“No Necesito un Cielo si tú no puedes ir a él ",
Bella Swan, Luna Nueva

"Un día escribiré tanto como Estrellas hay en el Cielo" Tiwii Cullen





Debemos aclarar que todas las historias que están en este blog nos pertenecen y son de nuestra autoría pero los personajes de la Saga Crepúsculo y algunas otras cosas más que aparecerán en los Fics que publicaremos aquí son propiedad de Stephanie Meyer, también existen personajes que son sacados nuestra imaginación.



martes, 22 de junio de 2010

Pasion a Segunda Vista, Capitulo 12: Mente Criminal





Pasión a Segunda Vista


Capitulo 12:


Mente Criminal





POV Edward:




La vida asi como la vemos es mas frágil e inestable de lo que pensamos, todo lo que tienes Amor, Felicidad, Estabilidad o cualquier otra cosa que te sea importante puede desaparecer en un solo segundo.



-Te amo- susurre cuando pense que mi vida acaba ahí, la imagen de mi familia y la de Bella estuvieron siempre presentes en mi mente, sabia que algun dia tenia que morir pero lo que mas lamentaba era irme y dejar a Bella.

- Y yo también te amo Edward, y te amo más que a nada en este mundo- me dijo Bella de repente con voz extremadamente angustiada, se pego aun mas a mi espalda y apreto su agarre ¿a caso ella pensaba morir conmigo?.

-¡MALDITA PERRA! ¡CALLATE!- grito Jake con una expresión endemoniada, Bella pego su cabeza en mi espalda y se apreto mas a mi cuerpo, en un segundo la escena que estaba a su favor dio un giro de 360º. Un disparo resono en todo el lugar, de la nada salieron muchas personas vestidas con chalecos antibalas y con armas

- ¡Quietos!- gritó uno de los hombres que sujetaba un arma, mis ojos se fueron al cuerpo que estaba tumbado en el suelo, Jacob estaba retorciendose del dolor, le habian dado un balazo en el brazo.

- Maldito infeliz, ¡eres un desgraciado Cullen!- gritaba retorciendose en el suelo.




El cuerpo que estaba pegado a mis espaldas colapso, Bella cayo a mis espaldas y alcance a sujetarla antes deque se impactara contra el suelo.




-¡Bella!- trataba de reanimarla pero ella no respodia, se habia desmayado de la impresión, estuvimos a muy poco de morir en las manos de un psicopata como Jacob.

- ¡Edward!- grito alguien a mis espaldas, mire hacia donde provenia la voz y la persona que menos imagine corrio hacia donde estabamos nosotros

- ¿Leah?- dije tratando de componer la expresión

- ¿Estan bien?- pregunto muy preocupada y conmocionada

- si, gracias, Bella es la que me preocupa.

- no te preocupes ya llame a unas ambulancias asi que llegaran pronto

- ¿tu?... ¿tu llamaste a la policia?- pregunte tratando de ilar todo lo que habia pasado en menos de un minuto.

- si, yo fui. Siento no haber podido evitar esto pero todo paso tan rapido que a penas me dio tiempo para reaccionar.

- pero… pero… que fue lo que paso- pregunte pegando a Bella mas a mi cuerpo.



Mientras estabamos ahí un grito ensordecedor se esparcio por el campus, los policias estaban revisando a Jacob y tomandolo preso.



- ¡ERES UNA TRAIDORA!, ¡MALDITA DESGRACIADA! ¡HIJA DE PUTA!, te vas arrepentir mal nacida- gritaba con un odio impresionante

- ¡Ya callate!- le dijo un policía poniéndolo sobre la capota del auto patrulla, la herida de Jake sangraba bastante puesto que los policias esperaron a que llegara la ambulancia y en conjunto lo trasladaron al hospital. El hombre que paro a tiempo el ataque de Jacob se acerco

- buenas noches jovencitos, tienen suerte de estar vivos- dijo con clara expresión de alivio

- muchas gracias oficial- dije casi tartamudeando, seguia en el piso con Bella en mis brazos y sin poder mover una particula de mi cuerpo.

- Ahora que llege la ambulancia se llevaran a la señorita para chocarla y usted tendra que acompañarnos.

- Por supuesto que no- dije con enojo- no me separare de mi novia por nada del mundo, si quiere que prestremos algun tipo de declaracion debera tomarnosla en el hospital- el policia lo penso pero al ver que no tenia mas opcion acepto escoltandonos en su patruya



La ambulacia llego al campus y Bella aun no despertaba, los paramedicos la subieron en la camilla y se la llevaron hacia el hospital, antes de subirme para ir con ella vi que Leah iba escoltada con el policia en direccion a la patrulla. De mi celular llame a la casa de Bella informándole a su madre, tuvo la reaccion que yo esperaba, se puso como loca al saber que su pequeña habia estado en peligro, me pregunto a donde ibamos y el conductor me señalo el hospital general de los Ángeles, corto de inmediato y presumi que vendria hacia aca. Al momento de llegar fue todo muy rapido, nos tomaron a mi y a Bella y nos metieron en salas de examinacion diferentes, lo unico en lo que pensaba era en si Bella estaba bien. Cuando al fin me puse safar de todas las enfermeras me fui corriendo a donde estaba ella, entre en una habiatacion que afuera tenia su nombre. Ella estaba acostada con la luz a media potencia, su rostro aun se notaba tenso y ansioso, me acerque con cuidado y tome sus manos besandolas y llenandome de su olor, ese que me hacia vivir y me deba animos para seguir respirando. La puerta se abiro violentamente y las figuras de dos personas entraron precipitamente a la habitación, eran los padres de Bella



- ¡Bella!- exclamaron los dos al unisono

- Hay mi amor- decia su madre mientras acariciaba su frente, al parecer no habian notado mi presencia, carraspe mi gargante y se giraron en mi direccion.

- ¡Edward! ¿pero que ha pasado?, ¿Por qué estan en el hospital? ¿y porque estas golpeado?- dijo la mama de Bella con voz atropellada.

- Tranquila Sra. René estamo bien, tuvimos un pequeño incidente pero ya paso.

- No Edward, me cuentas ahora lo que paso, de todas formas igual lo averiguare.

- Esta bien- admití sabiendo que tenia razón- lo que paso fue que… Jacob nos intento matar- la mama de Bella contuvo el aliento al igual que su padre que estaba acariciándole la cabeza, los dos me miraron con expresiones de asombro e incredulidad- se que pensaran que miento y esto es una jugarreta, pero la misma bella y la policia puede corroborarles lo que digo.

- Eso no puede… ser- trato de modular la madre de Bella, estaba tan atonita como su esposo, Phill. Ambos me miraban y miraban a Bella alternando las miradas.



Senti que mi corazon se salio de mi pecho cuando vi la mano de Bella mover sus dedos, ella lentamente comenzo a moverse pero de un de repente su expresión se volvio torturada y lanzo un grito ensordecedor que me dejo helado el corazon.




- ¡Bella!- dijo su madre tratando de calmarla, ella parecia querer salir corriendo pero aun tenia los ojos cerrados

- ¡Jacob no! ¡porfavor no nos mates! ¡Edward!- gritaba Bella

- ¡Edward ve por la enfermera!- grito Phill, Sali corriendo de la habitación en busca de la enfermera de turno, a penas vi alguna la lleve corriendo hacia donde estabamos al entrar Bella seguia con su ataque, la mujer rapidamente preparo un calmante y se lo administro sumiendo a Bella en un profundo sueño

- ¿ustedes son los padres?- pregunto con el ceño fruncido

- Si lo somos

- Bien entonces donde el doctor para que hable con ustedes, y usted joven debe retirarse de la habitación- me dijo señalándome, asentí con pena y enojo, no queria dejarla.

- El puede quedarse, es el novio de mi hija- dijo la mama de Bella dándome una pequeña sonrisa la cual respondí de igual manera.



Los tres salieron de la habitación y se fueron a hablar con el doctor, yo nuevamente me acerque a su cama y depocite pequeños besos en su frente y labios, queria que me sintiera cerca de ella.



- Tranquila mi amor ya todo paso- dije dandole un beso en sus labios. Paso alrededor de 1 hora y la imagen de Leah aparecio en la ventana de la habitación, Sali de ella y la encontre en el pasillo teniamos mucho de que hablar.

- ¡Leah! ¿Cómo estas?

- Bien pero ustedes ¿estan bien?

- Si y eso es gracias a ti, pero dime que fue lo que paso

- Todo fue muy rapido, estabamos con Jake en el hangar- bajo su mirada al saber que podria deducir lo que pasaba- y de repente los vio pasar de la mano y casi se le salieron los ojos, fue tanto el odio y la colera que tenia que me pego a mi cuando trate de contenerlo. Golpeo todo lo que tenia a su paso repitiendo una y otra vez “los voy a matar”. Cuando entre en panico fue cuando hizo una llamada pidiendo un arma, salio sin mas del hangar y se fue como alma que lleva el diablo, yo lo segui y mientras lo hacia llamaba a la policia, cuando supe donde estaban los 3 fui a buscarlos y traerlos, creo que llegamos justo a tiempo- dijo bajando la mirada triste

- Tu lo querias ¿no es cierto?

- Si, yo lo amaba, pero no puedo estar con un hombre tan violento capaz de matar a personas inocentes. Se que algun dia me agradecera no haber cometido ese asesinato con ustedes.

- Gracias Leah

- De nada Edward, es lo minimo que puedo hacer por Bella después de cómo me comporte. Mas tarde te vendran a buscar para prestar declaraciones.

- Esta bien, aquí estare esperando

- Bueno debo irme, cuidence mucho y ojala nos volvamos a ver

- Claro que si, gracias por todo- nos abrazamos y ella se fue rapidamente, dos personas enormemente conocidas pasaron justo por su lado cuando se estaba llendo, mis padres

- ¡Edward!- grito mi madre lanzándose a mis brazos, seguida por las caricias de mi padre

- ¡hijo hemos estado muy preocupados!, nos llamaron del hospital que estabas internado. ¿Qué ha pasado?

- Nada tan terrible yo estoy bien, es Bella la que me preocupa.

- ¿Bella?- dijo mi madre- ¿tu novia? Hay dios mio es que a ella le ha pasado algo

- No mama afortunadamente fue el susto, vengan- dije indicandole a mis padres la habitación de Bella, ellos la vieron por unos minutos, la besaron y dieron animos aunque no pudiera despertar y salieron al hall.

- Bueno cariño que pasa- dijo mi madre

- Les contare- comence a relatar la historia, las expresiones de papa y mama cambiaban constantemente, sus rostros se pusieron blancos cuando conte lo del arma.

- Edward ¡por el amor de Dios!, estuviste a punto de ser asesinado- termino mi madre casi en un susurro

- Si mama pero ya todo va bien, no te preocupes que yo estoy en perfectas condiciones si la que me preocupa es Bella.

- Hay Edward- suspiro mi padre y me abrazo, mama se nos unio y senti el enorme amor que me tenian mis padres ademas del dolor que significaria perder a alguno de sus hijos.

- Bueno hijo mio ve con Bella, al saber que estas mejor me quedo mas traquilo

- Gracias papa, nos vemos en la casa

- Esta bien cariño- nos besamos y me meti nuevamente en la habitación de Bella.



Ella aun seguia dormida pero parecia mas relajada que antes, me acerque a ella y pase mis labios por su frente inhalando su aroma tan particular, ese olor a fresias que me acompañaba donde quiera que fuera. Me sente a su lado contemplando su rostro y me pregunte cuando demonios tendriamos un momento de paz y tranquilidad, tal vez no estabamos destinados a ello, pero siempre mantendre la esperanza de que si. Un dia vivieremos felices y tranquilos disfrutando nuestro amor, de eso estaba seguro.



Las horas pasaron y cuando casi era media noche los padres de Bella fueron a comer, por una extraña razon Bella parecia no despertar y tenia preocupado a los doctores, decian que el colapso nervioso habia sido tan fuerte que la habia sumido en una inconciencia. Me quede solo con mi amor, podia recordar cuando vivia esa intensa batalla dentro de mi por no poder decirle lo que sentia y tener que verla con Jacob. Una pequeña sonrisa se desplego por mis labios al saber que Jake no seria una interrumpcion entre nosotros, pero me mortificaba bastante que las cosas ubieran llegado a tanto.



- Bella… despierta mi amor, quiero escuchar nuevamente que me amas- dije casi en su oido esperando provocar alguna reaccion. Al parecer Bella no tenia intenciones de despertar luego.- lo unico que quiero es verte mi vida, ademas hay muchas cosas que tenemos que ver. Despierta mi amor… despierta.

Después de muchos intentos por tratar de traerla denuevo me di por vencido pero seguiria intentandolo cuanto tiempo fuera necesario. Le deje un beso en sus tibios labios y camine en direccion hacia la puerta cuando el sonido mas precioso atravezo por mis oidos.



- Yo también te amo- susurro la voz mas hermosa del mundo. Me gire violentamente y apenas abriendo sus ojos estaba mi novia, Bella pestañaba rapidamente tratando de acostumbrarse a la luz y buscanba con una de sus manos algun contacto, me apresure a tomarsela y estrecharla contra mi cara, sentir la calides viva de su piel me hacia sentirme enormemente feliz, la amaba y lo unico en lo que pensaba era en su bienestar.

- ¡Bella mi amor!- le dije lanznandome a abrazarla, ella se sento y correspondio a mi abrazo

- Te amo Edward Cullen, te amo mas que a nada en este mundo y lo unico que necesito es tenerte a mi lado

- Y yo tambien te amo, no sabes cuando Bella- nos separamos un poco solo para juntar nuestros rostros y fundirnos en un delicioso beso, su halito choco contra mi cara mandando una descarga directa mis sentidos y sumergiéndome en las mas placenteras sensaciones. El beso comenzo con el ansia de tocarnos y sentirnos sanos, habiamos estado a punto de morir, no habia tiempo para preocuparse del romanticismo. El solo hecho de verla y tenerla conmigo hacia el momento ya lo suficientemente romantico. La bese como si fuera el utimo momento, me devore sus labios y lengua, ella me abrazo y pego su cuerpo al mio dejandome sentir toda su figura y calidez.



Nos separamos solo para darnos una mirada dulce y llena de sentimientos, ella se recosto en mi pecho y ahí nos quedamos disfruntando del maravillozo contacto que teniamos. No se cuanto rato paso pero Bella se levanto rapidamente y me quedo mirando a los ojos.



- dime que demonios paso Edward, lo ultimo que recuerdo es el sonido de un disparo y unos segundo después vi todo negro-

- Bella… pasaron muchas cosas



Comence a relatarle todos los hechos, Bella estaba sorprendidisima, su cara no pasaba de estar palida y con los ojos muy abiertos, sus manos sudaban y tenia la piel muy fria.



- no puedo creerlo- dijo en un susurro.

- Pero asi fue Bella, gracias a Leah es que estamos vivos

- Jake…- dijo con sus ojos brillantes, me acerque a ella y nuevamente nos fundimos en un abrazo. Sabia que estaba triste, no podia evitar que se sintiera asi, Jake habia sido su mejor amigo, su novio y su amante por mucho tiempo, no era tan egoísta como para olvidar que ella todavía le guardaba un cariño del cual no me sentia celoso.

- En todo caso pedi que se me fuera informado de cualquier movimiento que se hiciera en el caso de Jake, pero Bella…- suspire- lamentablemente tendras que declarar contando lo que paso.

- Lo se Edward y no te preocupes que aunque me duela en el alma contare la verdad, no puedo permitir que esto se repita. Eso jamas.



Acaricie sus mejillas con mis manos y la pegue a mi cuerpo, necesitaba tanto sentirla entre mis brazos que no habria forma de mantenerme alejado de Bella, la necesitaba de ella como el aire que respiraba. Se habia convertido en una de mis necesidades basicas, ya no podia vivir sin tenerla a mi lado.



Bella se quedo en el hospital esa noche para ser observada, el doctor nos dijo que la crisis nerviosa que habia tenido habia sido muy fuerte y que debia descansar, aconsejo que seria bueno que Bella tomara unas vacaciones ya que podria presentar cuadros de estrés post-traumatico. Los padres de Bella le pidieron un permiso especial en la universidad de 1 mes, lo que habia pasado los tenia muy preocupados y no querian que se volviera a repetir jamas, Charly Swan su padre biologico casi habia enloquecido cuando Bella le conto lo que habia sucedido ademas lo dejo invitado a Los Angeles porque queria que conociera a su novio y ademas yo tenia muchos deseos de conocer al padre de mi ella.



Como yo estaba en perfectas condiciones no pedi ninguna clase de beneficios en la universidad, ademas estaba en pleno proceso de pruebas, debia de pasar todos mis examenes para que el semestre comenzara de lo mejor. Mi amigo Lawrence me ayudo en todo, el se sentia muy feliz de que Bella y yo estuvieramos sanos y salvos. El rumor de lo que paso con Jake se esparcio rapidamente por toda la universidad ademas que sus padres lo fueron a retirar de su carrera ya que desde la carcel no podria asistir al campus. La historia de Jacob habia terminado.



Al pasar dos semanas los examenes ya habian terminado, estaba muy feliz porque habia aprovado todo con excelentes calificaciones, lo que me tenia preocupado es que como dijo el doctor bella habia presentado multiples cuadros de estrés, por lo que en conjunto con sus padres tomamos una decisión, haciendo uso de los contactos que ya me habia hecho en la administración a pesar de solo llevar 3 meses en la universidad pedi un permiso especial de 2 semanas para faltar a clases.



- ¿Qué pediste que?- pregunto Bella con los ojos abiertos cuando le comente, la iba a ver todos los dias y permacia cuanto mas podia con ella, sus padres parecian estar encantados con nuestro noviazgo.

- Un permiso especial, te tengo una sorpresa-

- ¿Cuál?- pregunto con sus ojos brillantes

- Nos iremos las dos semanas que te quedan de permiso fuera del pais.

- ¿fuera del pais? ¡no lo puedo creer!- afirmo Bella emocianda pero sorprendida a la vez- ¿pero donde iremos?

- ¡ah! Eso es una sorpresa, deberas esperar para saberlo, lo unico que puedo decirte es que se que te gustara, es perfecto para relajarnos.

- ¡Wau! Edward- se lanzo a mis brazos- ¡gracias! Que emocion

- Si va a ser genial asi que hace tus maletas porque partimos mañana por la tarde.

- Esta bien- dijo casi llorando por la emocion



Esa noche me fui un poco mas temprano ya que tenia que dejar todo listo ademas por la mañana tenia una importante cita a la cual no podia faltar. Dieron las 8:30 de mañana en mi reloj y entre en la oficina del abogado que llevaba nuestro caso, el intento de homicidio de Jake era una pena muy grave en este estado que era pagado con carcer. El abogado fue muy tajante con el dictamen.



- Edward debo decirte que el futuro de Jacob Black no se ve muy halagador, creo que pasara bastante tiempo en la carcel.

- ¿Tan grave es?- pregunte sintiendo lastima por lo que seria de su vida

- Si, lamentablemente es un muchacho que perdera unos buenos años de su vida por un error. Una lastima



Sali de la oficina de mi abogado sintiendo una opresión en mi corazon, si bien no podiamos dejar pasar esto tampoco me hacia gracia mardar a alguien a la carcel, en cierto punto me sentia culpable de mandarlo a la carcel, pero mi prioridad era proteger a Bella y eso primaba mucho mas que mi culpabilidad. Llegue a uno de los sitios mas oscuros y lugubres de los que me habia tocado visitar, entre y fui revisado por los gendarmes que habian en la puerta, dejaron todas mis pertenecias de valor en una bolsa y me dieron el pase para entrar, camine por los oscuros pasillos de la penitenciaria de los Angeles, senti un frio correr por mi espalda del solo hecho de pensar que habian cientos de personas que vivian aquí, algunas tal vez moririan en un cubiculo de esta carcel. Llegue a la sala donde se daban las visitas, eran cubiculos de cristal el visitante y el visitado jamas se tocaban, solo se comunicaban por un intercomunicador. Me sente y espere pacientemente a que Jacob Black apareciera. 20 minutos mas tarde llego y casi palidecio al verme, se sento y tomo el telefono.



- que demonios haces aquí Cullen, ¿haz venido a reirte?

- Claro que no Jacob, solo queria saber como estabas

- ¡Dios! Ahora te preocupas por mi- dijo con sarcasmo- me enternecen tus palabras

- No seas idiota, vine porque Bella aun sigue consternada por lo que paso y quiere saber como estas- la mirada de Jake se suaviso y sus ojos brillaron por un minuto

- ¿Cómo esta ella?- dijo en un hilo de voz

- Se encuentra bien, pero no te mentire a tenido bastantes cuadros de estrés después de ese dia. Ella todavía no entiende las razones que te llevaron a lo que hiciste- Jacob agacho la cabeza.

- No lo se… realmente todavía no se cual fue la motivación que me llevo a actuar asi tal vez los celos, el dolor de que Bella me engañara o tal vez solo el orgullo de macho herido. Me gustaria saber pero no lo se.

- ¿Te arrepientes?

- Solo del daño que le hice a Bella… tu no me precoupas en lo mas minimo, te abria matado sin contemplaciones si ese policia no me ubiera detenido- dijo con su mirada fria yo solos sonrei

- Ella estara bien, te aseguro que lo superara y cuando salgas de aquí podemos enfrentarnos tu y yo, pero de igual forma no con una arma en la mano.

- Espero que ella me perdone alguna vez- concluyo

- Bueno Jake me voy- no emiti comentario sobre lo que habia dicho, sabia que a Bella le costaria mucho mas que lo que esta costando perdonarme a mi.

- Dile a Bella…- cayo.

- ¿Que cosa?

- Dile que a pesar de todo siempre la ame y que jamas me olvidare de ella no importa cuanto pase aquí.

- Se lo dire- dije con los ojos inexpresivos

- Hasta nuestra proxima pelea Cullen

- Hasta pronto Jacob.



Respondi mas frio que antes. Sabia que Jacob no me buscaria, el no sabia lo que le deparaba el destino pero por lo menos estaria los proximos 5 años en la cárcel como minimo. Una condena bastante justa para una mente criminal que no se arrepentia de lo que habia hecho.


Llegue a la casa de Bella alrededor de las 5 de la tarde nuestro avion salia a las 6:30 asi que estabamos a buena hora de partir.

- ¡Edward!- dijo saliendo a recibirme con los brazos abiertos.

- ¿Cómo esta la mujer mas hermosa del mundo?- dije depositando un beso en su nariz.

- Bien y lista para viajar.

- Que bueno, estamos a pasos de vivir nuestras primeras vacaciones juntos.

- Y espero que sean las primeras de muchas- dijo besandome con pasion- y ahora me diras donde iremos.

- No, sera una sorpresa, debemos partir ya porque sera un viaje muy largo.

- Esta bien, acompañame a despedirme de mis padres.

Fuimos dentro de la casa y ahí estaban René y Phill, ambos con una mirada llena de amor nos desearon unas felices vacaciones y que disfrutaramos de todo lo que pasariamos en el viaje. De camino al aeropuerto Bella llamo a Charly para despedirse, el como padre protector le dio su bendicion y un monton de concejos para el viaje.



A las 6:30 en punto el avion estaba despegando de la pista de aterrizaje, Bella no habia podido ni ver ni escuchar nuestro destino asi que estaba feliz porque seria una completa sorpresa. Contemple a mi novia que estaba sentada, su perfil era la escultura mas hermosa del mundo, sus facciones finas y todo lo que la componia me hacia ser el hombre mas feliz del mundo, cada dia era una accion de gracias por permitirme tenerla a mi lado.



- ¿Qué pasa?- pregunto Bella mirandome fijamente, movi mi cabeza para salir de mi trance.

- Nada, es solo que no puedo dejar de mirarte, amo cada particula de tu ser- Bella se sonrojo furiosamente y se pego a mi cuerpo, pase mi brazo por detrás para sentirla aun mas cerca.

- No puedo esperar a llegar sea donde sea que vamos.

- Si yo igual, prepare este viaje especialmente para ti, ojala lo disfrutes.

- Estando contigo hasta debajo de un puente estaria feliz- la frase de Bella hizo que en mis labios apareciera una sonrisa

- Te amo demaciado- le dije cerca de sus labios.

- Y yo te amo a ti- dijo ella abriendo su boca y dándonos paso a un profundo beso.



No podia negar que este hecho me abria beneficiado, pasaría dos semana increíbles con Bella, dos semanas llenas de amor, pasión y por sobre todo llenas de Paz.




1 comentario:

  1. ay que lindo dos semnas juntos!! me imagino lo que se "divertiran" daria mi pellejo por estar en su lugar

    ResponderEliminar