“No Necesito un Cielo si tú no puedes ir a él ",
Bella Swan, Luna Nueva

"Un día escribiré tanto como Estrellas hay en el Cielo" Tiwii Cullen





Debemos aclarar que todas las historias que están en este blog nos pertenecen y son de nuestra autoría pero los personajes de la Saga Crepúsculo y algunas otras cosas más que aparecerán en los Fics que publicaremos aquí son propiedad de Stephanie Meyer, también existen personajes que son sacados nuestra imaginación.



martes, 22 de junio de 2010

Pasion a Segunda Vista, Capitulo 4: El deber de Protegerte






Pasión a Segunda Vista


Capitulo 4:



El deber de Protegerte






POV Edward:



En mis brazos, esos que le hicieron tanto daño algún día, estaba Bella, la que desde que la vi nuevamente ronda en mis pensamientos, la que me producía todas estas sensaciones, sus labios calidos eran los que me estaban llevando a la locura, me sentía en el cielo probando el elixir que me daba su boca. La lengua de Bella se entremezclaba con la mía dando un hermoso baile y el compás para que una pasión que no sabia que existía comenzara a prender dentro de mi ser…



Mi cuerpo comenzó a reaccionar por el solo hecho de tenerla en mis brazos, mis brazos la aprisionaron y no la dejaron escapar, estaba tan absorto en la sensación de tenerla así que me di cuenta muy poco si ella forcejeaba o no deseaba mi cercanía, rápidamente la sentí ceder y unirse a la sensación, mis manos viajaron rápidas por su espalda, acaricie cada espacio libre que mis dedos encontraron, nuestro beso cada vez se hacia mas pasional y delicioso, muy pronto las sensaciones se fueron intensificando dando paso al deseo… mis dedos, mi cabeza, mi corazón…. Todo en mi se sentía envuelto por su calor, de pronto mi cuerpo reacciono al violento roce de su figura contra la mía, mi miembro sintió el contacto y despertó ante su roce, muy rápidamente las sensaciones viajaron por todo mi cuerpo provocándome un deseo irrefrenable… la poca cordura que me había quedado… la perdí en este momento



Mis manos se fueron sus muslos, ansiaba sentirla completamente, el calor abrasador que quemaba mi pecho fue el que me impulso a seguir, pequeños gemidos y gruñidos escapaban de mi pecho, algunos casi imperceptibles para ella, pero totalmente sentidos por mi cuerpo, escuchar su respiración agitada y sus propios gemidos hacían que lo que se estaba creando en mi creciera…



-Bella- dije en un susurro contra su piel…

-Jake- respondió bella quebrando de inmediato todo lo que se producía, mi deseo se fue tan rápido como ella pronuncio esas palabras, me separe violentamente y mire sus ojos, estaban expectantes y aparentemente no sabían que responder, porque los 3 segundos que pasaron fueron los mas largos de mi vida…



-Estoy preocupada por el…-me dijo muy segura-jake…- suspiro, volvió a repetir, en mi cabeza no cabía explicación posible, mis besos, mis caricias le recordaban a ¿Jake?... dios… si ella me estaba castigando, esto había dolido…. Pero lo merecía, era el menor castigo pero que aun así dolía como si fuera el peor…

-te recuerdo a tu novio?- pregunté guiado solo por mi incredulidad

-no escuchaste imbecil… estoy preocupada, el se quedo allá solo y peleando, quiero saber si esta bien-

-Bella…Yo-

-tu nada, me llevas de inmediato a la fiesta o me voy caminando… y te juro por dios Cullen que lo haré… por Jake soy capaz de todo…- dijo con sus ojos brillantes, afirmando sus palabras…



Baje mi mirada y asentí, pensé que podría crear algo en ella, aunque fuera rechazo porque así sabría por lo menos que algo siente, pero nada… ella solo se preocupaba de Jake… demonios, soy un maldito egoísta al pretender que ella sienta algo por mi después de todo lo que yo le hice, pero era un maldito egoísta que tenia sentimientos por ella y que ansiaba sentirla nuevamente cerca… aunque fuera para odiarme



-Esta bien, vamonos- dije en un susurro, camine hacia el auto y me subí, prendí el motor en el momento que ella abordo, nos fuimos en dirección a la fiesta, el camino fue silencioso y a la vez extremadamente tortuoso, su mirada estaba perdida en los cristales de la ventana, los recuerdos de sus labios comenzaron a golpear en mi mente, apreté el volante para mitigar la sensación que producía su calor, era la primera vez que sentía sus labios pero me sentía en la necesidad de hacerlo nuevamente, tal vez estaban embrujados…



Llegamos al lugar de la fiesta y no había rastros de Jake, aparque en uno de los estacionamientos pero lo único que vimos fueron patrullas de la policía, me imagino que había quedado la grande después de que nos fuimos…

-Dios mió- susurro Bella- Donde…

-iré a preguntar que paso- le dije pero ella seguía con la mirada perdida en el lugar…



Camine hacia uno de los policías y le pregunte, me contó que los habían llamado por una pelea pero que al momento de llegar ellos se habían escapado, además que por lo que veían estaban haciendo carreras y que eso era ilegal en esta zona, el policía afirmo que tal vez por eso escaparon… le di las gracias y me encamine hacia donde estaba Bella, alce la vista y no la vi por ninguna parte, mis ojos se fueron como locos de un lado para el otro y no la encontraba, fije la mirada hacia el camino por donde habíamos entrado y Bella iba caminando a toda prisa, ¿pero que demonios pretendía?, subí rápidamente al auto y trate de alcanzarla, cuando iba casi a su lado baje la ventanilla para saber que era lo que haría



-Bella- le llame ella no giro su rostro- vamos Bella no seas terca

-¿TERCA? Yo!....- y lanzo una risotada- Edward déjame en paz quieres

-Déjame llevarte a tu casa, no puedes andar sola

-no gracias- apuro el paso y se adelanto, mis manos se apretaron al volante… por mi cabeza pasaron todos los momentos que hace pocos minutos habíamos compartido, esos besos, las caricias… todos los sentimientos que ella despertaba en mi aparecieron de pronto, no sabia como explicarlo, en tan poco tiempo habían aparecido miles de sentimientos que yo pensaba perdidos… definitivamente mi encuentro con Bella me estaba trayendo consecuencias…



Mire hacia delante pero novia nada la figura de Bella había desaparecido por la calle…



-Ah!- sentí un grito desgarrador y los frenos de algún auto que chirriaron en el pavimento, mi cuerpo se quedo petrificado, no alcance a pensar cuando ya tenia el auto en marcha y a todo motor avance por la calle, mi corazón se comprimió de pensar lo que podría haber pesado… y a quien…


-Bella!- grite al salir corriendo del auto…


El cuerpo de Bella estaba de rodillas en el suelo y a solo 2 milímetros de ella había un auto… mire la escena y casi palidecí al darme cuenta que ella estuvo a punto de morir… por mi culpa, porque no la obligue a venirse conmigo… demonios otra vez ponía su vida en riesgo..



-Bella!- la tome en mis brazos y la saque de la calle, ella estaba en estado de shock… su cuerpo tiritaba y estaba tan blanca como un papel- Bella…Bella- la llamaba pero ella no reaccionaba, la deje sentada en la orilla y me gire para ver al imbecil que la había casi arrollado saliendo del auto… me pare furico y fui a encararlo el tipo estaba en estado de ebriedad, lo zamarree un poco y lo tire al otro lado para que se marchara, salio despavorido dentro del auto y se perdió entre las calles de la ciudad..



-bella!- me acerque a ella, al ver que no reaccionaba, toque su frente y sudaba frió, rápidamente me saque mi chaqueta y la puse en sus hombros, su mirada estaba perdida, creo que aun conmocionada por el horror de casi haber sido atropellada… la tome suavemente y la traslade hacia el volvo, la puse en el asiento del copiloto y me arrodille ante ella para tratar de hacerla reaccionar, a los minutos un llanto nervioso exploto de su pecho y sus manos se fueron inmediatamente a su cara, estuvo llorando por mas de 10 minutos sin decir nada, pero levanto su rostro y dijo lo que yo tanto ansiaba escuchar…



-Llévame… a mi casa… por favor- asentí, le cerré la puerta y me subí a velocidad sobre humana al volvo, maneje por la ciudad sin rumbo alguno, ella se incorporo y me dijo por donde vivía, cada calle que avanzábamos las casas se iban haciendo mas lujosas y bonitas, sorpresivamente pasamos muy cerca de donde yo vivía, seguimos unas calles mas y comenzamos a subir una colina, la casa de Bella estaba junto con otras en lo alto de esta, era una casa preciosa, una joya arquitectónica, además se veía que era muy lujosa, era solo de un piso pero se veía que estaba muy bien cuidada, además tenia un enorme ante jardín, avance con el volvo por el camino que estaba en el medio del jardín hacia la casa, al irnos acercando vi que había un auto estacionado en las afueras, supe de inmediato quien era…



-Bella!- grito un hombre cuando la estaba bajando del volvo, me gire hacia la casa y venían 3 personas saliendo, un hombre y una mujer que por su apariencia y visible preocupación eran los padres de Bella y detrás de ellos Jacob Black- Bella hija!- volvió a gritar el hombre avanzando a zancadas hacia nosotros



Bella se soltó de mi agarre y dejo caer mi chaqueta, corrió hacia donde estaban su padres y se abrazo con ellos, ella venia un evidente estado de nervios, pero al parecer ellos no lo habían notado



-hija donde te habías metido?- pregunto la mujer pasando suavemente sus manos por la cara, pero en el tono de voz se notaba la preocupación

-mama… perdón… me perdí en el alboroto de la fiesta

-BELLA!- grito Jake llegando donde ella, el traía su cara con evidentes golpes y magulladuras, sus ojos se posaron sobre los míos y su mirada fue de completo odio…- y tu que demonios hacías con mi mujer?- me grito muy enfadado Bella reacciono y lo sujeto de un brazo

-El solo me trajo amor, no te preocupes, ven aquí- lo llamo y abrazo, mi sangre se sentía caliente ante tal escena Jake tenia una mirada de satisfacción que definitivamente era dedicada a mi, me di la media vuelta y me subí al volvo no sin antes ver la figura de Bella llevaba en los brazos de Jacob al interior de la casa, acelere a todo lo que dio el pedal y me perdí en la oscuridad de la colina…



Cuando llegue a casa, las luces de la cocina estaban encendidas, llegue hasta donde estaba la luz y me encontré con cuatro caras expectantes… mis hermanos estaban esperándome



-Donde demonios estabas Edward- pregunto Rosalie parándose de la silla en la que estaba

-y a ti que te importa, no tengo porque darte explicaciones- me fui a la nevera y tome un vaso de jugo

-Edward que demonios pretendes- dijo Alice desde su puesto

-A que te refieres duende- le dije con una sonrisa en mis labios

-tu sabes muy bien Edward- respondió Emmett

- a que ahora te vez con la cerdita- solté el vaso y me abalance contra Jasper, quien dijo nuevamente la palabra que le había prohibido decir

-Te dije que nunca mas- apreté su cuello con mis manos, estaba contra la pared, los gritos de mis hermanas no se hicieron esperar- la volvieras a llamar así, escuchaste?, solo porque eres el novio de mi hermana no te daré lo que mereces, pero vuélvelo a decir y me olvidare que alguna vez te llame hermano- los fuertes brazos de Emmett nos separaron pero en su mirada solo vi el deseo contenido que tenia por Bella, Jasper siempre se ha caracterizado por ser un mujeriego, solo con Alice se ha calmado y creo que la nueva apariencia de Bella ah despertado un deseo en el… solo que mi hermana es muy ciega y esta muy enamorada para verlo.

Me solté bruscamente del agarre de Emmett y me fui a mi habitación, nadie tenía derecho a decirme algo sobre Bella y menos alguno de ellos, no dejaría que la pasaran a llevar, esta vez no…



Al otro día, entre al campus y se veían los rostros de todos desfigurados o por la borrachera de la noche anterior o por el desvelo, quizás podrían ser algunas cosas mas, pero no me interesaba preocuparme por ellas. Camine en silencio por el verde de los jardines, todos me miraban diferente, cada vez que pasaba escuchaba que decían mi nombre y conversaban, de seguro por lo que paso en la fiesta.

-Edward!- me grito una voz ya familiar

-Hola Dr. Laurent, como vas hermano?

-bien y tu?, anoche te perdiste de la fiesta Dr. Cullen, pensé que te habías molido a golpes con alguien

-no gracias tu sabes que los médicos somos pacíficos

-pacíficos? Que va hermano, tire unos buenos ganchos y patadas a todos los malditos que me caían mal- rió y se `puso en posición de pelea de box- y tu donde rayos te metiste?

-digamos que estaba solucionando algunas… cosas-



Frente a mis ojos paso la figura mas hermosa del mundo, Bella caminaba por uno de los jardines seguida de sus amigas, tanta elegancia y hermosura la hacían mas irreal de lo que ya era, el sol pegaba en su cabello castaño y hacia relucir sus hermosos ojos, los que me hacían soñar con solo mirarlos

-Wow! Esa chica no puede ser más sexy… Cullen!- lanzo una especie de aullido- definitivamente te sacaste la lotería Cullen, vas a pasar toda una noche con Isabella Swan, mataría por ese privilegio

-espera un momento eso era real?

-claro que si Cullen si cuando Jacob Black promete algo lo cumple, ese hombre es de palabra, se cumplirá la promesa y mas encima estando toda la universidad presente de testigo, tendrá que hacerlo… pasaras una noche con Bella…


Mi cabeza comenzó a maquinar la información, cuando apostamos jamás pensé en que eso seria real, apostar a la novia? Demonios si Bella fuera mi novia jamás la apostaría por nada del mundo, Jacob black es un entupido, como puede cumplir algo así, ser un hombre de palabra es una cosa pero un imbecil es otra muy diferente.



Me fui a mis clases y el día paso de lo mas tranquilo, aunque casi siempre me quedaba pegado mirando y pensando en Bella, los recuerdos de todas las atrocidades que le hicimos me venían a la mente, sacudía mi cabeza y trataba de que no fueran un tormento diario, ese día no vi. Más a Bella por los pasillos ni a Jake tampoco, demonios me carcomía pensar que podrían estar en alguna parte… juntos…

-Edward!- grito Alice cuando iba caminando hacia los estacionamientos, me gire y ella venia con cara de duda

-dime Alice-

-Hermano estoy preocupado por ti, en realidad por todos… desde que llegamos aquí y vimos a Bella, todo cambio, tu actitud la de los demás, todo hermano estoy preocupada no se que hacer…

-Alice no te preocupes conmigo todo esta bien

-estas seguro Edward?...- sus ojos miel me miraron expectantes

-si Alice estoy seguro-

-Entonces explícame porque demonios te llevaste a Bella de la fiesta- mis ojos se entreabrieron pero no quise demostrarle mi sorpresa

-como demonios lo supiste?

-da lo mismo, quiero saber Edward… que te traes con ella?-

-Nada Alice… solo quería pedirle perdón, nada mas- su mirada se bajo

-hay muchas cosas que hacer con respecto a Bella, después del accidente… me di cuenta de lo malos que habíamos sido y que no debíamos de haberle hecho tanto daño


La noche después de que humilláramos a Bella en la cafetería yo me fui a la casa y no supe más de ellos… pero mis hermanos se fueron en uno de sus autos los 4 juntos…



-JAJAJAJAJA- las risotadas de Emmett invadieron el lugar- menuda broma que le gastamos a la cerdita… espero que no nos guarde rencor

-hay emmett no pienses en eso bebe- dijo Rose que iba al volante- todos sabemos que Isabella la cerdita no se molesta con nada, vez que nos aguanta todo sin chistar

-si.. Así que ahora recordare esa cara espantosa que puso cuando supo que tenia que pagar- dijo Alice apretando su estomago de tanto reír

-bueno bueno chicos mañana podemos darle el tiro de gracia, que les parece si la encerramos en la cajita de los bollitos- dijo Jazz

-Rosalie ve mas despacio- dijo Alice

-hay- rose giro la cara para encararla- te da miedo la velocidad nenecita

-ROSALIE CUIDADO!- gritaron Emmett y Jazz



El auto choco contra un camión y se volcó, expulsando los cuerpos de mis hermanos varios metros afuera del auto, ese se día casi murieron, de hecho Rosalie y Jasper eran los mas graves estuvieron en coma por casi un mes, cuando despertaron lo único que podían hacer era decir “BELLA PERDONANOS” y nada mas, de ese día ellos se arrepintieron de lo que paso con Bella, un poder superior les hizo pagar por lo que habían hecho, y a la vez a mi también, la incertidumbre de no saber si mis hermanos vivirían me mato día a día, desde ese accidente, juramos nunca mas molestar a nadie y si alguna vez encontrábamos a alguien le pediríamos perdón por tanta maldad, pero estoy seguro de que Bella no lo hará…



-Edward despierta!- paso Alice sus manos por mis ojos

-Alice dime

-no dime tu entonces que te traes con Bella

-nada Alice ya te dije….

-espero que no te acerques a ella, ya bastante hicimos en su vida como para pretender ser sus amigos es mejor mantenernos alejados…

-tienes razón hermana… mejor vamonos…- ella me tomo del brazo y nos sumergimos en una conversación trivial mientras avanzábamos hacia el estacionamiento… cuando llegamos estaba lleno de estudiantes en sus autos, algunos estaban de salida y otros venían entrando, también habían a los que les encantaba estar ahí… solo para presumir los autos que estaban arreglados…



-no se que se trae Rose…- escuche la voz de Emmett mientras hablaba con los chicos estaban apoyados en los autos, no nos veían ya que estaban de espaldas a donde nosotros veníamos caminando

-lo único que les digo es que no dejare que la cerdita arruine nuestras vidas- mi estomago se contrajo antes las palabras de Rose, Alice me quedo mirando sabiendo lo que pasaría

-si pasa cualquier cosa nos podríamos deshacer de ella hermana, será fácil- dijo el imbecil de Jazz con la mayor soltura del mundo, mi instinto protector se encendió y no fui capaz de reaccionar y parar, mi ira se desato por completo



Corrí hacia donde estaban y golpee a jasper con toda mi fuerza, el maldito cayo al suelo pero se paro rápidamente para hacerme la guerra, nos comenzamos a dar de golpes, de pronto cuando levante la vista estaban todos en círculos rodeándonos, algunos aplaudían y otros chiflaban, los gritos de mis hermanas eran ensordecedores, Jasper al verme distraído me golpeo en las costillas haciéndome caer al suelo, recupere mi aire y me le tire encima



-Nunca- golpeaba su cara con fuerza- mas vuelvas a amenazarla así- me pare y golpee su estomago-te mato imbecil me escuchaste te mato antes de que la toques



La sangre chorreaba por mi cabeza al igual que por la de jasper, mi labio estaba roto y mi abdomen dañado, pero el estaba peor, su cuerpo yacía inconciente en el suelo, la sangre que salía de sus heridas mancho el pavimento del estacionamiento, me limpie la sangre de mi boca y la escupí sobre el… esta había sido la declaración de guerra entre el y yo, no dejaría que la tocara…



-que demonios te pasa imbecil- me dijo Jazz desde el suelo

-te lo dije, te advertí no te atrevas a hacerle algo- no quise nombrarla ya suficientes problemas teníamos como para mas encima explicar “el porque nos conocíamos”

-demonios Edward como puedes perder la cabeza por una mujer

-no te admires tanto Jasper que no soy el único que la desea… o no hermanito?



Todos miraban expectantes, había dicho mas de lo que debía pero no me importaba de cualquier manera evitaría que ese imbecil se saliera con la suya… Alice pareció entender mis palabras y se llevo una mano al pecho su mirada denotaba la tristeza de la traición de jasper…

-ya estas advertido- agarre sus ropas y lo levante unos centímetros del suelo- tócala y te juro que te mato- lance su cuerpo al suelo, donde Rose y Emmett lo socorrieron, Alice solo me miraba con los ojos llorosos…




Me gire y todos me miraban expectantes, se abrieron paso a medida que avanzaba al volvo que estaba en frente de donde nos habíamos peleado, cuando el publico se abrió en la mitad del estacionamiento estaba parada Bella, con su mirada inquisitoria, sus ojos destilaban repulsión, pero no me importaba aunque ella me odiara, se vengara y nos hiciera el daño que nos merecíamos, la protegería, era un deber… uno que debía haber cumplido hace muchos años…





4 comentarios:

  1. m encanta la historia!!

    ResponderEliminar
  2. dIOS CADA VEZ SE PONE MEJOR!!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. dioooss dioooos tii! me encantaaa!!! ya la habia empezado, pero la habia dejado de lado pero aora se esta ponienod mui interesanteee!
    :D
    besos

    ResponderEliminar