“No Necesito un Cielo si tú no puedes ir a él ",
Bella Swan, Luna Nueva

"Un día escribiré tanto como Estrellas hay en el Cielo" Tiwii Cullen





Debemos aclarar que todas las historias que están en este blog nos pertenecen y son de nuestra autoría pero los personajes de la Saga Crepúsculo y algunas otras cosas más que aparecerán en los Fics que publicaremos aquí son propiedad de Stephanie Meyer, también existen personajes que son sacados nuestra imaginación.



lunes, 14 de junio de 2010

Cayendo en Tentacion, Capitulo 10: Salvandome






Cayendo en Tentación

Capitulo 10:

Salvándome



Hola mis amores bellos aquí le dejo este nuevo capítulo, ya comenzaran las cosas a cambiar? Mmmm bueno este capítulo va dedicado a TELES mi T bella gracias por todo y pues te extraño mucho, a mi Pollis te amoooo cricri a Leda que me tiene adicta su Fic Tan cerca y Tan Lejos y a mis hermanitas que andamos algo perdidas las amoo
Ahora espero disfruten este capitulo




___________________________________________________





Los días transcurrían muy rápido, parpadeas y ya se terminaba un mes, dos meses y hasta el mismo año; mi relación con Alec diría esta en un punto medio, a su lado se puede estar bien y mal, es una grata compañía cuando se propone hacerme feliz, y no tanto cuando se pone pesado, egoísta y con ínfulas de dios, sé que me queje por estar sola y ahora por estar con alguien, pero es que si ese alguien te trata como un trofeo de seguro me darían la razón, le encanta alardear de su “Novia” delante de sus amigos, no conforme con eso también se regocija de mi familia y todo aquello que tuviera que ver conmigo y eso que aun no lo presento oficialmente en mi casa, en realidad nunca presento a nadie por dos razones: uno es un mal augurio y dos implica mas compromiso y no sé si lo soportarían; cuando salíamos con sus amigos literalmente era su princesita, y se desvivía por complacerme, pero al estar solos se volvía una ser sin sentimientos sin alma, rudo y hasta cruel, si no fuese por su formación habría sido un excelente asesino serial.





Mi relación con Bella aun se hallaba congelada, bueno tal vez con todos los que concia estaba en las misma condiciones, Alec no me deja sola ni a sol ni a sombra, es solo que sienta que pongo un pie en mi casa e inmediatamente llama para ir a visitarme o para invitar a algún plan, posesivo eso es, se cree el dueño de mi destino y de mi vida, ya no era aquella persona que conocí meses atrás, que a pesar de tener ese aire místico era amable, no de esa persona no se encontraba nada o si se encontraba si estaba con sus amigos y colegas.




Estamos próximos a cumplir tres mese juntos y ya me siento asfixiada, quiero gritar, correr, escapar de él como si en verdad fuese un animal peligroso y mi vida corriera peligro, como diría mi madre “ya estaba comenzando a sacar las uñitas, aun que en este caso puedo asegurar que ya comenzaba a sacar los colmillos”. “Las cosas no son como parecen,” ciertamente esa era mi frase de moda, cada día junto a él me lo demostraba, siempre me sorprendía todo lo que podía llegar a hacer, cada vez que podía se tomaba, no media sus tragos, poniéndose pesado, mandón, grosero, altanero, a todos quería buscarles pelea, cuando no se ponía amoroso con sus amigotes los abrazaba, besaba sus mejillas y les decía



-Muchaaaaaachoos!!- hip..hip- Yo, miren Yoooo!!-se ponía el dedo índice en el pecho y tambaleándose para todo lado- los quiero muchoooo



La reacción de sus secuaces no era distinta se profesaban amor eterno, duradero y puro, luego de esos momentos románticos, recordaban a todas aquella mujeres que han pasado por sus camas, relataban las cosas que les hacían y que no les hacían, era repúgnate saber que son tan poco hombres y debían alardear con cosas como esas y peor aun en presencia de su novias o amigas de noche como las llamaban, muchas frases retumbaban en mi mente hasta en mis sueños




“Si yo no espere mas de de un mes para llevarla a la cama, con lo fácil que es a cualquiera se lo suelta” O “Algún día volverá por todo esto” y señalaba y agarraba su intimidad con fuerza; y si en tan poco tiempo oía esto no quería saber que mas dirían cuando se sintieran en confianza.




