“No Necesito un Cielo si tú no puedes ir a él ",
Bella Swan, Luna Nueva

"Un día escribiré tanto como Estrellas hay en el Cielo" Tiwii Cullen





Debemos aclarar que todas las historias que están en este blog nos pertenecen y son de nuestra autoría pero los personajes de la Saga Crepúsculo y algunas otras cosas más que aparecerán en los Fics que publicaremos aquí son propiedad de Stephanie Meyer, también existen personajes que son sacados nuestra imaginación.



jueves, 29 de julio de 2010

Corazón de Hierro, Capitulo 10: Invirtiendo los Papeles






Corazón de Hierro


Capitulo 10:


Invirtiendo los Papeles




¡Nenas!... primero que todo quiero agradecer los comentarios del capítulo pasado, fueron 41, a pesar de que yo se los pedí quiero aclarar una cosa, cuando una autora pide comentarios (que yo lo entiendo por opiniones sobre el capitulo) no quiere decir “llénenme la entrada de comentarios y subiré mas rápido”… cuando yo (Tiwii Cullen) me refiero a “por favor comenten” quiero decir que espero opiniones verdaderas sobre el capitulo, me dio mucha alegría ver los comentarios pero después con la cabeza fría pensé ¿a esas personas de verdad les habrá gustado lo que escribí? ¿Conocerán la historia o será un favor que les pidió alguna de mis lectoras?, no lo se, espero que no haya sido así. Sé que muchas dirán “demonios ósea ¿qué diablos quiere?”, de esto aprendí una lección, prefiero 21 comentarios de 21 personas que si leen mis capítulos y mis historias siempre a 41 que no sé ni siquiera de quien son y que tampoco sé si de verdad me leen regularmente, Nenas aprendí mi lección.



Bueno mis amadas, espero que no se lo tomen a mal es una pequeña reflexión que tuve en estos 3 días. Si me estoy equivocando ¡PERDONENME!, espero que no se molesten, son líos de una jajajaj… esta vez no pedire comentarios lo dejare a criterio suyo...


Lo prometido es deuda, aquí está el capi. Lo único malo nenas es que el martes no sé si habrá capitulo ya que hoy en mi trabajo me dieron un “cerro” ( y lo digo literalmente) de cosas por hacer, en mi país esta semana que viene se celebra el día del niño y como yo trabajo en un Pre-Escolar celebramos mucho en esta semana, así que hay que preparar todo para las actividades que se vienen, pido disculpas anticipadas, tratare de publicar y si no puedo nos veríamos el martes siguiente. Espero me entiendan u.u la más triste soy yo… las amo y nos leemos pronto.



Con Amor…



Tiwii Cullen




La oscuridad era todo lo que podía apreciar, estaba inmersa en un oscuro lugar del cual no podía salir. Sentía a la distancia como voces familiares y desconocidas me llamaban pero no podía decirles si, aquí estoy, viva aun. Mi cuerpo no respondía, parecía muerto pero mi mente aun seguía trabajando. No sé cuánto tiempo paso pero el dolor seguía allí, aunque luego de millones de minutos no sentí mi cuerpo y al fin pude descansar. Desperté no se cuanto después, mi inconsciencia aun seguía nublando mis sentidos, la oscuridad me comenzaba a poner nerviosa, no podía ver solo oía algunas cosas a la lejanía como mi nombre, sentía que una voz me llamaba pero no lograba distinguir de quien era. Intente abrir mis ojos cuando esta me estaba llamando pero nada sucedía, mi cuerpo no respondía ni tampoco mi boca.



¿Qué estaba pasando?, no recordaba porque estaba así, tal vez tuve un accidente y estoy en coma o quizás andaba en un bus y me caí golpeándome la cabeza, no lo sabía pero era algo que me encantaría averiguar. Paso no se cuanto tiempo y nuevamente sentía una voz que me llamaba pero esta vez era un poco más clara, bella, bella, Isabella. Claramente aquel ser que pronunciaba mi nombre me conocía. Sentí un tacto, algo que me imaginaba debía ser una mano pasaba por mi cabeza y mis labios, la piel que rosaba la sentía estremecerse por lo frio de sus dedos, ¿Quién sería?, ¿sería la misma persona que me llamaba?, mas preguntas sin resolver. Cuando menos lo espere algo suave y cálido presiono mis labios y luego mi frente, ¿Qué será?, me sentí ansiosa como si el mundo dependiera de lo que estaba pasando ahora, ¿Quién era?, quería gritar, quería saber pero no podía, ¡esta conciencia que no quería despertar! Intente calmarme, no sacaría nada poniéndome nerviosa, debía estar tranquila sabía que tenía que despertar, no… no lo sabía, no sabía si iba a despertar pero tenía que hacerlo confiaba en que así sucedería.



¿Voces?, si, eran voces cada vez más claras, estaba despertando de eso estaba segura. La luz se coló por mis ojos, intente pestañar pero era demasiada intensidad ¿Por cuánto había estado así? Parecían años.



¿Bella?— exclamo la conocida voz de Rose— ¡despertó! ¡Bella despertó!— grito con su inconfundible voz. intente sonreír pero sentía mi cara adormilada.

¿Rosalie?— conseguí decir, abrí mis ojos y me encontré con una habitación vacía, mire hacia los lados y estaba en un hospital de eso estaba segura. Sentí nuevamente los gritos de mi amiga en el pasillo pero cada vez haciéndose más fuerte, debía de estar acercándose

¡Emmett! Despertó mírala, mírala— le decía levante el rostro y tenía a tres personas observándome, Emmett, Rosalie y Edward.

¿Edward?— le llame, mire sus ojos y estos se veían extremadamente oscuros, tenía grandes ojeras y su rostro se notaba muy demacrado, la incipiente barba me decía que he estado así por más de una noche— ¿Qué paso?— pregunte al que me quisiera responder, Rosalie me miraba con lagrimas corriendo por sus mejillas, Emmett la aparto un poco y se acerco para hablarme, Edward se quedo mirándome desde la punta de la cama, estaba muy atento de lo que decía.

Hola— me saludo Emmett

Hola—susurre débilmente

¿sabes cómo te llamas?— me pregunto

Bella— le respondí

Bien cariño, ¿sabes donde estas?

En un… hospital

Si, ¿sabes porque estás aquí?

No— le dije y gemí por un dolor que se produjo en mi espalda— ¿Qué demonios me paso?— pregunte con la voz un poco más clara.

Carmen salió de la cárcel— Rosalie me respondió de un poco más atrás, inmediatamente los recuerdos espantosos vinieron a mi mente, Carmen, yo, el departamento, el bate de Béisbol, Kate…

¡KATE!— grite casi llorando por el dolor que producía— ¡mi hermana! ¿Dónde está mi hermana?— comencé a preguntar segada por el miedo.

Tranquila Bella, Kate está bien. Carmen te tendió una trampa

Dios— susurre intentando calmarme— ¿pero cuanto a pasado?

Llevas 2 días inconsciente

¿dos días? ¡oh por dios!, papa debe estar muriendo.

El no lo sabe— agrego Rosalie— no sabe que estas aquí

Pero ¿Cómo?.. ¿Qué le dijeron?

Tu je…— Edward miro a Rose con el ceño fruncido— Edward…— cambio— Edward invento que ustedes habían tenido que ir de viaje así que yo me fui a quedar a tu casa, de hecho ahora me escape para venir a verte Bella.

¡dios mío!, esto es una locura— cerré mis ojos

¿Cómo te sientes Bella?— pregunto Emmett— ¿sientes dolor?

Algo, siento como si una aplanadora hubiera pasado por mi cuerpo, ¿estoy muy mal?— pregunte y todos se miraron, ahí estaba mi respuesta— el que calla otorga— les dije intentando reír.

Mírate por ti misma— me dijo Rosalie, me extendió un espejo y lo tome, cuando mire mi reflejo casi me desmaye nuevamente.

¡maldita hija de…!— no alcance a terminar cuando el aire escapo de mis pulmones— dios mío casi me partió la cara.


Mi reflejo mostraba el evidente daño que había hecho en mí, tenía la cara amoratada, los ojos hinchados y la nariz prácticamente doblada, estaba hecho un desastre.



Demonios, nunca me he preocupado por esto pero me veo horrible— les dije sacándole una sonrisa a todos, inclusive a Edward.

No te preocupes que después todo desaparecerá, pero necesitamos tiempo— dijo Rose

Maldición— bufe— pero ¿Qué paso con Carmen?

Esta detenida— la voz aterciopelada y varonil de Edward irrumpió en la habitación— ella fue arrestada y no saldrá jamás de la cárcel.

¿está nuevamente presa?— le pregunte con cierta emoción, para mí eso era un completo alivio.

Si, ya no tienen de que preocuparse— me dijo haciéndome sonreír.

Gracias— respondí mirándolo directamente a los ojos.

Bien Bella, ahora necesito examinarte, ¿podrían esperar afuera por favor?

Claro— le respondió Rosalie, se acerco a mí y beso mi frente— volveré enseguida amiga, te quiero— susurro en mi oído

Y yo a ti— le dije antes de que se apartara, Edward me miro una vez mas y suspiro, salió de la habitación junto con Rose.

Bien, ahora veremos como estas. ¡nos diste buen susto!— dijo tomando su estetoscopio y poniéndoselo para escuchar

Lo siento.


El examen de Emmett duro bastante, por lo que le me decía tenía una costilla rota, múltiples hematomas y lo más grande era un golpe en mi cabeza, me había partido la frente la muy desgraciada. Cuando termino de examinarme abrió la puerta y Rosalie estaba parada en el marco pero Edward no apareció, ella entro hacia la habitación, miro a Emmett y este comenzó a hablar.



Bueno nena— le dijo y solté una risita me arrepentí de inmediato ya que todo mi cuerpo dolió en un solo movimiento.

¿nena?, ya te dije que odio que me llamen así— le dijo mi rubia amiga con el ceño fruncido, ¿Qué demonios pasaba entre estos dos? Emmett sonrió y siguió hablando sin tomarle atención.

Bella tiene una costilla rota, moretones y hematomas por todas partes y un enorme golpe en la cabeza que requiere cuidado.

Dios, pero ¿se podrá bien?

Claro que sí, ya despertó que eso era lo que más me preocupaba, lo demás sanara

¿Cuánto me demorare en estar bien?—

Creo que una o dos semanas como máximo

¡dos semanas!, demonios Emmett no tengo ni dos días— me queje— mi papa no se creerá la mentira del viaje.

Es nuestra única opción— dijo Emmett— además el se la creerá mas si te escucha a ti decirlo— saco de su bolsillo su celular

¿quieres que lo llame?— le pregunte incrédula

¡claro! Es verdad que no se lo tragara, yo acompañe a Rose a decirle que ibas de viaje con Edward y te aseguro que no le gusto nada de nada.

¡demonios!— dije tomando el aparato, marque el numero de mi casa y de inmediato contesto mi padre.

¿Bella?— dijo sin ni siquiera escucharme

Hola papa…

¡BELLA! ¿Cómo demonios sales de viaje así de repente? ¡no sabes lo que hemos estado pasando por tu ausencia! ¡nos preocupamos mucho! ¿Dónde carajos estas?

¿Qué dónde estoy?— pregunte mirando a Rose

En…— Rose me susurro la respuesta— En Australia

¿Australia?

Si, el señor Cullen tiene negocios acá y es por eso que tuve que acompañarlo de urgencia uno de ellos pendía de un hilo

Ah— exclamo sin emoción— bueno eso explica las prisas, pero de igual manera dile que no te haga viajar así de repente, dile que tienes una familia que se preocupa por ti— rodé los ojos, sabía que la tenia pero a veces mi papa exageraba un poco con los cuidados aunque entendía el motivo— además ¿Cómo lo harás con tu vestuario? Ni siquiera te llevaste ropa.

Rosalie tiene que hacerme la maleta ya que los asistentes del señor Cullen viajaran mañana así que ahí me traerán mis cosas, pero no te preocupes por ahora está todo cubierto.

Qué bueno, le diré a Rose cuando vuelva que prepare tu maleta pero dime ¿Cuándo volverás?

No lo sé, creo que podría ser en una semana pero aun no estoy segura.

¡una semana! Dios Bella, ese hombre te explota— gruño mi padre enfadado

Si yo también lo pienso, bueno papa me tengo que ir, cuídate mucho y dale besos a Kate de mi parte, los llamare a penas pueda

Cuídate Bella, te amamos. Hasta pronto

Yo también, Adiós— colgué.


Solté un sonoro suspiro, Edward entro en la habitación algo distraído parecía estar pensando muchas cosas.



Bueno— continúe— entonces ¿Cuál es el plan?

Mira, estaba conversando con Edward y Emmett. Aunque me pesa y no sabes cuánto yo no te puedo llevar conmigo porque tengo que irme a quedar a tu casa mientras tu estas fuera, si no parecerá sospechoso.

Te entiendo no te preocupes me iré a un hotel— les dije con una sonrisa.

No— dijo Edward serio— te irás a mi casa, ahí descansaras los días que necesitas— mis ojos se abrieron a todo lo que daban, mi corazón se acelero de inmediato

¿a… tu… casa?— susurre con la respiración entrecortada.

Si y no hay discusiones sobre eso— su rostro era serio y al parecer no podría convencerlo de lo contrario, solté un suspiro y asentí con mis ojos cerrados.

Bien entonces está todo arreglado, ¿Cuándo le darás de alta?— pregunto Rose.

Esta tarde le practicaremos todos los exámenes nuevamente y si todo sale bien podre darle el alta mañana.

Bien— Rosalie le sonrió— entonces Bella— se dirigió a mi— mañana podre venir a verte si no parecerá sospechoso, además te traeré tus cosas, trata de llamar a Charly esta noche para que se quede aun más tranquilo

Si está bien— susurre, me dolía la cabeza— lo hare, ¡dios!— exclame

¿Qué sucede Bella?

Me duele todo, la cabeza, el cuerpo— cerré mis ojos y contuve un quejido

Bien entonces tendremos que sedarte nuevamente

¿estará inconsciente?— pregunto Edward mirando al doctor.

Si pero solo por unas horas, le practicaremos los exámenes y despertara por la noche.

¡demonios!— me estaba matando el dolor de la espalda.

Bien Bella a dormir— me dijo Emmett preparando la jeringa, la inyecto en el goteo del suero y poco a poco mis ojos se fueron cerrando, lo último que vi fue el rostro de Edward, su boca me susurro algo pero no alcance a escuchar.



Fue tanto en cansancio que en la noche no fui capaz de despertar, nuevamente sentí la voz de alguien hablándome pero no fui capaz de abrir los ojos. Al otro día recibí mi alta, James me fue a buscar, no se me hacia raro que Edward no hubiera venido por mí, de seguro que habían cosas más importantes en el mundo para el que mi alta en el hospital. James me condujo hacia la casa, ahí estaban todos esperándome, hasta Will.



Bienvenida Srta. Swan— me saludo el mayordomo, venia en silla de ruedas—

Gracias Will, son muy amables

Esperamos que se sienta como en casa mientras esté con nosotros— asentí.


Con gran dificultad subí las escalas, se me hacía muy difícil movilizarme por la casa, Will y James me condujeron hacia el tercer piso ¿me alojaría en el piso de Edward? creía que esa área estaba reservada solo para él. Cuando llegamos ellos me guiaron hacia la parte norte de la estancia, nos detuvimos en la segunda habitación al lado del pasillo, era la que estaba junto a la de Edward.

Bien señorita llegamos— me dijo Will abriendo la puerta, aquella habitación era un verdadero sueño.

¿aquí me quedare?— pregunte incrédula entrando

Si, aquí es. Esta es la habitación de huéspedes pero solo es ocupada por las personas que nos indica el señor Cullen, las demás se quedan en el bungaló que está detrás de la mansión— era una especie de cabaña pero que contaba con todos los lujos de la casona

Ya veo— le dije sentándome en la suave cama, tenia pilares en las 4 puntas y velos colgaban de ellos entrelazándose— es hermosa.

Espero que sea de su agrado

Si claro— le respondí

Bueno señorita cuando guste ocupe el intercomunicador y le subiremos sus alimentos o puede bajar a comerlos al comedor.

Bien, muchas gracias.


Ambos asintieron y se retiraron, la brisa que se colaba por las ventanas de la habitación era refrescante, aunque eran días muy fríos me hacía falta un poco de aire helado para enfriar mis ideas. ¿Qué me estaba pasando? Realmente no sabía cómo explicar todo lo que sucedía en mi en este momento, mi casa, mi vida, Edward… suspire, Edward en este momento se convertía en la madre de todos mis problemas, ¿Qué me pasaba con Edward? Mi mente y mi corazón decían dos cosas diferentes ¿pero cuando metí a mi corazón aquí? Ahí estaba mal, no tenía ni la menor idea de cuando había metido a mi corazón en esta conversación pero me asustaba pensar cuanta implicancia tenia Edward en mi vida, ¿Qué era él para mí? Todas esas preguntas se quedarían sin respuestas porque jamás podría contestar eso, yo solo me veía como una entretención en su vida, nada más que eso, Edward me tomaba cuando quería, no respetaba nada, no preguntaba nada, solo sexo y mas sexo, solo sexo y nada más. Ahí es cuando me dolía el pecho, el darme cuenta de que para él no era más que un poco de diversión me hacía sentirme mal y poca cosa, pero él jamás lo sabría no dejaría que traspasara hasta ese punto mi corazón, aunque sabía que para otras cosas ya era muy tarde pero aun no podía afrontarme a ese tipo de pensamientos.


Estuve en mi habitación todo el día, no quise bajar a comer abajo, en mi cuarto había de todo. La habitación era tan grande como la de Edward y tenía casi las mismas cosas que la de él, un estar, un gran baño y una cama del porte de un estacionamiento. Eran alrededor de las diez de la noche cuando desperté, la luz de la luna entraba por la ventana y se reflectaba a lo largo de mi cama, me enderecé en la oscuridad y frote mis ojos ¿había dormido toda la tarde? Al parecer sí. Mire mis piernas y estaban tapadas con un colcha de color purpura, me extrañe ya que yo no me tape al dormir, la ventana de la habitación también estaba cerrada. Intente levantarme pero un garganta aclarándose me detuvo


No te levantes— me pidió una suave voz que podría reconocer donde fuera, su intervención me hizo saltar. Mire de donde provenía y pude verlo parándose de uno de los sillones de la sala de estar.

¿Edward?— dije simulando mi inocencia— ¿Qué haces aquí?

He venido a ver si estabas bien, como estabas durmiendo no quise despertarte— se acerco lentamente a la cama y se sentó a mi lado aun traía puesto el traje de la oficina pero el cuello de su camisa estaba abierto y la corbata en sus manos. A la luz de la luna su rostro se veía aun más hermoso, el solo contemplarlo así me hacia reaccionar el cuerpo, miles de mariposas volaban de la mano de sentimientos aun más hermosos pero que solo se sentían en mi corazón.

¿hace mucho que estabas aquí?— le pregunte cuando estaba a solo unos cuanto centímetros de distancia, sus manos pasaron por mis piernas situándose a un lado de mi muslo, recargo todo su cuerpo en ella.

Digamos que si, nunca te lo he dicho pero me gusta verte dormir— agradecí infinitamente que no hubiera luz en la habitación porque mi cara tomo un color que me haría verme a muchos kilómetros de distancia. Su mano se extendió a mi mejilla y con sus fríos dedos la acaricio— esto también me gusta— susurro al sentir el ardor en mi cara.

Edward— susurre envuelta en esos sentimientos que producía su contacto, acerco lentamente sus labios a los míos y me beso, lo hizo como siempre lo ha hecho, llevándose gran parte de mis suspiros con él. No tuvo más que besarme para que mi piel se erizara y todo mi cuerpo reaccionara solo con su caricia


A pesar del dolor prolongué el beso, sabía que mi cuerpo me lo pedía, estaba ciega, sorda y muda en este momento lo único en lo que podía concentrarme era en sus besos, en esa mano que acariciaba mi piel y en todo lo que él me producía. Estaba perdida y lo sabía pero era incapaz de aceptarlo.


¿Cómo te sientes?— me pregunto separándose un poco de mi boca

Bien— agregué soltando un suspiro— estoy mejor, la hinchazón no ha bajado ni tampoco el color de mis golpes pero de ánimo me siento mejor.

Qué bueno— sus manos pasaron por mi cintura y acariciaron mi espalda, las mías se fueron instintivamente a su espalda esperando encontrar un cálido abrazo… y así fue. Edward me pego a su cuerpo fundiéndonos en un abrazo, esta era la primera vez que lo sentía cerca sin que el sexo estuviera de por medio. Por un momento mi cabeza empezó a hacerse ideas ¿querrá estar conmigo esta noche? Y si yo no puedo ¿buscara a otra? La sola idea de ese pensamiento me hizo tensarme, me separe de el de inmediato buscando un espacio para respirar, me sofocaba el solo pensar en Edward al lado de otra mujer.

¿Qué pasa?— me pregunto siguiéndome a la ventana, me pare delante de ella observando la hermosa noche que estaba afuera de los cristales

Nada… es solo que— no podía hablar, las palabras se quedaban enganchadas en mi garganta. Tal vez Edward pensaría que estaba hablando de mas o que me estaba haciendo ideas erróneas de “nuestra relación”

¿Qué cosa?— pregunto, sus manos rodearon mis ya cruzados brazos y su cabeza descansó en uno de mis hombros, definitivamente esto era algo nuevo para mí, además de hermoso— vamos Bella háblame, ¿te sientes bien? ¿quieres que llame a Emmett?

No— susurre dando la cara, me gire sobre mis talones y quede mirando su pecho, uno de sus dedos levanto mi barbilla, subí mi vista y me encandile con el brillo de su mirada.

¿entonces?— insistió una vez más.

Es solo que… lamento que esta noche… tu y yo— tartamudee, no podía ni siquiera expresarme, la sola idea de que el saliera corriendo por otra me hacia petrificarme. escondí la mirada de sus ojos

Bella— me llamo y no lo mire— Bella— insistió y aun seguía con la vista perdida— ¡Bella!—alzo su voz haciéndome estremecer— ¿piensas que estoy aquí contigo por sexo?— me pregunto, ni siquiera fui capaz de asentir— se que no nos conocemos bien, aún, pero…— sus manos tomaron mi rostro y lo besaron gentilmente— esta noche solo quiero dormir contigo, cariño.


Solo con esas palabras mi espalda se arqueo contra su cuerpo, sus brazos me recibieron y sentí la conexión que había o que yo quería ver entre nosotros, ¿era más que sexo?, ojala pudiera responder, por ahora me conformaría con dormir a su lado y disfrutar su compañía estas dos semanas.


Iré a sacarme este molesto traje y volveré para quedarme contigo— asentí— ¿necesitas ayuda con tu pijama?— me pregunto, no conteste de inmediato ya que estaba atónita intentando procesar la información— porque si quieres yo te ayudo— me dijo con una picara y coqueta sonrisa, mi corazón reacciono de inmediato.

No, no te preocupes yo puedo—

Bien entonces, volveré— me dio un suave beso en mi frente y salió de la habitación


¿Qué había sido esto?, dios mío… suspire, me senté en la orilla de mi cama sin poder creer lo que había escuchado, mi cuerpo aun seguía anonadado por lo que había escuchado ¿habría sido una alucinación? ¿Mi mente estaba jugando conmigo?, pensaba que sí. Mientras estaba pensando en lo que había sucedido recordé que no tenía pijama ¿Qué usaría? Si me acostaba desnuda eso sería un crimen, mi cuerpo amoratado no era deseable para nadie en este momento. Comencé a pensar pero nada se me ocurría, solo minutos después alguien toco la puerta, esta se abrió y Edward apareció nuevamente.


Antes de que se me olvide, sé que no tienes tus cosas aun así que te traje esto— me extendió una tela— es una de mis camisetas, espero te guste. Úsala para dormir mientras llegan tus cosas.

Gracias— le dije con visible asombro. Volvió a salir de la habitación y nuevamente las preguntas se agolparon en mi mente.


Me saque toda la ropa que no iba a ocupar quedando solo en mi ropa interior, añadí la polera a mi cuerpo y sonreí al ver que me quedaba grande. Tenía la insignia de Harvard seguramente Edward había estudiado allí. Camine lentamente hacia la cama, cuando estuve sobre ella me metí en las cobijas esperando la nada, ¿Edward de verdad vendría?, mis nervios estaban alterados con la sola idea de tenerlo para mí una noche, pero solo para mí. Nuevamente golpes se escucharon en la puerta y esta se abrió.


Hoy creo que será una noche algo fría— comento mientras tomaba el encendedor de la chimenea— encenderé el fuego para que duermas cómoda— dijo girándose hacia la muralla

¿no hay calefacción en la casa?

Claro, pero yo no la ocupo. Prefiero las chimeneas me gusta bastante el fuego— cuando la madera comenzó prender él se aparto y examino que todo estuviera en orden, cuando así lo pareció se acero al otro extremo de la cama, abrió las tapas y se recostó.

No es necesario que te quedes— le dije, el giro su cara y me miro

¿no quieres que me quede?— me pregunto, yo negué de inmediato.

No es eso, es solo que no quiero que te sientas obligado.

Bella— se acerco a mí y a la vez se recostó llevándome con él, sus manos pasaron por mi cintura y me pegaron a su cuerpo, su cabeza descansó en mi pecho como aquella vez mientras estábamos de viaje, estaba escuchando los latidos frenéticos de mi corazón— no lo estoy, hoy quiero dormir contigo ¿no puedo?— ladee mi cabeza para encontrar sus ojos pero estos estaban cerrados, sus manos me pegaban a su cuerpo, sentía que se estaba quedando dormido

Edward— iba a replicar

Shhh— me dijo bajando el tono de voz— duerme bella durmiente, tienes que descansar para que tu cuerpo se recupere— ahí salió el Edward mandón, odiaba que me dijera lo que tenía que hacer— y no vayas a replicar porque sabes que lo necesitas— agrego haciéndome bufar.

Demonios— replique con algo de enojo.

Cuando te sanes podemos discutir todo lo que quieras incluso podemos hacer el amor en el techo si quieres— sonrió contra mi piel— pero por ahora duerme— la sola idea de pensar en un futuro haciendo el amor con él o solo estando a su lado me hacía sentirme feliz.

¿dormirás?

Si, ¿tú no?

No tengo sueño— abrió sus ojos y se acomodo quedo mirándome su mentón se apoyaba en mi pecho

Entonces ¿Qué quieres hacer?

No lo sé— me reí, esto era algo nuevo para mi

Bueno…— pensó— cuando de niños no podíamos dormir recuerdo que mi mama se sentaba a conversar con nosotros. ¿de niños?— recordé en ese preciso instante que Edward tenía una hermana

Si, a mi hermana y a mí, yo tengo una hermana más pequeña que yo su nombre es Alice.

Y ¿Dónde está ella?

