“No Necesito un Cielo si tú no puedes ir a él ",
Bella Swan, Luna Nueva

"Un día escribiré tanto como Estrellas hay en el Cielo" Tiwii Cullen





Debemos aclarar que todas las historias que están en este blog nos pertenecen y son de nuestra autoría pero los personajes de la Saga Crepúsculo y algunas otras cosas más que aparecerán en los Fics que publicaremos aquí son propiedad de Stephanie Meyer, también existen personajes que son sacados nuestra imaginación.



jueves, 2 de septiembre de 2010

Corazón de Hierro, Capitulo 17: Amor (Edward POV) Pt. 2






Corazón de Hierro


Capitulo 17:


Amor (Edward POV) Pt. 2




¡Nenas! Al fin pude acabar con lo que faltaba, respondiendo a su pregunta sobre el epilogo, no habrá simplemente porque no quiero… creo que dirán que soy mala y muchas cosas mas pero considero que el final que tendrá será preciso para acabar esta historia, además no se preocupen nenas que vendrás cosas nuevas, no se quedaran nunca sin algo que leer de mis manos…


Las amo con locura y espero los guste lo que escribí, nos leemos el martes en el último capítulo de esta historia…



¿A dónde vamos señor?— pregunto James

Al aeropuerto por favor— le pedí con voz suave, el auto comenzó a andar y deje atrás la mansión, no pude evitar voltearme a contemplarla una vez mas y susurrar ese te amo que nunca seria escuchado, este viaje me serviría también para intentar despejar mi mente y aceptar la idea de no ser correspondido.


El viaje fue corto, una de las grandes ventajas de tener un jet privado. Cuando llegue a Londres había una lluvia muy tupida, el viento azotaba en los enormes ventanales de la sala de desembarques. Cuando pase por policía internacional el pequeño cuerpo saltarín de mi hermana me libero de lo que estaba pensando, como siempre Bella ocupaba mis pensamientos a toda hora.


Hola pequeña— le dije abrazándola

Hola hermanito ¿Cómo va todo?— me dijo tomándome del brazo.

Bien, creo. ¿Cómo esta Carlisle?

Lo mismo, bien, creo. Mama está con él en el hospital, creo que odiaras saber que el metiche de Aro llego antes que tu y está instalado en la habitación de papa.

No sé porque no me extraña— comente con sarcasmo, retire la maleta y el portafolio que llevaba y nos encaminamos a los estacionamientos.


Alice en el viaje me conto sobre Níko y de lo mucho que crecía todos los días, estuvo hablándome de Tanya y de otros familiares que habían venido a vernos. A pesar de que no era un viaje de placer estaba ansioso por ver a mi madre y en especial a Tanya, sabía que con ella podía confiar en todo momento y era precisamente ahora cuando necesitaba desahogar este dolor con alguien.


¿Por qué estas así?— me pregunto cuándo detuvo el auto en la casa de mis padres, al igual que yo ellos tenían una propiedad en el centro además de la casa en la que Vivian en el campo.

¿Por qué me trajiste aquí?— le pregunte, ella sabía perfectamente que yo jamás me quedaba en la casa de ellos, la sola idea de estar bajo el mismo techo que mi padre me hacia revolver mi estomago.

Porque papa no esta así que creo que no hay ningún impedimento para que duermas aquí, tienes que acompañar a mama ¿no te parece?

Si creo que tienes razón. — ambos nos bajamos del auto y la puerta principal fue abierta de inmediato.

¡joven Edward!— grito la inconfundible voz de Annie la ama de llaves de la casa de mis padres, ella también vivía con ellos en la hacienda pero siempre se movilizaba con mis padres ya que conocía todo de ellos, es la mujer de mayor confianza dentro de los empleados

Ya no soy tal joven Annie, treinta y dos años no pasan en vano— le dije acercándome para besarla y saludarla

Yo siempre te recordare como el chiquillo que te conocí, ¿tenias cuantos? Con suerte habrán sido trece años.

Doce— le dije rectificando con una sonrisa

Vamos cariño entra que prepararemos un gran banquete solo para ti.


Esa mujer siempre era así, nos conocía desde muy pequeños y llevaba toda una vida en nuestra casa, ella era como Will, no podrías vivir sin ellos. Entre y de inmediato un sin fin de recuerdos buenos y malos se agolparon en mi mente, en esta casa habíamos pasado los mejores y los peores años de mi vida, aquí fue donde supe de la muerte de mi hermano y donde se genero el odio de mi padre, sin duda tenía cierta reticencia a esta casa. No había mucho que me gustara de ella. Recorrimos la estancia y nos sentamos en el estar.


La señora Esme me llamo y dijo que venía en camino hacia la casa— dijo con una enorme sonrisa— además tu padre ya se siente mejor así que por lo que me dice si todo sigue así le estarían dando pronto de alta.

Qué bueno, me alegro por ella— dije sinceramente, sabía que a pesar de todo mi madre amaba a Carlisle, ella no podría vivir sin él.

Tu padre nos dio un gran susto ayer— comento cambiando su expresión— fue horrible cuando se comenzó a sentir mal, tu madre parecía haber entrado en trance, estábamos desesperadas.

Me imagino, Alice ¿Dónde está Níko?— pregunte ansioso por ver a mi sobrino.

Está en la primera habitación de huéspedes, con Agatha— la niñera, recordé de inmediato

Subiré a verlo, cuando llegue mama me avisan— les pedí

Claro, ve— dijo mi hermana desviando su atención a Annie.


Camine por las escaleras de la enorme casa, sentí u escalofrió al recorrer los pasillos que tenían tan buenos y tan malos recuerdos, todavía podía escuchar las risas de niños felices y de papa corriendo con nosotros o cuando Níko escuchaba música a todo lo que el estéreo daba, tiempos felices decía mi mente. Me dirigí a la habitación, cuando llegue estaba la puerta entreabierta y la figura de una mujer meciéndose en una mecedora me cautivo. Las manitas de mi sobrino se alzaban tocando el aire que se colaba por sus dedos.


Buenos días— salude— ¿tú eres Agatha?— pregunte serio pero cortes

Sí señor, mucho gusto

Mi nombre es Edward Cullen y soy el tío de Níkolas.

Si lo sé señor, ¿desea ver al niño?—

Si déjeme solo por favor— la chica se acerco a mí y me entrego el pequeño bultito, el niño estaba más pesado de la última vez que lo vi—hola pequeñín— le dije sentándome en la misma silla para mecerlo— ha pasado mucho tiempo ¿no crees?— los dulces y atentos ojos del bebe me miraban— creo que sí, se que tendría que venir a verte más seguido pero el tiempo no me alcanza ¿sabes?, no crezcas, quédate bebe porque así siempre serás feliz, los adultos tenemos muchas responsabilidades— pase mis dedos por sus mejillas sonrosadas con mucha dulzura, el niño se removió en mis brazos y comenzó a cerrar sus ojos al parecer el sonido de mi voz lo tranquilizaba— eso bebe duerme, sueña con los angelitos— sonreí y me mecí para que se durmiera más rápido.

Todavía no entiendo porque aun no eres padre— dijo la voz de mi madre desde la puerta, la mire e intente sonreír pero no lo logre con éxito— ¿Qué pasa cariño? Te vez increíblemente fatigado— comento acercándose a mí.

El viaje me dejo exhausto.

Edward… ¿de verdad crees que nací ayer?— pregunto con una sonrisa— hijo te conozco mejor que nadie, algo te sucede, ¿ya no confías en tu madre?

No… no es eso mama— le dije bajando mi vista hacia el pequeño.

Dame ese retoño— me dijo, lo tomo en sus brazos y lo dejo en la cuna, el niño ya dormía plácidamente— ahora dime ¿Qué pasa?, la otra vez reconozco que me dejaste intrigada con lo que me dijiste pero aun mas cuando tu padre me conto que estabas viviendo con una mujer— bufe

Maldita sea, nada se le escapa a Carlisle ¿verdad?

Creo que no, ya sabes que mucha gente es su informante solo por “ganar puntos con el”— y con solo esa frase supe de inmediato quien había sido, Aro Vulturi.

Demonios— susurre refregándome la cara con mis manos

Esto es más serio de lo que pensé, ¿Quién es la chica?

Es mi enfermera, su nombre es Isabella.

¿tu enfermera?— pregunto un poco escéptica— ¿estás viviendo con tu enfermera?

Si— conteste con la mirada perdida— te lo hare fácil mama, me enamore de ella. — confesé ganándome el asombro de mi madre, su cara se puso pálida de inmediato.

Dios hijo… pero… pero—

¿pero qué?— pregunte mirándola

Pero ¿Cómo fue a pasar eso?

Pasando mama, dos personas que tienen química se enamoran— bufe— bueno al menos una de ellas

¿y más encima ella no te corresponde? ¡esa mujer está loca!— dijo casi gritando pero recordó en el momento quien nos acompañaba en la habitación

Ni siquiera le he dicho lo que siento mama, ¡demonios! Si parezco un maldito crio de quince años— me tape mis ojos. La mano de mi madre comenzó a acariciar mi cabello.

¿te hace feliz?— pregunto con ojos dulces

Mucho, ha logrado que organice mis prioridades y me ayudo a sacar el trabajo como una de mis razones para vivir.

¡entonces ya me cae bien!— me dijo con una sonrisa— nunca has tenido una novia mi amor pero la mujer que consiguiera eso tiene las puertas abiertas en mi casa, bendita sea— dijo levantando un poco su manos en acción de gracias.

No exageres—

No lo hago, si supieras lo que he sufrido desde que Níkolas se fue y tú te ensimismaste en el trabajo. Creo que es por eso que tu padre intenta emparejarte con Sussan.

¿Sussan? ¿emparejarme?— recordé la última conversación con mi padre— ¡ah! Así que ese es el nombre de la chica con la que Carlisle quiere que me case, esta demente.

Ahora concuerdo contigo, mucho le podrá interesar su dinero pero con esto va a tener que irse olvidando de ello— agrego con una sonrisa— reconozco que al principio parecía una idea coherente, que la conocieras y ver si sucedía algo pero en vista y considerando que ya amas a otra persona creo que tu padre tendrá que retirar lo dicho.

¿lo dicho?— pregunte enarcando una ceja

Eh… si— dudo— cariño lo que pasa— jugo nervioso con sus dedos— es que tu papa le dijo a la chica que el matrimonio está casi listo.

¡QUE!— grite levantándome de la silla y despertando al pequeño que dormía.

¡shh! Mejor vamos a fuera— me dijo jalándome del brazo y dejando pasar a la niñera

Pero mama ¿Cómo demonios me dices eso ahora?

Edward lo siento, yo de hecho no supe hasta hace unos días tu padre organizo todo.

¡dios mío!— suplique— ¿te das cuenta de lo que esto significa?— comencé a pensar— ¿no me digas que alguien más lo sabe?— le pregunte asesinándola con la mirada.

¡Edward lo siento!

¡MALDITA SEA MAMA!— grite exasperado, rogaba a dios porque Bella no se enterara de esto.

Lo siento cariño, prometo hacer que tu padre retire lo dicho.

Más le vale porque a mí no me dolerá nada desmentir todo lo que él ha dicho.

No lo hagas, tranquilo prometo que esto se soluciona

Mas le va vale mama— comente furaco, estaba que explotaba de la rabia, ¡maldito Carlisle!, esta me la pagaba, no podía creer que hubiera hecho eso. Mi cuerpo se estremeció por completo al pensar la reacción de Bella pero… ¿eso importaba? tal vez no, creo que poco le importaría si yo estuviera comprometido con alguien.


Con mi madre y hermana almorzamos juntos, hacía tiempo que no estaba con ellas. Por la tarde mi madre nuevamente partió al hospital a cuidar de papa, yo pase en ir a verlo, sabía que estaba aquí por el pero no soportaría verlo a la cara y no gritarle un millón de insultos por lo que hizo, mejor no lo veía y asunto arreglado. En la tarde me quede solo, Alice se fue con Níkolas de compras lo que me dejo tiempo de sobra para pensar, ¿Cómo estaría Bella ahora?, tenía que saberlo.



Hola Will— salude al hombre que me contesto

¡señor! ¿Cómo llego de su viaje?

Bien, todo tranquilo.

¿Cómo esta su padre?

Creo que bien— conteste malhumorado, la tensión se apodero de inmediato de mi cuerpo.

Sé que no le es gracia verlo pero es su padre señor, debe presentar sus respetos.

Créeme que lo sé si no, no estaría aquí pero no te llame por eso ¿Cómo esta Bella?— pregunte ansioso por una respuesta.

Creo que no le tengo una muy clara señor, desde que usted se fue la señorita no ha querido salir de la habitación.

Demonios— susurre y me maldije internamente

Pero no se preocupe, mas tarde intentare personalmente hablar con ella.

Gracias, cualquier cambio avísame Will, lo que sea me llamas

Si señor

Nos vemos

Que pase buena tarde, hasta pronto

Igual tu, hasta pronto— corte.


Apreté el teléfono y lo deje caer sobre el edredón, Bella no quería saber nada ni de mi ni de nadie, sonreí con dolor, creo que no me sentía tan rechazado, ella estaba evitando a todos, no solo a mí. Todavía tenía un poco de esperanza ya que me quedaban algunos días con ella, esta semana seria su última en mi casa, antes de que partiera tenía que hablar con ella. A eso de las cinco de la tarde baje a tomar el té, como era de costumbre en mi país y en mi familia el té se servía en las terrazas y exactamente a las cinco de la tarde lo malo fue que tendría compañía para esta ceremonia.


Señor hay una persona que lo busca— me dijo Annie mientras bajaba por las escaleras.

¿Quién es?— pregunte.

La señorita Sussan Chadwick

¿Chadwick?, no conozco a nadie con ese apellido.

Creo que por lo menos tendrás tiempo para tu prometida “Querido”— me quede parado en el último escalón contemplando a la mujer que venía caminando, al momento de verla y repetir su nombre en mi mente supe de inmediato quien era.

Annie, déjanos solos

Si señor— me dijo la dulce mujer.

¿así que tu eres la mujer que se supone se iba a casar conmigo?

¿se supone?— pregunto enarcando una ceja— Carlisle me dijo que estabas dispuesto a casarte conmigo.

Puedes ir olvidando lo que te dijo Carlisle porque lo más probable es que sea mentira, si quieres saber la verdad yo no me puedo casar contigo, no te conozco, no siento nada por ti y si me disculpas mi sinceridad tampoco tengo deseos de conocerte— la mujer soltó un bufido junto a una expresión sarcástica.

Sabía que me saldrías difícil— comento riendo— pero no me imagine que tanto.

¿tú y yo ya nos habíamos visto verdad?— pregunte reconociendo su cara de alguna otra parte.

Sí, nos vimos en el bautizo de tu sobrino hace algunos meses

Ya lo recuerdo, tú eres la hija de un primer ministro.

Si lo soy pero dejemos eso de lado, Esme me llamo hoy día para contarme que estabas en Londres y que además te habías enterado de nuestro compromiso

No existe ningún compromiso— corregí de inmediato

¿ah sí? Creo que te equivocas.

La que está mal eres tú, creo que somos lo suficientemente grandes y maduros como para saber que a mi edad los compromisos arreglados tienen poco peso.

Sabía que me dirías eso pero aquí hay palabra de peso.

No me importa, podría haberlo arreglado el Papa y yo no habría aceptado, lamento informártelo pero ese compromiso no tiene valides— la mujer se comenzó a exasperar al ver mi rotunda negatividad.

Creo que eres un patán, estas dejando de lado una increíble oportunidad, podríamos ser el matrimonio más rico y poderoso de Europa

No me interesa, en este momento el dinero no es lo primordial.

¿entonces es el amor?— pregunto con sarcasmo.

No es tu incumbencia pero para que no te afecte tanto y viendo tu real interés ¿Cuánto quieres por deshacer el compromiso?— pregunte sin tapujos.

Un chico bastante inteligente— me dijo con una sonría

No, se negociar que es diferente. Dime la suma y la pasare de inmediato a tu cuenta.

Dos Millones de euros— me dijo con una sonrisa— eso no es mucho para ti querido, eres el hombre más rico de Europa y de América, no creo que te cueste mucho.

No, no lo es. Una suma bastante razonable por mi libertad, hoy mismo estará en tu cuenta— le dije serio— esta demás decir que cualquier habladuría que se dé en los medios tiene que ser desmentida.

¡ah! Se me olvidaba además de los millones mañana quiero que me acompañes a una pequeña fiesta, quiero disfrutar de ser tu novia aunque sea un día— sonrió maquiavélicamente— de hecho tu también estas invitado, eres uno de los galardonados.

Hecho— acepte— pero luego te olvidas de mi— le dije, la fiesta era del los empresarios más importantes de Europa, yo recibí la invitación pero no dije que participaría en esos días Bella estaba muy mal y no tenia cabeza para nadas más que ella, había olvidado que justo era esta semana.

Claro cariño, prometo ni siquiera recobrar tu nombre— agrego con sarcasmo.

Ahora si me disculpas tengo asuntos que resolver.

Claro, nos vemos mañana, me alojo en el Ritz del centro pasa por mí a las cuatro.

Allí estaré, adiós

Adiós— me dijo y salió contoneando sus caderas hacia la entrada, suspire más tranquilo, por fin me había librado de esta amenaza. Mañana iría a la maldita recepción con ella y podría estarme librarme de ella.


Me senté en la terraza y fue inevitable pensar en ella, la dueña de todos mis pensamientos y de los latidos de este corazón. ¿Qué estaría haciendo? Parecía un maldito psicópata pensando en lo que haría a cada segundo pero eso se debía netamente a que la extrañaba, solo han pasado unas horas desde que la deje de ver y ya la ansiaba nuevamente, tenía que calmar mis impulsos ya que ella algún día partiría de mi casa y nada volvería ser como antes. Lo peor de todo es que era en contra de mi voluntad. Por la noche mama volvió algo preocupada, me acerque a ella pero no quiso contarme lo que la atormentaba. Cuando Níkolas se durmió Alice, mama y yo nos sentamos a charlar, reconozco que fue muy agradable compartir con ellas así, hacía años que no nos sentábamos a disfrutar de una plática ya que siempre estaba papa para agriar todos esos momentos. La noche se hizo larga y solitaria, me senté en la terraza de mi habitación, mi madre había insistido que durmiera en la misma que yo habitaba antes de que se desencadenara la tragedia familiar, podía recordar todo lo que había en esa habitación, también cada momento que valía la pena, como me gustaría que estuvieras aquí… susurre en mi mente, no había extrañado tanto a alguien desde hace mucho tiempo, yo, Edward Cullen, no conocí esa palabra hasta que ella apareció en mi vida.


En mi vida eran muy pocas las veces que podía decir que había extrañado a alguien ya que siempre tenía todo en mis manos y jamás me apegue emocionalmente a alguien y menos después de lo de Níko, creo que mi corazón se comenzó a cerrar después de eso, jamás nadie pudo entrar en este hierro, solo ella, solo Bella. Esa era una de las grandes razones por la cual la amaba, Bella no solo había cambiado mi vida y la había llenado de luz, sino que también había cambiado mi manera de ver las cosas, gracias a ella desperté de un largo letargo emocional. La suave brisa se colaba por las ventanas, sin pensarlo más tome mi celular y llame a Chicago, era tardísimo allá pero aun tenía fe de que Will anduviera rondando, con gran satisfacción fue él quien me contesto.


¿Cómo va todo?— pregunte ansioso.

No muy bien señor, la señorita no ha salido de su habitación, poco comió y no me ha recibido

Maldición, ¿crees que quiera hablar conmigo?

No lo sé señor, ¿quiere que lo intente?—lo pensé por un momento, pagaría lo que fuera por escuchar su voz en este momento.

Mejor no, ya es tarde y debe estar dormida, mañana será un día muy movido pero intentare llamarte cuando pueda.

Bien, estaré atento

Que pases buenas noches Will

Igual usted señor.

Adiós

Adiós.


Titubee un poco, ¿debía llamarla a su teléfono?, no mejor esperaría a mañana además tenía que darle su espacio no estaba seguro hasta que punto aguantaría mi preocupación no quería sonar excesivamente protector. Me acosté e intente domar, aun me preocupaba lo de la chica, se notaba que Sussan era una mujer de armas tomar esperaba que no me causara problemas en el futuro.


Buenos días cariño— me saludo mi hermana al llegar al estar, estaba perfectamente vestida y con su hijo en brazos.

Buenos días ¿A dónde vas?— pregunte

A ver a papa, quiero llevarle a Níko haber si se anima

¿esta triste?— pregunte con sarcasmo

Edward— me reprendió— si lo está, mama me dijo que hoy había amanecido algo decaído, ella había intentado animarlo contándole algunas novedades y que se había enfadado por algunas cosas pero que por lo menos se había despertado.

Típico de el— susurre

¿vienes conmigo?— pregunto parándose del estar al ver que Agatha llegaba con el bolso de salida.

¿bromeas?— pregunte— no gracias, prefiero no verlo.

¿viniste a Londres y ni siquiera lo veras?— pregunto incrédula

Si le dan de alta hoy lo veré antes de irme a un hotel.

Tu no cambias— susurró molesta— ¡ni siquiera porque casi muere!

Lo siento pequeña, hay demasiadas cosas que no se pueden dejar pasar.

¿hasta cuándo demonios seguirán así? Si pudieran ustedes se morderían cuando se ven, parecen perro y gato, ni siquiera se ven como padre e hijo.

Tal vez me cambiaron en el hospital— bromee, ella frunció el ceño e hizo una mueca

Muy gracioso Cullen, mejor me voy, no quiero que se me pegue el sarcasmo.

Vete deprisa que al parecer ya se te está subiendo, que pases buena mañana hermana

Igual tú, ¿almorzamos juntos?

Claro, nos vemos

Adiós— me dijo y se fue empujando la carriola seguida de Agatha. La casa quedo en completo silencio. Annie apareció en una de los arcos y se acerco a hablarme.

Tiene una llamada señor

¿Quién?

Su prima, la señorita Tanya.

Oh que bien, gracias Annie— tome el teléfono— Srta. Denali que gusto en hablar con usted— le dije con alegría en mi voz.

Menos mal que te acuerdas de mí ingrato, ¿es que a caso no pensabas llamarme?

Claro que si, necesito que hablemos.

¡wow! Suenas aproblemado

Más o menos ¿podemos vernos?

¡claro!, juntémonos en el café de centro, al que solíamos ir.

Bien, ¿en media hora?

¡hecho!

Nos vemos

Adiós.


Me pare rápidamente y me fui a preparar Tanya era la única que podría comprender lo que estaba pasando. Salí de la casa y tome prestado uno de los autos que había en el garaje. Conduje hacia la dirección que conocía bastante bien, el café se llamaba “D’ Stammos” aparque afuera y divise de inmediato el auto de Tanya. Al entrar la melena rubia de mi prima se diferenciaba de las demás.


Hola— la salude por detrás ella se giro con una enorme sonrisa y me saludo.

Hola ingrato ¡qué gusto verte!

El gusto es mío— le dije, me senté y de inmediato— ¿Cómo has estado?

Bien, bastante ocupada con lo de la boda

Qué bueno, mama me dijo que ya habías dicho la fecha.

Si en dos o tres meses más, creo que el día aun lo tengo que confirmar ya que la banquetera esta con Pre natal y no sé si me podrá servir ella.

¿y cómo está el novio?

Viajando como siempre, está haciendo todo lo posible para echar a andar su empresa luego y así poder pasar más tiempo conmigo, entiendo su trabajo pero odio que viaje tanto, me hace extrañarlo aun mas.

Te entiendo— le dije desviando mis ojos a las enormes ventanas.

¡wow! Ahora sí que creo que estas con problemas ¿Qué sucede? ¿Aro nuevamente?— bufe, era en la última persona que podría pensar

Creo que esta vez no, es algo más serio— me dijo, la camarera se nos acerco y rápidamente tomo nuestra orden. Suspire decidido a contarle todo a mi confidente al igual que lo hice con mi madre.

¿Qué pasa? ¿no me digas que…?— dejo la pregunta en el aire— ¿estás así por una chica?— pregunto cautelosa sabiendo que si le respondía que si sería la primera vez que me vería así por un tema así.

Creo que por primera vez tengo un Si como respuesta a esa pregunta

¡dios mío!— suspiro— ¡entonces cuéntamelo todo cariño! De aquí no nos movemos— comencé a relatarle todo lo que me pasaba con Bella, desde que la conocí hasta que nos separamos el día de ayer, también le conté lo del falso compromiso que invento Carlisle, la cara de Tanya iba cambiando conforme avanzaba la historia, sin duda ella no se lo imaginaba— ¿estás enamorado?— pregunto incrédula— no puedo creerlo— termino susurrando.

Créeme que hasta para mi es difícil aceptarlo pero con el paso de los días los sentimientos se han hecho tan fuertes que me es difícil negarlo— comente mientras daba sorbos a mi café

Jamás pensé que tu y yo hablaríamos de este tema, perdóname que sea así de sincera pero no espere que alguna mujer “humana” lograra penetrar ese corazón tan difícil que tienes, sin duda se ha ganado mi aprecio aunque no la conozca.

Te va a encantar, es una preciosidad, tiene un cabello y unos ojos chocolate, sus labios son los más exquisitos y posee el cuerpo de una diosa— suspire.

¡demonios! Ahora sí que estas frito amigo— rio— créeme que ha sido una agradable sorpresa, esta demás decirte que esta cordialmente invitada a mi matrimonio, estoy loca por conocerla, seré su fans incondicional— volvió a sonreír.

Muchas gracias, espero poder traerla pronto para que mama, Alice y tú la conozca.

¡dios! Había olvidado algo, ¿crees que Carlisle diga algo?— pregunto con duda en sus ojos.

Si lo hace poco me importa, ya le deje en claro que no tiene porque estar entrometiéndose en mi vida— comente bastante serio, mi privacidad sería algo que jamás transaría.

Bien dicho, espero que no estire la pata de la impresión— dijo divertida.


Pasamos gran parte de la mañana hablando, ella quería saber todo de mi relación con Bella, creo que estaba bastante emocionada con el hecho de que tuviera a alguien, Tanya jamás me había oído hablar de mujeres con nadie, los encuentros casuales eran solo eso casuales y no merecían mención pero escuchar hablar con dedicación de una mujer causo gran impacto en ella. A medida que ella era nombrada las ansias y la necesidad de verla se hacían más grandes, estaba totalmente abrumado por el sentimiento.


¿la extrañas verdad?— pregunto de repente al verme ensimismado, asentí levemente— ¿y para que viniste? Mi tío ya está bien, mejor deberías volver a tu casa y arreglar los problemas con tu mujer— sonrió.

Creo que tienes razón ¿sabes?, hoy tengo un compromiso en la tarde pero luego de eso hare mis maletas y me iré a Chicago.

Eso es… dile que la amas Edward, la frase mágica arreglaría bastante tu situación

¿te Amo?— pregunte y ella asintió— tengo miedo ¿sabes? Sé que soy un maldito cobarde pero…

¿no recuerdas lo dura que ha sido tu vida cariño? Creo que primero deberías contarle a Bella como ha sido tu desarrollo emocional para que comprenda como eres, tú no has recibido mucho estimulo emocional pero ella ha logrado sacar la parte reprimida de ti.

Eso poco me importa, lo que interesa es lo de ahora, no puedo seguirme dejando llevar por lo pasado Tanya, creo que he vivido mucho tiempo de miedos infantiles y complejos que mi familia a creado en mi.

Lo sé cariño pero es hora de abrir tu corazón ¿no crees?

Es hora— respondí sonriendo.


Cuando ya casi era medio día nos despedimos, conversar con ella me hacía bastante bien, Tanya me entendía mejor que yo mismo, tenía una extraña habilidad de comprender mejor que nadie mis sentimientos. Maneje de regreso a casa, Alice aun no volvía ni mi madre tampoco ya que ninguno de sus autos estaba afuera. Entre a la casa y me encontré con Annie en la puerta


Sr. llamo su hermana que almorzaría con sus padres en la clínica, me dijo que lo disculpara con usted.

Oh ya veo, no te preocupes, sírveme algo ligero en la terraza.

Si señor— asintió y se retiro.


La idea que me había dado Tanya no era mala, sería mejor que volviera lo antes posible a Chicago, a pesar de no saber nada malo Bella me preocupaba. Comí rápidamente y dormí un poco, mas tarde me aliste para la dichosa reunión y Salí en busca de la chantajeadora que tenia por pareja. La fiesta fue un caos, la chica estaba pegada a mi brazo y habían un sin números de periodistas, a pesar de que era algo de empresarios habían celebridades, cantantes y de todo tipo de farándula, un completo asco ¡odiaba las reuniones masivas!, cuando el reloj marcaba las siete de la tarde estaba completamente ansioso y lo único que quería era salir de allí, tenía un mal presentimiento, no sabía que pasaba tal vez eran las ansias por salir de ese lugar pero me sentía extraño, algo pasaba. Disculpándome como un caballero abandone la fiesta y a mi pareja, la chica se quedo de una pieza al verme salir pero no me importaba yo prometí acompañarla, no cuidarla toda la noche, mi trabajo estaba hecho y podría volver a casa.


Maneje a toda prisa, cuando aparque afuera de la casa vi que los autos de mi madre y hermana estaban estacionados afuera. Me baje y camine hacia la entrada, la cara de la mucama al abrirme me indico que algo andaba mal, mientras avanzaba por el estar escuchaba la alterada voz de mi madre y a Alice tratando de calmarla.


¿Cómo pudiste Carlisle?— grito excesivamente molesta— ¡no te das cuenta el daño que le estás haciendo! ¡es tu hijo por todos los cielos!— grito mi madre exasperada, entre en la habitación y dos pares de atentos ojos me miraban, mayor fue mi sorpresa al ver que mi padre estaba apoyando en unos de los sofás mirándome.

Veo que esta casa nunca cambia— comente con sarcasmo

Edward hijo— dijo mi madre acercándose, me tomo de los brazos y me miro fijamente

¿Qué pasa mama?— pregunte con un poco de susto

Hijo perdóname, no fue mi intención te juro que jamás pensé que tu padre haría eso— comenzó a decir mi madre, su voz sonaba rápida y en tono de suplica

¿Qué sucede mama?— la mire a ella y después a Carlisle, su cabellera rubia y sus ojos brillaban bajo la incandescencia del sol, tenía una sonrisa que denotaba diversión por la escena

Edward— comenzó Alice que también se acerco a mi— papa… papa— tartamudeo nerviosa.

¿me pueden decir qué demonios pasa? – les dije soltándome de su agarre ¿estaban intentando contenerme?

No sé porque demoran mas la verdad, no fue un pecado lo que hice, estaba protegiendo a la familia— dijo la voz del hombre que me miraba con burla en sus ojos.

¿Qué carajos hiciste Carlisle?— le pregunte avanzando hacia el— ¡contesta!— los quejidos de mi madre comenzaron a aparecer a mis espaldas, mire hacia atrás y ella tenía lagrimas en sus ojos.

Llame a Chicago a tu casa y me encontré con la agradable sorpresa o mejor dicho hable con la mujer que tienes hacinada en tu casa— me congele en el mismo instante.

¿Qué es lo que dijiste?— le dije en un tono cauto, entrecerré mis ojos y comencé a apretar levemente mis puños.

Lo que escuchaste ¿o acaso estas sordo querido hijo?, hable con la chiquilla que está viviendo en tu casa.

¡Edward perdóname hijo!— llego mi madre a mi lado— jamás pensé que haría esa locura.

¿llamaste a Bella a la casa?— intente contener la furia pero fue imposible— ¡dime quién demonios te crees!— le grite mientras avanzaba a zancadas hacia él para golpearlo, los gritos de mama y Alice intentando sujetarme pero no fueron suficientes para detenerme, de la nada aparecieron los guarda espaldas de mi padre a afirmarme— ¡eres un mal nacido! ¿Qué demonios le dijiste?— pregunte mientras forcejaba contra sus guaruras.

Nada— se encogió de hombros como si nada— solo le advertí que estas comprometido y que no necesitabas amantes en tu vida por el momento así que se buscara otro.

¡eres un maldito hijo de puta!— le grite mientras intentaba soltarme del agarre de los guardias— ¡jamás te perdonare esto Carlisle! ¡MALDIGO LA SUERTE QUE ME TOCO! ¡ya suéltenme!— les grite mientras forcejeábamos.

¡suéltenlo!— grito la mujer que había traicionado mi confianza— ¡ya basta Carlisle!— le rogaba mi madre mientras lloraba desconsolada al igual que Alice, las dos estaban abrazadas en un rincón.

Nunca aprenderás hijo mío— susurro riendo— no heredaste mi buen gusto, siempre te han gustado las prostitutas y callejeras pero eso acabara, Sussan aun está dispuesta a casarse contigo

¡vete al infierno Carlisle!— le grite mientras me soltaba de los guardias y corría hacia mi habitación a sacar mis cosas, no podía concebir que esto hubiera pasado, saque mi celular rápidamente e intente llamar a Will pero no me pude comunicar, exasperado casi rompo el teléfono, mi madre entro llorando como una magdalena hacia la habitación mientras recogía mis cosas rápidamente.

¡perdóname hijo!— me pidió mientras lloraba

Lo siento mama pero esta vez no puedo, ¡quizás que barbaridad le dijo ese maldito a Bella!— comente furioso

¡Edward perdóname por favor! ¡juro que no lo hice con mala intención!

Lo siento mama— cerré mi maleta y tome todo lo que me faltaba, me importaba un carajo irme vestido de gala, lo único que me interesaba era llegar cuanto antes a mi casa, ver a Bella y saber que todo está bien. Mi pecho aun estaba comprimido, presentía que esto no sería lo único malo que pasaría el día de hoy.


Baje las escaleras ignorando las suplicas de mama y los llantos de Alice, estaba segado poco me importaba matar a mi padre en estos momentos, lo único que me interesaba era llegar a casa y saber que Bella estaba bien, llame al aeropuerto y confirme mi vuelo para ahora mismo, por suerte después de hablar con Tanya había organizado el vuelo para hoy en la noche, ahora solo esperaba que localizaran pronto a mi piloto. A mis espaldas mi madre intentaba detenerme pero no podría hacerlo, Salí de la casa y tome el primer auto que vi.


¡Edward espera!— grito Alice a mis espaldas

Déjame en paz— le pedí furico— ¡no te me acerques!

¿Quién es esa chica Edward? ¿Quién demonios es?

Será mejor que no te metas en esto Alice— me acerque al auto y metí las cosas en la parte de atrás— dejare el auto en el aeropuerto— gruñí y me subí, de la puerta vi que mi madre cayo derrumbada en la entrada pero me fui sin mirar atrás, ella había traicionado mi confianza y sería difícil que la perdonara.


Maneje como un loco, no me importaba nada en el mundo más que Bella en este momento, llegue al aeropuerto a los pocos minutos y aun no localizaban a mi piloto.


No me importa quién demonios pilotee pero necesito que alguien me lleve a Chicago ¡AHORA!— le grite al encargado de los vuelos privados.

Se… señor hay un piloto que podría llevarlo— me dijo tartamudeando— solo debe pagar por sus serví…

No me importa, ¡que cobre lo que quiera! Pero dígale que tenemos que partir en este instante— gruñí

Si… si se… señor— exclamo el hombre y se fue corriendo, estaba como un demente cada vez que recordaba la imagen del maldito de Carlisle sonriendo y diciéndome lo que había hecho me daban ganas de apretarle el cuello, era un mal nacido.


A los pocos minutos apareció el famoso piloto, hiso todos los preparativos para el viaje y en menos de una hora ya íbamos de camino hacia chicago, no me aguantaba la espera, estaba ansioso desesperado. Mi cabeza no podía sacar la imagen de Bella sufriendo por las palabras de Carlisle ¿Cuántos insultos no le habrá dicho? ¡Maldito! De solo recordarlo se me erizaba el vello de la piel. Al cabo de unas cuantas horas y de un torturante viaje estábamos en suelo norteamericano, a penas baje del Jet la comunicación se abrió y logre comunicarme con mi casa, Margarite contesto.


¿Quién habla?— pregunte rápidamente— soy Edward

¡Señor Cullen! ¡bendito sea el señor!

Necesito que venga James por mí al aeropuerto, de inmediato— le dije

Sí señor, enseguida— corte la comunicación y comencé a pasar por las medidas de seguridad normales, me tomo bastante tiempo el pasar por policía internacional, cuando ya había pasado una hora exacta Salí de allí y James estaba esperándome en la sala de espera. A penas me vio corrió por mi maleta, lo salude con un gesto camine raudo hacia los estacionamientos.


Estaba completamente nervioso, ¡cómo demonios le daría la cara a Bella! Después de lo que paso no tenia como decirle cuanto lo sentía, mientras iba recorriendo la ciudad pensaba en las excusas que podría usar, un padre loco, una madre traidora, el maldito destino, no sabía cuál pero esperaba que mis disculpas aunque sea sirvieran de algo, yo no tenía porque disculparme el que tendría que hacerlo es Carlisle pero estoy más que seguro que jamás lo haría. Llegamos a la casa y Salí volando del auto, la puerta se abrió y la cara de Will apareció en mi vista.


¡Sr. Cullen, Sr!— me decía mientras pase por su lado, no me importo nada y casi corrí hacia el tercer piso, a la habitación donde estaba ella. tenía mi corazón latiendo a mil por hora y el pulso desbocado, lo único que deseaba era verla y saber que todo estaba bien.

Ahora no Will— le dije intentando dejar lo que fuera para después, comencé a subir las escaleras y el mayordomo seguía corriendo detrás mío.

¡Sr. por favor espere!— gritaba a mis espaldas, su insistencia me estaba sacando de quicio, estaba robando minutos preciados— ¡Sr. espere!— volvió a gritar

¡¿QUE DEMONIOS PASA?!— pregunte en un grito

¡SE FUE!— contesto de vuelta y el mundo dejo de caminar para mí— la señorita— continuo en un tono más bajo— la Señorita se fue, señor— mi pecho se dejo de mi mover, mi mente se blanqueo y olvide todo lo demás

¿Qué?— pregunte en un susurro— ¿Dónde está Will? ¿se fue a su casa?— pregunte incrédulo

No lo sé señor— me dijo totalmente angustiado— hace solo unas horas tomo sus cosas y se fue

Pero…— intente replicar pero no encontraba las palabras, me había quedado sin habla, todo el aire de mi pecho escapo dejándome en un estado de parálisis, el barandal de la escala me sirvió para afirmarme ya que mi cuerpo comenzó a colapsar, toda la presión del día se vino encima de mi cuerpo en un solo segundo.

Perdóneme señor, no la pude detener

¿Qué paso? ¿Carlisle la llamo verdad?— le dije y me senté en la escalera, mis manos se fueron a mis ojos cubriéndolos de la verdad, ella ya no estaba aquí.

¿el señor Carlisle? No lo sé— comento extrañado— lo que sí puedo decirle es que hoy Jacob Black estuvo aquí— me dijo e inmediatamente reaccione, mi mente despertó calzando lo que había pasado

¿no me digas que?— pregunte incrédulo, la rabia exploto de mi pecho— ¡MALDITA SEA WILL! ¡COMO DEMONIOS DEJASTE QUE SE CONOCIERAN!— grite furico, demonios esto no podía estar tan mal, mi pecho se agito de manera alarmante.

Lo... lo siento pero no lo pude evitar, la señorita se lo llevo y hablo con el

¿BELLA? ¡maldita sea!— grite llevándome las manos a la cara

Pero eso no fue todo lo que paso…— me dijo mirándome a los ojos fijamente— discúlpeme por lo que voy a decir pero creo que esto fue lo que detono su partida… ella… ella lo vio a usted en la televisión esta tarde.

¡maldita sea!— grite exasperado— no puede ser, no puede ser, ¡NO!— comencé a gritar— ella me vio con esa… maldita desgraciada en la fiesta— el mayordomo asintió dándome la razón, esto estaba muy mal y sentía que se podría peor— tengo que encontrarla, todo fue un error, ella tiene que saber lo que siento, no puede irse de aquí— le dije bajando nuevamente.

¡Sr. ESPERE!— me grito el mayordomo— no se vaya a si, podría pasarle algo

¡no me interesa lo que pueda pasarme!— grite mientras salía de la casa, James estaba parado afuera en estado de Shock por mi reacción— entrégame las llaves del auto— le dije y con sus temblorosas y rápidas manos me las paso, me subí al mercedes y acelere a todo lo que daba, tenía que ir en busca de ella.


Bella ¿Dónde estás?, se pregunta mi mente, no podía conservar que no estuviera conmigo, ¡maldito Carlisle! De seguro eso también le había dolido, ¿pero cómo podía pasar todo esto en dos días? Jacob Black tenía que darse por muerto. Acelere aun más el auto y en solo unos pocos minutos me estacione fuera de su casa. Me baje como un loco y llame a la puerta


¿Quién es?— pregunto una voz por el intercomunicador, era la de una mujer, tenía que ser la hermana de Bella

Soy Edward Cullen, necesito hablar con Bella

Pase— me dijo la voz, ¿Bella estaba aquí? Entre rápidamente dejando la puerta abierta, la figura de una chiquilla de no más de diecisiete años se asomo en la puerta— buenas noches señor

Perdón por la hora pero necesito ubicar a tu hermana, tengo que hablar con ella— le dije casi en suplica.

Bella no está aquí señor, ella paso por la casa hace solo unas horas pero ha salido de viaje y no sé cuándo volverá

¿de viaje?— pregunte incrédulo—¿pero cómo?— volví a decir aun mas consternado

No lo sé, ella estuvo aquí, hizo sus maletas y se fue nos dijo que se comunicaría con nosotros luego pero que no sabía cuando volvería ni a donde iba.

Demonios— susurre, estaba perplejo.

¿usted es su jefe verdad?— pregunto pero me quede pensando en sus palabras ¿acaso Bella no pensaba volver?

Si— le dije con mis pensamientos en otra parte— bueno… gracias, nos vemos—

Adiós— me respondió, gire sobre mis pies y Salí del antejardín, estaba con la mente en blanco, no halle pude ver la mentira en sus ojos, la pequeña estaba hablando en serio.

Rosalie— dije de repente, la amiga de Bella tenía que saber de ella, saque mi celular y llame a Emmett

¡Edward! ¿Cómo estas amigo?

Emmett necesito la dirección de Rosalie— le dije subiéndome al auto

¿Por qué? ¿Qué pasa?

Bella se fue

¿Qué? ¿pero cómo? ¿para donde?— comenzó interrogarme

¡no lo sé!— grite exasperado— ¡maldita sea! No lo sé— mi voz delato el estado en el que me encontraba, estaba comenzando a colapsar— necesito verla, tengo que saber donde esta, dame la dirección— me dijo la dirección y encendí el auto para partir hacia donde me había indicado. Cuando llegue me estacione frente a un enorme edificio del centro, subí los escalones a zancadas, ella vivía en el quinto piso. La puerta era la última del corredor, antes de que tocara su rubia cabellera se abrió paso.

¿Qué demonios quieres Edward?— pregunto con una actitud muy diferente a la que había tenido en el hospital, estaba parada en la puerta de su apartamento con los brazos cruzados.

¿Dónde esta Bella?— pregunte de inmediato, mi pecho subía y bajaba frenético

¿para que la quieres? ¿le quieres hacer más daño?— pregunto con sarcasmo

Yo no quiero eso— le dije— necesito hablar con ella ¡dime donde esta!— la presione.

Lo siento pero no lo sé, por mucho que quieras yo no tengo idea de donde está y créeme que si lo supiera tampoco te lo diría— comento con sus ojos entrecerrados

Tu no entiendes tengo que encontrarla, yo…

¡NO! ¡TU ERES EL QUE NO ENTIENDE!— alzo su tono y se puso rígida— no voy a permitir que la sigas matando Edward, estas matando a Bella, ha sufrido contigo más de lo que lo ha hecho en toda la vida.

¡maldita sea!— grite— entiéndeme tengo que explicarle, tengo que verla.

Ya es muy tarde, lo lamento, Bella se ha ido y no tengo idea de donde, solamente me dijo que se pondría en contacto conmigo pero no sé cuándo será.

No puede ser— gemí mis manos se fueron hacia mi cara y la fregué repetidas veces

Lo siento por ella ¿sabes? Tuvo que alejarse de su familia para escaparse de ti, te juro que maldigo el día que te conoció— agrego— ahora vete y no vuelvas por aquí Edward, ella no está aquí— termino y se metió en su apartamento, el portazo resonó en todas las ventanas del pasillo haciendo temblar los vidrios, estaba acabado… mi última oportunidad de dar con su paradero había desaparecido.


Estuve unos cuantos segundos más parado sin poder reaccionar, no entendía como ni cuando habían empeorado tanto las cosas, ¿Cómo el destino podía ser tan cruel?, ¿realmente merecía esto? Si dijo mi perspicaz mente. Sabía que lo merecía, era un completo imbécil, me deje llevar por los malditos miedos y obsesiones dejando de lado a lo único que tenía en mi vida, yo no la merecía. Como pude arrastre mis pies devuelta al auto, cuando estuve allí me deje caer en el asiento con los ojos cerrados, mi mundo ya no existía, todo lo que alguna vez tuve y toque con mis manos se estaba desmoronando frente a mis ojos, bella se había ido y ya no tenía razón para seguir. Maneje de vuelta hacia la mansión, sin duda mi corazón ya iba en estado de agonía. Will me recibió en la puerta con su rostro totalmente adolorido, mi cuerpo se desplazo sin vida por la entrada en dirección desconocida, mi mente no pensaba, mis pulmones escasamente se movían, mi corazón ya casi no latía.


Señor, cuanto lo siento— dijo Will con dolor real en sus palabras, me acerque a las escaleras y me senté sin pensar en nada.

La perdí— susurre— no puedo creerlo, habría preferido mil veces que ella me dijera adiós ya que tendría la suerte de verla una vez más— dije en el mismo tono, estaba completamente desorientado, mi cabeza dolía al igual que mi corazón, todo mi cuerpo estaba sumido en una parálisis de la cual no quería despertar

Señor— me llamo Will con voz cauta— antes de que saliera no alcance a decirle pero…— se cayo

¿Qué cosa?— pregunte adolorido

La señorita dejo algo para usted, un sobre y me encargo que usted lo leyera cuando volviera— término y un silencio nos envolvió, lentamente me puse de pie y fui hacia donde me imaginaba que estaba ese sobre, abrí las puertas de la biblioteca y sobre mi escritorio relucía entre las sobras de la habitación, esperando por mi regreso. Mire por encima de mi hombro y solo con la mirada Will entendió que debía dejarme solo cerré las puertas a mis espaldas y me encamine hacia él.


Me senté lentamente en el escritorio y observe el papel, mis manos temblaban alrededor de aquel sobre, ¿Qué contenía? , la sola idea de una despedida final me hacía sentir aun mas perdido de lo que ya estaba. Lamentablemente era mi realidad y de alguna forma tendría que aceptarla. Sin pensarlo mucho y aun así con mis miedos por enfrente abrí el sobre y recorrí la carta que contenía, cuando extendí sus puntas pude diferenciar inmediatamente la singular caligrafía de Bella, aclare mi garganta y comencé a leer, tenía un enorme nudo que no lograba disipar.



Edward:


No se hasta que punto te sorprende mi partida pero antes de comenzar quiero darte las gracias por todo lo que hiciste por mi mientras estaba en tu casa, gracias a tus cuidados y los de tu personal es que logre comenzar a sanarme.


Espero que al leer mi carta al menos sepas las razones por las cuales me fui, creo que no te será muy difícil averiguar o Will te podrá comentar lo que sucedió después de tu partida. Me es muy difícil escribir estas palabras pero no puedo irme sin decirlo, el tiempo que estuvimos juntos créeme que ha sido uno de los mejores periodos de mi vida. He descubierto cosas y sentimientos que jamás pensé que sentiría, haz despertado en mi a una Bella que no conocía y que no sabía que habitaba en mi. Tú cambiaste todo mi mundo, irrumpiste en mi vida como un vendaval y me envolviste en una ráfaga de pasión y desenfreno, la cual me llevo a las más altas cumbres, pero como todo vendaval pasa y quedan los escombros, escombros que tienen que levantarse, todo debe continuar; Sé que tal vez no quieras leer esto pero no me puedo ir sin decirlo aunque sea por escrito, aunque sé que tu no sientes lo mismo yo te amo Edward, lo hago con cada fibra de mi ser. Debe ser un gran impacto para ti el saberlo, esa vez cuando estábamos juntos y lo deje escapar de mis labios me acobarde, sentí mucho miedo de tu reacción y te lo negué se que fui una maldita cobarde y que debí mantenerme pero me daba tanto miedo tu rechazo que no fui capaz de aceptarlo frente a ti. Lo bueno de partir es que si tu reacción es mala no seré testigo de ella, solo me iré de aquí con el recuerdo de este amor que nunca pudo ser.


Te deseo la mayor felicidad del mundo, quiero que encuentres a alguien que te haga feliz, que supla todas tus necesidades y llene tu corazón, ojala que ella si pueda penetrar en el y te ame tanto o más de lo que puedo amarte yo. Solo te pido un favor, cuando la encuentres amala, hazlo como jamás quisiste a nadie y no la dejes ir nunca porque te aseguro que esa oportunidad no se te volverá a presentar. Lo único que quiero es que seas feliz, que vivas una vida llena de amor y que llegues a conocer lo que es vivir en paz.


No lo olvides Edward, amala y no la dejes ir.

Te amo y lo hare eternamente

Hasta siempre


Isabella Swan.




Bella— susurre en la soledad de la habitación, mis manos apretaron el papel que había entre ellas, mi cabeza peso tanto que cayó sobre la madera del escritorio, las frases eran inevitables de recordar.



“aunque sé que tu no sientes lo mismo yo te amo Edward, lo hago con cada fibra de mi ser…”



Ella me amaba, lo hacía tanto como yo y nunca me di cuenta, nunca supe que compartíamos el mismo sentimiento. Creo que si alguna vez me sentí muerto ahora podía decirlo con razón, ya no tenía ganas de seguir viviendo. En un estado de completa inercia me recosté sobre la silla y deje que toda la angustia y el dolor reprimido se apoderaran de mi, estaba dejando morir mi corazón y no me importaba, no haría nada para sacarlo adelante, sin ella, si la mujer que amaba ya nada tenía sentido en mi vida, nada. Por primera vez no tenia intensiones de parar la crisis que se estaba dando en mi cuerpo, tenia tanto sentimientos en mi corazón y en mi cabeza que un poco de inconsciencia ayudaría muchísimo y así fue… solo unos diez minutos más tarde mi vista se nublo y mi cabeza se sintió explotar, no paso mucho tiempo antes de que sintiera colisionar mi cuerpo con el suelo, si la muerte me quería llevar, feliz partiría con ella.



Edward… Edward despierta— sentí una voz que me llamaba pero no quería despertar, quería seguir en ese mundo que se llevaba todos los recuerdos que me atormentaban— Edward amigo ¿estás bien?— me pregunto una voz conocida, abrí mis ojos lentamente, lo primero que vi fue el rostro de Emmett y enseguida reconocí mi habitación.

¿Qué paso? ¿Por qué estoy aquí?— pregunte intentando enderezarme sin mucho éxito, un dolor atravesó todo mi cuerpo.

Tuviste una fuerte crisis, llevas inconsciente cuatro horas— me dijo con una expresión completamente grave, las luces de mi habitación estaban prendidas, podía ver a Will parado en la punta de la cama.

Morir es lo mejor que podría pasarme ahora, Emmett— confesé con una amarga expresión.

Creo que eso no será hoy— me dijo removiéndose en la cama y mirándome fijamente— Edward creo que ya descubrimos la causa de tus crisis.

¿ah sí?— pregunte con un fingido interés, desvié mis ojos hacia la luz y comencé a divagar en mis pensamientos

Esta semana me reuní con varios doctores y expusimos tu caso, luego de innumerables discusiones y análisis de tus exámenes llegamos a la conclusión de que tus crisis se deben a un enorme estrés que tienes, además de ser provocados por alguien en especial. ¿sabes lo que son las crisis de pánico?— asentí— podríamos decir que tú tienes eso pero que se manifiesta de otra forma, cada vez que tu cerebro se siente presionado o está en un estado de tensión se desconecta.

Como dijo Bella— susurre con el dolor palpitando en mi piel— ¿entonces no moriré?

Hoy no amigo, hoy no

Es una lástima— dije con sarcasmo

¿estas así por Bella verdad?— pregunto de repente, yo solo seguí contemplando la inmensidad— ¿te enamoraste de ella verdad?, creo que con solo verte los ojos me puedo dar cuenta de que si, en un principio jamás lo imagine pero al pasar el tiempo me di cuenta que ustedes cada vez se acercaban mas. Créeme que me gusta muchísimo la idea y me puso bastante contento al saber que tenían una relación pero…

Ella ya no está— susurre saliendo del letargo— y creo que jamás va a volver.

¿y la vas a dejar ir así como así?— pregunto incrédulo— Edward me extraña que te quedes sin hacer nada… si la amas no la dejes ir, no lo hagas.

¿y qué puedo hacer si ella no me quiere ver?, me escribió una carta ¿sabes?— comencé a decir dejando salir todo el dolor en mis palabras, me veía débil, un hombre común y corriente con un corazón tan humano como el de cualquier otra persona— me pidió que me buscara a otra y que fuera feliz

Creo que es algo muy sabio y maduro de su parte, no puedes pedir más en una situación como esta Edward, entiende que lo que ella vivió aquí no es fácil

¿ella vivió? ¿acaso lo sabes?— pregunte con molestia, Emmett escondió su mirada y de inmediato supe que si estaba al tanto— creo que es una pregunta un poco estúpida considerando que eres el novio de la mejor amiga de Bella.

No es que ella me contara, estaba preocupada por Bella y cuando estábamos juntos se le salió, ella se preocupa bastante por ella y esta consternada con su partida

Dímelo a mi— comente, reprimí una mueca al sentir nuevamente un dolor

Creo que es hora que duermas, es de madrugada y no quiero que vuelvas a caer al hospital y menos ahora. Mañana hablare con alguna de mis enfermeras de confianza haber si quieren hacerte compañía

No quiero a nadie— gruñí

Lo lamente pero tiene…

¡QUE NO QUIERO A NADIE!— grite y al mismo tiempo mi espalda se arqueo del dolor.

Cálmate, no te preocupes, Will— dijo refiriéndose al hombre que me miraba atento— llámame si pasa algo mas

Si señor— asintió, Emmett me dio una última mirada y se fue.

Will intento decirme algo más pero le pedí que se retirara, lo único que quería era estar en soledad y dejar que esta me consumiera. Creo que mi corazón ya no latía más.


Así comenzó una eternidad, los días sin Bella eran así, largos, eternos y completamente fríos. El tiempo pasaba por encima de mi pero poco me fijaba, cada día sentía más vello crecer en mi cara y al despertar ya no me reconocía en el espejo, el hombre que estaba en el reflejo era la imagen de mi alma. Uno, dos, tres días, pasaban y casi parecían una vida, ya nada era igual. Mi corazón se cerró nuevamente y esta vez para siempre, volví a ser el Edward Cullen de siempre y al que jamás debí abandonar así estaba bien, seguro sabía que jamás nadie me volvería a dejar. Habían pasado exactamente quince días de que Bella se fue de mi lado y parecían quince largos y tortuosos años, le dolor que sentí cuando se fue se triplico y se dejo sentir día con día, desgastando cada vez mas lo poco que quedaba de alma en mi cuerpo, todo lo demás se lo había llevado ella. Estaba sentado en mi escritorio, en el mismo lugar donde confirme su partida, leer la carta se había convertido en una religión, sus palabras eran una oración en su honor, ese te amo se repetía con sus voz en mi mente dándome un doloroso placer ¡que daría yo por escucharlo de sus labios!, todo… todo lo que soy y lo que tengo con tal de tenerla una vez más a mi lado.



¡¿hasta cuándo demonios estarás aquí?!— pregunto Emmett entrando junto a Will en la biblioteca, apreté el papel que tenía en mis manos y lo guarde en mi bolsillo.

Eso no te incumbe— comente con sarcasmo

Si me importa ¿sabes?, eres mi amigo y estoy cansado de verte consumiéndote en esta habitación ¡llevas diez días sin salir de aquí Edward! ¡Bella no volverá si no la buscas!— me grito haciéndome enfadar

¡vete al demonio Emmett!

Eres un cobarde, si es así es mejor que se haya ido, tu no la mereces

¡claro que lo hago!— me enfurecí— ¿sabes porque maldita sea? ¡porque aunque a todo el mundo le cueste creerlo, yo nací para amar a Bella! Ella es mía y sé que jamás nadie la amara tanto como yo lo hago— le grite mientras la furia y el amor se confinaban en un solo sentimiento

Entonces búscala— me dijo extendiéndome un papel, lo mire incrédulo y completamente asombrado— ¡anda! Ve por ella, se que esta esperándote, aunque no lo diga, ¡ve por ella!— me grito haciéndome reaccionar.

¿sabías donde estaba?— pregunte tomando el papel con torpeza.

No, tuve que extorsionar a Rose, créeme que no fue fácil pero se como estas sufriendo, no ha sido fácil verte morir día con día en este despacho y creo que eso hablando su corazón, ella no es mala solo está protegiendo a su amiga. Quiero que sepas que por lo que me dijo Bella no está en mejor estado que tu

Lo sé— le di la razón con una pequeña sonrisa, la primera que aparecía desde que Bella me había dejado

¿y que estas esperando? Ve por ella Edward, si tú la amas no hay nadie mejor en esta tierra para ella, no demores mas y búscala, no la pierdas— me animo, mire a Will y tenía una enorme expresión de felicidad en su rostro

He sido un estúpido ¿verdad?— susurre— nuevamente la estoy perdiendo y no he sido capaz de buscarla

Creo que fue bueno que los dos se dieran estos días, tu por tu parte te diste cuenta aun mas que la amabas y la extrañabas, solo espero que puedan hablar, por lo que me dijo Rose Bella está en la hacienda de sus abuelos en el interior de Alabama en un pueblo que se llama White Hall, tienen una enorme casa y varios terrenos.

¿Alabama?— susurre— tengo que ir— me gire rápidamente y corrí hacia el teléfono, tenía que organizarlo todo, no podía esperar más. Al terminar Emmett me miraba con unos ojos complacidos.

¿estás seguro de que esto es lo que quieres?— me pregunto aun ya sabiendo mi respuesta

He esperado toda mi vida por este momento— sonreí abiertamente como jamás lo había hecho, la amaba con todo mi ser y estaba dispuesto a gritárselo a los cuatro vientos, no me importaba nada mas solo tenerla de por vida conmigo, sería un privilegio envejecer a su lado.



Todo el mundo se comenzó a mover en el mismo momento que deje esa habitación decidido a traerla conmigo, Bella tenía que saber lo que yo sentía y yo ansiaba escuchar un Te Amo de sus labios, sin duda en ese momento tocaría el cielo con mis manos…



Ahora tenía que correr, tenía que apresurarme, no podía perder un minuto más lejos de mi mujer, lejos de mi corazón, lejos de ese amor que nos hacia vivir y sabia que lo seguiría haciendo por el resto de nuestras vida



****




Espero les haya gustado, nos leemos el martes en el ultimo capitulo…



Con Amor…




Tiwii Cullen

36 comentarios:

  1. primera por fin.....QQ!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. ahi la mierda santisima eso estuvo fuerteeeeeeeeeeee awww diso yo tenia razon respecto a todo lalal y odiooooooooooooooooooooooooooooooo a carlisli y a jacob y aww ya quiero el matrtes ahi mi diosss el final va a ser algo epicoooooooo gracias tiwiitha hoy no echo mi monologo me dejaste como se dice speachless jajajaaj te amoooooooooooo

    ResponderEliminar
  3. ayyyyyyyyyyyyy por dios que capi mas intenso estoy no se como explicarlo el corazon me late a mil por hora por fin y ya edward por fin edward sabe que bella lo ama ojala y cuando la encuentre no sea demasiado tarde ayyyyyyyyy no se si podre aguantar hasta el proximo martes sin tener antes un colapso nerviosos ya mi tiwiii me despido
    POLYTA

    ResponderEliminar
  4. dios me encanto tiwi estubo espectacular..!!! es que yo sabia que eso de estar comprometido era una mentira del padre de edwar y pobre como ha sufrido por su partida.....!!1 hay es que no puedo esperar por el proximo capi.!!!!! pero que triste porque va a ser el ultimo nooooooooooooooooooooooo..!!!!!! dejame decirte q cada dia lo haces aun mejor y no dejas de sorprenderme te felicito esres una genio..!!!
    y sigue escribiendo que lo haces exelente.!!!!!!
    besos..!!!
    y por fin soy la primera en comentar yupiiii..!!! habia pasado todo el dia esperando el capitulo y valio la pena.!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  5. bueno a esperar l proximo capi..!! casi me da un colapso ya q pase mucho tiempo para poder comentar.! asi que ahora es que me estoy desahogando..!!!!!bueno besos y abrazos y hasta el martes..!!!

    ResponderEliminar
  6. mi tiwi
    ante sk nada tengo k agradecerte no hacerme sufrir todo un mes
    pove edward ya sufrió muxo para k bella desapareciera tanto
    oODIO A CARLISLE O MAS K ESO KIEOR DARLE UN GOLPE k se cree con derecho dirigir la vida de su hijo
    hay pove esme pero tenia k ir abrir su boca y k tal con la dixosa prometida yo sbai k edawrd no podia estar enterado de eso
    hay adoro a emmet por aver conseguido la direccion de bella
    ya no me hagaas sufri porfis
    no kiero k se acabe :S
    no kiero k se el penultimo
    peor bueno se k habra muxas cosas mas

    ResponderEliminar
  7. se me olvido
    jajaj te kiero nena esspero k tengas un excelente dia
    jajaj y no te creas kiero a tus neuronas pork me hacen k pueda leer esta historia ke me tiene como loka

    ResponderEliminar
  8. Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhh! Diioos Mee Matoo x.x
    Edward Mii Edward Pobre Dee El
    Graciias Tiwii Miil Graciiial Stoo Es Muchoo Maas de loo q Pense;* Erees Increiblee Cn Una Imaginacion Unica :D.. No Puede ver Secuela?
    Ncee Digoo Yoo(:
    Felicidades Noos Seguimos Leyendo
    Aquii: Lilian Moreno C. De Venezuela <3 Tq.

    ResponderEliminar
  9. haya hay hay diossssssssssss!!!! sisisi como esperqaba estooooooooooooooooooooooo!!! sisisi vamos en busca de bellaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa jodido carlieeeeeeeeeeeeeee jodido jodidooooooooooo

    ResponderEliminar
  10. Ahy!!! no puedo esperar por el ultimo capitulo!!!!! fantastico Tiwii♥♥ simplemente fantastico...

    ResponderEliminar
  11. Desde que empecé a leer esta historia, siempre estuve al pendiente de cada capítulo, debo confesar que entro diario, sí!!!lo sé soy adicta a este blog. Jajajaja . Cada capítulo dejándome en ascuas y con muchas ansias del nuevo cap. Tiwii, gracias por escribir como escribes...mil gracia


    Besos

    ResponderEliminar
  12. ohh my fucking shit!!! o_o....
    me kieres matar vdd??? naa io estoe segura k planeas asesinarme sin k nadie sospeche de ti!!! lo ameeeeeee!!!!!! estoe en completo shooooock!!!! no poede seeeeer!!! pobre de eddy u_u.... estos 2 merecen un final epicooooo!!!! oseaaaa, iorare con el final, estoe seguraaa!!! preparare los pañuelos desechables... y una boena excusa por si alguien me ve en ese estado deprimente x)
    en fin..... aiiii!!!! me voe... con unos coantos niveles de estres mas arriba k antes xD
    SIGUEEEEEE ESCRIBIENDOOOOO COSAS COMO ESTAAAS!!! x3

    ResponderEliminar
  13. HA TWII ERE LA MEJOR, EDWAED ESTA SUFRIENDO MUCHO, OO COMO ME ENCANTAN LOS EDWARD SUFRIDOS, PERO TODAVIA FALTA MUCHO PARA EL MARTES Q MALL

    ResponderEliminar
  14. AAAA!! como sufre mi Edward, te juro que mi corazon va a mil por hora y casi lloro de la alegria y de la tristeza solo de saber que ya viene el ultimo capitulo, Esta historia tiene un lugar Super Especial en mi corazon ahh lo que hace una buena historia y mas una buena escritora como TU, gracias
    Espero ya verlos juntos y que se diagan cuanto se aman y no se ya nos sorprenderas con eel Final. ;)

    ResponderEliminar
  15. aahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh ( grito desesperado)) tiwii y tengo q esperar?? por diossssss ....espera me voy a desconectar como edward..jajajajajjaajjjaja
    besos guapa ahora mi agonia hasta el martes jajaj besossss

    ResponderEliminar
  16. NO TENGO PALABRAS PARA DESCRIBIR LO BIEN QUE TE HA QUEDADO. MARAVILLOSO,ESPLENDIDO, ME HE SENTIDO MORIR ,ME VA HA DAR MUCHA PENA DE QUE YA SE ACABE,PERO TODO LO BUENO HA DE ACABAR, ME VOY A QUEDAR MUY APENADA PORQUE ES UNO DE LOS QUE MÁS ME HA APASIONADO. MUCHAS GRACIAS POR ESCRIBIR TAN MAGNIFICAMENTE. UN SALUDO.

    ResponderEliminar
  17. WWWOOOOWWW QUE CERCA ESTA EL FINAL! ME ENCANTA ESTA NOVE y el cap estuvo increible fue muy intenso pero re bueno muchisima agonia, pobre ed
    espero que el y bella se confiesen su amor!
    besos

    ResponderEliminar
  18. uhhh pobre Edward ,, el tambien tiene la culpa grrr mr durlr su sufimiento tambien el de Blla no puedo esperar para q sea marte ahhhhhhhhhh tengo q aguantar no se si podre lo mas seguro esq si claro q me volvere loca porq esta super bonito el capi ahora si Emmett fuw wl q lo hizo entrar en razon wiii¡¡¡¡¡ jajaja pero bueno me encanto el capitulo eestuvo tan dolororso pero ahhhhh el proximo es en donde s arregla todo siii¡¡¡ no aguantare como ya dije sera dificil el caino de aqui al martes pero nada es imposible jeje buno besos
    atte Viviana Bv

    ResponderEliminar
  19. aaaaaa tiwii,de donde sacas tanto sentimiento.es lo mas lindo q lei,m quede sentada meddia hora mirando el monitor como una tonta cuando termine de leerlo.besitos

    ResponderEliminar
  20. OMG MI NIÑA ESTOY SUPER CONMOVIDA CON ESTE CAPI, TE FELICITO Y GRACIAS POR DARNOS ESTA SEGUNDA PARTE, SOLO ESPERO QUE COMO EN TODAS TUS HISTORIAS ESTE FINAL SEA AVASALLADOR O SEA DE PELICULA, GRACIAS NUEVAMENTE Y NOS LEEMOS EL DOMINGO, CUIDATE Y BESOS, TU FIEL SEGUIDORA Y ADMIRADORA, LOQUIBELL

    ResponderEliminar
  21. Gustarme!! eso no abarcaria lo que realmente me ha hecho sentir.
    Que antustia y que nervios. Te lo prometo, he sufrido cada linea por Ed. Muchas veces en la vida se suceden cosas que hacen que te sientas infeliz, es la fatalidad de la vida y eso les ha rodeado a estos dos.
    Ya es mala suerte tener un padre así, y por mucho que intenente entenderlo, jamás entenederé como Esme era capaz de amar a un hombre tan despiadado con su propio hijo, entendí completamente la reaccion de Ed. con respecto a su madre y solo espero que realemente la ecuentre y por fin puedan hablar y empear una vida nueva juntos, donde puedan protegerse del daño que les quieran hacer los demás.
    Ya estoy deseando que llegue el martes para leer el último capi, y desde ya te dijo que los voy a estrañar.
    Un beso tiwii y he amado cada uno de los capitulos, cada uno de las lineas que has escrito en ellos.

    ResponderEliminar
  22. AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!! estoy a punto de un colapso de nerbios ,uñas ya no me quedan jajajajaja por fiiin ahora q hare cuando se acabe snif snif porfis un adelantito para las istericas q ni aguantaremos hasta el martes o lo q es peor las q se quedaron sin colon por los nervios ajajajajaja esta jenial un abrazo mujer eres de lo mejor Y.M.S.M.

    ResponderEliminar
  23. CADA VEZ ME GUSTA MAS. LO UNICO QUE ESPERO ES QUE TERMINE BIEN Y QUE NO HAYA SECUELA, QUE NO ME GUSTAN LAS SEGUNDAS PARTES, QUE NOS DEJAN SIEMPRE CON GANAS DE SEGUIR LEYENDO Y ESPERANDO A QUE LA HISTORIA SE ARREGLE. ME GUSTAN LOS FINALES FELICES Y YA ESTA, SIN MAS VUELTAS. Y ESTE CAPI TE HA QUEDADO GENIAL. EL PROXIMO SI QUE ES TODA UNA SORPRESA, YA QUE AHORA SI QUE NO SABEMOS QUE PASARA AL FINAL. AUNQUE SI TERMINA COMO A MI ME GUSTA, MAS O MENOS ME HAGO UNA IDEA, PERO ME GUSTA MAS CUANDO ERES TU LA QUE LO ESCRIBE QUE LO QUE MI IMAGINACION ES CAPAZ DE HACER. GRACIAS Y BESOS.

    ResponderEliminar
  24. nnonononononono es justo esperar hasta el martes dios mujer como me haces sufrir pero bueno guardare mi dolor hasta el martes.
    nena no has pensado en unas copitulos mas la verdad es que esta historia merese unos cuantos mas por lo menos unos 5 estaba pensado en nose un embaraso , un encuentro con la familia cullen,hasgo asi nose peinsalo de evrdad te puedo desir que sera perfecto

    att. LILIANA BRITTO DE COLOMBIA

    ResponderEliminar
  25. y podrias arreglar el tema donde dice las noves en esta no se puede tocar el cap 16 y no se ve este!
    besos

    ResponderEliminar
  26. TIWWI,TIWWI,TIWWI QUIEN ERES TU ? ACASO ERES HUMANA? TIENES UNA IDEA DE LOS SUFRIMIENTOS HUMANOS ? ESTOY SUFRIENDO POR MI EDWARD, POBRESITO LO BUENO ES QUE RACCIONO Y VA HA IR POR ELLA .UNA DUDA CON QUE EXTORCIONO EMMETT A ROSE,NO ME DIGAS QUE CON LO QUE ESTOY PENSANDO,NOOOOOOOOOO, O SI BUENO NOS LEEMOS EL MARTES TE QUIERO Y BESOS.

    ResponderEliminar
  27. WAWWWWWWWWWWWW!!!!!!!! me encantoooooooo ya tengo ganas q la busque y q se digan cuanto se aman jejejeje me da muxa pena q se acabe sniff sniff

    ResponderEliminar
  28. OTRA DUDA PORQUE CARLISLE NO QUIERE A EDWARD POR DIOS ES SU HIJO, PORQUE ANTEPONE A ARO SOBRE EDWARD NO LO ENTIENDO ACASO ARO ES SU HIJO BASTARDO,Y LUEGO POQUE ANTEPONE A NIKO SOBRE EDWARD UN PADRE NO HASE DIFERENCIAS CON SUS HIJOS ,A EL TAMBIEN PUDO PERDERLO EN ESE ACCIDENTE, Y LUEGO LO QUE LE GRITO CUANDO DESPERTO DEL COMA , NO ES NORMAL AQUI TIENE QUE HABER ALGO PORFAVOR QUE ALGUIEN ME EXPLIQUEEEEEEE.

    ResponderEliminar
  29. Mi madre Tiwii!!!! CAsi me muero, espero que a Carlisle le pase algo y se arrepienta (nunca pense que diria esto porque en los libros lo amo) Te pasaste como siempre y creo que de hoy hasta el martes me muerooooooooooooooooooooooo, te quedo genial, eres grande, tus ideas me encantaron, me da pena decirte pero todo el estress y el trabajo que pasaste valieron la pena y te pasate con creces, por lo menos en mi opinion me quede mucho mas que satisfecha, me gustaria que el capitulo final no fuera la semana que viene, pues de verdad amo esta historia, pero entiendo que a todo lo bueno le llega su hora y se que por ahi vienen cosas del mismo calibre, te adoro nena y nada mil besos!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  30. santa madre llore todo el capitulo, pobrecitos, estan sufriendo much, ojala edward la encuentre, estuvo super super el capi, felicidades, besosssssss

    ResponderEliminar
  31. Hay cada capitulo lloro mas todavia estoy llorando d la felicidad, la tristeza y ternura q me inspiro el capitulo... vuelo y repito este hombre me encantaaa... no estoy feliz pq todo se va a areglar pero triste pq se q se va a acabar la historia... :)tngo sentimientos encontrados y no se como voy a ser capaz d esperar al martes pero hay q ser fuertes! tiwii eres la mejor... con cariño lory tu fan #1 de Puerto Rico

    ResponderEliminar
  32. dios mio!!!!!!!! enserio que me matas, cada palabra que escribes es tan real como la siguiente.... te metes en una burbuja leyendo esto y no te das cuenta de lo que pasa a tu alrededor..... me desconecte totalmente del mundo cuando leí esto... me dejasta sin palabras pra expresarte lo que siento ahora.... llore con la confesion de edward..... eso te hace ver que la vida no es tan fácil como piensas, y aunque dos personas sientan lo mismo, no es suficiente... se debe de demostrar con hechos o palabras para que se confirme ese amor que llevan dentro y que puedan ser felices.... te quisiera decir tantas cosas pero no puedo expresarlas correctamente... lo que si puedo es darte las gracias y aunque seria mejor irme hasta chile y agradecerte en persona.... pro me saldría muy caro.... estamos en puntos muy lejanos -Guatemala- pro almenos aqui tengo una oportunidad de decirte gracias, por tantos suspiros, enojos y felicidades que vivimos con esta historia sin mencionar las lagrimas que dejamos caer al enterarnos de los sentimientos de estos dos enamorados.... siento algo, pro que no se puede expresar, me dejas con una sensacion de querer vivir eso y a la vez no, porque no me gustaria que me lastimaran pro por otra parte me encantaria que un edward cullen este enamorado de mi..... eres una escritora excelente, y no me sorprendria ver tus historias hechas libros.... yo lo compraria, y no seria la unica.......
    que mas te puedo decir? por ahora creo que solo, y cuando lea el final, me voy a inspirar y te escribo mucho.....y tmb te lo voy a hacer llegar al fb..... grax porque siempre me contestas.....:D

    Tu fan de Guatemala!

    ResponderEliminar
  33. que bello capitulo que iniciativa por parte de Emmet y el padre por favor que inso. Ojala se arregle con la mamá y la hermana se entere bien de todo. Gracias me encanto este capitulo definitivamente no se queda otras de ninguno, felicidades.

    ResponderEliminar
  34. TIWI!

    TEAMOO! SIMPLEMENTEE TEAMOO! tus historias son un incentivo para mi...que me hacen continuar en mi dia a dia:D Gracias por esta maravillosa historiaa:D Desde Panamá besos y abrazos!;)
    Atte:
    Anonima Panameñitaa:D

    ResponderEliminar