En fin, cuando no estaba ebrio inventaba paseos a los cuales la muñeca debía ir y poner su mejor sonrisa a los cretinos que tiene como amigos su dulce y amoroso novio, así que las mayorías de la veces aun en contra de mis deseos le acompañaba y pues ayudaba a las demás mujeres con la comida u otras cosas, mi relación con ellas no pasaba de un simple saludo ya que siempre era distintas, cuando me desocupaba me dedicaba a hacer mis trabajos de la universidad, la tenía un poco descuidada y no podía permitir que mi promedio bajara, así que siempre traía conmigo un gran bolso con todos mis implementos.




Con el paso de los días extrañaba más a mis amigos, a mi hermano, a mi primo, mi vida, así que debía volver a tomar el control de mi vida y hacerle entender a Alec Volturi que él no es el centro del universo y que yo no giro a su alrededor, no permitiría que mi circulo social se viese reducido o aniquilado por completo.



Así que me arme de valor y una buena noche le dije

-Creo que no podemos vernos por unos días

- ¿Comooo?

-sí, sabes necesito mi espacio, volver a salir con mi familia, con mis amigos….- No me permitió terminar de exponer mis motivos, me interrumpió abruptamente

-Ah!! Lo que tú quieres es ir a encontrarte con tus amiguitos, haber con el cual o cuales te revuelcas no?

- Mira, mira, mira no sé con qué clase de niña acostumbras a Salir, a Mi- dije alzando la voz- me haces el favor y me respetas, mide tus palabras y sabes que disfruta de la cena con tus “amiguitos” –

Finalice la frase para voltearme y buscar un taxi, nadie podía decir que soy una cabrita loca, o un picaflor que anda de lado a lado buscando victimas a su alrededor, apenas me subí al taxi apague mi móvil, no quería que me terminara de dañar mi noche cosa que haría apenas se embriagara… suspire sacando mi mal genio y deseando poder estar en mi casa, esperaba que no hubiese nadie y pues por ser fin de semana creí contar con suerte, no me encontraba de ánimos para aguantar los reproches, ni bromas de mi familia.




Pero solo yo era la única falta de suerte porque al llegar me encontré con una fiesta en mi casa, botellas de Ron, jugo de limón, platos con limón picado y palomitas de maíz en la mesa de la sala, música a alto volumen, caras sonrientes, todos emparejados bueno solo una persona estaba sola pero también sonreía, y con un demonio este tiempo sin verlo le había sentado bien, más guapo, más atractivo parecía un ángel o un dios , mi estomago reacciono con solo verlo sentía como algo se movía dentro mariposas diría alguien, mis piernas amenazaron con caer ante tal imagen, me encontraba como una maldita estatua de pie con la puerta abierta, boca en el piso y mano en la llave que aun se hallaba en la puerta, ellos n habían notado mi presencia hasta cuándo que una brisa recorrió el espacio, esa brisa solo acrecentó mis sentimientos haciendo que mi piel se erizara



-Aliceeee!!!- gritaron todos eufóricos

-Hola todos- dije tratando de recobrar mi estabilidad

- Has venido temprano, creía que llegarías en la madrugada- comento Bella, aunque nuestra relación no estaba muy bien seguía siendo la misma preocupada por todos sus amigos, seguía siendo la mamá como le decíamos de cariño

- Yo creía que no llegarías- dijo Rose entre risa ganándose una mirada poco amorosa de mi hermano y un gruñido por parte de Emmett

- Eh…. No, simplemente me siento indispuesta- mentí-voy a recostarme pero sigan tranquilos es su casa, ah!! Y los extrañaba- les envié besos con la mano, par a luego caminar hacia mi dormitorio

- ¿porque no nos acompañas?, mira no te da pesar que este solito-mierda es que nunca nadie le ha dicho que no haga eso , que su voz puede hacer que un ciego vea y un sordo oiga, gire mi cabeza un poco para poder ver sobre mi hombro y regalarle una sonrisa- ¿Qué dices?- termino diciendo mientras una gran risita ocupo su cara , dejando a la vista sus blanca y hermosa dentadura

- mmmmmm

-Please!- dijo poniendo sus manos juntas y conservando aquella sonrisita-no seas malita, si

- Esta bien- nótese mi fuerza de voluntad- deja me desarmo- musite señalando mis tacones y los dos bolsos que traía uno con cosas de la universidad y el otro el de salir, ambos grandes y copados de cosas útiles e inútiles-Además creo me pondré algo más cómodo

- No te molestes por conquistarme, así estas bien y me has conquistado- esas palabras ocasionaron que toda la sangre se posesionara en mis mejillas, sentí que ardían y podría jurar que era como el fuego, baje un poco la vista, mi corazón se acelero demasiado y temí desmayarme en ese instante

