentario