“No Necesito un Cielo si tú no puedes ir a él ",
Bella Swan, Luna Nueva

"Un día escribiré tanto como Estrellas hay en el Cielo" Tiwii Cullen





Debemos aclarar que todas las historias que están en este blog nos pertenecen y son de nuestra autoría pero los personajes de la Saga Crepúsculo y algunas otras cosas más que aparecerán en los Fics que publicaremos aquí son propiedad de Stephanie Meyer, también existen personajes que son sacados nuestra imaginación.



martes, 25 de mayo de 2010

Quix Pack de Amor - One Shoot



QUICK PACK DE AMOR



Algunos personajes de esta historia son propiedad de E. Meyer, otros, mejor otra son de mi propiedad al igual que el relato…


Este Os es un regalo para mi querida amiga ANNIE CRAZY.. quien vive eternamente enamorada de Seth.. Tsunami sonríe a la vida sin importar que cosas nos traiga, buenas o malas siempre nos dejan una enseñanza, y no te agobies por tu castigo recuerda no es eterno y TU BANDITA esta esperanto .. TE ADORO MI PEQUEÑO TSUNAMI..



POV ANNIE


No era ni la época, ni el momento... Pero la cuidad me tenía hastiada, deseaba relajarme, poder disfrutar un poco del aire puro… Relajar cada músculo de mi cuerpo, y que mejor opción que la que me dio Nessie, ella era de Forks. Esta semana iría a su hogar. Decía que anhelaba poder ver a su gente, y yo pues, qué podía decir, no pude decir que no, ansiaba cambiar de ambiente.




-Nessie… Nessie gracias - decía mientras le brincaba encima y le daba un abrazo y besos en las mejillas.

- Ya cálmate… Cada vez pienso que eres un pequeño tsunami, ya me parece estar viendo una réplica de Alice, sólo si no supiese que ella no puede tener hijos… Creería que eres de mi familia- contestaba mientras se reía.

- Y ¿cuándo nos vamos?, ¿iremos de compras? ¡Ah! No lo creo… Viaje ¡sí!- no podía evitar estar dando vueltas por toda la sala, vivir en una ciudad como Boston nunca me había terminado de convencer, pero mis padres deseaban que saliera de casa, por suerte me encontré con Nessie, quien vivía sola, pero en muchas ocasiones su prometido venia a verla.

-Mañana a primera hora salimos de viaje, así que deja listo todo, será una larga semana en Forks, lluvia, y mas lluvia a tu vida- reía como loca.



En la tarde salimos de compras, siendo jueves y sabiendo que el viaje era a primera hora del viernes, no teníamos mucho tiempo, locamente deseaba terminar de conocer la familia de Ness, además habla tanto de ellos, que creo que son como algo irreal, y no podía evitar sentir emoción por ir a la playa, sé que estoy zafada de unas cuantas tuercas pero ansiaba nadar y con frío, mejor dicho, la tarde transcurrió de tienda en tienda. ¿Por qué hacíamos las compras?, no sé, no lo necesitábamos, pero sin embargo compré unas gabardinas y algunos impermeables, Forks, según comentó Nessie era algo húmedo. La noche no tuvo complicaciones y en la mañana temprano salimos rumbo al aeropuerto, luego ya en el avión no pude evitar dormir. Alrededor de 5 horas de viaje debían ser aprovechadas. Ansiaba salir de Boston y tenía un presentimiento, este viaje no iba a ser como los anteriores… Nessie me despertó apenas aterrizamos, aún medio dormida bajé del avión para encontrarme con la persona más inquietante. La familia de Ness, los Cullen, estaban esperando ansiosos nuestra llegada… Enseguida mi amiga les saltó a sus padres, estos junto a sus acompañantes se fundieron en un abrazo, Envidiaba a Ness, mis padres eran algo desprendidos de mí, pero en fin, mi amiga se volteó, me tomó de la mano para acercarme a su familia.




- Les presento a Annie- los seis rostros me sonrieron, a algunos les conocía en persona como sus padres, Rose y Emmett.

- Encantada de conocerles- contesté con una gran sonrisa en mi cara.

- Alice, si no supiera que no puedes tener hijos aseguraría que ella es tuya- decía mi amiga mientras su tía rodeaba los ojos y los demás reían.

- Así que tú eres el pequeño Tsunami-

- Eso dice... La extraña que dice ser mi aliada- ¿cómo decía que era un tsunami, yo? ¿Yo? Tan calmadita que soy, si lo sé 1.55 y toda esa energía desbordada causaba estragos, mis lindos ojos verdes y mi cabello corto… ja ja ja me reía de la imagen, como diría Ness sería una réplica de su tía. Después de saludarnos, nos dirigimos a sus autos y que AUTOS, en fin la familia se dividió entre un Jeep, un volvo y un Ferrari que era de Nessie. No tardamos mucho en llegar a su hogar el cual no se quedaba atrás, todo en la vida de mi amiga era despampanante, la casa estaba a las afueras del pueblo en medio de un a bosque. Dios, estos días en este sitio sí que me ayudarían. Nos instalamos, comimos algo y luego dimos un pequeño recorrido por los alrededores de la casa, jugamos en el bosque, me sentía libre y ya algo exhausta, pero el día no acababa, ya que en la noche iríamos a la playa, a una fogata con el novio y amigos de mi Ness, así que nos encaminamos a arreglarnos.

POV SETH



Muchos darían hasta su vida por tener amigos como los míos, que están ahí cuando los necesitas, y aun cuando no deseas ver a nadie, últimamente mis estados de ánimos habían estado decayendo, por mi mente pasaban miles de pensamientos dolorosos, pensamientos que afectaban a mis amigos, no era mi intención herirlos por eso trataba de no entrar en fase, me encontraba sentado en el acantilado, observando el crepúsculo, sentía que mi vida también estaba llegando al crepúsculo, el dolor, la frustración me ahogaban, no me sentía tranquilo de ninguna manera, estaba pensado seriamente en marcharme de la reserva, pero todos, gracias a nuestra mente colectiva me hicieron desistir.

- Ya Seth, deja de pensar estupideces- gritaba Quil

- Hmmm.. ¿Por qué no te largas? –contesté algo malhumorado porque no entendían que me sentía mal, que no podía evitar sentirme así, sentía que era un cero a la izquierda, ya no era un niño, al que todos mandaban, no poco a poco me fui ganando el respeto de la manada, pero mi frustración radicaba en mi soledad, odiaba tener los recuerdos amorosos y melosos de los demás, esas imágenes me agobiaban, ya ni en fase era feliz, ni muchos menos visitando a mis amigos los Cullen, ni en casa estaba tranquilo Leha siempre sonriente y embarazada de Nahuel. Fantástico.

- Enano, ¿qué haces? estoy esperándote- interrumpió Jake

- ¿Para que?- no recordaba haber quedado en nada con ellos.

- ¿Cómo que para qué?, mira la hora que es, ¿quieres que Nessie me asesine por llegar tarde a recogerla? haber hoy haremos una fogata, ¿recuerdas?

- No, y no quiero asistir- dije volviendo mi vista hacia el horizonte.

- Nada de eso, la vas a pasar bien, así que muévete, arréglate y vamos por Ness, lo prometiste.
- Magnífico, ahora violinista oficial de todos, ¿quieres que lleve tema preparado para amenizar su encuentro amoroso?- repliqué.

Me levanté de mala gana, encaminado a mi casa, rápidamente me puse unos vaqueros azules, tenis y un suéter negro, salí y nos subimos en el auto de Jacob, no en su Rabbit, en su Gumpert Apollo, regalo de cumpleaños dado por sus suegros. El camino fue en silencio, no tenía intención de romperlo, estaba más que absorto en mis pensamientos. Pronto llegamos al camino que conduce a la mansión Cullen, las luces estaban encendidas y en la puerta se podía observar a dos personas, una ciertamente era Edward, eso me incomodaba no quería que me leyesen mas mis pensamientos, y la otro creo que era Nesie. Aparcamos frente a ellos, para luego bajarnos y saludar.

- Como están- inquiría Edward.

- Muy bien ¿y tú? – contesto Jake.

- Hmmm igual.

- Oh Seth ya basta de esos pensamientos, mira que la vida te puede dar sorpresas- contestaba sonriéndonos- ya bajan.

No presté atención a ese “ya bajan” porque creí que los que vendrían serian los demás miembros de su familia, en no más de tres minutos vi aparecer a Nessie, hermosa como siempre, pero algo, más bien alguien llamo mi atención, creí que estaba haciendo una laguna ya que tenía mi boca de par en par.

-Seth, pequeño ¿cómo estas?- murmuraba Ness lanzándose a mis brazos con un abrazo.

- Ya sabes, bien supongo, aún vivo – dije con ironía.

-¡Jaaake!- decía esa pequeña.

-Por mi Dios. ¿Qué hace un Tsunami aquí?-contestaba divertido Jake, mientras la pequeña saltaba a su alrededor y reía entusiasmada… Los brazos de Jake la atraparon y ella soltó un hola.
-Seth, te presento a mi amiga Annie -me decía Ness, le tendí mi mano y ella respondió con una hermosa sonrisa… Sus bellos ojos verdes me cautivaron, un leve sonrojo recorrió su cara, no podía entender porqué le decían Tsunami.

-Encantada Annie… Espero me puedas enseñar este bello lugar – dijo aún con su sonrisa, wow. No podía dejar de verle, tan pequeña, tan angelical…. Edward debió de notar nuestros pensamiento porqué enseguida sonrió y nos dijo que se diviertan. Íbamos al carro cuando Annie corrió y grito.

-¡Maaaaraaaaviiillooooooso! Ahora sí que he visto todo, me encanta tu auto, Jake eres un engreído, te odio -reía y sus ojos tenían un brillo especial…- aaah ojalá algún día pueda tener uno más veloz… Amo la adrenalina y los autos rápidos decía mientras abría la puerta y se adentraba- y Ustedes. ¿Se van a ir caminando o qué? Aquí sólo caben dos personas- inquiría.

- Haber ¿Ann qué sucede? ¿Acaso aquí no hay más autos?- decía Nessie- tú te irás con Seth y yo con Jake en mi auto.

- Yo manejo- gritamos al unísono.

-Yo estoy de visita- refutaba- además no creo que temas que yo maneje verdad- completaba moviendo sus ojitos y haciendo ceder.
Bien- dije derrotado.

- Genial- gritó y de un brinco se colgó en mi cuello, sentirla cerca de mí despertó miles de sentimientos y mis pensamientos frustrados se calmaron, su piel tibia me llamaba, y como un imbécil sólo podía sonreír, Jake y Nessie estaban perplejos ante la escena, de pronto tuve que separarla de mi cuerpo

- Lo siento a veces me dejo llevar, pero vamos o no llegaremos a la fogata,- subió al auto mientras lo prendía, me subí, arrancamos siguiendo el auto de nuestros amigos, aún sin pronunciar palabra alguna.

POV ANNIE

Al salir al encuentro con Jake noté a un chico casi igual de alto y acuerpado a él, Dios mío que les dan a estos hombres, casi estaba segura de que aullaría en cualquier momento, compostura ANNIE, COMPOSTURA, me repetía mentalmente. Nessie lo saludó enérgicamente por tanto supuse que era del que tanto platicaban últimamente, Seth –Hmmm, en fin cuando vi a Jake no pude evitar sentirme alegre, además de ser guapo era muy alegre. Así que grité- ¡Jake! –brinqué mientras a su alrededor hasta que sus brazos me atraparon en un abrazo, me reía y sólo pude decir- Hola- no había terminando de saludar y de recobrar mi poca compostura cuando Nessie me presento al Sexy Seth, tendió su mano hacia mí, mi corazón latía de emoción, así que sonreí como una tonta. Sus ojos cafés me dejaron sin habla, se notaba agobiado, pero al mismo tiempo con un brillo sin igual, mis pensamientos perversos me traicionaron e imaginé a este hombre de mil formas junto a mí. Un leve sonrojo aprecio, el calor que emana de su cuerpo me fascinaba y para no parecer tonta le dije:

--Encantada Annie… espero me puedas enseñar este bello lugar – su cara paso de asombrada a una hermosa sonrisa, nos dirigíamos hacia el auto, no lo había notado cuando lo vi corrí y grite.

-¡Maaaaraaaaviiillooooooso! Ahora sí que he visto todo… me encanta tu auto, Jake eres un engreído… te odio- reí -aaah ojalá algún día pueda tener uno más veloz, amo la adrenalina y los autos rápidos- me encaminé a abrir la puerta y adentrarme en él - y Ustedes, ¿se van a ir caminando o qué? Aquí sólo caben dos personas- inquirí. Nessie me contestó que ella se iría en su auto con Jake, y yo con Seth mil emociones me embriagaron así que sin pensarlo solté:

- Yo manejo- su voz acompañó la mía, Dios no entendía por qué me emocionaba.

-Yo estoy de visita- refuté- además no creo que temas que yo maneje verdad- completé moviendo mis ojitos.

-Bien- dijo.

- Genial- grité, sin pensarlo me colgué en su cuello su cercanía hacía que mi corazón se acelerara, pero no deseaba que se alejara, el sólo me sonreía, hasta que se dio cuenta de la cara de nuestros amigos, de pronto me separo de su cuerpo, quería aferrarme a él, pero recobré mi compostura y musité:

- Lo siento, a veces me dejo llevar, pero vamos o no llegaremos a la fogata.- Subí al auto mientras lo prendía, él se subió y arranqué siguiendo el Ferrari de nuestros amigos, al principio estábamos en silencio, me sentía acongojada así que sin pensarlo dije:

- Lo siento, no fue mi intención sobrepasarme- pero no contestó, su mirada estaba fija en el auto de adelante, así que decidí poner un poco de música, comenzó a sonar “Papercut” de “Linkin Park”, éste grupo me fascinaba, comencé la tararear cuando él intervino.

- No lo sientas, no debes porque - se cayó abruptamente.

- Eh, ok, como quieras.

- Me gustaría poder enseñarte el lugar, si aún lo deseas- claro que lo deseaba, sin querer aumente la velocidad- hey estás tan apurada para alejarme.

Me sonrojé inevitablemente terminaría cometiendo una locura, el estar tan cerca de él me estaba trastornando, así que sólo reí. Pasaron unos cuantos segundos cuando arribamos a una playa en forma de media luna, la noche estaba despejada y alcancé a ver un grupo de jóvenes cerca a una hermosa fogata, aparqué cerca del auto de Nessie, pero cuando baje pude ver que ellos ya no estaban ahí, mierda como lo hacía siempre se me escapaban. Comencé a caminar rumbo a la playa cuando sentí su mano en mi brazo y con un leve jalón me atrajo hacia a él, nuevamente la cercanía de nuestros cuerpos me estremecía, su cuerpo se inclinó un poco hacia mí, y lentamente su rostro se acercaba al mío, traté de desviar la dirección de mi rostro, sentía unas cosquillas recorrer mi cuerpo, esto no me gustaba, no noté en qué momento una de sus manos atrapo mi rostro y lo giro hacia el frente encontrándome con unos labios carnosos y sexys, mi radio de besos estaba invadido, no quería arruinar el momento, pero creía que esto no podía ser, así que musité:

- Nos están esperando- traté de zafarme de su agarre, pero éste se intensificó, me recargó contra la parte lateral del auto y sus labios se estamparon en los míos, su calidez, su aroma, su delicadeza, fue maravilloso, mis ojos se cerraron ante el contacto, y mi lengua correspondía a sus movimientos de pasión, sentía que me perdería, sus manos acariciaban mi pequeño rostro, sentía que sólo éramos nosotros, en nuestro mundo. Sin embargo un carraspeo y una risa nos hicieron regresar al mundo real.

- Seth!!! No te puedo dejar encargado del Tsunami porque ya le quieres conquistar- decía Jake en tono serio, me sentí avergonzada, no sabía nada, no sabía si tenía novia, mi corazón se estaba achicharrando como uva pasa, mis ojos se fijaron en él, pero no se inmutaba, luego vi a Nessie quien parecía sorprendida. Me sentí como un vil bichito, así que corrí a donde había visto a las demás personas, al llegar todos se voltearon a verme sorprendidos, quería regresar a la casa de los Cullen, pero antes de poder volver ya ellos estaban junto a nosotros.

- Chicos ella es Annie- decía Jake- la mejor amiga de Nessie.

- Mucho gusto- asentí con mi mano saludándolos.

Todos me veían expectantes, sus rostros eran de alegría, muchas de las chicas llegaron a mi lado a saludarme, la noche se estaba haciendo amena, reíamos, charlábamos, oía los relatos de sus historias, todas maravillosas, de un momento a otro uno de los jóvenes pidió a los demás chicos reunirse en un lugar más alejado, todos asintieron, dirigiéndose hacia él, no podía apartar mi vista de su entidad, necesitaba sentir sus labios, o por lo menos oírlo.

POV SETH

La intromisión de Jake y su bromita hicieron que el ser más lindo se marchara, deseaba seguirla y decirle que todo era una broma de Jake, pero como decirle si ni la conocía, mi frustración regresaba.

- Gracias – gruñí.

- ¿Qué carajos te pasa?- inquiría mi amigo.

- No sé, siento mil cosas, es tan… ¡ash! Es tan extraño como cuando por primera vez me transformé, desde que la vi en la casa de los Cullen mis sentidos se enfocaron en ella y cuando sentí su piel… ¡aah! No sé, dejemos así- terminé tratando de caminar a la playa, quería sentirla cerca.

- Sonso… Te has imprimado- masculló Nessie con una sonrisa- genial, Annie necesita alguien que le quiera- abrazo a Jake y en poco estuvimos cerca a la manada, luego de ser presentada las mujeres la rodearon y le contaban cosas, permanecí lo más alejado que podía, pero sin dejar de obsérvala, se le veía ida, cuando de pronto Sam nos llamó aparte…. Nos reunimos y sin rodeos dijo:

- Bien Seth, que tanto le ves a la amiga de Nessie.

Todos estaban sorprendidos, no sabía que responder cuando yo mismo no sabía qué era eso, sí me atrajo desde que la vi pero que, porque de esa forma.

-Está imprimado- contestó Jake, todos pusieron cara de sorpresa, y algunos soltaron risa.

-¡Ya! Por fin va dejar de estar tan amargado- afirmaba Embry.

- Tienes que decir- me atacó Paul.

- Ajá, para Ustedes todo es tan fácil, no, no lo es, además gracias a Jake, creo que no podré acercármele.

- Genio quién te manda a besarla-

- La besaste- decían los demás, después de ver algunas posibilidades para poder acercarme a ella, nos reintegramos a la fogata, ella se veía cansada, además ya eran las 3 de la mañana, cuando le dijo a su amiga entre bostezos.

- Nessie, me duermo, Vamos a casa-

- Bien. Pero no manejarás-

- No hay problema, además me siento y me duermo – una sonrisita se dibujaba en su rostro.

- Jake, nos vamos.

- Claro, Seth conduce mi coche- la mirada de Nessie se plantó en mi expresión, y mis ojos viajaron a su carita angelical, parecía sorprendida, se despidieron, para dirigirnos hasta los autos, ese pequeño tramo, aunque corto se me hizo eterno, subimos al coche, aún en silencio , su mirada esquivaba la mía, deje que Jake se marchara adelante para poder hablarle con calma.

-Annie, puedes verme por favor.

- ¿Para qué? Déjame tranquila, no pasa nada.

- Sí pasa- contestaba- necesito decirte algo.

- No interesa, si tienes novia, o lo que sea no interesa- esta vez su voz salía más débil, con mi mano tome su rostro y lo gire para que me viera, su mirada se veía vidriosa, y un dolor atravesó mi cuerpo, no quería verle así.

- Sí interesa cuando te gusta alguien, y cuando ese alguien es importante- solté sin pensar.

- Felicidades por ti y por ella, ahora me puedes llevar a la casa de Ness- su rostro nuevamente se desvió, así que comencé a conducir. El silencio inundaba el auto, no se dijo nada durante todo el camino, al llegar a casa de los Cullen nos esperaban ansiosos en la puerta mis amigos, al bajarme del auto a abrir la puerta del copiloto mis ojos se posaron en su cuerpo y pude ver al más bello ser, dormía, parecía una bebe, así que me baje para tomarla y llevarla hasta su dormitorio, no deseaba que fuese despertada. La mirada de todos los Cullen se posaron en mí, no presté importancia y me dirigí al único cuarto donde emana su olor. Cítrico, la posé en la cama y le tapé. Antes de salir le di un beso en sus labios, bajé y todos me esperaban.

- Puedes quedarte cerca, si te sientes mejor- siseo Carlisle.

- Ya sabemos como es eso, así que si lo deseas puedes entrar cuando quieras- aseveraba Bella.

- Gracias, pero, -mi corazón se sentía quebrado- no siente lo mismo, así que mejor me voy a mi casa.

- Es mentira,- intervino Edward desde el piano- aún en sus sueños el único pensamiento que tiene es ese beso, ella siente lo mismo solo que tiene miedo.

-Aún así es mejor que me marche-, al salir a la puerta me transformé, corría como loco, necesitaba darle un respiro a mi alma, sentir la brisa en mi piel, el nuevo día llegó y no había descansado. Al mediodía aparecí por la reserva, todos me esperaban pero Jake salió por mí.

-Vamos a pasear con las niñas-

- Esta bien- me fui a mi casa. Me bañé y arreglé.

Salimos en busca de Nessie y Annie, ese día al igual que los siguientes tres días, paseamos por Forks y sus alrededores, fuimos a cine, a tomar algunos tragos, nadamos en algunas playas cerca a la reserva, e incluso saltamos desde el acantilado…. Pero Annie siempre distante de mi, ya no me sonreía, ni me veía, me sentía cual vil bicho… mi corazón cada vez se sentía más agobiado, el dolor y frustración que había sentido antes de conocerla nuevamente se apoderaba de mi alma…. La oscuridad se notaba en mi rostro... Fue en la tarde del jueves que pedí la ayuda de Jake, necesitaba hablarle, decirle todo lo que sentía, saber si sentía lo mismo por mí, maldita imprimación, si ella no me quería o no podía amarme juraría que haría alguna locura…. Mi amigo quedo en que le pediría a Nessie que la trajera en la tarde a la playa con el pretexto de hacer surf, al comienzo se negaba arguyendo que eso solo le haría daño, pero luego de persuadirla acepto… mientras yo arreglaba un picnic frente a la playa, cuando llegaron se veía tan alegre, radiante e inquieta como la conocí... al verme quiso darse la vuelta, pero Jake intervino

- Annie, nosotros debemos hacer algo, ¿te molestaría que Seth te acompaña mientras?

- Hmmm.. puedo ir a casa y esperarles allí

- No , Ann mi padre no lo aceptaría , si hazlo por mí- decía Ness mientras le esbozaba una tierna sonrisa

- Ok, Ness solo porque te quiero mucho... –bajo su mirada y camino hacia donde me encontraba, al pasar por mi lado solo dijo un hola, bajo, fue más un susurro, se sentó a contemplar el mar, concentrada….

- Podemos hablar- dije con dificultad, queriendo lanzarme a su lado

- Claro, cuéntame- no me miraba… esquivaba mi mirada

- Annie, aah no soy bueno con las palabras, ni menos soy delicado, creo….. – me faltaba el aire y sentía que me descontrolaba- Annie no se qué decir ya sé que puede sonarte una insensatez pero pues aunque no crea que el amor a primera vista existe ya que es ridículo llegar a enamorarse de alguien sin saber quién es ... y pues es una locura… soñar con esa persona y sentir que tu mundo se derrumba porque no te corresponde, sería algo así como una estupidez… pero créeme que soy el ridículo mas grande, el loco más loco y estúpido del universo .. ya que contigo siento miles de cosas, y estoy seguro que es amor, tan seguro como que necesito del aire para vivir, o de ti para sonreír… no sé si ya existe alguien que te robe los sueños y los pensamientos, no sé que piense de mi… y sé que falle al besarte así- calle no sabía que mas podría decir… el silencio nos invadía… un suspiro salió de su pecho, mientras juntaba sus rodillas a su pecho…. Me veía de reojo…la sentí tomar aire y luego decir

- Seremos dos locos, estúpidos y ridículos, no sé si en verdad exista pero algo me paso contigo… - pauso sus pensamientos, concentrándose en el horizonte- no quiero ilusionarme total tú tienes tu vida aquí y yo la mía… ninguno cambiaria sus sueños por nadie así que es mejor dejar las cosas así, la distancia es la mejor solución

Me acerque, y note como su cuerpo se estremecía, le abrace mientras le decía lo mucho que la amaba, y de seguro si dejaría todo por ella… el solo pensar en dejarla me hería en lo más profundo… poco a poco fuimos dejándonos llevar por el ambiente y su cuerpo se recargo mas al mío, mi mundo sonreía, volvía a sonreía para mi…. Mis manos acariciaban su rostro y sus suspiros invadían el ambiente, deseaba besarla pero no quería presionarla y muchos menos herirla.

POV ANNIE

Después de ese beso, trate de alejarme de él, en su presencia no era yo… no porque no me gustara, si no porque no quería herirlo, ni herirme, mi partida seria en pocos días.. Los días pasaban casi iguales Nesie me pedía que hablara con él y yo me negaba, hasta que el jueves me llevaron engañada a el… no podía verlo a los ojos porque de seguro comentaría la misma imprudencia que cometí el día que lo vi me conocía bien… lo quería pero como quieres a alguien que apenas has tratado…. Después que mi amiga me convenció en esperarla allí, baje mi cabeza y al pasar junto a él, sentí perder mi voluntad, un pequeño Hola salió de mí, me senté a ver las olas.. eso me relajaría… poco después se me acerco pidiéndome habláramos, y como negárselo, lo que dijo me dejo perpleja, el sentía lo mismo que yo, pero de que servía si ninguno dejaría sus vidas por el otro, no tenía la fuerza de arriesgarme, no deseaba ser herida… el silencio reino después de nuestra charla, pero su cuerpo se junto al mío, su calor, su roce, sus manos en mi piel me confortaban, me sentía segura, satisfecha, sus manos tomaron mi rostro en caricias, deseaba besarlo… ansiaba sentir de nuevo sus labios.. me deje llevar por mis sentimientos, mis manos rodearon su cuerpo y mis labios buscaron los suyos que me esperaban ansiosos, nuestro beso marchó lento, el danzar de nuestras lenguas y su recorrido comenzó a hacer urgido… mis manos se aferraban más a su cuerpooo… mis labios tomaron su labio inferior, lo volvieron prisionero, gritándole lo mucho que lo necesitaba… el correspondía a mi necesidad, sus caricias me estremecían y unos gemidos salieron de nuestros pechos. Me sentí feliz, y recordando que debía respirar me aleje del ser que cautivaba mi vida…

- Annie…- dijo, pero se detuvo, pensó algo y luego continuo- ¿te gustaría ser mi novia?- Oh mi Dios… ya me sentía brincando y gritando, debía controlarme…. –se que ya regresas a Boston, pero en realidad me encantaría hacerte feliz... Estaba anonadada… esas palabras novia!!! Claro que si gritaba mi interior... di que si Tonta, o que esperas que se arrastré, di que si ¡!! No pienses mucho, dile que si… aaaahh!!

- Eeehh!!,

- Por favor piénsalo, no me des una respuesta ahora

- Pero no tengo que pensarlo- solté – acepto, si!! Si me encantaría

Su rostro se ilumino... me tomo en sus brazos mientras me besaba con mas ansias, con más pasión… nuestro beso hacia que olvidáramos al mundo entero, sus manos recorriendo mi pequeña espalda y sus labios rozando los míos era exquisito… como siempre mis amigos prudentemente nos sacaron de nuestro mundo, oía algunos aullidos departe de Jake, mientras Seth me dejaba en el suelo… mis piernas parecían gelatinas y temí caer... Al ver a Nessie salte a su lado, la abrace y grite juraría que la dejaría sorda… mi alegría era tal que ahora si parecía un tsunami.

El día termino junto con mi novio, wow que palabra, mi Seth… ya solo restaban unos días para que regresara a Boston, pero los días que quedaban los aprovechamos como pudimos... una nueva fogata y la celebración del grupo por nuestro amor, conocer a Leha, su esposo Nahuel y a Sue y Charlie, la salida a cenar a Port Ángel y su compañía hasta altas horas de la noche, luego que se marchaba podía jurar que aun estaba cerca…. El día de regresar llego y con ella mi dolor, no quería ni podía separarme de el... pero debía volver a terminar la universidad, muy temprano llegaron nuestros novios, ellos nos llevarían al aeropuerto el camino no fue largo, casi no hablamos, podía sentir que todos teníamos dolor por la separación, al llegar bajamos el equipaje, y automáticamente se puso a mi lado, le tome la mano y comenzamos a caminar ya solo era cuestión de minutos para separarnos, y mi corazón se detenía, sabía que se quedaría con el… mis ojos se cristalizaron y unas lagrimas escaparon

- No llores, mi Tsunami- consolaba mi novio, abrazándome fuertemente, el dolor también invadía su voz y su agarre se hizo más fuerte, además recuerda aun eres mi novia- me regalo una sonrisa

- Bah! Eso dices- trataba de bromear, pero mis lagrimas seguían saliendo sin control

- Pronto nos veremos , cariño debes ser fuerte… a mí también me duele que nos separemos- besaba mi cabello- puedo darte una sorpresa… o mejor la vida nos puede dar una sorpresa a nosotros -

No pude contestar ya que por el altavoz se oyó que nuestro vuelo era anunciado, me aferre a su cuerpo y sus labios buscaron los míos, ahora el también luchaba con sus lagrimas… no podía pronunciar palabra alguna, nos separamos con más dolor del que creí, mientras ansiaba su brazos

-estaremos juntos... Te lo aseguro- dijo... Mientras yo asentía y caminaba hacia la puerta de abordaje… solo el tiempo dirá lo que nos esperaría, pero este viaje y esta semana me daban la paz que ansiaba… y sin saber y querer en un quick pack, halle el amor...



1 comentario:

  1. HOLA AMIGA ...ESTA HISTORIA ES MUY TIERNA Y ME GUSTO MUCHO...ESCRIBES MUY BIEN
    TE DEJO TODO MI CARIÑO Y APOYO
    BESOSSSSSSSSSS

    ResponderEliminar