“No Necesito un Cielo si tú no puedes ir a él ",
Bella Swan, Luna Nueva

"Un día escribiré tanto como Estrellas hay en el Cielo" Tiwii Cullen





Debemos aclarar que todas las historias que están en este blog nos pertenecen y son de nuestra autoría pero los personajes de la Saga Crepúsculo y algunas otras cosas más que aparecerán en los Fics que publicaremos aquí son propiedad de Stephanie Meyer, también existen personajes que son sacados nuestra imaginación.



viernes, 28 de mayo de 2010

La Testigo, Capitulo 7: Reubicación y cambios Drásticos



La Testigo


Capitulo 7:


Reubicación y cambios Drásticos






-Los padres de Edward?- dije extrañada…

-Si cariño… pero pasa adentro te lo explicaremos mejor…- la mujer me tomo por la mano… le dedique una mirada de incertidumbre a mi psicólogo y caminamos hacia la casa… debo repetir que era una casota, y además era preciosa, subimos por las grandes escaleras del porche y llegamos a la puerta de entrada… estaba entre abierta…

-bienvenida a tu nuevo hogar cariño… - me dijo la mujer, yo solo asentí y volví a dedicar una mirada a mi psicólogo… habían unas cuantas cosas que tenia que explicarme

-Jasper- susurre mientras entrábamos a la casa

-mas tarde Ann… después responderé tus preguntas- hice un mohin pero no pude hacer nada más que quedarme en silencio



La casa era enorme, jamás había visto una muy tan preciosa, pero su interior era casi de puro vidrio a decir verdad era una casa demasiado expuesta, como pensaban protegerme aquí? Debía confiar en el criterio de Edward… Edward…. Estaría aquí, vendría a verme, hace mucho que no se de el, ¿donde estará?, ¿Estará a salvo?... ojala alguien me pudiera responder esas preguntas…



-Ann- me llamo una voz muy conocida, comencé a buscarla por todas partes, sabia que era ella, de pronto de la enorme escala del recibidor bajo la figura de mí amiga, tan grácil y hermosa como siempre… no pude contener mis ganas de correr a abrazarla, ella había salvado mi vida



-Rose!- Corrí hacia ella y nos fundimos en un abrazo fraternal

-Ann, estas bien cariño

-si estoy bien gracias a ti- bese sus mejillas- perdón por no poder ir a verte pero no me dejaban salir

-claro no te preocupes que lo entiendo

-¿pero te quedaras aquí?

-al parecer si, Edward quiere que siga a tu cargo

-¡genial!- estaba muy feliz de que mi amiga pudiera permanecer a mi lado, un minuto después 2 personas más bajaron del segundo piso, era una chica y un joven…. Los dos extremadamente hermosos, no debía de ser muy inteligente para saber de quien eran hijos y hermanos…

-Ann quiero que conozcas a nuestros hijos… ellos son Alice y Emmett Cullen

-Hola!- exclamo la pequeña chica- mi nombre es Alice y tu debes ser Annie cierto?

-eh si…- respondí tímidamente

-bienvenida a la casa Cullen, esperamos que te sientas cómoda con nosotros- dijo la pequeña con una sobrecarga de energía

-muchas gracias- respondí en un tímido susurro

-bueno Bella pasemos al escritorio hay muchas cosas que debemos conversar- me dijo el padre de Edward, Carlisle

-Si señor- respondí y el me dedico una sonrisa amable, me guiaron hacia el interior de la casa, pasamos por un largo pasillo que tenia muchas entradas, pude observar de pasada el comedor, el salón, la cocina y algunas habitaciones que no alcance a distinguir, era una casa enorme, definitivamente para perderte en ella…

Llegamos a unas enormes puertas dobles de maderas que tenían algunos diseños, la Señora Esme las abrió y entramos a un gran despacho, el Sr. y la Señora Cullen se sentaron en la cabecera y nosotros por la otra parte…. Jasper comenzó a hablar



-Annie, ahora aclararemos todas las dudas que tengas, además debemos informarte de unos cuantos cambios que sufrirá tu protección en estos momentos

-si? Como cuales?- pregunte nerviosa

-Bueno para comenzar estamos en Forks Washington, esta será tu nueva residencia permanente, vivirás el tiempo que sea necesario con los Cullen, ellos serán tus nuevos protectores.

-ahhh- alcance a modular

-bien también debes saber que por lo que paso debemos cambiar nuevamente tu nombre, esperamos que este sea el definitivo…

-OH!- esto si que me importaba- y ahora como me llamare, a penas me acostumbraba al otro y ya me cambiaron a este

- te entiendo pero debes saber que es por protección, además el nombre que te toco es muy bonito- me contesto Jazz con una sonrisa

-ah si y cual- es pregunte incrédula

-Isabella…. Isabella Marie Swan-contesto jazz aun con una sonrisa

-wow… si es bonito, entonces mi nuevo nombre es Isabella- dije pensando en voz alta

-además de eso… Isabella, debo decirte que esta vez no podrás trabajar ni salir como antes, lamentablemente te trajimos hasta acá porque es un lugar tranquilo y muy apartado, es ideal para esconderte, pero por lo mismo no podemos tentar a nuestra suerte, debemos evitar cualquier tipo de problemas… ¿de acuerdo?

-de acuerdo- asentí de mala gana no me gustaba la idea de no trabajar, me sentiría una completa inútil

-Isabella- me llamo Carlisle- queremos que sepas que aquí estarás completamente protegida, Esme y yo trabajamos muchos años para la policía así que sabemos perfectamente lo que es proteger a un testigo- se acerco a mi y tomo de mis manos, sus ojos tenían un dulce brillo- te prometo que no dejaremos que nada malo te pase…- acoto

-mu… muchas gracias Sr.

-pero no me digas señor, solo llámame Carlisle

-a mi tampoco cariño me haces sentir mas vieja, dime solo Esme

-muy bien- respondí un poco nerviosa- Esme y Carlisle- sonreí

-bueno Isabella necesitas alguna cosa mas…- pregunto Jazz

-si…

-entonces dime…

-quiero preguntar algo

-que cosa-

-¿Donde Esta Edward?

Un silencio se posesiono del estudio, todos se miraban pero nadie me respondía nada, me comencé a impacientar

-entonces díganme que es lo que pasa… el ya no quiere encargarse… de mi caso?

-No bella no es eso… Edward esta muy ocupado tratando de velar por tu seguirán- respondió Jasper- pero prometo que pronto sabrás de el Isabella no te preocupes



Su respuesta no me gusto mucho pero trate de guardar la compostura y asentir, le preguntaría a Rose también, alguien me tendría que dar alguna respuesta decente. Seguimos hablando un buen rato mas, me explicaron los diferentes procedimientos que se realizarían en caso de que alguien me descubriera, escuche pero casi nada entro en mi cabeza, mi mente estaba en otro lugar, estaba buscando esos orbes verdes que me hacían tanta falta…

Luego de una hora salimos del despacho y afuera nos esperaban Emmett, Rose y Alice, todos se pusieron de pie al vernos, mire a mi alrededor, la casa de verdad era hermosa, mi estancia aquí seria muy placentera… pero en mi mente golpeo una pregunta con fuerza



-Jasper… Cuanto tiempo tendré que pasar aquí?-

-Isabella… no sabemos pero tendrá que ser todo el necesario hasta que podamos asegurar completamente tu vida- asentí

-y te gusta tu nuevo nombre?- pregunto Rose con una sonrisa

-si esta muy bonito, además sigo conservando la Marie- respondí con un poco de sarcasmo

-Isabella Marie Swan- dijo Rosalie

-que hermoso es tu nombre… pero Isabella, es muy largo…- Alice puso cara de concentración- espera! Ya lo tengo te llamaremos Bella… te gusta?- pregunto con sus ojos brillantes

-claro que si… es mas corto- dije con una sonrisa

-si pero es de cariño, además Bella, tendremos mucho tiempo para conocernos espero que seamos amigas

-si Alice yo también-

-bueno chicas porque no llevan a Bella a instalarse en su recamara, debe estar cansada, además comeremos pronto

-si papa, enseguida-



Emmett tomo mis maletas y me dedico una sonrisa, Alice y Rose me tomaron de mis brazos y me escoltaron hasta mi habitación



-Bueno Bella este es el segundo piso, aquí están las recamaras de mama y papa, Emmett, Rose, y la nuestra en el tercer piso están las de Edward y la de invitados

-su casa es muy grande y hermosa

-muchas gracias- dijo mientras caminaba por el pasillo y me enseñaba cada habitación del segundo piso, llegamos a una puerta de color rosa que decía que unas letras muy lindas “Duende”

-Duende?- pregunte extrañada

-así me dicen-

-es que esta niña es como un torbellino, ya después te darás cuenta hermanita- dijo Emmett rodando los ojos, ¿dijo hermanita?, Alice abrió la puerta y contemple la habitación mas grande y bonita que había visto.

-bueno Bella bienvenida a tu nueva habitación- dijo Alice con una sonrisa e invitándome a pasar



Era muy grande, espaciosa e iluminada, tenía dos hermosas camas, sillones y una mesa de centro, además de una gran televisión y un escritorio con una laptop rosada…

-es hermosa Alice-

- y eso que no haz visto lo mejor- corrió dando brinquitos hacia una puerta doble en una de las murallas-

-aquí vamos de nuevo- dijo emmett con gesto de saber lo que pasaría

-Bella te presento nuestro armario



Alice abrió las puertas y parece que sus ojos brillaron mas al ver el “espectáculo” que se ofrecía atrás, era el guarda ropas mas grande y lleno que había visto en esta y en mi otra vida juntas… era impresionante

-esto lo hace con todos bella, tendrás que ser su muñeca ahora- me susurro Emmett, me reí ante su comentario

-EMMETT NO LE DIGAS MENTIRAS A BELLA!- grito alice acercándose nuevamente a nosotros- Bella mira que te parece, eres libre de ocupar cualquier cosa de esta habitación, mi ropa, mi laptop, todo lo que necesites.

-muchas gracias Alice

-bueno tu cama será esa- me apunto la que estaba cerca de la ventana- así que ponte cómoda mientras mama nos llama a comer



Avance hacia adentro seguida por las miradas de todos, Emmett dejo las maletas sobre mi cama, me dio un abrazo susurrándome una bienvenida y se marcho, Rose se sentó en mi cama y me miraba esperando a que le dijera algo pero en este momento estaba tratando de asimilar todo lo que había pasado, estaba en casa de Edward, estaba con su familia, a solo metros de su habitación, pero no sacaba nada con ir ya que estaría vacía, por mas que quisiera verlo parece que el no podía, debía de resignarme a que tal vez no lo vería por un buen tiempo.



-como estas Bella?- me miro con ojos interrogantes sabia que tenia un millón de preguntas rondando en mi cabeza

-sabes muy bien que necesito respuestas Rose-

-bueno chicas yo las dejo solas iré a ver la cena junto con mama, nos vemos!- Alice hizo una señal de hasta pronto y se fue

-que es lo que quieres saber?- pregunto cuando estábamos solas

-Donde esta Edward, Rose?-

-mira Bella… te diré la verdad a pesar de que Edward me lo prohibió…

-que pasa?

-el atentado que pasamos obviamente fue intencionado, horas después de que paso Edward logro dar con el cabecilla de la banda y fue en su persecución, el no quería que te enteraras para no ponerte mas nerviosa, Edward anda de viaje persiguiendo a la banda, además….

-además que?-

-nuestro superior le prohibió mantener un contacto “cercano” contigo… según el esta poniendo en riesgo la misión, de hecho el debía de mantenerse alejado de ti, si no lo sacaran del caso.

-pero… pero- mi boca no consiguió articular mas…

- lo siento mucho pero no podemos ponerte en peligro Bella, tu eres la llave para resolver este problema, la labor de Edward es protegerte… ante todo. Y el no puede olvidar sus obligaciones, realmente no puede.

-pero…- mi boca se seco y no conseguí hablar mas, la mirada de furia se fue a mi regazo y mis ojos ardieron ante la impotencia de lo que pasaba.



Edward no se podía acercar, Estaría en su casa, con su familia pero sin el. Un dolor en mi pecho no me dejo respirar.



-Bella lo siento mucho- interrumpió Rosalie- se que te hubiera gustado verlo pero lamentablemente debemos protegerte, no podemos arriesgarnos - mientras mas me decía ese tipo de cosas menos podía hablar. Seria una larga temporada, de eso estaba segura.

-Si lo se… no te preocupes- dije con la mirada perdida.

-bueno cariño refréscate y te llamo cuando la cena este lista- asentí y salio de la habitación.



Me sentía extrañaba, no sabia realmente que pasaba por mi cabeza y mi corazón, si bien no conocía a Edward tanto como quisiera sentía que me faltaba algo al no verlo. ¿Cómo seria mi vida ahora con los Cullen?, ni siquiera yo podía responderme eso.

Los días pasaron lentos, todos en la casa Cullen tenían sus actividades, si bien Carlisle era un agente retirado tenia empleo igual que las demás personas. Lo que nunca podía hacer era estar sola siempre alguien me acompañaba o cuidaba de mi Esme, Rose, Alice, Emmett, cualquiera me sentía un poco incomoda. La “Privacidad” que había alcanzado en Jacksonville ahora era nula, aquí hasta a dormir me acompañaban. Sin darme cuenta había pasado todo un mes en la casa Cullen, uno que se me hizo eterno y pareció ser un año completo, la lejanía de Edward seguía siendo la misma. Lo peor era que ya ni siquiera llamaba a Rosalie, ella ya no andaba con el celular pegado a todas partes. El brazo que salio herido estaba sanando maravillosamente, ella de igual manera debía asistir a terapia en el hospital general de Forks para controlar su recuperación, pero fuera de eso estaba progresando maravillosamente.



La casa Cullen estaba increíblemente custodiada por los alrededores, tenían sensores cámaras de tele vigilancia, rejas electrificadas y muchas cosas mas, la única parte en donde podía estar sola y tranquila era en el patio de la casa. Una especie de bungaló de madera se situaba en el medio del florido y frondoso jardín, había escogido ese lugar como privado, pasaba largas horas de mi día sentada pensando en mi familia, en mis padres en mi nueva familia, en Edward… todo en mi mente apuntaba a esos ojos verdes que tanto extrañaba, daría lo que fuera por verlos solo una vez mas.



-te vas a helar si sigues aquí- dijo una voz ya muy conocida, ni me gire para contestar

-no me interesa, tal vez seria mucho mejor si yo desapareciera, así les ahorraría tantas molestias.

-Bella por dios ¡que cosas dices!

-la verdad Alice la verdad.

-oye Bella porque estas tan triste, ¿es por algo en especial?

-por todo, todo se junto y ahora no se como solucionarlo, me siento atrapada.

-si entiendo es terrible estar en tu situación.

-lamentablemente creo que nadie puede entenderme.

-no seas pesimista.

-ya se lo que te hace falta.

-¿que cosa?

-un día de compras- rodé los ojos y una sonrisa apareció por lo absurda que sonó su frase

-a mi no me gustan las compras Alice

-bueno pero creo que estando todo el día encerrada no te hace bien, además llevas 1 mes en esta casa y lo único productivo que haz hecho es comer, así que ya basta con la depresión. Mañana nos vamos de compras con Rose y esta prohibido decir que no.

-esta prohibido?- pregunte con una sonrisa

-si, lo esta, mañana partiremos temprano.

-si no me puedo negar- dije aceptando de mala gana, pero sabia que por lo menos me distraería un poco, un contacto con el mundo no le hacia mal a nadie.

Al día siguiente nos fuimos en el auto de Alice, según ella lo que mas detestaba era el asedio de la gente, pero para contrarrestar sus dichos su auto era un enorme Porsche de color amarillo, era bonito, pero demasiado ostentoso para mi gusto.


-Bien y que es lo que quieres comprar Alice?-

-por ahora será sorpresa- Alice le dio una mirada a Rose quien le devolvió una sonrisa. Dios esto me olía mal.

-pero serán cosas para ti-

-si claro- asintió con una risa.



Llegamos al centro comercial, Alice casi era cliente VIP en todas las tiendas las dependientas casi se le lanzaban ofreciéndole cosas e invitándola a su tienda, sentí un escalofrió de solo pensar en este día, Alice era de las chicas que pasaban todo el día en el centro comercial, Emmett me lo había advertido hace algunos días.



-bien ya llegamos- nos detuvimos en una enorme Boutique, entramos y la dependienta casi le hizo una reverencia a mi pequeña protectora. Rose solo la seguía con una sonrisa

-Buenas Tardes señorita Cullen

-buenas tardes Margarita, tengo una cita

-si señorita, entonces ustedes debe ser la señorita Swan- dijo mirándome directamente a mi, mis ojos se abrieron como dos ventanas y mire a Alice con expresión de horror

- a que demonios vinimos?- pregunte en un hilo de voz

-es hora de que cambies tu armario Bella, hoy te haremos un fashion emergencia todo por cortesía de Alice Cullen-




Comencé lentamente a echarme hacia atrás para correr hacia donde ella no me pudiera alcanzar, pero dos pares de brazos me tomaron antes de poder correr y me arrastraron al interior de la tienda, a mi peor pesadilla.



4 comentarios:

  1. jo! que palo!!
    Y yo que pensé que iban a estar juntos en la casa...
    Ando casi con depre -jajjaj - pobre Bella.

    te sigo leyendo...

    ResponderEliminar
  2. woaaa jaja muio simpatika
    la reacion de bella
    con lo de alice jajaja
    triste :S no vera a ed?
    eso si esta para depriii
    me enkanto el kap
    este fic esta buenisimo
    akii ioooppp

    ResponderEliminar
  3. plop uyo pense k el k la iba a cuidar iba a ser edward k :( me ekivoke bueno ya em voy ya mañana termino de poerme al corriente nos vemos si no mañana no me levanto al trab

    ResponderEliminar
  4. jajajajajaja pobre bella su peor pesadilla jijiji oigan tengo dudas, jasper y rosalie son hermanos o no? porque en los primeros capitulos mencionaron que jasper era whitlock y cuando llego a la casa cullen le dijeron agente hale, perdon posiblemente me apendeje yo pero me gustaria que si pueden me lo aclaren ok, gracias
    Me gusto el capitulo
    BESOS DESDE GUANAJUATO MEXICO

    ResponderEliminar