“No Necesito un Cielo si tú no puedes ir a él ",
Bella Swan, Luna Nueva

"Un día escribiré tanto como Estrellas hay en el Cielo" Tiwii Cullen





Debemos aclarar que todas las historias que están en este blog nos pertenecen y son de nuestra autoría pero los personajes de la Saga Crepúsculo y algunas otras cosas más que aparecerán en los Fics que publicaremos aquí son propiedad de Stephanie Meyer, también existen personajes que son sacados nuestra imaginación.



domingo, 16 de enero de 2011

os Consutla de Ultima Hora


Raiting M


Johana Reina feliz Cumpleaños, se que no ha sido el mejor dl mundo pero creeme las Reinas te apoyamos, perdonaras la hora pero lo que cuenta es la inteción lo hice con todo el amor del mundo, te amo mi JO gracias por tu amistad, para ti creeme vienen cosas muy lindas,y sueños por lograr.

Ada Cullen


El golpeteo del bolígrafo era lo único que oía, llevaba más de veinte minutos oyendo a la mujer indicar los falsos síntomas, lo hacía cada dos días, cada vez que iba a su consulta tenía un síntoma nuevo, pedía nuevos exámenes y se alteraba cuando se lo negaba. Hacia mas de media hora había apagado el computador, lo único que quería era irse rápido y tomar un largo baño

Ya hemos hablado de ello Becca, no estás enferma— le dijo en ese tono autoritario que decía: aquí mando yo— estas somatizando la enfermedad, los últimos estudios no muestran que estés enferma. Has pensado quizás en tomar terapia

― ¡cree que estoy loca!— acuso la mujer— no estoy loca, ¡estoy enferma! ¡enferma! ¿usted qué hace? Se cree Dios, cree que puede jugar con mi salud—

Resoplo frustrada, para que discutir con la mujer, total en dos días volvería diciendo que le dolía el estomago y que algún fluido tenia pigmentación y densidad distinta. Debería dejar
de ver tanta serie médica

― Bien entonces te recetare estas medicinas— tomo la hoja en blanco con el logo de la costosa clínica y apunto el nombre de varias vitaminas, no le medicaría nada de antibiótico sabiendo que la mujer no padecía de nada más que una predisposición— veremos cómo te va. Nos vemos dentro de un mes—

Sin convencerse la mujer tomo la hoja, la doblo y se marcho.

Johanna deseaba sacarse la bata blanca y correr a su apartamento, llevaba tres meses de locos, adaptarse a un ciudad nueva, a un país a gente, todo era difícil pero estaba feliz porque estaba realizando sus sueños, creciendo como persona.

Claro todo puede mejorar si me encuentro con un buen prototipo que me quite tanta calentura

El sonido del intercambiador corto su parloteo mental, la voz de la enfermera le indicaba que tenía un paciente de último momento

― Pero mi turno termino hace dos horas— se quejo, pero bueno a quien le importa cuando eres una interna

Suaves golpes le indicaron que su paciente "ultímate" había llegado, indico que siguiera, a esa hora esperaría encontrarse con un viejito pelón de unos sesenta años que se quejara por tres horas continuas y le dijera: en mi tiempo los doctores si eran buenos, ahora solo recetan sin estudiarnos, ahora ustedes…

― Buenas tardes Doctora…— su boca se abrió dejando ver claramente la admiración

― We… Wedheking— se aclaro la garganta en vano, las manos comenzaban a sudarle y la garganta se le resacaba, bueno parecía que estuviera en medio del desierto de Sahara y el tipo frente a ella un espejismo.

Estuvo tentada a levar la mano y tocar a aquel hombre, comprobar que era real y no inventos de su cansada mente, lo único que pensaba era

Si es de verdad, me le tiro encima

Se le olvido hablar, preguntarle que tenia, aunque ella podía jurar con sangre que nada le sucedía a tremendo bombón, con ese cabello cobrizo y despeinado, con esos ojos claros y brillantes y esos labios delgados, y …

― Doctora ¿se encuentra bien?—

Parpadeo varias veces, y se recordó que estaba en consulta y no de ligue, se acomodo en la silla , tomo el bolígrafo y comenzó a hacer las preguntas de rutina, claro la que más se repetía en su mente era ¿Cómo sería tenerte en mi cama, y entre….

― Pattinson— oyó que repetía él— Robert Pattinson

― Como el actor— susurro ella. Oyó que el reía bajamente y sus mejlilas se encendieron— es guapo, tiene lindo cuerpo y…— despego la mirada de la hoja blanca y miro detenidamente al hombre al otro lado del escritorio. Su respiración fallo, se llevo las manos a la cara abanicándolas, y aguantándose las ganas de gritar como loca. Respiro hondamente y tomo el control— cuénteme Señor Pattinson ¿Qué le trae por aquí?—

― Vera, no estoy enfermo, solo quería que alguien me asesorara sobre la carrera he sido elegido para ser el protagonista de un filme medico y…

Levanto la ceja sugestivamente. Ella quiso saltar sobre él, le enseñaría todo hasta el color de sus bragas y como gritaba cuando llegaba al orgasmos, incluso podría enseñarle a correrse como nunca antes lo había hecho

― No entiendo Sr, déjeme ver si comprendo ¿no está enfermo? ¿quiere que le explique sobre mi profesión? ¿y me esta haciendo quedarme aquí, perdiendo mi tiempo cuando podría estar en mi casa bajo mis mantas? y aburrida. Concluyo en su mente

― Básicamente—

― Podría haberlo dicho antes— se levanto de la silla, se quito la bata y le dejo en la silla, aliso el largo vestido azul, tomo el bolso— conozco un bar cerca donde le puede dar la asesoría que necesite—

La sonrisa que le dedico le hizo tambalearse, eso y que no podía creer que el hombre con el que fantaseaba todas las noches estuviera frente a ella. Sus brazos la sujetaron, sus bocas quedaron demasiado cerca, mordió el labio inferior un poco, luego dejo que su boca besara aquellos labios candentes, sujeto su cuello fuertemente y consumió todo lo que encontró a su paso, su lengua.

El la ciño a su cuerpo, haciéndole jadear, mientras su lengua se comía la de ella, la levanto , no sin antes restregar toda su mercancía contra su pelvis y abdomen, el beso cada vez se hacía más frentico. Le giro para hacerle sentar sobre el escritorio. Ella separo sus labios, para hablar pero el acallo cualquier palabra, cuando beso su cuello y sus manos se metiendo bajo la fina tela de aquel vestido

― Esto lo podría catalogarse como una exploración— musito con esa voz que dice que está listo para una buena cogida. Sus manos subieron acariciando las piernas lentamente, le apretó la parte interna del muslo haciéndola estremecer y casi gritar.

Ella sintió la sonrisa que se formo antes de besar su hombro, deshacerse del molesto bolso, y dejar sus dedos acariciaron por encima de las bragas la zona de placer, mordió sus labios y abrió los ojos. Sus ojos se encontraron, y la boca de él se armo una sonrisa traviesa, acto seguido sintió como las almohadillas de sus dedos exploraban su centro

― A…— la palabra quedo en el aire, cuando el atapo uno de sus senos con a boca, sin bajar el vestido o correr el sostén sintió los dientes mordiendo la tela y estrujándole , y al tiempo sus dedos jalando su sensible botón, todo dentro de ella se arremolinaba y presagiaba una fuerte explosión, él continuo con su tarea arduamente

― Yo… de…debería—

― Yo soy el médico Sta. Wedheking, yo soy el que decide que se hace y como se hace, veo que está algo tensa. Creo que puedo ayudarle a relajarse— le hablo totalmente ronco. Dos de sus dedos penetraron con fuerza en su interior haciéndola dar un grito que se ahogo en la boca del famoso actor— si gritas nos descubrirán, si te descubre te despiden y quien me dará mas asesorías— dijo contra su boca.

Si es por ti que me despidan ahora. Pensó

― Sr Pattinson— susurro ella vagamente, su respiración y los latidos del corazón peleaban entre sí para ver quien estaba más alterado.

― Robert— corrigió él con esa pecaminosa sonrisa. Su mano no cesaba de masajear y embestir

― Ro… Robert— sus pensamientos estaban totalmente colapsados como el trafico en plena hora pico— esto es inadecuado—

― Me gusta lo inadecuado y prohibido Dra., pero dejemos de hablar y consigamos que se relaje— comenzó a lamer el lóbulo de su oído, alternado la velocidad de sus embestida, mordisqueando su cuello.

Sus músculos se tensaron alrededor de los dedos, echo la cabeza hacia atrás y arqueo la espalda, envió su pelvis hacia delante para provocar más fricción— Córrete— ordeno él, su clímax llego con gran fuerza.

Sintió cuando una gota de sudor recorrió su frente para caer por su nariz, sus labios limpiaron aquel líquido salino, con cuidado saco la mano de su interior, observo atentamente, para llevársela en cámara lenta hasta su rosto, olerla y luego saborear sus propios dedos

― Según este tacto, todo marcha bien. Bueno no todo, tengo que decir que aun tenemos un problema— dijo serio, mirando su entrepierna

Ella sonrió perversamente

― Doctor, si mi exploración salió bien, puedo ayudarle con su problema, para eso debemos palpar y ver que no se hallen protuberancias extrañas en su cuerpo— respondió ella totalmente lujuriosa. Deslizo sus manos desde el amplio pecho hasta la pretina del pantalón— continuamente observa esta protuberancia en su cuerpo— indico su entrepierna a punto de explotar. él negó— temo que pueda llegar a ser algo grave—

Podría usted ayudarme—

― Veremos qué puedo hacer— con la plana extendida examino aquella envergadura, noto que el contuvo el aire— debe quitarse el pantalón para poder observar detenidamente—

Él se rio, sus manos deshicieron la presión de la correa y el botón, y ella rápidamente bajo el pantalón con los bóxer hasta las rodillas, le miro pícaramente, empujo un poco aquel cuerpo, para poder bajarse del escritorio y hacerle remarcarse a él

Relájese, esto no le dolerá, al menos no es un tacto recta, así que respire, no queremos que se hiperventile o le dé un infarto— sus dedos jugaron con la punta de aquel prominente falo, haciendo círculos y esparciendo el liquido pre seminal— creo que la palpación deberá hacerse más exhaustivamente— cerro la mano con fuerza alrededor de aquella erección, bajo y subió varios veces aquella mano, oyó los débiles gemidos de aquel hombre.

Busco su oscura mirada, para inclinarse y tragar por completo aquel miembro, una de sus manos se encargo de las pequeña s bolsas, mientras la otra ayudaba a masajear la empuñadura de su miembro y en tanto su boca se comía la erección y su lengua se regocijaba con aquel dulce.

Él agarro su cabello con fuerza para ayudarle a tragar su miembro, dejo que su dientes rayaran con cuidado aquella dura erección, le sintió temblar y aumente la velocidad de la embestida Intento separarla pero ella se negó, cuando la explosión llego cerró los ojos y trago por completo lo que le brindaba, un dulce coctel, habiéndose tomando todo, dejo el miembro no sin antes dejar un beso, se relamió los labios y sonrió.

― Espero haberle aclaro algunas dudas—

― Si, espero que pueda aclararme otras tantas—

― Claro cuando guste—

― Ahora, pero en otro sitio, si no salimos ahora temo que envié algún guardia a cerciorarse que todo marche bien—

Sin decir nada mas él abandono la consulta primero, aprovecho aquel momento para meterse al baño y medio arreglar su pinta de “recién cogida”, total no esperaba que las enfermera y sus colegas le miraran demasiado, se permitió gritar emocionada, nunca había hecho tal cosa, pero tampoco podía dejar la ocasión, además ni que fuera la primer mujer en tener sexo esporádico con una persona que acababa de conocer.

Esto sí es un buen cumpleaños— le susurro a su reflejo— Ahora sal, sonríe, despídete y si no está cerca, pues ni modo—

Salió simulando hablar por teléfono. La enfermera que ayudaba a su consulta estaba demasiado animada preguntando por el paciente de último momento, tuvo que decir que estaba de afán y pasar por grosera al dejarle hablando sola.

Al llegar al parqueadero se decepciono al no ver ningún auto esperándole, resoplo, envolvió sus brazos entre sí, para evitar temblar

Dios cuando iba a recordar que ya no estaba en Santa Marta, y que en este país el solo calentaba en el sur, en el desierto y en Miami.

El sonido de una bocina a penas dejo la calle del hospital le hizo girarse con una mala palabra en la boca la cual quedo solo en su mente porque detrás suyo estaba un muy relajado y sonriente Robert Pattinson

― La consulta aun no acaba Dra.—

― Johanna—

― Johanna, lindo nombre. Sube—

Apenas estuvieron a salvo en aquel modesto coche, indico a l chofer una dirección no muy lejos del hospital, sin darle tregua tomo suscitara para acercarle y acariciar su cuerpo detenidamente y besarle, en realidad aquel momento se volvió confuso cuando las manos se enredaron, los gemidos aumentaron y algunas zonas que no se tocan en público fueron tocadas libidinosamente, y los gemidos provocaron que el chofer subiera el volumen del estéreo, ni siquiera cuando el coche se detuvo bajo la seguida del un garaje se despegaron, aquel hombre que hasta el momento era el mal tercio dejo la escena silenciosamente.

La ropa que les cubría quedo regada bajo sus cuerpos o en el asiento delantero, en menos de lo imaginaron estuvieron desnudos, explorándose, observándose, palpando, auscultándose, percutiendo en cada sonido y reacción

Los besos se extendieron a lo largo de aquellos cuerpos, que para el momento eran uno, los vidrios se empañaron, la oscuridad solo aumento la emoción, los dos corazones erráticos y las respiraciones rotas aumentaron cuando sus manos se ubicaron en las zonas del sur

― Ya… ya— farfullo él— necesito clavarme en ti, córreme con fuerza dentro tuyo, hacerte gritar—

Pues tómame, dime ¿a quién te quieres follar? ¿quién te follara?—

Antes de que la penetrar, o la cosa avanzara mas saco de su bolso un preservativo el cual saco rápidamente y con manos y boca enfundo aquella erección

― Entonces ¿Quién te follara?—

― ¡Tú!—

― ¿a quién follaras?—

― ¡Tú!—

― ¿Cuándo me follaras?—

― Ahora—

Con esa afirmación asió sus manos a las firmes caderas de la medico, le ubico en su regazo, y con un fortísimo movimiento se empalo en ella, haciéndoles gemir a ambos, ella grito cuando sus embistes, cuando sus dientes jugueteaban con sus pezones. Sus manos se aferraban a aquel hermoso cabello señalándole la fuerza con la que debía penetrarle.

― ¿Quién es tu perro?— pregunto el ronco y bajo

― ¡Tú!—

― ¿Quién te folla como nunca antes alguien lo ha hecho?—

― Mi vecino— susurro ella. A lo que él respondió con una fuerte estocada

¿quién?— todos sus músculos se estaban cerrando alrededor de aquella erección

― ¡Tú!— embestida

― ¿Quién te follara toda la noche?— embestida

― ¡Tú!— embestida

― ¿Quién se correrá?— embestida

― Yo— embestida

Grito, cuando el fuego le devoro, la exploto con fuerza y pronto él le acompaño, un volcán en erupción no se comparaba con todo lo que sintió en aquel momento, dejo que su cabeza descansara en su hombro, él le acaricio delicadamente dejando que sus cuerpos se recobraran. Beso cariñoso la mejilla

― Ahora, vamos a ir a la habitación y lo haremos durante toda la noche. Descansaras y continuaremos hasta el otro fin de de semana—

Le dejo en el puesto del lado mientras salía y luego la cargaba en brazos hacia una habitación.

10 comentarios:

  1. AHAHAHAHAHAHAHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH.......SIN PALABRAS ME QUEME.....ME MOJE....MIS BRAGAS YA NO EXISTEN.........GRACIAS POR HACERME ESTE OS CON MI REY.....TE AMO ADA

    ResponderEliminar
  2. zassssssssssssss!! Oh Ada, casi me acabo de despertar y demonios! de qué manera!! Felicidades a ti y a Johanna!!!
    Un besazo
    T.

    ResponderEliminar
  3. oh ada lo ame que hermoso, felicidades jo mira las coshinadas que andas haciendo xD (broma). muy hermoso y candente ada. :D

    ResponderEliminar
  4. Hola. Vaya lemmon madre mia como se queda el cuerpo ja,ja,,ja,. buen OS felicidades.

    besos

    ResponderEliminar
  5. :O... Quien fuera doctora!!! Huy!!! Que espectacular Lemmon!!! Estuvo increíble!!!
    Felicidades.

    ResponderEliminar
  6. Oooooooooooooooooooh Ada que os, te quedo super ese lemmon, creo que la Dra Johanna quedo con ganas de cumplir años todos los dias y que siempre ese sea su regalo
    Felicitaciones Johanna
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Por eso tardaste ayer Jo ....y nosotras esperando ,jajajaja
    Ada te pasaste ....genial, quede con tiritones
    un beso

    ResponderEliminar
  8. Chica te luciste me mataste con Robert en el consultorio pero ke bueno estubo eso Ferlicicades...

    ResponderEliminar
  9. Así no se puede, pan delante del pobre dios mio y uno en esta sequía, verano, hambruna o como quiera que se llame esta mierda, kamasutra que? que es eso? con que se come? osea ya dije cuando es mi cumpleaños? dios falta mucho pero lo puedes ir planeando waaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  10. Woow dios que regalo esta genial.....Que privilegios no....

    ResponderEliminar