“No Necesito un Cielo si tú no puedes ir a él ",
Bella Swan, Luna Nueva

"Un día escribiré tanto como Estrellas hay en el Cielo" Tiwii Cullen





Debemos aclarar que todas las historias que están en este blog nos pertenecen y son de nuestra autoría pero los personajes de la Saga Crepúsculo y algunas otras cosas más que aparecerán en los Fics que publicaremos aquí son propiedad de Stephanie Meyer, también existen personajes que son sacados nuestra imaginación.



viernes, 28 de mayo de 2010

La Testigo, Capitulo 12: Regreso



La Testigo


Capitulo 12


Regreso





- Leah- protesto la voz aterciopelada- ¡detente!

- Edward- susurro la voz incrédula de Leah- ¿Qué haces aquí?- pregunto

- Lo mismo te pregunto- dijo con una tangible molestia, sus pies caminaron hacia donde estábamos paradas, cada vez que avanzaba mi corazón se iba acelerando mas.

- ¿yo?... no tengo porque darte cuenta de mis actos, tú ya no eres mas parte de este caso.

- Pero sigo siendo tu jefe directo, así que dime inmediatamente que esta pasando- su cara estaba tensa, Leah y Edward se miraban directamente a los ojos.



Mire de reojo hacia donde estaban los demás, todos tenían una enorme sonrisa en sus labios, Alice que estaba casi en frente de mi sonreía ampliamente, tenia una mirada ganadora.



- pues bien ¿no quieres hablar?- pregunto Edward

- no tengo nada que decirte.

- Si tienes, quiero saber en este preciso instante ¿Por qué te llevabas a Isabella fuera del país? ¿Quién demonios te autorizo?

- Bueno… yo-

- ¡Habla!- exigió iracundo.

- el oficial Patrol me dio la autorización.

- ¿un oficial que no esta en esta zona te dio la autorización?- edward sonrió incrédulo- este error te costara caro agente Clearwater. Que quede claro la testigo Isabella Swan no se mueve de esta casa, esa orden nadie la puede revocar.

- tú no puedes hacer eso, no puedes deshacer lo que yo…-

- ¡LEAH!- la voz de reprimenda de Edward sonó a lo largo de todo el estacionamiento- te prohíbo que vuelvas a desacatar mis dediciones. No tienes porque cambiar lo ya establecido, estamos hablando de la seguridad de un protegido. Ahora ven conmigo que tenemos que hablar a solas.



Edward paso por mi lado con la mirada fija en su objetivo, Leah lo siguió de atrás muy seria. Me quede parada en el estacionamiento procesando todo lo que había pasado, sin darme cuenta Alice llego a mi lado con una enorme sonrisa.

- ¿sorprendida?- pregunto

- Bastante, pero como…-

- Yo fui Bella, si estas enojada, enójate conmigo. Yo llame a Edward- no pude contener lo que mi corazón y mi mente sentían. Me lance a sus brazos y nos fundimos en una abrazo fraternal, ambas sonreímos porque sabíamos lo que significaba la llegada de Edward, ya nadie podría apartarme de esta familia.

- Sentimos habértelo escondido pero no queríamos que Leah se enterara- dijo Jasper cuando llego a nuestro lado.



Los policías que estaban ayudando a Leah quedaron tan perplejos como ella misma, Edward y Leah se perdieron en la inmensidad de la casa Cullen, sus pasos los llevaron hacia el despacho de Carlisle. Sentí muchas manos calidas en mi espalda, mire hacia atrás y la familia Cullen me estaba dando su apoyo



- que felicidad siento- dijo Esme

- Edward llego en el momento preciso- dijo Carlisle pasando un brazo por su espalda.

- Ahora veremos que pasara con Clearwater- dijo Rose con una sonrisa.

- Deberíamos entrar así cuando Edward le patee el trasero estaremos en primera fila- dijo Emmett arrastrándonos hacia la casa.

Entramos y el ambiente estaba increíblemente tenso, no sabíamos que pasaba pero desde el estar se escuchaba el tono molesto de voz de Edward. A la media hora después Leah abandono el despacho y salio sin despedirse de nadie.

- adiós agente Clearwater- le grito Emmett haciéndole gestos con la mano y con tono de mofa.



Edward salio del despacho y por primera vez nos miramos y sonreímos al unísono, no podía evitar sonreírle. Estaba aun mas hermoso de lo que recordaba, llevaba unos vaqueros de color azul y un bleiser de color negro además de una camiseta simple. Sus ojos verdes y cabellos cobrizos resplandecían entre las luces de la casa. Ambos parecíamos querer hablar pero ninguno se atrevías, cuando iba a dar el paso, sentí unos posesivos brazos que me arrimaban a su lado, Mike.



- no sabes lo feliz que me siento de que todo terminara- me dijo en el oído, el rostro de Edward cambio totalmente, la pequeña sonrisa que me había mostrado desapareció de inmediato

- ¡hijo!- le dijo Esme acercándose a saludarlo, los saludos y abrazos comenzaron Carlisle, Esme, Alice, Emmett, Rosalie, Jasper y todo el que estaba en esta casa se colgó para saludarlo, Mike me tenia fuertemente sujeta de la cintura, sus dedo acariciaba un poco de piel descubierta que dejaba mi polera.

- Mike…- le dije apartándome de el

- ¿Qué pasa Bella?- pregunto con inocencia en sus palabras.

- Bueno hijo mió- interrumpió Carlisle- explícanos como llego esta situación a este punto, ¿Por qué Leah estaba tan empecinada en sacar a Bella de aquí?

- Realmente no lo se, pero llegue justo a tiempo, después que Bella hubiera salido de aquí me habría sido muy difícil encontrarla en especial si se iba sola sin Rosalie.

- ¿dijo que el oficial Patrol la autorizo? ¿ese no es el oficial que esta a punto de retirarse y mas encima tiene problemas de oído?- Edward asintió.

- Dios mió- dijo Esme con asombro

- Una de dos…- acoto Emmett- o Leah esta muy loca o tiene un motivo muy grande para haber hecho esto

- No se que motivo tendría, según ella es por la seguridad de Bella pero no puede ser ya que sacarla del país es como ponerla en frente de Black Wolf, ellos tiene conexiones aun mas fuertes afuera del país.

- Es cierto- apoyo Carlisle- pero lo bueno es que ahora todo este bien- dijo Carlisle.

- No tenia idea que estuvieras en la ciudad- pregunto Edward mirando a Mike y cambiando el tema radicalmente- me da mucho gusto verte- se acerco y le extendió su mano, mike le devolvió el gesto y se abrazaron

¿algún comentario? (me alimento de sus palabras!)

- Yo pensé que te encontraría aquí pero me lleve una enorme sorpresa cuando esta hermosa mujer estaba en tu lugar.- dijo Mike mirándome, Edward no me dirigió ninguna mirada.

- ¿estas viviendo en Forks?- pregunto aun concentrado en Mike.

- Si pero solo será por una temporada, ya sabes que los negocios no pueden quedar solos mucho tiempo.

- Ya veo… además también me doy cuenta que estas enterado de todo ya que si no, no estarías aquí.

- Si, lo estoy. Bella me ha confiado su más grande secreto. Nos hemos hecho muy buenos amigos.



Mire hacia nuestros lados y todos observaban la escena curiosos, Emmett y Alice miraban fijamente a Edward, mis ojos se dirigieron hacia el y su mirada estaba bastante incomoda

- hijo mió, se me olvidaba. Necesitamos hablar ¿vamos a mi despacho?

- Claro papa- acepto Edward con un tono profundo.

- Yo también tengo que hablarles así que los acompañare- intervino Alice, los tres se perdieron en los pasillos dejándonos solos.

- Bueno mis amores, se que todos tienen mucha hambre así que prepare desayuno para todos.- Esme también se fue feliz de la vida camino a la cocina. Emmett y Rosalie se fueron a ayudarle y me quede sola con Jasper

- No puedo creer que todo esto acabara, estoy tan feliz- le dije sin poder ocultar todo lo que sentía.

- Lo se Bella, llegamos justo a tiempo. Alice tuvo que manejar a toda prisa- me dijo sonriendo- casi nos volcamos por la ansiedad que tenia de llegar

- Muchas gracias Jasper, sin ustedes yo ya estaría bien lejos.

- A quien debes agradecerle es a Edward, el viajo desde Inglaterra a penas supo lo que te pasaba, es como si hubiera estado esperando un motivo para viajar. Debo decir que dejo todo por venir por ti, pero no digas que te dije eso- término en un susurro, me sonrió y se perdió entre los pasillos.



Mike estaba un poco mas allá hablando por su celular, cuando acabo la llamada se dirigió hacia mí.



- ¿esta contenta?

- Contenta es poco, ¡FELIZ!- le dije sin poder ocultar mis sentimientos

- Ahora por lo que escuche ya nadie te podrá sacar de aquí, por lo que…- se fue acercando poco a poco y quedo a escasos centímetros míos, quise hacerme hacia atrás pero sus fuertes brazos me sujetaron. ¡dios ayúdame a salir de esto!, los minutos corrían y el cada vez estaba mas cerca, hasta que una garganta carraspeo y se separo de un salto.

- lo siento- dijo Alice con una sonrisa, Edward estaba a su lado pero su expresión era cualquiera menos una sonrisa.

- Cla… claro… no te preocupes- le dije atropelladamente y con voz nerviosa.



Un silencio muy incomodo se prolongo por la sala, el aire parecía cortarse con un cuchillo.



- y dime Mike ¿sabes lo que realmente pasa con Bella?- pregunto Edward

- claro que si Edward, ya lo se todo-

- ¿sabes que podrían secuestrarla o hasta matarla en cualquier momento?

- No- respondió muy serio

- Debo advertirte que las cosas no podrán ser como antes, las visitas de Bella deberán ser más restringidas y controladas. No permitiré que vuelva a pasar lo mismo.

- ¿estas diciéndome que no podré venir a verla?- pregunto incrédulo y con un tono de molestia

- Algo así, lamento que tengas que apartarte pero es por la seguridad de Bella

- ¿y quien demonios eres tú para impedirme el paso?

- ¡Mike ya Basta!- dije poniéndome entre los dos, se acercaron y parecía que iban a estallar en cualquier momento.

- Su protector- sentencio Edward

- ¿ahora lo eres? ¡porque te recuerdo que recién llegaste!- le grito en su cara.

- ¡Edward, Mike, ya basta!- les grite pero no me hacían caso.

- Ya déjate de tonterías estas poniendo en riesgo su seguridad, no puede andarse paseando con cualquiera por la ciudad, a Bella la quieren matar

- ¿a quien demonios llamaste cualquiera? ¡tu no eres nadie!- le volvió a gritar

- Mike ya basta- les grite nuevamente pero ellos parecían no escucharme

- ¿Qué te hace pensar que puedes volver así nada más? ¡la dejaste sola! ¡desprotegida!- dijo muy enfadado.

- Tu no sabes nada- respondió Edward apretando sus puños y conteniendo su rabia.

- Claro que lo se, una maniática loca estuvo a punto de llevársela ¡y tu jamás la protegiste cuando te necesito!, así que no vengas a dártelas del héroe- le dijo y se aparto de el, di las gracias porque el tenso momento había pasado

- Muchachos el desayu…- dijo Esme al entrar al salón pero se cayo de inmediato al presenciar la escena- ¿Qué sucede?

- Nada mama, iré por mis malestar y las llevare a mi habitación-

- Si… hijo- le dijo Esme perpleja por lo que había pasado.

- Yo me tengo que ir Esme pero muchas gracias- se acerco a mí y me dio un tierno beso en la frente- nos vemos más tarde hermosa.

- Mike espera- le grite pero el salio de inmediato sin escucharme.




No entendía porque se había producido todo esto, ellos eran amigos, creo que tendría que hablar con Mike ya que con Edward me parecía imposible. Me senté unos minutos en sofá a disfrutar del silencio de esta hermosa casa, estaba feliz porque me quedaba. En un momento pensé que jamás volvía a ver a Edward, pero aquí estaba y me había salvado de Leah, eso siempre se lo agradecería. Me pare y me encamine hacia el comedor, pero cuando iba a salir de la sala sentí una presencia muy pegada a mi.



- Bella- susurro el a mis espaldas. Me gire violentamente y me quede petrificada viéndolo tan pegado a mi.

- Edward yo…- dije nerviosa.

- Bella necesitamos hablar- me dijo mirándome fijamente.





4 comentarios:

  1. Que fantástico!!Como subiste los doce capis del tirón, hasta que no me los leí todos no me paré a comentar. está genial la historia, Jacob de malote, los celos de Leah, Mike no cambia siendo tan empalagoso, sobón e inoportuno y Edward... Edward esperando al último momento para recuperar el amor de su vida, cuando cree que está a punto de perderlo. Desde luego, le gustan los retos. No se pueden hacer las cosas más fáciles, no, es preferible agotar todas las posibilidades de felicidad para empezar a sufrir.
    Genial la historia, Tiwii, los relatos, la expresión de los sentimientos y el papel de cada uno de los personajes de la saga más maravillosa que nadie inventó.
    He leído que Edward Cullen estaba en el puesto 53 de los mejores personajes de la historia o algo por el estilo: la cuestión es que no está bien valorado: para mí es el número uno y creo que, después de esta saga, las cosas jamás volverán a ser iguales. Nunca me había leído los cuatro libros de una colección seis veces. Mi marido se preocupa (y se ríe, pero no me importa) y vosotras lo único que hacéis es recordarme porque me enamoré de estos fantásticos personajes, plasmándolos de forma espectacular en cada historia que inventan. el carácter de cada uno de ellos encaja a la perfección con el de su autora, por eso, solo GRACIAS.
    PD: No escribí en los once anteriores, pero me explayé a gusto en este...

    ResponderEliminar
  2. no me hagas esto!!!! por dios ahora queda esperar??? ufffff
    vale pero solo por ti tiwii jajajaja bsssss

    ResponderEliminar
  3. ¡NO ME LO PUEDO CREER!!! ¡¡¿pero como nos dejas así???, ay, dios... me quiero morir.
    Te juro que amo esta historia. Es tan intensa y ... huagh!! te deja a tope. Esto si que es una montaña rusa y lo de más es cuento.
    Adoré cuando Edward le canto las cuarente a Leah!!.. esta tipa no está bien ¿no?...
    ¿ que pasa que está enamorada de Edward??... que fuerte..

    Seguro que si se iban la mataban fijo.
    Ya me muero por saber que pasará. Y como soy una chaquetera.. ahora que volvió mi Ed. ya le estoy cogiendo manía a Mike..
    Es que todo lo que se interponga entre mi Bella y mi Edward se convierte en mi enemigo instantaneamente. jajajjajaj
    No te perdono que dejara el capitulo ahi.. ¿ y ahora que hago yo??.. por favor!! que he leido los capitulos del tirón.. Solo paraba para dejar algun comentario. porque de verdad que la estaba disfrutando.
    Bueno.. ahora si que me despido son la 2.05 am. aca en españa y estoy en linea prácticamente desde las cuatro de la tarte..
    Super enganchada!!!
    Bueno, ahora sí espero leer el siguiente pronto.
    Un beso tiwii te felicito, una magnífica historia.
    chao.

    ResponderEliminar
  4. Genial!!!!............ sta historia cada vez se pone mas interesant... k le dira edward a bella???? m pica la curiosidad, pero ahorita lo averiguo

    ResponderEliminar