“No Necesito un Cielo si tú no puedes ir a él ",
Bella Swan, Luna Nueva

"Un día escribiré tanto como Estrellas hay en el Cielo" Tiwii Cullen





Debemos aclarar que todas las historias que están en este blog nos pertenecen y son de nuestra autoría pero los personajes de la Saga Crepúsculo y algunas otras cosas más que aparecerán en los Fics que publicaremos aquí son propiedad de Stephanie Meyer, también existen personajes que son sacados nuestra imaginación.



domingo, 4 de julio de 2010

OS OJOS NEGROS PIEL CANELA Por Ada Cullen


OJOS NEGROS, PIEL CANELA

Este Os fue escrito para el cumple de mi amiga y compatriota Adri B.C es LEAH&NAHUEL, mi lobita bella ama esa pareja así que lo escribí con mucho amor, espero les guste fue uno de mis primero Os
____________________________________________________________

La noche era oscura, las estrellas brillaban en lo alto del cielo, ella esta recostada en la playa disfrutando del mejor espectáculo, su rostro denotaba tranquilidad, la tranquilidad que seguramente había logrado solo unos días atrás, no tengo poderes pero cuando la conocí podía ver en su rostro el dolor, la amargura, como diría ella el punto muerto, era como si no existiera.

Incluso a mi me pasaba lo mismo vagaba por este mundo sin sentido, solo con mi soledad, buscando un motivo para sobrevivir, buscando la razón para seguir, todos mis esfuerzos eran vagos , era un muerto viviente y aun mas un muerto viviente amargado.

La primera vez que la vi fue ingresando a la universidad de Port Angels, sin querer chocamos, aunque había percibido su olor dulce mezclado con duraznos, y rosas, no pude esquivarla, el golpe fue suave, aunque temí por mi fuerza… creyendo haberla lastimado la tome del brazo para evitar que cayera, su piel era caliente más caliente de lo normal , pensé que tenía fiebre o estaba enferma; mis ojos se posaron en la hermosa figura que tenia frente a mí, sus ojos oscuros como la noche, su piel canela, su hermoso cuerpo, sus hermosas caderas, esta mujer era una diosa…. Afortunado seria el que fuese su dueño.

Estaba perdido en su mirada, esa mirada me cautivo, me atrapo….

Que se quede el infinito sin estrellas
O que pierda el ancho mar su inmensidad
Pero el negro de tus ojos que no muera
Y el canela de tu piel se quede igual.

Un leve carraspeo me hizo regresar a mi realidad, la solté inmediatamente y ella me regalo una hermosa sonrisa
-Perdón estaba distraída voy algo retrasada para mis clases- su voz sonaba como un delicioso canto de los angeles, si ella fuera un ángel Dios estaría encantado de tenerla a su lado.
- Tranquila, yo fui el distraído, yo también voy algo retrasado- murmure avergonzado

- Nuevamente perdón-insistió, dando la espalda y caminando lentamente, el contorneo de sus caderas me hipnotizo no podía dejarla ir sin mas

-Espero podamos volver a vernos pronto ¿qué tal al terminar las clases en la cafetería cerca al campus?-

No me dio respuesta alguna, siguió contorneándose hasta que se perdió en una esquina, ansiaba poder volver a ver eso bellos ojos negros, anhelaba oír nuevamente su voz.

Las clases transcurrieron lentamente y mi paciencia amenazaba con irse a la mierda cuando termino mi última clase salí corriendo del aula, casi a velocidad vampírica, en pocos segundos llegue a la cafetería y me senté en la mesa del centro, a los pocos minutos ingreso a este recinto que se ilumino con su sola presencia, pidió un jugo, unos chocolates y un pedazo de tarta, cuando le entregaron el pedido se sentó frente a mi

- ¿Como estas?- dijo casi apenada
- Bien, ahora mucho mejor- sonreía como un tonto- ¿y que vas hacer ahora?
- Irme a mi casa, queda algo retirada

- ¿Y vas en auto?


Medito por mucho tiempo, hasta que por fin respondió- No mi hermano viene por mi
- No te gustaría que te llevara


- En realidad es algo retirado, es en la Push… y- se quedo callada un momento- además mi mamá me enseño que no debo de aceptar la invitación de extraños- reía tenuemente

- Nahuel- dije extendiendo mi mano a su lado- encantado de conocerte, soy de ... bueno lejos, pero actualmente resido con unos amigos de mi tía, pero solo por un tiempo


- Leah, igual gustosa de concerté – su mirada no se despegaba de la mía y en mis pensamientos me imaginaba como nos veríamos juntos.

- Bueno, ¿y entonces te dejas llevar?- inquirí.

Asintió con la cabeza, nos levantamos y llegamos hasta mi auto un Jaguar modelo 85, viejito pero aun conservado, el camino fue lo más divertido aun con la pena en sus ojos, sonreía, reía y hasta daba pequeños grititos, todo en ella es tan perfecto y encantador que desee poder hacerla feliz y olvidara su pena.

El resto de semana trate hasta lo imposible de irme acercando mas y mas a ella, algunas veces me trataba reacida, otras muy amable, pero ninguna comprometedora.

Un mes, dos meses, tres meses, nuestra amistad era fuerte pero no quería su amistad deseaba algo mas, desea poder ser el dueño de esa piel, de esos ojos, de esa risa, de toda ella, la deseaba para mi con todas las fuerzas de mi hibrido corazón, hasta el día en que la esperaba fuera de su aula de clase, le indique que desea hablar con ella, fuimos cerca a un parque dentro del campus, lejos de la vista de todo el mundo

- Leah…me preguntaba si – me sentía nervioso, aunque fuese imposible- ¿Quieres ser mi novia?- solté lo más rápido que pude, su cara era indescriptible
- Yo… yo... eh... pues- sus palabras eran atropelladas, sus manos no dejaban de jugar con su cabello, sabía que temía a cualquier tipo de relación romántica desde que su prometido la abandonara por su prima, razones que nunca entendí pero ella afirmaba ser así ya que era un punto muerto, eso me causo curiosidad como una hermosa mujer como ella podía decir que era un punto muerto- ¿enserio?


- Claro que si... tu sabes cómo me siento contigo y aunque estés empecinada con lo del punto muerto cosa que no creo, ni entiendo, deseo hacerte feliz

Unas lagrimas salían de su rosto y una sonrisa se dibujaba el color de su mirada ya no era triste, no del todo, había un brillo especia

- Claro que si – se abalanzo a mis brazos y yo a sus labios rojos como la sangres, su olor inundo mi ser y mi instinto animal añoraba su sangre, aun así el roce de nuestros labios era de amor, suaves como las caricias de una rosa, delicados como una pluma, poco a poco mi lengua se abrió paso para seducir la suya y danzar, ese momento fue el más precioso de mi vida, desde ese día ya habían pasado otros tres meses llenos de felicidad de compartir con ella de añorar su piel, pero debía sr cuidadoso aun había un secreto que me atormentaba mi origen e inmortalidad.

Fue un día en medio de mis divagaciones cuando la note extraña, ansiosa, distraída, no era normal verla así

- ¿Que te sucede?- - Nada es solo que tengo que decirte algo- - Vamos dímelo, sabes que te oigo- tome su mano


- Pensaras que soy loca y rara, pero – interrumpí su voz con un tenue beso

- No digas es ni en broma ni loca, ni rara, eres simplemente maravillosa- termine por decir en sus labios
- Bueno tu sabes que soy de descendencia indígena- asentí- bien en mi tribu hay creencias, muchas de ellas no las creía hasta que la vives y pues ese es el punto, bueno los puntos uno es la imprimación y el otro son los lobos


- ¿Lobos? ¿Imprimación?

Su rostro mostraba duda – Si veras en mi tribu muchos de los jóvenes se enamoran de alguien en especifico amor a primera vi... tú eres mi imprimación
- ¿Yo qué?


- Si que eres mi amor, mi único amor, la persona que mi corazón eligió, mi imán la fuerza para continuar mi vida- bajo su mirada y unas lagrimas amenazaban por salir instintivamente la abrace

- Sabes que aun sin imprimación no podría dejarte- bese sus labios- luego de ese pequeño beso le pregunte- ¿y cómo es eso de lobos?
- Pues veras, no sé si crees en los personajes míticos- como no creer si yo era una criatura mítica, mas aun un fenómeno por mi naturaleza hibrida


- Si….

- Bien, pues en mi tribu luchamos contra los fríos, somos lobos. Podemos transformarnos, ellos son nuestros enemigos potenciales, bueno no todos solo un clan es “amigable” los Cullen, dado por su dieta- mis ojos se abrieron, ella lo noto-¿que pasa?


- Eee… pues que yo también tengo algo por decirte, yo también tengo un secreto…. Y pues es yo hago parte de los vampiros... exactamente no soy un vampiro soy un hibrido, ya sabes mitad humano, mitad vampiro… no me alimento de humanos soy amigo de los Cullen- sus ojos se abrieron como plato, su asombro inundaba el ambiente, su corazón latía fuertemente, podía ver como su cuerpo convulsionaba, salió corriendo y pude ver como se transformaba en una hermosa loba, corrió por todo el bosque…

Si perdiera el arco iris su belleza Y las flores su perfume y su color No sería tan inmensa mi tristeza Como aquella de quedarme sin tu amor.

Mi corazón quería derrumbarse, quería correr tras de ella pero que le podía decir ámame no importa que seamos enemigos natos y mortales, hagamos una vida juntos.

Varios días transcurrieron y nosotros si acaso nos cruzábamos, nuestras miradas se unían por unos minutos, luego la bajaba y seguía su camino, todo esto era un total sufrimiento, Quería morir…. Mi ánimo decayó totalmente

Me importas tú y tú y tú
Y solamente tú y tú y tú
Me importas tú y tú y tú
Y nadie más que tú.

Decidí esperar justo en la puerta de su salón, necesitaba decirle todo lo que sentía todo lo que mi corazón anhelaba, cuando la vi acercarse le tome lo más rápido que pude, la estrelle contra la pared mis labios se posaron en sus labios rozaban fuertemente los suyos, mi lengua recorría el límite de su piel, para adentrarse en su boca, poco a poco mi beso fue correspondido con la misma pasión, con el mismo amor, sus manos acariciaban mi rostro, mientras mis brazos la aferraban mas a mi cuerpo y a la pared, el aire no parecía ser impedimento, poco a poco nos fuimos separando la tome de la mano y la saque del edifico y del campus, la lleve a la playa cerca a su casa .

Ya estando en la playa me arrodille frente a la mujer que ciegamente amaba, tome su mano y de mi bolsillo saque una pequeña cajita

- Mis días sin tu presencia serian un total caos, mis días sin ti han sido lo peor, mi vida pasada era vacía, insignificante, llena de penumbra, desde que te conocí mi vida es radiante, si me dijeran que los cerdos vuelan lo creería, no te quiero hasta que la muerte nos separe, te quiero por el resto de mi eternidad, amo cada fibra de tu cuerpo, celo al aire por rozarte cuando sopla, celo al sol por posarse en tu piel, celo el suelo que pisa, celo a todos aquellos que oyen, deseo que seas tú y solo tú la que acompañe en mi caminar, en todas las etapas que nos restan, aun siendo un par de fenómenos ¡TE AMO! con toda mis fuerzas humanos y vampíricas, amo lo que somos y en lo que me puedo convertir a tu lado, por eso- abrí la cajita que contenía una hermosa argolla de oro con una esmeralda y un grabado con nuestros nombres- ¿Te gustaría ser la mujer por la que viva y muera cada día?

Las lágrimas bañaban su rostro, y una sonrisa acompañaba su cara. Se arrodillo a mi lado para abrazarme y besarme tenuemente.

-Claro que acepto, mis días sin ti han sido negros como mis ojos, tristes y vacios.

Tome su mano para deslizar el anillo en su dedo desde ahora y por toda la eternidad seria mi mujer, la dueña y más de mis sentimientos, la fecha no importaría ahora solo importaba borrará todo lo mal que la había pasado.


Y aquí estamos hoy 28 de frebrero en su cumpleaños, en la misma playa, ella creyendo que yo estaría de viaje, lo que no imaginaba es que este día seria el día de su boda, la unión de esos hermoso ojos negros y piel canela a mi por toda la eternidad.

Todo estaba preparado y ella sin quererlo colaboro usando un hermoso y sencillo vestido blanco de tirantes, volado y unas sandalias bajas que acompañaba su hermosura.

Los Cullen y la manada fueron los pocos que asistirían a nuestra unión y un sacerdote que convencí presidiría la ceremonia a la luz de la luna.

Con el mayor de los cuidados me acerque y la tome en mis brazos un grito salió de su garganta…
- ¿Qué haces solita, no sabes que hay peligros en la calle?- dije en broma
- Pensando en donde estará el dueño de mi corazón, me ayudas a buscarlo- musito besándome fuertemente, me podía perder en nuestro mundo, solo que fuimos irrumpidos por griticos risas y carraspeos. Mi prometida se separó sonrojada y asombrada mirando a los presentes- ¿Que sucede? ¿Qué hacen aquí?
- ¡Sorpresa! – susurre a su oído, aunque todos oyeron a excepción del padre y se rieron, brevemente le comente lo que deseaba y ella gustosa acepto.

La ceremonia a fue corta, solo lo especial, los votos los indicados por el sacerdote aunque ya habíamos antes dichos los propios y el “SI ACEPTO”, seguido del "AHORA LOS DECLARO MARIDO Y MUJER PUEDE BESAR A LA NOVIA”, aunque en lugar de besarla hubiese deseado poder hacerle otra cosa, lastima teníamos una celebración y debíamos esperar.

Nuestros apasionados besos nos sumergieron en nuestra burbujita, los aplausos de nuestra familia no se hicieron esperar y la celebración comenzó, el vals de recién casados fue lo más dulce sentir el roce de nuestros cuerpos lentos y juntos era una bomba de tiempo, besos furtivos por toda su piel, su cuello, mejillas y labios eran mi elixir.

- Te ha gustado mi regalo - ¿Cuál? - Pues tu boda ¡Te amo! - ¡Yo te amo más!

- Yo más y FELIZ CUMPLEAÑOS amada mía y serán miles de cumpleaños juntos-

Ojos negros piel canela,
Que me llegan a desesperar
Me importas tú y tú y tú
Y nadie más que tú.


____________________________________________
Con todo el amor del mundo mi Adris… la canción se llama PIEL CANELA
Espero haya sido de su marcen agrado, gracias por tomarse el tiempo de leernos, agradecemos su apoyo así que chicas recuerden cuando menos lo esperan puede llegar tu imprimación o tu vampiro conquistador
Ada Cullen

1 comentario: