“No Necesito un Cielo si tú no puedes ir a él ",
Bella Swan, Luna Nueva

"Un día escribiré tanto como Estrellas hay en el Cielo" Tiwii Cullen





Debemos aclarar que todas las historias que están en este blog nos pertenecen y son de nuestra autoría pero los personajes de la Saga Crepúsculo y algunas otras cosas más que aparecerán en los Fics que publicaremos aquí son propiedad de Stephanie Meyer, también existen personajes que son sacados nuestra imaginación.



domingo, 15 de agosto de 2010

Del Odio al Amor, Capitulo 28: Dolor




Del Odio al Amor


Capitulo 28:


Dolor



POV Bella:



—Ahí tienes Chris esa es la verdadera Isabella Swan…

—si esta es… entonces ahora la admiro mucho mas.. De verdad, te admiro, eres la mujer más fuerte que conozco…

—muchas gracias… pero yo solo he sabido salir adelante con todo lo que la vida me ha dado… es irónico… solo debo tronar mis dedos y podría tener todas las cosas materiales que deseara… pero las únicas dos cosas que realmente quiero no las puedo tener… es una ironía demasiado grande…

—si es verdad… pero no te aflijas al menos una de ellas todavía se puede solucionar…


Lo mire y mis irritados ojos aun así brillaron… ojala tuviera razón…


—bueno este no es el momento para seguir llorando…— me pare y seque mis lagrimas, arregle mi vestido y peine mis cabellos con mis dedos— estamos en una fiesta y tenemos que celebrar cierto?...

—claro que sí!— dijo mi amigo levantando sus manos…

—Entonces vamos…— me encamine a la puerta

—espera Bella…. Hay algo que quiero decirte…

—que cosa?— lo mire extrañada…

—quiero que sepas que desde hoy en adelante seré tu amigo incondicional y te protegeré, no quiero que nadie mas dañe tu corazón Bella… no te lo mereces…nadie pondrá hacerte daño… te lo prometo…— su mano se fue a su corazón…

—gracias Chris…


Salimos del salón de música y el ruido de la fiesta nos inundo nuevamente… fuimos a la sala y todos estaban bailando animadamente… Alice parecía disfrutar mucho, igual que Jasper, Emmett, Rose, Jake y Leah…. Me separe un poco de Chris y fui por un trago, mis nervios habían quedado un poquito alterados…el barman me sirvió mi bebida favorita... un martini… me lo bebí con calma y me fui a bailar con Chris…


Estuvimos disfrutando de la fiesta junto con los demás invitados, pero me percate que ni Edward ni Tanya estaban… donde diablos se habían metido… baile un poco mas con Chris y le dije que iba al baño… nos separamos y subí al segundo piso… de las escaleras tenia una vista completa de la sala de estar y del comedor, estaba atestado de gente, pero no veía a Edward por ninguna parte, mi corazón comenzó a latir rápido, donde estaba?... estaba con Tanya?.... mis celos salieron a flote…


—que pasa Bella?— pegue un salto me gire y Alice estaba detrás mío… cuando había subido?

—na… nada Alice… es solo que…donde esta no lo veo por ninguna parte…

—Ah… ya veo el motivo de tu preocupación— rió

—no te rías… estará con…

—no para que sepas ella se fue hace como 1 hora de la fiesta, yo creo que hace mas, Edward hace un rato andaba por acá, pero después no lo vi mas… al igual que a ti… donde andabas con Chris— me miro con ojos picaros

—solo estábamos hablando en la sala de música…

—Mamá….— dijo y sonrió…— bueno iré a buscar a Edward por favor vuelve a la fiesta cuando lo encuentre te llamo…

—está bien…—



Volví a la fiesta, pero ya no podía disfrutar estaba intranquila, un extraño presentimiento me recorría por todo el cuerpo…. Necesitaba verlo, quería saber que estaba bien… demonios!!!... donde diablos se había metido…. Alice se paseaba de un lado a otro, la seguía constantemente con la mirada, pero cada vez que la veía su expresión era diferente…. Hasta que llego a ser seria y contraída… me pare y la detuve…



—Alice donde esta?

—Bella…. Yo… no lo se, lo he buscado por todas partes y no se donde esta, nadie lo ha visto en un buen rato y estoy preocupada, fui al garaje y el volvo tampoco esta, llame a tanya y no esta con ella… lo seguiré buscando…

—bien yo también lo haré, le diré a los chicos que lo busquen

—No bella!... no los alarmes todavía, no quiero que mama o papa entren en nervios… tranquila busquémoslo entre las dos y si no lo encontramos vemos que hacemos…


Nos separamos y comencé a buscar, me fui sin que muchos lo notaran al piso de arriba, pase por todas las habitaciones, y no lo encontré, subí al tercer piso, ese era el piso de Edward, llegue a la puerta de su habitación y mi corazón se oprimió ante la imagen… yo nunca había entrado a la recamara de Edward…


Gire la manilla despacio… a penas abrí la puerta una gran bocanada de su aroma me invadió… cerré los ojos ante la reacción que provoco en mi cuerpo, mis conexiones nerviosas y cada partícula de mi ser se estremeció, ni siquiera cuando estaba sola en casa me había atrevido a entrar… mire a mi alrededor, me pare en la entrada, era un cuarto hermoso, tenia grandes ventanales por todo el rededor, además de un balcón que rodeaba toda la habitación, su color era blanco con detalles en verde y negro, tenia una gran cama, un escritorio con su lap, libreros con una enormidad de libros, algo que me sorprendió ver fue una guitarra, no tenia ni idea que el tocara…. Me acerque a su buró y tenia una lámpara y una fotografía de su familia… en todo el cuarto se sentía su presencia… al lado de los grandes ventanales tenia sillones muy cómodos y una mesa de centro, en ella habían revistas de música y de foot, las típicas cosas de chicos…


Me acerque a su cama y me senté, olía endemoniadamente bien, estaba impregnada con su aroma… mire a mi alrededor y solo la luz de la luna penetraba por las ventanas… Salí al balcón y una ráfaga de viento helado me hizo estremecer…


—donde estas Edward?— susurre al viento…


Me gire y entre nuevamente a la habitación, quizás seria la primera y la última vez que entraría aquí, memorice todo lo que pude y Salí, Alice venia subiendo por las escaleras…


—no esta Bella!.... le pregunte a medio mundo y nadie lo ha visto… le dije a los chicos que teníamos un problema y que empezaran a despedir a los invitados... tengo un mal presentimiento…

—yo también Alice— lleve la mano a mi pecho— siento que Edward no esta bien…


Mis ojos se llenaron de lagrimas, como se había establecido esa conexión, no tengo idea, lo importante es que la sentía…. sentía que el estaba mal, y no podía pasarlo por alto… debía encontrarlo, necesitaba saber que le pasaba…


Rápidamente todos los invitados fueron despachados, Chris solo me alcanzo a dar un beso antes de que Alice lo sacara volando, mire el reloj y eran casi las 3 de la madrugada, baje al estar y el servicio de banquetería estaba saliendo de la casa…


—de nuevo muchas gracias señora Cullen por preferirnos, mañana le enviamos la factura…

—muy bien, muchas gracias a ustedes adiós…—


Esme cerro la puerta y dejo Salir un gran suspiro…


—bueno alguien puede decirme donde esta Edward?


En la sala estábamos todos, Carlisle, Alice, Emmett, Rose, Jake, Jasper, Esme y yo… todos nos miramos pero nadie supo que responder…


—Alice te comunicaste con tanya…

—si papa pero ella no sabe donde esta…

—bien entonces no la vuelvas a llamar, no queremos que ella se altere…

—qué hacemos?— pregunto Emmett desde una esquina…

—bien si no aparece dentro de un rato, saldremos por el, mas o menos de que hora no lo ven?.... – pregunto Carlisle…

—unos chicos lo vieron por ultima vez como a la 1 de la madrugada, de ahí nadie mas lo ha visto…

—en todo caso no es tanto tiempo, puede que haya salido a respirar aire, esperemos algunas horas mas chicos, por mientras todos vayan a dormir, cualquier cosa les avisare yo me quedare en pie…

—Si…— respondieron todos al unísono…

Todos subieron las escaleras, los hale se marcharon y yo seguí sentada en mi lugar…

—Bella… hija vete a dormir…—

—no Carlisle, no tengo sueño no te preocupes…

—Bella… mira… es mejor que duermas yo cualquier cosa les avisare, en todo caso se que Edward estará bien, tendrás alguien con quien pelear por mucho tiempo más…— rió al igual que yo…

—Gracias Carlisle—

—Bien pequeña a dormir…— me ayudo a pararme y paso su brazo por mis hombros me llevo a la escala y me hizo subir…

—Vete a dormir…— hice un puchero…— Isabella Swan, no sabia que tenias esas mañas

—Jajaja… bien me iré a dormir… buenas noches Carlisle— le di un beso en la mejilla un abrazo y me fui a mi habitación, porque sabia que dormir me seria imposible…


Las horas pasaban lentas, mire mi reloj yo creo que unas 200 veces en 1 hora, mire por la ventana unas 400 mas… y apreté con toda mi fuerza la pulsera que me había dado Edward cuando niños… mmmm…. Creo que perdí la cuenta, la pulsera había estado guardada en mi caja de objetos preciados, pero necesitaba tener algo cerca para sentirlo conmigo, y este objeto era el único que cumplía esa función… me senté en el sillón…. Poco a poco fui acomodando hasta que el sueño me venció quedándome profundamente dormida…


***



Me desperté exaltada…


—Donde… donde?— mire para todos lados, corrí el cabello de mi cara, estaba acomodada en el sillón de mi habitación…— qué hora es?— pregunte a la soledad que había en el lugar, me levante como un rayo y tome mi celular, eran las 10:15— DEMONIOS!— grite…


Arregle como pude mi cabello y Salí corriendo de mi habitación, estaba vestida con la misma ropa de la fiesta, no había tiempo para cambiármela… corrí hacia las escaleras y baje lo mas rápido que pude al bajar encontré con 8 figuras que me miraban con diferentes expresiones… Carlisle, Esme, Emmett, Alice, Rose, Jazz, Jake y Tanya…


—que ha pasado,… donde esta?— exigí saber… Alice me miraba preocupada…

—no lo sé… no ha llegado todavía…

—pero…— baje los escalones que quedaban me acerque rápidamente a donde estaban los demás, pero debía de controlarme no podía dejarme llevar por la preocupación…—han llamado a sus amigos, a todos no se… con un demonio alguien debe saber donde esta?

—Bella…— me susurro Alice… debía de calmarme..

—Carlisle que vamos a hacer…?— pregunto Esme con lagrimas en los ojos…

—saldremos a buscarlo de inmediato… llamaremos a la policía y lo daremos por desaparecido… nos separaremos en parejas, cada uno se llevara un auto… pero alguien debe quedarse aquí… por si el regresa…— todos se miraron nadie quería quedarse…

— Bella porque no te quedas tú… —me dijo Tanya… demonios porque YO!!!! Le lance una mirada que si hubiera sido un golpe la habría hecho traspasar varias paredes…

—Bella… quédate por favor…. – susurro Alice… demonios porque era la única que no podía salir en su búsqueda…

—está bien… yo me quedo…— dije resignada… maldita Tanya por primera vez desde que la conocía la odiaba con todo mi corazón…

—no lo tomes a mal Bella es que….

—no te preocupes… ya váyanse Edward pueda estar en problemas…— dije dirigiendo mi mirada hacia la ventana…


Los demás se movieron rápido Carlisle dio aviso a los policías y se fueron en su búsqueda, esto ya me estaba asustando, donde diablos podría estar metido… comencé a dar vueltas como loca por el living, hoy era domingo, el día libre de Emma… demonios mas encima estaba sola… subí a mi recamara y tome una rápida ducha, tenia que hacer algo mientras todos volvían… mientras Edward volvía…


Me seque mi cabello y me cambie de ropa, me puse lo primero que salio de mi gran armario, no había tiempo para diseñadores ni para combinar, tome unos jeans negros y unas convers del mismo color, una camiseta rosada apretada y un bolero de color negro, recogí mi pelo en una coleta y esta lista… me senté en el sillón de mi cuarto esperando que los segundos… los minutos… y las horas pasaran….


Eran las 11:30 de la mañana y nada sucedía… mi corazón estaba cada vez mas apretado, no sabia lo que pasaba… donde diablos estas!!!, grite en mi mente, el teléfono de la casa comenzó a sonar y me abalance contra la mesa donde estaba…


—DIGA?— dije en un grito

—Buenos días, la residencia Cullen?

—si es aquí… con quien desea hablar…

—Llamamos del Hospital Central de Albany….— o por dios mi corazón se paro…— necesitamos hablar con alguien de nombre “Bella” o “Isabella”

—Si soy yo Isabella Swan

—Tenemos aquí al señor…. Edward Cullen… es familiar suyo?

—EDWARD??? Si si si…— demonios que decía si no era un familiar no me dirían que paso…— si es… soy su novia… dígame por favor que le paso…

—Srta. Isabella… el señor cullen sufrió un accidente de auto esta madrugada… pero necesitamos que venga al hospital…

—si si voy enseguida…


No dije nada más y colgué…. Mi corazón comenzó una loca carrera, saque mi cartera con mis documentos una chaqueta y Salí de volada hacia el garaje, tome el audi y me fui…. Estaba en el auto y llame a Carlisle…


—Carlisle encontraron a Edward

—DONDE bella donde esta?

—está en el hospital, llamaron a la casa diciendo que sufrió un accidente de auto pero no me han dicho como esta…

— O por dios….— dijo Carlisle y se quedo en silencio…

—yo voy de camino, avísale a los demás para que se vayan para allá…

—está bien… nos vemos—


Colgamos y acelere a todo lo que daba el motor, en mi cabeza la única imagen que se proyectaba era la de mi amor, debía saber que estaba bien, la preocupación no me dejaban respirar, como diablos había pasado esto… llegue al hospital me estacione donde primero pude y corrí hacia la entrada…


—Señorita me llamaron diciéndome que mi novio había tenido un accidente…

—cuál es su nombre?

—Edward Cullen…

—si… el señor Cullen esta en el segundo piso… suba por favor el Doctor Vulturi la esta esperando…

—gracias…


Corrí por los pasillos del hospital, estaba muy asustada, ansiosa, lo único que deseaba era saber que el estaba bien…


Llegue al segundo piso y las enfermeras me indicaron donde estaba el doctor…


—Doctor Vulturi?— dije con mi respiración entrecortada, mi pecho subía y bajaba en un ritmo alarmante…

—dígame?

—soy Isabella Swan, me dijeron que mi novio Edward Cullen estaba aquí… donde esta que le paso?

—Srta. Swan, soy el Doctor Aro Vulturi… tranquila… el señor Cullen está bien…— mi alma descanso y mi cuerpo se relajo en un instante…

—pero dígame entonces porque lo tienen aquí…

— anoche el señor cullen fue ingresado por un accidente automovilístico, tiene unos cuantos magullones y un golpe en la cabeza pero nada mas… esperamos unos exámenes que le practicamos y estará listo para partir, confió en que todo saldrá bien… además la llamamos a usted porque su nombre era todo lo que decía, estuvo llamándola por largo rato… hasta que dimos con usted en la casa del señor Cullen… — me sonroje de inmediato…

—gracias doctor… donde esta quiero verlo….

—venga sígame…—


Mi corazón saltaba de alegría, el sentimiento que tenia había sido tan escalofriante de solo pensar que a Edward podría pasarle algo fue atemorizante, casi me quede sin aire, el era todo, aunque estuviéramos lejos, jamás podría vivir alejada de el, aunque no estuviéramos juntos no podría ser de otra forma… ya no podía seguir negando este amor que se desbordaba del pecho….


—Aquí esta… habitación 1345…. Si necesitan algo llamen a la estación de las enfermeras…— el doctor me dedico una amable sonrisa y se fue…


Mi pecho subía y bajaba a la velocidad de la luz, abrí la puerta de la habitación, estaba muy clara, la luz del sol penetraba con fuerza por los grandes ventanales… mire adentro y la figura de mi amado enemigo reposaba en la cama, estaba sentado con sus manos hacia delante, tenia muchos moretones y un gran parche en su frente, su mirada estaba perdida y su expresión era de dolor, parecía que todo su cuerpo estuviera siendo torturado…


Entre y me quede observando la escena, era un privilegio poder mirarlo sin sentirme mal, el giro su cabeza y nuestras miradas se encontraron, en mi cara se dibujo una enorme sonrisa de felicidad, mis ojos brillaban por la alegría de verlo bien… pero su expresión me sorprendió…


POV Edward:



Me quede estático en mi lugar, la puerta entre abierta mi cuerpo pegado a la orilla y esas palabras que aun resonaban con la misma intensidad en mi cabeza… Bella y Chris seguían hablando pero yo no podía escuchar mas… era suficiente dolor… mi corazón ya no aguantaba mas… estaba oficialmente destrozado…


Ya no quería vivir….


Sentí un portazo que me hizo reaccionar… salte en mi lugar y parpadee muchas veces, esto no podía ser verdad… no… por dios… yo era un monstruo… un maldito imbecil y lo había arruinado todo…


Salí de la biblioteca como un energúmeno… me fui directo al garaje y saque mi volvo… arranque a toda velocidad…. Las luces de la ciudad iban pasando rápidamente…. No podía pensar, no sabia como hacerlo, todo encajaba tan fácil pero al mismo tiempo todo era tan complicado, mi cabeza estaba en pausa, no había forma de hacerme entender lo contrario… mi corazón muerto aun no reaccionaba…



Maneje lo mas rápido que el motor del volvo me lo permitió, estaba confundido, desesperado, sin rumbo me sentía en el mas completo de los aturdimientos, quien diablos era yo realmente, un maldito loco intransigente que no escuchaba a la gente… como diablos había sido tan ciego, como nunca me había dado cuenta de lo que Bella era, de que ella siempre decía la verdad, de que esa actitud era una faceta, como nunca me di el tiempo para conocer a la maravillosa mujer que era… como no lo había hecho…


PORQUE NO LO HABIA HECHO!!!!.....


Maneje sin sentido… quizás podrían haber pasado horas… no se… el cielo seguía oscuro eso me indicaba que todavía era de noche… baje la velocidad del volvo para darme cuenta que no sabia donde diablos estaba… me detuve…. Baje y estaba cerca de unos barrancos… me acerque a la orilla de la barrera de contención de la carretera, se veía sublime un paisaje que me hizo tranquilizarme un poco, era un gran valle cubierto por la oscuridad de la noche, en algunas partes se podían ver pequeños destellos de luces, eran casas…. Esto me indicaba que había salido de albany estaba en el campo, en el interior de mi ciudad…


Me senté en la barrera de contención…. La oscuridad y la tranquilidad que me ofrecían el paisaje la agradecí enormemente… era lo que necesitaba en este momento para relajarme un poco… este era el momento para pensar y analizar las cosas… con calma…


Las palabras de bella golpearon una a una en mi cabeza…


“Grite… Grite a todo lo que mi garganta me dio…estaba tan asustada, no sabia que hacer”


“Yo era una niña, era virgen”


“Cuando me dejaron en la entrada del bosque… ellos… ellos…”


“Ocupe la única arma que me quedaba, por la que ella me había enjuiciado… ocuparía mi fortuna como defensa”


“Tuve que decirlo, tuve que defenderme con algo, ella había pisoteado mi infancia y el principio de mi juventud, no podía dejarlo impune…”


“Ahí se origino a esa Bella mala, Frívola como me dice Edward, y superior, era mi excusa, mi disfraz, la muralla que ponía delante de todos, con eso nadie me podría derribar ni tampoco dañar, desde ese día Isabella Swan se volvió en alguien impenetrable…”



Sacudí mi cabeza, mi mano se fue inmediatamente al puente de mi nariz, era intolerable el dolor que sentía en mi pecho de solo pensar en todo lo que Bella vivió esa noche, como podía haber gente tan mala, capaz de hacerle daño a una pequeña inocente… como diablos esa gente se había ensañado con ella… mis manos se refregaban en mis ojos constantemente, mi cabeza estaba llena de imágenes que salían de mi imaginación, la cara de Bella con una expresión de dolor y de desesperación era la que mas se reproducía…


Pero como había sido tan ciego… ella era la mujer mas bella del mundo, por dentro y por fuera, ella jamás quiso ser así todo lo que dijo, lo que hizo, lo que produjo fue culpa de ese fatídico día… como podía ser que la haya enjuiciado y que jamás le di tiempo para conocerla…


Ese seria un error que tendría que cargar para toda la vida… uno que jamás podría olvidar…


Estuve pensando y analizando las cosas por mucho tiempo, un rayo cruzo por el cielo indicando que el amanecer ya venia, mire hacia donde las ultimas montañas hacían su aparición, un rayo de luz comenzó tímidamente a aparecer, bordeo todas las montañas e ilumino sus figuras, el calido sol del atlántico hacia su aparición, de a apoco todas los elementos del valle se fueron iluminando, las luces que yacían en el prado se apagaron dando paso al calor abrasador del sol naciente…


El haber descubierto la verdad, era igual que este amanecer, algo abrasador y me daba la mayor esperanza que había tenido, todo el amor que había sellado alguna vez en el pasado ha salido a flote y se ha fusionado con el que siento ahora… ya nada me ataba a ese odio infundado, podía amar a Bella tanto como yo quisiera, y no tendría porque estarme preocupando por las cosas del pasado, eso ya no existía, era algo que había quedado atrás…



Pero una cosa debía de hacer, tenia que pedir perdón, el daño que hice, las cosas que dije, todo lo que hice en contra de ella… no lo merecía y antes de comenzar cualquier cosa, debo pedir su perdón, decirle todo lo que siento, decirle cuanto la amo y que me perdone por ser un intransigente y por nunca escucharla… ni por escuchar a los demás… otras con quien debían hablar eran con mi madre y Alice, no podía olvidar todo lo que me habían dicho… ellas lo sabían y nunca me lo dijeron… no estaba enojado pero quería conocer los motivos por los cuales habían callado… todo esto podría haber sido tan diferente…


Me subí al volvo…y maneje a velocidad moderada, quería llegar a mi casa y verla lo único que deseaba era verla y abrazarla… entre en la ciudad… todo paso muy rápido…


Solo vi una luz, el sonido sordo de las llantas de un auto… y el impacto, todo se volvió oscuro… no supe nada mas… en mi mente solo resonaba su nombre…


Bella…


******


—Bella…. Bella… Bella… Isabella…—

—Sr. Cullen…

—Bella…. Bella

—Sr. Cullen despierte…


Abrí mis ojos… la luz me segó, parpadee para que mis pupilas se acostumbraran al brillo del ambiente, mire a mi alrededor y me sentía un poco mareado… que había pasado donde estaba?


—donde… dónde estoy?—

—está en el hospital… sufrió un accidente esta madrugada, no se preocupe que ya le avisamos a sus familiares, su novia viene en camino…

—gracias…


Demonios todos deben estar locos de la preocupación… hasta tanya se había enterado…


—disculpe qué hora es…

—es casi medio día… …

—gracias…


La enfermera me dedico una sonrisa… y se retiro, me acomode en mi cama, me senté porque me dolía mucho la espalda, parece que me habían pegado bien duro… mi mente divagaba por diferentes lugares y personas, mis padres, mis hermanos, mis amigos, mi novia…. Bella…, mi mente se centro en esa imagen, un escalofrió recorrió mi cuerpo, había recordado que estábamos separados, pero esto no podía seguir así… no podíamos continuar con esta farsa, esto debía de acabar… ahora hablaría con ella, ya no podía seguir haciéndonos daño… esto se acaba ahora…


La puerta sonó… sentí como se deslizaba hacia adentro, era Tanya… debía de aprovechar esta oportunidad… debía de hablar con ella, ya era tiempo de aclarar todo… unos pasos se detuvieron gire mi cabeza para encontrarme con los ojos mas hermosos que había visto…


Era ella… era mi Bella… MI BELLA!....


—bella….— dije en un susurro, mis ojos estaban abiertos como platos… ella sonreía y de sus hermosos ojitos caían millones de lagrimas, pero porque estaba llorando, estaba preocupada por mi?....

—Edward…. Estas bien…— dijo y sus pasos la llevaron a acercarse a la cama… estiro su mano como queriendo tocar el viento… no me contuve… debía de sentirla cerca… ahora mas que nunca era una necesidad…


No importo el dolor, no importaron los golpes, no importo nada en ese momento, tome la mano que estaba aun extendida en el aire y la jale hacia mi…Bella quedo sentada en mi cama, su mano atravesó por mi cuerpo, la abrace como nunca lo había hecho, ella reacciono y paso sus brazos por mi espalda… nuestros cuerpos se pegaron el uno al otro, fundiéndose en el abrazo con mas significado desde que nos conocimos, este era el de la reconciliación con su corazón, el que necesitaba para volver a la vida después de haber muerto la noche pasada…


—Edward Edward Edward— repetía bella y me pegaba mas a su cuerpo, yo respiraba entre cortado, estaba extasiado, una sonrisa magistral apareció en mi rostro, estaba feliz, este era el día mas feliz de mi vida, no podía creer… como ansiaba verla… nos separamos pero seguíamos juntos, nuestras frentes estaban a solo centímetros de distancia nos miramos, mis ojos y los de ella derramaban lagrimas, las mías eran de felicidad, el sentimiento que exploto en mi corazón al verla era impagable… era algo que muy pocas veces había experimentado… y todas había sido con ella…


—me tenias muy preocupada…

—lo siento esto jamás volverá a ocurrir…— le dije y nuestras miradas se conectaron otra vez… solo cerré los ojos y me deje llevar por la cercanía…


Mis labios tocaron los suyos en un beso delicado, su boca y la mía armaban la combinación perfecta… era un sentimiento demasiado calido, miles de corrientes eléctricas comenzaron a despertar, hacia ya meses que dormían dentro de mi piel, mi piel reacciono ante el contacto de sus manos, mi boca se vio inmersa en un beso apremiante… no paso mucho tiempo sin que mi lengua pidiera permiso para entrar en su húmeda boca, su lengua tenia el sabor mas exquisito del mundo… era suave y deliciosa, la mía la invito a una batalla, una en la cual el propósito era probar mas que la otra… nos besamos como unos adolescentes enamorados, y estaba seguro que eso era lo que éramos… dos chicos locos por el amor…


Cuando nos separamos nuestras respiraciones eran entrecortadas… nos miramos y no hicieron falta las palabras, nuestras miradas lo decían todo… miles de corrientes eléctricas seguían recorriendo cada parte de mi cuerpo, mi corazón recién resucitado latía mas fuerte que nunca… sentía que se iba a salir del pecho… un carraspeo nos hizo separarnos Bella se paro nerviosa de la cama y me di cuenta de quienes eran… papa y mama…los ojos de papa reflejaban sorpresa y los de mama… ella solo tenia una gran sonrisa en sus labios…


—HIJO!— exclamo mi madre y se lanzo a mis brazos— que paso Edward? Dinos que paso hijo estas bien…

—Si mama estoy bien, solo tengo unos golpes… pero nada de cuidado…— mire a papa y el nos miraba divertido, creo que habían visto mas de la cuenta…

—hijo que bueno que estas bien…— papa se acerco y beso mi frente…

—bueno y cuando nos vamos a casa, ya quiero salir de aquí…

—iré a preguntarle al doctor lo que sigue…

—Yo iré contigo— dijo Bella… sentí el vació en mi corazón al verla alejarse, salieron de la habitación y mire a mi madre…

—hay muchas cosas que tenemos que hablar mama…

—ni que lo digas cariño… creo que hay ciertas cosas de las cuales yo no estaba enterada, me encantaría saber que significan— mi madre me miro con una gran sonrisa en los labios…

—Tú lo sabías verdad…— corte su pregunta… debía de saber si ella también sabia lo de Bella…

—Que cosa…— me miro con cierta incertidumbre en sus ojos…

—lo que le paso a Bella cuando niña….


Mi mama me miro sorprendida… definitivamente habían muchas que conversar y mi mama me podría aclarar unas cuantas dudas… este era el punto crucial de aquí no había vuelta atrás…


Debía aclarar todo este embrollo… no podía pasar mas tiempo, ya no quería perder un minuto mas….



7 comentarios:

  1. wuiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii primera me quede hasta tarde esperando el capi estuvo genial bueno como siempre ojala y porfin eddy y bella puedan estar junto mira que pobresitos como an sufrido por este odio mal fundado. sperando el proximo cpi con ansias me despido con muchos besos vampiricos. polyta

    ResponderEliminar
  2. OMGGGGGGGG!!!!!!
    ESTUVO RE PIOLA EL CAP me encanto
    pobrecito mi eddie, espero
    muy ansiosa el proximo cap!
    besos

    ResponderEliminar
  3. Ahh!!Gracias!
    Al fin todo se ira aclarando y no se porq pero creo q se las pndras mas dificil no? q buen capi eh ya espero el proximo!

    ResponderEliminar
  4. OMG pobre ed que pecaitop me rompio el corazon como el sufre por el dolor de la persona que mas amaaaaaaaaaa eso si es amorrrrr de verdad quiero uno igual

    ResponderEliminar
  5. me encanto!! alfin el cabezota de Edward se dio cuenta, ahora si espero que esten juntos, quiro saber que hará con tanya..... creo que se quedara con cris..... así tendria a alguien que la cuide al menos..... quiero leer mas........ no puedo esperar!!!

    saludos desde Guate

    ResponderEliminar
  6. hay haya hay siiiiiiiiii por finnn besitos amor amor sisisisisisisisss

    ResponderEliminar
  7. aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaah!!!! wiiiiiiiiiiii!! porfin edward se entero de lo qe le pasa a bella y ya no la va a tratar como si fuera un apersona sin corazon!!! y justo esme y carlisle vieron todo uff!! love is in the air

    ResponderEliminar