“No Necesito un Cielo si tú no puedes ir a él ",
Bella Swan, Luna Nueva

"Un día escribiré tanto como Estrellas hay en el Cielo" Tiwii Cullen





Debemos aclarar que todas las historias que están en este blog nos pertenecen y son de nuestra autoría pero los personajes de la Saga Crepúsculo y algunas otras cosas más que aparecerán en los Fics que publicaremos aquí son propiedad de Stephanie Meyer, también existen personajes que son sacados nuestra imaginación.



viernes, 28 de mayo de 2010

La Testigo, Capitulo 10: Puerto Seguro



La Testigo


Capitulo 10


“Puerto Seguro”




- Esta debe ser la peor tormenta del siglo, hace mucho que no llovía tanto- dijo Alice con su mirada pegada en la ventana- se esta llenando de agua nuestro jardín.

- Es una pena- contesto Esme- tanto que trabajamos en arreglarlo.

- Pero no se preocupen- entro Carlisle a la sala y beso la coronilla de Esme- les aseguro que pronto saldrá el sol.

- Dijiste lo mismo hace 2 semanas- agrego Emmett que estaba sentado al lado de Rose- ya va siendo hora que pare, llevamos casi dos semanas encerrados ya que con ese maldito aluvión no se puede salir.

- ¡vamos! No puede ser tanto si nos hemos entretenido bastante, ¿cierto Bella?



Sentí que me llamaban pero mi mente estaba en otra parte, la conversación siguió pero se transformaron en murmullos, mi mente salio de esa habitación y nuevamente comenzó a viajar hacia donde nadie la pudiera alcanzar. Habían pasado ya dos semanas de que hable con Edward, por lo que todos contaban o decían el mismo día que hablo conmigo partió rumbo a Inglaterra, no podía creer que algo así allá sucedido. Desde que Edward dejo el caso Leah Clearwater viene casi todos los días verme y a fijarse en mi estado, e tenido muchas discusiones con ella la que mas me colapso fue cuando dijo que lo “mejor para mi seguridad” seria irme de la casa Cullen y desaparecer en un país en donde nadie me pudiera encontrar por algún tiempo. Estaba atónita por su comentario, incluso Carlisle que estaba conmigo quedo impresionado por el calibre de sus opiniones, un fuerte colapso nervioso me hizo discutir y defenderme con uñas y dientes, ella palideció al ver mi reacción y me dijo que tal vez estaba “demasiado afectada por el encierro”, de hecho ahora Jasper se esta alojando en la casa Cullen y mis terapias son mas largas, si Leah planeaba volverme loca con su seguridad lo estaba logrando y a un paso muy apresurado.




- ¿Bella?- pregunto alguien a mis espaldas, me gire y antes de ver el rostro que me llamaba me fije que la sala estaba completamente vacía, fije mi vista y unos ojos muy bonitos me miraban interrogantes.

- ¿Mike?, ¿Qué haces aquí?- pregunte

- Vine a verte, de hecho creo que e venido casi todos los días y es primera vez que respondes a mi saludo

- OH… lo siento- baje mi vista y la perdí nuevamente en el paisaje que estas me ofrecían

- Sabes que me tienes intrigado

- ¿yo?- bufe- y ¿Por qué seria?

- Por que no me explico que una mujer tan hermosa como tu tenga esa cara de tanta tristeza.

- ¿a caso las mujeres no podemos estar triste?

- Si pero no una tan hermosa como tú ¿hay algo que te molesta?

- Es solo…- calle y pensé mejor lo que iba a decir- la lluvia, me molesta el clima mojado, todo lo mojado o húmedo no me gusta. Prefiero el sol.

- ¿de donde provienes?- pregunto con una sonrisa

- Phoenix- me arrepentí al decirlo, Carlisle y todos los demás me habían dicho que jamás revelara datos reales de mi vida.

- Ya veo, pero Forks tiene su encanto, aquí hay paisajes completamente hermosos.

- Tal vez, pero aun así prefiero el sol

- ¿y entonces porque estas aquí todavía?- pregunto

- Porque…- pensé- extrañaba mucho a Alice y por diferentes razones me he quedado más tiempo del que debía pero no estoy apurada en volver.

- Tu novio debe estar preocupado- fruncí el ceño y el se tenso

- No tengo novio- dije tajante, estaba sentada al lado de uno de los enormes ventanales de la sala de estar, la chimenea estaba prendida y daba un toque de calor al momento aunque mi corazón se helo por completo, mi mente me jugo una mala pasada y recordó a Edward… alguien a quien definitivamente debía olvidar.

- Eso es bueno- susurro pero alcance a escucharlo

- ¿Qué decías?

- Nada- contesto nervioso.

- ¿y que haces por aquí?

- Bueno yo…- miro al techo buscando respuestas- vine a ver a Emmett y Alice, además supe que Edward salio de viaje y que no volverá por una buena temporada- al escuchar eso mi corazón se comprimió y un fuerte dolor me atravesó por completo.

- Si ya lo sabia- respondí susurrando

- ¿conoces a Edward?

- Algo- mentí

- Es un chico estupendo, siempre a sido un amigo muy querido

- Si… lo se.

- Bueno pero creo que estamos perdiendo tiempo, ¿Por qué no hacemos algo hoy? Digo… si esta tormenta no nos deja salir pondríamos organizar algo aquí en casa ¿no?

- Claro- conteste sin ánimos- pero dile a Alice que te acompañe ella de seguro te ayudara

- No lo creo- rió- yo quiero que tu me acompañes- tomo mi mano y me jalo hacia las escaleras

- Espera- pedí y me intente soltar- no quiero

- No sacaras nada mirando por la ventana Bella, lo que buscas no esta afuera- su expresión cambio de repente y se puso seria, me impresiono el contenido de sus palabras, parecía saber que algo me pasaba y casi estaba segura de que se hacia la idea de lo que era.

- Mike- susurre el de inmediato cambio su expresión a la misma cara alegre y me jalo nuevamente

- Vamos- dijo antes de que pudiera formular alguna pregunta.


Esa fue la primera vez que Mike me salvo de una depresión segura… y desde ese día han sido innumerables las veces que ha hecho lo mismo, con Mike… el agujero de mi pecho ya no duele tanto, puedo sentirlo pero con el mi dolor disminuye pasando a segundo plano.


Tiempo.


Esa maldita palabra que parece estar arraigada en mi ser, no se porque estoy haciendo esto, creo que por “recomendación” de Jasper, me pidió que en un cuaderno escribiera todo lo que sentía, que seria mi manera de descargar mis sentimientos ya fueran buenos o malos.

Desde que llegue a esta casa e sentido ese ambiente hogareño que no percibía hace muchos años, la familia Cullen se ha convertido en el único núcleo familiar que tengo. Las cosas por aquí han mejorado bastante, mi protección ha sido disminuida ya que la banda de Black-Wolf esta siendo perseguida por la policía, logró dar con un dato crucial y pudieron encontrar su paradero. Leah les sigue los pasos con su equipo de investigación, mi vida se ha beneficiado a tal punto que ahora puedo salir y además hacer muchas actividades que antes no podía. Jasper y Rosalie siguen conmigo en la casa Cullen, su estadía ha sido tan “provechosa” y lo digo de la mejor forma posible, ellos están enamorados de Alice y Emmett respectivamente y creo que ellos también les corresponden.


Desde la ultima vez que vi a… él… han pasado 4 meses y desde que escuche su voz casi 3, reconozco que el tiempo a sido una llaga que no e podido cerrar pero el paliativo a todo el dolor a sido Mike… mi puerto seguro. Me daba risa recordar las primeras veces que me había sacado de la casa Cullen, parecía niña chiquita viendo todo a mi alrededor, no había salido hace meses sola y se me hacia de lo mas emocionante pasear por la ciudad. El hombre que siempre caminaba a mi lado era como mi hermano o un amigo muy querido, compartíamos gustos por muchas cosas, amábamos la literatura y la música clásica además de un par de cosas más. Se que tal vez debería estar expresando todo el odio que siento al estar cautiva pero en realidad no siento odio… cuando estoy a su lado, con mike todo lo que me molesta pasa a segundo plano. Con el me siento bien, segura y confiada, el se había convertido en todo lo que yo esperaba de Edward…

Solo escribiendo su nombre producía dolor en mi pecho. Solo esperaba alguna vez poder olvidarme de este amor que aun me carcome el pecho, eso es lo único que odio en este momento, el no poder liberarme de este sentimiento que en vez de disminuir se mantiene día con día.



- ¿otra vez escribiendo tu cuaderno?- pregunto la dulce voz de Esme, levante la mirada y estaba en el umbral de la puerta.

- Si, sabes que me gusta mucho- admití con una sonrisa- de primera me molestaba pero con el pasar del tiempo me acostumbre a plasmar mis emociones en un papel.

- Jasper es sabio- dijo con una sonrisa- por cierto ¿en donde andan todos?

