“No Necesito un Cielo si tú no puedes ir a él ",
Bella Swan, Luna Nueva

"Un día escribiré tanto como Estrellas hay en el Cielo" Tiwii Cullen





Debemos aclarar que todas las historias que están en este blog nos pertenecen y son de nuestra autoría pero los personajes de la Saga Crepúsculo y algunas otras cosas más que aparecerán en los Fics que publicaremos aquí son propiedad de Stephanie Meyer, también existen personajes que son sacados nuestra imaginación.



martes, 25 de mayo de 2010

Nuestro Eden - One Shoot





Hola otra vez!!!... no podía dejar de regalarle algo a mi pequeña hermanita herida, Ada Cullen…

La canción es “Tu Sabes Bien” de Ednita Nazario y Beto Cuevas… ojala te guste… miles de besos y abrazos…

***************************

Estaba sentada en mi habitación… solo tenia puesto un short y una playera sin mangas, era el peor día de mi vida… el día en el que quería morir y no volver a levantarme nunca mas…

Era el día que el amor de mi vida se casaba… pero con otra…

Edward Anthony Cullen….. su nombre resonaba en cada parte de mi ser, cada fibra de mi piel estaba marcada con su nombre… era inevitable, estaba loca e irrevocablemente enamorada de el, pero era un amor que no podia ser, uno que estaba condenado al anonimato y al ser olvidado en la soledad de este casa , en donde habíamos vivido los momentos mas felices de mi vida…

Edward es un arquitecto famoso, conocido por diseñar e implementar las casas de todos los famosos aquí en la ciudad, vivíamos en Los Ángeles, California… ciudad donde residían muchos de los mejores actores y actrices de Hollywood, todos eran sus clientes, Edward era un excelente profesional, además tenia estudios como arquitecto paisajista se dedicaba a construir los jardines mas hermosos de todo el mundo, a mi precisamente me había venido a construir el mio, en el patio de mi casa, ese dia jamás lo podré olvidar…

Estaba sentada en mi escritorio, soy abogada, revisaba muchos casos importantes que tenia, era sábado por la mañana, estaba o un poco fanática o loca por trabajar en los fines de semana, pero me gustaba hacerlo, aun mas si era un caso interesante, estaba revisando el expediente de una madre soltera que era abusada por su ex novio, el tipo la golpeaba constantemente y hasta estuvo apunto de matarla frente a su pequeño de solo 3 años…

Estuve sentada estudiando los papeles por muchas horas, cuando el timbre sono… fui a la puerta tranquilamente, cuando abri, mi vida cambio, lo supe en el instante, el ser humano mas hermoso del mundo estaba parado en mi puerta…

-Buenas Tardes…- me saludo con una voz aterciopelada y hermosa…

-bue… Buenas Tardes- salude un poco nerviosa..

-Mi nombre es Edward Cullen, soy el arquitecto paisajista que le construira su jardin…

-ah… pase pase…- dije mas nerviosa aun…

Entro a mi casa y mi vista solo podia seguirlo a el… estaba vestido casual pero muy elegante a la vez… mis ojos lo estudiaban con detencion, mi boca estaba entreabierta por ver a tan magnifico hombre justo parado en mi sala de estar, el me miro pensativo y solto una risita, Sali e mis ensoñaciones y trate de hablar lo mas fluido posible…

-bueno y que es lo que harta primero señor Culle…

-Solo Edward por favor….- me dijo aun mas sexy… demonios!!! Como existían este tipo de hombres… donde estaba su fabrica para ir por uno…

-bien… Edward… dime que es lo que planeas…

-primero debo ver el lugar…

-entonces sigueme…

Recorrimos mi casa, hace solo algunas semanas me la había comprado, era muy espaciosa y tenia muchos cuartos, además de un patio gigantesco, pero todo el enorme lugar estaba en bruto, por eso había llamado a esa empresa de construcción de jardines, quería tener un pequeño eden en mi casa, cuando me comunique me dijeron de inmediato que el arquitecto debía de ir a diseñar el lugar y que de ahí recién podrían empezar a construir… agradecí cada vez que lo veia el que las cosas fueran asi…

- mira este es el lugar… le dije saliendo a la terraza

- wow!...-exclamo el- es bastante grande, podriamos hacer muchas cosas en este espacio… tenia un maletín en sus manos… no me habia fijado, saco una croqueta ( o libreta de dibujos) de su maletín y se sentó en uno de los sillones…

- entonces señorita dígame que es lo que quiere…- sus ojos me penetraban como dos hermosas y dolorosas dagas en mi cuerpo… me sentia extraña, mi cuerpo reaccionaba a cada mirada, era como si me… excitaran…

- mi nombre es Isabella, pero solo llámame Bella

- entonces Bella… dime que es lo que quieres…

- a ti- dijo mi mente- mmmm quiero algo parecido al Eden….- una gran sonrisa apareció en su rostro, demonios como podía ser tan hermoso, su gesto había acrecentado la extraña sensación que presentaba…

- entonces eso es lo que te daré, tendrás el jardin mas bello de los angeles, eso te lo puedo asegurar…- una gran sonrisa aparecio, nos miramos y ambos sonreímos, yo no pude contener la mirada y gire mi cara para esconder mis ojos en mi cabello, sus miradas me hacían sentir nervios… me sentia como una quinceañera a mis 25 años… era imposible….

Los dias fueron pasando, una semana después Sali de vacaciones y los trabajos en mi casa comenzaron, Edward iba a ver la obra a diario y a verificar que todo marchara bien, cada vez que me visitaba conversábamos siempre un poco mas, mi corazón latía desbocado cada vez que lo veía llegar a mi casa, era increíble lo hermoso y excelente profesional que era, con el pasar de los días nuestras conversaciones fueron pasando a un plano mas personal, un dia que Edward estaba delimitando las zonas para las jardineras se me ocurrió hacer la pregunta mas brillante del mundo…

- y me imagino que un arquitecto tan bueno como tu debe tener una mujer esperándolo en casa- su expresión se torno un poco amarga, me miro una vez y continuo haciendo su trabajo…

- digamos que si la tengo…

- como es eso…

- asi como te lo digo…- rio…

- disculpa no deberia haber preguntado- tal vez me precipite…

- no no te preocupes… podriamos decir que mi “novia” es algo fria y calculadora, no es alguien de contacto o de piel-

- ella no te trata bien cierto?- me miro contrariado pero solo asintió…

- que lastima, con alguien como tu yo…- hay por dios que estaba hablando!... me sonroje inmediatamente al tomarle el peso a mis palabras… le estaba coqueteando???

- En su tiempo ella era la mujer perfecta pero cuando entro a trabajar a una multinacional su corazón se volvió frió y materialista, nunca mas fue como la mujer que conocí…

- Y cuanto tiempo llevas con ella…

- Unos 6 años… nos vamos a casar a fin de año….- demonios estábamos a junio, no faltaba mucho…

- Wow!... bastante… y tu cuantos tienes?

- 28… y tu?

- Yo… 25

- Yo he hablado como cotorra y tu no me haz contado nada… dime quien eres?- dijo mirandome fijo a los ojos, cada vez que lo hacia mis piernas flaqueaban una mirada

- Yo… bueno yo termine de estudiar hace 2 años y me vine a California a probar suerte, antes vivia en Phoenix, mi madre y hermana aun estan alla..

- Y tu…. Tienes novio?- pregunto evadiendo mi mirada, parecia nervioso

- No…- rei- para una abogada es muy difícil conseguir novio… todos te ven como que eres superior…

- Eres abogada?- me pregunto divertido

- Si acaso no lo parezco?- respondi con otra pregunta

- Es solo que te vez tan, delicada e inocente…- su mirada me recorrio, miles de corrientes se esparcian a medida que sus ojos me tocaban- que no te imagino peleando en una corte…

- Si… me especializo en maltratos a menores, pero casi siempre coopero en todo lo que puedo, ademas trabajo como asociada en un bufete del centro de la ciudad

Así pasábamos la mayoría de las tardes hablando de todo lo que se nos ocurriera, a la segunda semana, Edward me dijo que iba a despachar a todos los obreros y que el mismo se encargaría de construir mi jardín, sonriendo me dijo que lo habia tomado como un proyecto personal, así que lo tendría mucho mas tiempo por mi casa…. Y como agradecí cuando me lo dijo, el estar con el era algo genial, no podia negar la inmensa atracción que sentía hacia el, mi cuerpo reaccionaba de inmediato al tenerlo cerca… con cada día que pasaba nos hacíamos mas cercanos, pronto comenzaron las invitaciones a desayunar, almorzar y cenar en casa, Edward era un hombre muy divertido y que me hacia sentir en las nubes solo con halagarme, estaba mal que se pasara todo el día en mi casa, pero yo no era quien para impedírselo… si además era yo la que mas lo quería allí…

El dia domingo de la tercera semana estaba muy triste Edward llego y entro por la puerta de la terraza como solia hacer casi desde el principio, el decia que era para no incomodarme, estaba tirada en mi cama, hoy no tenia ganas de nada…mañana entraba al trabajo y Edward me había dicho el día anterior que esta semana terminaba el jardín, así como estaba yo ya lo veía como un paraíso, pero me hubiera encantado que siguiera trabajando en casa, después de esto ya no lo vería mas… mi corazón se sentía acongojado solo de pensar en eso…

-Bella!- me llamo del estar…- Bella donde estas?- me levante, no queria que Edward me viera en estas fachas, tenia puesta una polera de satin que a penas me tapaba lo necesario y unas bragas del mimos material que tambien tapaban solo lo necesario… me estaba parando de mi cama cuando alguien empujo la puerta me quede estatica… Edward estaba parado en el marco de la puerta mirándome con sus hermosos ojos abiertos como platos…

-hay perdón… cuan…to lo siento…- dijo pero ni su expresión ni su cuerpo reaccionaban su respiración se puso rápida… el me examino con su preciosa vista y senti su mirada recorrerme aun mas fuerte…. Sus ojos se tornaron oscuros y examinaron cada parte de mi figura, mi contextura siempre habia sido delgada pero tenia mis curvas muy bien delimitadas, mis pechos eran de tamaño medio al igual que mis caderas… y con la camisola que usaba no dejaba nada a la imginacion…

Tome la bata por inercia y me la coloque… mis mejillas se sonrojaron, pero mi cuerpo estaba extasiado por sentir sus ojos, si sus miradas me excitaban no podia ni pensar lo que harias sus manos… Sali nerviosa de la habitación, Edward se puso a preparar el desayuno ya era costumbre que casi todos los dias que venia lo tomábamos juntos…

El lunes llego y por ende debia de entrar al trabajo, cada dia que llegue a casa Edward ya no estaba, por la cantidad de trabajo que teníamos había salido todos los días tardes, ya era día viernes y hace 4 dias que no lo veia, estaba nerviosa, muy ansiosa y extrañaba mas que nunca el verlo, me sentía… como enamorada… tal vez me había enamorado de Edward sin darme cuenta…no pude resistirme mas, de mi oficina llame a su celular, marque y espere en línea, tal vez no me contestaría porque era demasiado temprano… espere y espere, hasta que se sintió que alguien contestaba…

-diga?- dijo la voz somneolenta de una mujer…- bueno?... quien habla?- dijo la mujer al ver que yo no contestaba…mi corazón se oprimió de manera alarmante, era ella, su mujer, su novia… colgué el teléfono de inmediato, miles de lagrimas comenzaron a rodar por mis mejillas… tenia una horrible sensación en el pecho… me habia dado cuenta que el jamás seria algo mas, el se iba a casar, tenia a su mujer y yo no cabia en su vida… tenia que alejarme antes de enamorarme mas…

La tarde paso lenta y tortuosa, como a las 8 ya habíamos terminado todo, mi celular sonó y era de un numero desconocido, conteste y las cosas que tenia en mis manos cayeron al suelo…

-Bella?- dijo con esa voz tan arrebatadoramente sexy…

-Edward?- dije en un susurro…

-Bella no sabes el gusto que me da el escucharte, necesito verte… por favor…

-si claro… yo… yo estoy saliendo de mi trabajo…

-bien entonces paso por ti….

Le di la dirección y en menos de 20 minutos estubo en la puerta del edificio donde estaban las oficinas del Bufete…. El manejaba un hermoso volvo plateado, cuando Salí del edificio el estaba apoyado en el auto con las manos en los bolsillos, se veia irreal, una sonrisa se desplegó por su rostro al igual que por el mió, me ponía demasiado feliz verle, lo extrañaba demasiado…

-Bella- dijo y se acerco a mi…- tantos dias que no nos vemos… te llame porque te tengo una sorpresa…

-cual?- le dije

-ven conmigo…

Nos subimos al volvo y cuando vi el camino que tomo supe de inmediato a donde ibamos… a mi casa…

-ponte esto en la vista…- dijo cuando nos bajamos…ya era de noche estaba muy oscuro pero aun asi podia ver esa arrebatadora sonrisa- te aseguro que no te arrepentirás…

Me puse el pañuelo que me paso y el me agarro de la mano, mi corazon latio desbocado ante su contacto, la piel se me puso chinita solo de sentirlo serca… demonios como podia producir tanto… caminaba a tientas, el se puso detrás mio y me guio hacia donde ibamos, mi piel estaba que explotaba, podia sentir cada particula de su pecho en mi espalda, era la sensación mas placentera del mundo, caminamos por un poco mas y nos detuvimos…

-donde estamos?- pregunte…

-shhh…. Ya veras… espera un poco…- senti que se alejo movio algunas cosas y nuevamente se acerco a mi pero ahora estaba pegado en mi espalda, mi mente comenzo a maquinar millones de cosas, una de ellas era de los dos en una cama… mi centro se hizo agua ante esta imagen.... mi piernas comenzaron a flaquear, cuando explote en sensaciones fue cuando paso una mano por mi cintura… no me pude contener, mi cuerpo estaba rendido ante la sensación de placer que me daba el que me tocara…

- ahora… mira…- dijo y me quito la banda de mis ojos, pestañie muchas veces, la luz no era intensa pero mis ojos no se acostumbraban… cuando por fin pude ver, mi boca callo y mis ojos se llenaron de lagrimas, estaba en el eden… en mi Eden…

- Edward!... esto es maravilloso… - dije solo en un susurro, era le jardín mas hermoso del mundo, tenia flores y árboles por doquier, además de unas cuantas bancas y una pileta en el medio, estaba alumbrada por unos cuantos reflectores que la hacían verse mas imponente, el jardín completo estaba adornado con unas luces amarillas, tenían unas pantallas estilo japonés que hacían que la luz se viera mas suave...

- Es para ti… aquí esta lo que te prometí… bienvenida a tu Edén…- dijo en un susurro en mi oído, cerré los ojos, la sensación fue demasiado intensa…

- Edward…-solte un suspiro con su nombre entrelazados…

El me tomo de la mano y me llevo a recorrer el jardin… estaba maravillada con todo, era perfecto, mejor de lo que lo habia imaginado, el habia hecho mi sueño realidad, era un hombre con un enorme talento, pero aun asi un sentimiento de tristesa me invadio, terminado el jardin, su trabajo ya estaba terminado, por lo tanto no lo veria mas, al pensar en esto mi expresión cambio drásticamente…

-que pasa?... no te gusto?- dijo con algo de desconcierto en su rostro… me gire y por primera vez me permiti un contacto de piel… tome su mejilla en mi mano, me sorprendí al ver que el la ponia y cerraba sus ojos.. estaba disfrutando?...

-es solo que… terminado el jardín…termino tu estadia en esta casa…- dije casi llorando… tenia el corazón dolido ante tal sentimiento… me gire y el me lo impidió, me agarro de la cintura y me miro con sus hermosos ojos…

-Bella.. lo siento, pero no puedo mas…

Termino la frase y sus labios se plantaron en los mios… me quede estatica, pero en un segundo reaccione y pase mis brazos por su cuello, el paso los suyos por mi cintura y me pego a su cuerpo… ahí me senti perdida sabia que después de este beso el amor que sentia no podria ser negado… su lengua pidio mi permiso, imediatamente comenzamos un beso apasionado, sus manos viajaron por mi espalda y mi cintura, me apretaba cada vez que podia a su cuerpo…

-perdoname pero ya… ya no puedo evitarlo- dijo con su respiración entrecortada y su frente pegada con la mia….

-shhhh… no te sientas culpable, esto lo deseaba tanto o mas que tu…- tomo mi cara y me beso aun con mas pasión, el jardín del edén era cuesto único testigo, los besos se fueron profundizando cada vez mas…las sensaciones cada vez eran mas intensas, no podía negarlo, el me hacia sentir mujer, me hacia sentir deseo y pasion, pero a la vez un inmenso amor…

- te amo….- me susurro entre nuestros veces, su expresión era tortuosa, parecía haber estado sufriendo mucho por no poder decirlo…

- yo también te amo…- dije y en sus labios se dibujo una sonrisa… ese fue el detonante para que explotáramos… llegamos a un punto en donde sabíamos que no había vuelta atrás…

Edward me tomo por la cintura y me sentó sobre el, nos acercamos a un banca y caímos sentados, los besos eran cada vez mas apasionados, al estar en esa posición, mi cuerpo tenia contacto directo con su miembro, mi espalda se arqueo de sobre manera al sentir la enorme erección que tenia, el me deseaba tanto como y a el…

-Bella…ya no puedo parar… no quiero… quiero que seas mía…

-y yo quiero ser tuya… tómame Edward… aceme tu mujer…-

Dicho esto nuestra entrega comenzó…

Sus manos viajaban seguras por los botones de mi blusa, descubrio mis senos que solo eran cubiertos por un corsés de color negro, ese dia llebaba falda por lo tanto me había puesto corsés, con medias a la mitad del muslo con sujetadores que se afirmaban al corsés… agradecí internamente por vestirme asi… al mirar mi corset, Edward se relamio los labios en un gesto demaciado sensual, sus manos acariciaron el corset y besaron cada parte de el, me quite rapidamente la blusa y me puse de pie para que mi falda callera al pasto, solo en mi ropa interior el me tomo y me sento nuevamente ahorcadas… un gemido bastante audible se solto al sentir su ereccion ahora mas dura que antes… era mi turno, sentada en esa posición desabotone su camisa, un torso extremandamente esculpido salio a la luz del jardin al quitar su camisa, pase mis manos por su suave espalda en me acaricio de la mia hasta la base de la misma….

-Eres hermosa….

-tu igual… para mi eres el mas hermoso- le dije y me acerque a sus labios, pase mi lengua por la base de su boca y el con sus manos me apreto mas a su beso, era apremiante y necesitado, por sus movimientos y por el tamaño de su ereccion sabia que estaba muy exitado… mi cuerpo se comenzo a enfriar y mis pezones se mostraron duros atrás del corse, Edward los miro con deseo y me dijo…

- es hora de entrar no quiero que te resfríes…

dejamos la ropa afuera y sentada sobre el me llevo a mi habitación. Al llegar me deposito suavemente en mi cama y comenzó a besar mi cuerpo, desde mi cuello hasta mi pecho, me levante un poco y el deslizo hacia fuera el corsés, me vi denuda ante sus ojos, el sonrió y siguió su camino, beso mis pechos, deteniéndose en mis pezones, sus dedos acariciaban y besaban cuanto podía, sus masajes y lamidas aumentaban mi excitación, mi centro estaba muy húmedo y expectante…

mi hermoso arquitecto siguió trabajando en mis pechos, sus constantes caricias y mordidas me asían gemir y sentirme en las nubes, una mano tibia se deslizo por mis bragas y llego a mi centro, sentí una corriente que me recorrió por completo cuando presiono con sus yemas mi botón de placer, sus dedos se resbalaron hacia mi cavidad, solté un gemido y el comenzó a penetrarme solo con sus dedos… mi cuerpo se movía al ritmo de sus dedos, miles de gemidos salian de mi boca, su boca mordía, lamía y acariciaba mis pechos, haciéndome perder la conciencia de tanto placer, Edward era un maestro, estaba tenido el mejor sexo de mi vida…

-ya… basta… Ven… quiero sentirte aquí…- el dije y lo atraje con toda la fuerza que poseía a mis labios… su cuerpo se puso sobre el mio pero sin acerme daño, al contrario, era el mayor placer tenerlo sobre mi… me gire sobre el y quede sentada sobre su erección…- chico malo…- me acerque a sus labios para besarlos, con todo el deseo contenido…- este pantalón estorba….