-Como tu digas- fue lo único que logre articular coherentemente, ingrese corriendo a mi habitación, tome aire que creo había olvidado respirar y arroje mis bolsos en el sofá y los tacones a donde cayeran, salte a mi cama y puse mis almohadas y gritaba, mientras mis piernas se movían de arriba hacia abajo, como cuando uno hacia pataletas porque no te compraban algo, luego de muchos gritos y varios “oh por Dios” que se me escaparon, me senté en la orilla de la cama, pase mis manos por mi corta cabellera par acomodarlo, busque unas sandalias bajas, arregle mis ropa y tome el suficiente valor para salir a su encuentro.

Todos en la sala se hallaban tan contentos, bailaban, cantaban, reían y cada que podían se besaban haciendo que la escena se pusiera demasiado meloso para mi gusto o a caso sería que tanto tiempo junto a Alece me estaba convirtiendo en un ser sin sentimiento alguno, en otro tiempo este tipo de escena me hubiesen derretido, al menos no era la única que se sentía incomoda, Jasper al igual que yo desviaba la mirada cada que comenzaban esas escenas de amor

-Demasiado amor en esta sala para mi gusto- musito cerca de mí, no note a qué horas dejo su lugar al otro lado de la sala para llegar a mi lado

Asentí regalándole una tenue sonrisa- Si, si continúan así creo que vomitare

-¿Y tu novio, como estas con él?-porque carajos preguntaba por él

-Ya camina-solté sin pensarlo- y también sabe decir mamá y papá, mas papá que otra cosa



Una carcajada termino acompañando esas palabras, me sentí como una completa imbécil- Enserio ya lo creo, avanza a pasos agigantados- aseguro




-¿Por qué?- Inquirí sin meditar

-¿Por qué, Que Alice?

- porque preguntas por él- dije dejando que se escapara un suspiro

-No se tal vez solo curiosidad, de igual no es necesario que respondas, sé que no me incumbe




Sintiendo que él era una tabla en medio de un naufragio decidí aferrarme fuertemente para tratar de salvarme, así que comencé a desahogarme, a liberar todo lo que sentía, un suspiro acompaño mi reflexión, no un suspiro de amor , no ese suspiro fue mas de frustración y desolación

-Sabes pensé que iniciar una relación con Alec me traería alegría-mis ojos revoloteaban por toda la estancia, no me sentí capaz de verlo a sus hermosos ojos- Pero no, ha sido todo lo contrario siento que cada día que pasa pierdo una parte de mí, me refiero a que ante todo el mundo somos la pareja perfecta, pero no es así, él me como un trofeo- volví a dejar escapar un suspiro y de sus labios surgió un “Imbécil” muy bajo, continúe con mi liberación-Soy como una muñeca la ultima del mercado, la que todos quieren pero solo él la posee…

-¿Y porque sigues con él?- interrumpió de repente

Alce mis hombros- No sé, creo que tal vez tema quedarme sola y volver a celar a mis amigas – el dejo escapar una risita

-Perdón, ¿prefieres quedarte sola o ser una amargada? Además no creo que tu soltería sea por mucho tiempo, imagino tienes muchos pretendientes- esas palabras sonaron un poco mas rudas

-No, nada de eso créeme no existen tales en mi vida-afirme-sabes hoy me dijo cosas feas, cosas sin fundamento alguno, aseguro que tenía otro- bueno esto dicho de una forma linda, no le iba a decir ¡Hey Jas, Alec piensa que soy un putita, que solo busco tipos y ya, que no me puedo conformar con uno solo!

-Alice en verdad no entiendo porque estas aun con ese tipo, a tu lado puedes tener a la persona que tú quieras y desees- “a ti” pensé “te deseo a ti, y solo a ti, te quiero a ti, mírame si pudiera me arrastraría solo por ti, porque sé que a tu lado puedo llegar al cielo y ser feliz”- EY!!!!!- susurro muy cerca de mi oído, mientras me sacudía dulcemente, quería sacarme de mis ensoñaciones, pero su efecto fue totalmente contrario la corriente el eléctrica que sentí cuando le conocí, cada cabello de mi piel se erizo por completo

- A ti – se escapo de mi boca

- A mí que – contesto porque debía estar atento, con mi mirada buscaba la ayuda de alguien, pero no supe en qué momento quedamos solos en la sala; baje mi mirada algo apena mientras jugaba con mis manos y uno de mis pies se movía sin control, su mano, mejor dicho su brazo paso por detrás de mi espalda para acércame a la calidez de su cuerpo, eso me relajo un poco