- Las parejitas se fueron al cine- dije con una sonrisa

- Que bien, ¿y tu porque estas aquí?

- Porque Mike tuvo que salir del pueblo, fue a Port Angels por unas cosas para su padre, mas tarde vendrá

- ¿te gusta Mike?- pregunto sin rodeos, me sonroje.

- No…- dudé- en realidad no lo sé, lo único de lo que estoy segura es que me divierto con el, eso me ha ayudado bastante a sobrellevar el tiempo que tengo que estar aquí, cuando me vaya creo que echaré muchas cosas de menos.

- ¿ya te quieres marchar?- pregunto con sus ojos tristes.

- Claro que no, me quedare tanto con me aguanten… o… si esos malditos me encuentran.

- ¡Bella!- me reprendió

- Lo siento… pero no te preocupes que no pienso ir a ninguna parte.

- Sabes que esta es tu casa y puedes quedarte cuanto quieras.

- Lo sé mucha gracias Esme- sonrió

- Baja a cenar que ya es tarde.

- Enseguida voy- me dedico una sonrisa y salio dejándome sola nuevamente.

No sabia porque quería permanecer aquí, lo único que me importaba era seguir en esta casa, una que me cobijaba y me hacia sentir segura pero creo que el motivo mas importante era que me unía a Edward, aunque no lo quiera admitir, me gusta la sensación, quiero seguir unida aunque sea solo por una casa.



Cerré mi cuaderno y Salí de la habitación, mis pensamientos me traicionaban constantemente pero trataba de aplacarlos, Mike me había ayudado bastante en esta tarea, el siempre estaba conmigo sin esperar nada a cambio.

- ¡Sorpresa!- dijo una voz a mis espaldas, estaba caminando por uno de los pasillos de la casa en dirección al comedor.

- ¡demonios me asustaste!- le dije reconociendo de inmediato la voz

- Vamos Bells si no es para tanto

- Sabes que me asusto con facilidad Mike, no lo hagas mas

- Esta bien- acepto con un puchero.

- ¿cenaste?

- ¿Qué crees?- pregunto con burla- ¡muero de hambre mujer!- reímos

- Bueno hombre, vente que estamos por cenar, acompáñanos.



Fui donde la cocinera y le pedí de favor que pusiera otro puesto, nos sentamos a comer entre risas y bromas por parte de Mike, era un hombre tan chistoso me hacia sentir muy bien, me hacia sentir… alegría, algo que yo no sentía hace mucho tiempo. Estábamos en medio de una animada plática sobre las películas que se estaban estrenando en los cines del pueblo, Mike estaba loco por ver una de romance y yo lo que mas ansiaba era ver una de suspenso o de terror, las románticas me daban repulsión. Una de las chicas del servicio llego con el teléfono en la mano, se lo paso a Esme y ella contesto.



- ¿Quién es?- pregunto antes de hablar.

- Es el Joven Edward- dijo y mi cuerpo se tenso de inmediato, era la primera vez que me topaba con una llamada de el. Esme asintió con una sonrisa y contesto.

- ¿Edward?- dijo con alegría en su rostro- hola hijo, ¿Cómo estas?...- guardo silencio y asentía con sus ojos brillando- que bueno hijo mió, aquí están todos bien estoy con Bella y Mike ya que tus hermanos salieron al cine y tu padre anda en el pueblo.

- Es por eso que la casa estaba tan tranquila- susurro Mike entre risitas, yo no pude ni mostrar algún tipo de alegría, estaba pendiente de todo lo que hablaba Esme.

- Si aquí esta, nos ha venido a visitar todos los días desde que llego pero por lo que veo hay un interés mayor- al terminar de decir esto mis mejillas ardieron y Mike se atoro con la comida de su boca, se paro y fue al baño. Antes de que saliera pude ver sus mejillas igual de coloradas que las mías. Esme escuchaba atenta lo que decía pero a medida de que iba avanzando su ceño se comenzaba a fruncir- Edward…. Edward ya basta, no Edward.- me pare y salir del salón no quería escuchar lo que decían, lo mas probable es que le estuviera reclamando por mi seguridad y porque no estaba bien protegida, pero al diablo con eso el ya no estaba aquí y no era mas parte de mi caso. Debía aprender a vivir con eso.


A los minutos volvimos, Mike venia aun tosiendo por todo lo que se había ahogado, cuando entramos al salón Esme tenia el rostro contraído pero que relajo inmediatamente al vernos entrar.


- ¿estas bien Mike?- pregunto con una sonrisa.

- Si... claro Esme- tocio.

- Bien sigamos comiendo- dijo aun mas contenta que antes.

La velada paso sin mayores tropiezos, al cabo de 1 hora los chicos volvieron y nos pusimos a jugar con la consola de video juegos de Emmett, los chicos hicieron campeonatos contra nosotras, obviamente ganamos las mujeres. Los días eran axial de relajados, pero debo confesar que la llamada de Edward me perturbo y me dejo aun mas desconcertada que Esme se haya enfadado con algo que dijo. Fui a la cocina por un vaso de agua y antes de entrar escuche voces, tuve la mala ocurrencia de quedarme a escuchar, si me veían Emmett me molestaría por fisgona toda la vida.



- no puede hablar enserio- decía la voz de Alice disgustada

- si puede, sabes como es Edward, no puedo creer que piense eso- Respondió Esme.

- Yo tampoco, pero que le vamos a hacer, estando tan lejos seguro de que cualquier cosa podría parecerle extraña.

- Si tienes razón. Aunque este allá aun no se puede desligar de todo lo que tiene aquí

- ¿Por qué lo dices?

- Solo lo se… algún día lo sabrás

- Tu y tus misterios- dijo con voz Alegre.



No quise seguir escuchando e irrumpí con la misma calma de siempre en la habitación. Ellas se sobresaltaron y cambiaron de inmediato de tema, algo me hacia sospechar, ¿Qué quería Edward?, tal vez quería que me marchara y por obra de las chicas que me defienden me pude quedar… no sabia nada ni tampoco quería sacar conjeturas sin fundamentos, saber que Edward me quería fuera de su casa podría partirme el corazón mas de lo que ya lo tenia.


- ¿y que pediste para navidad?- pregunto de la nada

- ¿navidad?

- Tan despistada como siempre Bells, ¡nena! Solo falta 1 mes para navidad, estamos casi en las fechas.

- Wow, como pasa el tiempo- dije sin poder evitarlo

- Si, e pasado los mejores meses de mi vida aquí, hace muchos años que no me sentía así.

- ¿a que te refieres?

- A disfrutar Bells, con mi estilo de vida y mi trabajo muy pocas veces puedes disfrutar de algo, mis negocios siguen viento en popa pero siempre es necesario un espacio para descansar, mi suerte es que aquí lo encontré.

- Me alegro- dije alegre por el.

- El problema es…- calló

- ¿Cuál?- pregunte con la mayor inocencia del mundo. Sus ojos brillaron y lentamente comenzó a acercarse, mi piel se puso fría y mi cuerpo se tenso, me quede estática en el lugar sabiendo lo que venia, ¡demonios! Como me había metido en esto.

Una bocina en la parte de afuera de la casa nos hizo separarnos bruscamente, en mi interior agradecí lo que estaba pasando, si continuábamos ese acercamiento se hubiera convertido en un beso. La puerta del recibidor se abrió y Leah Clearwater entro como vendaval a la sala.



- Buenas noches Bella-

- Buenas noches agente Clearwater- dije sin ninguna alegría- ¿Qué desea?- pregunte sin mayores rodeos

- Bella e venido a avisarte de algo- la sala de pronto estaba llena, mire a mí alrededor y todos estaban observando la escena.

- ¿Qué cosa?- pregunte sin disimular mi incertidumbre.

- Que en 4 días partirás de la casa Cullen, te conseguí un refugio en un país externo así que prepara tus cosas porque nos iremos pronto.


La tormenta azotaba con fuerza afuera, al recordar sus palabras los truenos y relámpagos se desplegaban por todo el cielo de forks, Espere a despertar de este maldito sueño, pero al parecer mi mente me estaba jugando una mala pasada y me quería hacer sufrir nuevamente, las palabras de Leah azotaron en mi mente y un grito ahogado negando el cambio salio de mi pecho.



No podían llevarme de aquí, no podía irme de esta casa…




3 comentarios:

  1. k maldita es leah solo eso :(
    extraññoo a edwardd diooo kk regrese a bella
    me enkanta el fik le sigo kon el k sige aki io

    ResponderEliminar
  2. me gusta el fic pero, mmm tengo una duda creo
    mmm k era eso k keria edward sera k no le da buena espina mikey mmm no se talvez toy sacando conclusiones mejor me voy aseguir leyendo

    ResponderEliminar
  3. awwwwwwwwwwwwwwwwwwww como? que emocionante esta esto
    me gusto el capitulo
    BESOS DESDE GUANAJUATO MEXICO

    ResponderEliminar