Me levante un poco y desabotone su pantalón, en la desesperación por sentirlo, saca de inmediato su pantalón y bóxer, liberando esa enorme erección… se puso un condón y mi boca se hizo agua, el solo sonrió y me jalo hacia el…volvimos a girar y el quedo entre mis piernas, mi centro palpito como loco al tenerlo en la entrada… el me miro con esos hermosos orbes verdes y nuevamente llevo 2 de sus dedos a mi cavidad, me penetro un poco y en un gesto que me excito de sobre manera, llevo los dedos a su boca, lamió todo mi liquido y se acerco para entrar en mi…

Solo con la mirada le di mi aprobación, su miembro se introdujo lento dentro de mi, mi cuerpo se iba arqueando y mi boca dejaba escapar gemidos a medida que iba entrando, cuando lo senti todo dentro, el se quedo unos minutos esperando, nuestras respiraciones eran entrecortadas… comenzo a embestir y mi vida se fue en cada penetración, estaba extasiada de placer, tenia al mejor hombre a mi hombre, al que me estaba haciendo suya…. Aquí dentro de mi, haciandome el amor y amandome tal cual lo habia querido desde que lo conoci…

Nuestros gemidos se convinaban sus manos me acariciaban por todas las partes libres, me gire sobre el y comenze a gozar tomando el control, sus ojos estaba cerrados y la expresión que tenia me excitaba aun mas… sus manos se posaron fuertes en mis caderas y me ayudaban a impulsarme, de pronto mi centro de apreto sobre su erección y nuestros gemidos pasaron a ser gritos de placer… nuestros líquidos se combinaron en un perfecto orgasmo, mi cuerpo aun extasiado por el placer del orgasmo, colisiono sobre su torso, su cadera y la mía aun seguían penetrándose por inercia o por efectos del orgasmo tan espectacular que habíamos experimentado… sus manos se posaron en mi espalda y la acariciaron, nos quedamos así, hasta que nuestras respiraciones se normalizaron… sus tiernos besos recorrieron toda mi cara y llegaron a mi boca…

-Te amo demasiado Bella…-

-yo también Edward….-

Esa noche hicimos el amor hasta que no podíamos mas, fue el comienzo de la relación mas feliz de mi vida…”

Pero toda felicidad termina, estuvimos asi mucho tiempo, viéndonos a escondidas, Edward se inventaba viajes o negocios fuera de la ciudad solo para quedarse días conmigo, habíamos convertido la casa en nuestra, era el lugar donde nos podíamos amar sin restricciones… solo éramos los dos… solos Edward y yo…

Me levante de mi cama y recordé cuando habíamos terminado, eso solo habia sido hace 1 semana atrás, Edward y yo discutimos porque el me decia que no podia terminar con su novia que estaba atado a ella por muchas cosas, ella era su socia en la empresa de arquitectura, además de muchos negocios mas, el podria ir a la quiebra por separarse de ella, yo lo entendí, no quería que el esfuerzo de toda su vida se perdiera… ese dia lo expulse de mi casa y le dije que lo nuestro habia terminado que yo siempre lo amaría pero no quería que por mi causa perdiera todo lo que habia construido con tanto esfuerzo, el se fue llorando pero no deje que me conmoviera….de un principio supe que esta relación estaba destinada a la clandestinidad, jamás espere ser la “Sra. Cullen” porque sabia que ese titulo le iba a pertenecer a otra… a esa mujer frívola que no lo amaba y que lo veia solo como un muñeco… ella quería manejarlo a su antojo…

Salí a mi hermoso Edén, ese que me había construido mi amor… me senté en la misma banca donde nos habíamos comenzado a amar la primera vez… me apoye en mis rodillas y cerré mis ojos, una música comenzó a sonar, mi vecina otra vez estaba escuchando música a todo volumen, me alegre al escuchar que era una de mis canciones favoritas…

Tu sabes bien...
Que sin ti no funcionaré
Seria intentar volar sin alas
Tu sabes bien...
Sin ti el invierno será muy cruel
Ya no habrá hogueras en mi playa


las lagrimas comenzaron a caer como cascadas de mis ojos…

la letra era hermosa y era hecha para nuestro amor…


Y todo el tiempo que pasamos juntos
No lo olvidaré, sera una mancha en el agua
Y cada noche que te amé lo juro
(La) recordaré, junto a la luna en mi cama

¡ay,ay,ay! Que sera de ti
¡ay,ay,ay! Que (va ser) de mi
si tu te alejas y yo me quedo
muy solita aqui...

¡ay,ay,ay! Que sera de ti
¡ay,ay,ay! Que (va ser) de mi
si tu te alejas y yo me quedo
llorando por ti... (por)

Mi pecho se comprimía, lleve mi mano a mi corazón y llore como hace tiempo no lo hacia… todo el dolor se iba en las notas musicales de la canción…


tu sabes bien ...
que si me quitas del medio hoy
voy a llorar un mar de lagrimas
tu sabes bien...
no es tan facil decir adiós
y luego continuar en calma (oh no)

Y cuando lejos, muy lejos estés
Te recordaré, con tristeza en (tu) mirada
Y cuando el deseo entre en mi piel,
Imaginaré, tu mano bajo mi falda

sentí el chirrido de unos neumáticos en la calle, pero no preste atención estaba muy dolida, el corazón no latía… estaba muerto en vida, mi amor ya a esta hora debe estar casado, con una mujer que no lo haría feliz, con esa que lo ignoraba y que no lo hacia sentir nada… pero era la condenada y maldita mas suertudaa

del mundo… ella aunque no lo amara

podría tenerlo…


Porque sera que el amor, el amor
Es como una ola
Cuando (llega) te besa (,) te abraza
Y con facilidad te abandona

La puerta del jardín se abrió, levante mi cara y me quede pasmada con la imagen… era mi amor… mi Edward….


Porque sera mi amor
Que va a ser de mi
Si tu te alejas y yo me quedo
(muy solita aqui)
se me quedo viendo y avanzo a zancadas por el jardín… me levante de la banca y vi que traía su traje de novio, venia en un impecable frac plomo, pero traía una corbata en la mano y el cuello de su camisa abierto…

¡ay,ay,ay! Que sera de ti
¡ay,ay,ay! Que (va ser) de mi
si tu te alejas y yo me quedo
llorando por ti... (por)

¡ay,ay,ay! Que sera de ti

Ay amor
¡ay,ay,ay! Que (va ser) de mi

Ay amor
si tu te alejas y yo me quedo

Ay amor
llorando por ti... (por)

Ohhhh…..ohhh…

Tu… sabes bien

Ohhh….

El silencio inundo el jardín, no sabia que decir mi boca estaba entreabierta y mi corazón casi salía de mi pecho…

-y… no deberías… estar casándote a esta hora?- le dije

-debería… pero me equivoque de novia…

-como dices…

-como oyes… Bella, no me interesa perderlo todo, no quiero tener una vida llena de dinero si no te tengo, prefiero no tener nada y ser el hombre mas feliz del mundo, escojo perderlo todo antes de perder tu amor…

Estaba perpleja me quede parada en el mismo lugar…. Una pequeña brisa movió mi cabello y me hizo reaccionar…

-Edward…. Yo….- el se acerco rápidamente y no me dejo continuar hablando…

-Bella yo te amo y eso es lo único que importa…no puedo vivir sin ti…- sonreí en sus labios y lagrimas bañaron nuestros rostros…nos besamos ansiosos de probarnos….

-Te amo Bella y nunca mas nos vamos a separar…- dijo en mis labios…

-y yo te amo… te prometo que seremos muy felices…

-eso ni lo dudes… por algo estamos en nuestro Edén… este es mi cielo personal…

Nos fundimos en un beso apasionado, Edward me tomo en brazos…. Yo sabia donde íbamos… a esa habitación donde nos habíamos amado tantas veces y donde nuevamente lo haríamos pero ahora por el resto de nuestras vidas…

Fin

*********

OJALA QUE LES HAYA GUSTADO, EN ESPECIAL A TI ADA…

BESOS ENORMES…



Tiwii Cullen


6 comentarios:

  1. Ya van tres Tiwii: casi me haces llorar con la historia, hasta que terminé de leer el final. Menos mal, porque no soporto a Edward sufriendo. No sé si seguir leyendo hoy, cada vez que leo algo me sorprendo más y no tengo yo aguante para soportar más sorpresas. Gracias por compartir con nostras toda tu inventiva.
    Como siempre, mil besos que te los mereces.

    ResponderEliminar
  2. Tiwii, sin palabras, ya sabes que adoro, adoro, adoro como escribes y Ada se merece eso y mucho más. Nenas, os quiero con locura.
    Mil millones de besos y de suerte
    T.

    ResponderEliminar
  3. Como siempre y sin variar... me encanta como escribes!!! Nunca me decepcionas pues escribes la mar de bien... Sigue inspirandote asi para siempre tener buenas lecturas... Un beso!!!!

    ResponderEliminar
  4. hola puedo acer una pregunta? de donde sacaron q el segundo nombre de edward es anthony?

    ResponderEliminar
  5. wow! que shot tan fabuloso, me encanto

    ResponderEliminar