-Yo que Alice?- volvió a cuestionar

-Nada, tal vez pensé en voz alta

- Si tu lo dices lo creo- su mano acariciaba mi piel, suavemente que aseguraría me quedaría dormida- Sabes que puedes contar conmigo, soy tu amigo, cualquier cosa que necesites me puedes decir, entendido

-Aja, oye ¿tienes novia?- inquirí ante la duda que tenía desde que le conocí

- No corazón, llevo algún tiempo solo

-Hmmmm, puedo preguntar ¿cuánto?

-estas curiosita- dijo dejando escapar una carcajada y sin dejar de acariciar mi brazo- hace dos años más o menos, llevábamos más de seis años juntos, pero en los últimos meses fueron desastrosos, muchas peleas, más que antes, muchos problemas con sus amigos y su familia y boom! Explotamos, no pudimos más

-¿La amas?-No sé qué demonios pretendí con esa pregunta, sabía que de ser afirmativo dolería mucho, parecía estar meditando la respuesta, mientras su mirada reflejaba melancolía

- De alguna manera creo que ahora mismo no, tal vez el daño que nos hicimos hizo que mis sentimientos por ella murieran, pero en su tiempo Si, fueron seis años cargados de muchas emociones, alegrías, tristezas, problemas y….- Interrumpí no quería que se pusiera triste

-Bueno no quiero que recuerdes nada doloroso- enserio no quería que se pusiera triste, bueno solo quería saber una cosa más y lo dejaría para que cuando se sintiera preparado me lo contara todo- ¿Cómo se llamaba?

- Se llama Heidi- al ori su nombre mi mandíbula se apretó, presionando a sobre manera mis dientes y me tense notoriamente, un silencio se apodero del lugar, ninguno tenía algo por decir, los minutos pasaban y solo la música que sonaba rompía con a que silencio sepulcral, no sabía cuánto tiempo más podría estar cerca de su piel, de su cuerpo y no abalanzarme sobre él y besar sus labios o hacerlo mío, decidí romper aquel silencio preguntándole por el tipo de música que prefería ori, su color favorito, hobbies, su comida favorita, en fin cosas básicas de un par de amigos, muchas risas, gritos y pucheros iban y venían de lado a lado, el también preguntaba, reflexionaba y comentaba varias cosas de mi vida como mi cambiante humor… bueno esa fue la impresión que le di aquel día que perdí a mi negrito, durante esta amena charla muchos tragos nos acompañaron

-No te vayas a emborrachar porque si lo haces y tú “Noviecito” se entera capaz y me mata- bromeaba

-Ja! Ja! Ja!, tan chistosito el niño – Dije cruzándome de brazo y desviando mi mirada hacia el lado contario a él-

- Ya solo era una pequeña broma, pero como te amargas la vida por eso, en realidad si te ha afectado su compañía- su voz se oía cargada de oscuridad

-Sabes tienes razón

-Si, yo siempre tengo razón, - que convencido- pero recuérdame con que tengo razón




No pude evitar reir – En la parte en que preguntabas si prefería estar sola o amargada, y ciertamente no quiero perder aquello que soy, mi alegría, mi chispa, no quiero estar resentida sin motivos, y no quiero mortificarme por una persona que solo me ve como un objeto

-Wow!- susurro, tomando la botella ya vacía de Ron – si que te has embriagado, menos mal no hay mas trago- aun así note que mis palabras fueron de su agrado porque me regalo la más dulce y tierna sonrisa, para abalanzarse sobre mí con un gran abrazo-Enserio, que bien, Alice mereces algo mejor- dijo mas para sí, que para mi, y nuevamente una oleada de choques eléctricos se apoderaron de mi cuerpo, su aroma me golpeaba fuertemente impidiéndome alguna reacción olía a limón mezclado con canela y un toque maderoso, delicado pero fuerte, mi corazón comenzaba a dar signos de sufrir de taticardía, cada golpe hacia que mis pocos sentidos cayeran en un agujero negro como el universo, mis ojos se cerraron, efecto de todas las emociones que me embriagaban y por el trago, así me quede dormida a su lado y en sus brazos en la sala de mi casa.




____________________________________________________




Me gustaría saber su opinión… Perdón si esta muy corto pero es que lo que viene es .... miles de besos y abrazos
Y de nuevo espero no me maten…
Con amor


Ada Cullen


1 comentario: