“No Necesito un Cielo si tú no puedes ir a él ",
Bella Swan, Luna Nueva

"Un día escribiré tanto como Estrellas hay en el Cielo" Tiwii Cullen





Debemos aclarar que todas las historias que están en este blog nos pertenecen y son de nuestra autoría pero los personajes de la Saga Crepúsculo y algunas otras cosas más que aparecerán en los Fics que publicaremos aquí son propiedad de Stephanie Meyer, también existen personajes que son sacados nuestra imaginación.



jueves, 30 de septiembre de 2010

El Amor Puede Más



EL AMOR PUEDE MÁS

DISCLAIMER: Los personajes le pertenecen a Stephanie Meyer, sólo la historia es de mi propiedad. Prohibida su adaptación, copia parcial o total.

Summay: Nessie y Jacob han sido alejados cuando apenas era una chiquilla, ayudados con el don de un vampiro quien usando la amnesia oculta cualquier recuerdo de él, por varios años estuvo a la deriva hasta que sus sueños comienzan a hacerse preguntar si alguna vez amara, los secretos son revelados y ella tomara su decisión, será que ¿el amor puede más?

Hola a todas perdón no haber publicado Amarte he de confesar el capitulo no lo termine, u.u lo siento, pero en fin quiero que conozcan este os que escribe para una gran amiga de esta casa Nennys Cullen por su aniversario Nenny Feliz aniversario; también lo escribe para una de mis amigas a quien amo con todo mi corazón para mi cerebro porque ama locamente a este hombre y se que te hace mas que feliz.. espero que los disfruten, esta historia esta basada en una canción hermosa , maravillosa y es uno de los grupos que mas me gusta A Tientas (Click y pueden oirlo y si leen con la canción Dios)de Duncan Dhu, grupo rockero ,ochentero y español, como dije con anterioridad nacio como un os pero se convertira en un minific todo ambientado en algnas canciones de este grupo asi que pronto publicare el siguiente capitulo... miles de besos y el sabado nos vemos con limites.


Pienso en otoños que ya fueron, pienso en inviernos que volvieron, sin ti… No es igual

Al cerrar los ojos, venía a mi mente automáticamente la imagen de un rostro leonado, lindo ojos oscuros llamándome y carnosos labios seduciéndome, un leve susurro hacía que mi cuerpo temblara, por más que intentaba darle sentido aquel murmullo era imposible, al despertar intentaba una y otra vez dibujar aquel rostro, una y otra vez marcando el papel, trazando partes con el carboncillo, el limpia-tipo quedaba completamente negro y al levantarme de la mesa de dibujo, resoplaba frustrada, las hojas apiñadas en el cesto de basura y mi mano completamente dolida.

- Renesmee, ven a comer- la voz de mi madre apenas si era audible, claro no se necesitaba hablar fuertemente para oír a alguien en esta casa, todos vampiros, y yo, una pequeña Dhampir, nacida de una humana y un vampiro, raro caso pero aquí estoy, nada es normal en mi vida, no tengo amigos porque constantemente nos mudamos para que la gente no sospeche de mi familia, mi alimentación se basa en sangre y comida humana, si me expongo demasiado al sol brillo como un diamante, no tengo colmillos, bueno si, pero solo se alargan cuando necesito alimentarme, gracias a dios mi crecimiento se detuvo cuando cumplí los 15 años, mi apariencia es la de una joven de 19 0 20 años, pero tan solo llego a los 18 .

- Nessie deja de divagar, baja- papá puede oír claramente lo que pienso, mamá cuando se enfada bloquea su poder, Alice tiene visiones así que es la pitonisa de la casa, además sabe todo lo que tiene que ver con el arte esotérico, Jasper controla las emociones, Rose es mi segunda madre al igual que Carlisle, Esme y Emmett no poseen ningún don pero no me importa con ellos puedo pensar y actuar libremente, yo puedo transmitir mis recuerdos o crearlos, y ahora aprendo a ocultar mis pensamientos de papa.

Mi cena está servida y todos están en la mesa para acompañarme así no lo necesiten, doy varios bocados a l sándwich y bebo del refresco

- ¿Qué tanto piensas?- pregunta mi padre haciéndose el inocente

“Como si no supieras”

- No lo sé, son muchas cosas y pasan demasiado rápido, que te atormenta

- Nada- intento mentir- ¿a dónde iremos el próximo año?- cuestiono adelantándome a los acontecimientos

- Aun no sabemos- dice Carlisle, mi abuelo es el líder y la cabeza de la familia lo que dice se acata

- Y si regresamos a Forks- sugiero, Forks donde nací, donde mis papas se conocieron, Forks, aunque no viví allí por mucho tiempo algo me hacia anhelarlo, constátenme sentía que algo tiraba de mi para que urgiera a mi familia a devolverse al pequeño pueblo frio y lluvioso , la cara de todos se vuelve estoica,, ni siquiera Jasper parece estar en la sala, silencio total- ¿Qué tiene Forks para que no podamos regresar?- gruño cansada de ir adonde ellos desean y nunca me hagan caso,- Odio esta ciudad, odio el acento sureño, además ustedes se la pasan encerrados, no podemos compartir tiempo como en otras ciudades, ¡Quiero ir a Forks!- con eso me levanto y regreso a mi habitación.


Busque en tus ojos mi destierro, sigo tus pasos voy a tientas, di… ¿A dónde vas?

¿Qué tiene Forks? ¿Qué diantres sucedió para ir por todo el país como nómadas?, me dejo caer en la cama y antes de que las misma imágenes me atormenten, enciendo mi mp4 y lo dejo sonar, odio soñar, poder hacerlo, cada sueño me lastima y aunque digan que soñar no cuesta nada, a mi sí que duele, es como si clavaran una daga en el corazón, a mi si me duele soñar y mas cuando no se puede tenerlo, así como yo no puedo aspirar tener relación con ningún hombre ya que pronto se daría cuenta que mi familia es anormal y nos estaríamos arriesgando, y los Vulturi regresarían por nosotros.

Algunas lagrimas caen raudas por mis mejillas, los hipidos rápidamente acompañan la melodía refleja, mi situación, el anhelo de algo y es algo no aparece, camino en la niebla, chocando con todos, derrumbando, trato de calmar mis sollozos antes que alguien entre, ahora las lágrimas caen silenciosamente, cierro los ojos par a hallar confort en los ojos que mi mente evoca

-¿Quién eres?- pienso -¿De dónde te conozco?- profundo y dolidos él también sufre lo veo en sus ojos

Y quise llorar… Por ti y por mí, un día más… Oh na, nara na

Los días pasan y nadie dice nada respecto a mi petición, cada vez que toco el tema lo omiten o cambian abruptamente la conversación, Jasper intenta calmarme pero cada día es como si se cerrar mi garganta

- No confían en mí- les acuso- nadie quiere decirme un razón válida para no regresar a Forks- mi madre mira a papá algo mortificada, pero sin embargo callan- los odio- grito, dejando que una lagrima ruede libre.

Me dedico a ir al instituto y encerrarme en mi cuarto, a hurtadillas busco mi comida, ahora son dos semanas en la cuales evito a cada miembro de mi familia.

- Ojala también pudiera olvidar mis sueños- vago mi lamento corre por la habitación, brinco por la ventana, necesito cazar, la sed me atormenta desde hace tres días, corrió por el bosque que está cerca de la casa, ventajas de vivir a la afueras, corro tras un cervatillo, sigilosa , evito hacer ruido, puede sentirme , se mueve nervioso, trepo a una rama, le dejo creer que el peligro paso para brincar sobre él , calvo mis diente en su cuello y dejo que su sangre tibia recorra mi garganta.

Me siento sobre una roca, recojo las piernas y dejo que mis brazos se abracen a ellas, el silencio me gusta, los arboles parecen pintados, algunas avece s cantan lejos de mí, muchos animales perciben mi lado fiero así que me evitan, suspiro dolida, la brisa sopla suavemente, me tenso, creo oír mi nombre, una voz suave, masculina, un leve olor maderoso y dulce viaja en el aire, cierro los ojos, y convoco la imagen borrosa de aquel rostro que me persigue, me dejo ir en mi pensamientos, por primera vez creó una escena, sus labios tocando mi piel, sus rosáceos labios besándome apasionadamente, su lengua jugando en mi boca, mis manos recorriendo sus cabello, corto y negro, sus cejas están pobladas y la sombra que formar sus pestañas al cerrarse le hacen ver más hermoso, mi corazón late con más fuerza, mi cuerpo comienza a calentarse, no me alarmo mi temperatura camia constantemente, pero me agrada este calor, me agrada imaginar su boca unida a la mía, suave sabor a canela, degusto mientras mis manos se aferran al beso.

Las horas pasan y cuando regreso a la realidad , me doy cuenta que la noche ya ha caído, el cielo está completamente limpio, una que otra estrella titila , la luna estas hermosa, redonda, grande, librero mis piernas , bajo de la piedra , camino un poco hasta encontrar espacio libre, no mas arboles me tiendo en el pasto, y me concentro en la luna.

La luna esconde su mirada y yo, yo quiero conquistarla, ya ves… Todo sigue igual.

- Maldita imaginación- exasperada de mi vida, resignada me levanto para regresar a casa, deslizo la puerta de la cocina

- Carlie- la voz de Alice me hace brincar- ¿Dónde has estado?

- Por aquí, por allí, allá y aquí- digo vagamente

- Vamos, pequeña no esté enojada- hago el ademan de “No me importa” intento caminar pero tiene mi camisa sujeta a su mano- Te leo las cartas- sugiere, niego con la cabeza- vamos complace a tu tía- suelta la camisa y camina a su habitación, le sigo nadie le dice No a mi tía. Se acomoda rápidamente sobre su cama y saca una baraja, comienza a revolverlas -Pártela a la mitad- pide, vuele y las bajara- ahora tómala, revuélvelas y partéela en tres- hago caso- ahora escoge una carta de cada parte- las pongo cara arriba, las imágenes no me dicen nada, para mí no es más que basura barata

- Alice, ¿si sabes leer esas cosas?- me saca la lengua, se queda estática observando las cartas, parece estar en trance, su mirada esta sobre la cartas pero aun así se que no las ve, la llamo varias veces, pero no me oye, así que la sacudo hasta que con su mano me indica que está bien, sonríe y vuelva ver las cartas- ¿y?- le afano

- Esta- señala la primer a carta- es el Emperador así, como esta significa muchas cosas en tu caso sobreprotección y realización, sabes que todos cuidamos de ti más de lo que debemos y ya que eres lo más valioso para esta familia, me inclino por la sobreprotección - rodé los ojos, eso lo sabia sin necesidad de que una tonta carta me lo dijera-la sacerdotisa- la imagen de la mujer sentada vestida de blanco y azul con algo en su cabeza y una bola en la mitad- cariño, un poco mas de paciencia, solo un poco más , cosas buenas y mejores se vienen

- Ojala fuera mi deseo de regresar a Forks- mascullo entre dientes, niega y continua

- Sí , hay decisiones que fueron tomadas y veo difícil que las cambien- me pregunto si tiene esto algo que ver con su visión- estas dos cartas son Arcanos mayores- me explica- son como los reyes del tarot los más fuertes y esta- pone su dedo en la última carta- es, mi pequeña saltamontes, es una carta mala, el cinco de copas- chasqueo la lengua- es casi como la muerte- me estremecí con sus palabras- pero ha salido invertida- respire con clama al constatar que la carta esta volteada- su significado original es desgracias traición perdida del verdadero amor, lo que para ti seria el encuentro de tu alma gemela- aplaudió alegremente- nada hay oculto entre el cielo y la tierra.- aseguro, rápidamente recogió las cartas para ponerlas sobre un paño rojo envolverlas y guardarlas

- Tía- le llame dulcemente- ¿por qué no podemos ir a Forks?-

- Nessie- era la primera vez que me llamaba así, apenas cayó en cuenta se tapo la boca como si hubiese hecho algo malo, que me llamara así hizo que mi corazón brincara enérgicamente- Carlie- se corrigió- no es nada- claro ya no creía ese nada- Ve a dormir ya es tarde

- ¿Por qué me llamaste Nessie?- pregunte cuando estuve en el umbral, algo en mi interior reconocía ese nombre

- Ya sabes que soy loca, algún tornillo se ha debido soltar en la ultima hora- prácticamente me saco a empujones de su cuarto.


La casa parecía vacía, no se oía ruido alguno, sabía que Alice estaba cerca porque podía ori el tintineo de las campanillas de la pulsera que Jasper le regalo a principio de año, no me apetecía dormir, pero mi parte humana exigía reposo y calma, me puse la pequeña bata y me zambullí en mi cama

- Nessie, No te he olvidado- desperté abruptamente cuando las palabras fueron dichas en mis sueños ¿Quién no me ha olvidado?¿qué me pasa?.

Me levante de la cama, abrí la ventana para que la brisa me calmara un poco, en el primer piso estaban todos, oía a papa molesto, tía Alice defendiéndose

- Maldita sea Alice- decía mi papa en un tono más alto, controle mis pensamientos en nada, vacio, cerrado, así evitaría que se dieran cuenta que había despertado, como niña pequeña fui hasta las escalares y me senté, ahí podía ori perfectamente todo, Rose defendía a Alice, Carlisle les pedía que bajaran la voz, esperaba que estuvieran entretenidos en su disputa porque si no Alice me veía en sus visiones oyéndoles a hurtadillas todo sería peor

- Como diablos le llamaste así- rugió mi madre ahora

- Bella, yo lo siento, fue inconscientemente-

- Todo, todo lo que hicimos, ¿de qué sirvió? - mi padre en verdad estaba molesto- de nada, maldición, tú y tu boca, porque carajos la llamaste como ese chucho lo hacía – me quede helada- La ayuda de Benito se fue al caño

- No culpes a Alice- la voz de Jasper era mortífera, sabía que el defendería a mi Tía de cualquiera que osara a lastimarla, si ellos lloraran mi tía estaría hecha un mar de lagrimas- Benito solo le causo Amnesia- dijo firmemente- ella comenzó a recordar sola, tú mismo has oído su mente y haz recogido los bocetos, ella intenta darle sentido a su vida, ¿no es justo que ella decida? Es su vida- grito

- Renesme lo ama Edward- mi abuela trataba de calmarlo

-Era una bebe, apenas unos meses no estaba enamorada- ataco papa

- Entonces por qué recurrimos a Benito para prácticamente borrar sus dos primeros años de vida- tía Rose siempre aprovechaba para pelear con papa- ¡Ah! ¡sí!- oí su zapato repicar sobre el mármol de la sala- para que no recordar a Jacob Black, y ¿por qué?

- Por que había imprimado- respondió Emmett como si le estuviesen preguntado la lección de historia- un lobo enamorado de una Dhampir, menuda cosa de locos, somos extraños pero eso lo es en mayor proporción-

Un llanto lento, un llanto amargo, un llanto al fin desesperado y yo… no, no se llorar.

Me quede congelada en las escaleras oyendo como su discusión continuaba, Jacob Black, el nombre del hombre de mis sueños y según la información que fluida de mi familia el amor de mi vida, traicionada, herida, usada, ultrajada, quería gritar, llorar patalear, golpearlos, correr lejos de ellos, pero mi cuerpo no respondía, nada parecía correcto o real, ninguna lagrimas rodaba por mis mejillas.

- ¡Edward!- oía a mamá gritándole- ¡René!- me llamo como su madre, aunque la oía no podía gesticular palabra alguna.

- ¿Qué su…- su oración se corto cuando me vio, golpeo fuertemente la pared haciéndome brincar hacia atrás, el resto de la familia corrió para ver la escena, los ojos de Alice y mi abuela estaban vidriosos, podía sentir el poder de Jasper recorrer la estancia, la carga eléctrica se sentía, quería calmarme- Amor- papa caminaba hacia a mí, la paredes era lo único que me aprecia real en el momento- tesoro- extendía sus manos hacia mí como cuando aprendía a caminar o los primeros días de caza

- ¡Aléjate!- grite fuerte- todos aléjense- lentamente hicieron caso, corrí de refresco a mi habitación, no sabía, me tire sobre la cama dejando que ahora si mis lágrimas me acariciaran, el amor por mi familia fue mancillado.

Y quise soñar… Por ti y por mí,
un día más… Oh na, nara na.

Agotada, cedía al peso de mis ojos, forcé la imagen de Jacob, sus ojos , su piel, su rostro, intente recordar los días en Forks, lo único que lograba era la imagen de un lobo cobrizo, corriendo por la pradera conmigo en el lomo, alegres, risas, el viento despeinaba mis bucles, las golas de mi vestido se agitaban por el viento.

A tientas, ciega, en la oscuridad caminando en la sombre de mi vida, deseando amor y obteniendo dolor, gritando por una oportunidad y mi familia negándola.

Los siguientes tres días, me mantuve encerrada en mi habitación Emmett y Esme traían la bandeja con comida y la dejaban en mi puerta , los primero dos días no comía, después consumía algo, mis pensamientos fueron llevados a una prisión de máxima seguridad, lo único que permitía que papa leyera era un fragmento de Cien años de soledad, la parte dolorosa, la parte en que Macondo el pueblo que no envejecía, lo hizo dejando solo el recuerdo, recordando como la familia Buendía veía morir su sueño, mi mente repetía una y otra vez Macondo y su historia.

Al cuarto día regrese al instituto, lejos del escrutinio de papa, comencé a planear el siguiente paso, en una hoja diseñe mi plan, solo necesitaba sacar a Alice del camino, ella era la única que podía estropear mi plan, tenia suficiente dinero para vivir por un año, cada centavo que me daban lo guardaba celosamente, así que solo debía hacerme a mi dinero, unas cuantas mudas y un pasaje, sonreí satisfecha, no era el mejor o el más perfecto plan, pero alguien alguna vez dijo que las imperfecciones pueden llevar ala perfección, una vez la campana sonó y estando fuera de las aulas pedí un encendedor para deshacerme de mi plan, una vez atravesara las puertas de la escuela Macondo volvería con fuerza un niño con cola de cerdo, menuda imaginación la de Márquez, con una dhampir y la traición de sus familia le hubiesen nombrado el Máster de la literatura y Cervantes lloraría al ser destronado.

Decidí caminar, aun la ley del hielo se mantenía, las calles totalmente transitadas, la famosa hora pico, todo mundo regresando a sus hogares, las siete de la noche era solo una hora más para mi, una vacía hora, como lo habían sido mis años, vacios, efímeros, el sonido reiterativo de una bocina me obligo a voltear

- ¿Qué?- gruñí-, caminado hasta la ventanilla del copiloto- ahora me vigilan - Nada de eso, Carlie-

- ¿Porque me llamaste Nessie?- pregunte

- Porque te gustaba que te llamara así


- ¿Por qué quitaron mis recuerdos?

- Vale, eso fue decisión de Edward, creyó que era una aberración- irónico yo hija de vampiros, mitad humana, mitad vampira, no lo era- él quiera que vivieras que conocerías el mundo, que amaras libremente- la sinceridad bañaban sus palabras aun así, estaba dolida no podía perdonarles no ahora- toma- me entrego un sobre blanco mediano- no diré nada, dentro esta su número- internamente sonreí al ver que mi tía acolitaba mi decisión- no tienes que agradecerme, ya he visto que tu felicidad, solo recuerda que lo que las cartas te dijeron es solo la verdad- con eso arrancado dejándome en la calle.

Guarde el pequeño sobre como si se tratara de mi vida, cuando estuve alejada de todo el mundo me escabullí entre los arboles necesitaba cazar, la garganta me ardía rabiosa, una vez me alimente trepe hasta mi cuarto.

Y no me asusta gritar, tu nombre en la obscuridad, en este exilio que, me has obligado a compartir.

- Jacob Black- susurre antes de dormir

- No te he olvidado- esas palabras resonaban en mi corazón, me aferre a ellas para ir en su busca.

Con la llegada de la mañana mi corazón se manifestó, nervios, emoción, nostalgia, aun no recordaba nada mas solo su rostro, y la forma lupina, el recuerdo del lobo corriendo, del lobo feliz, y el contraste de sus ojos en mis suelos triste, agobiado.


Juiciosamente saque el pequeño cofre de debajo de la cama y el otro del closet, extraje todo el dinero que, tome mi bolso del instituto para guardar un par de pantalones, una camisa, ropa interior y mis útiles de aseo. La hora de marchar a clases llego, como en los días anteriores salí sin decir nada, una vez llegue a la vi principal tome un taxi que me condujera al aeropuerto, el tiempo parecía no correr.

Una vez aborde el avión rumbo a Seattle me relaje, antes del atardecer estaría mas cerca a Jacob
- Jacob Black allá voy- grite mentalmente, libre libre de mi padre y su podre, libre para escoger, como dijo Alice, como las cartas del tarot dijeron, el reencuentro de un amor, alamas gemelas, sonreí dejando que mi cabeza se recargara en la silla.

Tuve que ir al baño varias veces así que entre los ir y volver se paso mi vuelo, una vez pie Seattle me dedique a buscar un auto para rentar, tenía un documento que aseguraba ser mayor de edad, dinero y licencia así que no fue tan difícil, pedí un coche con GPS y le pedí a la asesora marcara la ruta para ir a Forks.

Es como un filo de navaja, este camino que ahora sigo, amor… No volveré

Conducir al pueblo fue fácil, la lluvia me recordaba el lugar al que siempre había pertenecido y del cual no debí haber salido, el paisaje verdoso y ocre me daban la bienvenida.

Los jirones de mi corazón gritaban que tal vez una nueva herida seria abierta, pero me rehusé a creer, es de humanos temer a las situaciones desconocidas, enfrentarlas es lo que marca la diferencia, ya me había alejado del alguien a quien aseguraban que amaba, no volvería sin averiguar si él me ama.

El gran cartel que anunciaba que llegaba a Forks y el numero de su población me arrancaron un grito, solo un poco mas y podría verlo

Y quise llorar… Por ti y por mí, un día más… Oh na, nara na.

Detuve el auto cerca de un teléfono público, sacando el papel donde Alice había apuntado el numero, marque, mis manos temblaban furiosas, la voz del otro lado de la línea me hizo añorar

- Alo- nativo, su tono me recordó que en esta parte del país aun que daban reservas indígenas, los Quileutes, ellos tenían una pequeña reserva cerca, me empecine en traer de regreso las lecciones de geografía e historia de la escuela

- Busco a Jacob- mi voz estaba rota, quería llorar, por todo lo que pudo ser y simplemente se me arrebato

- Esta ocupado- respondió el hombre- si gusta dejarle la razón

- Por favor- suplique- es urgente

- De parte de…-

- Renesmee- conteste antes de que se arrepintiera, se quedo en silencio- ¿Si? ¿Alo?¿me oye?¿Señor?¿Señor?-

- Nessie- murmuro, bien segunda vez que ese nombre me alentaba

- Si, ella, podría…- sin decirme mas el hombre comenzó a gritar a Jacob, era lo único que entendía creo hablaban en su lengua nativa, después de varios golpes el teléfono volvieron a hablar

- Nessie- su voz era la más seductora y poderosa que hubiese oído-¿eres tú?

- Sí, yo…- grito fuertemente

- ¿ Donde estas? te he buscado por todo el país, lo juro Nessie, nunca te he olvidado- las lagrimas inundaron mis ojos, haciendo nublosa mi visión

- En Forks- respondí entre sollozos- estoy aquí-

Cuando me respondió sentí que también él lloraba, después de decirle en donde me encontraba y prometer no moverme de ahí, colgó, me senté en el auto a esperar su llagada, me distraje viendo la gente pasar, los golpes en la ventanilla llamaron mi atención, un joven alto, un poco más bajo que papa quizás de 1.80, musculoso, piel leonada, sus ojos oscuros, sus labios carnosos, cabello corto negro azabache estaba frente a mí, quite el seguro y abrí la puerta, sentí derretirme ante su belleza, era él, mi mente lo decía claramente a quien ellos borraron de mi mente

Y quise soñar… Por ti y por mí, un día más… Oh na, nara na

Sostuvimos nuestras miradas por un largo tiempo, mudos, perplejos, incredulidad, asombro se reflejaba en su rostro, camino a mi inclinado un poco su rostro, jade al sentir el calor que emanaba, mis ojos se cerraron

“Bésame” rogaba internamente “Bésame por favor”

Sus manos callosas, grades, fuetes tocaron mi rostro, mi cuerpo se estremecía, enviando pequeños corrientazos, su halito, tibio y embriagador choco contra mis labios, eternos parecieron los minutos antes que sus labios se unieron a los míos, canela, dulce, maderoso, mi Jacob, mi sueño, amor, ternura, mis manos se aferraron a su camisa, temores, por no saber besar, pero confiada me deje llevar, delicado, sus roces transmitían muchas cosas, mi cabeza comenzó a girar, no por falta de aire, sino por su embriagador toque, su lengua irrumpiendo en mi boca, rozándose sobre mis dientes levemente, acariciando a mi lengua, entrelazándola, abrazándola.

Su frente descaso sobre la mía, una vez dejo mis labios, le sonreí, sus brazos se aferraron a mí, como si fuera una simple ilusión

- Creí que nunca te vería, ellos te llevaron lejos de mí, no dijeron que se marchaban, lo descubrí cuando fui a visitarte el día de tu cumpleaños, tu tercer cumpleaños, el día mas triste- mi corazón se comprimió ante el dolor que su voz reflejaba - ha sido un infierno-

- Y-yo, ellos borraron mis recuerdos- dije sincerándome- llevaba días soñando contigo, sintiendo que algo me llamaba a regresar aquí

- ¿Cómo? - no sabía si preguntaba cómo lo hicieron o como me entere, tome su rostro entre mis manos y deje que mis recuerdos se transmitieran, mis sueños, la revelación del secreto, la mención de Benito, mi viaje, todo.

- Sabía que algo me faltaba y tu voz en mi cabeza, el descubrimiento, Alice… ella lo vio, estoy segura- admití-

- No te marches, no lo soportaría - Estás loco, no me voy amover de este pueblo hasta que descubra al lobo rojizo- dije juguetonamente-además quiero que me enseñes a amar- mis mejillas se colorearon ante mi proposición, su risa me hizo flotar
- Así será-

Me moví rápidamente a su labios, para saborear el paraíso, dando un paso para descubrir lo que en verdad significa amar, sus labios encajando perfectamente con los míos, demostraban que las palabras del tarot no se equivocaron, la sobre protección y la paciencia era la que mi familia tenía a mí, paciencia los quince años separados para poder descubrir la verdad, la decisión inmediata el viaje en su busca el encuentro de algo que perdí, a Jacob, mi alma gemela.

- Te amo, Ness, Te amo- repetía a mi oído. Los días venideros mostrarían si mi Tía no se equivocaba y demostrando a mi padres de su error, una nueva etapa que dejaba atrás a la pequeña Dhampir y daba paso a la mujer.








5 comentarios:

  1. me encanto es una linda historia¡¡¡

    ResponderEliminar
  2. Prime amo Duncan Dhu, estoy completamente de acurdo contigo, tiene unas canciones que...
    Y lo segundo, este minific va a ser...ESTUPENDO, como todo lo que tu haces.
    No se de donde te sacas esas ideas, bueno si , creo que si, te la sacas de esa mente maravillosa y privilegiada que tienes y es que mi Ada una vez mas te lo tengo que decir, ERES FORMIDABLE MI NIÑA, tus historias tienen un encanto especial, por ese motivo son imposibles de dejar de leer, te atrapan desde el primer momento.
    Estaré esperando el siguiente capitulo, avísame cuando lo publiques que últimamente ando un tanto perdida...ya te contare porque.
    Un besazo , te me cuidas mucho...

    Bonnie

    ResponderEliminar
  3. Ada nena!! qué maravilla!! ahí escuchando a Dunca Dhu, Dios!! Ness es genial rabiosa y rebelde y Alice,!! oh my God!! Ese reencuentro!!! Me ha encantado!! Y lo que viene ahora, madre mía!!! Bendita imaginación!!
    Ya ves...todo sigue igual! Yeah!!!!
    te adoro!!
    Un beso gigante
    T.

    ResponderEliminar
  4. awwwwwww eso fue lindo pero que malos fueron ed y bells a llevarsela ese amor nunca se podria romper, eso ellos bien lo deben saber

    ResponderEliminar
  5. Oh! solo puedo deciir que es completamente ciierto. El amor puede más, la iimpriimación puede más, qe lastiima que no soy una hiibriida y el no era mii Jacob, te amo mii ciielo. siigue escribiendo porfavor !

    ResponderEliminar