En Inglaterra, mi país natal. Allí vive con su esposo y mi pequeño sobrino.

¿Cuántos años tiene?

Dos, es pequeño pero parece un torbellino. Es igual a mi hermana y tiene un poco de Jasper, su marido que casualmente fue uno de mis mejores amigos en la Universidad, el también es de aquí.

Ah… ¿tú estudiaste aquí?

Si, en Harvard, estudie economía y Marketing, además hice un post grado y un magister en administración de empresas.

Wow, eres muy inteligente— sonrió

¿y tú?

¿yo?, Bueno…— pensé antes de contarle mi historia, debía omitir las partes de Carmen— yo estudie enfermería como te debes imaginar y luego quede trabajando en el County, mi trabajo y mi familia lo son todo para mi, sin ellos no podría vivir.

¿Qué paso con tu madre?— pregunto de repente evaluando mi mirada

Murió cuando yo solo era una bebe— mi vista se perdió en la infinidad de la habitación, las manos de Edward comenzaron a deslizarse por mi piel acariciándola, sus dedos subieron de mi brazo hasta mi pecho pero sin tocar mis senos. No sentí nada de lujuria en su caricia solo las ganas de descubrir la piel que había a su paso.

¿siempre has vivido con tu padre?

Sí, siempre, él y mi pequeña hermana lo son todo para mí.


La noche que se extendía a nuestros ojos nos refugio, hablamos por largo rato solo contándonos cosas de la vida, el me preguntaba y parecía de gran interés para el todo lo que yo decía, me sentía feliz de estar así y explorar este nuevo lado. A eso de la una de la madrugada el se acurruco contra mi espalda presionándome suavemente contra su cuerpo.


Duerme cariño, descansa tu cuerpo— el solo escucharlo llamarme así me hacían ganas de besarlo, sin aguantarme las ganas me gire y bese sus cálidos labios, el tomo mis mejillas y los presionó contra los de él. Aunque mi cuerpo me dolía no podía evitar sentirlo así de cerca, sin duda esta sería una noche excepcional. Cuando el beso comenzó a tomar otros matices fue el mismo Edward el que lo paro, dio cortos besos sobre mis comisuras y se recostó a mi lado— buenas noches Bella— susurro besando mi piel

Buenas noches— le dije y me gire para pegar mi espalda con su pecho.


Esa noche si bien dormí como los dioses, decidí no preocuparme por nada, aunque fuera solo por un tiempo iba a disfrutar mis semanas con Edward, aunque la única que sufriera después seria yo. Cuando el sol de amanecer pego en la ventana la habitación lentamente se comenzó a iluminar, abrí mis ojos extrañada no sabía dónde estaba, sentí un cálido y fuerte brazo sujetando mi cintura, mire su mano y era de piel blanca tanto como la sabana que nos acunaba, me gire para mirar el rostro de mi captor y sonreí tiernamente al verlo dormir. Edward estaba acurrucado contra mi espalda durmiendo plácidamente, trate de girarme sin despertarlo, mire sus labios y no pude evitar sonreír. En un impulso pase mis dedos por su mejilla, se sentía tan suave y cálida, me sorprendí al ver que también estaban sonrosadas. Con mi tacto su cuerpo se estremeció y lentamente abrió sus ojos.


Buenos días— me susurro, volví a sonreír sin poder evitarlo

Buenos días— le conteste con mis dedos aun en la piel de su rostro.

¿Cómo dormiste?

Muy bien— le mentí, había sido la mejor noche desde hace mucho tiempo.

Qué bueno— sonrió y cerró sus ojos— ¿Qué hora es?

No deben ser mas de las 7 ya que el sol todavía está entre las colinas— abrió sus hermosos orbes verdes y los entrecerró enseguida, se quedo pensando en algo y suspiro.

Debo levantarme— sentencio

Lo sé, debes ir a la oficina, el imperio Cullen no funciona sin su monarca— solté una risita.

Aunque no lo creas es verdad, mucho depende solo de mi

Y te entiendo, así que levántese Sr. Cullen

¿nuevamente con el Sr. Cullen?— sonrió

No pero si no te levantas lo volveré a decir, Sr. Cullen— juguetee, pase uno de mis dedos sobre su desnudo pecho, su respiración se entrecorto y soltó un bufido.

¡dios!— dijo, su rostro se veía un poco consternado pero aun así sonriente.

¿Qué sucede?— le pregunte con mi mano aun en su piel.

Nada— rio— algún día lo sabrás— tomo mi mano y beso mis dedos, se destapo y salió de la cama— hoy será un día horrible— comento

¿tienes muchas reuniones?

Algo así

Que lastima.


Me recosté nuevamente en la cama mientras lo veía pasearse de un lado hacia otro, se metió en el baño y luego volvió a salir.


Iré a bañarme y cambiarme de ropa, vuelvo enseguida—

Está bien, yo también me bañare— me miro una vez más, asintió y salió por la puerta de mi habitación.

¡demonios!— dije exasperada ¿serian todos los días así de maravillosos?, esperaba que sí. Al cabo de una hora Edward volvió cambiado y listo para salir. Yo ya estaba vestida y esperándolo en el estar.

Bien ya me voy— me anuncio— le pedí a Will que subiera tu desayuno a la habitación.

Gracias— se acerco a donde estaba y se arrodillo frente a mí.

No quiero que hagas ningún esfuerzo, debes recuperarte— sus ojos se clavaron en los míos, por un momento vi preocupación en ellos, me emocione solo de pensar en que de verdad sentía algo mas por mí que una química sexual.

No lo hare, no te preocupes—

Buena chica— llevo su mano a mi mejilla, sus dedos recorrieron la piel que ahí se extendía, descendió a mi mentón rosando suavemente mis labios. Su boca se entreabrió y sabia lo que venía, me acerque sin que él me lo pidiera y pegue mis labios a los suyos, nos besamos por un momento que me pareció eterno podría haber estado así por siempre, solo besándonos y disfrutando de el momento, nuestro momento— nos vemos mas tarde.

Nos vemos— susurre aun contra sus labios, al parecer ninguno de los dos quería separarse ya que nuevamente nos volvimos a besar alargando aun mas lo que nos producía esa simple caricia.


Solo un momento después el se separo de mi dándome la más hermosa de las sonrisas, dios… como adoraba verlo sonreír, con solo una de esas sonrisas mi día podía comenzar muy bien. Solo las había experimentado desde hace muy poco pero aun así ya podía acostumbrarme a verlas todos los días. Cuando el salió me quede ahí mirando la misma puerta por la que se había marchado, las frases, las palabras o los simples gestos se acoplaban en mi cabeza, Edward me estaba cuidando podía sentirlo aunque el tratara de disimularlo con su carácter, el estaba cuidando de mi, se habían invertido los papeles ahora era él quien velaba por mi seguridad. Un suave golpe en mi puerta me saco de mis pensamientos.


Adelante—

Buenos días señorita Swan— dijo Will muy cortes y con una amable sonrisa en sus labios, entro en la habitación seguido de Margarite, ella traía un pequeño carro con cosas— sírvele el desayuno a nuestra invitada Margarite.

Si señor— asintió la mucama, me dio una rápida sonrisa y comenzó a servir la mesa.

¿ha dormido bien señorita Swan?—pregunto el mayordomo, no sé porque tenía la impresión de que él sabía exactamente lo que pasaba entre Edward y yo. Mi cara tomo un tinte rosáceo.

Si bien, muchas gracias— Margarite se despidió de mi y salió por donde mismo había entrado.

Espero que la estancia en esta casa le sea muy placentera, le aseguro que nosotros estamos felices de que nos acompañe, es usted una persona muy buena señorita Swan, le servimos con mucho agrado— parpadee muchas veces, el mayordomo hizo una reverencia— que disfrute su desayuno, con permiso—

Adelante— tartamudee, salió por la puerta dejándome aun pasmada por sus palabras.



Si antes pensaba que sabía, ahora casi podría estar segura. Mire mi desayuno y se veía increíblemente apetitoso, el sol que se colaba por las ventanas me hacía sentirme cálida y abrigada, comí mis alimentos pensando en lo que estaría haciendo Edward ahora, ¿notaria mi ausencia en la oficina?, creo que no, yo no lo ayudaba mucho. El día se me hizo algo eterno, el reloj parecía confabular en mi contra, se movía lento y nada parecía presagiar que avanzaría rápido. En la tarde era tanto el aburrimiento y la pereza que decidí salir de la casa, me puse un buzo deportivo y mis zapatillas, me mire por enésima vez en el espejo y mi horrible rostro seguía igual, decidí no volver a mirarme en lo que quedaba de día.


Srta. Swan— me llamo Rachel mientras salía de mi habitación.

Si, dime—

Lo siento señorita pero no puede salir de su habitación—

¿Qué?— pregunte incrédulamente— ¿Cómo que no puedo salir?

Lo siento son ordenes del señor Cullen— la chica parecía muy acongojada por lo que me decía. Mi cara a pesar de los magullones y golpes la sentía roja, tanto como un tomate. Maldije no sé cuantas veces

Entonces no te preocupes que yo cargo con la responsabilidad de mis actos. Saldré al jardín y espero que nadie me siga— le dije con un tono amenazador, la muchacha asintió y se retiro, sabía que ella no tenía la culpa pero aun así no me podía evitar enojar.


Camine por los pasillos desiertos de la casa, esta se veía aun mas solitaria sin Edward. La sentía fría como si no hubiera vida en ella, recorrí las partes que nunca había visto, yo solo caminaba por determinados lugares día a día, entre en habitaciones que jamás había visitado, una de ellas fue la que mas llamo mi atención, un estudio de música. Entre sin que nadie me viera, el lugar parecía desolado, es como si nadie hubiera entrado en años, camine por el hermoso piso de madera brillantes hacia el centro en donde se encontraba un hermoso piano de cola.


Esta habitación no se usa hace años— pegue un salto al sentir a alguien además de mi, era una voz a mis espaldas, me gire y Will y estaba en el marco de la puerta con la misma sonrisa amable de esta mañana.

¿no?— pregunte— ¿a quién pertenecía?

Al Sr. Cullen— mi boca se entre abrió un poco, a caso a Edward le gustaba la música

¿enserio?, wow… no lo veo como un hombre que escuche o toque música.

Me tomare una atribución que no me corresponde— dijo el hombre entrando en la habitación— pero sé que usted es de confianza, además goza de la del señor— me sonroje— Edward Cullen no era el hombre que es ahora, yo le sirvo desde hace mucho tiempo, llegue a esta casa cuando el recién estaba en la universidad estudiando lo he acompañado a lo largo de todos estos años— me quede en silencio escuchando al hombre parecía ser una historia muy interesante— el señor Cullen era un chiquillo como cualquier otro, tenia sueños, esperanzas, era alegre y muy entregado a lo que hacía, amaba por sobre todas las cosas los estudios y la música. Me sorprende que no le haya hablado de esto aun pero el tocaba el piano como nadie en este mundo, sin duda era un prodigio— sus ojos se perdieron en el piano.

¿y qué paso?— pregunte con un nudo en mi corazón

La vida señorita, la vida lo cambio. Luego de salir de la universidad el señor Cullen se comenzó a preocupar de sus empresas internándose en el mundo laboral, ya no había tiempo para los amigos, las fiestas o las cosas que hacia un chico de 22 años, el tiempo paso y cada vez se fue absorbiendo mas en las empresas hasta que pasaron estos 10 años y él se convirtió en lo que es ahora, un hombre duro de corazón. Pero sé que un día alguien— giro su rostro hacia mi— podrá penetrar ese corazón y traer de vuelta al Edward Cullen que conocí yo, al que tenía el alma más hermosa del mundo y que si hubiera seguido así sería un hombre de un corazón de oro. Volveré a mis labores, que pase buena tarde señorita Swan.

Gracias— tartamudee.


William Lickwood se perdió de la habitación, no podía creer lo que me acaba de decir, Edward Cullen era un hombre bondadoso que por azares de la vida se convirtió en el hombre duro y orgulloso que es ahora. El corazón de Edward estaba recubierto, su alma y su corazón eran hermosos pero estaban escondidas en alguna parte de su pecho cubiertas por esa capa de impenetrable hierro. Me acerque al piano y lo descubrí, estaba lleno de polvo y partículas de tierra, se notaba que nadie lo había ocupado en años, mis dedos se deslizaron por las hermosas teclas de marfil, sentí un estremecimiento al pensar en lo maravilloso que debía tocar Edward en su juventud.


Mis paso me sacaron de allí, cerré la puerta no sin antes contemplar la habitación nuevamente, ojala algún día tuviera el placer de oír a Edward tocar para mi, sin duda seria una experiencia muy hermosa. Camine por la casa, hasta llegar a una puerta que conducía al jardín, era el lugar más hermoso y colorido del mundo, jamás había visto esta parte de la casa. El suelo estaba cubierto con flores y con árboles de frutos. Había cerezos por doquier, césped que se extendía hasta donde mis ojos se perdían. Salí y una brisa me hizo estremecer, aunque fuera de día hacia un frio tremendo, pensé en todo lo que Will me dijo, la imagen de Edward bailaba entre mis pensamientos, ¿Cómo podía ser que alguien cambiara tanto?, ¿Edward podría ser un hombre bueno?, yo sabía que él era bueno pero me preguntaba si era bueno como persona, yo misma había comprobado su frialdad al despedir gente o reprender a los que debía. Sabía que tenía el criterio muy frio y duro a la vez pero ¿le sucedería algo al ser así? ¿Sentirá algo al ser <> con las personas?, no lo sabía y tenía la impresión de que tal vez esas preguntas jamás se responderían.



El crepúsculo se mostro en el cielo y sentí que ya era hora de entrar, volví a subir a mi habitación y me recosté en mi cama. Mi vida, mi corazón y muchas cosas más estaban en una etapa de confusión, ¿Cómo podía comportarse así conmigo y ser diferente con las demás personas? ¿Será una careta su impenetrable carácter? Con estas mismas preguntas me dormí, sus hermosos ojos me acunaron y me hicieron perderme en el mundo de los sueños. Desperté nuevamente cuando el sol ya no estaba en las ventanas, recordé a mi padre y su preocupación, tome mi celular y marque el conocido número de mi casa.


Diga— respondió la voz de Kate, mi corazón se acelero al saber que mi hermanita estaba bien.

Kate, soy Bella—

¡Bella!— grito emocionada— ¿Cómo estás? ¿Cómo es Australia?— suspire

Hermosa, es todo tan lindo.

Wow Bella ¡qué suerte tienes! Pero ¿estás bien?

Si de maravilla, estoy muy feliz. El señor Cullen tiene mucho trabajo pero aun así está todo bien, he tenido tiempo hasta de salir a conocer las ciudades.

Que genial— la voz de mi padre sonaba en el fondo— espera que papa quiere hablarte.

Está bien, adiós peque y pórtate bien con Rose, hace tus tareas y cuida de papa.

Si está bien, lo hare. Te quiero mucho hermana.

Y yo a ti, pásame a papa— me senté en el estar.

Hola hija

Hola papa ¿Cómo va todo?— extrañaba muchísimo a mi familia, mi pecho se comprimió de la pena que tenia por no poder estar con ellos, lagrimas se juntaron en mis ojos.

Bien hija, por aquí todo bien. Hemos estado muy entretenidos, imagínate que el novio de Rose ha venido a cenar con nosotros y es muy divertido, bella ¿sabías que es Doctor?— mi boca se entreabrió soltando un suspiro, aguante la risa que sentía, Rose tendría que estarme odiando por esto.

Si papa, Emmett es el doctor de cabecera del señor Cullen

El chico es un chiste, vieras lo mucho que quiere a Rose. Ayer por la tarde paso por aquí y me hizo reír todo el rato, lo deje invitado para la semana, el prometió que vendría cuanto pudiera

Qué bien papa, Emmett es un gran tipo.

Si hija, me encanta para Rose, ¡ah mira! Aquí anda la señorita, te la paso.

Bien cuídate mucho Bella, te amamos nunca lo olvides pequeña.

No papa, y yo a ustedes— el teléfono cambio de manos— así que invitando al novio a cenar— me reí, se sintió que Rosalie se cambiaba de habitación.

Ese imbécil vino a la casa y no pude mentirle a Charly— susurro muy enojada— el muy desgraciado parece disfrutar diciendo que es mi novio y lo peor es que Charly y Kate lo aman, mas encima el muy… muy… imbécil le ofreció a Charly una revisión por lo de su problema y el quedo feliz

¿enserio?

¡sí!— grito exaltada— ya verá cuando me lo agarre afuera— peliono susurrando

Si me imagino que le harás— comértelo a besos, dijo mi mente—

¿Cómo va todo con Cullen?— suspire y cerré mis ojos

De maravilla, el tipo es genial Rosalie, estoy en la confusión más grande de mi vida.

Demonios amiga, suenas realmente mal

Y lo estoy, lo estoy.

Espero que todo esto te lleve por buen camino.

Yo igual. Espero no sufrir más, bueno Rose te dejo cuídate mucho y nos estamos hablando.

Está bien, cuídate tu igual. Te quiero

Y yo a ti, adiós

Adiós.


Colgué el teléfono y me quede pensando, Emmett vendría mañana a revisarme así que ahí le preguntaría que pasaba con mi rubia amiga. Me pare de donde estaba y me encamine hacia el baño, desde que desperté sentía un molesto dolor en mi espalda y en mi cara, mire la hora en el reloj de pared y eran casi las 7 de la tarde, Edward debe estar aun en la oficina. Las contusiones que había en mi rostro aun estaban muy feas, los diferentes hematomas de mi cuerpo seguían de un color amoratado. Me estremecí de solo pensar que mi piel quedaría así para siempre, pero sabía que la gran magia de la regeneración haría su trabajo en mi y que mi piel en unos días estaría nuevamente como antes.


La puerta de la habitación sonó, alguien estaba entrando a mi cuarto. Debe ser Will, me arregle un poco el pelo y Salí a ver quién me visitaba, me sorprendí al ver de quien se trataba.


Edward— susurré con sorpresa— llegas temprano

Si, no había mucho que hacer después de todo— nos miramos por largos minutos, sin poder evitarlo ambos nos fuimos acercando cada vez mas hasta que quedamos frente a frente, sus manos fueron las primeras en reaccionar se pasaron por mi cintura pegándome a su cuerpo, su cabeza descansó en mi cuello, mandando corrientes eléctricas a toda mi piel— ¿Cómo te has sentido?

Bien— respondí subiendo mis manos a su cabello y acariciándolo. Se sentía tan suave y sedoso, me sentía feliz con solo sentirlo así entre mis brazos— ahora solo me duele un poco la espalda y la cara, pero nada que un buen relajante no cure— ambos nos reímos, nos quedamos así mucho tiempo, solo disfrutando del contacto de nuestra piel, se sentía tan bien estar así.



Edward luego de unos momentos, levanto su cabeza para mirarme, una de sus manos subió a mis labios y los acaricio, cerré mis ojos involuntariamente con su caricia, este definitivamente era mi momento preferido del día, cuando nos volvíamos a ver. Acerque mi cara a la suya, juntamos nuestras frentes y nos quedamos así, sintiendo nuestras respiraciones. Sabía que el sentimiento no era el correcto pero lo deseaba, si, en este mismo momento moriría porque me tocara, sabía que estaba así y que nadie podría excitarse con una mujer llena de moretones y magulladuras pero lo necesitaba, quería sentir sus manos deslizándose por mi cuerpo, solté un jadeo en sus labios y mi boca hambrienta por sus besos se pego a la de él, al parecer el sentía de la misma forma ya que mi ansioso beso fue correspondido de la misma manera, quería sentirlo dentro de mí, que me tocara, que me hiciera estremecer, no podía evitarlo más, quería que él me tomara en este mismo momento.


Edward— jadee entre besos, los matices se tornaron aun mas confusos, nuestro beso era hambriento pero al parecer Edward no quería responderme mas allá, sus manos se apretaban con fuerza a mi cintura, sabía que estaba intentando controlarse pero no quería que lo hiciera.

Bella… no puedo, no me hagas esto— me dijo totalmente aproblemado, su voz sonaba excitada al igual que la mía pero sabía que estaba teniendo una batalla interna consigo, ¿debía o no debía responder?

Te necesito — gemí pegándome a su cuerpo, ignore el dolor que me provoco hacer eso— hacerme el amor Edward.

Bella— jadeo con su voz ronca, corrompida por el deseo— no me hagas esto, estas herida, adolorida— me dijo entre besos.

Por favor— rogué con desesperación, si él no lo hacía podría morir de deseo por él.

Bella—volvió a repetir, pero ya no sentía atisbos de su renuencia, sus manos subieron por mi espalda haciéndome estremecer, solo una caricia me convertía en una mujer llena de deseo, salvaje que solo buscaba saciarse.


Me tomo en sus brazos cual novio lleva su novia por las puertas de su casa, camino conmigo hacia la cama y me dejo suavemente ahí, mi cuerpo se contraía solo por las ansias de sentirlo conmigo. Edward se desvistió completamente dejando su desnudes a la vista, se subió a la cama y comenzó su trabajo conmigo.


Hoy solo se tratara de ti, cariño. Prometo ser gentil— me susurro contra mi oído haciéndome gemir.

Edward— dije mientras mi cuerpo experimentaba una bomba de placer.


Sus manos me desvistieron lentamente, parecía que el disfrutaba haciéndolo. Me quito mi chaleco, polera y pantalón dejándome solo en ropa interior frente al, el fuego de la chimenea que estaba a nuestras espaldas no se comparaba con el que había en mi corazón que estaba encendido por una pasión que sabía que algún día me consumiría, sus manos acariciaron toda mi piel, dejo besos en cada parte que pasaba, su lengua lamio el contorno de mi brasier, saco lentamente la tela que lo separaba de mi piel y juro que sus ojos brillaron al tenerme desnuda. Sus manos tomaron delicadamente uno de mis senos llevándoselo a la boca, sus dientes apretaron y su lengua lamio suavemente uno de mis pezones. Su otra mano recorría con ansia mi muslo, llegando a mi centro, bajo mis bragas dejándome completamente expuesta a sus caricias, sus dedos juguetearon con mi centro produciendo aun mas placer. Sus besos y caricias siguieron bajando llego a mi estomago y lo beso con una ternura que jamás espere, su nariz rosaba la piel que ahí se extendía solo con esa demostración hizo que mi mente volara, ahí podría acunar a su hijo ¿Cómo sería cargar al hijo de Edward Cullen?, sin duda seria un privilegio.


Tu piel es tan suave— me dijo tomando el aroma de ella— siempre hueles a fresias o a rosas, me encanta tu aroma— susurro, sus besos acariciaron la piel de mi estomago bajando hacia mi centro nuevamente, acaricio mi centro y dejo abiertas mis piernas para él. Se posiciono entre aquellas con su ya excitado miembro— no te preocupes— me susurro al oído, una de sus manos se afirmaba en el endeudaron y la otra sujetaba mi muslo en el aire— te hare el amor despacio, tendré cuidado— no me quedo nada más que asentir, tome su rostro y junte nuestros labios, susurre un hazlo, el entendió el mensaje y su miembro rozo mi entrada haciéndome estremecer de placer, estaba previendo todo lo que se venía— eres hermosa— beso mis labios— y eres mía.— un nuevo sentimiento apareció mientras él me penetraba, gemidos de placer y de emoción salían de mi pecho, había ansiado tanto sentirlo dentro de mí y ahora podía estar feliz. Sus movimientos siempre fueron lentos pero cargados de excitación, el lento vaivén de su penetración hacia que el placer fuera más largo y aun más potente, mis caderas también ayudaron en este encuentro moviéndose de la misma manera que él, ambos cerramos los ojos y nos besamos mientras lo hacíamos, gemimos, jadeamos y nos tocamos mientras disfrutábamos del placer mutuo que estábamos consiguiendo, el ritmo de incremento un poco y mi corazón parecía estallar, estaba descubriendo algo que me daba terror pero al mismo tiempo era capaz de gritárselo a los cuatro vientos.

Edward— gemí cuando sentía el orgasmo formarse en mi interior

Bella— dijo también él y sentí que podría estallar de felicidad, el ritmo se hizo constante y más rápido, su cabeza se fue hacia atrás al igual que mi espalda se arqueo contra su cuerpo, el placer del orgasmo llego para ambos mientras nuestros besos acallaban los audibles gemidos que salían de nuestros pechos.


Su cuerpo se recostó al lado y como ya era una costumbre a la que podría hacerme adicta me pego contra él, nos cubría una suave capa de sudor, la habitación estaba caliente por el calor de la chimenea y por nuestro mismo calor corporal. Beso mi hombro y mi cuello, sus ojos estaban cerrados y parecían estar disfrutando el momento ya que sus labios estaban adornados por una encantadora sonrisa, yo solo cerré mis ojos y disfrute de lo que sentía.



Mi corazón me había escondido este sentimiento desde hace mucho tiempo, quizás tenía miedo en mostrármelo pero ahora se había dejado ver y ya no podría escapar del, Edward Cullen era un hombre frio, tal vez con un corazón enterrado en lo más profundo de su cuerpo, orgulloso y de un carácter algunas veces insoportable pero aun así, lo necesitaba, quería estar con él, ansiaba sentirlo cerca, sentir sus besos y sus caricias. Sabía que no podía escapar nunca más de lo que sentía porque esto ocupaba todo mi corazón y era imposible no verlo.



Edward Cullen era un hombre de un corazón de hierro pero aun así estaba incondicional e irrevocablemente enamorada de él, lo amaba hasta con la última fibra de mí ser.







30 comentarios:

  1. awwww loo ameee por fin soy laaa primeraa encerioo escribes muy bonito qe haces qee nos conectemos con los personajes i claroo qee todas las personas qe te firman ess por qee aman tu historiaa graciass por regalarnola aww amoo a estee edward :)

    ate.mayraps (en face mayra alejandra hepburn)

    ResponderEliminar
  2. chikis
    ay tiwi hermosa me enkan to ay ke tierno se mostro edwar con bella mmm no te cuestienos sobre si nos gustan tus historias ono eres una gran escritora enverdad nos enkantan y enganchan acualkiera te meresias esos 41 comentarios y no creo ke alguien aiga opinado solo por opinar bueno pronto me tendras de nuevo por aki me obsesionada con tu blog acada rato toy entrando XD
    cuidate besos bye

    ResponderEliminar
  3. HAYY TIWII PERDONANOS POR LO SUCEDIDO POR FAVOR NO ERA NUESTRA INTENCION O AL MENOS HABLO POR MI HACERTE ESO PERDONA SI? BUENO DEJANDO UN COMENTARIO DEL CAPITULO ESTA GENIAL ES UNA BELLEZA ME GUSTA LA PARTE EN LA Q ELLA LE DICE Q Q QUIERE HACER EL AMOR CON EL Y EL ES TAN CUIDADOSO Y TAN CARISMATICO Y TIERNO NO SE ME GUSTARIA TENER A UN HOMBRE ASI COMO ÉL AUNQ CLARO SIEMPRE EL AMOR ES HERMOSO Y AVECES DOLOROSO JEJE Y BELLA HASTA YA ESTA PENSANDO EN TENER UN HIJO DE ÉL NO ES ROMANTICO? BUENO ESO SI ME GUSTA, SE Q NO ME CONOSES PERO SI YO ME LLAMO VIVIANA SOY DE MEXICO Y SIEMPRE BUENO ALMENOS DESDE HACE 4 MESES ESTOY LEYENDO TUS HERMOSAS HISTORIAS SE Q NO NOS CONOCEMOS PERO A MI SI ME GUSTARIA NO LO OLVIDES UNA PERSONA CON ESA MENTALIDAD DE ESCRITURA Q TIENES TU SERVIRIA PARA EL MUNDO ERES UNA BUENA ESCRITORA GRACIAS POR COMPARTIR TUS HISTORIAS CON NOSOTRAS
    ME GUSTA Y NO PUEDO ESPERAR PARA LEER EL SIGUIENTE CAPITULO AHORA SI SIN DEJARTE PURO COMENATARIO DE YA SUBE EL SIGUIENTE BUENO GRACIAS POR HACER HISTORIAS TAN BELLAS

    ResponderEliminar
  4. Yo si te ecribi un par de comentarios en el capitulo pasado y de verdad lo hice de corazon, porque normalmente no suelo , pero saber que es un incentivo para que tu sigas escribiendo asi de bien y este fic que me gusta tanto no me importo. Supongo que como yo muchas lo habran hecho. Mucha gente que normalmente no te comenta, pero te lee. Gracias por seguir escribiendo y pide lo que quieras por hacerlo que tus lectoras te lo daremos.

    ResponderEliminar
  5. Y NUNCA CUESTIONES Q ERES UNA BUENA ESCRITORA POR Q TU MAS Q NADIE LO SABE Y CREO Q TODAS NOSOTRAS ESTAMOS DE ACUERDO EN DECIR Q MERECES UN GRAMI O UN OSCAR POR TUS HISTORIAS JEJE ES ENCERIO SI PUBLICARAS UN LIBRO HASTA HAGO FILA POR COMPRARLO ME GUSTAN TUS HISTORIAS Y CREO Q NADIE TE ESCRIBIO PORQ SI ESOS COMENATARIOS TE LOS MERECES MAS Q NADIE EN ESTE MUNDO SE Q ALGUNOS ERAN PARA EXIJIRTE ESTE CAPITULO PERO NO LO ASIAMOS CON INTENCIONES MALAS DE ESO NO HAY DUDA ESQ NOS DEJASTE DEMACIADO PICADAS JEJE BUENO GRACIAS POR TODO TIWII ATTE VIVIANA SE Q YA ESCRIBI DOS VECES PERO ME FALTO DECIR ESTO DISCULPA

    ResponderEliminar
  6. hola tiwii espero estes muy bien, me encanto este capitulo esta buenisimo ojala que edward se siga comportando asi de lindo con ella... tengo una duda quien encontro a bella y la llevo al hospital que sucedio cuando carmen estaba tan segura que lograria su cometido.... espero que mis dudas sean despejadas en el proximo capitulo. suerte con la celebracion de la semana del niño yo se que vas ha ser un gran trabajo se nota que te gusta mucho lo que haces.. un abrazo desde Colombia.

    ResponderEliminar
  7. jajaj viste no fui la primera como siempre pero bueno cada minuto invertido en esta lectura valio la pena fue lejos el mejor y el que mas cosas acerca del amor me hizo reflexionar... el resto d elo que pienso ya te lo deje en tu muro...

    ResponderEliminar
  8. TENGO UNA PREGUNTA Q ES LO Q ELLA ALGUN DIA SABRA? POR QUE EDWARD LE DIJO NADA-RIO- ALGUN DIA LO SABRAS? PERDON ESQ ME QUEDE CON ESA DUDA ESTA EMBARAZADA?? NO ES CIERTO ESTOY TOMANDO IDEAS JAJA BUENO ESPERO Q ME PUEDAS DAR UN PEQUEÑO INSTINTIVO JEJE BUENO BYE TIWII CUIDATE MUCHO

    ResponderEliminar
  9. Wauuu.... bueno primero que nada... con lo que dijiste al principio... mmmm... fue un poco triste pero bueno que pena que lo veas de ese modo... pero bueno estoy segura de que todos lo que te escribieron son por que aman este fics y los demas que tienes...yo por mi parte me encanta este y cuando revisando vi que actulizaste... comemze a gritar de emocion... eres genial... espero que siguas asi... y gracias por subir hoy... aunque no te correspondiera... me estaba matando la intriga de que iba a pasar con Bella.... Y con Edward que cada dia esta siendo mas cariñoso... Amo a Edward... Bueno grax!! de nuevo
    ...Conny...

    ResponderEliminar
  10. HERMANIIITA BELLLA LINDA DE MI CORAZON QUE PUEDO DECIR FE ESTE CA`PITULOP MAS CAGRGADO DE EMOCIONES NO PUEDE ESRTAR AMO CADA CAPITULO AMO COMO AHCES QUE EM ENAMORE DE UN EDWARD DURO FRIO PERO A SU VEZ TIERNO Y AMOROSO... ME ENCNATA COMO HACES QUE CADA PERSONAJE APARESCA Y CAUTIVE ...
    MALDITA CARME QUE SE PUDRA
    Y AAAHHHI BELLA VEANLA VEANLA QUIEN VE A LA NIÑA AHORA ELLA ES LA QUE LO BUSCA jujuju YO TAMBN LE GATEARIA PARA QUE SEA MIO TE AMOOOO TWINS!!

    ResponderEliminar
  11. Tiwii q capi mas tiernooo!!! Simplemente me encantoooo!!! Dios como amo este hombre!!! Y si imaginacion me tiene en lo cierto tal vez el prox sea un POV Edward!!! aaaaaaaa!!! ojalaaa seaaa asiiii!!! Pero mientras llega el proximo cap solo puedo decirte q eres mi idolaaaa!!!! Q escribes demaxxxx biennn!!! milesss de abrazototesssss!!!!! :)

    ResponderEliminar
  12. Tiwii,linda... ¡¡¡si la vida te da limones... busca el pisco y prepara un pisco sour!!!... no cuestiones las intenciones de tus lectores... sabes que adoramos como escribes y si tuviste esa respuesta, es de verdad increíble lo muy "metidos" que estamos con tu historia.... AMO A EDWARD y envidio a Bella por tenerlo tan enganchado pero... son mi pareja predilecta y me hago absolutamente parte de sus vivencias...
    Me encanta esta faceta de Edward, adorable, atento, preocupado, cariñoso.... Ufffffffffff, LO AMO, definitivamente es así.. este capítulo ha sido el más adorable de todos...
    Cuídate linda y goza del cariño de tus lectores.
    Macaries

    ResponderEliminar
  13. mi niña hermosa..no crees que de las casi 700 visitas que tiene al dia no habran 40 niñas que comenten??
    jajaja y con respecto a eso de solo escribir omentes te aseguro mi Tiwii hermosa que es imposible que no te lean....dios! seria un pecado capital que no te leyeran!
    jajajja
    se estarian perdiendo parte del cielo, si escribes maravillosamente!^^
    De a poco al igual que Bella, nos cvamos enamorando de este corazoncito de hierro....oye y con respecto a lo que dijo un anonimo mas arriba...suena interesante lo del comentario de edward
    jajaja
    te quiero cariño y te aseguro que todos los comentes son de personas que ansian seguir leyendote
    como no si tus edwards son maravillosos!!!
    besos a ti y a ada!

    ResponderEliminar
  14. si te escribims esos 41 comentarios es porq te lo mereces ya q el capi anterior nos facinno a todas.. ademas para entender la historia hay q leerla desde el principio y creeme cualkiera se engancha a tus historias y en especial a esta q esta buenisima. con respecto a este capi me gusto q por fin ya se sta viendo q eduar kiere a bella y ya se lo sta demostrando a ella.. pero sabes kiero una perspectiva de eduarw seria interesante ver desde otro punto la historia,, pero igual me encanto ste capitulo por fin la madrastra de bella la encarcelaron ya q me estaba poniendo de nervios,, suerte y escribes super.. trankila esperamos el otro capi con ansias pero no demores tanto,, bye

    ResponderEliminar
  15. Bueno espectacular que hayas subido hoy, entiendo que hayas pensado que todos los comentarios no son de personas que aman tu fic, pero yo leo todos los fics de esta pag, ya que encuentro que son geniales y nos hacen seguir soñando con esta locura que es Twilight en lo personal de todo los fic de esta pag, es el que me hace pasar por todas las emociones que puedan existir, esperando que sientas que todas tus lectoras te admiramos, volviendote a agradecer que hayas actualizado hoy...
    Polyta

    ResponderEliminar
  16. la verdad es q los comentarios q hagamos se quedan cortos pq la vdd es q me encanta como escribes y me imagino q todas la que comentaron como yo lo hacen pq adoran tu historia... me parece hermosa. No se si soy yo o me parece q ya entre Emmet y Rosaly pasa algo... y me encanta Edward no se hay algo en el q me encanta bueno creo q todo jajaja y no puedo esperar a q el se le declare a Bella...

    bueno un beso desde P.R y vas a ver q recibiras muchos comentarios pq tu historia esta buenisima y hermosa, un beso y hasta la proxima...

    ResponderEliminar
  17. wow hermoso como todo lo ke tu escribes.. kiero ke sepas ke akabo de llegar del trabajo. y estoy terminando y posteando esto.. felicidades. kievo el pvd de Edward, kien encontro a bella y ke le susurro en el hospital., la ama? si creo ke si. espero el proximo capitulo cuanto antes.. saludo desde mexico,

    ResponderEliminar
  18. Tiwii!!!
    es hermoso nena!!!!
    hoy me le de golpe todos los que me faltaban y me encanta cada vez más tu historia....
    pero quiero, no no, NECESITO un pov Edward.... saber lo que piensa ese coranzoncito que poco a poco la dulce Bella va ablandando.....
    cuanto me quieres??? jajajaja.....
    bueno nena, sigue asi...
    un beso!!!!

    ResponderEliminar
  19. tiwii me encanto!!!. espero q las semanas q quede con el sea una verdadera luna de miel jijij.se q me sorprenderas besitos.
    guapa queria comentarte q no te pongas asi por los comentarios, piensalo de esta manera,, todas esas personas leyeron el capitulo. y me imagino q para un escritor lo importante es q lo lean no?? eres buena y es lo q importa, si no lo fueras no te hubieran dejado comentario..para q? relajate guapa besitos

    ResponderEliminar
  20. jaja bueno en relativa me gusta en capitulo si me dieran a escojer entre un millon de dolares y leer tus historias seguro me voy por tus historias el dinero lo podria sacar despues pero dejar de leer lo q escribes seria un tremendo crimen.Bueno en verdad este fue el capitulo mas dulce y lleno de amor q he leido Edward se muestra realmente cariñoso y lleno de cuidado eso es lo q todas quisieramos en un hombre :educado,guapo (aunq lo fisico no siempre importa),tierno, protector,etc bueno Bella ya lo descubrio si esta enamorada de él ahora falta q lo demuestren mas los dos o q se declaren seria una verdadera maravilla no puedo creer lo bello q es esta historia asi en si me gusta demaciado "Corazon de hierro" en primer lugar,"del odio al amor" en segundo lugar y "nuestro amor" en tercero jeje bueno son las unicas con las q me he picado demaciado las otras no he tenido en placer de leerlas pero are todo lo posible
    muchas gracias Tiwii por todo gracias por compartir tus historias con nosotras
    espero q tu vida se lleno de felicidad

    ResponderEliminar
  21. Bueno aqui ya se va empezando a notar la diferencia entre el Edward fogozo y el amante romantico y apasionada, de verdad que me matas Tiwii cuanta dulzura se ve en los gestos de ambos... Oye espero que no surja nada que los haga pelear ehh, me encanto el capi de verdad y es que ciertamente mejoras cada dia mi niña... Espero que puedas subir el martes, lo deseo con fervor... Por si cabe algna duda, ADORO COMO ESCRIBES, mi amor es Jake pero contigo definitivamente he aprendido a amar tambien a Edward, con todo y sus cambios de humores, nunca dejes de escribir nos llenas la vida de magia y alegria, Te quiero un mundo mi Tiwii!!!!

    ResponderEliminar
  22. QUE CAPITULAZO POR DIOS, SOLO HAY ALGO QUE QUEDO INCONCLUSO Y ES QUIEN ENCONTRO A BELLA, PERO CONOCIENDOTE SE QUE NOS LOS CONTARAS EN OTRO CAPI YA QUE EDWARD DIJO QUE CARMEN ESTABA EN LA CARCEL Y NO SALDRIA DE ALLI, BUENO MI NIÑA AL PARECER MI EDWARD ESTA SINTIENDO COSITAS PERO COMO NO SE PERMITE ABRIR SU CORAZON LAS COSAS TODAVIA NO ESTAN MUY CLARAS, PERO CONOCIENDOTE POR COMO HAS ESCRITO LAS OTRAS HISTORIA QUE ME HAN ENCANTADO SE QUE NO NOS DEFRAUDARAS, BUENO CUIDATE MUCHO Y NO LEEMOS TAN PRONTO COMO TU PUEDAS, BESOS, LOQUIBELL

    ResponderEliminar
  23. Ay, por favor!! que lindo te quedó. Me ha encantado, me ha hecho disfrutar de lo lindo. Y es que veo como Edward cada vez se muestra más cariñoso con Bella, ese momento al despertar y que ella le acaricia el pecho. ese moemento en concreto me hizo pensar que el está más que encantado de que Bella estuviera allí, que creo que poco a poco se está dando cuenta de que se está enamorando de ella pero por alguna razón aún no se siente seguros para decirselo.
    Y bueno, esa manera de hacerle el amor y al mismo tiempo que ella se lo ruegue. Ame esa parte.
    Tiwii, que ganas tengo de ver a Edward tal y como era , estoy ansiosa de verlo mimando, cuidando de ella, me muero por verlo llegar ansioso por sentirla , me muero por que el le diga que la ama.

    Estoy disfrutando esta historia muchísmo. Y siempre estoy ansiosa por que actualices, es algo que no puedo evitar. POr mi la leereria sin parar, un capitulo tras otro y disfrutar de cada emoción sin que el tiempo la minorice. PEro aún así, comprendo que escribir no es facil y hay muchas obligaciones que en el fondo te obligan a posponer.
    No te preocupes, las que disfrutamos leyendote esperaremos,ansiosa eso si, a tu proxima actualización.
    Un beso y nos leemos pronto.

    ResponderEliminar
  24. hay diso!!! q capiii !!1 tan gargado de emociones y bella cada dia enamorandose mas de este hombre dfe hirro pero sabemos q ela ya lo cambio q pensara el no? sobre lo q lo hace cambiar cuando esta junto a bella creo q seria super interesante saber q es lo q pasa en su mente jajaja besossssssss

    ResponderEliminar
  25. me encanto el cap.!!!!!!!!!!!!!!
    edwar se enamoro de bella y ella de el wiii
    Queria decirte que todos los que te firman te siguen en todos tus capis Y NO FIRMAN PORQUE LO PEDIST O SON DESCONOCIDOS sino q siguen tus fics PORQUE LES GUSTA COMO ESCRIBES
    y q porfavor no pongas este blog solo para q firmen las personas q tienen un blog porque yo leO todos tus fics y me gusta comentar y en otros blogs no puedo :(

    ResponderEliminar
  26. me encantoo!!!!! q majo edward por fin empezamos a ver un edward tierno espero q no vuelva a ser cruel con bella pobre mujer
    una cosa mas
    NO SE TE OCURRA VOLVER A DECIR Q NO TE MERECES LOS COMENTARIOS SI HEMOS COMENTADO TANTOS ES XQ EL CAP ANTERIOR LO BORDASTE Y ESTE NO TE KEDAS ATRAS ERES MUY BUENA ESCRIBIENDO Y NOSOTRAS SGUIREMOS COMENTANDO ASI Q ADELANTE SIGUE SORPRENDIENDONOS
    muxos besos para todas

    ResponderEliminar
  27. AMOO A EDWARD ES TAN UNICO ES UN HOMBRE PARA CUALQUIER MUJER ESPEREMOS Q BELLA SI SEA ESA PERONITA LA Q DERRITA ESE CORRAZON Q SE ENCUENTRA MUY EN LE FONDO DE SU PECHO PERO BELLA LO ESTA HACIENDO SE Q LO LOGRARA JAJA aamoooo a edward soy fanatica de robert encerii cada palabra q escribes sirve para q me enoamore mas de el

    ResponderEliminar
  28. Aiiiiiiiiiii!!! amo a edward!!! apoyo a bella para qe derrita el corazon de edward!! es tan tierno cuadno kiere!! me encanta la historiaaa sigue escribiendo asi porfavor.. en realidad me encantan TODAS las historias.. y no es broma

    ResponderEliminar
  29. Ay Dios q capitulo, asi o mejor Edward atento en todo con Bella, y si yo si te escribo o firmo porq me encantan tus historias y en algunas no firmo porq la hora a las q la leo son super tarde pero creme q me encanta como describes y escribes a mi Edward!!..

    ResponderEliminar
  30. hola tiwii!!
    excelente capi!!
    bueno y...sobre los comentarios...a mi me fascina tu forma de escribir, y lo admito, fui una de las k pidió un adelanto de capi...pero no es que no los disfrute...yo amo tus fics!! es solo que al leer, siempre quiero mas y bueno, lo siento, se k soy una lectora mas, eh seguido tu blog desde sus inicios, no tengo uno propio, es por eso k siempre soy ANONIMA pero me encanta!!

    muchas felicidades tiwi!!
    saludos desde mexico

    *tu fiel lectora...GABY

    ResponderEliminar