“No Necesito un Cielo si tú no puedes ir a él ",
Bella Swan, Luna Nueva

"Un día escribiré tanto como Estrellas hay en el Cielo" Tiwii Cullen





Debemos aclarar que todas las historias que están en este blog nos pertenecen y son de nuestra autoría pero los personajes de la Saga Crepúsculo y algunas otras cosas más que aparecerán en los Fics que publicaremos aquí son propiedad de Stephanie Meyer, también existen personajes que son sacados nuestra imaginación.



martes, 20 de julio de 2010

Del Odio al Amor, Capitulo 18: Romeo y Julieta (Bella)








Del Odio al Amor


Capitulo 17:


Romeo y Julieta (Bella)





¡Hola nenas!, espero les guste el cap subo rapidito porqué ando escribiendo así que dejen sus coments, GRACIAS POR LOS 7 DEL CAP ANTERIOR!!! Son un sol, las amo





Con Amor…





Tiwii Cullen







POV Bella:




Habíamos llegado a la Escena del balcón, estaba que me comían los nervios… demonios Bella cálmate… es solo una obra… es solo Edward… el balcón era simulado era solo un marco de una ventana adornado con muchas flores y lianas… estaba parada detrás de una cortina antes de salir al encuentro de “Romeo”, pero estaba intranquila, no sabia que esperar de todo esto, golpeaban en mi mente las palabras de Alice… pero era verdad… eso tenia que ser… tenia que sacarme esta duda que me comía silenciosamente el corazón…Quería saber si sentía algo por Edward, debía comprobar que no sentía nada por el y ese beso…



Seria la prueba de aquello…



JULIETA.- ¡Ay de mí! (exclame llevándome la mano a la frente, tal como lo hacia Tanya, debía de seguir el “modelo”)

ROMEO.- ¡Habló! Vuelvo a sentir su voz. ¡Ángel de amores que en medio de

La noche te me apareces, cual nuncio de los cielos a la atónita vista de los

Mortales, que deslumbrados le miran traspasar con vuelo rapidísimo las esferas,

Y mecerse en las alas de las nubes!

JULIETA.- ¡Romeo, Romeo! ¿Por qué eres tú Romeo? ¿Por qué no reniegas

Del nombre de tu padre y de tu madre? Y si no tienes valor para tanto, ámame,

Y no me tendré por Capuleto.

ROMEO.- ¿Qué hago, seguirla oyendo o hablar?

JULIETA.- No eres tú mi enemigo. Es el nombre de Montesco, que llevas. ¿Y

Qué quiere decir Montesco? No es pie ni mano ni brazo, ni semblante ni pedazo

Alguno de la naturaleza humana. ¿Por qué no tomas otro nombre? La rosa no

Dejaría de ser rosa, y de esparcir su aroma, aunque se llamase de otro modo. De

Igual suerte, mi querido Romeo, aunque tuviese otro nombre, conservaría todas

Las buenas cualidades de su alma, que no le vienen por herencia. Deja tú

Nombre, Romeo, y en cambio de tu nombre que no es cosa alguna sustancial,

Toma toda mi alma.

ROMEO.- Si de tu palabra me apodero, llámame tu amante, y creeré que me he

Bautizado de nuevo, y que he perdido el nombre de Romeo.

JULIETA.- ¿Y quién eres tú que, en medio de las sombras de la noche, vienes

A sorprender mis secretos?

ROMEO.- No sé de cierto mi nombre, porque tú aborreces ese nombre, amada

Mía, y si yo pudiera, lo arrancaría de mi pecho.

JULIETA.- Pocas palabras son las que aún he oído de esa boca, y sin embargo

Te reconozco. ¿No eres Romeo? ¿No eres de la familia de los Montescos? (Edward salio de las “sombras” de la noche en el escenario y se poso en frente de mi balcón, nuestras miradas se buscaron como necesitadas de un contacto, necesitaba ver esos ojos verde esmeralda para concentrarme, me perdí el enorme verde sus ojos y seguí con los parlamentos, pude apreciar que todo el publico nos miraba expectantes… en especial nuestros amigos)



ROMEO.- No seré ni una cosa ni otra, ángel mío, si cualquiera de las dos te

Enfada.

JULIETA.- ¿Cómo has llegado hasta aquí, y para qué? Las paredes de esta

Puerta son altas y difíciles de escalar, y aquí podrías tropezar con la muerte,

Siendo quien eres, si alguno de mis parientes te hallase.

ROMEO.- Las paredes salté con las alas que me dio el amor, ante quien no

Resisten aun los muros de roca. Ni siquiera a tus parientes temo.

JULIETA.- Si te encuentran, te matarán.

ROMEO.- Más homicidas son tus ojos, diosa mía, que las espadas de veinte

Parientes tuyos. Mírame sin enojos, y mi cuerpo se hará invulnerable.

JULIETA.- Yo daría un mundo porque no te descubrieran.

ROMEO.- De ellos me defiende el velo tenebroso de la noche. Más quiero

Morir a sus manos, amándome tú, que esquivarlos y salvarme de ellos, cuando

Me falte tu amor.

JULIETA.- ¿Y quien te guió aquí?

ROMEO.- El amor que me dijo dónde vivías. De él me aconsejé, él guió mis

Ojos que yo le había entregado. Sin ser cauchero, te juro que navegaría hasta la

Playa más remota de los mares por conquistar joya tan preciada.

JULIETA.- Si el manto de la noche no me cubriera, el rubor de virgen subiría a

Mis mejillas, recordando las palabras que esta noche me has oído. En vano

Quisiera corregirlas o desmentirlas... ¡Resistencias vanas! ¿Me amas? Sé que

Me dirás que sí, y que yo lo creeré. Y sin embargo, podrías faltar a tu

Juramento, porque dicen que Jove se ríe de los perjuros de los amantes. Si me

Amas de veras, Romeo, dilo con sinceridad, y si me tienes por fácil y rendida al

Primer ruego, dímelo también, para que me ponga esquiva y ceñuda, y así

Tengas que rogarme. Mucho… te quiero- mi frase se corto, pude apreciar en la mirada de Edward un millón de sentimientos que no pude descifrar, se acerco un poco más al balcón-, Montesco, mucho, y no me tengas por liviana, antes he de ser más firme y constante que aquellas que parecen desdeñosas porque son astutas. Te confesaré que más disimulo hubiera guardado contigo, si no me hubieses oído aquellas palabras que, sin pensarlo yo, te revelaron todo el ardor de mi corazón. Perdóname, y no juzgues ligereza este rendirme tan pronto. La soledad de la noche lo ha hecho.

ROMEO.- Júrate, amada mía, por los rayos de la luna que platean la copa de

Estos árboles...

JULIETA.- No jures por la luna, que en su rápido movimiento cambia de

Aspecto cada mes. No vayas a imitar su inconstancia.

ROMEO.- ¿Pues por quién juraré?

JULIETA.- No hagas ningún juramento. Si acaso, jura por ti mismo, por tu

Persona que es el dios que adoro y en quien he de creer.

ROMEO.- ¡Ojalá que el fuego de mi amor...!

JULIETA.- No jures. Aunque me llene de alegría el verte, no quiero esta noche

Oír tales promesas que parecen violentas y demasiado rápidas. Son como el

Rayo que se extingue, apenas aparece. Aléjate ahora: quizá cuando vuelvas haya

Llegado a abrirse, animado por las brisas del estío, el capullo de esta flor. Adiós, ¡y ojalá aliente tu pecho en tan dulce calma como el mío!

ROMEO.- ¿Y no me das más consuelo que ése?

JULIETA.- ¿Y qué otro puedo darte esta noche?

ROMEO.- Tu fe por la mía.

JULIETA.- Antes te la di que tú acertaras a pedírmela. Lo que siento es no

Poder dártela otra vez.

ROMEO.- ¿Pues qué? ¿Otra vez quisieras quitármela?

JULIETA.- Sí, para dártela otra vez, aunque esto fuera codicia de un bien que

Tengo ya. Pero mi afán de dártelo todo es tan profundo y tan sin límite como los

Abismos de la mar. ¡Cuanto más te doy, más quisiera darte!... Pero oigo ruido

Dentro. ¡Adiós! no engañes mi esperanza. . . Ama, allá voy. . . Guárdame

Fidelidad, Montesco mío. Espera un instante, que vuelvo en seguida. (Me metí por la ventana y mi respiración estaba a mil por hora, Edward se silencio un momento, eso no estaba en el plan… luego comenzó a decir sus líneas)

ROMEO.- ¡Noche, deliciosa noche! Sólo temo que, por ser de noche, no pase

Todo esto de un delicioso sueño.

JULIETA.- (me asome otra vez) Sólo te diré dos palabras. Si el fin

De tu amor es honrado, si quieres casarte, avisa mañana al mensajero que te

Enviaré, de cómo y cuándo quieres celebrar la sagrada ceremonia. Yo te

Sacrificaré mi vida e iré en pos de ti por el mundo.

AMA.- (Rosalie estaba detrás de la cortina llamándome) ¡Julieta!

JULIETA.- Ya voy. Pero si son torcidas tus intenciones, suplícate que...

AMA.- ¡Julieta!

JULIETA.- Ya corro... Suplícate que desistas de tu empeño, y me dejes a solas

Con mi dolor. Mañana irá el mensajero...

ROMEO.- Por la gloria...

JULIETA.- Buenas noches.

ROMEO.- No. ¿Cómo han de ser buenas sin tus rayos? El amor va en busca del

amor como el estudiante huyendo de sus libros, y el amor se aleja del amor

como el niño que deja sus juegos para tornar al estudio…. Te amo tanto… mi Julieta…

La Escena termino y el telón se cerro… me fui corriendo hacia una esquina del escenario, mi corazón estaba a mil por hora, ya no podía mas con la sensación…



-Bella lo estas haciendo fenomenal!!!- dijo mi profe con sus ojitos brillantes…

-emmmm…. ¿Gracias?-

-tu y Edward parecen hechos para actuar con el otro…

-si…. Creo que si- baje la mirada, esto me dolía, tener un sentimiento como este…. No podía ser, ¿Cómo había pasado esto?.... ¿Cuándo había sucedido?.... ¿esto era lo que quería Alice?, ¿qué me sintiera de esta forma?...no puedo evitarlo…



La obra seguía su curso, esta era tomada de una de las primeras adaptaciones que se hicieron, la cual eliminaba la parte del matrimonio secreto de romeo y Julieta, agradecí internamente al escritor de esta adaptación…. Un matrimonio, aunque fuera fingido, era mas de lo que podía soportar… las escenas seguían avanzando….



Tercer acto. Primera escena: Esa tarde, Benvolio y Mercucio se topan con Teobaldo y otros de sus hombres y empiezan a discutir. Romeo llega y Teobaldo le exige un duelo. Romeo le dice que no, pero Mercucio empieza a pelear con Teobaldo. Romeo se pone entre los dos y Teobaldo apuñala a Mercucio y huye. Romeo encuentra y confronta a Teobaldo, llevándolo a su muerte. Benvolio le dice a Romeo que tiene que huir antes de que lo arresten o incluso lo maten. El Príncipe Escala, al ver lo que sucedió, anuncia que en cuanto encuentren a Romeo lo matarán.



Tercer acto. Segnda escena: Julieta está a la espera de su esposo cuando se entera por medio de su nodriza que Romeo mató a su primo y huyó. Julieta manda a la nodriza en busca de Romeo.

Tercer acto. Tercera escena: Romeo al encontrarse escondido en el monasterio, recibe la noticia que el Príncipe de Verona ha decidido que Romeo deberá ser exiliado de la ciudad en vez de ser ejecutado. La nodriza llega y le dice a Romeo que Julieta está deshecha por el dolor. Los sacerdotes le dicen a Romeo que deberá esperar hasta la noche para ver a Julieta. También le dicen que puede encontrar asilo en Mantúa hasta que pueda regresar con seguridad a Verona. Romeo está de acuerdo.



Tercer acto. Cuarta escena: Capuleto y París hablan sobre la muerte de Teobaldo. Cuando París está a punto de irse, Capuleto le menciona que ya no está dispuesto a esperar la decisión de Julieta, que él ya decidió y elige la fecha para la boda.

En el tercer acto, en la quinta escena…. Me sentía perdida, era la escena en donde Romeo pasa la noche con Julieta, obviamente no es grafico, solo se ve cuando el va saliendo de su habitación… pero debía de volver a besarlo, pero ahora debía ser un beso mas “apasionado”… el beso que le da una mujer a su esposo… demonios!!!



JULIETA:¿Tan pronto te vas? Aún tarda el día. Es el canto del ruiseñor, no el

de la alondra el que resuena. Todas las noches se posa a cantar en aquel

granado. Es el ruiseñor, amado mío. (estaba nerviosa, su proximidad era alarmante, me tenia sujeta de la cintura, sus manos tibias se posaban sobre mi cuerpo, por mi espalda corrían miles de sensaciones inexplicables, estaba extasiada con la sensación, jamás las manos de alguien habían provocado ese sentimiento… a decir verdad jamás las manos de alguien me habían tenido de esa forma…)

ROMEO.- Es la alondra que anuncia el alba; no es el ruiseñor. Mira, amada

Mía (su abrazo se torno hacia delante, paso sus manos por mi cintura, abrazándome, mi espalda se recargo en su pecho… yo solo usaba un camisón, debíamos simular estar despertando), cómo se van tiñendo las nubes del oriente con los colores de la aurora. Ya

se apagan las antorchas de la noche. Ya se adelanta el día con rápido paso

Sobre las húmedas cimas de los montes. Tengo que partir. O si no. Aquí me

Espera la muerte. (sus brazos se soltaron del agarre y senti su ausencia de inmediato, por inercia me pegue a su pecho… lo abrace… sentí su cuerpo reaccionar ante mi contacto…)

JULIETA.- No es ésa luz de la aurora. Te lo aseguro. Es un meteoro que

desprende de su lumbre el Sol para guiarte en el camino de Mantúa. Quédate.

¿Por qué te vas tan luego?

ROMEO.- ¡Qué me prendan, que me maten! Mandándolo tú, poco importa.

Diré que aquella luz gris que allí veo no es la de la mañana, sino el pálido

reflejo de la luna. Diré que no es el canto de la alondra el que resuena. Más

quiero quedarme que partir (sus manos acunaron m rostro y mi sonroje exploto… sus ojos brillaban como dos esmeraldas expuestas al sol…). Ven, muerte, pues Julieta lo quiere. Amor mío, hablemos, que aún no amanece. (sus ojos me seguían penetrando, cuando me di cuenta estaba a escasos centímetros de mi cara, su dulce aliento chocaba con mi boca… me sentía… en el cielo, era una sensación indescriptible)

JULIETA.- Sí, vete, que es la alondra la que canta con voz áspera y

destemplada. ¡Y dicen que son armoniosos sus sones, cuando a nosotros viene

a separarnos! Dicen que cambia de ojos como el sapo. ¡Ojala cambiara de voz!

Maldita ella que me aparta de tus atractivos. Vete, que cada vez se clarea más

la luz. (ahora fui yo la que acune su rostro en mis manos, las suyas instantáneamente se fueron a las mías tomándolas y presionándolas mas contra su piel…. Era que… el quería que lo tocase?, quería sentir mi contacto, sus mejillas se sonrosaron al igual que las mías, nos miramos por escasos segundos pero fueron como años, podría haberme quedado así para siempre…)

ROMEO.- ¿Has….dicho la luz? (su voz se entrecorto, parecía tener dificultades para retomar los parlamentos, me sentía de la misma manera… este a sido el contacto mas largo que hemos tenido desde que nos volvimos a ver) No, sino las tinieblas de nuestro destino. (Entra el ama, rose)

AMA.- ¡Julieta!

JULIETA.- ¡Ama!

AMA.- Tu madre viene. Ya amanece. Prepárate y no te descuides. (Rose me miro y me cerro un ojo… demonios se había percatado de lo que había pasado, no quería ni imaginar lo que Alice me iba a decir…. Maldición!!!!)



ROMEO.- Un beso… solo un Beso… (Acuno mis mejillas en sus manos y se acerco lentamente, mas lento de lo que debía ser en la obra…. Pero valía la pena, la sensación fue algo irreal, maldita sea ya no podía evitarlo mas… era el beso de la perdición, de mi perdición… su aliento toco mi boca pocos segundos antes que su boca…. Sus labios se fundieron con los míos en un beso que quemo mis labios… su boca se movió lenta pero segura, estaba extasiada con la suavidad de sus labios, los tenia carnosos y deliciosos al probarlos…


AMA: emmm (Rose estaba atónita con la imagen de… nuestro beso) rápido… Romeo… la madre de Julieta ya viene… iros iros rápido (nos separamos por la falta de aire, pude apreciar a pesar de estar en otro mundo que en el teatro no volaba ni una mosca, todos estaban expectantes…. Su mirada se perdió en la mía y ahí lo supe… todo encajo como un perfecto rompecabezas…. Edward respiro agitado y trato de hilar la siguiente frase…), Adiós, y… me voy! (se fue por la escala)

JULIETA.- ¿Te vas?... (Todavía tenia la respiración entrecortada, mi pecho se agitaba con furia) Mi señor, mi dulce dueño, dame nuevas de ti todos los

días, a cada instante. Tan pesados corren los días infelices, que temo envejecer

antes de tornar a ver a mi Romeo.

ROMEO.- Adiós. Te mandaré noticias mías y mi bendición por todos los

Medios que yo alcance (dijo desde abajo del balcón, su mirada aun era intensa, pero tenia un brillo diferente en los ojos… se marcho dentro del escenario)


Mi escena siguió como estaba planeada, la madre de Julieta iba a hablar con ella, sentía las miradas de Rose pegadas en mi espalda… mi cuerpo me traiciono y asimilo lo que había pasado, mientras mi supuesta madre hablaba mis piernas me temblaron, mire hacia el publico y pude ver algo que me saco de lugar, Carlisle tenia una tímida sonrisa en su rostro… pero Esme y Sue, tenían una sonrisa de “Oreja a Oreja”…. Ahora tenia que asumir las consecuencias de ese beso…


A pasos agigantados la obra estaba por terminar estábamos en la ultima escena, en donde Romeo y Julieta por azares del destino mueren…



ROMEO.- Allí duerme Julieta, y ella basta para dar luz y hermosura al mausoleo. (paso sus dedos por mi rostro, estaban tibios, todas las conexiones nerviosas reaccionaron ante el tacto)…Yace tú a su lado: un muerto es quien te entierra. Cuando el moribundo se acerca al trance final, suele reanimarse, y a esto lo llaman el último destello.

Esposa mía, amor mío, la muerte que ajó el néctar de tus labios, no ha podido vencer del todo tu hermosura. Todavía irradia en tus ojos y en tu semblante, donde aún no ha podido desplegar la muerte su odiosa bandera. Ahora quiero calmar la sombra de Teobaldo, que yace en ese sepulcro. La misma mano que cortó tu vida, va a cortar la de tu enemigo. Julieta, ¿por qué estás aún tan hermosa? ¿Será que el descarnado monstruo te ofrece sus amores y te quiere para su dama? Para impedirlo, dormiré contigo en esta sombría gruta de la noche, en compañía de esos

Gusanos, que son hoy tus únicas doncellas. Este será mi eterno reposo. Aquí

Descansará mi cuerpo, libre de la fatídica ley de los astros.



