“No Necesito un Cielo si tú no puedes ir a él ",
Bella Swan, Luna Nueva

"Un día escribiré tanto como Estrellas hay en el Cielo" Tiwii Cullen





Debemos aclarar que todas las historias que están en este blog nos pertenecen y son de nuestra autoría pero los personajes de la Saga Crepúsculo y algunas otras cosas más que aparecerán en los Fics que publicaremos aquí son propiedad de Stephanie Meyer, también existen personajes que son sacados nuestra imaginación.



lunes, 23 de julio de 2012

Enamorada de un Extraño




En  mi vida   una verdad es: suelo enamorar  profunda y locamente de extraños.  Una mala  manía  pensaran muchas personas, pueden  llegar a  lastimarte, ¿cómo  confías en alguien que no conoces? Ante  ello encojo los hombros, para mi es  una  gran experiencia   afirmo yo

—La vida  es  una sola y  enamorarse  es una de las  experiencias  más  hermosas— aprendí  a  responder  cuando  mi   capacidad de raciocinio   mejoro—, hay que correr  el riesgo ¿no?

Ahora  mismo no  recuerdo  muy bien  ni cuándo, ni como sucedió la primera vez. Mi mente   conserva  un  vago recuerdo de  ello, una  secuencia de  difusas imágenes  llenan mi  mente y  retina  de vez en cuando —quizás añoro aquellos días de  sin complicaciones—  solo puedo afirmar que   le ame locamente,  al mirarle  a los ojos  la primera  vez   hizo que mi corazón  revoloteara… no hubo  duda alguna  cuando le vi.  (Ahora pensándolo  bien  esa sería  la segunda  vez que me  enamore de un  extraño,  pero mi mente  no recuerda  como fue la vez  anterior, supongo  fue maravillosa  solo que  con el tiempo  aquel  amor  se  enfrió.)   Su mejillas  sonrosadas y  su  ojos   castaños  y  su cabello  rubio—y  es que si le vieran,  tantos tonos  rubios   que brillaban con el sol, y aquel  lindo mechón platinado que  le  hacía  ver  mas  simpático—, me hacían  suspirar  en cada dos por tres,  deseaba  estar  a su lado  noche y  día  …  cada segundo a su lado mi amor aumentaba   incondicionalmente, prometí  nunca  dejarle, nunca  olvidarle,  siempre  estaría  ahí para él   ¿Cómo no amarle? cuando   su presencia  hacia de  mi vida  un torbellino de emociones, cuando me interponía  entre él  y todos los que quieran herirle, cuando con una  caricia, una  palabra  me  hacia  olvidar  un mal día.  Por supuesto había días en que le  quería  matar,  en que deseaba  no haberle  conocido y  no haberle  amado, en  que  maldije  a la vida por haberlo traído  a mi vida, ¿para qué amarle cuando  su amor  podía  hacerme daño?¿cómo olvidar  los momentos  felices -que por  regla   son más que los  malos-?  Aun le  amo  es  inevitable, siempre  hará parte  de  mi vida y  siempre  le amare, bueno  y  es que ya no es  unextraño.

La  segunda  vez  que me  enamore de un completo  extraño  fue  místico,  durante meses  mi alma  ondulaba en  los cambios,  la gente  a mi alrededor  no parecía  darse cuenta que había dejado  de ser  la chispa y la  alegría, que poco  o nada me importaba lo que   sucedió  a mi alrededor,  nadie  sabía lo mucho  que  lloraba  y  lamentaba  lo que ya no podía  tener —Hay muchas  perdías  así como duelos—  no quería las miradas de compasión o las palabras  de alivio. Sonreía  a todos  con falsedad y  resguarde  mi corazón.  Mi  dragón, protector,  amigo,  padre  y  confidente parcial  decidió que era mejor  me fuera a  un sitio  donde  el dolor calmara y   mi alma se reconfortara, sirvió  aquello, regrese mejor  pero aun  inquieta.  La  tarde en que aquel suceso  aconteció  el cielo estaba completamente despejado y el sol  calentaba  la  cuidad. La  sorpresa  colisión  con fuerza,  ese  amor nacía  pero no correspondía, con recelo y  algo de paranoia   me  deje arrastrar  en esa  aventura.
 Muchos  me  culpaban de  lo  sucedido,  aquello no podía  y ni debía haber sucedido, pero la vida  es  así, todo sucede  por  algo. En mi familia  muchas miradas furiosas  me  seguían en cada visita. 

Es solo  tu culpa. Reñía  furiosa mi abuela entre lágrimas

—Todo sucede cuando tiene que suceder, así es el destino, no es  culpa  mía —me defendía  con  agresividad ante cada  odioso reclamo 

 Mes  a mes  aquel  enamoramiento  fue  in crescendo, sentía maripositas cada vez que le veía,  reía al poder sentirle,   disfrutaba de cada pequeño  espacio  robado. Mis  ojos  se    humedecieron la primera  vez que estuvimos  juntos,  tan  bello,  tan  perfecto,  tan…  adorable, con   su  hermoso  cuerpo, su pelo negro, su  ceño  fruncido—otra verdad  en mi vida,  los hombres de los que me enamoro son unos  testarudos y prepotentes— con  su  linda  sonrisa.  Al  sujetar mi mano  lo  supe este amor  sería  otro   nivel en mi vida. Una nube  así  me sentía  a su lado. No tardaron en aparecer los celos,  un  mal  sentimiento, dañino si no se controla. En mi caso se hicieron desmedidos  le  amaba  pero no soportaba que otras  personas  se avocaran a  él,   cuando estábamos  juntos  era la mujer más  feliz  del  mundo, nada  importaba,  ningún  mal existía  si estaba conmigo pero cuando  se marchaba  y  alguien  me  hablaba de  él    los celos  crecían mas cuando  mi extraño acaparo la atención de  alguien  a  importante  en mi vida. Lloraba de rabia,  nunca  había  sido relegada a un  segundo renglón  

— Es  una  inmadurez —reñían todos—, no puedes  ser tan  cabezota para actuar así— pero es que   antes  no había que tenido que compartirle,  nadie parecía  entenderme.  Mea  culpa. La  situación  se  fue  haciendo  mas  llevadero a  y juntos   superamos  aquel impase,  reíamos,  paleábamos,  dormíamos  juntos  cuando se podía,  una linda  vida,  un  hermoso momento. No  he dejado de amar a este  extraño y no  creo que le deje  de amar.

La  tercera vez que enamore de un extraño,  fue…. 

— ¿Bueno  a cuanta  gente puedo  amar? — Me pregunte  al  mirar  al causante de  aquel descontrolado sentimiento.  

Esta vez  me  mantendré  distante, no permitiré que nadie más robe  mi corazón. Prometí. Por  supuesto falle.

  Con  solo mirarle  a la cara  me  vi   atrapada… 

 Soy  una  débil. Mantente  firme.  Me dije,  y lo mantuve hasta que estuvimos   a solas,  ese  extraño  me miro  con el ceño fruncido y  sus labios  cerrados. 

Nos  caemos  mal,  vaya  noticia. Pensé  

 Luego recordé  que  me dijeron: —Es muy  serio,  no  sonríe con  frecuencia    Le rete con la mirada  y entonces  sucedió,  sus labios  se curvaron hacia  arriba fugazmente,  rápidamente  aquella   expresión  fue  borrada de su  rostro. 

¿Qué mierda?  Le  caigo  mal. Pensé  resignada. 

—Mejor así  en mi  vida  no hay más espacio  para otro  amor — le murmure en voz  alta y  entonces  una  pequeña, inquietante y profunda  risa  reverbero en el cuarto.  Le mire  fijamente y  sus  rasgados ojos   brillaban  con  picardía.  Todos  son iguales. —Rechiste   lo que produjo otra  risotada. No  pude evitarle  le  envolví en mis  brazos  con  una medida  fuerza.  El  abrazo fue de esos  que calan, que  llegan hasta lo más  hondo de tu ser.  Su aroma inundo mis  fosas  nasales,  me embriague  tanto de  él. Cerré mis  ojos  sintiendo  mi corazón latir locamente.  

Prometí  no amarte, no  te conozco Susurre  a  su oído. Un pequeño  suspiro  fue  su única  respuesta, como señalándome: Ya estas  enamorada  nena. 



Amar a estos  extraños es lo mejor que me  ha podido  suceder, ¿qué  sería de  mis días  sin  las locas  aventuras en las  que me embarcan  estos tres?¿cómo  no enamorarme de los tres  hombres  más  papacitos de todo el mundo y  como no amar a  esta pendeja  que me ha  dado a de dos de ellos?.  Amo a  mis hermanos  y  a mis  sobrinos, son los  extraños que sin importar mis barreras  se  cuelan  en  mi ser. 




Comparto con  tod@s  ustedes  este pequeño  reltato  que nace de  la emoción que me  embargar al tener  en mi familia a mi segundo  sobrinito. 
Un  abrazo  Ada

4 comentarios:

  1. Es hermoso y tierno ,me encantoooo...

    ResponderEliminar
  2. de verdad estuvo super ada, sigue escribiendo no nos olvides...

    ResponderEliminar
  3. Hola Ada que hermoso relato me has hecho llorar, en verdad estas personas tan especiales para nosotros son las que derrumban cualquier barrera que pongamos y nos hacen volar hasta cielos inpensables y gracias a ellos podemos sobrellevar mejor la vida en la buenas y en las malas siempre estan ahi para nosotros.........que linda familia tienes mis bendiciones para ti y para todos ellos..... cuidalos mucho........Besos

    P.D. Gracias por compartir una parte tan intima, gracias por darnos la oportunidad de gozarla junto contigo..

    ResponderEliminar
  4. Ahhhhhhhhhhhh!!! qué emoción, amor!!! Y qué ganas de leerte!!! La familia es lo más, si si si!!!
    Un besazo
    T.

    ResponderEliminar