“No Necesito un Cielo si tú no puedes ir a él ",
Bella Swan, Luna Nueva

"Un día escribiré tanto como Estrellas hay en el Cielo" Tiwii Cullen





Debemos aclarar que todas las historias que están en este blog nos pertenecen y son de nuestra autoría pero los personajes de la Saga Crepúsculo y algunas otras cosas más que aparecerán en los Fics que publicaremos aquí son propiedad de Stephanie Meyer, también existen personajes que son sacados nuestra imaginación.



viernes, 25 de junio de 2010

La Testigo, Capitulo 15: Triángulos y Festividades





La Testigo


Capitulo 15:



Triángulos y Festividades



Hola mis amores, hoy no estoy muy bien… hoy iba a conseguirme la licencia para poder ir a ver Eclipse con mis amigas y no me la dieron, ¡ESTOY DESESPERADA! Awwwwwwwwwwwwwwwwwwww, pero lo intentare hasta el ultimo dia, ¡NO ME RENDIRE! U.u (tengo pena)



Espero les guste este Cáp., lo hice especialmente para compensar mi falta del viernes pasado, espero les guste y me comenten. Como anuncios debo decirles que esta historia esta por terminar así que atentas que no le quedan mas de 5 capítulos, además el concurso de ONE SHOOTS de “ALGUIEN MAS” esta en su etapa final, solo quedan 5 días para votar. ¡NENAS LEAN MI OS Y SI LES GUSTA VOTEN POR MI!... recuerden como deben hacerlo, arriba están las indicaciones. ¡APELO A SUS BUENAS INTENCIONES! ¡VOTEN BIEN, VOTEN POR MI! Jakajkaja me salio como campaña política xD…



Bueno hermosas, deséenme suerte, el domingo les hablare mas extenso de lo que me paso (para las ke kieran saber) U.u T.T Y.Y

Las amo con todo mi corazón y gracias por esperarme.


Tiwii Cullen






- ¿Dónde estamos?- pregunte con absoluta incredulidad.

- En mi lugar preferido- me dijo con una sonrisa, se bajo rápidamente del jeep y me abrió la puerta

- ¿y como sabes de este lugar?

- Lo conozco desde pequeño- afirmo aun sonriendo.



Edward camino sobre la hierba y se detuvo a contemplar el paisaje, cerré la puerta del jeep y camine hasta donde estaba el, mis ojos me imploraban porque me detuviera 5 minutos a contemplar el paisaje. Estábamos en un lugar que se podría describir como <>, mire a mi alrededor y todo lo que veía eran colores, demasiado vivos, alegres. Estabamos en un bosque, pero no era un bosque común y corriente, nos situábamos en el medio de el donde había un pequeño claro, los árboles que allí habían se alzaban unos cuantos metros hacia el cielo pero era tan perfecto el paisaje que en ese lugar llegaba un rayo de luz que iluminaba solo el claro haciéndolo hermoso. Estaba tan verde como cualquier bosque de cuentos, en el claro había troncos de árboles viejos que le daban un ambiente mas rustico.



- que hermoso- susurre.

- Lo se, es mi lugar preferido en todo el mundo… y ¿sabes?, eres la primera en visitarlo.

- ¿la primera?- dije sin disimular mi sorpresa

- Si- afirmo- jamás e traído alguien, ni siquiera mis hermanos saben de este lugar, aquí siempre puedo pensar.



No pude evitar sorprenderme con esa declaración, para Edward este era un lugar inmaculado, pensé de inmediato en el rostro de ángel que tenia por novia, Caroline Ann, ¿acaso ella tampoco conocía este lugar?



- Bella- me llamo ya desde la mitad del claro- ¡acércate!

- Si- alce la voz para responder.



Camine hacia donde estaba Edward, el se sentó en uno de los troncos viejos y comenzó a examinar atentamente el lugar, un silencio nos invadió pero fue algo maravilloso, se escuchaban todos los sonidos de la naturaleza.

- Alice me contó que sabias de Caroline Ann- me dijo de repente dejándome completamente anonadada. Baje mi vista y la fije en mis manos que jugaban nerviosas con mis dedos.

- Si… perdóname- le dije- se que no debía preguntar pero…- comencé a decir atropelladamente, las palabras se juntaban y eran expulsadas con rapidez de mi boca.

- Bella- me llamo y se sentó mas cerca de mi, uno de sus dedos se puso en mi boca indicándome que guardara silencio- escúchame por favor- me pidió con su aterciopelada voz, retiro su dedo y no pude hacer mas que asentir.

- Te escucho- confirme poniendo toda mi atención en esos enigmáticos ojos de color verde esmeralda.

- Cuando iba todavía en la preparatoria conocí a Caroline Ann, no te negare que ella en una parte de mi vida lo fue todo, era mi amor, mi amiga, mi novia y muchas cosas más. Rápidamente se convirtió en el centro de mi universo- reconoció con una sonrisa y mirando a la infinidad del bosque- pero…- suspiro- lamentablemente la vida siempre nos depara sorpresas, unas mejores que las otras pero lamentablemente así es, nuestro destino nunca es lo que pensamos que va a ser.

- ¿la amabas mucho verdad?- pregunte sin medir lo que eso me causaría, un dolor se desplegó rápidamente por mi cuerpo, la respuesta al parecer dolería aun mucho mas.

- ¿amarla?- pensó- si la amaba mucho, ella fue mi primer amor. Pero el tiempo no pasa en vano Bella y los mismos sentimientos van cambiando.

- No entiendo- susurre.

- A decir verdad ella fue una parte muy importante de mi niñez pero yo la deje ir, aunque me costo aceptarlo no puedo amar toda la vida un recuerdo, Caroline hubiera querido verme feliz, se que habría querido eso- sonreí, Edward contemplaba el cielo y a ella con la misma devoción que lo hacia por algún familiar, mire sus ojos y no vi amor en ellos, si no cariño o tal vez amor fraterno- ella siempre será una parte de mi corazón pero debo rehacer mi vida…



Me quede en silencio, mis labios no se abrieron, Edward se veía tan tranquilo hablando de aquel tema, parecía tener tranquila su alma.



- me alegra que te sientas así, cuando Alice me contó lo que pasaba sentí un poco de ese dolor, la historia era tan trágica y triste que temí que tu aun no la superaras.

- Lo se, todos piensan así. ¿apuesto a que te dijeron que todavía estaba en un estado de depresión?- pregunto con una adorable sonrisa, me quede callada- el que calla otorga- me dijo sonriendo aun mas

- Lo siento, yo no quise pensarlo pero… pero…

- No te disculpes, yo he dado pie para que todos piensen eso, pero ya no más Bella, no más. Debo dejar descansar el alma de Caroline de una vez por todas.



La conversación cambio de repente, no me di cuenta cuando hablábamos cosas tan diferentes como nuestros gustos, los pasatiempos o cosas que nos hacían conocernos aun más.



- ¡no puedo creerlo!- le dije riendo a carcajadas

- Si es verdad, pero no le digas a Emmett se avergüenza bastante de eso.

- ¡ es que no me lo imagino disfrazado de conejo!- reí con mas ganas, mi risa inundo todo el claro

- Es verdad- dijo Edward conteniendo una carcajada- apostamos y perdió, eso paso en el halloween pasado.

- ¡dios!- volví a reír y sentí la mirada de Edward en mi.

- No sabes lo que me gusta verte reír, desde que te conozco no e pasado mucho tiempo a tu lado por lo que ese privilegio me a sido restringido, pero vale la pena esperar- me dijo haciéndome sonrojar furiosamente. Lo mire y sus ojos verdes estaban atentos mirándome

- Edward yo…- comencé a decir sin poder evitar la vergüenza.

- Lo se Bella- me dijo acortando la distancia- es que…- su cara quedo a escasos centímetros de la mía- me es difícil… contener lo que siento.




Segundos después sus labios se pegaron a los míos. ¡Dios! Como eran exquisitos, nuestro beso comenzó profundo, sin pedir permiso nuestras lenguas se mezclaron formando ese vals que tanto había deseado, su boca me propiciaba las sensaciones mas hermosas, un calor que no había sentido se propago por mi cuerpo, mis terminaciones nerviosas reaccionaron al contacto con su piel. Las manos de Edward se pegaron a mi cintura atrayéndome contra su cuerpo. Mis mejillas se enardecieron junto con cada parte de mi cuerpo que el octava, sin pensarlo subí mis manos a su níveo y calido rostro para acariciarlo, disfrute de todas las hermosas sensaciones que me estaba produciendo, cuando el aire se hizo necesario nos separamos dejando juntas nuestras frentes.




- amigos…- susurro- ¡definitivamente imposible!- me dijo y comenzamos a reír.

- Esto no debería ser- dije sin pensarlo, el se separo de mi y sus ojos denotaron algo de tristeza.

- ¿Qué pasa?- me pregunto

- Solo temo por ti, si por acercarte a mi te mandaron fuera del país imagínate lo que harán si saben que…

- ¿Qué estamos juntos?- pregunto y miles de mariposas llenaron mi estomago, solo pude asentir- Bella…- toco mi rostro y cerré de inmediato mis ojos por la corriente de energía que me traspaso- no te preocupes, ¿sabes?, este es el momento perfecto para decirte lo que siento, aunque suene extraño, aunque pienses que no nos conocemos suficiente, yo te quiero Bella… y lo hago mas de lo que podrías llegarte a imaginar.



Nuestras miradas se encontraron y no pude evitar reprimir un grito de felicidad, ¿Edward me quería?, ¡dios! No podría ser tan benevolente conmigo.




- pero tu… pero tu no puedes quererme

- ¿a si? Y ¿Por qué no?- pregunto dudoso.

- Porque yo no soy nada, soy tan… tan

- Hermosa- completo- eres el ser mas hermoso que haya visto en mucho tiempo y si a alguien tengo que agradecerle “mi recuperación” es a ti. Sin duda tú despertaste a mi corazón Bella, me volviste a la vida.

- ¿yo?- pregunte con absoluta incredulidad.

- ¡claro que si!, eres la luz que me salvo de esta maldita oscuridad.

- Edward- susurre ante lo hermoso de sus palabras. El acorto lo poco que nos separaba para besarme, nuevamente comenzamos ese interminable intercambio de sensaciones que me erizaban hasta el ultimo de mis cabellos.



Algunas horas después seguíamos en el mismo claro pero solo disfrutando de los besos y de la compañía del otro.



- alice va a estar loca cuando sepa- le comente mientras descansaba mi cabeza en su regazo, estaba recostada en el pasto y Edward se sentó apoyándose en el tronco mi cabeza descansaba sobre el mientras jugaba con mis cabellos.

- Ya lo sabe- me comento y no pude evitar abrir los ojos.

- ¿Cómo que lo sabe?

- Alice sabe de mis sentimientos, no tuvo mas que mirarme para darse cuenta, además es mi hermana me conoce muy bien, supo de inmediato lo que me pasaba.

- Veo que también es muy leal contigo ya que jamás me insinuó nada.

- Por que yo se lo pedí, quería hacer esto por mi mismo, es por eso que quise estar a solas contigo hoy, lo del cine solo fue una coartada.

- ¡no te creo!- le dije riendo- ¡ustedes los Cullen son muy tramposos!

- Además yo no era el único beneficiado, Alice y Emmett morían por salir con Rose y Jasper, no se porque se demoran tanto.

- Yo tampoco, creo que jugaremos a Cupido con ellos- le dije con una sonrisa maliciosa.

- ¡wow!, no pensé que te gustaba juntar parejas- rió.

- Y nunca me había gustado pero ya que ellos cooperaron contigo, lo mínimo que podemos hacer es retribuirles ¿no lo crees?

- Si, estoy de acuerdo- respondió con una sonrisa- pero antes de que empieces cualquier campaña hay algo que quiero saber

- ¿Qué cosa?- pregunte levantándome, me senté en frente de el. Sus ojos me miraban atentos y denotaban la incertidumbre.

- ¿quieres ser mi novia?- me dijo de repente dejándome completamente asombrada.

- ¿tu… tu… tu novia?- tartamudee.

- Si- me confirmo con una adorable sonrisa.

- No… no se que decir- seguí tartamudeando, el aire de mis pulmones parecía haberse ido.

- Di que si- un revuelo comenzó en mi interior, sabía exactamente la respuesta que quería dar pero mi mente rápidamente comenzó a contabilizar los pros y los contras de estar juntos, antes de que pudiera pensar mas lo solté.

- Si- susurre

- ¿Qué?- me pregunto con una sonrisa- ¡no te escuche Bella!

- ¡QUE SI!- le grite y su sonrisa se hizo aun mas grande, ambos lanzamos un grito y cuando reaccione Edward se abalanzo contra mi tumbándome en el pasto.

- Te haré muy feliz- me dijo dando pequeños besos en mis labios y mejillas

- Lo se, ya lo haces- le conteste riendo, sus besos aparte de darme un intenso placer me causaban cosquillas. Comencé a reír nerviosamente.

- ¿Qué pasa?- pregunto- ¿tienes cosquillas?- por sus ojos paso una ráfaga de malicia, sus manos bajaron a mi vientre y rápidamente comenzó a hacerme cosquillas.

- ¡hay dios! ¡edward!- reía de manera estruendosa- ¡ya basta!- le dije revolcándome en el pasto, ambos reíamos a carcajadas por lo que pasa. Cuando comencé a convulsionar de tanto reírme el paro y se recostó a mi lado aun carcajeándose por haber descubierto una debilidad.

- ¿cosquillas eh?, ¿Quién lo creería?

- Ya conoces una de mis debilidades- le dije conteniendo los espasmos de mi carcajada- pero no es justo yo aun no se la tuya- recargo su cabeza en uno de sus hombros y por primera vez desde que era su novia una intensa mirada se pozo en sus ojos, me hizo estremecer, estos denotaban todo lo que me había hecho sentir en la tarde. Una de sus manos subió a mis mejillas y la acaricio, sus labios mostraron una hermosa sonrisa.

- Pensé que la mía era mas que obvia- un ardor subió rápidamente a mis mejillas, al ver esto su sonrisa se hizo mas grande- adoro cuando te sonrojas, es hermoso.




No pude contener mi sonrisa, ¡dios mió!, si esto era el cielo prefería quedarme eternamente aquí. Hacia mucho tiempo que no tenia una tarde tan agradable y romántica como esta, por un instante la complicada situación en la que me encontraba paso a segundo plano, sin duda a pesar de estar involucrado Edward me hacia olvidar todo lo malo que existía en mi alrededor, el era mi refugio, era mi amor.



Así sin darnos cuenta se fueron las dos semanas que faltaban para navidad, hoy era 24 de Diciembre, noche buena. Mis intentos por ayudar a los muchachos habían fracasado, Rosalie y Jasper tuvieron que salir de viaje a una misión pero prometieron estar de regreso antes de las festividades, hoy era noche buena y aun no llegaban. Alice y Emmett estaban con caras largas por este asunto.




- ¡vamos Alice! ¡Anímate!- le dije colgando una media de lana en la chimenea. Estuvimos toda la tarde decorando para la cena de esta noche.

- Si, lo se Bella, pero lo extraño- me dijo desde la escalera, estaba sentada en el primer escalón con sus manos en la cara y un enorme puchero.

- Haber vuélveme a explicar ¿Por qué todavía no son novios?- le pregunte girándome para tomar otra media.

- Creo que por vergüenza o por miedo, no lo se- se agarro la cabeza- Bella me gusta demasiado

- Lo se- reí- se nota, al igual que Rose con Emmett.

- No se que hacer- mi celular sonó y lo saque de mi bolsillo para contestar.

- ¿Bella?- pregunto una voz masculina del otro lado, Mike, dije inmediatamente.

- ¡Mike!, ¿Cómo estas?

- Bien Bella, ¿Cómo va todo en Forks?

- Todo esta muy bien por aquí.

- Yo voy camino hacia allá, me retrase en unas juntas pero creo que alcanzare a llegar, si puedo pasare por la casa a saludar.

- Bien, entonces avisare.

- Muero por verte- me dijo con una voz cargada de sensualidad

- Que bueno Mike, yo también extraño a mi mejor amigo- dije con la intención de que captara el mensaje, el solo rió.

- Entonces nos vemos mas tarde hermosa, adiós

- Adiós- le dije y colgué, un suspiro se escapo de mis labios

- ¿mike verdad?- pregunto Alice- ¿Cuándo le dirás que eres la novia de Edward y que estas demasiado feliz con el?

- Pronto- le asegure- por loo que escuche en su voz, viene con serias intenciones de complicarme la vida.

- Yo también lo pienso, Mike no es de los que se rinden rápido.

- Lo se, pero prefiero pensar que entenderá rápidamente además jamás le e dado alguna esperanza, yo solo le ofrecí mi amistad.

- Y el obviamente se imagino un mundo de colores a tu lado, todos son iguales Bella- rió con ganas.




Reprimí una mueca y seguí haciendo mi tarea, prefería pensar que Mike entendería mi punto de vista, como Alice dijo yo ahora estaba con Edward y era inmensamente feliz. Esme andaba por toda la casa haciendo cosas, Carlisle, Edward y Emmett salieron temprano para traer lo que faltaba de la cena ya que tenían que ir a Port Angels.

Estas semanas habían sido maravillosas, dentro de todo el amor que me daba Edward y su familia también había recibido una excelente noticia, el Líder de Black Wolf, un tal Jacob Black había sido apresado y pronto seria enjuiciado, así que ya no caviar en mi felicidad pronto recuperaría mi vida y además tendría a Edward conmigo, ya nada podría ser mejor. Mientras sacaba unas coronas de pascua de una caja mi celular comenzó a sonar, por el ringtone supe de inmediato quien era.




- Hola amor- dijo la voz inconfundible de mi novio.

- Hola- le salude con una sonrisa, todavía no me acostumbraba a esa palabra.

- ¿Cómo va todo?- pregunto riendo, se escuchaba ruido, al parecer estaban arriba del auto.

- Bien todo bien.

- ¿y con lo demás?- me pregunto con una cuota de misterio

- Eso esta todo listo, hoy es si o si- le dije en voz baja- hoy si que resulta- agregue con tono cómplice.

- Que bueno, por este lado va todo como lo acordamos-

- Que bien, ¿a que hora llegan?- pregunte cuando Alice se acerco a donde estaba yo.

- En un rato ya vamos por la carretera.

- que alegría entonces avisare a Esme.

- Esta bien, nos vemos en la casa, te quiero muchísimo- me dijo haciéndome sonrojar

- Yo mas- le respondí sinceramente- hasta pronto.



Colgué, con Edward habíamos ideado un plan infalible a favor de Alice y Emmett, hoy no podría fallar. Marque mi celular el numero de Rose, tenia que saber si podrían llegar si no mi plan estaría acabado.




- Rosalie

- Bella, ¿Cómo estas?

- Bien y ¿tu?

- Yo, bien gracias.

- Oye ¿llegaran a tiempo para la cena?

- Estamos tratando Bella, estamos atorados en el aeropuerto Phoenix pero se que lo logramos

- Eso espero, aquí todos los extrañamos muchísimo, a ti especialmente Emmett- comente con doble sentido.

- Ya basta Bella, sabes que entre el y yo no pasa nada- comento

- Hay dios mió- suspire- bueno avísame si llegaran por favor, es muy importante

- Esta bien, si conseguimos un vuelo para hoy te llamo.

- Bien, adiós amiga.

- Adiós




¡Demonios!, ¡tenían que conseguir un vuelo! Salí hacia el jardín y contemple el lugar en donde se desarrollaría mi plan, si un ángel divino nos ayudaba ellos estarían aquí y estaba segura que de hoy no pasaba, esta noche la relación entre ellos se concretaría. Me fui a mi habitación a buscar el vestido para esta noche, había escogido algo clásico, no quería alardear mucho del vestuario que me había comprado Alice, mi vestido era de color marfil y resaltaba mis ojos de color chocolate. A las 8 de la noche ya todo estaba listo, me puse mi vestido y me maquille, baje al comedor y estaba todo perfecto, Esme le había dado el toque mágico a la velada, mire el enorme árbol que estaba en el centro de la sala de estar, tenía muchísimos regalos. Reprimí las enormes ganas de fisgonear que tenia. No vi a Edward por ninguna parte de seguro estaba con su padre o con Emmett así que aproveche para dejar su regalo entre los demás. Como mis fondos eran un poco limitados ya que todas mis cuentas estaban congeladas tuve que comprarle algo pequeño, entre las muchas cosas que vi con Alice escogí un relicario se que no es un regalo común para un hombre pero pensé en que si Edward no era alguien común de seguro podría llevar mi regalo. Dentro de mi presente había una foto de nosotros dos, mientras contemplaba la hermosa decoración el timbre sonó 3 veces. Camine lentamente a la puerta y me lleve una enorme sorpresa al llegar.



- hola hermosa- me saludo Mike con voz galante.

- Hola- salude con alegría. Sus brazos rápidamente se extendieron hacia mí y me abrazaron, sentí la presión que hizo en mi cintura para pegarme más a su cuerpo. Como pude me separe rápidamente y lo invite a pasar.



Caminamos hacia la sala de estar, Mike me examino con su mirada y por sus ojos pude ver que aprobó mi vestuario pero la sensación que me produjo no fue precisamente la que quería, su escrutinio me molesto en vez de halagarme.



- y dime hermosa ¿Cómo has estado?

- Yo bien gracias pero quería ha…

- Que bueno- contesto rápidamente sin dejarme hablar- ya que es navidad el otro día pase por una tienda y compre esto para ti- se metió la mano al bolsillo y saco una pequeña cajita.

- Mike no tendrías que haberte molestado- susurre recibiéndola

- No importa, lo vi y supe que era para ti- tome la cajita en mis manos y la abrí con cuidado, dentro había un delicado brazalete de perlas cultivadas, toda una preciosidad

- ¡Wow!, esta muy lindo, pero no puedo aceptarlo- le dije poniéndole nuevamente la caja en sus manos, una mueca apareció en su rostro.

- Bella por favor…- me dijo poniéndola entre mis manos, las suyas taparon las mías y ejercieron una pequeña presión en mi piel- acéptala es para ti.

- Mike lo siento pero…- intente correr mis manos, un carraspeo me hizo girarme, Edward estaba parado al pie de la escala observando atentamente la escena

- Buenas Noches- saludo cortés, me permití mirarlo por unos segundos traía un hermoso traje de color negro que acentuaba aun mas sus ojos, bajo el ultimo escalón que le faltaba, camino con la gracia y la confianza que lo caracterizaba hacia nosotros. Sus posesivas manos se adueñaron de mi cintura atrayéndome hacia su cuerpo deposito un tierno beso en la comisura de mis labios dándole a entender a Mike en que situación estabamos, no quería que el se enterara así pero reconozco que me gusto bastante su gesto, reprimí la sonrisa que se había formado en mis labios.

- Buenas noches- saludo devuelta Mike- veo que las cosas han cambiado desde que me fui.

- No mucho- comento Edward- solo ves lo que no se podía retrasar, Bella y yo al fin estamos juntos, eso lo sabíamos todos.

- Claro- contesto Mike con sarcasmo- todos.

- Bueno Mike y ¿Cómo te fue en tu viaje?- pregunto Edward con su particular tono de voz, tranquilo y muy elegante.

- Bien gracias, solo pase a dejarle a Bella su regalo de navidad- puso la caja nuevamente en mis manos, antes de que pudiera decir algo beso mi frente y se alejo- ya me voy que pasen una excelente noche

- Muchas gracias- le respondí con asombro, no me imagina que la noticia lo afectara tanto.

- Adiós Mike- se despidió Edward con algo de burla, golpee su estomago suavemente y entrecerré mis ojos

- ¿Qué?- me susurro Edward con fingida sorpresa, Mike cerro la puerta.

- ¡Edward! que malo eres- le dije- el no tenia porque enterarse así.

- ¡OH si! Claro que tenia, estaba mirándolo desde arriba, el muy pelmazo se atrevió a ponerte las manos encima.

- ¿estabas celoso?- pregunte divertida

- ¡claro que si!- me respondió con su cejas fruncidas- que nadie ose tocar a mi novia, porque se las vera conmigo- se acerco a mi y me abrazo por detrás, deposito un suave pero excitante beso en la piel descubierta de mi cuello.

- Jazz y Rose aun no me llaman- le dije mirando el fuego intenso de la chimenea

- Lo se a mi tampoco, esperemos que lleguen antes de cenar

- Ojala.



La hora de la cena llego mas rápido de lo que pensábamos, a las 9:30 Esme nos llamo a comer.



- chicos ya es hora de cenar- nos llamo con su habitual tono

- ¡Demonios!- dijo Emmett en un susurro, yo lo escuche sabia que estaba lustrado porque Rosalie no había llegado.

- Vamos Alice- la tomo del brazo y la encamino al comedor, al igual que yo no lo hice con Emmett.



Caminamos lentamente por el pasillo cuando escuchamos la puerta cerrarse muy fuerte, nos giramos rápidamente y dos personas agotadas y jadeantes estaban en el recibidor con sus bolsos, Rose y Jazz



- ¡muchachos!- grito Alice abalanzándose hacia Jasper, Emmett no se pudo contener e hizo lo mismo

- Hola- saludaron al unísono

- No saben lo que pasamos para llegar a tiempo- dijo Jasper soltando un sonoro suspiro

- Me imagino- me acerque y lo abrace, la casa no era lo mismo si no estaban todos.

- ¡Chicos lo hicieron!- grito esme del pasillo

- ¡si!- chillo Alice, ella era la mas contenta al igual que Emmett

- Entonces ahora si que la familia esta completa, pasemos a comer

- ¡genial!, morimos de hambre- contesto Rose y todos nos largamos a reír.



Nos fuimos al comedor, todos estabamos felices, nos terminamos de saludar y nos sentamos a cenar. En la mesa preparada por Esme había de todo pavo, pollo, carne, ensaladas, era un completo y variado Buffet, sin duda Esme se había lucido con esta cena de Navidad. Al momento del brindis Edward se pudo de pie.



- Atención por favor- yo que estaba a su lado suspire ante su belleza, ¿algún día podría cansarme de verlo?, creo que no.

- ¡Brindis!- dijo Alice aplaudiendo.

- Quiero hacer un brindis por esta maravillosa cena, mama te luciste- le dije guiñándole un ojo a lo que Esme sonrió- quiero brindar por todos nosotros, porque estamos juntos y porque somos una familia. Este año a sido bastante intenso para todos sin duda un año de cambios pero que han traído las mejores reformas a nuestra vida, en mi caso la aparición de Bella- fijo su mirada en mi- ha sido lo mejor que me ha pasado, doy gracias porque la vida la puso en mi camino

- ¡me conmueves Eddy!- bromeo Emmett fingiendo que una lagrima rodaba por su mejilla

- ¡basta grandote!- le dijo Rose golpeando suavemente en su brazo

- Como decía…- suspiro- en esta moche buena quiero dar las gracias porque podemos estar todos aquí y por las maravillosas cosas que nos depara el futuro, espero que mis hermanos y mis amigos se animen para que podamos disfrutarlas todos juntos- mire las expresiones de todos y los 4 se sonrojaron de inmediato, contuve con mucho esfuerzo la carcajada- salud

- ¡salud!- dijimos todos

- Por nosotros- susurro Edward al chocar nuestras copas

- Por nosotros- le conteste.



El tiempo no pasaba en vano, entre risas y canciones navideñas dieron las doce de la noche, todos nos reunimos en torno al árbol y comenzamos a repartir los presentes, Rosalie y Jazz fueron los últimos en repartirlos ya que los de ellos llegaron un poco mas tarde. Mire mis presentes y tenia uno de cada integrante de la familia, Carlisle y Esme me regalaron una cadena con el escudo de la familia Cullen, contuve las lagrimas que amenazaron con salir por la emoción. Alice me regalo un libro, mis ojos se abrieron de par en par cuando vi que se trataba, el titulo decía “¿Cómo mantener a un hombre entretenido en la cama?”, mi sonrojo no se hizo esperar, mire a Alice y ella estaba riéndose a carcajadas en el otro extremo de la sala. De Emmett recibí Cds de mi música preferida, de Rosalie un reloj muy hermoso y de Jasper una pulsera que combinaba con el. Cuando ya tenia todo abierto, pensé en el de Edward ¿será que le no me tenia regalo? Mire a los lados pero todos estaban tan entretenidos que preferí mirarlos como se divertían.



- mi regalo te lo pasare mas tarde- me dijo al oído, cerré mis ojos por la corriente que me produjo.

- ¿enserio?- pregunte con susurros

- Si, así que espera un poco más.

- Esta bien, entonces guarda tu regalo y ábrelo junto conmigo- le dije antes de que lo abriera.

- No te preocupes, ya lo tengo aquí- señalo el bolsillo de su pantalón.



Cuando el alboroto de los regalos paso, nos dispusimos a tomar un bajativo, estabamos conversando cuando Emmett se paro.



- ¿A dónde vas?- le pregunte

- A tomar aire- dijo y se dirigió a la puerta de enfrente.

- ¡No!- le dije casi en un grito, Rosalie se giro a mirarme- ¿Por qué no vas al patio de atrás?, Rose podría acompañarte, ¿cierto Rosalie?- ella se puso nerviosa pero asintió levemente, ambos salieron hacia el jardín trasero

- Que mala eres- me dijo Edward poniendo sus manos en mi cintura

- No lo soy además esto les ayudara a juntarse- me solté de su agarre y enchufe un cable a la corriente, el patio se ilumino por completo y dejo ver lo que les tenia preparado.

- ¿muerdagos?- pregunto Edward reprimiendo una carcajada- ¡que astuta!- me dijo besándome en la mejilla

- Gracias- cuando nadie estaba viendo, baje al patio y lo llene de muerdagos, en tiempo record no había espacio en el jardín que no tuviera alguno incluso puse arriba de los árboles y entremedio de las plantas.

- Tu plan es perfecto- me dijo besándome nuevamente

- Lo se- le dije correspondiendo levemente a su beso, mientras nos degustábamos Jasper se acerco por la espalda de Edward, rápidamente me solté y no deje que se acercara a la ventana, para ellos tenia la misma sorpresa pero en el salón de música.

- ¿Qué ven?- pregunto

- ¡nada!- le dije riendo, solo estabamos contemplando la noche.

- Bella, Alice esta rara. ¿sabes que le pasa?

- Si- afirme

- ¿Qué le sucede?

- Lo que pasa es que tu le gustas mucho y no sabe como hacerlo para que te le declares- le confesé arriesgándome a que Alice me matara.

- ¿de verdad?- pregunto con Alegría.

- Claro- corroboro Edward

- Así que será mejor que te apures, mi hermana tenia bastantes pretendientes aquí en Forks.

- Claro que lo haré, ¿pero como buscare el momento?

- Podrías- pensé- podrías llevarla a la sala de música, allí estarán tranquilos y nadie los molestara.

- Si, tienes razón- me contesto con visible entusiasmo- a mi también me gusta muchísimo Edward, eso te lo aseguro

- Lo se hermano, no te preocupes, ojala que todo salga bien entre ustedes.

- Gracias- Jasper se alejo, espero unos momentos e invito a Alice al salón, ambos se perdieron entre los pasillos de la casa Cullen

- ¿Qué les preparaste a ellos?- me pregunto cuando ya nadie nos podría interrumpir.

- Muerdagos y Bellas aromáticas- conteste con ingenuidad

- ¡dios!, eres una cupido- me dijo tomándome de la mano

- ¿A dónde vamos?- le pregunte con una sonrisa

- Arriba, todos tienen su momento, hasta mis padres- señalo a Carlisle y a Esme que estaban conversando abrazados frente al fuego- también nos toca a nosotros.



Su calida mano tomo la mía y me llevo hasta el tercer piso, avanzamos por los pasillos y entramos a un estudio que estaba junto a su cuarto, nunca había entrado a el. Me sorprendí bastante al ver que dentro había otro piano igual al de abajo.



- ¿tienes dos pianos?- pregunte con sorpresa, entramos y el cerro la puerta

- Si, este me lo compre yo- me confeso- Bella hay algo que quiero mostrarte.

- ¿Qué cosa?

- Aunque no lo creas tu has cambiado mi vida mi amor y hoy quiero demostrarte cuan feliz me haces se que tal vez es poco pero quiero que escuches algo, tal vez no es el regalo que esperabas pero ojala te guste- me tomo de la mano y me guió hacia el piano, nos sentamos y nuevamente me miro- esto lo hice para ti, tu me inspiraste a componer una melodía.





Mi boca se entreabrió al sentir sus labios cerca de los míos, nos besamos lentamente y disfrutando de cada sensación. Cuando nos separamos puso sus manos sobre el piano y comenzó a tocar. La melodía partía en una dulce tonada, las notas musicales que se formaban cuando Edward tocaba el piano me hacían transportarme a otro mundo, estaba absorta en la sensación de su música. En esos momentos recordé lo que Alice me dijo, Edward no tocaba el piano desde que Caroline murió, me sentía feliz de tener el privilegio de escucharlo, sabia que si el estaba tocando nuevamente era casi un milagro, sin duda su familia al escucharlo sabrían que Edward ya estaba bien.



Unos minutos mas tarde termino y no pude contener mis lagrimas, estaba tan emocionada con la melodía que no pude esconder mis sentimientos, en un arranque me pegue a su cuerpo el cual recibió de inmediato



- es hermosa- le susurre en su oído

- lo se, es tuya, es igual a ti, hermosa- me respondió, me separe de el para besarlo con todos esos sentamientos que recorrían mi cuerpo y mi corazón- te amo- me dijo y casi morí.

- ¿me amas?- pregunte

- Mucho- respondió besándome

- Y yo te amo a ti-



Le dije dejando salir todo ese amor que venia sintiendo desde que lo conocí, tal vez era rápido, era apresurado pero nadie escoge la forma de enamorarse, Edward en unos meses me había hecho la mujer más feliz del planeta y solo eso me bastaba para amarlo.









16 comentarios:

  1. OOOOOOh Diiiivnooooooo que amoooor que amoooor Tiwiiii hermanita te quedo hermsoooo simplemente hermosooooooo aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa que locuraaaa gracias por e ste capituloooooo te amooo

    ResponderEliminar
  2. NO TENÍA A BELLA DE CASAMENTERA, PERO ME ENCANTÓ!!!!!!!!!! Y EDWARD ASÍ POSESIVO ME MATÓ! ESTA HISTORIA ESTÁ TOMANDO UN RUMBO BUENÍSIMO Y YO CREO QUE YA SE VIENEN LAS ESCENAS FUERTES ASÍ QUE LAS ESPERO PRONTO!!!!!!!!! BESOS!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. me encanto estoy deseando leer el proximo capitulo.besos

    ResponderEliminar
  4. me encantooo sisisisisis!! jajaj fuera mikeeeeee

    ResponderEliminar
  5. me encantó!!!! estuvo ma-ra-vi-llo-so
    muerdagos??? jajajaj... y mike grrr ¬¬ jajaj...
    por un momento pensé que jasper y rosalie no llegarían jajajj... pero si-!!!! y lo mejor de todo es que edward y bella ya son novios!!!!! soy muy feliz jajaja... pero noo... erstoy triste también, porque no quiro que termine T.T jajaja... 5 capis mas? será pos... bueno chika eso, fantástica comos iempre mi tiwii besotes y nos leemos pronto =)

    ResponderEliminar
  6. wuuuuaaauuuuuu te has lucido q bueno este capitulo me encanto fue muy roamntico y divertido. uff ahora esperar hasta el viernes..aunque sabes q por ti lo hago, besosss guapa

    ResponderEliminar
  7. Qué preciosidad Tiwii!! Me ha encantado el capi!! Bella haciendo de cupido es genial!! y el palo que le da Edward a Mike, ohhhhh, sublime!!
    Besos.
    T.

    ResponderEliminar
  8. Ainss, que lindo, por dios!!!
    desde luego que son un amor...
    Me encnató.. y disfruté viendo como Ed. le dejaba claro a Mike que es suya...
    La espera mereció la pena.
    Hasta pronto, un beso.

    ResponderEliminar
  9. Muy bueno, tengo el corazón que se sale de la emoción. Un saludo desde españa.

    ResponderEliminar
  10. aiii!! me encanto!!! bella etsa hecha toda una cupido!!! y edward! awwww qe tierno qe es..

    ResponderEliminar
  11. Que buenisimo este capitulo. Sigue escribiendo asi, pero mas rapido que se me hace largo esperar al proximo.

    ResponderEliminar
  12. Muy lindo!!!!! Dios que tierno!!!!!!!! Me matas te lo juro que sí... No creo esperar hasta la proxima semana!!! Me encanta!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  13. Ooooooooooooooooooooooooooohhh!!! Precioso!!!!!!!!!!!
    BESOS MUY GRANDES QUE TE LOS HAS GANADO

    ResponderEliminar
  14. muy hermoso el capitulo espero que todo salga bien para las demas parejas

    ResponderEliminar
  15. sssuupperr lindisiim,oo y tiernoo
    amo k por fin esten juntos me fasinaa
    wwiii k emosionada estoiii
    aki ioo para ttooddoo tkmil

    ResponderEliminar
  16. hay no xk me kieres hacer sufrir ya estan juntos y en la ultima actulizacion seprados :( ire aver k pasa

    ResponderEliminar