Recibe tú la última mirada de mis ojos, el último abrazo de mis brazos (su cuerpo se apretó contra el mío, mi cuerpo “moribundo” quiso reaccionar pero se contuvo), el último beso de mis labios… (se separo un poco de mi y nuevamente tomo mi rostro en sus manos, sus labios se pegaron con dulzura a los míos, pude sentir una explosión de mariposas en mi estomago)… puertas de la vida, que vienen a sellar mi eterno contrato con la muerte. Ven, áspero y vencedor piloto: mi nave, harta de combatir con las olas, quiere quebrantarse en los peñascos. Brindemos por mi dama. ¡Oh, cuán portentosos son los efectos de tu bálsamo, alquimista veraz! Así, con este beso... muero. (Sentí su cuerpo caer a mi lado, nuestras manos habían quedado entrelazadas… sentí su mano arder al contacto con la mía, era un mundo nuevo de sensaciones y todas las había descubierto en este día… y con el que se suponía mi peor enemigo…)

FRAY LORENZO.- ¡Por San Francisco y mi santo hábito! ¡Esta noche mi

viejo pie viene tropezando en todos los sepulcros! ¿Quién a tales horas

interrumpe el silencio de los muertos?

BALTASAR.- Un amigo vuestro, y de todas veras.

FRAY LORENZO.- Con bien seas. ¿Y para qué sirve aquella luz, ocupada en

alumbrar a gusanos y calaveras? Me parece que está encendida en el

monumento de los Capuletos.

BALTASAR.- Verdad es, padre mío, y allí se encuentra mi amo, a quien tanto

queréis.

FRAY LORENZO.- ¿De quién hablas?

BALTASAR.- De Romeo.

FRAY LORENZO.- ¿Y cuánto tiempo hace que ha venido?

BALTASAR.- Una media hora.

FRAY LORENZO.- Sígueme.

BALTASAR.- ¿Y cómo, padre, si mi amo cree que no estoy aquí, y me ha

amenazado con la muerte, si yo le seguía?

FRAY LORENZO.- Pues quédate, e iré yo solo. ¡Dios mío! Alguna catástrofe

temo.

BALTASAR.- Dormido al pie de aquel arbusto, soñé que mi señor mataba a

otro en desafío.

FRAY LORENZO.- ¡Romeo! Pero ¡Dios mío! ¿qué sangre es ésta en las

gradas del monumento? ¿Qué espadas éstas sin dueño, y tintas todavía de

sangre? (Entra en el sepulcro.) ¡Romeo! ¡Pálido está como la muerte! ¡Y Paris

cubierto de sangre!... La doncella se mueve. (comencé a moverme de a poco, para simular el despertar, sentí un vacio nuevamente al soltarme de su agarre…)

JULIETA.- Padre, ¿dónde está mi esposo? Ya recuerdo dónde debía yo estar y

allí estoy. Pero ¿dónde está Romeo, padre mío?

FRAY LORENZO.- Oigo ruido. Deja tú pronto ese foco de infección, ese

Lecho de fingida muerte. La suprema voluntad de Dios ha venido a desbaratar

mis planes. Sígueme. Tu esposo yace muerto a tu lado, y Paris muerto también.

Sígueme a un devoto convento y nada más me digas, porque la gente se acerca.

Sígueme, Julieta, que no podemos detenernos aquí. (va)

JULIETA.- Yo aquí me quedaré. ¡Esposo mío! Mas ¿qué veo? Una copa tiene

En las manos (tome su mano en las mías, su mano se tenso al sentirme cerca). Con veneno ha apresurado su muerte. ¡Cruel! no me dejó ni una gota que beber. Pero besaré tus labios que quizá contienen algún resabio del veneno. Él me matará y me salvará. (Me acerque lentamente, el estaba recostado en un pedestal de cemento, su cara estaba fija, la tome en mis manos y bese sus labios, tal vez estaba loca… si tanto sentirlo cerca ya me había rallado… sentí que sus labios se movieron ante mi beso… habrá querido respondérmelo?)….Aún siento el calor de sus labios. (me separe y seguí con mi parlamento…)

ALGUACIL 1°.- (Dentro.) ¿Dónde está? Guiadme.

JULIETA.- Ciento pasos. Necesario es abreviar. (tome un puñal que llevaba el personaje de Romeo) ¡Dulce hierro, descansa en mi corazón, mientras yo muero!

Caí sobre el pecho de mi amado esposo, nuestras caras quedaron a escasos centímetros, el narrador salio de su anonimato y dio las líneas para terminar la obra….


“y ahí donde están… a las puertas de la muerte, consiguieron el perdón de sus familias y la eterna amistad de cada una, el amor salvo a sus seres queridos, pero no pudo salvarlos del destino cruel de estar en el otro mundo…


Que triste es la historia de Romeo y Julieta… tener que morir para alcanzar la felicidad y la dicha de poder estar juntos por la eternidad…”





Sentí que las cortinas se cerraron… no sabía que hacer, me levante lentamente y los ojos de Edward me miraban con expectación…




-Rápido muchachos… vengan para hacer las reverencias…- dijo el profesor en un susurro…

-Bella- me llamo Rose y me tiro del brazo… aunque nos separo nos seguíamos mirando como dos bobos...



Llegamos al centro del escenario, todos estaban formados en una fila tomados de la mano, el profesor nos puso al medio y el se puso entre nosotros, le agradecí infinitamente no habría sabido que hacer con otro contacto mas…de su piel…



Las cortinas se abrieron y el publico se paro a aplaudirnos, parece que la obra les había gustado, sonreí ante aquella demostración de cariño…


-Bueno mas fuerte el aplauso para el 5º y 6º año del Unit High- el publico aplaudió mas fuerte….- ahora los jueces irán a deliberar….- mire hacia delante y 5 personas se pararon de sus puestos en dirección hacia fuera, salieron por una puerta… no tenia ni idea que había jurado…- bueno chicos los invitamos a ir a un receso para esperar la decisión del jurado, nos vemos en 15 minutos…



Comenzamos a salir del escenario, iba en dirección a las bambalinas cuando sentí unos brazos tibios que me sujetaron de inmediato supe quien era…



-Bella… yo….- dijo y sus ojos brillaron con mas intensidad… nunca había visto a este Edward, al mirarme parecía, confundido…

-BELLA!- Exclamo Chris de la otra esquina, Edward me soltó de inmediato, me dedico una mirada y se fue detrás del escenario, salio casi corriendo… Chris lo miro al pasar…

-ya no puede ocultarlo mas… pobre chico- dijo Chris al llegar a mi…

-porque dices eso…-

-cariño!!!! Te salio increíble la obra!... eres una actriz nata…me haz sorprendido muy gratamente…me siento muy feliz… espero que gane el mejor…

-si yo también…-

-BELLA!!!- sentí un grito del otro lado del escenario, agradecí escuchar esa voz…

-Alice…- dije en un susurro, aun no me recuperaba de todo lo que había pasado

-Bella te necesito atrás, ven acompáñame… Chris te la robo solo 1 momento…- le dijo con tono de disculpa…

-claro que si Alice no hay problema- me tomo la cara y me beso la mejilla- nos vemos luego mi niña…

-cla…ro… - dije con una voz a penas audible…

-vamos señorita… antes de que te termine de dar el ataque aquí…

-que?-

-solo sígueme Bella… confía en mi….-


Alice me tomo de la mano y me arrastro por quizás cuanto, sentí la brisa fresca del exterior del teatro ya estaba oscuro, debían ser mas de 8…


-Bella… dime que sientes-

-Alice yo….-

-pero dime la verdad Bella… que es lo que paso por tu cabeza… y por tu corazón-

-de todo Alice… es… increíble, pasó… de todo…-

-y sabes como eso se llama…

-a que te refieres…- le dije algo desconcertada…

-Bella… cariño, lamento informarte pero estas…

-CHICAS!!! VAMOS ES HORA DE VOLVER!!!!- mire hacia atrás y estaba el profe parado en la puerta llamándonos…

-hay que rabia… YA VAMOS! – Dijo Alice muy enojada…- Bella solo abre tu corazón y podrás saber lo que pasa por el y que significa lo que sentiste…


Me quede parada observando la nada, si Alice estaba en lo cierto… si todo esto significara solo una cosa… pero como… ¿a que hora sucedió?, esto no me podía estar pasando a mi….


Estaba… no, no podía ser…


Estaba… como había sucedido….




Estaba… ¿Enamorada de Edward Cullen?…. Mi peor Enemigo…



10 comentarios:

  1. NOOOOOOOOOOOO NO ME PODES DEJAR ASI! dios estubo re buena la nove!!! me encanto no puedo esperar hasta el proximo cap! Sos una genia escribiendo! NO PUEDO ESPERAR

    ResponderEliminar
  2. OMG OMG OMG OMG OMG OMG dios mio tiwii que cosa mas romantic ay linda en la vida los pude amar tanto a los dos awwwwww :)

    Es decir dios mio la historia les quedo perfecta se que sue esme y carlislie los mirabna asi porque se olieron todo el asunto, ahi se que todo el mundo quedo embelesado con la obra porque ese maor de ellos lo traspasaron ala realidad de los espectadores jajaj dios y alice es una hermosa cupido, todo el mundo se dio cuenta de lo que les pasa cuando estan juntos, y ellos son los unicos que se hacen los que no saben y estan confundidos y no lo acepta, AHORA QUIERO VER LA DECLARACION Y UN BESO REAL DE ELLOS NO PORQUE LE SHAYA TOCADO ACTUAR...

    ResponderEliminar
  3. Nooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo!! no puedes dejarlo aii!! bella xfin se dio cuenta de lo qe siente por edward!! No puedo creer qe no entiende a lo qe se refiere chris! y esme carlisle y sue! uff.. ellos seguro se dieron cuenta enseguida de lo qe paso! me encanta como qedo el capi! esta genial! no puedo y no kieor esperar para leer el siguiente capi
    aora solo qeda qe aclaren lo qe sienten el uno por el otro! awwww amo a edward

    ResponderEliminar
  4. NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO puede ser aaaaaaaaaa ya quiero q actualizen me muero por saber q piensa edward WAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  5. NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOONO NOS PODES DEJAR ASIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII CRUEL SUFRIMIENTO EL Q ESTAMOS PADECIENDOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO ESTO NOS ES JUSTOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

    ResponderEliminar
  6. NONONONONONONONONONONONOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO
    ESTUVO SUPER CASI NO PUEDO ESCRIBIR ME ENCANTA AHORA ESPERAR HASTA EL VIERNES NO ES GUSTO :'( NOOOOOOO PERO ESPERAR SOLO ESO

    ResponderEliminar
  7. Me encantó, sigo con las mariposas en el estómago, muuuuuy lindo, escribes increible, gracias!!!

    ResponderEliminar
  8. OMGGGGGGGGGGGGGGGGGG!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! ME VAN A MATAR ESTAUVO SUPER ...........QUE DIGO SUPER.....ERES ESTUPENDA ME TIENES DANDO SALTITOS...AWWWWW(GRITO EUFORICO)....NO PUEDO ESPERAR A QUE SEA VIERNES....PLEASE NO TARDES...........

    ResponderEliminar
  9. oooooooooooooo mi dios oooo mi Dios¡no lo puedo creer esta tan hermozo waaaaa encerio llore no puedo aguantar no puedo aa quiero q sea lunes

    ResponderEliminar
  10. siiiiiiiiiiiiiiiiiiii!!!!!!!!!!por fin se dio cuenta de lo que siente por el..

    ResponderEliminar