“No Necesito un Cielo si tú no puedes ir a él ",
Bella Swan, Luna Nueva

"Un día escribiré tanto como Estrellas hay en el Cielo" Tiwii Cullen





Debemos aclarar que todas las historias que están en este blog nos pertenecen y son de nuestra autoría pero los personajes de la Saga Crepúsculo y algunas otras cosas más que aparecerán en los Fics que publicaremos aquí son propiedad de Stephanie Meyer, también existen personajes que son sacados nuestra imaginación.



martes, 22 de junio de 2010

Pasion a Segunda Vista, Capitulo 15: Cena




Pasión a Segunda Vista


Capitulo 16:


Cena




NENAS!!! Perdon por la tardanza pero hoy tube dia de locos xD… ojala comprendan. Bueno chicas este cap es un poco mas corto porque no quice irme en rodeos, ademas al final les dejo unos adelantos del proximo cap para mantenerlas mas “atentas” a fic, ojala me dejen muchisisisisisimos rws expresando sus comentarios



Con Amor



Tiwii Cullen




POV Edward:




- ¡Edward!- grito Alice al verme entrar por la puerta de la casa. Se abalanzó hacia mis brazos y la recibí con el mismo entusiasmo

- ¿Cómo estas pequeña?- le dije en su oído

- Muy bien, soportando a Rose pero bien- reí- pero dime ¿Cómo te fue?

- Excelente pero mas tarde hablamos- le dije al darme cuenta que no estábamos solos.

- ¿Qué a caso ya no podemos saber tus cosas?-pregunto Rose con cara de enojo.

- Si puedes, pero si quieres saber para criticar mis acciones prefiero que no sepas.

- ¿y quien dijo que te iba a criticar?, no porque ahora andes con la “cerdita” voy a criticar todas tus acciones- dijo con una sonrisa malévola.

- No la vuelvas a llamar así- camine furioso hacia ella pero un cuerpo mas grande me detuvo, Emmett

- No te metas en lo que no te incumbe- le dije cuando estuvimos frente a frente

- Y tú no te metas con mi novia.

- No puedo creer que la defiendas- solté un bufido y me fui hacia la cocina, Alice me siguió

- A estado así toda la semana, te juro que me he agarrado con ella muchas veces por las idioteces que dice de Bella- dijo sentándose arriba de uno de los mesones.

- Bella vendrá el sábado a cenar y no le permitiré que diga algo así, porque te juro que soy capaz de matarla- le dije con convicción que nunca

- Edward…- trato de apaciguarme Alice

- No Alice… ya no mas, no dejare que ahora Rose interfiera en mi relación con Bella-

- Lo entiendo, no te preocupes- mi hermana se acerco y me dio un abrazo que expresaba lo mismo que sus palabras.

- Gracias-

- Y bien ¿tenemos boda?- Pregunto Alice, la había llamado el día antes de comprar el anillo en Paris para contarle de mis intenciones, ella casi había estallado de alegría.

- Tenemos- respondí con una sonrisa- es por eso que el sábado aprovechare el día para oficializar nuestro compromiso, quiero todo el mundo se entere de que la mujer mas hermosa del mundo es mi prometida.

- ¿Tu Prometida?- pregunto una voz atónita, nos giramos y Rose estaba parada en la puerta con su expresión descompuesta.

- Si y será mejor que te acostumbres-

- ¡Edward! demonios estas loco, de verdad no entiendo que le vez. Es una maldita mosca muerta, ¡mira lo que hizo en la familia! ¡por culpa de esa mal parida estamos así!

- ¡Rose!- Alice miraba a nuestra hermana con una expresión de completa atrocidad

- No puedo creer que pienses meter a esta casa a esa maldita, no lo concibo. ¡perdiste la cabeza por esa puta!- avance a zancazos la distancia y me abalancé contra ella. tome su cuello entre mis manos y la presione contra una de las murallas

- ¡no vuelvas a decir eso! ¡la culpa de lo que paso es de nosotros! ¿eres tan estupida para no darte cuenta que le cagamos la vida a Bella?

- ¡Edward ya basta! ¡Carlisle!- grito Alice a mis espaldas tratando de separarnos.

- ¡suéltame maldito!- decía Rose mientras el color de su rosácea piel era reemplazado por uno púrpura.

- ¡Edward la estas asfixiando!- grito Alice con desesperación.

- ¡no te metas con Bella porque te juro que para la próxima no dudare!- la solté y ella comenzó a respirar nuevamente, el sentimiento de odio que tenia hacia Rose crecía cada vez que hablaba así de Bella, ella no tenia derecho a tratarla así. No lo tenía.

- Mal… di… to, es una perra y siempre lo será. Eso jamás lo vas a cambiar- dijo tosiendo y tratando de respirar.



Se arrastro hacia fuera de la cocina y salio sin mas, mi rabia estaba al borde del colapso en un instituto de sobreprotección pensé en perseguirla y acorralarla evitando que cualquier futura desgracia ocurriera pero me contuve, no podía convertirme en lo mismos de antes, no le canaria la vida a otra persona mas, por mucho que esta se lo mereciera.


- esta vez te excediste- me dijo Alice mirándome aun con asombro.

- Lo siento pero ella se lo busco, que nunca mas vuelva a insultar a Bella porque para la próxima no seré tan condescendiente.



Me fui a mi habitación, debía calmarme esta seria una larga semana. Los días siguientes no fueron mejores, mis enfrentamientos con Rosalie habían aumentado hasta tal punto que ella pidió no asistir a la cena a lo cual mis padres se negaron tajantemente, ellos no tenían idea de lo que había pasado antes y de lo que acontecían ahora, estaba seguro que ellos repudiarían nuestra conducta.

Con Bella todo iba de maravilla, sus padres estaban felices por nosotros. En la universidad estaba todo tranquilo el día jueves por la tarde me quede a estudiar con Lawrence, no se aguanto las ganas de preguntarme con lujo de detalles todo lo que pasaba con Bella.



- ¿así que matrimonio? JA ¿Quién lo iba a pensar?... si que han cambiado las cosas solo en unos meses- dijo con una sonrisa- pero a sido para mejor, me alegro que llegaras a esta universidad Edward

- Muchas gracias- respondí con una sonrisa.

Desde que Jake no estaba en circulación sin quererlo comencé a ser el mas popular de la universidad, me buscaban para cuanta tontera se les ocurría cosa que a veces llegaba a molestar a mi lo único que me importaba era mi carrera y estar con mi amor, nada mas.


El viernes por la mañana me levante y habían dos maletas en la puerta.



- ¿de quien son esas maletas?- pregunte extrañado, Emmett se había ido de viaje por unos días, creo que por el equipo de football de la universidad o algo así, pero no pensaba volver hasta la próxima semana- ¿Emmett volvió?- pregunte

- Son mías- dijo la voz inconfundible de mi hermana- me voy.

- ¿y para donde?- pregunte girándome

- No quiero ver como esa…. “niña” se viene a meter a nuestra casa para quedarse, iré a ver a Jasper al centro de rehabilitación y pretendo quedarme muchos días allí- dijo enojada

- Bien… haz de tu vida lo que a ti te plazca- sonríe- además si no estas mejor… mas bien lo pasaremos- sonreí maléficamente cosa que la hizo enfadar, tomo su maleta y salio dando portazos. Su convertible se perdió en las calles dando paso a la enorme Paz que se respiraba en la casa sin que ella anduviera diciendo cosas.

- ¿no es divertido estar sin Rose algunos días?- dije sentándome en el sillon

- ¡Edward!-llamo mi padre

- Dime papa ¿Qué deseas?

- Quiero saber que pasa entre Rose, Bella y tu-

- Nada papa, solo problemas del pasado

- Hijo ¿están bien?- pregunto preocupado

- Si papa no te preocupes, somos hermanos ¿recuerdas?

- Si lo se y eso es lo que nunca cambie entre ustedes- sentí pesar de mentirle, nuestra relación jamás seria la misma, pero no quería que mi padre perdiera la ilusión en sus hijos.- venia a decirte que esta todo listo para la cena de mañana, Bella será nuestra invitada de honor, ¿iras por ella?

- Claro que si, a eso de las 8 iré a su casa a recogerla.

- Bien entonces cenaremos cuando ustedes lleguen.

- Genial- respondí con una sonrisa.


Ojala mi padre jamás supiera todo lo que habíamos hecho años atrás si no se llagaría una gran desilusión de todos, a sus ojos éramos perfectos y no me gustaría que perdiera ese concepto aunque fuera una mentira.



- ¿estas nervioso?- me pregunto mi madre cuando entre en la biblioteca, estaba sentada en uno de los sillones buscando unas recetas.

- Claro que si, que Bella este en esta casa es muy importante para mi mama.

- ¿estas enamorado?- pregunto con la sonrisa mas amable del mundo

- Si mama y mucho- respondí ruborizándome.

- Lo veo hijo mió… además Bella se ve que es excepcional

- Lo es, es una mujer…- pensé- me cuesta describir tanta perfección- ella rió

- Hay Edward me alegro mucho por ti hijo, pensé que te iba a costar un poco mas encontrar a tu alma gemela.

- ¿Por qué lo dices?- pregunte entre asombro y risa

- Porque jamás te vi interesado en nadie, la ultima vez que te vi como ilusionado fue en el colegio y por una chica que jamás conocí

- Bella- dije sin ánimos de mentir

- ¿Bella?

- Si mama… yo estoy enamorado de Bella desde el colegio. Nos conocimos cuando vivíamos en Forks hace algunos años.

- Pero… pero jamás me lo habías contado Edward.

- Lo se, pero ahora te estoy diciendo- sonreí- yo he amado a Bella desde que la conozco, siempre la ame y creo que jamás dejare de hacerlo.

- Hay Edward no sabes que feliz me haces hijo, tu felicidad es la mía y si tu estas así imagínate como estoy yo.

- Gracias mama-



Se acerco a mí y nos abrazamos. Ella sonreía ampliamente al igual que yo, ella era la mujer más pura y hermosa del mundo, mi madre era excepcional.



- Edward ya van a ser las 7 cuando iras por Bella- dijo Alice en la puerta de mi recamara, ya era sábado, no había visto a Bella desde hace 3 días ya que tenia que ponerse al corriente con la universidad y además solucionar unos problemas con su familia, estaba loco por verla.

- Ya voy Alice- tome mi chaqueta del sillón de mi recamara y me fui por ella.



Maneje a una velocidad prudente pero con las ansias vivas de verla. Estaba más emocionado porque era primera vez que no nos veíamos en tantos días, extrañaba cada cosa de ella su olor, su cabello, sus manos, su cara, sus caricias, a ella… la extrañaba completa.



- Buenas noches Joven Edward- saludo el mayordomo- la señorita Isabella bajara en unos instantes.

- Muchas gracias- me adentre en la sala y me senté a esperarla. Unos minutos mas tarde una voz ya familiar me saco de mis cavilaciones

- Buenas noches Edward- dijo la voz de René, la madre de Bella

- Hola René, buenas noches- me pare y nos saludamos con un beso en la mejilla.

- ¿vienes por mi bebe?

- Si

- Que bueno- se acerco a mi y me susurro- a estado ansiosa todo el día

- Lo mismo digo

- Edward…- suspiro- cuídala ¿si?, no dejes que nadie la dañe nuevamente creo que esta vez no lo soportaría

- Con mi vida René, soy capaz de dar mi vida antes de que Bella sufra

- Lo se, por eso es que confiamos tanto en ti. Charly, Phill y yo estamos felices de que Bella este contigo, la notamos muy feliz- sonreí triunfante.

- Muchas gracias- los pasos apresurados en el pasillo y en la escalera me indicaron que Bella ya venia.

- Los dejo, no lleguen tarde- dijo con una sonrisa y se perdió en el pasillo del primer piso.



Las blanquecinas y níveas piernas de Bella aparecieron en la extensión de la escala, bajo observando cada movimiento que hacia, no pude hacer nada mas que remitirme a mirarla y a amarla hasta por el hecho de caminar, no había nada en este mundo que no quisiera de ella. Cuando sus pies tocaron el suelo nos quedamos mirando por no se cuantos minuto, sus ojos brillaban y una sonrisa adornaba sus labios. Estaba completamente hermosa llevaba un vestido de color verde que combinaba de manera sublime con sus hermosos ojos, su pelo estaba ondulado en las puntas y su maquillaje era suave destacando la intensidad de sus ojos.



- no sabes lo hermosa que te vez-

- te amo- dijo antes de que pudiera reaccionar se lanzo a mis brazos y nos fundimos en un beso lleno de amor. Mis labios devoraron con furia su boca, quería sentirla, quería tenerla conmigo.

- Yo igual y no sabes cuanto- le dije rozando su boca con la yema de mis dedos

- Te extrañe muchísimo.

- No creo que mas que yo- sonreí- ¿estas lista? Porque tengo a 3 personas impacientes en casa.

- ¿tres?

- Si, Rosalie y Emmett salieron de viaje, fueron a ver a Jasper.

- Ah- suspiro- ¿y como esta el?

- Bien, su rehabilitación anda a las mil maravillas, si todo sale bien en menos tiempo de lo que se esperaba estará en casa.

- Me alegro- sonrió- Alice debe estar contenta

- Lo esta a pesar de todo se siguen amando. Bien ¿nos vamos?

- Si por supuesto.



Tomo su bolso y nos encaminamos hacia mi casa, el camino fue rápido y silencioso Bella y yo íbamos tomados de la mano y cada 5 minutos besaba la piel de esta para poder sentir su calor en mis labios y su esencia. A penas nos estacionamos afuera de la casa la cara de Bella cambio totalmente.



- Wow…- dijo con verdadero asombro- tu casa es hermosa.

- Si a mi me encanta. Mis padres la diseñaron

- Si mis padres también diseñaron nuestra casa- salimos del auto y las enormes puertas de la casa Cullen se abrieron dejando ver a tres figuras. Alice corrió a abrazar a Bella

- ¡Alice!- grito Bella y ellas se abrazaron

- ¡Bella! Que alegría, te extrañaba

- Lo se, yo también- respondió con una sonrisa- Alice tomo de la mano a Bella y la encamino a la casa en la puerta estaban mis padres.

- Mama, papa les presento a mi novia, Isabella- dije a mis padres y señale a la hermosa mujer que tenia a mi lado

- Isabella cariño es un honor por fin conocerte oficialmente, lamentablemente nos hemos visto en situaciones poco favorables.

- Si, pero es un gusto conocerlos al fin Sra. Cullen

- Esme por favor cariño, solo Esme

- Isabella mucho gusto- dijo mi papa con una sonrisa

- Sr. Cullen- Bella extendió su mano y mi padre correspondió al saludo

- Carlisle solamente

- Entonces yo soy Bella, porque el Isabella es muy largo.

- Esta bien hija- respondió papa- pasemos



La velada fue genial, mis padres amaron a Bella desde el primer momento en el que la conocieron y esto lo confirmaba, la recibieron como una mas de la familia y le expresaron todo su apoyo, era una noche extremadamente calurosa por lo que abrimos todas las ventanas para que la casa se refrescara y salimos a conversar al patio. Mi madre era una excelente diseñadora por lo que ella misma diseño y arreglo nuestro jardín para construir un verdadero paraíso.



- y piensan casarse ¿después de la universidad o antes?- pregunto mi hermana.

- Con Edward acordamos que seria mejor después, porque así cada uno ya tendría manera de solventarse y seria mucho mejor para poder comenzar una casa.

- Tienen razón chicos es mejor esperar, además no les quedan muchos años ¿cierto?- Bella me miro y yo fruncí el ceño

- A Bella solo le quedan 3. a mi me quedan 5 mas la especialización- dije enojado- es mucho tiempo

- Bueno ahí veremos si podemos casarnos antes mi amor- dijo ella siempre tan amorosa

- Si Edward es cierto ¿ya sabes en que te vas a especializar?

- Estaba pensando en Cardiología o cirugía reconstructiva. Son dos partes de la medicina que me apasionan.

- Puedes hacer lo que quieras hijo mió- me expreso mi padre con orgullo

- Gracias papa.

- Edward… ¿quiero ir al baño?- me dijo Bella en un susurro mientras los demás conversaban.

- ¿quieres que te acompañe?- pregunte con segundas intenciones, ella solo sonrió y me dedico una sonrisa

- Si no estuviéramos con mas personas lo pensaría pero por ahora iré sola-

- Aguafiestas- dije con un puchero

- ¿Dónde esta?

- Es la primera puerta al final del pasillo, casi al lado de la entrada.

- Bien espérame aquí y no intentes nada.

- Lo prometo- levante una mano y con la otra cruce mis dedos por detrás.

- No hagas trampas Cullen o ya veras.

- Insisto… aguafiestas- gruñí.

Se metió por los ventanales y no pude hacer nada más que verla caminar, era una sensación tan poderosa. El amor que sentía por esta mujer sobrepasaba todos los limites, era increíble todos los sentimientos hermosos que ella me provocaba, Bella era la mujer de mi vida, era el amor que siempre quise y al que cuidare como lo mas preciado.



- estoy feliz- solté de repente cuando ya se había perdido entre las cortinas

- lo sabemos hijo- respondió mi padre con una sonrisa- y estamos felices por ti.

- Edward Bella es maravillosa- dijo mi madre

- Si mama lo se, ella lo es todo.

- Edward y Bella son el complemento perfecto.

- Ellos se conocían desde antes- dijo Esme mirando a Carlisle

- ¿antes? ¿de donde?

- Nos conocimos en forks- Alice me miro con sus ojos abiertos pero yo le hice una seña que estaba todo bien.

- Y eran amigos

- No- respondí tajante- solo éramos conocidos, al principio tuvimos muchas dificultades, luego ella se fue por muchos años hasta que nos encontramos aquí en Los Ángeles por simple coincidencia

- ¡interesante!- dijo papa

- Tienen suerte entonces- acoto mi madre.

- Si, pero el con suerte soy yo. Es una completa bendición habérmela encontrado nuevamente. Doy gracias día a día por tenerla conmigo.

- Es bueno que valores lo que tienes Edward, sirve para amarnos más.

- Además Edward y Bells pronto estarán juntos así que serán parte de nuestra hermosa familia- contó Alice contenta.

- Eso es lo que mas deseo, que Bella sea un Cullen significara que estará siempre conmigo.

- Será parte de nuestra familia por siempre- concluyo mi padre, nos embarcamos en una charla de lo mas animada, mis padres estaban felices. Mire mi reloj y Bella llevaba mas de 20 minutos en el baño, no quería ser paranoico pero ¿Dónde estaba?

- ¿Bella se abra perdido?- dijo Esme sacándome de mis cavilaciones

- Iré por ella

- Que paranoico que eres, lo único que podría pasarle seria que se perdiera- Alice rió y yo sonreí.



Entre en la casa y me dirigí al baño. La luz estaba encendida y la puerta cerrada.



-¿Bella amor estas bien?- pregunte respire mas tranquilo al ver indicios de que estaba allí- ¿Bella?- golpee la puerta y nadie respondió, comencé a inquietarme-¿Bella? ¿Bella?- pregunte golpeando incesantemente pero nadie respondía. Moví el manojo de la puerta y estaba abierta, abrí la puerta y el baño estaba completamente vació y el ventanal abierto hasta atrás.



- Bella- susurre

- Edward en don…- Alice entro al baño y se paro a mi lado- ¿Edward?



No espere nada mas corrí por el pasillo buscándola.



- ¿Bella?- grite por los pasillos, recorrí toda la casa buscando algún indicio de ella- ¿Bella?- grite aun con mas fuerza- ¡Bella donde estas!

- Edward ¿Bella donde esta?- pregunto Alice corriendo detrás mió

- ¡no lo se! ¡no esta Alice, no esta!- subí lo mas rápido que las piernas me lo permitieron abrí cada cuarto y revise cada rincón buscando la grácil figura de mi amada, no estaba, Bella no aparecía por ninguna parte.

- Iré al piso de arriba- me grito Alice cuando entraba al ultimo cuarto del pasillo

- ¡BELLA! ¿Dónde estas? ¡Bella responde! ¡Bella!- grite a todo lo que me dio el pulmón, estaba consternado y casi en estado de shock ¿Dónde estaba? No podía haberse ido si no vino con auto, ella solo iba al baño- ¡Bella!- grite nuevamente con la esperanza de escuchar su voz

- ¡Edward!- grito mi padre subiendo las escaleras- ¿Qué pasa?

- ¡Bella!- grite desesperado recorriendo cada cuarto de mi casa- ¡Bella!

- No esta aquí- grito Alice del tercer piso.

- ¿Hijo que sucede?- pregunto mi padre consternado por lo que estaba pasando

- ¡Bella papa!… ¡bella no esta por ninguna parte!- un dolor atravesó por todo mi cuerpo al pronunciar cada una de esas palabras, caí de rodillas al suelo ante la mirada atónita de mi padre… no quería pensar, no quería hablar, solo quería ver su rostro aunque fuera una vez mas.



No podía creerlo, ¿Cómo demonios había salido de la casa? ¿Y para que?... no podía ser… esto era una pesadilla, ¿Dónde estaba? El teléfono del comedor comenzó a sonar, antes de que alguien pudiera reaccionar conteste la llamada albergando las esperanzas de que fuera mi amor.



- ¡Edward!- un grito ensordecedor que me partió el alma se escucho, era la voz de Bella aterrada, se escucho como si le taparan la boca. Una respiración reemplazo el sonido de su voz aterrada- si quieres volver a ver a tu mujer, tráenos 5 millones en billetes sin marcar a la dirección que te daremos en unos días. Si no lo haces la mujer se muere.

- ¡MALDITO INFELIZ ME LAS VAS A PEGAR, DEVUELVEMELA!- le grite con furia y dolor. El sonido del teléfono ya colgado fue lo único que me escucho. Un grito de dolor salio de mi pecho sin ser retenido.



Bella había sido secuestrada y eso daba de cuenta que nuestros tiempos de paz una vez mas habían terminado.





4 comentarios:

  1. Mierquina... Que mal... :S Tienes una gran imaginacion pero espero que todo esto termine bien... Si no le puedes crear una Ligia a Edward para que lo cuide si falta Bella... Besitos mi Tiwii y como siempre me encanta tu historia!!!

    ResponderEliminar
  2. ohhh dios mio secuestradaaaaaaa¡¡¡ pero como cuando donde oh dios mio no lo puedo creer?

    ResponderEliminar
  3. Secuestrada??? Por cuantas cosas tienen que pasar??
    Me tienes con el alma colgada por un hilo.
    Bueno, me quedan dos capítulos para saberlo. Besos!!!=^-^=

    ResponderEliminar
  4. que buen capitulo que feo lo que le paso e Bella
    espero que no sea otra broma de rosalie

    ResponderEliminar