“No Necesito un Cielo si tú no puedes ir a él ",
Bella Swan, Luna Nueva

"Un día escribiré tanto como Estrellas hay en el Cielo" Tiwii Cullen





Debemos aclarar que todas las historias que están en este blog nos pertenecen y son de nuestra autoría pero los personajes de la Saga Crepúsculo y algunas otras cosas más que aparecerán en los Fics que publicaremos aquí son propiedad de Stephanie Meyer, también existen personajes que son sacados nuestra imaginación.



martes, 22 de junio de 2010

Picante e Interesante, One Shoot





Picante e Interesante




One Shoot






-No es justo que te amargues por él- decía mi pequeña pero endiablada amiga, siempre conservando su sonrisa, algo que la caracterizaba- es hora de que hagas algo, no te parece si se va pues que le duela un poco, o es que te vas a dejar vencer por este pequeño detalle.

Sinceramente mi ánimo no estaba muy alto, desde que recibí la noticia de su ascenso y por ende su traslado a otro país, no podía sentirme bien, no era algo que espera…..-Basta Alice que quieres que hagas, que me tire a su brazos y le ruegue que no se marche, no, yo no me interpondré en sus sueños, lo sabes o pretendes que antes de que despegue el avión me le atraviese e impida su despegue… ah!!! Que quieres que haga .. Dime- en ese momento estaría dispuesta a hacer lo que fuese necesario para que no se marchara aunque sonara egoísta, no sería capaz de seguir sin él, le amaba más que cualquier cosa.

­-Bella, a veces me pregunto porque te quiero tanto, no seas tontita, tu bien sabes que lo amas más que a tu vida, solo es cuestión de que pongas a trabajar tu imaginación, como te diría PONLE UN POCO DE PICANTE A TODAS LAS SITUACIONES QUE SE PRESENTEN DESDE AHORA, tu eres un sol de persona y aun no te das cuenta que el haría lo que fuese por ti, no te puedes dejar marcharse así como si no te interesara, has que si se va le duela un poco mas, rétalo, rétate, sal de todas las casillas y protocolos en que están sumidos- se reía pícaramente, eso indicaba que estaba tramando algo, lo sabía porque desde que nos conocimos en la escuela había sido así, tanto la conocía que la consideraba como mi hermana

- Alice Cullen que piensas…. Qué crees que debería de hacer- inquiría con cierta suspicacia, mi adorado duende siempre tramaba cosas, algunas muy extrovertidas y atrevidas para mi gusto.


- Bien que te parece si organizo un salida, algo muy relajado una cena, y pues qué tal si tu te dedicas a atormentarlo un poco- sonreía traviesamente, ya sabía a qué se refería, pero bien sabia ella que no era tan atrevida para hacer esas cosas, pero continuo diciendo- para empezar te deberías ir con el vestido rojo que compramos hace meses… es sexy, y muy lindo, ceñido al cuerpo y realza tu belleza­

- Y quienes “vamos a ir” y a donde vamos a ir?

Esta mujer no podía dejar de sonreír, me tenia nerviosa no saber que pretendía, en fin musito- obviamente gente de confianza Rose, Emmet, Jazz, podemos invitar a Jacob y Nessie, tu, indiscutiblemente mi hermano y yo; pues te parece si hago reservaciones en PASSION, es el mejor restaurant de la cuidad, y de hay veremos si vamos a una discoteca, total solo es cuestión de días para que se decida todo, así que hay que tomar al toro por los cuernos, la corrida es corta pero extenuante, tu veras si lo pierdes- dicho esto salió de la oficina a llamar a todos, ella sabía que nadie se rehusaría máxime siendo viernes, cuando colgó d la primera llamada me grito-YA VERAS SOLECITO NO TE ARREPENTIRAS- soltó un carcajada, que hizo que sonriera.




Alice sabia lo mucho que me dolería perder a Edward, sabría que sufriría demasiado si se marchaba a Italia, tan solo unos días atrás le habían promovido a gerente de Desing Feel en Italia, no sabía si aceptar ya que tendría que renunciar a muchas cosas, incluyendo nuestra relación, dos años atrás no hubiese sido obstáculo para que mejorar su calidad de vida, pero ahora estaba yo en su vida y en varias oportunidades había mencionado que le seria difícil alejarse de mí, eso me dio ánimos para sucumbir a la idea de Alice y ponerle un poco de picante a nuestras vidas, si no luchaba por él lo perdería y me arrepentiría toda mi vida, saliendo de la oficina me dirigí directamente a mi departamento y me coloque el chiqui vestido rojo que habríamos comprado hace un mes, nunca pensé usarlo, me era algo atrevido, mantuve mi cabello suelto y use solo un poco de maquillaje, para complemente me puse unas zapatillas de taco del mismo color y por ultimo sobre el vestido un gabán negro que me llegaba más abajo de la rodilla. Solo me bastaba esperar que Edward pasara por mí.

A eso de las 8:30 mi adorado tormento paso por mí, al llegar al restaurant nos esperaban nuestros amigos, todos muy emocionados de vernos hacia varios días que no nos veíamos, ingresamos, al quitarme el gabán note como todos se sorprendía por mi vestuario, y como los ojos de mi novio se ponía como platos y hasta podría creer que trago saliva, nos ubicamos y cada uno pidió lo que le apetecía, mientras la cena llegaba, hablan de varias cosas, bueno en realidad durante la cena se hablo de todo un poco, solo que yo poco o nada participe pues estaba absorta en hacer descontrolar a Edward y el lugar en que nos encontrábamos sentado era muy propicio para lo que hice, el en la cabecera de la mesas y yo a un lado, así que desde que nos sentamos me dedique a sobar mis piernas con las suyas, deslizándolas de abajo así arriba a lo más alto a que pudiese llegar, luego quitándome disimuladamente mis zapatillas, deslizaba mi pie un poco entre la bota se du pantalón subía y baja delicadamente; cuando tenía la oportunidad con una de mis manos acaricia la parte alta de sus piernas, para luego meterlas en la entrepierna, apretarle un poco y acariciar su hombría, sentir como luchaba por controlarse y mantener el hilo de sus ideas hacían que no dejara de incitarlo, eso me estaba gustando, nunca me permitía hacer este tipo de “espectáculos” en sitios públicos, pero ahora estaría dispuesta a entregar mi alma si fuese necesario, y como dijo Alice, tenía que poner un poco de picante a nuestras vidas, en fin en varias oportunidades atiene a besarle muy apasionadamente delante de nuestros amigos claro está sin evitar sonrojarme.

Al terminar la “cena”, Edward se levanto rápidamente de su puesto y se marcho al baño, mientras todos nos levantamos de nuestros lugares y nos dirigíamos a las afueras, eso sí sin que mi adora Alice, me mirara con curiosidad y picardía, ella sabía que algo sucedía al estar a mi lado me susurro-bien hecho, solcito..jajajajaja- Enseguida todos voltearon hacia nosotras, para preguntar el motivo por el que Alice reía fuertemente , ella atino a decir que solo me gastaba una broma por mi vestido, y enseguida todos asintieron y comenzaron a gastarme bromitas, luego Rose propuso que saliéramos a bailar ya que la última vez fue en su matrimonio, a todos pareció agradar la idea, pero decidieron esperar a que Edward nos alcanzara para que opinara, ya todos se preguntaban porque se demoraba tanto, cuando al fin llego Emmet le dijo que si le tocaba lavar los platos.. ..Todos rieron



-Como estábamos diciendo, deberíamos ir a bailar- decía Rose, mirando a Edward

-ja! Ya decidieron y estos son solo formalismos. Bien a donde vamos? – inquiría, ya que no le agrava mucho esta idea

- vamos a Amanecer- decía Alice entre grititos de si, si, si y brinquitos alrededor de todos

-Bien- contesto el

-Siiiiii!!! Ya quería bailar allí nuevamente la ultima vez fue… jajaja--- vamos – termino diciendo mientras arrastraba a Jasper al auto.




Me dirigí al flamante Volvo de mi novio, y antes de poder abrir la puerta el ya lo había hecho, me subí y ubique, ahora me sentía un tanto apenada con el así que decidí ver por la ventana, pero al recordar que me quedaba poco tiempo a su lado, me abalance a sus brazos fuertemente y le propine un beso, el más apasionado que pude, haciendo que nuestras lenguas se enredaran, y luego recorrieran nuestras bocas, tal como si fuese nuestro último beso.

No dijo nada, solo se dedicaba a manejar, lo sentía algo frio, temía que ya hubiese tomado su decisión, así que nuevamente me puse a mi tarea de provocarlo, tome su mano libre le di unas cuantas caricias, y luego puse mi mano en su pierna para comenzar a moverla en diferentes direcciones, nuevamente entre su entrepierna y rozando sutilmente su miembro, luego desplace mi mano dentro de su pantalón y sentí como se estremecía y se ponía duro-Be…Bee…llaaa. –Decía con su voz algo quebrada, eso me excitaba- podrías, no hacer esto….ahora..- se le escapo un leve gemido

-porque no te gusta-contestaba mientras le veía muy pícaramente y me mordía mi labio inferior

-eee… no… Es… e—soo…. ..Solo…que puedes causar algo de fuego….

Atine a reír y contestar- temes quemarte

Ya algo más calmado me dijo- si es contigo, no… sería interesante saber quien se quema primero, todo contigo es interesante- me dedico una media sonrisa y luego se paso la lengua por sus labios… wow eso si que me gustaba, estaba cediendo a mis juegos.

-ahora, tenemos una cita, pero más tarde podemos ver quién se incendia primero.- Decía mientras aparcaba el auto junto al de Jacob.

- entonces es un reto- musitaba mientras me bajaba del auto, me reía, no podía evitar sentirme emocionada y excitada. Me acerque a mis amigos quienes esperaban impacientes, de repente Edward bajo el vidrio y dijo que nos adelantáramos que el tenia que contestar una llamada de la oficina, no dijimos anda solo nos adentramos a la discoteca y nos ubicamos en nuestro lugar de siempre, a un extremo del recinto junto a un pequeño balcón, con pocas luces y algo alejado de las demás personas, decorado sutilmente con unos hermosos muebles negros y blancos y justo en medio una mesa de madera envejecida.



Emmet pido Vodka, ya que según el hoy era su turno de escoger un trago, mientras que mi novio llegaba nos tomamos unas copas, y comenzamos a platicar de los trabajos, cuando llego el se sentó lejos de mí, se veía algo distante, seco y frio, esa actitud en verdad me enfurecía, algo debió haber sucedido, ya que hacía unos cuantos minutos atrás se había mostrado fogoso, esos repentinos cambios de humor me frustraban, me tome otra copa, y me dirigí a la pista seguida de mis amigos, el se mantuvo en su lugar viendo a un punto lejano, definitivamente me sentía muy enfadada, no entendía porque me hacia eso, porque nos hacia eso, porque no podía disfrutar un poco, se suponía que solo debía “disfrutar y hasta celebrar” su ascenso.

La impotencia que sentía, acompañado de los pocos tragos que me había tomado, generaron en mi el deseo de hacerle olvidar lo que fuese que sucediera, me acerque bailando sensualmente a la mesa, baje intentando mover mis caderas enfrente de sus ojos, y como vi que no tenia reacción alguna me senté en sus piernas, eso sí sin dejar de mover mis caderas al ritmo de la música, le acariciaba muy tiernamente la cara, y parte de su pecho, proporcionándole besos suaves, llenos de amor, besos que no eran correspondidos de la mismas forma, era oficial que estaba más helado que el polo norte, su reacción ocasiono en mi mas furia y dolor, así que me levante de sus piernas, tome mis cosas y me marche rumbo a la salida, pero ni así se inmuto, ya en las afuera de tome el primer taxi que paso, indique al conductor a donde me dirigía, y trate de distraerme viendo el paisaje fuera del auto, me hubiese gustado poder caminar, seguro podía olvidar mi dolor. Una lágrima traicionera luchaba por salir de mis ojos, deseaba gritar, decirle tantas cosas, mis pensamientos fueron interrumpidos por el sonido de mi móvil




­-Si ?

-Bell, donde estas?- preguntaba ansiosa Alice

- Oh Alice!!! - fue lo único que salió de mis labios porque enseguida me solté a llorar, no podía controlarme me sentía desmoronarme, débil y vulnerable

-Que ha sucedido Bella, en donde estas, y porque Edward ha salido como alma que lleva el diablo-

-Nada Alice, no ha sucedido nada, y no va suceder, no puedo más, mi lucha es vana, no sirve- le gritaba- voy para mi casa necesito descansa, hablamos luego- termine diciendo mientras colgaba y apaga el móvil, no quería saber nada de nadie, además no deseaba que ella presencia mi debilidad, en definitiva Edward me había hecho ver que no existía posibilidad alguna, ya habría tomado una decisión, y muy seguramente no estaba en ella.

Llegue a mi departamento, y desconecte el teléfono fijo, no quería que Alice anduviese llamando cada media hora, la conocia, sabía que lo haría y antes de tirarme a mi cama decidí cortar la energía así tampoco escucharía si llegaba a buscarme, me dirigí a mi cuarto y me derrumbe, no se con exactitud cuánto tiempo transcurrido antes de caer en los brazos de Morfeo, mi dolor se disipo, me sentía calmada, no sé si soñaba o solo imaginaba como hubiese podido terminar esa noche si Edward no hubiese cambio de humor tan repentinamente, el correspondía a mis caricias, a mis besos, incluso aun mas apasionadamente, sin cohibirse, deleitándose con mi cuerpo, sus manos recorriendo todo mi cuerpo, como si fuese un descubridor, explorando cada rincón de mi ser, provocándonos mutuamente, besándonos con fiereza, deseo y lujuria, haciendo de nuestra excitación algo palpable, al punto de que nuestros deseo solo nos diera tiempo de llegar a su auto y medio ubicarnos mientras con sus manos quitaba mi vestido, dejando únicamente con mi panty, mientras yo me aferraba a su cuello, para luego desabrocha sus jeans y como mis piernas bajarlo, hasta deshacerme de él, luego lentamente subirlos nuevamente hasta encontrar sus bóxers y bajarlos, y con mi mano acariciar sus masculinidad, sintiendo como el recorría mis labios con su lengua , deshaciéndose suavemente de mi agarre y deslizándose por mis pechos, y estomago para luego llegar a mi intimidad, besarla haciendo que mi humedad aumentara aun mas, terminado de descontrolarme, hasta hacerme casi rogar por sentirlo en mi, intentaba ponerme sobre el, pero me sonreía y me decía



- Vamos Bella ya sabes que quiero ver cómo te quemas, recuerda que ha sido un reto ver quien se lo hace primero- sonreía lujuriosamente , adoraba verle así, mi deseo aumentaba mas y mis piernas se aferraban a su cadera para luego empujarlo hacia mi… sentí su virilidad cerca de mí y de su boca un leve gemido

- Y---- porque… no…. Me…permites… ver si….. tu …también… te quemas…- conteste como pude ya que mi aliento y mi voz estaban demasiado agitados

- No mi sol--- no es justo----quiero ver que --- tan picante--- te pones…- decía mientras me embestía fuertemente, no podía evitar dar pequeños gritos, y gemir a su oído, sentir sus respiración en mi cuerpo aumentaba mi excitación… sentía que todo mi cuerpo se llenaba de espasmos y pequeños corrientazos

- Ed---- waaarr--- ya sabes cómo--- me --- pones--- - no pude terminar mi frase porque el estampo sus labios en los mios mientras sus embestidas aumentaban, podía sentir como estaba llegando al punto más alto, así que le ayude diciéndole lo mucho que me gustaba poderlos sentir y lo mucho que le amaría sin importa lo que sucediera.. poco después llegamos a la gloria, sentía en mi cuerpo muchas pulsaciones, me sentía en la gloria….




Desperté algo desorientada, todo había sido un sueño, pero bien no me importaría, di unas vueltas en mi cama, tratando de dormir un poco más, pero no lo conseguí así que decidí volver a poner la luz y dirigirme al baño a darme un delicioso baño caliente, eso me haría calmarme, pero aun así no lograr estabilizarme … en definitiva deseaba poder salir corriendo o que la tierra me traga.. De repente oí el timbre de mi apartamento… sonó muchas veces, hasta que escuche a mi querida amiga

- Bells, por favor abre!!!! Sé que estas hay, necesito decirte algo urgente Isabela Swan, contesta o hago que derriben esa puerta, y abre ya!!!



Después de tanta insistencia, decidí abrirle




- Que sucede duende?, le dije

- Eso mismo me pregunto, nos preguntamos qué sucede bella… que sucedió anoche tu te desapareces, me cuelgas y desconectas el fijo…y el cabeza hueca de mi hermano aun no aparece .. que sucediooo dímelo

- Ya te dije que nada intente seguir tu consejo, pero él no siente lo mismo es hora de dejarle ir… ya me rindo ¡!! Grite,

- Que te dijo- sonaba algo triste, Alice sabía lo que daría por el..

- Nada Alice, no se neceita de palabras para lastimar o hacer entender algo eso fue lo que sucedió, anoche de un momento a otro cambio y no correspondió a ninguno de mis cariños… y no estoy para mendigar amor… puedo pedirte que me dejes sola quiero descansar no he tenido una buena noche, hablaremos mañana en la oficina … te parece

- No, pero quien te contraria … veremos que sucede.. –vociferaba, mientras se marchaba

Cerré la puerta prepare un café y me senté en el piso de la sala, había tanto silencio, que mi dolor volvió a salir, las lagrimas bajaban descontroladas por mis mejillas, y nuevamente la puerta, sonó..

-Alice, ya te dije que estoy bien y que deseo estar sola

-Bella, podemos hablar- estoy debía ser una broma que hacia el aquí, o seria que nuevamente me dormí…

No conteste

- Por favor Bella, déjame hacerte participe de mi decisión




Me puse de pie me dirigí a abrir la puerta, pero antes me limpie las lagrimas, no podía dejar que me viese derrotada, no lo haría nuevamente -no creo que sea necesario. Vocifere, ya teniéndole enfrente, hice ademan para que siguiese




- Sabes lo mucho que me gustas, lo mucho que te amo, y lo difícil que es esta decisión para mi, son muchas cosas que están en juego…

- Si lo sé….. - claro que lo sabia- y por eso no me interpondré en tu camino … entendí tu mensaje anoche así que no hay nada que decir.. eres libre de hacer lo que desees

- Nooo!!Nooo!! tu no entiendes nada … tú no sabes nada… tu… - Me tomo del brazo y me acerco a él, no podía verle a los ojos porque sentía que me moría y de hacerlo no había vuelta atrás, - siempre has sido tan necia, porque crees mi sol que yo no lucharía por ti, sé que me porte como un imbécil anoche… es solo que no sabía cómo manejar las cosas y no sé como decírtelo…. acerco su rostro al mío para luego unir nuestros labios, no deseaba soltarle, me aferre mas a el .. no quería perderlo, nuestro beso se intensifico, lo note por nuestra respiración agitada, mis manos se deslizaban por su cuello y su rostro, y luego bajaron por los botones de su camisa, soltándolos a su paso sus manos deslizaron la única prenda que me cubría, la salida de baño, quedo en el suelo en solo segundos, acariciaba mi piel desnuda, ya aquí no había marcha atrás, sus labios se posaron en la desnudez de mis pechos, les apretó uno con sus dedos s y el otro son su boca eso hizo que gimiera, descendió dando besos a mi estomago, y llegar intimidad, como pude levante su rostro y le di un beso y así mismo hice que se pusiera de nuevo de pie, y yo comencé a besar por el pecho y me detuve en él su ombligo y con mi lengua jugué un ratito, varios gemidos salieron de su garganta, con mis manos me deshice de su pantalán, para luego tomar su virilidad y besarla, succionarla, con mis manos acariciaba todo lo que podía sus piernas, y demás, su respiración se agito mas , y por ende decidí ayudarle con mi mano acariciar su hombría suavemente, luego más rápido y un poco mas brusco, y con mi lengua jugar un poco, y cual minar con besos; cuando no se podía contener me levanto y me tomo de mis brazos , me empujo contra una de las paredes, me alzo y sin temor se introdujo en mi, sentirlo en mi me enloquecía, sus embestidas iban de lo más lento a lo más rápido que podía , su boca jugaba con la mía y mis manos se aferraban a él, mis gemidos lo tenía completamente loco

- - te….guuus…taa…riii…a vee….n..niir….. a… vi…viiir… cooon ..miiigooo…. a I….Ta…..li……a- dijo sin dejar de embestirme …

- Ooohhh--- un gemido salido de mi boca…

Ya nuestras respiraciones anunciaban la explosión que se avecinaba, en pocos segundos, mis boca se poso en su hombro y cuando sentir que ambos llegábamos le mordí, esto era lo que más adoraba, sentirlo terminar a mi tiempo; luego me tomo en sus brazos y nos tendimos en alfombra…mi cuerpo no dejaba de temblar, y él me acariciaba, mientras me daba besos… cuando tuve el valor lo mire musite- en realidad quiere que me mude contigo?

-claro que si mi solcito, que haría sin ti me moriría de pena- decía mientras me regalaba una sonrisa

-sii… siii…. Hasta el mismísimo infierno iría si me lo pidieras… te amooo

.-yo mas, perdón por ser tan cabeza hueca y lastimarte, ya sabes que a veces me cuesta decir las cosas sin rodeos

- Te amo




No podía ser la mujer más feliz…. Edward no me dejaría, este día era el mejor de mi vida, ciertamente una nueva vida comenzaría….





7 comentarios:

  1. Ja, ja... a mi no me lo propusieron de esa manera. Me gusta más así, desde luego, mucho más énfasis...

    ResponderEliminar
  2. hay me encANTAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

    ResponderEliminar
  3. hahah se vio muy chistoso es de la propuesta de ed pareciera que estuviera temblando o algo asi hhaha te guuuusssss taaaaa riaaaaaaaaaa jajajjajaja muy bueno

    ResponderEliminar
  4. Perfecta tu historia... De verdad me gusto mucho!!!

    ResponderEliminar
  5. Muy bueno!!! Me ha encantado!! Esta noche voy a soñar de maravilla Saludos!!

    ResponderEliminar
  6. aa pero ke par de terkoss ajjajaja :D superr lo e amadoo me enkantaa aki pa todoo :D

    ResponderEliminar
  7. es breve pero intensa :))son de las qwe te dejan buen sabor :))y calor:))

    ResponderEliminar